LAS PROFECÍAS DE SAMAEL AUN WEOR




Samael Aun Weor profetizó a lo largo de su vida varios acontecimientos que a continuación se los voy a detallar:



El descenso de la población mundial

En su libro “El Matrimonio Perfecto” (1950), Samael profetizo que en la segunda mitad del siglo XX la población mundial se reduciría drásticamente, ya que en ese libro él escribió:

« Ninguna alma depravada podrá reencarnarse más en nuestro planeta, y el resultado de esto es que desde este año de 1950 en adelante habrá un aumento en el registro de muertes –defunciones– y disminución del índice de nacimientos, es decir que morirán mucha más gente de la que nazcan.

Y en Acuario sólo una pequeña porción de la humanidad vivirá sobre la faz de nuestra Tierra, pues como ya dijimos, mucho más de la mitad de las almas humanas se perdieron y sólo una parte podrá tomar cuerpo en la edad de Acuario. De 1950 en adelante sólo las almas bien preparadas para la edad de Acuario podrán reencarnarse.

Y la veracidad de este informe para los espiritualistas del mundo, será comprobada dentro de poco por las estadísticas de todos los países del mundo entero»
(Capítulo 9)



Pero lo que las estadísticas nos han mostrado es que esa profecía fue completamente errada ya que sucedió todo lo contrario, puesto que la población mundial en 1950 era de aproximadamente 2’600 millones de habitantes, y actualmente es de más de 7’700 millones de personas. O sea que la población no solo no se redujo, sino que por el contrario se ha triplicado!!!

Y también su profecía de que ya no iba a haber gente mala también fue completamente errada, puesto que simplemente hay que ver las noticas para darse cuenta que todavía hay muchas personas malevola en el planeta.

Sin embargo, en vez de aceptar que él se había equivocado, Samael prefirió hipócritamente eliminar ese capítulo en las siguientes ediciones que publicó de ese libro, para así ocultar ante el público la pésima premonición que había tenido.






Lo que sucederá a finales de la década de los 60

Pero ese fracaso no le impidió a Samael querer seguir haciendo predicciones, y es por eso que en su libro “La Montaña de Juratena” (1959) él profetizó lo siguiente:

« El año 1966 significará algo muy grave para el mundo. En el sesenta caerá una torre fulminada y entonces el clero católico sufrirá mucho. Los rusos están a punto de conquistar la Luna. El ser humano caminará por ese satélite y hallará que en la cara invisible de la Luna hay vida vegetal, mineral, animal, etc. La Luna es rica en petróleo.

La guerra entre el Este y el Oeste es inevitable. Habrá guerra atómica, se pelearán en la tierra, en las aguas, en los aires, etc. Los ejércitos orientales invadirán América del Norte por el Estrecho de Bering. Estados Unidos será vencido y Nueva York será convertida en cenizas dentro de muy poco tiempo.

Las explosiones atómicas alterarán la camada superior de la atmósfera terrestre. Entonces ya no podrá filtrar los rayos solares y veremos el Sol de un color negro. La Luna será roja como sangre porque se la tomarán los rusos. Y así se cumplirá todo lo que el Cristo anunció para el fin de los tiempos. Los tiempos del fin ya llegaron y estamos en ellos.

Las lluvias traerán graves inundaciones por todas partes. El hielo de los polos se está derritiendo. El deshielo de la capa polar traerá frío y terribles inundaciones. Ese es el resultado de las explosiones atómicas.

El Vaticano está a punto de ser destruido. El Papa Juan XXIII andará por distintos lugares del mundo. Todas las conferencias de paz y todos los arreglos diplomáticos fracasarán inevitablemente. Todos los países de la Tierra serán sacudidos por grandes terremotos. Un mundo gigantesco se acerca a la Tierra y verticalizará el eje terrestre. Entonces veremos escenas dantescas. Cuando ese gigantesco orbe Kármico se acerque demasiado a la Tierra, todo ojo lo verá y entonces el hombre enviará un maravilloso cohete bien tripulado con gente científica que llegará a la Luna. Ese gigantesco orbe Kármico traerá guerras, muerte y se llevará al abismo a los perversos de este siglo.

Rusia y los Estados Unidos no podrán arreglar nada y al fin irán a la guerra y a la muerte. En el año 1962 comienza la nueva Era de Acuario. La Nueva Era significa el advenimiento del Cristo, y la caída de esta gran Babilonia... La muerte de esta raza perversa y un cataclismo espantoso»
(Capítulo 7)



Y el resultado fue que prácticamente nada de lo que profetizó Samael sucedió:

El año 1966 no fue ningún año grave para el mundo, y si bien es cierto que el hombre si logró llegar a la Luna, profetizar eso no tenía nada de extraordinario dado que en ese momento las dos potencias mundiales se encontraban en plena carrera espacial, así que era muy probable que en algún momento alguna de ellas lo iba a lograr, pero contrario a lo que afirmó Samael, no fueron los rusos quienes caminaron en la Luna sino que fueron los estadounidenses, y los científicos no hallaron ningún rastro de vida vegetal o animal en nuestro satélite, y tampoco descubrieron que la Luna sea rica en petróleo.

Y tampoco estalló ninguna guerra nuclear, ni tampoco los ejércitos orientales invadieron América, ni tampoco Nueva York fue convertido en cenizas.

Las explosiones atómicas no alteraron la capa superior de la atmósfera terrestre, el Sol no se ha visto de color negro, y la Luna a veces se ve rojiza pero es por la arena del Sahara y no porque “los rusos la tomaron”.

Las lluvias siempre ha traído inundaciones y continuamente hay temblores, así que aseverar eso no es ninguna profecía, y es cierto que los polos se están derritiendo, pero no por las explosiones nucleares, sino por el calentamiento global.

El Vaticano no ha sido destruido. Algunos tratados de paz han sido muy exitosos. Y ningún mundo gigantesco se ha acercado a la Tierra.

Así que si tuviera que darle una nota a Samael por sus profecías, diría que el 99% de ellas fueron fallidas. Pero como ese individuo no quería aceptar que él era un pésimo profeta, él siguió inventando más predicciones.






Pronto el público podrá percibir
 los registros akáshicos y el plano astral

Y es así que en la tercera edición de su libro “El Matrimonio Perfecto” (1966) él aseguró que:

« A fines de este siglo XX, los científicos tendrán aparatos de radio y televisores especiales para estudiar los registros akáshicos de la Naturaleza. Entonces la humanidad entera podrá ver en la pantalla toda la historia de la Tierra y de sus razas. Toda la historia viva de los grandes hombres como Jesús, Mahoma, Buda, Hermes, Quetzalcóatl. Actualmente se lucha en el sentido de perfeccionar la radio hasta captar los discursos de Cristo, Cicerón, Orfeo, etc.

Esas ondas existen porque nada deja de vibrar en la Naturaleza y sólo es cuestión de perfeccionar la radio y la radiotelevisión. Y tampoco está lejano el día en que se inventen ciertos lentes especiales para ver el Cuerpo Astral y el plano astral»
(Capítulo 32)


Pero ya estamos en el año 2020 y la ciencia todavía no es capaz de ver los registros akáshicos, ni el plano astral, y les falta muchísimo a los científicos para que logren desarrollar la tecnología que les permita hacer eso.






Sus profecías apocalípticas

Y por lo visto, a Samael no le gustó que su profecía del fin del mundo no se haya cumplido, así que siguió repitiéndola una y otra vez, nada más que posponiendo la fecha a un futuro cada vez más lejano.

Su profecía de que próximamente iba a estallar la Tercera Guerra Mundial con montones de explosiones atómicas que iban a matar a gran parte de la humanidad y dejar al resto de los sobrevivientes en un mundo profundamente destruido, Samael la estuvo repitiendo todo el tiempo en sus conferencias, y a continuación les pongo algunos ejemplos de ello:

-      “La Primera y la Segunda Guerras Mundiales fueron espantosas, y se aguarda, en realidad de verdad, una Tercera Guerra Mundial.”

-      “Viene una Tercera Guerra Mundial, que será peor que la Primera y que la Segunda Guerra.”

-      “Todos nosotros somos los culpables de esa futura Tercera Guerra Mundial.”

-      “Veremos la Tercera Guerra Mundial y habrá un gran holocausto atómico.”

-      “La Tercera Guerra Mundial se acerca a pasos de gigantes, eso es un hecho.”

-      “Podéis estar seguros que llegará el día, en que la Tercera Guerra Mundial acabará con todos.”

-      “Pronto habremos de ver una Tercera Guerra Mundial y un gran holocausto atómico.”

-      “La Tercera Guerra Mundial será inevitable. Muchas otras guerras habrán antes del momento final. Esperamos un gran holocausto atómico y éste no se hará esperar mucho.”

-      “Con la Tercera Guerra Mundial ya no habrá que comer, porque la radioactividad habrá impregnado completamente las cosechas, y los alimentos contaminados no servirán para nuestra alimentación.”

-      Y también con la Tercera Guerra Mundial se contaminará la atmósfera en forma espantosa; la radioactividad infectará completamente el aire, las aguas y en general todo lo que existe. Las lluvias, por ejemplo, que tendremos serán radioactivas; las cosechas se perderán y se perderán sencillamente porque nadie podrá utilizarlas, eso es todo. Eso de tener uno que comer alimentos contaminados por la radioactividad ¡es gravísimo!, mas así sucederá. No hay duda que esta Tercera Guerra Mundial está a las puertas.”




Y como si eso no fuera suficiente, Samael profetizó que después de la Tercera Guerra Mundial surgirá otra catástrofe aún más destructiva:

-      “Antes de ese Gran Cataclismo que se acerca, estallará la Tercera Guerra Mundial; y pronto veremos revoluciones de sangre y aguardiente por todas partes.”

-      “Antes de la gran catástrofe que vendrá, no solamente habrá una Tercera Guerra Mundial, sino otras guerras secundarias que serán pavorosas.”

-      “Mas antes de esa Gran Catástrofe, digo que habrán guerras a muerte, epidemias desconocidas, hambre y mucha desolación. La Tercera Guerra Atómica está a la vista y acaecerá inevitablemente.”

-      “Así que ¡los tiempos del fin han llegado y estamos en ellos!  Antes de la Gran Catástrofe que se avecina, habrán muchas guerras a muerte y de pronto vendrán revoluciones sangrientas en distintas naciones del mundo, y vendrá la Tercera Guerra Mundial, y será como un verdadero holocausto atómico; se multiplicarán las enfermedades por todas partes y no habrá como sanarlas.”

-      “Antes del Cataclismo Final, los dolores se aumentarán espantosamente, multiplicándose hasta el infinito; los terremotos azotarán al mundo, los ciclones y huracanes arrasarán países enteros; las enfermedades se multiplicarán y no habrán remedio; la Tercera Guerra Mundial, atómica, destruirá las grandes ciudades y llegará el momento en que por doquiera no habrá sino lamentos, muertes y enfermedades.”



¿Y cual va a ser esa gran catástrofe todavía más devastadora que la Tercera Guerra Mundial?



Pues según Samael, va a ser la aparición de un planeta gigantesco que se acerca a la Tierra cada 25’776 años y que va a provocar grandes cataclismos que destruirán prácticamente toda la vida que hay en nuestro planeta.


En su libro “La Doctrina Secreta de Anahuac” (1974), él escribió:

« La futura horripilante perturbación en la órbita de la Tierra se deberá por la aproximación de un gigantesco astro que durante siete días aparecerá como otro sol. Y ya hemos explicado anteriormente los efectos que la visita del planeta Hercólubus ha de producir en nuestro mundo, la Tierra. »
(Capítulo 12)


En su libro “Las Respuestas que dio un Lama” (1977), él añadió:

« Esa mole planetaria, al acercarse demasiado a la Tierra atraerá el fuego líquido del interior de nuestro planeta y provocará el estallido de volcanes, además de producir intensos terremotos y grandes maremotos. El fuego líquido de la tierra quemará todo lo que tenga vida y en el máximo del acercamiento de Hercólubus, sobrevendrá la revolución de los ejes de la tierra, los mares cambiarán de lecho y se tragarán a todos los actuales continentes; La tierra regresará al estado caótico para que de entre ese caos surja un mundo nuevo, una tierra regenerada, transformada, donde vivirá una nueva humanidad. »
(Pensamientos)


En su libro “El Pistis Sophia Develado” (1983), él comentó:

« La futura Raza vivirá en nuevos continentes, porque los actuales, después de ser quemados con fuego ardiente, quedarán en el fondo de los océanos.

Ya viene el gigantesco planeta llamado Hercólubus, es un mundo miles de veces más grande que la Tierra. Y obviamente, al acercarse Hercólubus demasiado a la Tierra, atraerá hacia la superficie el fuego líquido del interior del Mundo, y entonces, será quemado todo aquello que tenga vida.

En el máximum de acercamiento de Hercólubus se producirá una revolución total de los ejes de la Tierra, y entonces, los polos se convertirán en ecuador y éste último en polos. Los mares cambiarán de lechos y los continentes actuales quedarán en el fondo de los océanos.

Un pequeño grupo de humanos será salvado para que sirva de semillero para la futura sexta raza. Y ese grupo, a su vez, será mezclado con gentes de otros mundos para su regeneración total. Sólo de un grupo fuerte y regenerado podrá salir la nueva raza de Pistis Sophia. »
(Capítulo 39)


Y en las conferencias que Samael dio, él menciona muchísimas veces esa profecía, pero como siempre repite lo mismo que les puse arriba, no tiene caso que se las transcriba.


_ _ _


Y la fecha de la llegada de la próxima Tercera Guerra Mundial, y posteriormente del planeta Hercólubus, Samael la estuvo posponiendo a periodos de tiempo cada vez más lejanos.

  • Primero dijo que eso iba a suceder entre los años 1982 y 1992.
  • Luego dijo que Nostradamus predijo que sucedería en el año 1999 y que Nostradamus nunca se había equivocado.
  • Luego dijo que los mayas aseguraban que la aparición de Hercólubus sucedería en el año 2043.
  • Luego que los astrónomos pensaban que iba a suceder en el año 2400.
  • Y finalmente que la “Gran Logia Blanca” le informó que sería en el año 2500.


¿Y qué tan válido es todo eso?


Pues, la Tercera Guerra Mundial no les puedo asegurar que no vaya a suceder, aunque eso de estarla retrasando a cada rato le hace perder mucha credibilidad a Samael.

Pero en cambio lo que si les puedo asegurar es que el planeta Hercólubus es una completa mentira, ya que en realidad no puede existir un planeta con esas características por las razones que explico en este otro capitulo (ver link).








CONCLUSIÓN

Samael Aun Weor es uno de los peores profetas que he conocido, y esto es un argumento más que muestra la profunda charlatanería que tenía ese individuo.











7 comentarios:

  1. CID QUE LIBROS DE MAGIA ME RECOMIENDAS QUE SEAN CONFIABLES QUIERO CONVERTIRME EN UN PODEROSO MAGO?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cid no es un mago mí estimado, no le preguntes ya que ningún artículo de su blog habla sobre magia ni nada parecido

      Borrar
    2. Para el primer anónimo:
      Depende que tipo de "magia" quisieras aprender para asi poderte aconsejar mejor algo en particular

      Borrar
    3. Seguramente este anónimo busca algo relacionado a la magia ritual que es a la que se dedican la mayoría de los magos

      Borrar
    4. Los artículos sobre magia que he publicado en el blog son de instructores que respeto, pero yo no sabría recomendarte libros porque sé muy poco de magia.

      Borrar
  2. Amigo, o no te mueven buenas intenciones o estás muy mal informado. Lo que pronosticó ha pasado y está pasando. Ahora estmaos en una pandemia y con rumores de guerra muy claros. Los sucesos e inventos que pronostícó existen, pero algunos no son públicos. Date cuenta que los globalistas esconden la tecnología que realmente tienen. Si te movieras en astral consciente tu mismo verificarías. No esperes que lo pongan en los medios de masas aborregadas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estoy muy bien informado y aseguro con profunda certeza que Samael fue un enorme charlatán:

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2020/09/verdad-sobre-samael-aun-weor.html

      Borrar