Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

FUTURO DERRUMBE DE LA MASONERÍA Y OTRAS ESCUELAS INICIÁTICAS



Hay diversas maneras de proceder en un ritual, y una de ellas es de simplemente ser un observador del ritual, como así sucede, por ejemplo, durante la misa.


Para nosotros [los maestros] de acuerdo a nuestra apreciación personal, sería más favorable que un ritual público como lo es la misa, fuera algo donde la gente pudiera también participar. Donde las personas pudieran también tener un papel activo y no sólo pasivo como sucede actualmente. Para así, entrar un poco más en lo que va a ser el ritual que existirá en el futuro, en donde cada uno tendrá un papel activo y no existirá más esa separación entre: por un lado, los agentes de la ceremonia, y por el otro lado, los que sólo son espectadores. Todo el mundo tendrá que participar para reunir, de hecho, al interior de ese ritual, todos los tipos de energía (todos los rayos).

Hoy en día, cuando van a la iglesia, ¿qué sucede?

Todos los rayos se manifiestan durante la misa, es cierto, pero únicamente para el maestro de ceremonia (o sea el sacerdote) y no para los feligreses. Para las personas que asisten, se trata del sexto rayo que vibra en ellas. Mientras que para el oficiante vibran todos los rayos, porque es él quien manipula todas las energías, porque él es la acción mientras que los demás son sólo observadores. Y lo mismo ocurre en los otros cultos religiosos.

Así que para que todos los presentes se beneficien con todas las energías que se manifiestan durante la misa, se requiere que cada uno tenga un momento para sí mismo, un momento para ser un medio de acción como lo es el cura. Se requiere por lo tanto que el ritual pueda ser aplicado por todo el mundo y que exista un tipo de misa (y esta existirá) donde cada uno podrá oficiar. Esta manera de oficiar, de hecho ya se hace actualmente en los grupos esotéricos tales como la masonería. Aunque para ser exactos, habría que decir que en realidad es la masonería quien va a volverse cada vez más parecida a la misa.

¿Por qué fenómeno?

Simplemente porque la masonería se va abrir al exterior, y va hacer lo que la iglesia ha estado haciendo de manera oculta como servicio hacia los humanos, es decir su acción iniciadora principalmente.

(En un aspecto esotérico, la iglesia por medio de la misa, el bautizo y otros rituales que efectúa, permitió que los humanos recibieran ciertas iniciaciones de manera masiva. Y esa labor, lo va a retomar esta vez la masonería al abrirse al exterior. Al incorporarse los rituales masónicos en la misa del futuro, esta va iniciar al público en general y también de manera masiva, a las iniciaciones de la masonería, que hasta ahora estaban reservadas sólo para sus miembros y que son en un aspecto energético, más avanzadas que las iniciaciones dadas por la iglesia. Así, la humanidad va avanzando por el sendero iniciático. Obviamente a un paso mucho más lento y retrasado que como lo hacen los discípulos.)

Lo que quedará de la masonería tendrá que hacer esta labor. Lo que va por lo mismo redefinir completamente la masonería, porque hasta ahora, la masonería o francmasonería ha sido una institución que se ha mantenido en relativo hermetismo. Y claramente separada de la religión y de la misa.

Hasta ahora, ha habido por un lado, los francmasones, y por el otro, los religiosos.  ¡Y jamás se miran de frente!  “Nosotros no somos de la misma categoría” es lo que ellos se dicen. Pero para el ser humano que es el objetivo de la existencia de estas organizaciones. Para ustedes que son el objetivo de su acción.

¡Todo será transformado!

Y para eso, se requiere que la masonería se derrumbe, que sea completamente colapsada, que su poder caiga, que también caiga su reputación. Porque cuando algo se derrumba, no es sólo porque los maestros “cierran el tubo” y cortan la energía que envían. Sino que ese derrumbe se produce en todos los aspectos de la institución. Lo que implica que si esa institución existió enormemente sobre el plano físico, entonces, todo lo que pueda haber como medios de destrucción sobre el plano físico van a ser puestos en acción para provocar su derrumbe.

Resulta que la masonería en la actualidad ocupa una cierta posición privilegiada. Esa posición le será retirada, y no por veredicto divino, sino simplemente porque cuando la energía se retira (porque una forma debe dejar de existir) un fenómeno de destrucción se entama en todos los planos de existencia de esa entidad, de esa institución, o de esa religión. Por lo tanto, habrá a la base de su declive, que sea la masonería, pero también de otras organizaciones que tal vez conocen menos públicamente. Habrá a la base de su declive, grandes escándalos públicos, grandes problemas de reputación, y su estructura se quebrará.

También habrá problemas en la transmisión iniciática. Con esto quiero decir que los oficiantes no sentirán más, ni la energía pasar, ni la enseñanza dada como siendo la verdad existente. Lo que disminuirá enormemente su fe en la institución, lo que a su vez empobrecerá la renovación del personal, lo que terminará por reducir la organización a cero. Pero es sólo cuando un ser muere que puede renacer.

Lo que simboliza el fénix

Por lo tanto, sólo será cuando todas las actuales sociedades iniciáticas se hayan derrumbado, que un nuevo orden podrá surgir. Y cuando esa destrucción ocurra. No deben correr alarmados en todas direcciones, quejándose de que ya nada existe, y jalándose los pelos diciéndose:

« Pero no lo entiendo. Esa escuela esotérica era muy buena y ahora ella está completamente derrumbada. No logro comprender lo que sucede. ¿Pues no que los maestros quieren que evolucionemos? ¿Entonces porque todas las instituciones que sin embargo tenían un buen fundamento están cayendo?  Y no sólo ya nadie quiere adherir a ellas, sino que los que siguen adentro, destruyen casi con gusto lo que todavía queda. »

Y no comprendiendo por qué sucede esa destrucción, no podrán dejarla efectuarse sin una reacción de tristeza, sin una reacción de dolor. Tratarán de consolidar la vieja estructura, pero rápidamente se darán cuenta que no pueden hacer nada, que sus esfuerzos son inútiles. Lo que va poner su confianza en los Maestros en enorme duda. Van a repudiarlos, a ellos y a su enseñanza. También van a repudiar a la gente que todavía asiste. Van a decirse: “son ellos quienes no están lo suficientemente desarrollados”.

Error

Si ustedes no ven el signo de los tiempos, van a estar profundamente confundidos, van a repudiar la enseñanza e incluso a Dios, y ese desprecio seguramente va a perjudicar vuestro desarrollo que tanto esfuerzo les ha costado. En cambio, si comprenden las razones, entonces, se puede que hasta incluso participen a su destrucción. De manera inteligente, cierto. Pero estarían dispuestos a hacerlo para que el cambio no sea tan brusco y así puedan ayudar a otros que siguen confundidos. Es por esa razón que les informo. Para que sepan lo que va a producirse y actúen con discernimiento.

Por lo tanto, no deben perder vuestro tiempo y vuestra energía a intentar de consolidar lo que existe actualmente. Al contrario, hay que investir en lo que es a venir, que simplemente es una forma más elevada de lo que es actualmente la expresión de la sabiduría divina.

(Por expresión de la sabiduría divina, entiéndase las iglesias en su aspecto exotérico, y las instituciones herméticas en su aspecto esotérico.)

Sin duda, la forma actual de esta expresión es muy hermosa y digna de vuestra atención y por eso la aprecian tanto. Pero para que esa expresión tenga una existencia y una utilidad en el nuevo mundo, hay que desencarnar su forma. O sea tomar la esencia de la expresión y replantearla de nuevo en otro lugar, porque es únicamente en ese otro lugar (el nuevo mundo) que la esencia podrá reflorecer de nuevo.

Esto no significa que desde mañana deben repudiar todas las instituciones esotéricas que existen. Simplemente les digo esto para que puedan entender lo que va a suceder y no se pierdan en las temporales decadencias que surgirán, que no son más que apariencias, ya que el derrumbe es para dar lugar a algo mejor. A una expresión todavía más elevada de la divinidad.

Mientras tanto, ustedes pueden seguir yendo a las viejas expresiones de la sabiduría que existen, a las antiguas expresiones de la energía. Pero háganlo con inteligencia. No vayan para instalarse, sino para instruirse, para mejor comprender la enseñanza, también para que se fortalezcan, y así puedan trabajar más efectivamente en lo que está por venir.

Pastor (maestro de sabiduría, 22-10-88)

Cuándo sucederá ese colapso de las instituciones iniciáticas como la masonería, es algo que no sabría decirles, pero pienso que efectivamente va a tener lugar, porque es bien sabido que para que se pueda construir algo nuevo, primero hay que derrumbar lo antiguo.


Pero contrario a lo que sucede en la demolición de edificios, no se produce de un día para otro. Por lo tanto, no es que se duerman y oh sorpresa, a la mañana siguiente se encuentren con lo antiguo ya derrumbado. El proceso es muy gradual, ya que mientras que exista un grupo de personas que necesitan todavía de ese tipo de instituciones, porque su evolución se encuentra en ese nivel y siempre hay retardatarios, la institución seguirá existiendo.

Este proceso de paulatina decadencia también se aplica a las religiones.


Para tener una compresión más profundar sobre este tema, les recomiendo que también lea:
   -  ¿Por qué los antiguos cultos ya no sirven?
   -  El lado oculto de la misa religiosa 
   -  ¿En dónde reaparecerá Cristo?

LA MALDICIÓN DE TUTANKAMON ES VERDADERA



En Egipto existe la creencia que aquellos que profanen la tumba de un faraón les caerá una maldición por la que morirán en poco tiempo. La más famosa está asociada al descubrimiento de la tumba del faraón Tutankamón.

RESUMEN DE LOS ACONTECIMIENTOS

Se pensaba que todo se había ya descubierto en el Valle de los Reyes, pero el egiptólogo británico Howard Carter estaba convencido que faltaba la tumba de un joven faraón poco conocido. Durante seis arduas temporadas buscó la tumba en vano, lo que motivó a su patrocinador Lord Carnarvon quien ya había gastado una fortuna, a interrumpir las excavaciones, pero finalmente le dejó realizar una última campaña. Es así que el 4 de noviembre de 1922, Carter halló la tumba, tres semanas después logró entrar en la antecámara, y el 16 de febrero de 1923, el equipo pudo por fin entrar en la cámara sepulcral.



Este inmenso hallazgo arqueológico fue acompañado por una serie de fallecimientos de personas que visitaron la tumba, algunos en circunstancias extrañas. El primero fue el propio Lord Carnarvon.


En marzo de 1923 fue picado por un mosquito y poco después se cortó la picadura mientras se afeitaba, causando que la infección se extendiese por todo el cuerpo y muriera la noche del 4 de abril por neumonía. Se cuenta que a la misma hora de su muerte, su perro aulló y cayó fulminado en Londres. Mientras que esa noche en el Cairo hubo un gran apagón que dejó a oscuras la ciudad.

Poco más necesitó la prensa para ventilar la historia de la maldición. La novelista Marie Corelli afirmó tener un manuscrito árabe que hablaba de la maldición, el arqueólogo Arthur Wiegall publicó oportunamente un libro sobre la maldición de los faraones, Sir Arthur Conan Doyle (el creador de Sherlock Holmes) se declaró creyente en la maldición, y Agatha Christie se inspiró para escribir su novela policiaca La Maldición de la tumba egipcia (1923). Además, al proceder a la autopsia de la momia se encontró que justo donde el mosquito había picado a Lord Carnarvon, Tutankamón tenía una herida, lo que disparó aún más la imaginación de los periodistas. Pero el hecho es que otras muertes de gente relacionada con la tumba siguieron:

  • En mayo de 1923 murió el profesor La Fleur, arqueólogo canadiense y amigo intimo de Carter. 
  • También en mayo de 1923 murió el magnate de los ferrocarriles en los Estados Unidos George Jay Gould, de una neumonía después de haberse resfriado en su visita a la tumba. 
  • En julio de 1923, el príncipe egipcio Ali Fahmy Bey quien había visitado la tumba fue asesinado en un hotel de Londres, y su hermano se suicidó. 
  • En septiembre de 1923 murió a los 43 años tras una operación dental, el coronel Audrey Herbert hermanastro de Lord Carnarvon, y que estuvo presente en la apertura de la cámara real. 
  • En noviembre de 1923 murió Woolf Joel, un millonario sudafricano que había visitado la tumba, fue asesinado a tiros en Johannesburgo. 
  • En enero de 1924 murió a causa de una misteriosa enfermedad Archibald Douglas-Reid, el especialista que radiografió la momia de Tutankamón. 
  • También en 1924 murió el profesor Hugh Evelyn-White, colaborador de Carter y uno de los primeros a penetrar el cuarto mortuorio, sufriendo de depresión nerviosa, se ahorcó. 
  • En 1926 murió la enfermera que había atendido a Lord Carnarvon. 
  • En 1928 murió en El Cairo Arthur C. Mace, arqueólogo inglés quien dio el último golpe al muro, para entrar en la cámara real. 
  • En 1929 murió de un infarto a los 35 años Richard Bathell, secretario personal de Carter, se encontró tendido en su cama.

A principio de la década de los 30, los periódicos atribuían hasta treinta muertes a la maldición del faraón. Aunque muchas de ellas eran exageraciones. La falta de más escándalos y muertes extrañas disipó poco a poco el interés de los periodistas durante los siguientes treinta años. Sin embargo,

La maldición reaparece

  • En 1967, el director del Museo Egipcio del Cairo murió el mismo día que firmó el acuerdo para la salida del tesoro de Tutankamón para una exposición en Paris (algunos dicen por hemorragia cerebral, otros arrollado por un auto). Se cuenta que luchó tenazmente contra la decisión, porque había soñado que algo terrible le sucedería si lo permitía, pero tuvo que acceder ante la presión de las autoridades. 
  • En 1972, la persona que lo remplazó como director del museo, a la noche siguiente de firmar otro traslado, esta vez para una exposición en Londres, y de haberse burlado de la “maldición”, murió en su apartamento de una hemorragia cerebral.


HECHOS E INVENTOS

La prensa de la época buscando vender más, le dio mucho sensacionalismo al asunto, lo que dificulta separar los hechos reales de los inventos periodísticos. Por ejemplo, se dice que cuando se descubrió la tumba, se levantó una tormenta de arena inusualmente intensa, y cuando terminó, un halcón (que era un emblema real en el antiguo Egipto) sobrevoló la tumba y se dirigió hacia el oeste, hacia el misterioso inframundo de las creencias egipcias. Lo que según algunos antiguos nativos, significaba que el espíritu del faraón muerto dejaba caer su maldición sobre quienes violaron su tumba.

También se cuenta que los encargados de trasladar el tesoro a la exposición de Londres, sufrieron diferentes desgracias, uno quedó minusválido, otro sufrió el Parkinson y los demás murieron de ataques al corazón. También se dice que muchos visitantes de la tumba han sufrido mareos y que otros muchos turistas han padecido desgracias tras la visita.

Entre las más recientes anécdotas, se cuenta que un arqueólogo detractor de las maldiciones, hizo un reportaje desde la tumba de Tutankamón y al mencionar la inexistencia de las maldiciones explotaron todos los focos de iluminación y quedaron a oscuras en la tumba. Más tarde, en el hotel en que se hospedaba, se quedó bloqueado el ascensor en el que subía a su habitación.

Como ven, es difícil separar los hechos de la fantasía. Sin embargo, muchos investigadores no quedan satisfechos con catalogar como pura casualidad a la serie de fallecimientos que hubo y han buscado respuestas más racionales para explicarlas.


EXPLICACIONES DADAS

Algunos han especulado que un hongo mortal podría haber crecido en las tumbas mientras que estuvieron clausuradas y haber sido liberado cuando se abrieron al aire. Otros piensan que ese moho tóxico habría sido puesto deliberadamente en las tumbas para castigar a quienes las profanaran. Y si bien, está comprobado que sustancias peligrosas pueden acumularse en tumbas antiguas, las concentraciones usualmente halladas sólo suelen ser peligrosas para personas con sistemas inmunológicos debilitados.

Es por eso que otros han propuesto que los embalsamadores impregnaron las vendas de la momia con aceite de almendra para que se transformara con el tiempo en vapores de acido cianúrico. Otros piensan que más bien dejaron prendidas velas recubiertas con arsénico. Sin embargo, los gases tóxicos comunes, resultan fáciles de detectar en concentraciones peligrosas por su fuerte olor.

Puede que haya algo de cierto en todo eso, sin embargo, hay una visión oculta que me permite tener una comprensión más profunda sobre esos sucesos.


EXPLICACIÓN ESOTÉRICA

Los sacerdotes del Antiguo Egipto eran el último linaje de antiguos y poderosos magos. Y si bien, ya no tenían el mismo nivel de poder que llegaron a tener sus antecesores, y su conocimiento esotérico se había enormemente deformado, todavía poseían conocimientos ocultos que les permitían por medio de rituales mágicos crear entidades artificiales sutiles, para que protegieran de los intrusos, las tumbas de los faraones.


Ahora bien, no hay que irse al otro extremo y pensar que la entidad que los sacerdotes pusieron para resguardar la tumba del faraón es responsable de todo lo que se le atribuye a la maldición de Tutankamón.

Para comenzar, esa entidad permanece atada a la tumba. La idea de que haya un “espíritu vengativo” que esté viajando por el mundo para castigar a todos aquellos que profanaron la tumba es un mito. Eso no existe. Entonces las desgracias que tuvieron por ejemplo los directores del museo o la enfermera que atendió a Lord Carnarvon, no son debidas a la “maldición”. La razón por la que la entidad permanece en la tumba es porque esa fue la voluntad del mago de anclarla en ese lugar (de lo contrario no sería guardián de tumba) y como la voluntad del mago es lo que le dio vida a esa entidad, la entidad no puede ir en contra de esa voluntad, entonces permanece en ese lugar.


¿Pero si existe un guardián de tumba, entonces por qué mucha gente que ha visitado la tumba no le ha pasado nada?

Es probable que al inicio, cuando se abrió la tumba, esta entidad haya atacado a todos aquellos que entraron. Pero como sucede en el mundo físico, en donde aunque un virus ataque por igual a todo un grupo, sólo un porcentaje cae enfermo e incluso unos cuantos mueren, mientras que a los otros no les pasa nada debido a que su sistema inmunológico es más resistente. Igual sucede con los ataques astrales.

Además es probable que esa entidad estuviera ya bastante debilitada, debido a que fue creada hace más de tres mil doscientos años y que el grupo de sacerdotes que la revitalizaban, hace mucho tiempo que dejó de existir (porque no se trata sólo de crear al guardián, sino también de sostenerlo energéticamente). Y es también la razón por la que ya no ataca más. Es parecido a un extinguidor de fuego. Este, si es de buena calidad, puede permanecer mucho tiempo cargado y mientras que no se use, se irá descargando muy lentamente. Pero una vez que se usa, se descarga muy rápidamente, y si no se recarga, al poco tiempo queda vacio.

Igual aquí, la entidad logró mantenerse durante tanto tiempo a pesar que ya no recibía propiamente energía de sus creadores, porque se encontraba en un estado de letargo, por así decirlo estaba “invernando”, hasta que los arqueólogos la despertaron. Ahí comenzó a cumplir la orden que había recibido, o sea atacar a los intrusos. Pero rápidamente se quedó sin energía y se desintegró.

Y qué bueno que ya no está, porque de lo contrario, le hubiera dado un ataque de pánico al pobre guardián ¡ante la horda de “invasores” que habría visto llegar!

¡Aaaahgg, son muchos, son demasiados! Condenados sacerdotes, por qué no vienen ellos a proteger la tumba. Aaaayyy… (bromeo)
(A la derecha está situada la entrada a la tumba de Tutankamón)

Con esto no quiero decir que todos los que visitaron la tumba, al comienzo, cuando se abrió, y murieron poco tiempo después, se debió a esta entidad. Como les digo, no hay que irse a los extremos, pero si seguramente, algunos casos se debieron a ella, o al menos influyó en el desenlace.


¿Cómo atacó el guardián de la tumba a sus víctimas?

No sabría decirles con seguridad. Yo sospecho que probablemente haya sido a la manera como funciona un hechizo. Un hechizo (cuando es autentico) es como un dardo envenenado, solo que el veneno no es físico, sino sutil. Por lo tanto, va a comenzar a hacer efecto, no en el cuerpo físico, sino en los cuerpos sutiles. Y es por eso que también es más tardado para surtir efecto. Pero también por eso es más expedito, porque si la víctima no tiene un cuerpo energético fuerte que lo rechace, este veneno sutil va irse expandiendo como si fuera cáncer, hasta por fin afectar al cuerpo físico. Por eso la persona muere, sin que la medicina parezca surtir efecto, porque cuando aparece en el plano físico es que ya está en fase terminal. Imaginen a esa entidad como si fuera una serpiente invisible, y no porque tuviera esa forma, sino porque les permitirá comprender mejor el papel que desempeñaba como guardián de la tumba.


¿Por qué no se ha sabido de maldición en las otras tumbas?

Porque la tumba de Tutankamón es una de las poquísimas que se descubrió (casi) intacta. Como dato curioso, Carter incluso consiguió fotografiar algunas ofrendas florales que se desintegraron al tocarlas. Las tumbas de los demás faraones ya habían sido saqueadas hace mucho tiempo atrás por los ladrones de tumbas. Y sospecho que las entidades que cuidaban dichas tumbas atacaron a esos ladrones, aniquilando a varios de ellos, pero también aniquilándose ellas al quedarse sin energía. Lo que permitió que los arqueólogos posteriores que las visitaron ya no corrieran peligros al respecto.


¿Existen guardianes de tumbas en otros lugares?

El Maestro Pastor menciona que también hay en América del Sur, en ciertas partes del Tíbet y en otros lugares.

_  _  _

Al final de cuentas los guardianes de tumbas no fueron muy efectivos contra la codicia e ignorancia de los hombres.


(Para mejor comprender cómo se crean estos guardianes, lean:



OBSERVACIÓN

Recientemente supe de otra tumba de faraón que fue descubierta intacta. Esta vez en Tanis (cerca del mar Mediterráneo) por el egiptólogo francés Pierre Montet. Se trata de la Tumba del faraón Psusenes I quien también fue sumo sacerdote y que fue enterrado 336 años después que Tutankamón. Infortunadamente, su descubrimiento lo hizo en 1939, cuando la Segunda Guerra Mundial estaba a punto de estallar, y los medios prácticamente no prestaron atención al descubrimiento.

Un detalle particular de esa tumba es que el ataúd de Psusenes es de plata, algo inusual en el antiguo Egipto, pero no crean que esto se debió por bajo presupuesto. Al contrario, fue para ostentar su inmensa fortuna, ya que la plata en esa época en Egipto, era más escasa y valiosa que el oro.


Nota: investigando más, aprendí que Pierre Montet también descubrió dos otras tumbas de faraón intactas durante ese periodo (1939-1940): la de Amenemope quien fue hijo y sucesor de Psusenes I, y la de Sheshonq II quien reinó un siglo después. Esta última la hizo un mes antes que Alemania invadiera a Francia. Después Montet no pudo continuar con sus excavaciones en Tanis hasta en 1946, una vez que terminó la guerra. Y desafortunadamente la falta de atención de los medios impide indagar si también hubo “maldición faraónica” en esos casos.

EL PODER DE DIOS



EL PODER DE DIOS SE ENCUENTRA ABAJO, NO ARRIBA

Como vimos en ¿quién creó el Universo?  Al inicio no había nada, pero absolutamente nada. Lo que se dice nada de nada. No había ninguna vibración, ninguna energía, ninguna substancia con la cual poder crear. Era el vacio absoluto.

Por lo tanto, cuando Dios apareció (como una inmensa consciencia en la dimensión más elevada que se puedan imaginar) No había nada con lo que pudiera crear que no fuera su propia esencia. Y es por eso que en ciertas enseñanzas espirituales se dice que todo es Dios, ¡porque es verdad!  Todo viene de esa fuente original, de la radiación del Espíritu divino que por densificación de su vibración fue creando las diferentes energías que conforman la Creación, siendo la más densa: la materia (que no es más que energía comprimida) y que constituye el plano físico.


(Esto en detallo en explicación esotérica de E=mc²)

Lo que significa que la creación y todo lo que hay en ella, están elaborados a partir de la esencia divina (es decir de las partículas del espíritu de Dios). Esta esencia divina a medida que se comprime y se densifica, manifiesta propiedades diferentes, formando los diferentes planos de existencia:


Y es por eso que Pastor dijo:

« El ser humano reencarna para ir a buscar la energía que hay en la contracción de las partículas del espíritu de Dios que componen la materia. Y cuando digo esto, es porque la materia es la zona donde el Espíritu divino se encuentra en su estado más densificado, más compactado. La materia es donde se encuentra más concentrado el Espíritu divino, por así decirlo, es la zona de la creación donde se encuentra la mayor cantidad de partículas de conciencia divina por centímetro cubico (sólo que dormidas). Es por lo tanto, el lugar donde va existir la mayor cantidad de energía, ya que cada partícula de conciencia divina, comporta también una parte de energía (ver Akasha, la substancia primordial del universo)

La gente piensa erróneamente que el poder de Dios se encuentra en el “cielo”, cuando en el cielo lo que encuentran es el Espíritu de Dios. Si quieren encontrar su Poder, tienen que descender a la materia. Muchos hombres miran al cielo, implorando: “¡Dios envíame tu Poder!”  Porque son discípulos que no conocen la estructura de la Creación. Cuando miren al cielo, pidan el conocimiento, la humildad, el discernimiento. Pero para el poder, para la fuerza divina, deben observar en el sentido inverso, mirar hacia la parte de Dios que se encuentra abajo.


Porque es el lugar donde van a encontrar la mayor parte de su energía, pero no cualquier energía [se refiere al fuego eléctrico]. Esa energía, siempre ha sido el gran problema del ser humano, porque es la energía misma del poder de Dios. » (Conferencia del 04-06-89)

(Ese poder divino, el hombre tiene que aprender a controlarlo cada vez más y para eso es su evolución, ver el poder de Dios en el ser humano)

Para entender mejor, visualicen el agua. En el cielo (esta vez físico), el agua se encuentra muy diseminada en forma de nubes, y las moléculas de agua se encuentran relativamente muy alejadas las unas de las otras. Luego si se condensa el vapor hasta que se vuelva liquido, las moléculas están más cercanas, pero es en el estado sólido donde encuentran la mayor concentración de moléculas, donde encuentran “la mayor cantidad de moléculas por centímetro cubico”.


Lo mismo sucede con las partículas del Espíritu de Dios. Es en la materia donde se encuentran más concentradas, más comprimidas, y es por eso que la mayor parte del poder de Dios se encuentra en el plano físico y no en el plano divino como la gente suele creerlo. Y es por eso que el ser humano tiene que descender hasta la materia, para por así decirlo, tomar su porción de energía que le permitirá ser un sol radiante en el plano divino cuando despierte en ese plano (ver en realidad todos estamos durmiendo en el vacio)


La ciencia nuclear ha mostrado la veracidad de que en la materia hay una cantidad impresionante de energía. Si en general esta no estalla como en las bombas atómicas es porque se encuentra en un estado “adormitado”, y es al ser humano de aprender a encenderla, pero sabiéndola controlar para que sea constructiva (como el aceite de una lámpara para dar una analogía).




EL FUEGO ELÉCTRICO

A un nivel más profundo, la enseñanza esotérica explica que el proceso por el que Dios se densifica para crear la Creación, se efectúa en una primera etapa por exteriorización de una parte de su esencia (por lo visto la mayor parte) para formar a los Logos, quienes son un reflejo de Dios y en su aspecto más elevado son porciones del Espíritu de Dios. Pero quienes condensando su radiación van a densificarse para formar toda una jerarquía de seres (espíritus de la naturaleza, ángeles, arcángeles, etc.) los cuales van a tener el deber de concebir, crear y mantener a la creación. (Lo detallo en las Jerarquías divinas o Logos)


Sin embargo existe una proyección del espíritu de Dios que no va generar ninguna jerarquía divina, que va mantenerse en su estado prístino aunque también se distribuya en diferentes estados de densificación. Y es lo que en el esoterismo se suele nombrar como el Fuego Eléctrico (que es propiamente el Poder de Dios), en contraste con el resto de la substancia divina a la que se le suele llamar el Fuego Cósmico. Para facilitar la comprensión, consideren:
  • el Fuego cósmico como la substancia divina que por densificación va generar todos los materiales (tanto físicos como sutiles) que van a permitir la construcción de esa inmensa maquinaria que es la Creación, y por otro lado,
  • el Fuego eléctrico que también es una substancia divina, pero que a diferencia del fuego cósmico, va desempeñar la labor de electricidad para que esa maquinaria, o sea la Creación, pueda funcionar y tener una historia.


« Lo que nosotros (los maestros) llamamos el fuego eléctrico no debe de ser confundido con lo que podríamos imaginar ser la Conciencia de Dios, o sea el fuego cósmico. Si bien, todo es fuego (energía) incluso la conciencia, el fuego eléctrico es completamente diferente. Se trata de una sola y misma sustancia: el Poder divino.

El fuego eléctrico no reflexiona, aunque sin embargo sea una inteligencia, eso es seguro. Eso le es dado, ya que para poder ser un fuego constructor, se requiere ser inteligente. Sin embargo, es una inteligencia que no está individualizada. De manera que ese fuego es la substancia con la que las Jerarquías divinas (y en particular la Jerarquía angelical) van a trabajar. Así es que el fuego eléctrico no es una sustancia divina que va generar una jerarquía de seres, como es el caso para las otras sustancias divinas (el fuego cósmico). Por lo tanto, no van a encontrar al ángel o al serafín del fuego eléctrico (aunque ellos lo controlen) para dar un ejemplo. El fuego eléctrico es de hecho lo que en el cristianismo llaman el Espíritu-Santo.

¿Qué hace el hombre con el fuego eléctrico?

Los seres humanos lo van a ir poco a poco despertando y aprendiendo a controlar en el transcurso de sus iniciaciones, a medida que evolucionan. En un inicio a través de la kundalini que es la manifestación del fuego eléctrico en el hombre, y posteriormente a través del fuego sagrado que es la manifestación del fuego eléctrico en el Maestro (en el hombre cósmico”) y que es un aspecto superior de kundalini, del cual podremos hablar en otra ocasión.



¿Qué hacen los ángeles con el fuego eléctrico?

La Jerarquía angelical son los detentores del fuego eléctrico. Con él, sus altos jerarcas en un primer lugar controlan los ciclos del tiempo, y en segundo lugar determinan las formaciones de la materia. Y para llevar el discurso más lejos, es por la formación de los cristales (la familia más elevada del reino mineral) que las grandes Inteligencias que formaron la Creación pudieron perfectamente ordenar todos los átomos que después dieron lugar a los siguientes reinos: al reino vegetal, animal y humano.

Si se pudo realizar con los cristales, eso significa que se puede también realizar en los demás reinos. O sea que los cristales son el lugar donde la jerarquía creadora testa (si puedo exprimirme así) su capacidad de creación. Y si todo se pasa bien ahí, entonces es como un fuego verde que es dado para que entonces todo el resto de la creación se lleve a cabo.


Por lo tanto, los cristales son el lugar físico donde se podrá más concentrar, ver y recibir el fuego eléctrico. Y es por eso que no se debe hacer no importa qué con cristales, porque son el lugar donde el fuego eléctrico atraviesa por excelencia. Por lo tanto, ¡mucho cuidado!  Nada de jueguitos con los cristales.  ¡Discernimiento!  No utilicen los cristales que, ya sea por amor, ya sea porque saben muy bien lo que están haciendo. El fuego eléctrico es como un relámpago. A menos que puedan ser un gran mago y actuar como pararrayos, no podrán manipularlo sin ser gravemente dañados (ver relación: discípulo - ángeles - magia - chakras)

(Como la mayoría no sabe realmente lo que hace y muchos tienen una visión muy egoísta de lo que es el amor, mejor no los utilicen, si quieren actuar con sabiduría. Y más ahora que con el boom de las enseñanzas llamadas “esotéricas” hay múltiples cursos y libros sobre cristaloterapia y manejo de cuarzos y gemas. Aunque aquí Pastor se refiere más bien a su uso en la magia.)

Los Maestros enseñan poco a poco a los humanos a colaborar con el fuego eléctrico. Aunque la manipulación de los humanos con el fuego eléctrico pasará inevitablemente (o más bien dicho, repasará inevitablemente) por una colaboración con el reino angelical, porque el reino angelical es el controlador del fuego eléctrico.

Por lo que, quien dice: manipulación del fuego eléctrico, dice automáticamente: colaboración con la Jerarquía angelical, alineamiento con las leyes de la Jerarquía angelical (que es la ley de Dios). Simplemente, porque todo en la creación tiene lugar de esa manera. Los ángeles fueron predestinados a desempeñar ese papel en la creación. Por consiguiente, el ser humano, encontrará tarde o temprano un ángel en su camino. Les deseo para ustedes que sea lo más pronto posible. »


Pastor (maestro de sabiduría, 22-10-88)

Para una mejor comprensión de lo que dijo Pastor, les recomiendo que también lean: