Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

LAS FALSEDADES QUE ESCRIBIÓ ALICE BAILEY



Hace unos meses atrás escribí un artículo en donde decía que no recomendaba estudiar a Alice Bailey porque había cosas que no me cuadraban en su enseñanza.

El artículo lo pueden checar aquí:


Y en la sección de los comentarios, sus defensores me reclamaron que “antes de criticar, primero debería de leer con más atención sus libros para darme cuenta de lo magnífica que es su obra”.

Pues bien, seguí su consejo y me puse a hacerlo y lamento informarles que más la investigo y más me decepciona Alice Bailey porque es impresionante la cantidad de mentiras que ella escribió. Y como a mí me gusta demostrar mis declaraciones, abrí un blog anexo a este el cual lo titulé:



En donde estoy detallando todas las falsedades y errores que Alice Bailey escribió sobre:


Los maestros de sabiduría


La composición oculta del hombre


Los diferentes planos de existencia


La cosmogonía oculta


Diversos asuntos esotéricos


Y también sobre otros temas


(Y todavía me faltan muchos capítulos más que escribir)



Y para demostrarles que no soy el único que llegó a la conclusión de que Alice Bailey fue una embustera, también les traduje el análisis que hicieron otros investigadores:

1.    Conversando con un estudiante de Alice Bailey por un instructor de teosofía
3.    Respuesta a un defensor de Alice Bailey por Richard Robb

_ _ _


Ahora bien, no todo en la obra de Alice Bailey es malo, ya que ella motivó a muchas personas a volverse más espirituales y también varios de sus proyectos son beneficiosos como por ejemplo lo es su movimiento “Triángulos”.

Por lo que de una manera resumida se puede decir que Alice Bailey como inspiradora es muy buena. Pero como instructora es pésima ya que fácilmente el 80% de su enseñanza esotérica es falsa o alterada.

Y me disculpo ante sus seguidores, admiradores y defensores si el análisis que les expongo en este capítulo les afecta mucho emocionalmente, pero los hechos son los hechos y contra los hechos sólo hay dos opciones:

A)    o no quererlos ver (y eso es actuar con fanatismo).
B)    o confrontarlos y asumir los resultados (aunque duela).


A ustedes de decir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada