Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

LA NATURALEZA OCULTA DE LA ALQUIMIA




¿QUÉ ES LA ALQUIMIA?


« Los académicos les dirán que es una antigua disciplina ocultista que buscaba el conocimiento y el dominio de los elementos, y eso es cierto, pero eso solamente es una pequeña porción de lo que es la alquimia, porque en realidad la alquimia es la ciencia sagrada que aborda todo lo que compone al Universo, y estoy de acuerdo con aquellos que dicen que no hay que querer ir demasiado rápido en su conocimiento.

Aprendan ya lo que pueden estudiar en este momento, pero más tarde tendrán que interesarse en la alquimia, porque para el que quiere tener el verdadero conocimiento, no hay otro camino, la alquimia debe ser adquirida y conocida.

¿Pero el conocimiento alquímico para hacer qué?

No para transformar el plomo en oro, ni para convertirse en el amo de los espíritus, ni para volverse en el dueño de los demás y así derivar más en la magia que en un verdadero conocimiento alquímico.

NO

La alquimia es una ciencia sagrada que revela en sus fórmulas todos los misterios del Universo.

Porque los misterios del Universo no es suficiente con conocerlos. Los misterios del Universo yo puedo citárselos a ustedes ahorita mismo con palabras y con conceptos, pero esa no será la realidad del misterio.

Con esas palabras y con esos conceptos solo puedo ayudarlos a acercarse para intelectualizar mejor la pregunta sobre esos misterios, pero no puedo hacerlos penetrar en esos misterios.

(Para darles una analogía, es como el amor. Un instructor puede con palabras y con explicaciones acercarlos a comprender qué es el amor, pero ustedes no sabrán verdaderamente lo que es el amor hasta que no lo hayan experimentado interiormente. Y lo mismo sucede con los misterios del Universo.)


Pero si bien las palabras no son suficientes, en cambio la alquimia puede ayudarlos a penetrar estos misterios desde el mental. Y esta es precisamente la gran ventaja que tienen las denominadas ciencias sagradas, las cuales como son ciencias, tienen una existencia a nivel mental, pero como también son sagradas, al mismo tiempo les permiten entrar en el corazón del misterio.

Y es así como por medio de las ciencias sagradas los misterios del Universo se les puede revelar a ustedes de la misma manera que si ustedes hubieran pasado miles y miles de horas de meditación para experimentar dichos misterios a través de vuestro ser interior.



Y seguramente después de lo que acabo de decirles, de repente muchos de ustedes estarán muy interesados ​​en estudiar la alquimia...

(Risas en la audiencia)

Desafortunadamente para vuestro entusiasmo, la alquimia forma parte en estos momentos de esas disciplinas que todavía no se han dado abiertamente a los humanos.

¡Y afortunadamente para el mundo!

Aunque remarquen que tampoco es que exista un gran riesgo porque la gran mayoría de los hombres no entenderían nada y no tendrían la paciencia para continuar con sus estudios alquímicos. Pero en la enseñanza que serviría como introducción a la alquimia oculta, ya habría suficientes fórmulas para hacer mucho daño.

Así es que no se preocupen por el momento de la alquimia, pero sepan que en el fututo tarde o temprano irán hacia ella, y mientras tanto en la actualidad traten de practicar lo que está accesible para ustedes, como es la alquimia que pueden efectuar en ustedes mismos con relación a vuestro cuerpo físico, a vuestro cuerpo astral y a vuestro cuerpo mental.

(O sea aprender a controlar nuestros impulsos, nuestras emociones, nuestros pensamientos, etc.)

Esa es la alquimia a la que actualmente ustedes pueden acceder, y solo si primero pasan por esa alquimia preliminar y la superan con éxito, es solamente después que ustedes podrán gradualmente acceder a la alquimia más profunda que es la ciencia sagrada.

Porque a pesar de que los antiguos alquimistas dejaron algunos documentos, estos no revelan nada para quienes no tienen las claves, entonces aunque ustedes busquen información en esos libros, ustedes no los entenderán y no podrán realizar nada con ellos.

Y ahí es todo el problema que existe entre el diálogo que se efectúa a nivel de la letra cursiva y el dialogo que involucra a toda la riqueza de una ciencia sagrada que cuando se sabe interpretar, permite al alma penetrar en el corazón del misterio por medio de la mente»

(Maestro Pastor, conferencia del 14.06.86)




OBSERVACIÓN

Vemos por consiguiente que la alquimia es mucho más que solamente el estudio de los elementos que efectuaban los antiguos ocultistas porque en realidad es la ciencia sagrada que se ocupa de TODOS los elementos, y no solamente de los elementos físicos sino también de los elementos de los planos sutiles, y a través de sus fórmulas ella revela los misterios del Universo.

Sin embargo si ya de por si es muy difícil dilucidar la antigua alquimia esotérica porque todos sus documentos están codificados y uno debe disponer de la claves para poder interpretar la enseñanza secreta que se encuentra oculta en los antiguos textos alquímicos.

La alquimia de un nivel superior es todavía más inaccesible para los humanos porque se requiere ya ser un iniciado de alto nivel para poder acceder a ella.

Pero a pesar de estas barreras, nosotros tenemos a nuestra disposición de algunos conocimientos que podríamos denominarlos de “alquímicos”, como lo son por ejemplo los manejos de las energías que podemos efectuar al interior de nuestro cuerpo y que son enseñados por varias disciplinas orientales (chi-kung, meditaciones, etc.). Y los cuales deberíamos aprovechar y utilizar con sabiduría.

Y luego, y a medida que continuemos evolucionando, seremos cada vez más paulatinamente introducidos en los secretos de la alquimia.






LOS COLORES DE LOS RAYOS




Cuando un investigador hizo la siguiente pregunta:

He encontrado hasta cuatro tablas diferentes con respecto a las correspondencias que existen entre los rayos y los chakras, y tres tablas diferentes con respecto a las correspondencias que existen entre los rayos y los colores.

¿A qué se deben todas estas diferencias y sería posible tener las correspondencias exactas?



El Maestro Pastor le respondió lo siguiente:

« Debes de saber que en realidad solo hay tres rayos principales. Los tres primeros. Mientras que los otros no es que sean inferiores (y con esto no quiero decir que sean menos importantes) pero son cambiantes y es por eso que los esoteristas tienden a clasificarlos como menores.

¿Qué significa que son cambiantes?

Significa que de acuerdo con el estado de la evolución y el estado vibratorio en el que se encuentre la humanidad, ellos tendrán un tipo diferente de manifestación. Lo cambiará por completo su aspecto, su color y su modo de expresión.

Tomen por ejemplo el rayo número dos que se define por “amor-sabiduría”. Pues bien, al origen es el gran principio del conocimiento y del amor absoluto, pero su división para ser manifestado e introducido en la Tierra es de hecho el rayo número seis el que se define por “la devoción”.

Pero este rayo seis, según el estado de desarrollo en el que se encontrará la humanidad, dará lugar:

- O al fanatismo, que es una vibración muy baja que emite un color muy oscuro.

- O bien dará lugar (y esto en toda la gama vibratoria y en todo el rango de la evolución) dará lugar a un amor a veces ilusorio. Diría incluso maternal, y no en el sentido de que esté reservado solamente para las madres, sino en el sentido de que los humanos que serán depositarios de este rayo y que lo ejercerán, ellos tenderán a maternizar a la humanidad, hasta que a medida que prosigan evolucionando vuelvan a la fuente original que es el rayo dos, y simplemente sean “amor-sabiduría”.

Entonces en lo que concierne al color de los rayos, consideren que solo hay tres colores que corresponden con los tres primeros rayos, mientras que los colores de los otros rayos cambian de acuerdo con el tiempo y según los individuos.

Pero además depende también del propósito con el que se utilizan esos rayos. Tomemos por ejemplo el rayo número siete que se define como el rayo de “la magia ceremonial”.

Si este rayo es utilizado por seres muy espirituales o por simples personas pero que quieren hacer el bien, pues entonces este rayo tendrá el color que le conviene y que es el violeta, pero también el blanco porque no debemos olvidar que los rituales en general se basan esencialmente en el blanco.

Pero si en cambio este rayo es utilizado por magos negros o por simples personas pero que quieren hacer el mal, entonces su séptimo rayo solo podrá identificarse con un color muy oscuro.

Por lo tanto y como lo pueden constatar, todo esto varía y es por eso que las enseñanzas también varían según las épocas. Y cuando digo que varían, no varían en su contenido real y absoluto, pero en cambio sí varían en los detalles con los que se identifica la gente.

Y esto no significa que la verdad vaya cambiando con el tiempo, sino que la forma como se enseña la verdad va cambiando a medida que los humanos van evolucionando, de manera a crear nuevos “accesorios” para asegurar que la enseñanza en cada época pueda entrar mejor dentro del espíritu humano, y es por eso que las estructuras cambian.

Y si hacen un estudio sobre religiones a lo largo de la historia, podrán ver este fenómeno, al grado que aquellos que tienen una mayor abertura de mente, pueden muy bien concluir que Dios es el mismo en todas las religiones, y que de hecho todas las religiones dicen más o menos lo mismo.

Sin embargo, en su dogma, en su ritual, en sus vibraciones, en su rayo y por consiguiente en su color, estas religiones son diferentes.

Pero no en la fuente.


En cuanto a la segunda parte de la pregunta en donde se me solicita dar las correspondencias exactas. Debido al aspecto cambiante de los rayos cuatro, cinco, seis y siete que les acabo de mencionar, requeriría hacer un estudio muy largo que no quiero entamar aquí porque prefiero dedicar este corto tiempo que tengo con ustedes para hablarles de otras cosas, porque además esa pregunta ya ha sido contestada en la enseñanza que trajeron los Maestros Transhimaláyicos. »

(Conferencia del 14.06.88)





OBSERVACIONES

Como de costumbre Pastor es muy diplomático y prefirió no revelar que la mayoría de estas diferencias se deben por el hecho de que hay muchos instructores charlatanes que han inventado pseudo-enseñanzas esotéricas y que han puesto correspondencias que son falsas.

Pero también dijo algo que poca gente sabe, y es que los primeros tres rayos son invariables, mientras que los cuatro rayos siguientes cambian según el tiempo y las personas.

Y también explicó que el color difiere según el propósito con el que se usa la energía de un rayo. Y si es para un propósito positivo, el color será brillante. Y si es para un propósito negativo, el color será oscuro. (Lo cual además es muy lógico).

Y en lo que se refiere a las verdaderas correspondencias, yo considero que estas se encuentran en la Teosofía Original, la cual fue aportada por los Maestros Kuthumi y Morya, y sus discípulos Blavatsky y William Judge.

Mientras que las enseñanzas que aparecieron después: Leadbeater, Besant, Bailey, Steiner, Heindel, Prophet, Mendez, Samael, etc. Muy probablemente las correspondencias que ponen han de ser erróneas.

Cuando tenga el tiempo investigaré más sobre este tema y les presentaré aquí en este capítulo los resultados que vaya encontrado.




EL PODER DE LAS PALABRAS




Pregunta:

Cuando las palabras se utilizan como es el caso en esta conferencia, para transmitir un mensaje inspirador, pero dado que la mente del hombre se cansa y no puede seguir con la misma atención todo el tema que se desarrolla. ¿Hay una influencia positiva que va más allá de las palabras?

¿Y podemos esperar que incluso si después el recuerdo de lo que se dijo se olvida, el contenido del mensaje permanecerá imbuido en el ser interior de las personas que se encuentran en esta sala?



Respuesta:

« La pregunta que me hacen contiene en sí misma su propia respuesta y efectivamente sí hay un poder positivo que va más allá de las palabras, pero eso no significa que la voz de un Maestro (sea cual sea el instrumento que él utilice para comunicarse en el plano físico) pueda brindarles el alivio que les falta, o el discernimiento que les falta, o la evolución que les falta, o la fuerza para lograr esa evolución, etc.

No

Solo digo que (y esto es un proceso natural) cuando ustedes escuchan un sonido que proviene de otro plano de existencia, ustedes son influenciados por la vibración que pertenece a ese otro plano de existencia y que desciende desde ese plano hasta el plano físico.

Lo cual no significa que por la penetración de este sonido, la presencia de los seres emisores de este sonido será efectiva en todo el planeta, porque para que una presencia pueda ser efectiva, tiene que servirse primero y sobretodo de un canal.

Entonces cuando un ser humano quiere realmente sentir la presencia a través de la vibración que es transportada por el sonido, se requiere que ese humano resuene (y no solo que tenga la mente abierta) sino que resuene con la presencia que se encuentra allí contenida.

Es decir que si de verdad y completamente un humano quiere beneficiarse del espíritu que está en la palabra, ese humano tiene que cultivar ese mismo espíritu en él mismo.

Por ejemplo, si quiere beneficiarse del espíritu que hay en la palabra “Amor”, el humano tiene que cultivar el amor su vida. Y si quiere beneficiarse del espíritu que hay en la palabra “Sabiduría”, el humano tiene que cultivar la sabiduría, y así sucesivamente.

Y a partir de ese momento (y esto independientemente del grado de evolución que hayan alcanzado, o de la posición espiritual o social que tengan), ustedes mismos comenzarán a ser portadores de esa vibración.

Entonces, incluso si solo repiten las palabras que un Maestro o que un Santo dijo, pero que ustedes tienen el espíritu de esas palabras, en ese momento ustedes son vibratoriamente equivalentes a ese Maestro o a ese Santo porque lo que cuenta es el espíritu vibratorio que ustedes agregan a esas palabras, y no el pequeño entusiasmo que de manera personal agregan al decir eso.

Para nada.

Porque cuando digo “agregar”, ustedes deben de considerarlo un poco como una vela que enciende a otra vela. Y por consiguiente para pronunciar una palabra que suene verdadera, primero ustedes deben de trabajar esa verdad en ustedes mismos para que así la flama que se encuentra en el espíritu de esa palabra que ustedes pronuncian, esta flama también se convierta en una realidad en ustedes, y sobretodo se convierta en una realidad a través de ustedes porque ustedes mismos se habrán vuelto incandescentes al pronunciarla.

Y esto es lo que hace que las palabras se vuelvan mágicas.

No es el conocimiento académico de las palabras, sino el conocimiento consciente de lo que significan estas palabras.

Y es en este sentido que todas las palabras tienen poder.


Tomemos por ejemplo las palabras de maldad y de odio. Estas palabras pueden ser extremadamente poderosas y sin embargo son negativas, es decir muy inferiores a las palabras de luz.

¿Cómo es que estas palabras negativas pueden tener una superioridad sobre las palabras neutrales de la vida cotidiana?


La respuesta es simplemente porque cuando una persona siente un verdadero odio en su interior, realmente siente estas palabras cuando las pronuncia.

Y de la misma manera actúa un mago negro, solo que en un nivel más desarrollado gracias a la magia que conoce y que le confiere un mayor poder, pero sin embargo su forma de proceder es la misma cuando lanza un hechizo para lastimar a alguien.

Es decir que aparte del ritual mágico, también va a usar el poder de las palabras energizándolas con una intención malévola, o sea que estando completamente consciente de lo que está haciendo, el mago negro va a asociar a estas palabras con una emoción y también pondrá todo el peso de su voluntad cuando pronuncie estas palabras. Lo que hace que estas palabras, incluso si son palabras oscuras, se vuelven en ese momento muy poderosas.

Y no hace falta decir que el mago negro se genera un karma muy pesado al hacer esto, mientras que el humano que pronunció estas palabras de destrucción sin conocer las consecuencias pero simplemente llevado por el odio, también se creará un karma negativo pero mucho menos pesado porque habrá actuado sin darse cuenta de lo que estaba haciendo, mientras que el mago negro es plenamente consciente de las consecuencias de sus acciones.

Entonces, si no quieren sufrir más adelante por hacer eso, eviten poner intensidad en vuestras palabras cuando estén enojados, y si se los digo aquí no es para que lo hagan sino simplemente para explicarles cómo funciona el poder de las palabras. Y afortunadamente el poder de los humanos todavía es muy pequeño.



Lo que tienen que comprender es que las palabras no tienen un poder propio sino que son como una vela apagada.

Y para darles ese poder, es necesario saber como encender esa vela, y esto sin importar que sea una vela blanca o una vela negra. Lo que cuenta es la flama que se le agrega. Y si encienden una vela negra, su radiación será negativa, mientras que si encienden una vela blanca, su radiación será positiva.

Y de la misma manera el poder de las palabras funciona.

Es en la intención que ustedes le confieren a una palabra que esta palabra se vuelve poderosa cuando la pronuncian. »

(Maestro Pastor, conferencia del 27.05.88)





OBSERVACIÓN

Esto es con respecto a las palabras en general, pero también existen palabras más especiales (como son las palabras mágicas o los mantras) las cuales tienen un poder propio. Sin embargo la intensidad de este poder también dependerá en gran medida del desarrollo de la persona que las pronuncia y es por eso que estas palabras no tienen el mismo efecto si son pronunciadas por un hombre común que si son pronunciadas por un gran iniciado.