Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

ANÁLISIS DE LA ENSEÑANZA DE SAMAEL EFECTUADA POR MARIANO




Mariano es un investigador que estuvo durante 5 años en una organización gnóstica samaeliana, y él sintió la necesidad de hacer una disertación al respecto relatando lo positivo y negativo que él encontró en la enseñanza de Samael, y sobre este asunto él narró lo siguiente:


« Pertenecí a un grupo gnóstico desde principios del año 2000 hasta principios del año 2005, y en general tengo buenos recuerdos de esos tiempos, y guardo un especial cariño por las actividades realizadas en la segunda cámara y en particular en los aspectos litúrgicos.

No soy uno de esos que se va y reniega de todo, pero si tengo también comentarios, reflexiones y otros aspectos que me gustaría compartir sobre la enseñanza de Samael.

Y es que a pesar que al internet se le puede dar un mal uso, también es una herramienta maravillosa para sacar a la luz aspectos oscuros o contradictorios de una determinada cuestión, y en este caso de la gnosis de Samael

Porque sin duda varios asuntos que se le escaparían al simple simpatizante gnóstico, ven la luz gracias al internet y a la buena o mala experiencia de las diferentes personas. Experiencia que también es coloreada, en gran medida, por el grupo y rama en particular a la cual se tuvo la suerte de pertenecer.


El siguiente escrito comenzó siendo solo un listado de unas cuantas dudas y algunas certezas que iban a ser parte de un correo electrónico, pero que con el paso del tiempo y llevado por un impulso interior persistente, terminó siendo una “catarsis” donde intento auto-responderme con los medios que hoy dispongo a las preguntas que me he hecho acerca de la enseñanza de Samael, y también es una forma de ordenar “cabos sueltos” y organizarme internamente.

Y quise compartir mi investigación con los demás, esperando que les sirva a quienes también tienen sus dudas y buscan saber más sobre la gnosis de Samael»




TABLA DE CONTENIDO DE
SU ANÁLISIS


Introducción
El intelecto
La división de la atención
El dogma de los porcentajes de conciencia despierta
Las otras enseñanzas espirituales
Los poderes (siddhis)
Las otras enseñanzas sobre “transmutación sexual”
La pérdida seminal prostática mecánica involuntaria
El sueño lucido y el viaje astral
Cuestionar la enseñanza
La ciencia
Los rituales gnósticos
Los títulos pomposos del Maestro Samael
El dogma de las 108 existencias y las 3000 vueltas del Samsara
Los zoospermos y los 48 cromosomas
La vida física en los planetas de sistema solar
El Maligno Hatha Yoga
Sus profecías no cumplidas y su visión apocalíptica
El ejército de salvación mundial
La manipulación psicológica
Ocultamiento de su información biográfica
Los plagios
Reflexión Final
Factor morir
Factor nacer
Dogmatismos y generar miedos
Fe ciega vs Experimentación
Conclusión



Y el análisis de Mariano lo pueden leer y descargar:














SAMAEL LE PLAGIÓ A CARNEGIE




Para elaborar su libro “Introducción a la Gnosis”, Samael tomó varios textos del libro “Como Ganar Amigos e Influir sobre las Personas” del empresario y escritor estadounidense Dale Carnegie, y abajo les pongo las porciones más fragantes.


CARNEGIE
SAMAEL

De modo que el único medio de que disponemos para influir sobre el prójimo es hablar acerca de lo que él quiere, y demostrarle cómo conseguirlo.


Si Ustedes le habla al prójimo de las cosas que él desea y quiere, usted influirá positivamente sobre él y conseguirá de él todo lo que usted necesita.


Sea honesto. Busque los puntos donde puede admitir su error, y hágalo. Discúlpese por sus errores. Eso desarmará a sus oponentes y reducirá la actitud defensiva.

Cualquier tonto puede tratar de defender sus errores y casi todos los tontos lo hacen, pero está por encima de los demás, y asume un sentimiento de nobleza y exaltación quien admite los propios errores.”


Si usted quiere verdaderamente triunfar, debe comenzar por ser sincero consigo mismo: reconozca sus propios errores.

Cuando reconocemos nuestros propios errores, estamos en el camino de corregirlos. Todo aquel que corrige sus errores triunfa inevitablemente.


Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista, así como del propio".

Según aconseja Henry Ford, comprendamos el punto de vista de la otra persona y veamos las cosas desde ese punto de vista así como del nuestro.


Hay que aprender a ver el punto de vista del prójimo y ayudarle a éste a resolver sus conflictos. Así también resolvemos nuestros propios problemas. Conviértase Ustedes en una persona altruista y bondadosa.

Ayude a otros con sus consejos, esfuércese en comprender el punto de vista de los otros, y lograra usted pescar en abundancia.

Cuando comenzamos a comprender al prójimo, empezamos también a dar los primeros pasos en el camino de la felicidad y el éxito.


El famoso Dr. Sigmund Freud, uno de los más distinguidos psicólogos del siglo XX, decía que todo lo que usted y yo hacemos surge de dos motivos: el impulso sexual y el deseo de ser grande.


Freud, el gran psicólogo, dijo que todo lo que el hombre hace en la vida tiene dos causas fundamentales:

1) El impulso sexual, y
2) El deseo de ser grande


Casi todos los adultos normales quieren:

1. - La salud y la conservación de la vida.
2. - Alimento.
3. - Sueño.
4. - Dinero y las cosas que compra el dinero.
5. - Vida en el más allá.
6. - Satisfacción sexual.
7. - El bienestar de los hijos.
8. - Un sentido de propia importancia.


Un gran autor dedujo que el ser humano necesita ocho cosas importantes en la vida:

La salud y la conservación de la vida, alimento, sueño, dinero y las cosas que compra el dinero, vida en el más allá, satisfacción sexual, el bienestar de los hijos, un sentido de la propia importancia.


Tratemos de pensar en las buenas cualidades de la otra persona.

"…Considero -dijo Schwab- que el mayor bien que poseo es mi capacidad para despertar entusiasmo entre los hombres, y que la forma de desarrollar lo mejor que hay en el hombre es por medio del aprecio y el aliento…”


Estimule las buenas cualidades del prójimo, no humille a nadie, no desprecie a nadie. Es necesario dar alimento a cada cual en su trabajo, oficio o profesión. Por medio del aprecio y del aliento podemos despertar entusiasmo en todas aquellas personas que se relacionan con nosotros.


Olvidemos entonces la adulación. Demos prueba de una apreciación honrada, sincera, de esas cualidades. Seamos "calurosos en la aprobación y generosos en el elogio", y la gente acogerá con cariño nuestras palabras y las atesorará y las repetirá toda una vida, años después de haberlas olvidado nosotros.


La apreciación sincera de los méritos del prójimo es uno de los grandes secretos del éxito. Aprenda usted a elogiar sabiamente a sus semejantes sin caer en la adulación. Las personas se sienten reconfortadas con el alimento de la estimación.


Una mujer que acababa de heredar dinero, ansiaba causar una impresión agradable en todos. Había despilfarrado una fortuna en pieles, diamantes y perlas. Pero no había hecho nada con la cara. Irradiaba acidez y egoísmo.”
Porque la personalidad de Schwab, su encanto, su capacidad para gustar a los demás fueron casi la única causa de su extraordinario éxito; y uno de los factores más deliciosos de su personalidad es su cautivadora sonrisa.


Los hombres sabemos que la sonrisa de una mujer vale para nosotros más que todas las pieles y diamantes que ellas usan.

Una mujer con una sonrisa cautivadora causa gran impresión entre los hombres.


He pedido a miles de gentes de negocios que sonrían a toda hora del día.


La sonrisa de la sinceridad y el perfume de la cortesía realizan verdaderos milagros en el mundo de los negocios.


¿Una sonrisa poco sincera? No. A nadie engañaremos. Sabemos que es una cosa mecánica y nos causa enojo. Hablo de una verdadera sonrisa, que alegre el corazón, que venga de adentro, que valga buen precio en el mercado.


Es urgente distinguir entre la sonrisa de la sinceridad y de la sonrisa mecánica. La sonrisa de la sinceridad sale del mismo fondo del alma. La sonrisa mecánica es hipócrita y tenebrosa: es una mueca del diablo.


¿Por qué hablar de lo que necesitamos o deseamos? Eso es infantil. Absurdo. Claro está que a usted le interesa lo que necesita o desea. Eso le interesa eternamente. Pero a nadie más le interesa


Insinúe inteligentemente lo que Ustedes quiere, pero no diga: "Yo quiero". Recuerde que a los de- más no les interesa lo que Ustedes quiere.


William Winter señaló una vez que la "expresión del yo es la necesidad dominante en el carácter humano".

¿Por qué no hemos de recurrir a la misma psicología en los negocios?

Cuando tenemos una idea brillante, en lugar de hacer que la otra persona piense que es nuestra, ¿por qué no dejarle que prepare esa idea por sí mismo?




Deje que los demás preparen su idea como si fuese de ellos. Ponga Ustedes Los elementos para esa preparación, póngalos muy inteligentemente.

Deje que los demás elaboren su idea. Podéis estar seguros que los demás se sienten felices elaborando su idea. A las personas les gusta sentirse importantes: esa es la debilidad del Yo. Explote
Ustedes esta debilidad. Nunca se sienta Ustedes importante, y será importante.
















SAMAEL LE PLAGIÓ A FULCANELLI




Para elaborar su libro “La Doctrina Secreta de Anáhuac”, y más específicamente el capitulo IX titulado “La Cruz de San Andrés”, Samael tomó varios textos del alquimista Fulcanelli:

-      de los capítulos II, III y IV de su obra “El Misterio de las Catedrales” (1922),
-      y también de los libros II y III de su obra “Las Moradas Filosofales” (1930).


Y abajo les pongo las porciones más fragantes:


FULCANELLI
SAMAEL

Si el Cordero de Dios lleva la cruz sobre su oriflama como Jesús sobre su espalda, si la sostiene con la pata, es porque tiene el signo incrustado en la misma pata: imagen en el exterior, realidad en el interior.

Quienes reciben así el espíritu celeste del fuego sagrado, que lo llevan en sí y que son marcados por su signo, nada tienen que temer del fuego elemental.

Estos elegidos, discípulos de Elías e hijos de Helios, modernos cruzados que tienen por guía el astro de sus antepasados.


Si el inmaculado Cordero de Dios que borra los pecados del mundo carga la simbólica Cruz sobre su oriflama, como el Hierofante Jesús sobre su sangrante espalda, sosteniéndola valientemente con la pata, tal como se ve en algunas imágenes religiosas, es porque tiene el signo sagrado incrustado vivamente en la misma pata.

Quienes reciben al Espíritu inefable del Fohat sagrado, que lo llevan en sí y que son debidamente marcados por su signo glorioso, ciertamente y en nombre de la verdad, diremos que nada tienen que temer del fuego elemental.

Estos son los auténticos Hijos del Sol, los verdaderos discípulos de Elías, que tienen por guía al astro de sus antepasados.


El signo de la cruz, monograma de Cristo del que la X de san Andrés y la llave de San Pedro son dos réplicas de igual valor esotérico, es, pues, la marca capaz de asegurar la victoria por la identificación cierta de la única sustancia exclusivamente afecta a la labor filosofal.


El signo de la Cruz, sublime monograma del Cristo Señor nuestro, del que la Cruz de San Andrés y la milagrosa Llave de San Pedro son dos réplicas maravillosas de igual valor alquimista y cabalista,
es pues, la marca capaz de asegurar la victoria a los trabajadores de la Gran Obra.


No olvidemos que alrededor de la cruz luminosa vista en sueños por Constantino, aparecieron estas palabras proféticas que hizo pintar en su labarum: In hoc signo vinces; vencerás por este signo.

Recordad también, hermanos alquimistas, que la cruz tiene la huella de los tres clavos que se emplearon para inmolar al Cristo-materia, imagen de las tres purificaciones por el hierro y por el fuego.

Con raras excepciones, el plano de las iglesias góticas -catedrales, abadías o colegiatas- adopta la forma de una cruz latina tendida en el suelo.

Ahora bien, la cruz es el jeroglífico alquímico del crisol (creuset), al que se llamaba antiguamente (en francés) cruzoz crucible y croiset (según Ducange, en el latín de la
decadencia, crucibulum, crisol, tenía por raíz, crux, crucis, cruz).


No olvidemos jamás que alrededor de la resplandeciente Cruz vista en el mundo astral por Constantino, aparecieron aquellas palabras proféticas que entonces gozoso hiciera pintar en su labarum: "In hoc signo vinces". Vencerás por este signo.

La Cruz sexual -símbolo viviente del cruzamiento del Lingam-Yoni tiene la huella inconfundible y maravillosa de los tres clavos que se emplearon para inmolar al Cristo materia, imagen de las tres purificaciones por el hierro y por el fuego, sin las cuales el Señor Quetzalcóatl en México no hubiera podido lograr la resurrección.

La Cruz es el jeroglífico antiguo, alquímico, del crisol (creuset), al que antes se llamaba en francés cruzol, crucible, croiset. En latín, crucibulum, crisol, tenía por raíz, crux, crucis, cruz. Es evidente que todo esto nos invita a la reflexión.


El servus fugitivus que nos hace falta es un agua mineral y metálica, sólida, cortante, con el aspecto de una piedra, y de fácil licuefacción.

Esta agua coagulada, en forma de masa pétrea, es el Alkaest y el Disolvente universal.


El "servus fugitivus" que nos hace falta es un "agua mineral y metálica", sólida y cortante, con el aspecto de una piedra y de fácil licuefacción.

Esta agua coagulada en forma de masa pétrea es el Alkaest, el Disolvente universal.


Ello explica por qué los escritores se han mostrado tan reservados con relación al mercurio filosófico cuyas fases sucesivas el operador puede seguir, comprender y dirigir a su gusto.

Si la técnica reclama cierto tiempo y demanda algún esfuerzo, como contrapartida es de una extremada simplicidad. Cualquier profano que sepa mantener el fuego la ejecutará tan bien como un alquimista experto.

No requiere pericia especial ni habilidad profesional, sino sólo el conocimiento de un curioso artificio que constituye ese secretum secretorum que no ha sido revelado y, probablemente no lo será jamás.


Los sabios se mostraron siempre muy reservados con relación al Mercurio filosófico, cuyas fases sucesivas el operador inteligente puede dirigir a su gusto.

Si la técnica reclama cierto tiempo y demanda algún esfuerzo, como contrapartida es de una extremada simplicidad.

No requiere pericia alguna ni habilidad profesional, sino sólo el conocimiento de un curioso artificio que constituye ese "secretum secretorum" que nosotros, los gnósticos, hemos ya divulgado públicamente:

Conexión del Lingam-Yoni (Falo-Útero) sin derramar jamás en la vida el Vaso de Hermes.


Los autores árabes dan a esta fuente el nombre de Holmal y nos enseñan además, que sus aguas dieron la inmortalidad al profeta Elías.

Sitúan la famosa fuente en el Modhallam, término cuya raíz significa Mar oscuro y tenebroso, señalando muy bien la confusión elemental que los Sabios atribuyen a su Caos o materia prima.


Los autores árabes dan a esta fuente el nombre de Holmat y nos enseñan además, que sus aguas dieron la inmortalidad al profeta Elías.

Sitúan a la famosa fuente en el Modhallan, término cuya raíz significa: "mar oscuro y tenebroso", indicando con esto al "caos metálico", esperma sagrado o materia prima de la Gran Obra.


Abrid -es decir, descomponed- esta materia, tratad de aislar su porción pura, o su alma metálica, según la expresión consagrada, y obtendréis el Quermes, el Hermes, el mercurio tintóreo que lleva en sí el oro místico, de la misma manera que san Cristóbal lleva a Jesús, y el cordero su propio vellón.


El "alma metálica" del esperma es el Hermes, el Mercurio tintóreo que lleva en sí al "oro místico", de la misma manera que San Cristóbal lleva a Jesús y el Cordero su propio vellón.


Pero lo que nosotros perseguimos, con todos los filósofos, no es la unión de un cuerpo y de un espíritu metálicos, sino la condensación, la aglomeración de este espíritu en un envoltorio coherente, tenaz y refractario, capaz de arroparlo, de impregnar todas sus partes y de asegurarle una protección eficaz.

Esta alma, espíritu o fuego reunido, concentrado y coagulado en la más pura, más resistente y más perfecta de las materias terrestres, es lo que llamamos nuestra piedra.

Y podemos certificar que toda empresa que no tenga este espíritu por guía y esta materia por base, jamás conducirá a la meta propuesta.


Un viejo alquimista dice: "Lo que nosotros perseguimos con todos los filósofos, no es la unión de un cuerpo y un espíritu metálicos sino la condensación, la aglomeración de este espíritu en un envoltorio coherente, tenaz y refractario, capaz de arroparlo, de impregnar todas sus partes y de asegurarle una protección eficaz.

Esta alma, espíritu o fuego reunido (debidamente mezclado con Venus-Lucifer), concentrado y coagulado en la más pura, más resistente y más perfecta de las materias terrestres, es lo que llamamos nuestra piedra.

Y podemos certificar que toda empresa que no tenga a este espíritu por guía y a esta materia por base, jamás conducirá a la meta propuesta".


Es, también, lo que nos enseña Enrique Khunrath en su Amphiteatrum Sapientiae Aeternae cuando escribe:

« Finalmente, cuando la Obra haya pasado del color cenizoso al blanco puro y, luego, al amarillo, verás la piedra filosofal, nuestro rey elevado por encima de los dominadores que sale de su sepulcro vítreo, se levanta de su lecho y acude a nuestro escenario mundano en su cuerpo glorificado, es decir, regenerado y pluscuamperfecto. »




Enrique Khunrath, en su "Amphiteatrum Sapientae Aeternae" escribe:

« Finalmente, cuando la obra haya pasado del color cenizoso al blanco puro y luego al amarillo, verás la Piedra Filosofal (el citado Arcángel), nuestro Rey –el Tercer Logos– elevado por encima de los dominadores, que sale de su sepulcro vítreo, se levanta de su lecho y acude a nuestro escenario mundano en su cuerpo glorificado, es decir, regenerado y pluscuamperfecto. »









Incluso Samael hasta plagió al traductor, ya que en su libro “La Doctrina Secreta de Anáhuac” él escribió:

« Ostensiblemente, Andrés fue específicamente aceptado por las esotéricas Fraternidades de Escocia. No está de más, en este Mensaje de Navidad 1974-1975, afirmar en forma enfática a que tales Instituciones tienen al "cardo" como planta simbólica, y eso está demostrado. Incuestionablemente, en Escocia existieron durante muchos siglos las diversas Fraternidades ocultistas; de San Andrés del Cardo. »
(Capítulo 9)


Y resulta que el traductor del libro “Las Moradas filosofales” puso en una nota adjunta:

« La orden del Cardo, creada por Jacobo V, rey de Escocia, en 1540, se componía originalmente de doce caballeros, como todas las fraternidades derivadas de la tabla redonda. También se llamó Orden de San Andrés, porque una capilla de la Catedral, dedicada al apóstol, les estaba especialmente consagrada. »
(Capítulo 2)













SAMAEL LE PLAGIÓ A MAURICE NICOLL





Para elaborar su libro “La Gran Rebelión”, Samael copió varios textos del libro “Comentarios Psicológicos sobre las Enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky” del psiquiatra y escritor inglés Maurice Nicoll, y abajo les pongo las porciones más fragantes.


NICOLL
SAMAEL
Volumen V

¿Qué es la conciencia?

Capítulo VII

La Dialéctica de La Conciencia


Recordemos primero que nada se puede aprender con exactitud sin afecto. Y una de las manifestaciones del afecto es el interés. Por lo que a nadie le cuesta ver que es imposible aprender un tema a menos de interesarse por él.


En tanto no amemos el trabajo psicológico conducente al cambio, la reevaluación de principios resulta algo más que imposible.

Sería absurdo suponer que pudiésemos interesarnos por el trabajo, si en realidad no hemos llegado a amarlo.


Esto significa que el amor es inaplazable cuando en una y otra vez tratamos de revalorizar fundamentos del trabajo psicológico.


Todos los esfuerzos cesarán, por eso es necesario regresar interiormente a la valoración — y revaluar el Trabajo


En este comentario consideraremos qué es la conciencia. Estamos estudiando el acrecentamiento de la conciencia sobre el cual tanto hincapié hace el Trabajo y en el que algunos no ven significado alguno.


Urge ante todo saber qué es eso que se llama conciencia, pues son muchas las gentes que nunca se han interesado por saber nada sobre la misma.


Estarán de acuerdo que si se derriba a un hombre con un fuerte golpe éste pierde la conciencia y al cabo de un rato la recupera.


Cualquier persona común y corriente jamás ignoraría que un boxeador al caer noqueado sobre el ring pierde la conciencia.

Pero es claro que al volver en sí, el desventurado púgil adquiere nuevamente la conciencia.


El diagrama utilizado para este particular es el siguiente:

 Mente Superior
 Energía de Conciencia
 Energía Psíquica
 Energía Vital
 Energía Mecánica


Existen varios tipos de energía dentro de nosotros mismos, que debemos comprender:

 1 – energía mecánica
 2 – energía vital
 3 – energía psíquica
 4 – energía mental
 5 – energía de la voluntad
 6 – energía de la conciencia
 7 – energía del espíritu puro


La conciencia no puede acrecentarse mecánicamente. No hay proceso mecánico que pueda conducir a un acrecentamiento de conciencia


Por mucho que multiplicáramos la energía estrictamente mecánica, jamás lograríamos despertar la conciencia.


Procesos psíquicos muy complejos pueden tener lugar sin conciencia.


Muchos procesos psicológicos se realizan dentro de sí mismos, sin que por ello intervenga para nada la conciencia.


Toda suerte de transformaciones y ajustes inteligentes tienen continuamente lugar en el cuerpo sin la conciencia.


En nuestro organismo suceden muchos ajustes y reajustes, sin que por ello la conciencia participe en los mismos.


La mente del centro motor, por ejemplo, realiza estimaciones muy complejas en el patinaje o en la ejecución en el piano, etc., sin conciencia


El centro motor de nuestro cuerpo puede manejar un automóvil o dirigir los dedos que tocan el teclado de un piano sin la más insignificante participación de la conciencia.


La memoria y la conciencia no son la misma cosa. Son tan diferentes como el rayo de luz de una linterna eléctrica lo es del sendero que ilumina.


No hay que confundir a la conciencia con la memoria, pues son tan diferentes la una de la otra, como lo es la luz de los focos del automóvil con relación a la carretera por donde andamos.


Nos fue dado, naturalmente, un poco de conciencia para iniciar nuestra vida. Esta puede acrecentarse, pero tan sólo mediante esfuerzos conscientes.


Al venir al mundo todos tenemos en la existencia un 3% de conciencia y un 97% repartible entre subconciencia, infraconciencia e inconciencia.

La conciencia solamente puede despertar a base de trabajos conscientes y padecimientos voluntarios.


La conciencia es un grupo de vibraciones de alta frecuencia.


La conciencia en sí misma es un tipo de energía con elevadísima frecuencia vibratoria.


Hemos de empezar a trabajar con la reducida conciencia que poseemos. Tratemos de no malgastarla en el identificarse. Pero la gente desecha hasta lo poco de conciencia que posee.


El pequeño porcentaje de conciencia que la humanidad posee, en vez de ser incrementada suele ser derrochado inútilmente en la vida.

Es obvio que al identificarnos con todos los sucesos de nuestra existencia despilfarramos inútilmente la energía de la conciencia


Se dice que la auto-observación deja penetrar la luz en las tinieblas que están dentro de nosotros.

Y asimismo se dice en Juan que "la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la comprenden".



Las palabras de Juan, cuando en el Evangelio dice: "La luz vino a las tinieblas, pero las tinieblas no la comprendieron".

Mas sería imposible que la luz de la conciencia pudiese penetrar dentro de las tinieblas del yo mismo, si previamente no usáramos el sentido maravilloso de la auto-observación psicológica.



Parte II

La Idea del Hombre Equilibrado

Capítulo XXV

El Difícil Camino


Proyecto simplemente ese desagradable lado de mí hacia adelante y lo veo como si fuera otra persona que se le parece mucho.


Lo peor de todo esto es que proyectamos ese lado desconocido e inconsciente de sí mismos en otras personas y entonces lo vemos en ellas.


Así ocurre que las faltas que más nos disgustan en los otros son por lo general, las que desplegamos nosotros mismos sin tener conciencia de ellas.




Lo que se critica tanto en los otros es algo que descansa en el lado oscuro de uno mismo y que no se conoce, ni se quiere reconocer.










Y para elaborar su libro “Tratado de Psicología Revolucionaria”, Samael también agarró varios textos de ese mismo libro de Maurice Nicoll, y abajo les pongo las porciones más obvias.


NICOLL
SAMAEL
Volumen I

The Knapp

Capítulo II

La Escalera Maravillosa


Lo que primero se ha de comprender aquí es que cada uno de nosotros está en cierto nivel de ser.


Lo que primero debemos comprender con entera claridad es que cada uno de nosotros, ya sea burgués o proletario, acomodado o de la clase media, rico o miserable, se encuentra realmente en tal o cual Nivel de Ser.


Con respecto a esto es preciso visualizar una dirección vertical o una escalera que se extiende por así decirlo de abajo hacia arriba y que tiene muchos escalones.

La gente (nosotros todos) está en uno o en otro de los escalones de esa escalera que se extiende verticalmente por debajo y por encima de nosotros.


Al llegar a esta parte de nuestro capítulo, nada perdemos con imaginarnos una escalera que se extiende de abajo hacia arriba, verticalmente y con muchísimos escalones.

E incuestionablemente en algún escalón de estos nos encontramos nosotros; escalones abajo habrá gentes peores que nosotros; escalones arriba se encontrarán personas mejores que nosotros.


Esta escalera es muy diferente del tiempo a saber, del pasado, presente y futuro que podemos imaginar como una línea horizontal.


La cuestión del tiempo y de los años; eso de nacer, crecer, desarrollarse, casarse, reproducirse, envejecerse y morir, es exclusivo de la Horizontal.

En la “Escalera Maravillosa”, en la Vertical el concepto tiempo no cabe. En los escalones de tal escala sólo podemos encontrar “Niveles de Ser”.


El hombre, como se dijo, está situado así, en el centro de la Cruz.

Tiene un significado vertical y un significado temporal. La causa temporal del Hombre es el pasado en el Tiempo: La causa vertical es su significado, y su significado será el nivel de ser al cual pertenece.


Es ostensible y cualquiera lo puede comprender, que las dos líneas -Horizontal y Vertical- se encuentran de momento en momento en nuestro interior Psicológico y forman una Cruz.


Pero esa escalera de la que estamos hablando y que se refiere a los diferentes niveles de ser no tiene nada que ver con el tiempo lineal.


La “Escalera Maravillosa” de la que estamos hablando y que se refiere a los distintos “Niveles de Ser”, ciertamente nada tiene que ver con el tiempo lineal.


Un nivel más alto de ser está inmediatamente por encima de todos nosotros en este mismo instante.

No está en el futuro del tiempo sino en nosotros mismos en este momento mismo, ahora




Un "Nivel de Ser" más alto está inmediatamente por encima de nosotros de instante en instante.

No está en ningún remoto futuro horizontal, sino aquí y ahora; dentro de nosotros mismos; en la Vertical.



Parte IV

Comentario sobre el Esfuerzo

Capítulo V

Acusarse a Sí Mismo


Han oído expresar que la esencia viene de las estrellas y cuando hablemos del Rayo de la Creación verán plenamente que las estrellas significan un orden de mundos muy por encima de la Tierra en la escala vertical




La Esencia que cada uno de nosotros lleva en su interior, viene de arriba, del Cielo, de las estrellas.



Capítulo XVIII

Comentario III

Del Trabajo sobre Sí

Capítulo XVI
El Libro de la Vida
y
Capítulo XVIII
El Pan Supersubstancial


Recuerden el dicho de que no hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy. Si un hombre dice:

"Empezaré a trabajar sobre mí mañana", pues nunca trabajará sobre sí, porque siempre es mañana y nunca trabajará hoy.

Esto se llama a veces en el trabajo la enfermedad del mañana. Mientras un hombre diga siempre mañana, es decir el próximo día nunca cambiará


Existe por ahí un dicho vulgar que dice: "No dejéis para mañana lo que se puede hacer hoy mismo".

Si un hombre dice: "Trabajaré sobre mí mismo, mañana", nunca trabajará sobre sí mismo, porque siempre habrá un mañana.

Esto es lo que se llama en sicología la "enfermedad del mañana". Mientras un hombre diga “mañana”, nunca cambiará.


La manera en que tomamos un día de nuestra vida es equivocada porque a causa del hábito se ha llegado a petrificarse y de este modo se ha vuelto mecánico.

Luego, en verdad somos mecánicos y por eso carecemos de todo sentimiento verdadero de lo que estamos haciendo y nuestros días pasan de una extraña manera no sentida

Por ejemplo, llevamos a cabo los hábitos mecánicos del día y así no tenemos una verdadera vida y no recibimos nuevas impresiones.


Somos gente mecánica, motivo más que suficiente como para carecer de todo sentimiento verdadero de lo que se está haciendo en la vida.

Nos movemos diariamente dentro del viejo carril de nuestros hábitos anticuados y absurdos y así es claro que no tenemos una verdadera vida

En vez de vivir, vegetamos miserablemente, y no recibimos nuevas impresiones.


Nuestra vida cotidiana, nuestra profesión, nuestro negocio, nuestra ocupación, etc. no son sino un sueño con el cual nos identificamos.

Pero esta comprensión viene lentamente cuando comprendemos mejor qué significan el sueño y la mecanicidad y por qué se dice que la humanidad está dormida y la vida es mecánica


La vida cotidiana, la profesión, el empleo, aunque vitales para la existencia, constituyen el sueño de la conciencia.

Saber que la vida es sueño no significa haberlo comprendido. La comprensión viene con la auto-observación y el trabajo intenso sobre sí mismo.


Para trabajar sobre sí, es preciso trabajar sobre la vida cotidiana y entonces comprenderán lo que significa la extraña frase: "Danos el pan nuestro de cada día", en la Oración del Señor.

Porque las palabras "cada día" significan aquí el pan supersustancial en griego o el "pan de lo alto".

Las ideas de este trabajo nos dan el pan para la vida en el doble sentido de ideas y fuerzas para hacer frente a los disgustos de la vida mecánica cotidiana.


Para trabajar sobre sí, es indispensable trabajar sobre su vida diaria, hoy mismo, y entonces se comprenderá lo que significa aquella frase de la Oración del Señor: "Dadnos el Pan nuestro de cada día".

La frase "Cada Día", significa el "Pan supersubstancial" en griego o el "Pan de lo Alto".

La Gnosis da ese Pan de Vida en el doble sentido de ideas y fuerzas que nos permiten desintegrar errores psicológicos


Ahora bien, nadie puede alterar su vida o cambiar cosa alguna respecto de las reacciones mecánicas de su vida cotidiana a menos que cuente con la ayuda de nuevas ideas y sea ayudado por la fuerza proveniente de esas nuevas ideas y de los nuevos pensamientos que surgen en su mente si empieza a comprenderlas.


Ahora, bien, nadie puede alterar su vida o cambiar cosa alguna relacionada con las reacciones mecánicas de la existencia, a menos que cuente con la ayuda de nuevas ideas y reciba auxilio Divinal.


Preparar los centros inferiores para recibir las ideas y las fuerzas que siempre vienen de los centros superiores.


Necesitamos preparar los centros inferiores de nuestro organismo para recibir las ideas y fuerza que vienen de los centros Superiores.


Es preciso recordar que la menor cosa tiene valor respecto de las reacciones mecánicas a la vida ordinaria; la más ligera reacción negativa tiene su importancia, y asimismo el menor pensamiento equivocado sobre sí o sobre otra persona.




En el trabajo sobre sí mismo no existe nada despreciable. Cualquier pensamiento por insignificante que sea, merece ser observado. Cualquier emoción negativa, reacción, etc., debe ser observada.



Nota Añadida

Comentario III del Trabajo sobre Sí

Capítulo XIX

El Buen Dueño de Casa


En este trabajo el hombre debe apartarse de los efectos de la vida, de otro modo es devorado por la vida.

Todo trabajo sobre sí para que algo pueda crecer y desarrollarse se relaciona con el aislamiento pues bajo la influencia de la vida no podría hacerlo, porque la vida no puede desarrollar en nosotros otra cosa que la personalidad.


Apartarse uno de los efectos desastrosos de la vida, en estos tiempos tenebrosos, ciertamente es muy difícil pero indispensable, de otro modo es devorado por la vida.

Cualquier trabajo que uno haga sobre sí mismo con el propósito de lograr un desarrollo anímico y espiritual, se relaciona siempre con el aislamiento muy bien entendido, pues bajo la influencia de la vida tal como siempre la vivimos, no es posible desarrollar otra cosa que la personalidad


Si el hombre no se aísla, sino que se identifica con todo y derrocha su fuerza en emociones negativas y en consideraciones, en imaginaciones y charlas mecánicas, nada puede desarrollarse en el fuera de lo que es, mecánicamente.


Si el pobre mamífero intelectual equivocadamente llamado hombre no se aísla, sino que se identifica con todos los sucesos de la vida práctica y derrocha sus fuerzas en emociones negativas y en auto consideraciones personales y en vana palabrería insustancial de charla ambigua, nada edificante, ningún elemento real puede desarrollarse en él, fuera de lo que pertenece al mundo de la mecanicidad.


En realidad, en el esoterismo, el hombre debe llegar a estar herméticamente sellado, como lo expresa una antigua frase, y esto se refiere a algo interno, acerca de lo cual hablaremos en otra oportunidad, conectado con el poder del silencio.

La frase pertenece al lenguaje de los antiguos tiempos en que existía una enseñanza sobre la evolución interior del hombre vinculada con el nombre de Hermes.


Ciertamente quien quiera de verdad lograr en sí el desarrollo de la Esencia, debe llegar a estar herméticamente cerrado. Esto se refiere a algo íntimo estrechamente relacionado con el silencio.

La frase viene de los antiguos tiempos, cuando se enseñaba secretamente una Doctrina sobre el desarrollo interior del hombre vinculada con el nombre de Hermes.


Además, es preciso que comprendan que si tiene escapes continuos, y no se encuentran aislado de la vida, nunca tendrán bastante fuerza como para permitir que algo crezca en ustedes.


Cuando uno tiene escapes de energía y no está aislado en su intimidad, es incuestionable que no podrá lograr el desarrollo de algo real en su psiquis.


Por eso es necesario saber cómo apartarse de las cosas y luchar contra la vida todos los días.

Es por ello que a veces se dice que este trabajo va en contra de la vida, al menos, éste es uno de sus significados.


La vida ordinaria común y corriente quiere devorarnos implacablemente; nosotros debemos luchar contra la vida diariamente, debemos aprender a nadar contra la corriente.

Este trabajo va en contra de la vida, se trata de algo muy distinto a lo de todos los días y que sin embargo debemos practicar de instante en instante; quiero referirme a la Revolución de la Conciencia.


Pero si su actitud hacia la vida es fundamentalmente equivocada, y cree que todas las cosas han de irle bien en la vida, los disgustos más comunes los tomará como algo excepcional y sufrirá continuos desengaños.


Es evidente que si nuestra actitud hacia la vida diaria es fundamentalmente equivocada; si creemos que todo debe marchamos bien, así porque si, vendrán los desengaños.


Se dice y se escribe sobre la vida gran cantidad de estupideces sentimentales. Pero no encontrarán esto en el Trabajo.

El Trabajo dice que la vida es mecánica y la humanidad está dormida y el hombre no puede hacer nada y todo sucede.


Se dice y se escribe sobre la vida, muchas estupideces sentimentales, más este Tratado de Sicología Revolucionaria es diferente.

Esta Doctrina va al grano, a los hechos concretos, claros y definitivos; afirma enfáticamente que el "Animal Intelectual" equivocadamente llamado hombre, es un bípedo mecánico, inconsciente, dormido.


Tengan presente cuál es la definición del buen dueño de casa, en este sistema un hombre que cumple con su deber y es una persona responsable, etc., pero que no cree en la vida.




"El Buen Dueño de Casa" jamás aceptaría la Psicología Revolucionaria; cumple con todos sus deberes como padre, esposo, etc., y por ello piensa de sí mismo lo mejor, pero sólo sirve a los fines de la naturaleza y eso es todo



Comentario sobre las Relaciones
de
un Hombre Consigo Mismo

Capítulo XXIII

El Mundo de Relaciones


Cada uno de nosotros está en relación con tres cosas.


El mundo de relaciones tiene tres aspectos muy diferentes que en forma precisa necesitamos aclarar.


Primero estamos en relación con nuestro cuerpo, acerca del cual no conocemos prácticamente nada.


Primero: Estamos relacionados con el cuerpo planetario. Es decir con el cuerpo físico.


La próxima relación tiene que ver con el mundo exterior, con las cosas, con las cuestiones que surgen a nuestro alrededor, y con cosas tales como la amistad, los negocios, la política, la guerra, y en general todas nuestras relaciones con la materia.


Segundo: Vivimos en el planeta Tierra y por secuencia lógica estamos relacionados con el mundo exterior y con las cuestiones que atañen a nosotros, familiares, negocios, dineros, cuestiones del oficio, profesión, política, etc., etc., etc.


Hablaremos ahora de la tercera relación que es en realidad el tema de esta enseñanza – a saber, la relación de un hombre consigo mismo.

Pero para la mayoría de la gente esta relación es innecesaria, ya que por lo general un hombre sólo se preocupa de las dos primeras relaciones.


Tercero: La relación del hombre consigo mismo. Pero para la mayoría de las gentes este tipo de relación no tiene la menor importancia.

Desafortunadamente a las gentes sólo les interesan los dos primeros tipos de relaciones, mirando con la más absoluta indiferencia el tercer tipo.


Al pensar en mí mismo desde el ángulo de este Trabajo, me di cuenta de que era útil pensar a veces en dichas relaciones y, teniéndolas en cuenta, observar con cuál de ellas estaba en falta.




Al pensar en sí mismos desde el ángulo del trabajo esotérico Gnóstico, se hace urgente averiguar con cuál de estos tres tipos de relaciones estamos en falta.



Consideración Interna y

Consideración Externa I

Capítulo XXIV

La Canción Psicológica


Hoy nos referiremos al aspecto del hombre llamado en el Trabajo "Cantar su Canción".

Este es un cantar psicológico, no físico. Se basa en la consideración interior, hacer las cuentas interiores, es decir, sentir que a uno le deben y tenerlo bien grabado en la memoria


Ha llegado el momento de reflexionar muy seriamente sobre eso que se llama "consideración interna".

Identificado uno consigo mismo se apiada mucho de su propia situación y hasta le da por hacer cuentas.


Las personas suelen cantar acerca de lo mal que las trataron, de que nunca tuvieron una buena oportunidad, de sus pasadas glorias, de que nadie entiende sus dificultades, que se casaron mal, que sus padres no las comprendieron.


Así es como piensa que fulano, que zutano, que el compadre, que la comadre, que el vecino, que el patrón, que el amigo, etc., etc., etc., no le han pagado como es debido a pesar de todas sus consabidas bondades y embotellado en esto se vuelve insoportable y aburridor para todo el mundo.


Cuando uno está solo, "Yoes" muy diferentes, formas de imaginación diferentes, pensamientos diferentes, estados de ánimo diferentes, se presentan.

No hay que pensar que se está necesariamente bien acompañado cuando se está solo.

Los "Yoes" más negativos y peligrosos se presentan cuando uno está solo.


Cuando uno está sólo, “Yoes” muy diferentes, pensamientos muy distintos, emociones negativas, etc., se presentan.

No siempre se está bien acompañado cuando se está sólo. Es apenas normal, es muy natural, estar muy mal acompañado en plena soledad.

Los “Yoes” más negativos y peligrosos se presentan
cuando se está solo


¿Qué nos aconseja el Trabajo sacrificar ante todo?

Dice que es preciso sacrificar nuestro sufrimiento. Muchas veces expresamos nuestro sufrimiento en canciones, articuladas e inarticuladas.




Si queremos transformarnos radicalmente necesitamos sacrificar nuestros propios sufrimientos.

Muchas veces expresamos nuestros sufrimientos en canciones articuladas o inarticuladas.