Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

LOS MISTERIOS DE LA MATERIA ENUNCIADOS POR FRANZ HARTMANN



Hasta ahora el más convencido conocedor del concepto materialista del mundo todavía no nos ha podido dar una respuesta satisfactoria a la pregunta:

¿Qué es la materia?

Pues con una mera descripción de los atributos de aquello que se le denomina “materia” no se dice todavía nada acerca de la esencia misma que la compone, y hay ciertos hechos incontrovertibles que son idóneos para contradecir las opiniones que los científicos tienen con respecto a los atributos de la materia.

Por ejemplo no lejos de mi residencia en el sur del Tirol se halla una pequeña aldea llamada Radein. Esta se encuentra situada a 4’686 metros sobre el nivel del mar y es muy fatigoso el camino para llegar hasta allá. El lugar se compone de algunas casas de campesinos, y resulta que en una de ellas vivía hace algunos años una joven tirolesa huérfana llamada Angélica Darocca con sus tres hermanos. Ella habitaba el único cuarto mientras que sus hermanos dormían en el salón.

Ella era muy piadosa y generalmente se le conocía con el nombre de “la joven maravillosa de Radein”. Y lo maravilloso en ella consistía en que no sólo no bebió ni comió durante siete años, y a pesar de ello estaba en buena salud, sino que también varias veces y repentinamente desapareció corporalmente de su lecho como por encanto, y de un modo tan inexplicable volvía tiempo después.

Y ella también tenía los “estigmas” (las heridas de Cristo) en las manos, en los pies y en el costado, siendo considerada como una santa por toda la gente de la comarca, por lo que aun desde muy lejos peregrinaban centenares de mujeres con sus niños para que ella los bendijera.

Ella abrazaba a los niños y los besaba, y precisamente por esto se explica que ella pudiera vivir sin comida ni agua alguna visible, pues sin que ella lo supiera o quisiera, ella vampirizaba a los niños y extraía la fuerza vital de ellos.

Y de este modo fue creciendo la multitud, y el caso fue lo que se denomina "una incógnita para la ciencia" pues esta no podía explicarlo; mientras que los periodistas hicieron, como de costumbre en semejantes casos, sus necios comentarios, y finalmente el clero prohibió las visitas para poner fin al desorden que causaba tanta gente.

Además Angélica deseaba descansar y como comprendía que era una carga para sus hermanos, ella quiso ir a un convento, y a su petición el obispo de Trieste le consiguió un lugar en el monasterio de mujeres de Merán.

El 27 de noviembre en la noche, vinieron dos monjas que hablaron con ella y prometieron llevársela a la mañana siguiente, pero cuando volvieron, Angélica había desaparecido y no se sabía a donde había ido. Hicieron pesquisas en la casa y las monjas quedaron desconcertadas de no hallarla por ningún lado, pero los hermanos de Angélica las tranquilizaron diciendo que no era la primera vez que su hermana desaparecía de manera tan misteriosa y que seguramente ella volvería pronto.

Transcurrieron siete días, y como los hermanos con algunos vecinos oraban a la hora de costumbre en el cuarto de Angélica, ella estuvo repentinamente de nuevo en su cama, sin embargo ella no pudo decir donde había estado durante los siete días de su desaparición.

Pero unos dos días después, una señora de Bozen recibió una carta de una amiga suya que vive en Roma en la cual esta le comunicaba que una joven y bonita tirolesa llamada Angélica Darocca originaria de Radein, había llegado a su casa y había residido allí algunos días, pero que no había comido ni bebido nada. Sólo había ido con ella a la iglesia de San Pedro y a otras iglesias y le había enseñado las muchas maravillas que había en ellas. Y luego, a los siete días desapareció de repente.

La señora de Roma desconcertada por tal evento le solicitaba a la señora de Bozen que le informara si efectivamente vivía en Radein una joven llamada Angélica Darocca y preguntara qué se había hecho de ella.


La ciencia puede llamar “histeria” a tales fenómenos, pero esto no explica como objetos materiales y aun personas vivas pueden ser transportadas a través de puertas cerradas y en pocos minutos, como en este caso a 600 kilómetros (que es la distancia de Radein a Roma).

Y se sabe generalmente hoy en día que ocurren con relativa frecuencia “teletransportes” en las sesiones espiritistas. Yo mismo he recibido de esta manera, en Colorado, y a través de puertas cerradas, algas marinas y almejas frescas del mar aunque nos encontrábamos a tres mil millas del golfo de California.

En cambio la teletransportación de personas vivas es algo más raro, pero existen testimonios muy antiguos, como por ejemplo la referencia a tal fenómeno que existe en la Biblia en el libro Hechos de los Apóstoles (versículo 5:19), y también en las leyendas de los santos como es el caso en la "Vida de Apolonio de Tiana" y en muchos otros escritos.

Por ejemplo se menciona que San Francisco de Xavier fue, durante una tempestad, transportado de un buque a una barca en la cual se hallaban unos náufragos y pudo traerles ayuda.

Y también está el caso de Apolonio quien se encontraba encadenado ante el emperador Domiciano, y este quería hacerle matar, pero misteriosamente cayeron las cadenas y Apolonio desapareció hallándose luego después muy lejos con sus amigos en Preteoli.

Y se cuenta que Santa Catalina de Kaufbeuren fue transportada por espíritus malignos en medio del invierno fuera de su celda, sobre el techo del convento y otra vez a un riachuelo helado.

Y también se ha sabido de casos más contemporáneos, como por ejemplo hace pocos años el mundo periodístico quedó impactado a causa de unos acontecimientos inexplicables que le sucedieron a una familia de pescadores de Bari, Italia, de apellido Paoli, y cuyos niños repetidas veces y a cabo de algunos minutos fueron teletransportados a treinta y cuarenta kilómetros de distancia, e incluso en una ocasión aparecieron en un barco de pesca que se encontraba en alta mar.

Todo el mundo científico se quedó mudo porque no se podían negar los hechos, pero los científicos no pudieron explicar esos acontecimientos.

Y otro caso es el de la señora Guppy quien es una médium americana y la cual desapareció repentinamente del cuarto de sesiones espiritistas en Chicago en donde se encontraba y se la halló en un campo fuera de la ciudad, y una vez más ni los teólogos ni los doctores pudieron explicar ese suceso.

Y de los diversos eventos de este tipo que me son conocidos, voy a relatar uno que pertenece a mi estrecho círculo de conocidos.

Durante mi permanencia de seis años en Florencia estuve conviviendo con una familia de ocultistas que me recibieron con amistad, y en la cual se efectuaban los más asombrosos fenómenos, y entre otros, el de transportaciones de personas vivas al través de paredes y puertas cerradas.

Así por ejemplo, mi amigo el Dr. Z. fue transportado repetidas veces de su cuarto que se encontraba en el piso de abajo hacia el piso de arriba, y una vez en menos de 15 minutos fue llevado de Livorno a Florencia que es una distancia de 100 kilómetros !!!

Y lo siguiente es lo que él me contó, a petición mía, sobre ese extraño suceso:


« Yo tenía que partir en pocos días para Livorno, pero antes de salir de Florencia visité todavía a nuestros amigos, con los cuales estoy a menudo en comunicación espiritual.

Y ya hacía dos días que estaba en Livorno cuando me sucedió algo extraño. Serían las nueve de la noche y acababa de cenar, cuando distintamente sentí llegar un mensaje oculto que me enviaba nuestro amigo M. de Florencia, el cual me pedía que fuera a verlo tan pronto como me pudiera, ya que mi presencia se necesitaba urgentemente con ellos.

Entonces tomé instintivamente mi capa y sin cambiar siquiera mi casaca, monté en mi bicicleta para ir a la estación del ferrocarril para así tomar el próximo tren que saldría hacia Florencia. Pero antes de llegar a la estación, de repente sentí un irresistible impulso de tomar el camino que se divide a la derecha con rumbo a Pisa, y al mismo tiempo mi bicicleta tomó tal velocidad, que tuve el vértigo y mis piernas no pudieron ya seguir el movimiento rápido de los pedales y tuve que abandonar estos a sí mismos.

Y la velocidad siguió creciendo hasta el grado que me pareció como si volara sin tocar el suelo. Sólo por un instante vi a Pisa y sus luces, y luego comenzó a faltarme la respiración a consecuencia de la presión de aire producida por la enorme velocidad y perdí los sentidos.

Cuando volví a mí, me encontré en el cuarto de nuestros amigos en Florencia, quienes expresaron su asombro de que yo llegara tan rápidamente, ya que a esa hora no llegaba ningún tren de Livorno. Miré mi reloj y eran las 9:20 de la noche, por lo que según esto, yo no podía haber empleado más de un cuarto de hora para recorrer los 100 kilómetros de Livorno a Florencia, tomando en cuenta el tiempo necesario para ponerme la capa y montar en mi bicicleta.

Pregunté a mis amigos como me había sido posible entrar en la casa, ya que a esa hora la puerta estaba siempre cerrada, y ellos me dijeron que "Fom" (cierto espíritu que se manifestaba a menudo en esa casa y solía dar instrucciones) les había dicho que se fueran al cuarto que ellos llamaba el "cuarto mágico" y que hicieran ciertas señales y pronunciaran determinadas palabras.

Así lo hicieron, e inmediatamente oyeron un estallido como si una bomba hubiera explotado en la ventana que daba a la calle, y percibieron un golpe sordo como si un cuerpo humano se dejara caer sobre el sillón.

Entonces encendieron la luz y vieron que ese cuerpo humano era el mío y que yo parecía dormir. Y en ese momento sonó violentamente la campana de la puerta. Era el conserje que afirmó que había visto a alguien introducirse en la casa por la ventana.

Aparentemente él me había visto, tomándome por un ladrón, pero nuestros amigos le contestaron que todo estaba en orden, de lo cual el conserje, tras irse, no parecía del todo satisfecho ni convencido.

Y cuando nuestros amigos abrieron la puerta para hablar con el conserje, vieron mi bicicleta en la antecámara. Así parecía que mi bicicleta fue lanzada por la puerta y yo por la ventana, estando ambas perfectamente cerradas.

Esto tuvo lugar en el mes de marzo del año de 1902, y yo estaba completamente consciente cuando salí de Livorno hasta que pasé por Pisa, y volví a la conciencia en Florencia en casa de nuestros amigos. Y al siguiente día volví por el ferrocarril a Livorno, enviando mi bicicleta al mismo tiempo. »


Además de esto se ha de observar que cuando el doctor Z. fue encontrado, parecía sin fuerza y no podía hablar sino solo en voz baja. Él declaro que no estaba todavía completamente materializado y suplicó que se le magnetizara, lo cual se hizo y en pocos minutos volvió completamente en sí mismo.

Y aunque esto parezca muy sorprendente,

¡Cuántas veces yo he visto en sesiones espiritistas formas materializadas, hombres aparentemente vivos desaparecer al través de la pared o sumirse en el piso!

Y no eran alucinaciones pues cada uno podía hablar con ellos, tocarlos, etc. Parecían ser exactamente tan corpóreos y materiales como nosotros, y sin embargo una pared les ofrecía tan poca resistencia como si fuera aire. Me acuerdo de un indio grande que pasó por una puerta baja después de que yo le hablé y le di la mano al despedirme.

Él era más grande que la puerta, pero su cuerpo salió por ésta y su cabeza pasó con la misma facilidad por la parte de la pared arriba de la puerta.

Parece ridículo llamar "fantasmas" a estas apariciones ya que ellos tienen el mismo cuerpo que nosotros con todos sus órganos. Y no hay duda que es posible el comercio sexual con tales "espíritus". Los súcubos y los íncubos de la edad media no han muerto todavía y no es hoy en día, como lo saben los ocultistas, un rareza lo que describe Federico Schiller en su novela "La Novia de Corintos".

Entre ciertos espiritistas no faltan los espíritus “novias” y “galanes”, y así estos seres de ultratumba son considerados por sus víctimas como “ángeles del cielo”.

Y aquellos que han llegado a conocer tales cosas, no de oídas sino por su propia observación, se hacen naturalmente estas preguntas:

¿Qué es la esencia de lo que llamamos materia?

¿Cómo es posible que un organismo pueda pasar al través de otro sin perder la cohesión de sus partes constituyentes?


Y la respuesta a estas preguntas se hallará solamente si consideramos a la materia y al movimiento tan solo como dos estados diferentes de una sola cosa que designamos con el nombre de “substancia”, pero de la cual no podemos formarnos todavía concepto alguno.

Porque no podemos imaginar movimiento alguno sin una cosa que se mueve, ni cosa alguna sin movimiento, pues cada cosa que existe, se ha originado, y el originarse se efectúa por el movimiento.

Pero no es imaginable movimiento alguno sin una fuerza que sea su causa y ninguna fuerza que proceda de alguna voluntad estimulada por alguna especie de conciencia o inteligencia. Y por consiguiente la llamada “materia” es en sí misma “nada”, una mera forma de manifestación de una energía invisible, y un organismo es una combinación de diversos movimientos que podemos considerar como vibraciones de una substancia primordial invisible.

La filosofía oriental tiene diversos nombres para designar a esta Substancia Primordial, en cambio en Occidente no tenemos por desgracia otro nombre más que el de “Dios” que resulta muy fácilmente equívoco. Pero en cambio no es falso cuando los místicos cristianos enseñan que fundadamente "todo es Dios" (o sea que todo lo que existe son manifestaciones de esa Substancia Primordial).

Y también nuestros propios cuerpos son tan sólo fenómenos transitorios que consisten en vibraciones de diversas especies, las cuales han producido un cuerpo sutil, y cuyo producto exterior es el cuerpo denso visible: y cuando en una sesión espiritista o bien en otra parte se manifiestan las llamadas materializaciones, es de suponer que los cuerpos etéreos de formas presentes invisibles se han condensado y vuelto visibles por la disminución de las vibraciones que las componen, y que esto puedo efectuarse por medio de elementos invisibles tomados del ambiente.

Y de este modo se puede explicar la visibilidad de formas de pensamiento así como la fotografía de las mismas.

Se necesita por supuesto para tales “materializaciones” de la presencia de una persona de constitución mediumnística, esto es, una persona de la cual puedan extraerse los elementos necesarios para semejantes condensaciones. Por lo que se podría comparar este proceso con la transfusión de la sangre, por medio de la cual una parte de la fuerza vital del médium pasa al espíritu que se materializa.

Y allí es donde la ciencia moderna cae en el atolladero porque todavía no puede explicar más allá del mundo físico.

Y la religión nos da a veces la explicación pero envuelta con mucho simbolismo, y así por ejemplo, la Biblia (en San Juan I) nos enseña que el mundo y toda la naturaleza se han originado por la manifestación del Pensamiento de Dios, que es el Verbo; y que sin él, nada de lo existente habría sido hecho, y que este Verbo en el principio estaba con Dios y Dios mismo era el Verbo.

Así también el pensamiento de un hombre es un movimiento del espíritu del hombre que piensa y la expresión exterior del mismo es la palabra, el habla o la representación.

Por consiguiente, nos aparece todo el Universo como una suma innumerable de fenómenos que en sí mismos tan sólo son apariencias (Maya), y estos fenómenos tienen sus causas en diversas vibraciones de la Substancia Primordial, la cual era denominada “la prima materia” por los antiguos rosacruces y alquimistas, y “Akasha” por los antiguos sabios indios.

Nosotros mismos somos “espíritus materializados”, y como todo lo que existe, tenemos nuestro origen en Dios, pero con esto no se quiere decir que ya seamos dioses o que hayamos llegado a la conciencia de una existencia divina.

Cada fenómeno representa, por así decirlo, una palabra del Universo entero. Cada letra significa un tono, cada palabra una suma de tonos y todo el mundo fenomenal una composición musical de acordes, en lo cual sin embargo no faltan las discordancias producidas por los hombres. Y por consiguiente el que quiera oír la "música de las esferas" no tiene más remedio que ponerse interiormente al unísono con la gran Naturaleza.

Considerado desde esta perspectiva, el Universo parece compuesto de diversas octavas de tonos; la más elevada octava es el mundo espiritual, la más baja y en la cual predominan las más bajas vibraciones es el mundo material, mientras que el plano etéreo, el plano astral y el plano mental abarcan las octavas intermedias.

Por lo tanto, se explicaría esos fenómenos que suceden en la materia de una manera sencilla y natural por el transportamiento de vibraciones inferiores a superiores, o superiores a inferiores. En el primer caso tiene lugar una “sublimación”, mientras que en el segundo caso tiene lugar una “condensación”.

Y cada uno puede investigar por sí mismo si tales cambios son posibles:

Por ejemplo cuanto más se abandona un hombre hacia lo material y sólo busca comer, beber, tanto más tosco se vuelve. Y si vive tan sólo para la satisfacción de sus pasiones y deseos sensuales, las vibraciones astrales prevalecen en él impidiéndole percibir el mundo espiritual.


Ahora bien y por supuesto, no nos es todavía posible en nuestro estado actual de evolución poder volver etéreo a voluntad a nuestro cuerpo material y pasar al través de las paredes, aunque parece que hay ciertas personas así dotadas (los yoguis), si bien son muy raras.

Pero lo que no es posible para nosotros, puede quizá sí lograrse con la ayuda de seres pertenecientes a otro plano, y el cual por lo mismo maneja otras leyes que las que rigen al plano físico.

Sin embrago esta explicación los científicos materialistas no quieren absolutamente saber nada al respecto, pues ellos buscan siempre causas allí donde no están, y no las ven donde si están. Es excesivamente cómico ver como estos individuos pretenden descubrir en las sesiones espiritistas las causas de fenómenos metafísicos, por medio de mecánicos físicos.

Pero cuando una persona pasa al través de una pared y no puede efectuar esto por su propio poder absoluto, y cuando esto sucede aun contra su propia voluntad y deseo, es evidente que se están aplicando leyes que no pertenecen al plano físico

Personas clarividentes declaran unánimemente que hay en el universo otros planos de existencia a parte del mundo físico, los cuales a la verdad no están separados los unos de los otros, pero que son sin embargo, diferentes, así como en los hombres y en los animales el cuerpo y el alma forman un todo, y no obstante el cuerpo no es el alma, ni el alma el cuerpo.

Y también estos clarividentes dicen que cada uno de estos mundos tiene sus habitantes, los cuales son diferentes conforme a la constitución del plano en el que habitan.

En nuestro mundo físico hallamos habitantes que tienen cuerpos físicos, animales en la tierra, peces en el agua, aves en el aire. Pero en cambio los habitantes del mundo etéreo tienen cuerpos etéreos, y en el mundo mental los pensamientos son objetivamente perceptibles.

Por lo tanto se concibe fácilmente que en un plano superior haya seres que, en ciertas circunstancias tienen más poder que nosotros sobre la materia y sus vibraciones. Sabemos sin embargo, que también en nuestro mundo lo más tenue puede penetrar a lo más denso y comunicarle sus cualidades. Así por ejemplo el éter (la luz) penetra al aire, el aire al agua, el agua a la tierra. Y si un hombre es poseído por un ser que pertenece a otro plano, puede de cierto modo ser influido por las leyes que rigen en ese oro plano.

¿Pero qué es lo que da a algún ser dominio sobre el cuerpo?

La propia observación enseña que es la voluntad guiada por la inteligencia. Si todo nuestro cuerpo fuera penetrado de una voluntad por completo espiritual, estaríamos en posesión de fuerzas mágicas y tendríamos completo dominio de nuestra naturaleza material.

Pero para esto, nuestra voluntad es todavía demasiado débil y nuestro cuerpo demasiado groseramente material. Pero por esto mismo lo que parece ser para nosotros una imposibilidad, puede ser algo fácil para seres de una especie más etérea.



Conclusión

Cuando nos hayamos vuelto más etéreos y el espíritu del auto-conocimiento haya alcanzado el dominio en nosotros, entonces conoceremos también la diferencia entre Dios y la naturaleza y sabremos lo que es la "materia" en su esencia.



(Este artículo fue originalmente publicado en la revista “Neue Lotusblüten” de marzo de 1910 con el titulo: “Was ist Materie?")







OBSERVACIONES

En lo personal yo me mantengo cauto cuando escucho sobre este tipo de fenómenos de gente que pasa años sin comer ni beber, o de personas que son teletransportadas. No los acepto plenamente porque hay mucho charlatanismo, pero tampoco los rechazo porque varios de ellos están muy bien sustentados, y además el esoterismo indica que esos fenómenos son posibles por medio de procesos que la ciencia todavía no conoce.

Por ejemplo sabemos que en condiciones normales no se puede atravesar un muro, pero la teosofía explica que existe un estado de la materia, el cual todavía es desconocido por los científicos, que si lo permite.

Por ejemplo imaginen el agua. En su estado sólido es como una roca, en su estado líquido se vuelve fluida, y en su estado gaseoso se vuelve toda vaporosa.


Pues bien existe todavía un estado más elevado que podríamos llamar “etéreo” que le permitiría atravesar las cosas.

Y sobre este asunto Blavatsky escribió lo siguiente:

« La característica de este quinto estado es la permeabilidad y a medida que se vaya manifestando cada vez más en la Tierra (lo cual se producirá muy lentamente a medida que la humanidad y el planeta se vayan sublimando cada vez más). Entonces los humanos desarrollaran un sexto sentido que les permitirá ver a través de la materia, y los objetos serán capaces de pasar a través de otros objetos (muros, cofres, etc.). Aunque esto es algo que actualmente ya pueden hacer los elementales y que a veces lo hacen en las sesiones espiritistas. »
(La Doctrina Secreta I, p.258)


Otro ejemplo lo menciona el Maestro Pastor, el cual explica que la resurrección de Jesús no fue un mito sino que realmente sucedió, y esto los grandes Iniciados pueden lograrlo porque ellos han desarrollado la capacidad de transformar su cuerpo de materia en un “cuerpo de luz”.

Y sobre este asunto Pastor mencionó lo siguiente:

« Esto sucede sin que haya explosión ni implosión, todo se efectúa de acuerdo con el orden establecido por el Verbo que vive en su interior. Un Verbo que estructura cada átomo y cada célula de su organismo. Y cuando llega el momento adecuado, cada átomo y cada molécula se liberan de la estructura orgánica y se convierten en parte de la energía cósmica que la rodea.

Y esto se produce por una súper energización de todas las células lo que provoca que el cuerpo entre en un estado de alta vibración que el ojo humano no puede percibir. Y esta vibración se intensifica cada vez más hasta que las células terminan por separarse y las leyes físicas de cohesión que previamente las agregaban se cancelan entre sí.

Y en ese momento preciso es cuando los átomos y las moléculas comienzan a disociarse, y entonces todo el cuerpo físico se vuelve impalpable e invisible y se transforma en un “cuerpo de luz”. »
(Conferencia del 14.06.86, y el resto de su explicación la pueden leer aquí.)

~ * ~


Entonces como lo pueden constatar, el esoterismo da explicaciones que la ciencia todavía no conoce, pero que los testimonios de esos fenómenos indican que probablemente si han de ser ciertas.





LA UTILIDAD DE LA TEOSOFÍA PARA LA VIDA



(El siguiente artículo fue escrito por el investigador teosófico Boris de Zirkoff y el texto fue extraído de su libro “The Dream that Never Dies”, p.9-11)


El valor esencial de las enseñanzas de la Sabiduría Antigua, como una Filosofía de la Vida, está en el hecho de que ellas pueden ser aplicadas a la vida diaria y practicadas como una forma de vida.

Lo que más necesita el mundo actual es una Ética, un sistema filosófico-religioso de pensamiento basado en la conducta ética más elevada. Hemos llegado a acondicionarnos al crimen, nos hemos hecho indiferentes a la injusticia, inertes a la explotación, y nos hemos acostumbrado al derramamiento de sangre, a la persecución, a la guerra, a la destrucción de vidas humanas y a la corrupción del comportamiento humano.

Ninguna de las instituciones actualmente existentes de la religión organizada es capaz de detener la ola de esta caída moral, y esto principalmente se debe porque ninguna de ellas es capaz de proporcionar un fundamento pragmático sólido del porque de la necesidad del comportamiento ético.

La nota clave de la Ética Teosófica es el auto control, el control de sí mismo, o sea la habilidad de comportarse de acuerdo con los dictados más elevados de la conciencia de uno. Y en esto, la mayoría de nosotros somos meros aprendices, pero aprendices en una ciencia del saber vivir que potencialmente contiene dentro de sí misma la solución a todos los problemas de la conciencia humana.

Al vivir en un mundo de gran confusión e incertidumbre, enfrentándose repetidamente a los problemas, tanto en la vida personal como en la vida de las naciones, debemos desarrollar dentro de nosotros ciertas cualidades de consciencia que a su debido tiempo harán de nosotros centros de fuerza creadora, canales para el bien, personificaciones del bien y fuerza para otros.


¿Cuáles son algunas de esas actitudes de la mente y del corazón que deberíamos cultivar a fin de poder crecer en estatura interior?

Una de las más importantes es la que nos enseña la Teosofía de hacer que surja en nosotros un punto de vista universal acerca de la vida, aunado a una simpatía que abarque a todo el mundo y una comprensión que incluya a todas las gentes de la tierra en que vivimos.

¡Agrandemos nuestra Visión!

¡Ampliemos nuestro horizonte!

¡No permitamos que nuestras mentes se vean absorbidas por las meras rutinas de todos los días!

Más allá de las preocupaciones de cada día, de los deberes personales de la vida familiar, los intereses, etc. Más allá de todo eso está la vida más grande del mundo en su majestuoso alcance que no se ve afectada por la sordidez de la mayoría de los asuntos humanos.

Entremos de vez en cuando en esa vida más grande, ya que es, por así decirlo, la única forma de recargar nuestras baterías espirituales, y para reconstruir nuestro poco firme valor para ir al encuentro de muchas de las dificultades de la vida personal.

Deberíamos hacer un esfuerzo definitivo para darnos a nosotros mismos tiempo para considerar, pensar y ponderar ciertas Ideas Universales como: la Fraternidad Global, la siempre presente vida en todas partes, tanto en los átomos como en las estrellas, la inmensidad del Universo, los recursos no aprovechados de la mente y corazón, etc.

Debemos visualizarnos a nosotros mismos, como potencialmente dioses, tratando de desarrollar y expresar sus potencialidades divinas inherentes, conocimiento y fuerza. Y de acuerdo al poder de nuestro ideal espiritual y de la intensidad de nuestra Visión Interior, así serán los resultados.

Deberíamos entrar en comunión con el espacio, salir y mirar las montañas, los océanos, los campos; caminar bajo la bóveda nocturna de un cielo estrellado y dejar que nuestros ojos y que nuestra mente se pierdan en su inmensidad; pensar en nosotros mismos como parte integral del Todo, con la infinitud dentro y fuera de nosotros.

Y a medida que nuestra consciencia se expanda con el tiempo, llegaremos a rehusarnos a estar contentos con la efusión emocional de las masas, reclamando nuestra herencia de pensamiento creativo. Y también conservaremos nuestros recursos vitales rehusándonos a tomar parte en las prevalecientes histerias políticas, sociales y religiosas.

Las emociones ordinarias son de la superficie, como las olas de un mar tormentoso, pero por debajo yacen las profundidades del alma humana en donde mora el verdadero ser. Y todo lo que vale la pena en la vida humana proviene de esas profundidades insondables, y nace en la intimidad de su silencio.

La gran aflicción y la tragedia son silenciosas, la soledad insospechada es silenciosa, la profunda tristeza del corazón humano también es silenciosa.

¡Sí, incluso el gran y perdurable amor es de muy pocas palabras!

Para uno de corazón puro, toda experiencia es una ventana abierta hacia el vasto campo de lo Divino, campos barridos por el Viento del Espíritu, bañados por la radiante luz del sol.

Que nuestro lema sea la amabilidad –una amabilidad y comprensión que nunca decaigan. Y tratemos también de perdonar. El resentimiento es fácil, pero en cambio el perdón significa fuerza y se requiere valor para practicarlo. Cultivemos el valor, la justicia, el no tener miedo, tanto en lo pequeño como en lo grande, incluyendo la justicia hacia uno mismo, y el aceptar con ecuanimidad eso que es agradable y lo que es difícil de aguantar.

Recuerden:

¡Ambos pasarán!

Y dado que las cosas difíciles son las que nos enseñan una lección más duradera, debemos por consiguiente desarrollar una actitud de comprensión de todo lo que venga a nuestro encuentro.

Pongamos, todo nuestro esfuerzo para llevarnos bien con los demás, y esto puede lograrse de una manera más fácil y digna viendo a los demás como fragmentos de una Vida Universal.

Y también debemos recordar que lo que vemos en otros es muy frecuentemente lo que ellos ven en nosotros, ya que somos espejos unos de otros, porque aunque exteriormente somos diferentes, todos participamos de la misma consciencia fundamental – la consciencia del Sí Uno y Universal.

Vistos bajo esta luz los hombres son sólo átomos de vida de una vasta corriente evolutiva que fluye de una era a otra.

¡Pero sobre todas las cosas, vivamos basados en principios y no en personalidades!

Estas últimas son sólo trémulas olas del océano de la vida, mientras que los primeros son las corrientes de la vida misma, que nos llevan hacia metas distantes. Y sí deseamos crecer interiormente y hacernos más nobles y fuertes, necesariamente tendremos que ser probados. No hay otra forma. La vida es una serie de despertares, y cada despertar es un nacimiento a una esfera de vida más amplia. Cada nacimiento trae sus tormentos y por ello el crecimiento es frecuentemente doloroso. La crisálida del sí personal inferior, debe de romperse antes de que la mariposa, o sea el alma renacida pueda emerger a la libertad del cielo infinito.





¿QUÉ OPINA ALICE BAILEY DE LA BOMBA ATÓMICA?




En su libro “La Exteriorización de la Jerarquía” Alice Bailey dio su punto de vista sobre las armas nucleares.



Según ella, la bomba atómica fue secretamente elaborada por los Maestros de Sabiduría:

« La bomba atómica surgió del ashram del primer rayo, trabajando en conjunto con un grupo del quinto rayo. »
(Sección cuatro “Etapas en la exteriorización de la jerarquía”, p.548)

Lo cual es completamente falso debido a que los Maestros siempre han promovido la Fraternidad Universal y ellos están en contra de la violencia.
Como dijo el Maestro Jesús:

“Perdona a tus enemigos y si ellos te abofetean pon la otra mejilla.”



Y también Alice Bailey afirma que la bomba atómica va a servir para establecer un Nuevo Orden Mundial:

« La bomba atómica cambiará el modo de vida humano e inaugurará la Nueva Era en la que no tendremos más civilizaciones (y sus culturas emergentes) sino una cultura mundial y una civilización emergente, demostrando así la verdadera síntesis que subyace en la humanidad. »
(Sección cuatro “Etapas en la exteriorización de la jerarquía”, p.548)

Y esto también es contrario a lo que enseñan los Maestros porque ellos no hablan de homogeneizar a la humanidad sino de aprender a vivir en armonía respetando la diversidad que existe entre los humanos.



Y aunque les parezca increíble, Alice Bailey estuvo feliz que los Estados Unidos hiciera estallar sus bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki (provocando con ello la muerte de 250’000 japoneses y 130’000 heridos).

« En este momento abordaré el más grande acontecimiento espiritual que ha tenido lugar desde que apareció el cuarto reino de la naturaleza (o sea el reino humano). Y con este evento me refiero a la liberación de la energía atómica, tal como ha sido relatada en los diarios de esta semana (6 de agosto de 1945) y la cual se encuentra relacionada con el bombardeo hacia Japón.

Hace algunos años atrás les dije que la Nueva Era sería anunciada por los científicos del mundo y que la inauguración del Reino de Dios comenzaría en la Tierra mediante una exitosa investigación científica.

Pues bien, esto se cumplió con este primer paso en la liberación de la energía del átomo, justificando así mi profecía de lo importante que es este año (de 1945) para nuestro Señor.

Haré uno o dos enunciados respecto a este descubrimiento, dejando que ustedes los apliquen y lleguen a sus propias conclusiones.

Poco se sabe todavía sobre la verdadera naturaleza de este acontecimiento y menos se comprende, por lo que ciertas ideas y pensamientos sugeridos por mi pueden ser de valor real para permitirles contemplar este estupendo acontecimiento bajo una mejor perspectiva.
_ _ _

Y uno de esos enunciados es que ninguno de los hombres que dirigieron el esfuerzo del Eje en Europa es hoy sicológicamente normal [Alice Bailey se refiere a los dirigentes de la Alemania nazi y de sus aliados occidentales]. Todos ellos sufren de algún tipo de deterioración física y esto ha sido un real factor en su derrota, aunque resulta difícil comprenderlo.

En cambio esto no sucede con el caso de los japoneses, cuya constitución sicológica es totalmente distinta como también su sistema nervioso que posee la cualidad de la cuarta raza raíz. Ellos serán y están siendo derrotados por medidas bélicas físicas y por la destrucción física de su potencial de guerra y la muerte del aspecto forma.

Esta destrucción y la consiguiente liberación de sus aprisionadas almas es un evento necesario, lo que justifica el empleo de la bomba atómica sobre la población japonesa.
»
(Sección tres “Las fuerzas detrás del progreso evolutivo de la raza”, p.491 y 495-496)





MI REFLEXIÓN SOBRE LO QUE ESCRIBIÓ
ALICE BAILEY

A parte de lo horripilante que es la opinión de Alice Bailey ya que ella piensa que fue «benéfico bombardear a la población japonesa con la bomba atómica para de esa manera liberar sus almas», dudo mucho que ella tuviera la misma complacencia hacia las armas nucleares si hubieran sido sus familiares y sus seres queridos quienes hubieran muerto a causa de la bomba atómica.

Como dijo el Maestro Jesús:

No les hagas a los otros lo que no quieras que te hagan a ti mismo.”










~ * ~

Y una observación más como anécdota: los instructores de la Logia Unida de Teósofos de Inglaterra señalan que Mary Bailey (quien fue la segunda esposa de Foster Bailey después de que este enviudó de Alice Bailey) escribió y pensó que el desastre de Chernóbil que ocurrió en 1986 también fue “un día maravilloso” para la humanidad, por razones similares a las que mencionó Alice Bailey. Por lo que se me hace que probablemente esas ideas retorcidas se las inspiró ese tipo.






¿QUÉ OPINA ALICE BAILEY DEL ESPIRITISMO?




En su libro “Tratado sobre el Fuego Cósmico”, Alice Bailey escribió:

« Continuamente ocurren fenómenos considerados sobrenaturales que pueden ser explicados por medio de la materia etérica, y los científicos (en su empeño por demostrar que los espiritistas están equivocados) han ayudado a la causa del espiritismo verdadero y superior, apoyándose en la realidad y en la existencia del cuerpo etérico.  »
(Sección C-II: “La naturaleza del prana”, p. 88-89)

Vemos por lo tanto que Alice Bailey está a favor del espiritismo. Y de hecho, ella está tan a favor del espiritismo que ella quiere hacerles creer a sus lectores que los Maestros de Sabiduría también apoyan el espiritismo, al grado que ellos trabajan para que se desarrolle el espiritismo por todo el mundo.

Y es por eso que en su libro “Iniciación Humana y Solar”, Alice Bailey escribió:

« Fue el Maestro Hilarión quien inició (mediante varios de sus discípulos) el movimiento espiritista. Y actualmente él tiene en observación a todos los psíquicos de orden superior, y los ayuda a desarrollar sus poderes para el bien del grupo. Y también trabaja juntamente con algunos devas en el plano astral, para abrirle a los buscadores de la verdad, las puertas de ese mundo subjetivo que está detrás de la materia grosera. »
(Esto se encuentra en la sección titulada: “Algunos maestros y su trabajo”, p.58-59)


Pero esto es una gran falsedad porque en realidad los Maestros están profundamente EN CONTRA del espiritismo como lo demuestra la declaración que hizo el propio Maestro Kuthumi sobre ese tema:

« Si sólo supieran los médiums y espiritistas que con cada nuevo espíritu al que le dan la bienvenida, el daño que le están ocasionando a esa pobre alma en pena, y que con cada sesión (y especialmente en las que hay materializaciones) ellos están multiplicando las causas de miseria que harán que la infortunada alma frustre su nacimiento espiritual o que nazca en una existencia mucho peor que antes. Si solo supieran esto los espiritistas, entonces probablemente ellos serían menos pródigos con su hospitalidad hacia los espíritus.

Y ahora podrás comprender porque nosotros [los Maestros Transhimaláyicos] nos oponemos tan fuertemente al espiritismo y a la mediumnidad. »
(Carta Mahatma 16, p.113)






Una de las razones por las que Alice Bailey está a favor del espiritismo es porque ella cree que la evolución de la humanidad requiere de una relación cada vez más estrecha entre el mundo físico y el mundo astral.

Y es por eso que en su libro “La Exteriorización de la Jerarquía”, ella escribió:

« Uno de los resultados en la actual condición mundial es la aceleración de todas las vidas atómicas sobre y dentro del planeta. Lo que necesariamente esto involucra la acrecentada actividad vibratoria del mecanismo humano, con el consiguiente efecto sobre su naturaleza psíquica, lo que produce una sensibilidad y una percepción psíquica anormal. »
(pág. 3)

Y basándose en sus elucubraciones, para Alice Bailey la Primera Guerra Mundial habría sido benéfica porque esta habría permitido acercar al mundo físico del mundo astral:

« Por el poder prolongado del sonido, llevado a cabo como un gran experimento en los campos de batalla de todo el mundo durante un período de cuatro años (1914-1918), y mediante la intensa tensión emocional de toda la población planetaria, la red de materia etérica (llamada el "velo del templo") que separa los planos físico y astral; esta división fue desgarrada o rasgada en dos, y comenzó el asombroso proceso de unificar los dos mundos. El físico y el astral. »
(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 4)


Pero esto es totalmente opuesto a lo que dicen los Maestros (y sus verdaderos discípulos) ya que ellos explicaron que los humanos en la actualidad se encuentran tremendamente mal influenciados y asediados por las oscuras entidades del bajo astral. Y si la frontera entre esos dos mundos se redujera, los efectos perniciosos de esas entidades nocivas sobre la humanidad serían todavía mucho más dañinos.

Y esa es la segunda razón por la que los Maestros desaprueban el espiritismo como lo explicó Blavatsky en una carta que ella le escribió a William Judge:


« Mientras más sesiones espiritistas veo, más claramente me doy cuenta de lo peligrosas que son para la humanidad.

Bien ha hecho la naturaleza de dotarnos con sentidos toscos, ya que de otro modo se haría imposible la individualidad y la personalidad del hombre, porque los muertos estarían mezclándose continuamente con los vivos, y los vivos estarían siendo asediados continuamente por los muertos.

Y mientras más unánimes sean los médiums y los espiritistas en esparcir el fluido magnético de sus evocaciones, mayor poder y vitalidad habrá adquirido su encantamiento, haciendo que la epidemia nigromántica se esparza por todo el mundo.

Pero estos seres astrales en su gran mayoría solo son desechos terrestres que no han podido seguir al alma liberada y al espíritu, y que al ser abandonados para su futura desintegración, son arrastrados irresistiblemente hacia la Tierra.

Frecuentemente he observado con horror y asco, como una sombra reanimada de esta clase, al separarse del interior del médium, se moldea en otra vestidura sobre el cuerpo astral del médium, y ella suplanta la personalidad de algún familiar, haciendo que las personas caigan en un éxtasis, conmoviéndolos para que abran sus corazones y abracen a esas sombras que ellos sinceramente creen que son sus queridos padres o hermanos fallecidos, convencidos al verlos, de la vida eterna.

¡Pero si tan solo supieran la verdad!

Si hubiesen visto lo que yo he frecuentemente visto de como una de estas monstruosas criaturas deformes, cae sobre uno de los presentes en la sesión espiritista, expandiéndose hasta envolver completamente a la persona, para luego desaparecer lentamente dentro de ese cuerpo vivo como si esta sombra hubiese sido absorbida por cada uno de los poros de la persona. »
(The Path, febrero de 1895, p.379-381, extractos)






CONCLUSIÓN

Este es un ejemplo más de cómo Alice Bailey pretende ser una mensajera de los Maestros de Sabiduría, pero que esa afirmación no puede ser cierta porque en realidad ella está transmitiendo cosas falsas e incluso opuestas a lo que los Maestros enseñaron de verdad.





REVISTA THE LAMP




La Lámpara” fue la primera revista teosófica publicada en Canadá. Su primer número apareció en agosto de 1894, tres años y medio después de que se fundara la primera filial canadiense de la Sociedad Teosófica en Toronto.

Y aunque esta primera publicación fue una creación y esfuerzo de los miembros de Toronto, no fue un órgano de la Sociedad Teosófica de Toronto, excepto por las tres primeras publicaciones.

Financiada en gran parte por Samuel Beckett, el editor y publicador voluntario fue Albert E.S. Smythe, y aunque varios de los primeros colaboradores fueron algunos de los pioneros de la Teosofía en Canadá, gran parte del contenido fue de la propia mano de Smythe.

Smythe descubrió la Teosofía en 1884 cuando conoció a William Judge a bordo del barco en el que él estaba emigrando hacia los Estados Unidos. En 1891 comenzó la rama teosófica en Toronto y más tarde siguió a William Judge cuando los conflictos que se produjeron en 1895 dividieron a la Sociedad de Teosofía en dos organizaciones separadas.

Desde el inicio The Lamp tuvo mucho éxito con una tirada increíblemente grande de 5,000 copias. En esos años había una docena o más de revistas teosóficas que se publicaban en varios países, y algunas de esas revistas eran excelentes. Sin embargo y a pesar de la competencia, The Lamp debió de haber tenido un atractivo especial porque en poco tiempo adquirió una circulación internacional.

Quizás esto se debió en parte por la calidad de los artículos, pero sobretodo porque los estudiantes de Teosofía en todo el mundo pudieron reconocer su valor único, ya que sus columnas estaban abiertas a todos los puntos de vista, un sello que siempre caracterizó a Smythe.

La publicación mensual continuó hasta el número de enero de 1897 y luego se suspendió porque Smythe se fue a pasar un año y medio a Irlanda (su país natal) para recuperarse de un accidente que sufrió.

A su regreso estuvo muy ocupado en giras dando conferencias por los Estados Unidos hasta que finalmente su desacuerdo con la nueva dirigente Katharine Tingley, provocó que él fuera expulsado en 1899 de esa organización, por lo que Smythe regresó a Toronto y sus actividades anteriores.

La publicación de The Lamp se reanudó en septiembre de 1899 sin una explicación editorial de la interrupción, ¡e incluso continuó la paginación del último número en 1897!

Comenzando con el número de noviembre de 1899, D.N. Dunlop, un conocido teósofo irlandés también expulsado por la Sra. Tingley, fue nombrado Editor Asociado. Sin embargo su participación parece haber sido limitada al proporcionar ocasionalmente algunos artículos cortos.

Comenzando con el Volumen IV (en marzo de 1900), la revista se amplió, apareció en un nuevo formato y recibió una portada, pero este último volumen contiene solo siete números mensuales ya que la publicación cesó en septiembre de 1900 con el número cuarenta y tres.

Durante los siguientes veinte años las únicas publicaciones teosóficas en Canadá fueron los boletines publicados por las Logias hasta que finalmente en marzo de 1920 apareció el primer número de “The Canadian Theosophist” elc cual también fue editado por Albert Smythe quien para entonces se había convertido en un prestigiosos editor de varios periódicos (Toronto, Hamilton).

Smythe continuó con esta nueva revista hasta 1947 cuando falleció y detallo más sobre esta segunda revista en el siguiente artículo,


~ * ~

  • Los cuatro volúmenes completos de The Lamp se pueden descargar aquí e incompletos aquí.
  • Y la lista de los índices se puede leer aquí.