Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

ACERCA DE LAS ENSEÑANZAS SOBRE LOS CHAKRAS Y LA KUNDALINI



Los chakras y la kundalini son temas que fascinan mucho a los estudiantes de esoterismo, pero como hay muchas fantasías al respecto, a continuación les voy a poner las explicaciones preliminares que dijeron varios instructores y organizaciones que respeto y valoro, para que así ustedes tengan une mejor comprensión sobre estos temas antes de querer estudiarlos más profundamente.



EXPLICACIÓN DADA POR LA LOGIA UNIDA DE TEÓSOFOS

De todas las organizaciones teosóficas que existen, ellos son los más rigurosos, y sobre este asunto ellos mencionaron lo siguiente:

« La verdadera Teosofía pone poco énfasis en los chakras, y de hecho en la literatura teosófica original se los denomina sobretodo “centros” o “nervios” en lugar de su nombre sánscrito, el cual no se hizo popular hasta la primera mitad del siglo XX.

Las relativamente escasas informaciones que dieron sobre ese tema Madame Blavatsky y su colega William Judge se hicieron esencialmente para informar de la existencia de esos centros energéticos, y nada más.

Pero no hay ninguna recomendación por parte de ellos ni de los Maestros de meditar concentrándose en los chakras, o de intentar “abrirlos” y de considerarlos como algo muy importante para nuestro progreso espiritual.

Sino todo lo contrario ya que Blavatsky, William Judge y los Maestros recomendaron dejar los chakras y la kundalini en paz y mejor concentrarnos en nuestro desarrollo espiritual, lo que va a permitir que nuestros chakras y nuestra kundalini se vayan paulatinamente activando de manera natural a medida que nosotros seguimos evolucionando.

En cambio si queremos activarlos de manera intencional cuando todavía no estamos preparados para ello, eso puede acarearnos daños severos en nuestro ser.

Quienes pusieron un fuerte énfasis en los chakras y la kundalini y su supuesta importancia son los gurús del Hatha Yoga y los estudiosos de las prácticas tántricas de la India y del Tíbet.

Luego fue el ex-sacerdote anglicano Charles Leadbeater quien en las primeras décadas del siglo XX escribió mucho sobre ese tema y ayudó a popularizarlo. Sin embargo, Leadbeater y sus simpatizantes ya habían abandonado la Teosofía Original en favor de una versión nueva y muy alterada de “teosofía” que es una de las razones por las que él y sus alumnos son rechazados por muchos teósofos.

Y más recientemente la fijación moderna por los chakras y la kundalini ha sido instigada por los instructores pertenecientes al Movimiento de la Nueva Era, pero su conocimiento deja mucho que desear y seguido entra de plano en el ámbito de la charlatanería por lo que tampoco recomendamos que sigan sus doctrinas. »
https://blavatskytheosophy.com/chakras-the-centres-in-the-astral-body/






EXPLICACIÓN DADA POR CARLOS DE LEÓN

Carlos de León es uno de los instructores de esoterismo más picudos que conozco y en su libro “Tiempo de Despertar” él escribió lo siguiente:

« Antes de entrar a explicar sobre los chakras y la kundalini, queremos mencionar algunas cosas que creemos útiles para los buscadores de la verdad. Hace unos treinta años atrás, casi nadie había oído hablar acerca de la maravillosa energía kundalini ni de las estructuras energéticas llamadas chakras.

Los conocimientos de estos elementos ocultos del cuerpo estaban celosamente guardados por los distintos grupos ocultistas y por los adeptos del yoga. Y por lo tanto entrar en su estudio y manejo era solamente posible si entrabamos en ese mundo místico, mágico y hasta a veces peligroso que se le conoce como esoterismo.

Pero actualmente con la explosión de información que hemos tenido en las últimas décadas, podemos encontrar literalmente cientos de libros y conferencias en diversos idiomas sobre estos temas. Y si bien este fenómeno ha ayudado a desmitificar y traer al grueso de la población hacia ese importante conocimiento, también esto ha traído consigo nuevas distorsiones y creencias que no necesariamente son ciertas.

Al grado que en base a lo que hemos encontrado a través de nuestra propia investigación, consideramos que mucha de la información que actualmente circula sobre los chakras y la kundalini, es información de segunda mano en donde muchos autores e instructores están manejando este conocimiento en forma metafórica o errónea proyectando sus ideas al respecto sin que necesariamente ellos estén realmente manejando estas energías en sus cuerpos, sino que en realidad su manejo solamente es producto de su imaginación.

Y esto lo afirmamos porque nos hemos encontrado con muchos “expertos” que proclaman por ejemplo poder hacer funcionar a voluntad sus chakras y su kundalini, cuando en realidad sus chakras están cerrados y su kundalini se encuentra pesadamente dormida en ellos.

Pero esto no quiere decir que todos ellos sean charlatanes que explotan la buena fe de las personas. Lo que pasa es que aunque algunos de ellos efectivamente si son embusteros, otros están honestamente convencidos de lo que dicen y ellos creen sinceramente estar manejando esas energías debido a que las experiencias que tienen les llevan a pensar eso, pero en realidad esas experiencias no son reales sino producto de la autosugestión.

Y para ilustrar mejor esto podemos dar como ejemplo paralelo: el control consciente de las funciones involuntarias del cuerpo físico.

Imaginemos dos individuos que reciben instrucciones de hacer visualizaciones para incrementar la producción de glóbulos blancos que hay en su sangre. Pues bien, los ejercicios de visualización pueden ser tan envolventes que después de unos días, las dos personas pueden estar completamente convencidas de que lo han logrado, y pueden manifestar las mismas señales metabólicas y emocionales que generan el aumento de glóbulos blancos en la sangre, lo cual va a reforzar esa creencia en ellos.

Pero analizando la sangre se encontrará que solo uno de ellos realmente tuvo un incremento de glóbulos blancos, mientras que el otro individuo (y a pesar que también sentía los mismos síntomas) no tuvo ese incremento de glóbulos blancos. Y aunque el segundo individuo va a estar completamente convencido que él también lo había logrado, la realidad es que esos síntomas solo habrán sido producidos a causa de la muy fuerte autosugestión que él se provocó por medio de las visualizaciones que él efectuó.

Pues bien, hemos encontrado que este fenómeno sucede mucho con el manejo de la energía y hay muchas personas que están convencidas de que están manejando las energías sutiles en una forma total, cuando en realidad solo lo están haciendo en una forma parcial o incluso en una forma imaginaria.

A todas estas personas les hace falta una forma de medida que les permita saber qué tanto están realmente manejando la energía. En la antigüedad, la medida de estos manejos era señalada por el maestro, el cual vigilaba minuciosamente el desarrollo de sus discípulos, pero desafortunadamente en el mundo moderno donde estos conocimientos se han hecho tan populares, los maestros brillan por su ausencia, y aunque todavía es posible encontrar a algunos de ellos, su número es muy limitado para poder satisfacer a la demanda actual.

Y aunque se han desarrollado aparatos muy interesantes como es el “AMI” del Dr. Motoyama y el cual está diseñado para poder medir estas energías sutiles en el cuerpo, todavía hace falta perfeccionarlo y volverlo accesible al grueso de la población para que pueda servir como un instrumento de medición y de retroalimentación de las energías sutiles entre la gente. Pero a pesar de los avances de la tecnología consideramos que ésta nunca llegará a poder realizar las funciones de un maestro preparado.

Por lo que esta situación nos deja con una gran cantidad de creencias semi-verdaderas y semi-falsas que agregan a la gran confusión que hay sobre estos temas y que velan el verdadero conocimiento de las energías sutiles.

~ * ~

Hemos constatado que el conocimiento de las energías sutiles se fue estructurando en las distintas culturas gracias al arduo trabajo de gente dedicada a la búsqueda de la verdad. Algunos de estos investigadores desarrollaron ciertos tipos de videncia o clarividencia, gracias a lo cual ellos pudieron percibir de manera directa el funcionamiento de estas energías y de las distintas estructuras sutiles que hay en el cuerpo, así como la existencia de otros cuerpos sutiles.

Para ellos ese conocimiento aportado por los maestros no era un dogma de fe sino una realidad, normalmente oculta, pero que ellos sí podían percibir. Y cada uno de estos sabios videntes, en su propia cultura y en su propio momento histórico, formuló una explicación de lo que ellos veían, así como una serie de prácticas para el manejo de estas energías. Algunos de ellos escribieron, otros dibujaron y otros solo pasaron su conocimiento verbalmente.

Algunos de sus discípulos y discípulos de sus discípulos, también desarrollaron ese manejo de las energías sutiles e incluso esa visión secreta por medio de la cual se puede percibir el mundo sutil, lo que se conoce como “el tercer ojo”.

Estos sabios fueron los verdaderos instructores de las distintas tradiciones ocultistas, pero que desafortunadamente con el pasar de los siglos, la enseñanza fue perdiendo exactitud e incluso su verdadero sentido. El conocimiento se fue dogmatizando y se fue deformando llenándose de nuevas explicaciones aportadas por nuevos “expertos” que en realidad ya no veían lo que los antiguos sabios sí veían.

Y es que además, los antiguos sabios tenían la enorme ventaja de que ellos sabían de que no sabían nada, y es por eso que ellos trabajaron muy dudo para descubrir algo, pero sus descendientes habiendo ya heredado la mesa puesta, las nuevas generaciones de esas organizaciones consideraban que ya lo sabían todo y por consiguiente abandonaron su búsqueda personal, dedicándose solamente a defender su dogma y sus creencias ya establecidas.

Y esto se repitió una y otra vez, y desafortunadamente se sigue repitiendo con los movimientos esotéricos nacidos en estos tiempos más modernos.

Lo que nosotros hemos encontrado y entendido acerca de los chakras y la kundalini, esperamos que les sirva como un modelo de referencia que aunque con sus propias limitaciones histórica y el propio ego de sus investigadores, aún así esperamos que la nuestra sea una contribución más para un futuro cada vez más consciente y más claro sobre el manejo real y profundo de ese misterioso mundo de las energías sutiles»
(Capitulo XIV, p.117-120)





No hay comentarios.:

Publicar un comentario