Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

EL VIAJE ASTRAL DE UN LAMA TIBETANO citado por Blavatsky




Blavatsky en su obra Isis Desveladamencionó la siguiente historia:

« Al regresar del Tíbet, el abate Huc le refirió en París a un caballero ruso llamado Arsenieff varios sucesos extraordinarios que él presenció y que no fueron del dominio público, entre los cuales cito el siguiente que sucedió durante su estancia en la lamasería de Kunbum.

El abate Huc estaba conversando cierto día con un lama con quien se había liado de amistad, cuando de pronto el lama cesó de hablar y quedó en una actitud de estar escuchando algo que el abate no lograba oír.

Al poco tiempo el lama exclamó como si le respondiese a un invisible interlocutor:

-      “En ese caso debo ir.”

A lo que el abate Huc asombrado preguntó:

-      “¿Ir a dónde? ¿Con quién habláis?”

Y el lama le contestó:

-      “A la lamasería de ___, el Shaberon me necesita y me ha llamado.”

Entonces el lama se despidió y se levantó.

El abate Huc quedó muy sorprendido debido a que esa lamasería se encuentra ubicada a muchas jornadas de la lamasería de Kunbum en donde ellos se encontraban, pero lo que más le sorprendió al abate Huc fue que el lama en vez de tomar el camino hacia esa lamasería, él se dirigió a una especie de cúpula situada en la azotea del edificio principal, en donde después de una breve conversación con otro lama, éste lo encerró en ella bajo llave.

Y entonces el otro lama dirigiéndose hacia el abate quien había seguido atentamente toda aquella operación, sonriente le informó que su amigo ya había partido hacia la otra lamasería.

A lo que el abate respondió:

-      “¿Pero cómo es posible, si lo habéis encerrado en esa cúpula y no hay salida alguna?”

A lo que el lama le respondió:

-      “¿Y qué obstáculo es para él una puerta? Él ha partido con su espíritu, y cómo no necesita de su cuerpo físico en el viaje, él lo dejó a mi cuidado.”

Y a pesar de los muchos prodigios que en su arriesgado viaje el abate Huc había sido presenciado, el abate estaba recelando de que ambos lamas lo estuvieran engañando.

Al cabo de tres días como no veía por allí a su amigo, preguntó por él y le respondieron que aquella misma tarde regresaría. Y a la puesta de sol, en el momento en que los lamas se preparaban para retirarse a sus aposentos, el abate Huc oyó la voz de su amigo quien parecía como si desde las nubes llamase al otro lama para que le abriese la puerta de la cúpula, y tras cuya celosía se dibujaba la silueta del lama ausente.

Y apenas le franquearon la salida de la cúpula que el lama que había estado ausente fue a ver al lama superior de Kunbum y le enteró de ciertos mensajes y comunicaciones que había recibido en el lugar adonde había ido.

El abate Huc nada más pudo saber eso acerca de aquel misterioso viaje, pero él conjeturó que todo eso había sido en realidad una “farsa” premeditada que los lamas le habían jugado a él y a su compañero de misión, antes de que partieran de ese lugar y prosiguieran con su viaje.

Pero si el abate Huc hubiera sido más versado en la filosofía esotérica oriental, él no habría encontrado dificultad en comprender que el viaje hacia aquella lejana lamasería, el lama lo había efectuado por medio de su cuerpo astral (mientras que su cuerpo físico permanecía resguardado en esa cúpula), y que la conversación que el lama tuvo con el Shaberon también fue a través de facultades ocultas y es por eso que el abate no la pudo escuchar»

(Vol. II, Cap. 12, pág. 604-605)





LA KUNDALINI EXPLICADA POR CARLOS DE LEÓN



Carlos de León es uno de los más impresionantes instructores esotéricos que yo conozco y sobre la kundalini él mencionó lo siguiente:

« Kundalini es una palabra sánscrita que significa “serpiente enroscada” y el nombre hace alusión a la imagen de una energía serpentina que yace enroscada y dormida en la base del tronco.

Esta energía dormida representa el potencial de poder activar en nosotros y atraer hacia nosotros una gran gama de energías que normalmente no son parte de nuestra realidad, y a este conjunto de energías se les llama: las energías de la Madre Cósmica, la Shakti primordial, la Diosa, etc.

Hay que decir que en Oriente, nuestra realidad se contempla como un juego divino entre la Conciencia y la Energía Cósmica. A la conciencia se la ha asociado con lo masculino y a la energía con lo femenino, y una no puede existir sin la otra. Así cada ser del universo comprende las dos y nuestra evolución será impulsada y guiada por su interacción.

Es imposible experimentar la Conciencia pura sin la ayuda de la Energía pura, y es por ello que kundalini es el proceso energético que va a transformar nuestros cuerpos para poder llegar a la Conciencia Divina, o sea a nuestra verdadera identidad.

Kundalini es el siguiente paso en la evolución. Sin kundalini, el ser humano no pasa de ser un “embrión cósmico”, pero kundalini ayuda al desarrollo de este embrión y lo hace madurar hasta su nacimiento como un “bebé cósmico”.

Nuestros genios, santos, sabios, de alguna manera han sido afectados por kundalini, y representan un pequeño paso adelante en la evolución de la humanidad, paso que es accesible a todos nosotros.

Sin embargo kundalini es un proceso sumamente complejo y puede en muchas ocasiones llevar a resultados variados y no necesariamente a un desarrollo completo; a veces este desarrollo es parcial e incluso a veces es perjudicial causando trastornos físicos y psicológicos en la persona.

Por esta razón los sabios antiguos protegían el conocimiento del manejo de estas energías, procurando ocultarlo de los no preparados, ya que así como kundalini puede desarrollar a un genio compasivo, también puede originar a un genio criminal; cosa que es bien conocida en los círculos donde se maneja la magia negra y demoniaca.

A veces kundalini se activa sin razón aparente, e incluso sin que la persona este consciente que eso está sucediendo, y produciendo buenos o malos resultados por esta activación.

Kundalini es una energía impersonal que actúa sin preferencias; y de ahí la necesidad de trabajar con kundalini, y no solo con un amplio y profundo conocimiento de la energía, sino también con una base ética que permita un ascenso positivo de kundalini.

Y aquí otra vez recomendamos el encontrar un verdadero guía o maestro que tenga experiencia en el asunto y un fundamento de amor y de compasión.

El tema de kundalini, su proceso y su manejo, merecen un libro especial ya que día a día seguimos encontrando nuevos datos y repercusiones que hace años ni soñábamos que pudiesen existir. Y a continuación hablaremos solo de ciertas generalidades que sin embargo creemos muy útiles para el neófito, así como para los practicantes de algunas disciplinas que manejan a kundalini.

Y si hablamos ahora más abiertamente acerca de kundalini sabiendo las razones que tenían los maestros de la antigüedad para mantener esta información en secreto, es por el hecho de que estamos encontrando que en nuestra época hay cada vez más activaciones espontaneas de la kundalini; incluso es cada vez más común que los bebés nazcan con la kundalini ya despierta, aunque también es común que después de un cierto tiempo esta se vuelva a dormir por una falta de manejo.

Todo esto nos dice que la humanidad se está acercando a un nuevo paso evolutivo trayendo una nueva conciencia al mundo. Mientras que en el pasado esto no era así, y es por eso que la secrecía era vigente, pero ahora ya es tiempo de traer a la conciencia general la existencia de kundalini, que es nuestra herencia cósmica.




EL DESPERTAR DE KUNDALINI

Ya habíamos hablado anteriormente del Hara o Dan-tien que es ese centro energético y físico situado en el bajo vientre, a cuatro dedeos debajo del ombligo, pero en el centro del cuerpo. Pues bien, a nuestro parecer es ahí donde se encuentra realmente dormida la kundalini y el Hara es el “huevo” que encierra a kundalini.

Y para despertar y hacer salir a kundalini de este huevo, tenemos que empollar y calentar este huevo, y para eso vamos a necesitar de una combinación de energías muy especiales que van a ser proporcionadas básicamente por tres chakras: el chakra sexual, el chakra coccígeo y el chakra del periné.

El chakra sexual básicamente va a producir mayor energía sexual y calorífica, y también físicamente estimula el funcionamiento de las glándulas sexuales. El chakra coccígeo produce energía nerviosa y también calorífica. Y el chakra del periné atrae la energía de la tierra, energía que básicamente es de polaridad femenina, y que es la energía materna necesaria para “empollar”. Y todas estas energías coinciden en el Hara, y después de algún tiempo se empieza a genera una nueva energía que es el despertar de kundalini.





DESARROLLO Y ASCENSIÓN
DE KUNDALINI


Cuando la preparación es adecuada, kundalini empieza a ascender por el canal o nadi central de la espina, y este nadi es llamado “sushuma”. Su ascenso es por lo general lento y paulatino, parando por periodos largos a la altura de cada chakra principal.

Si kundalini empieza a ascender por el canal central junto con los dos canales laterales llamados “ida” y “pingala”, entonces se imprime un movimiento de rotación a la energía y se observa una espiral como una serpiente ascendiendo por un tronco (¿no les recuerda al árbol del conocimiento en el Jardín del Edén?).

Y esta espiral es mucho poderosa que la ascensión lineal y al mismo tiempo que asciende por la columna, va poco a poco abriendo los canales más pequeños que llegan a conectarse con los tres canales ya mencionados.

Así al mismo tiempo que kundalini va abriendo nadis y chakras, también va proporcionando más energía al sistema nervioso, vitalizándolo y preparándolo para procesar información más sutil.

Posteriormente kundalini llega a entrar por la base al cerebro y atravesándolo sale por el chakra coronario, y de ahí asciende por enfrente y por atrás de la cabeza, al chakra coronario, en donde trae estados de iluminación.

Y como parte de este proceso, kundalini también asciende por la parte frontal del cuerpo, pasando por los cinco primeros chakras y la garganta, y luego se conecta con una derivación que baja del chakra frontal, y a esta unión se le ha conocido como “la apertura de la garganta”.

Y también acompañando esto, kundalini produce cinco cinturones que rodean al cuerpo y unen a los chakras con la espina, y estas combinaciones de energía ayudan a abrir los chakras y a despertar sus habilidades.

Normalmente el proceso que acabamos de describir es lo que se conoce como “el ascenso de la kundalini”; sin embargo para nosotros esto representa tan solo la primera etapa de desarrollo de kundalini, y aunque generalmente puede llevar varios años para ser completada (y es descrita como la meta en varias escuelas) el desarrollo puede seguir o no a otras etapas superiores y más complejas, de las cuales hablaremos en otros libro especializado sobre ese tema.





SÍNTOMAS QUE PUEDEN APARECER EN
EL DESARROLLO DE KUNDALINI

Hay muchos fenómenos que pueden aparecer o no con el despertar de kundalini. Algunos de ellos pueden ser dolorosos, otros terroríficos, otros asombrosos, otros molestos, otros placenteros, etc.

Pero definitivamente entre más desbloqueada esté la persona antes de despertar kundalini, menos sufrirá con el proceso y más lo disfrutará, ya que las experiencias dolorosas de kundalini ocurren porque la energía limpia entra en forma brusca en el sistema y ocasiona que se revienten complejos neuróticos, sin la plena conciencia de la persona, por lo que esta puede pelearse o tratar de frenar el proceso, ocasionando con ello más molestias. Y esto puede traer cambios drásticos de humor, reacciones exageradas, alucinaciones, sentimientos de soledad, perdida del significado de su existencia, regresiones, etc.

A veces kundalini ocasiona dolores en el cuerpo, sensaciones de calor e incluso toques eléctricos, así como cambios en las funciones biológicas, tales como alteración en la regla, cambios de apetito, mayor secreción hormonal, y es notable el aumento de la energía sexual, cosa que no siempre es bien recibida.

Kundalini puede obligar a la persona a comportarse extrañamente, a producir sonidos animalescos y adoptar posturas raras parecidas a las del Hatha-Yoga; y también puede causar deseos de cantar y bailar, y en ocasiones en idiomas y danzas ajenas a la cultura de la persona.

También trae cambios psicológicos profundos provocando que la persona cambie sus valores y generalmente se vuelve más espiritual, así como más inteligente (pero también puede volverse más malvada si esa persona se encuentra en el sendero de la oscuridad). Y muchas veces pueden también aparecer facultades psíquicas las cuales pueden permanecer o no activas con la persona.

Así podemos ver pues, que une vez despierta kundalini, si no se vuelve a dormir (porque esto es muy posible también) la persona entra en un proceso automático de desbloqueo, limpieza y crecimiento, dirigido por la sabiduría infinita de la gran Shakti que es la energía universal.





PELIGROS EN DESPERTAR A
KUNDALINI

El despertar de kundalini debería ser un proceso natural, sin problemas y espontaneo en nuestro desarrollo, pero todavía estamos demasiado neuróticos para que se dé así, por lo que a veces sufrimos su proceso en vez de disfrutarlo.

El mayor peligro es que si nos pasa, no lo reconozcamos y luchemos en contra de su desarrollo natural, por nuestro propio miedo, ya que esto ocasiona mayor dolor en su ascenso.

Ha habido frecuentes casos en donde una persona con un despertar espontaneo de la kundalini ha ido a parar con el psiquiatra, y el psiquiatra no teniendo un conocimiento esotérico de lo que está sucediendo, a tratado al paciente con drogas o electrochoques.

Esto no habla de la necesidad en los profesionales dedicados a la salud mental, de mayor preparación y humildad para aprender de otros esquemas que no son los oficiales dictados por la medicina, y también de la necesidad de que el público busque al mismo tiempo otras respuestas a las ya establecidas por la sociedad.

Hay otro peligro real y es que kundalini sea despertada pero la persona tenga muy bloqueada uno de sus lados, porque entonces eso ocasionaría que kundalini ascendería solo por un lado del cuerpo, lo que traería un desequilibrio grave en la energía y daños físicos y psicológicos severos los cuales son muy difíciles de tratar con la medicina común.

Y de ahí otra vez la advertencia que muchas veces se les da de primero prepararse antes de querer trabajar con kundalini.

¿Cómo?

Pues llevando una vida sana en general, tomando algún tipo de terapia o disciplina de desbloqueo psico-corporal, trabajando para desarrollar vuestra energía, abriendo canales y equilibrándolos, y sobre todo buscar una guía o consejo de gente que ya hayan o estén pasando por esa experiencia»

(Libro “Tiempo de Despertar”, cap 14, p.130-136)






OBSERVACIONES

Algo que resalta en las explicaciones que da Carlos de León es que él ubica la kundalini dentro del Hara y no dentro del chakra básico (el Muladhara) como usualmente se lee en los libros, y aunque esto puede motivar a algunas personas a dudar de los conocimientos que posee Carlos de León, yo les aseguro que él sí tiene muchos conocimientos.

Primero porque sé de gente en quien confío que Carlos de León posee una clarividencia muy desarrollada, y en segundo lugar por que yo mismo he sido testigo que él conoce manejos sobresalientes de la kundalini, y para ilústraselos, a continuación les voy a comentar una experiencia que yo tuve relacionado con ello.

Ya en otras ocasiones les he mencionado que tuve una bruja-chamana como maestra, la cual es una alumna de Carlos de León. Pues bien, una de las técnicas que ella emplea en sus tratamientos energéticos con sus pacientes es de extender los dedos índice y medio de su mano derecha mientras que dobla sus otros dedos. Y luego dirige su mano hacia su Hara, y como si estuviera enrollando algo hace varios círculos con sus dedos, y luego como si tuviera un boomerang avienta eso invisible que enrolló hacia el paciente.

Y la vez que ella empleó esa técnica sobre mí, les aseguro que sentí como si una flecha me hubiese atravesado el cuerpo, al grado que solté un gemido y di medio paso hacia atrás por el efecto que esa acción tuvo en mí. Y luego cuando le pregunté qué me había echo, ella me contestó que me había proyectado su kundalini. Lo cual me dejó muy perplejo porque hasta entonces había leído que se pueden hacer muchos diversos manejos de la kundalini a través de los chakras, pero nunca había escuchado que también se pudiera emplear la kundalini de esa manera.

Y esto se los menciono para demostrarles que realmente Carlos de León tiene conocimientos muy profundos ya que incluso el Chi-Kung que él enseña es el más elaborado y avanzado que yo conozco.





ENCUENTRO DE JAMES MORGAN PRYSE CON EL MAESTRO MORYA



James Morgan Pryse fue uno de los alumnos más devotos de Blavatsky, pero antes de que él la conociera físicamente, él narra que tuvo un primer encuentro con ella y con el Maestro Morya por medio de un desdoblamiento astral. Y es así que mientras que él vivía en Los Ángeles, California, en agosto de 1889 él tuvo la siguiente experiencia:


« Una noche mientras que estaba meditando, la cara de Blavatsky destelló ante mí. La reconocí por su retrato en su libro Isis Desvelada, aunque me parec mucho más vieja.

Pensando que la imagen era astral (ya que creí que eso era) y que se debía a cierta divagación o fantasía de mi parte, traté de excluirla, pero al hacerlo la cara mostraba una mirada de impaciencia hasta que de repente fui sacado de mi cuerpo e inmediatamente me encontré de pie “en el astral” frente a ella en Londres. Allá ya estaba amaneciendo pero ella se encontraba aun sentada frente a su escritorio.

Y mientras ella me hablaba muy amablemente, yo no pude evitar pensar lo extraño que era que esa aparente vieja dama corpulenta fuese un Adepto. Traté de sacar de mi mente ese pensamiento descortés, pero ella lo leyó y como si fuese una respuesta a mi pensamiento, su cuerpo físico se hizo translúcido revelando un maravilloso cuerpo interior que parecía como si estuviese formado de oro derretido.



Entonces, súbitamente el Maestro Morya apareció ante nosotros en su mayavi-rupa [su “doble astral”]. A él le hice una profunda reverencia ya que me parecía ser más un ser divino que un hombre. Y de alguna manera sabía quien era aunque esta era la primera vez que lo veía. Él me habló cortésmente y dijo:

   -  Tendré trabajo para ti dentro de seis meses.”

Él caminó al extremo de la habitación, movió su mano en despedida y partió. Entonces Blavatsky se despidió de mí con las siguientes palabras:

   -  “Que Dios te bendiga.”

Y directamente vi las olas del Océano Atlántico por debajo de mí, floté hacia abajo y mojé mis pies en sus crestas. Luego a gran velocidad crucé el continente hasta que vi las luces de Los Ángeles, regresando a mi cuerpo físico, el cual permanecía sentado en la silla en donde lo había dejado.
. . .

Seis meses después se cumplió la promesa del Maestro Morya. Mi hermano John y yo, regresando de un viaje a Sudamérica, desembarcamos en la ciudad de Nueva York, y ahí encontramos al señor Judge perplejo por un difícil problema:

Blavatsky le había ordenado que enviara las instrucciones que ella había escrito a todos los miembros americanos de su Escuela Esotérica, pero solo le había enviado un ejemplar, y él no tenía los medios para hacer las copias que se necesitaban.

Fue así como resolvimos su problema estableciendo la Prensa Arya, imprimiendo las Instrucciones en forma de libro. Y luego en respuesta a un cable de Blavatsky fui a Londres a hacer el mismo trabajo allá, y comencé la Prensa HPB. Y cuando vi a Blavatsky no hizo falta que nos presentáramos porque era como si nos hubiésemos anteriormente conocido. »

(Artículo “Memorabilia of H.P.B.” publicado en la revista The Canadian Theosophist de marzo de 1935, p.2)






LAS CRISIS DE LA ADOLESCENCIA Y DE LOS CUARENTA VISTAS ESOTERICAMENTE




Sobre este tema, el Maestro Pastor dijo lo siguiente:

« Cuando miramos la vida de un humano, nos damos cuenta de que él es solamente consciente de su cuerpo y de algunas emociones, y preciso solo de algunas emociones porque por ejemplo, para tomar conciencia de las grandes emociones místicas que hay en su corazón, él debe prepararse para ponerse en un estado particular, usando las oraciones, el incienso o la meditación.

Y es solo a través de ese proceso que el humano puede darse cuenta de una emoción superior que podemos identificar como un sentimiento espiritual, pero que sin embargo eso sigue siendo solo una emoción, y esa es una emoción que muchos hombres ni siquiera conocen.

Entonces, consideren que si el mundo de las emociones aún no es está bien conocido,

¡Imaginen todo lo que les queda por conocer a los humanos!


Cuando los humanos conozcan bien ese sentimiento espiritual, es decir el sentimiento de paz y el sentimiento de ser una conciencia encarnada, o sea de ser ante todo un espíritu dentro de un cuerpo, y no solamente de pensar ser Pablo, o Juan, o María, sino cuando el ser humano verdaderamente tendrá la sensación y la convicción interna de ser una entidad de luz dentro de un cuerpo físico, lo que por cierto le dará emociones mucho más refinadas y que en ese momento serán emociones que serán totalmente naturales, mientras que hoy en día se las llama emociones místicas o religiosas.

Pues bien, cuando el ser humano adquiera ese nivel, entonces podrá trabajar de forma activa, individual y autónoma con su cuerpo astral. Y entonces se va a liberar de muchas enfermedades. No porque la medicina haya evolucionado, sino porque el humano habiéndose liberado de ese velo que le impedía ver más allá de la materia, y habiéndose por consiguiente hecho consciente del plano astral, él podrá trabajar él mismo en ese plano astral.

Es como hoy, si ustedes se lastiman en algún lugar del cuerpo, debido a que ven y a que sienten vuestro cuerpo físico, ustedes tienen la posibilidad de curarlo ustedes mismos, y puede por ejemplo poner un desinfectante y una venda en esa herida.

Pues bien existe ese mismo tipo de lesión en el cuerpo astral, y sin embargo el hombre no puede curarse porque no las ve. Y estas no son lesiones graves, no son más graves de hecho que las abrasiones que se pueden hacer en el cuerpo físico.

Pero es necesario saber que al igual que como sucede con el cuerpo físico, un rasguño que se hace en el cuerpo astral va a experimentar cierta supuración, y si esta supuración no se atiende, puede convertirse en un absceso, y si este absceso no se atiende, puede convertirse en algo peor.

Así es que ya ven, de la misma manera como sucede en el cuerpo físico, también sucede en el cuerpo astral, y una emoción que afecta a un ser humano y que no se atiende, se acumulará con otra emoción del mismo estilo, y entonces estas dos emociones se emparejarán y se acumularán con otra emoción que se les parezca, y así sucesivamente.

Y al principio, lo que solo era un rasguño emocional (pero como este rasguño no se atendió) este actuará exactamente como una supuración que se va agravando e infectando. Lo que provoca que en solo quince años de existencia, nos encontremos con un joven que no podrá liberarse de todas esas abrasiones emocionales que solo por medio de una gran crisis que lo llevará a rebelarse contra sus padres y contra la sociedad en general.

Y es que deben de saber que lo que ustedes llaman “la crisis de la adolescencia” no es algo que tenga a fuerza que suceder. No, no lo es en absoluto. Simplemente hay válvulas de seguridad, tanto a nivel psicológico como a nivel del cuerpo astral. Y estas válvulas de seguridad operan de acuerdo a ciertos ciclos.

Cuando el niño llega aproximadamente a los catorce o quince años, tendrá una mayor oportunidad de madurez, y por consiguiente tendrá que aprender mucho en esos años y su discernimiento tendrá que entrenarse. Pero toda esta enseñanza el joven no la puede cultivar e integrarla a menos que se libere de toda esa serie de abrasiones que ha ido acumulando. Y eso es lo que desencadena automáticamente su reacción de rebeldía, de ira, o de no asimilación a la familia o a la sociedad.

Y aunque es un comportamiento molesto, es un proceso útil porque es exactamente como cuando la persona se libera de las toxinas que tiene acumuladas dentro del cuerpo.


Por lo tanto, siempre que haya una acumulación de conflictos a nivel afectivo, automáticamente habrá una crisis en un ciclo muy preciso. Y dependiendo del carácter del adolescente, esto puede desencadenar en un movimiento de anarquía o de rebelión. Pero si esa no es la nota fundamental de su carácter, entonces ese humano sufrirá de algún otro tipo de crisis.

Y es así también que cuando el hombre llega a los cuarenta años tendrá más fácilmente una nueva crisis, porque es en ese momento que los asuntos sentimentales del hombre maduro brotan antes de pasar al siguiente ciclo. Mientras que es a los catorce o a los quince años que se resuelven los problemas emocionales del niño.

Y esto hace que uno se dé cuenta de que el hombre está perfectamente regulado para que durante su vida tenga oportunidades para purificarse, tanto en su psicología, como en su cuerpo físico, como en su cuerpo astral, como en su cuerpo energético, ya que él entrará en ciertas edades en una fase de purificación.

Y desafortunadamente la gente que rodea al individuo, estas personas no lo entenderán debido a que considerarán que es un momento de inestabilidad. Porque es cierto que es bastante difícil lidiar con una persona que se está limpiando de todas esas abrasiones emocionales. Y sin embargo es para su bien así es que debemos de ayudarlo.

Además que esta es la oportunidad de hablar con la persona, es la oportunidad de hacerla comprender sus sentimientos, sus rechazos, su ira, su dolor, etc.

Así que también es el momento para que toda su familia o sus amigos hagan un balance juntos, porque a menudo si un individuo sufre de un momento de crisis es porque también los otros en mayor o menor medida, o de alguna manera, lo han empujado hacia esa situación.

Cada uno es más o menos responsable de las abrasiones que uno hace a los demás y por consiguiente uno debe también ayudar a los otros a sanar. Lo que permitirá a los humanos por medio de una ayuda reciproca, tener perfectamente la posibilidad de liberarse mutuamente de lo que los abruma.

Pero aquí es donde los humanos no solo ignoran de este ciclo natural de liberación de los conflictos, recuerdos y trastornos que afectan a las personas y el cual se efectúa en ciertas edades, sino que además como es un momento incómodo, ellos hace todo lo posible para silenciarlo y reprimirlo.

La sociedad actual está constituida de tal manera que busca constantemente sofocar lo que está mal, ocultar lo que está mal, ya sea a nivel económico, o a nivel individual, o a nivel emocional, a cualquier otro nivel. Y eso es algo que tendrá que cambiar en el futuro para que los hombres puedan desarrollarse verdaderamente en libertad sin ser agobiados por los demás y la sociedad. »

(Conferencia del 11.06.90)