Ausente hasta finales de febrero. Les pido mucha paciencia

con los comentarios.

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE MORIR?



En este capítulo, les voy a resumir la explicación que dan los Maestros de sabiduría sobre lo que sucede después de morir. Pero para que puedan comprenderlo, primero deben de saber:

¿Por qué los humanos vienen a la Tierra?

Y la explicación que dan los Maestros al respecto, es porque los humanos se encuentran en un proceso de evolución cósmica que les permitirá convertirse en seres divinos.


(Esto lo detallo en: rondas: desarrollo del hombre)

Al inicio los humanos son como “semillas”, con todo el potencial para volverse seres divinos pero sin nada aun desarrollado en ellos.


Y al final de ese ciclo de evolución, los humanos se volverán seres divinos plenamente desarrollados. Y entonces se harán cargo de una parte de la Creación.



Pero para poder llevar a cabo esa evolución, los humanos van a tener que estar alternando su desarrollo entre dos mundos:
  • El primer mundo ya lo conocen: es el mundo terrestre. 
  • Pero también existe un mundo divino que por el momento se encuentra más allá de nuestra capacidad de percepción, y a ese mundo divino, los cristianos lo llaman “el Paraíso” (y los teósofos lo llaman el “Devachan”). 
  • Y también hay una zona intermedia entre esos dos mundos que sirve de conexión y que los cristianos lo llaman “el Purgatorio” (y los teósofos lo llaman “el Kama-Loka”).



Ahora bien, el plano físico es solo la parte visible del mundo terrestre. Pero como la materia es en realidad “energía condensada”. La materia necesita de un molde que condense esa energía, que le dé forma (y que sostenga esa forma). Por lo tanto el plano físico para poder existir necesita también de una contraparte sutil que es el plano astral.

Y al mismo tiempo, el plano físico necesita también de otra contraparte sutil que le aporte la vida. Porque de lo contrario, la materia solo permanecería inerte. Y esa función de vitalizar la materia la desempeña el plano energético (o pranico).

Por lo tanto, vemos que el mundo terrestre está compuesto por tres planos de existencia:
  1. Un plano físico
  2. Un plano astral que es la matriz de ese plano físico y 
  3. Un plano energético que le aporta vida a ese plano físico.


Y el mundo divino también está compuesto por tres planos de existencia superiores.
  1. Un plano mental que es donde la mayoría de los humanos permanecen cuando encuentran en el mundo divino.
  2. Pero aquellos que han trascendido los deseos concretos y que por ejemplo, ya no aman solamente a una persona en particular, sino a toda la humanidad, esos humanos ya ascienden al plano buddhico.
  3. Y los más evolucionados espiritualmente ascienden incluso hasta el plano atmico, que es el plano de existencia más divino en que los humanos “normales” pueden estar.


Por consiguiente, podemos dividir esos dos mundos en donde interactúan los humanos en siete planos de existencia:
 A) Una triada superior que corresponde al mundo divino.
 B) Una triada inferior que corresponde al mundo terrestre.
 C) Y una zona intermedia que sirve de puente entre los dos mundos.






LA MISMA ESTRUCTURA SE ENCUENTRA EN EL HUMANO

Y bajo la ley de correspondencia que dice que “como es arriba es abajo”. Los humanos están constituidos bajo la misma estructura septenaria.

La parte imperecedera de su ser está compuesta por sus tres componentes superiores que son:

 - Atma que es su naturaleza divina
 - Buddhi que es su naturaleza espiritual y
 - Manas que es su naturaleza humana.

Pero para que la triada superior pueda desenvolverse en el mundo terrestre, ella necesita de un “vehículo” y este está formado por sus tres componentes inferiores que son:

 - El cuerpo físico
 - El cuerpo astral que sirve para darle forma al cuerpo físico y
 - El cuerpo energético que sirve para mantener vivo al cuerpo físico.

Y en medio de estas dos triadas (la triada superior y la triada inferior) está un componente intermedio (Kama) que sirve de puente entre la parte imperecedera del humano y su vehículo terrestre.


(Aquí les puse los nombres en sanskrito que utiliza la teosofía original con su equivalente en español)

Usualmente a Manas se le denomina “el cuerpo mental” y a Kama se le llama “el cuerpo emocional y de los deseos”. Pero esas denominaciones no me agradan porque hacen creer a la gente que Manas sólo piensa y que Kama solo siente y desea. Lo cual es incorrecto. Y es por eso que prefiero llamar a Manas como la parte psíquico emocional y mental que los humanos identifican como “yo” y a Kama como su lado animal.

Por consiguiente una ilustración más certera sería de imaginar a:
  • Manas como la persona a la que ustedes se identifican. 
  • Buddhi como la parte espiritual de vuestro ser que busca que hagan lo correcto y lo bueno. 
  • Y Kama como la parte bestial de vuestro ser que busca satisfacer sus deseos de manera egoísta y se deja llevar por los bajos instintos.



Al inicio los humanos desarrollan principalmente su parte animal (Kama) y es así que los hombres al comienzo se comportan de manera bestial, actuando de forma egoísta y burda sin importarles las consecuencias que sus acciones tengan sobre los demás. Y es una etapa desagradable, pero como lo pueden ver, necesaria en el proceso evolutivo para que sus principios superiores puedan conectarse cada vez más con su vehículo terrenal.

A mayor evolución, los humanos van a desarrollar sobre todo su parte humana (Manas) y es ahí donde se encuentra actualmente la mayoría de la humanidad. Es en esa etapa en donde los hombres comienzan a pensar y discernir antes de actuar por simple impulso.

Luego a mayor evolución, los humanos van a desarrollar principalmente su parte espiritual (Buddhi) y entonces alcanzarán un alto grado de iluminación como lo han logrado grandes maestros como Jesús o Buda.

Y por fin en su última etapa de evolución, los humanos van a desarrollar particularmente su parte divina (Atma) y es ahí cuando se van a volver seres divinos plenamente desarrollados.






¿Y PARA QUÉ LOS HUMANOS NECESITAN DESCENDER A LA TIERRA?

Porque si todo ese proceso evolutivo es para que al final de cuentas los humanos vivan como seres divinos en el mundo divino. Pues lo mejor sería que se desarrollaran directamente en el mundo divino y no se complicaran tanto en descender a la Tierra.

Pero resulta que es en el plano físico en donde se encuentra la energía que les permitirá a los humanos brillar como “soles radiantes” y disponer de un gran poder durante toda su vida como seres divinos.

Y este es uno de los conceptos erróneos que tiene la gente: el de creer que el poder divino se encuentra sobre todo “arriba” cuando en realidad este se encuentra sobre todo “abajo”. Y es que la mayor cantidad de la energía se encuentra condensada en la materia. Nada más que esta energía se encuentra “dormida”. Por eso la gente no se percata de todo su poder, pero la física ya ha demostrado que se puede generar inmensas cantidades de energía cuando los átomos se desintegran y vuelven a su esencia original.

Y es por eso que los humanos tienen que descender a la Tierra, para apoderarse de su porción de materia, luego aprender a controlarla y por fin transformarla en energía, la cual les servirá de “carburante” durante toda su existencia como seres divinos.

Ahora bien, ese proceso no es fácil de efectuar porque al descender a la materia, la conciencia se atrofia, se duerme y temporalmente se oscurece. Y por consiguiente se requiere posteriormente de todo un proceso evolutivo para volverla a despertar y elevar al mundo divino. Y ese proceso se hace a través del ciclo de las reencarnaciones.






EL PROCESO DE LA ENCARNACIÓN

Como vimos, el desarrollo de la conciencia se hace de abajo hacia arriba. Lo que implica que los principios superiores de los humanos se encuentran todavía en proceso de desarrollo.

Lo que nos lleva al segundo concepto erróneo que tiene la gente de creer que los humanos se encuentran ya tan despiertos y activos en el mundo divino como se encuentran actualmente en la Tierra.

Y eso es falso porque en realidad los Maestros explican que la inmensa mayoría de los humanos se encuentran actualmente en el mundo divino como bebés en proceso de nacer.



Ahora bien, la Triada superior es por así decirlo “muy ligera”, lo que le impide descender a la Tierra.  Lo más que ella puede hacer es proyectar un rayo de Manas. Y este rayo se va a entronizar con Kama para así poder controlar a su vehículo terrestre.


Usualmente a ese rayo de Manas se le denomina “el mental inferior” y a la parte de Manas que permanece en el mundo divino la llaman “el mental superior”. Pero en lo personal no me gusta esos términos porque hacen creer a la gente que se trata de dos entidades diferentes: “el yo inferior” que desciende a la Tierra y “el yo superior” que permanece descansando en el cielo. Cuando en realidad ES EL MISMO SER.

Por lo tanto sería más adecuado comparar a tu “mental inferior” como la mano de tu cuerpo que desciendes por el hoyo de un agujero (porque no puedes pasar todo tu cuerpo a través de ese hoyo) para alcanzar lo que se encuentra en el fondo.

¿Vas a decir que tu mano es una entidad diferente de tu cuerpo?

NO

Tu mano forma parte integrante de ti. Pero resulta que (en nuestro ejemplo) al ser la mano, la que más va a estar activa, también es la que más se va a desarrollar de todo tu ser. Y es por eso que en la actualidad, la parte que tienen más desarrollada y activa los humanos son sus principios Kama y Manas (o sea su naturaleza humana y animal).




¿QUE SUCEDE DESPUÉS DE MORIR?

Pues bien a grandes rasgos se va a producir el proceso inverso de lo que sucede para encarnar.


Y este proceso inverso se puede dividir en cuatro etapas:

1.    Estancia en el plano astral
2.    Estancia en el kama-loka
3.    Estancia en el mundo divino y
4.    Proceso para una nueva reencarnación.



1. ESTANCIA EN EL PLANO ASTRAL

Y aquí está el tercer concepto erróneo que tiene la gente de creer que cuando las personas mueren, siguen despiertas y activas en el plano astral. Pero eso no es cierto y los Maestros son muy categóricos sobre ese punto: la mayoría de los humanos pierden la conciencia al momento de morir y se la pasan durmiendo durante su estancia en el astral.

Al respecto el Maestro Kuthumi dice:

« [Toda persona] recientemente desencarnada, ya sea que haya muerto de muerte natural o violenta, por suicidio o accidente, mentalmente cuerda o loca, joven o vieja, buena, mala o indiferente, etc. Toda persona al instante de la muerte pierde todo recuerdo, es mentalmente aniquilada [cae en inconsciencia], ella duerme su sueño Akasico [primero en el plano astral y luego] en el Kama-Loka.

Este estado dura desde unas pocas horas (rara vez menos), días, semanas, meses y a veces hasta varios años. Todo esto de acuerdo a la entidad, a su nivel mental al momento de morir, al carácter de su muerte, etc. Esa remembranza [recuerdo consciente de la vida que tuvo en la Tierra] regresará lenta y gradualmente hacia el final del estado de gestación … al momento de su entrada en el Devachan [o sea en el mundo divino]. »
(Carta Mahatma 24B, p186-187)

Ahora bien, los Maestros también precisan que toda regla tiene sus excepciones y los humanos que permanecen despiertos (o semi despiertos) en el plano astral después de morir se pueden reagrupar en dos categorías:

1) Los humanos que por haber adquirido un desarrollo más avanzado, son capaces de permanecer despiertos y conscientes después de haber fallecido. Y entre estos se encuentran los adeptos, los magos negros, los chamanes y sus discípulos avanzados respectivos.

2) Y los humanos todavía “comunes” pero que por diversos motivos no pueden caer en ese sueño akashico. Y algunas de las razones por las que no pueden dormirse son:

-        Porque tienen una gran adicción hacia alguna droga (cigarro, alcohol, cocaína, etc.) lo que les impide poder descansar y continuamente están buscando gente viva a través de las cuales puedan satisfacer su adicción.
-        También está la gente que está obsesionada con alguna actividad (lujuria, gula, etc.) y también su necesidad las lleva a buscar personas a través de las cuales puedan satisfacerse.
-        Están también las personas que mueren de manera muy brutal (asesinato, accidente de tránsito o aéreo, etc.) y que el trauma por el que pasaron les impide poder descansar.
-        También están los suicidas cuya profunda depresión en la que se encuentran les impide poder encontrar reposo en el sueño.
-        Etc.



¿Cuánto tiempo permanecen las persona en el astral después de morir?

Permanecen el tiempo de lo que habría durado su vida normalmente en la Tierra. O sea que por ejemplo, si una persona tenía destinado vivir hasta los noventa años, pero por un accidente murió a los cincuenta. Entonces esa persona va a permanecer todavía cuarenta años en el astral.

¿Por qué?

Porque como vimos, Manas es muy ligero. Entonces para poder descender hasta la Tierra, tiene que amarrarse a su vehículo terrestre a través de Kama. Pero acuérdense que el vehículo terrestre está compuesto por tres elementos. Por consiguiente, cuando el cuerpo físico fallece, todavía su contraparte sutil (el cuerpo astral y el cuerpo energético) siguen existiendo. Y seguirán existiendo hasta que se le acabe la vida útil al cuerpo energético.

Para que me lo comprendan, les doy una analogía: un motor eléctrico cuando se prende hace circular la electricidad, lo que permite que funcione el aparato que lo contiene. Pero el propio motor tiene una duración de vida útil limitada y el día que esa vida útil se acabe, el aparato deja de funcionar. Y de la misma manera, el cuerpo energético hace funcionar al vehículo terrestre, pero el propio cuerpo energético tiene una vida útil limitada y esta corresponde a la duración de vida en la Tierra por la cual fue programado.

Ahora bien, resulta que el cuerpo astral y el cuerpo energético también están sometidos a la ley de gravedad. De ahí la razón que hasta que estos cuerpos sutiles no fallezcan también, la persona no puede ascender hacia el Kama-Loka.




2. ESTANCIA EN EL KAMA-LOKA

El Kama-Loka es como una especie de basurero donde se queda toda la parte baja de la persona que no puede ascender al mundo divino. Y esto se debe porque la vibración del mundo divino es tan elevada que ahí solo pueden vibrar las vibraciones más nobles y sublimes de la existencia.

En otras palabras, en el mundo divino solo hay lugar para todo lo que es bueno. Ahí no puede haber ni bajos pensamientos ni bajas emociones. Y es por eso que todas esas bajas vibraciones se quedan en el Kama-Loka.

Lo que implica por consiguiente que durante su estancia en el Kama-Loka las personas se van a dividir en dos:
  • Todas las cualidades que desarrollaron, todo el conocimiento que adquirieron y todas las buenas vibraciones que generaron durante su estancia en la Tierra (o sea todo lo bueno que hay en ellas) va a ascender al mundo divino.
  • Mientras que todo lo malo que hay en ellas: todos sus defectos, vicios, etc. Todo eso va a quedar como un desecho en el Kama-Loka, el cual paulatinamente se va a ir desintegrando.



A ese desecho, los teósofos lo llaman “un elementario” y ya se imaginarán que mientras más mala haya sido una persona, más el elementario va a guardar la mayor parte de la persona y solo una pequeña parte de su ser ascenderá al mundo divino. E inversamente, mientras más la persona haya sido buena o elevada, y más todo su ser entrará integralmente en el mundo divino, dejando sólo una minúscula porción en el Kama-Loka.

Estos elementarios normalmente permanecen inconscientes, pero pueden ser revitalizados por medio del flujo energético que generan los círculos espiritistas al invocarlos. Y una vez despertados, van a hacer todo lo posible para tratar de no desaparecer y por consiguiente van a buscar vampirizar energéticamente a los humanos que se encuentran en el plano físico.


¿Cuánto dura este proceso de separación en el Kama-Loka?

Como lo mencionó el Maestro Kuthumi: desde unas horas hasta varios años. Todo depende de cada persona. Y en el Kama-Loka, solo los humanos que han alcanzado el nivel de adeptos (o de magos negros) pueden permanecer conscientes y despiertos (y temporalmente los elementarios que han sido revitalizados).




3.    ESTANCIA EN EL MUNDO DIVINO

La parte buena de la persona vuelve a reintegrarse adentro del “bebé cósmico” y durante su estancia en el Devachan va a asimilar todas las experiencias que trajo con ella y que adquirió durante su estancia en la Tierra.

Y una vez hecho eso, también va a disfrutar de un periodo de inmensa dicha en donde la persona va a experimentar todo aquello que la haga más feliz.

El detalle es que lo va a experimentar en sueños ya que como vimos la inmensa mayoría de las personas todavía no tienen el desarrollo suficiente para estar despiertas en el mundo divino. Sin embargo ese sueño lo van a experimentar de una manera tan intensa y realista, que las personas lo sentirán más real que si lo vivieran en el mundo terrenal. Y sin nada negativo que las pueda perturbar.


Y cuando les explico esto a la gente, la pregunta que usualmente me hacen es:

¿Entonces no vamos a poder estar junto a nuestros seres queridos?

Y la respuesta es que sí van a estar, ya que las almas se agrupan en función de sus similitudes. El detalle es que van a estar durmiendo. Y cuando los sueños se asemejan, se sintonizan entre ellos. Por lo que sería más preciso decir que van a estar soñando juntos.


La estancia en el Devachan es un periodo de inmensa bienaventuranza que sirve también de reposo reparador. Y los Maestros dicen que actualmente la duración promedio de los humanos en el mundo divino es de 1’500 años. Aunque obviamente hay grandes diferencias: desde los que se quedan solo unos pocos meses, hasta los que residen durante muchos milenios. Todo depende del grado de desarrollo que la persona haya adquirido, el karma positivo que haya generado y las experiencias que haya obtenido durante su estancia en la Tierra.



4.    PROCESO PARA UNA NUEVA REENCARNACIÓN

Cuando todas estas fuerzas mentales y psíquicas que mantuvieron al Ego en el mundo divino, han sido agotadas. Manas se prepara para enviar un nuevo rayo de su esencia hacia la Tierra para vivir una nueva reencarnación y por consiguiente un nuevo periodo de desarrollo.

Y así el ciclo se repite.


Y de esta manera el humano se va desarrollando más y más con cada nueva reencarnación que efectúa. Hasta que un día “el bebé cósmico” se vuelve un ser cósmico plenamente desarrollado.


Entonces ese humano muy evolucionado va a sublimar sus cuatro cuerpos inferiores y transformarlos en energía. Y no necesitando más reencarnar (ya que todo el desarrollo que podía aportarle la Tierra, ya lo ha obtenido). Ese humano va a comenzar su vida cósmica en el mundo divino.



Ahora bien (y este es otro concepto erróneo que tiene la gente), el mundo divino NO es una región en donde todo el mundo vive en el mismo lugar.

Los tres planos que les mencioné (el plano mental, el plano buddhico y el plano atmico) sólo son una pequeña parte (la parte más densa).



De hecho el mundo divino está constituido por numerosos otros planos de existencia y a medida que vayan evolucionando más los humanos (pero esta vez ya a nivel cósmico y no solo a nivel planetario) irán accediendo a planos de existencia cada vez más superiores hasta alcanzar la Conciencia Divina que dirige toda la Creación.

Sin embargo, no lo harán como humano, ya que si bien su existencia como “humanos divinos” es descomunal (los Maestros hablan de millones de años) está también tiene un fin. Y después tendrán que volver a regenerarse en un nuevo ciclo evolutivo. Pero para entonces lo harán en un reino superior al humano. Lo que los católicos llaman la jerarquía angelical y los teósofos llaman la jerarquía de los Dhyani-Chohanes y quiénes son los inteligencias superiores encargadas de supervisar el Universo.



Observación: aquí les resumí la explicación que dan los Maestros trans-Himalayicos, pero pueden leer los capítulos donde detallo el asunto en este (link) en el tema “Muerte y Vida en el Más allá”.


¿QUIÉN ES MAITREYA?




Antes de decirles quién es Maitreya, primero deben de saber que cada cierto tiempo (y esto en función de la ley del karma y la ley de los ciclos), la Divinidad desciende a la Tierra para llevar a cabo un trabajo espiritual entre los hombres, el cual generalmente consiste en volverlos a encaminar hacia el sendero de la Luz.

Pero como ese SER Divino es tan elevado, al grado que ya no puede encarnar en un cuerpo físico, esa Divinidad va a necesitar que un iniciado muy avanzado le sirva de “vehículo” en el plano físico.

Y a ese gran Maestro que brinda ese servicio de ser el receptáculo de la Divinidad, se le llama en el Oriente un Buddha (o un Avatar) y en el Occidente se le conoce como un Mesías.


Pues bien, en la tradición budista, Maitreya es el próximo gran Buddha que aparecerá en la Tierra para guiar a la humanidad.


Estatua de Maitreya del segundo siglo

(Hay que remarcar que varias religiones de la China y de la India adoptaron la figura de Maitreya y le han dado otras interpretaciones, pero la versión más genuina es la del budismo.)



¿Y QUÉ DICE EL ESOTERISMO?

La Teosofía coincide con la tradición budista, pero con el detalle que Maitreya no será el próximo, sino el último gran Mesías que vendrá a la Tierra para guiar a la humanidad hacia el Nirvana antes de que la vida llegué a su final en el planeta.

Y así Blavatsky dice:

« La enseñanza budista sobre la futura venida de Maitreya, en realidad se refiere al mismo evento futuro que profetizan las escrituras hindúes con la venida del Avatar Kalki y también a la Soshiosh (o Saoshyant) de la tradición zoroástrica. Todas ellas son simplemente diferentes nombres para un mismo suceso. »
(Glosario Teosófico)


« Maitreya es el nombre con el que designan los budistas al próximo quinto Buddha y que corresponde al Avatar Kalki de los brahmanes. Pero en realidad, en la enseñanza oculta Maitreya es el nombre con el que se designa al último Mesías que vendrá a la culminación de este Gran Ciclo [que es la cuarta ronda].

Él aparecerá como Maitreya Buddha en la séptima Raza-Raíz en donde restablecerá la justicia en la Tierra y será el último de los Avataras y Buddhas.

Por lo que no es en nuestra terriblemente materialista época presente (conocida en el Oriente como la Kali-Yuga – “La Era de la Oscuridad”) que un nuevo Salvador de la Humanidad puede aparecer [y esto debido a que durante la Kali-Yuga la humanidad debe de purgar todo el karma que acumuló en las eras pasadas antes de poder continuar con su evolución espiritual].

Y es por eso que no más “Salvadores de la Humanidad” pueden aparecer en la Tierra en lo que resta de la Kali-Yuga. Además que todas las necesidades de conocimiento y de enseñanza espiritual que los humanos necesitan ya se les han sido otorgadas y corresponde ahora a ellos de hacer el esfuerzo en aplicarlas. »
(La Doctrina Secreta, pág. I:384, I:470 y II:483)


« La tradición budista dice que cuando el señor Buddha oiga la hora llegar, entonces Él enviará a Maitreya a la Tierra y después el viejo mundo será destruido.

Esto corresponde con la tradición gnóstica que dice que cuando el Espíritu de CRISTO haya recogido toda la espiritualidad y toda la Luz [que existe en la materia] y la haya liberado del imperio de Ialdabaôth [que es la ignorancia que yace en la materia y que la gente identifica con “el mal”], entonces la redención se logrará y el fin del mundo llegará. »
(Collected Writings, XIV, p.161)

Y yo añadiría que también corresponde a la tradición cristiana, la cual dice que al final de los tiempos Jesús regresará, vencerá al mal que hay en la Tierra y a todos los justos se los llevará con él al Paraíso.

Y como pueden ver, son diferentes maneras de expresar el mismo evento que va suceder al final de este ciclo evolutivo de la humanidad.



¿Y QUIÉN VA A SER MAITREYA?


No lo sabemos, porque es como si preguntaran:

¿Quién va a ser el próximo presidente?

Cuando llegue el momento se harán las elecciones y el candidato que tenga la mayor cantidad de votos, ese será el presidente.

Pues bien, algo parecido sucede aquí. Y cuando llegué el momento de que el próximo (o el último) Gran Reformador espiritual aparezca en la Tierra, se verá entre los grandes Iniciados cuál es el más apto para cumplir esa labor y ese Adepto será Maitreya.

Por lo tanto comprenderán que es inconsistente hablar de Maitreya como si se tratará de una persona, porque Maitreya no es un individuo específico, sino un puesto de trabajo en el desarrollo de la humanidad. Y además es un puesto que todavía falta muchísimo para que vaya a ser ocupado.




¿Y CUÁNDO APARECERÁ MAITREYA?


Tampoco se sabe, porque cada quien va con su interpretación de lo que dicen los textos religiosos. Siendo además estos muy diversos debido a que con el tiempo se han ido añadiendo inventos.

Los más optimistas dicen que cuando Siddharta Gautama estaba muriendo, profetizó que Maitreya aparecería cinco mil años después de su fallecimiento. Lo que en nuestro calendario correspondería al año 4’457 D.C. (ya que Blavasky menciona que Siddharta murió en el año 543 A.C.)

Pero hay otros que mencionan que será dentro de 30’000 años, otros que dicen que será dentro 427’000 años, otros que señalan que será dentro de 9 millones de años y otros que hablan hasta de 5’670 millones de años…!!!

¿Y qué dice el esoterismo?

Los Maestros no han hablado al respecto, pero dejan entender que faltan entre 20 a 30 millones de años para que la humanidad llegue al final de esta cuarta ronda.




¿ENTONCES POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LA PRÓXIMA LLEGADA DE MAITREYA A LA TIERRA?


Por ignorancia. Porque la gente se deja engatusar por lo que dicen ciertos “guías esotéricos” sin darse la pena de investigar más a fondo esas declaraciones. Y para mostrárselos, a continuación les voy a resumir la historia de las alteraciones que esos individuos han hecho sobre Maitreya.

En el ambiente esotérico, el primero que inventó de que próximamente iba a llegar Maitreya, fue el ex-sacerdote anglicano:

Charles Leadbeater


Inicialmente Leadbeater había tenido que renunciar a su membrecía en la Sociedad Teosófica de Adyar a causa de un escándalo de pederastia. Sin embargo, cuando su colaboradora y amiga Annie Besant tomó la presidencia de dicha Sociedad, ella manipuló para que Leadbeater fuera de nuevo admitido y lo ascendió a una posición prominente, lo que causó el enojo de muchos miembros que en protesta se fueron, pero ni a Besant ni a Leadbeater les importó.

Y Leadbeater sintiendo que tenía pleno control sobre Annie Besant, decidió transformar a la Sociedad Teosófica de Adyar en una secta adventista. Y para ello, al poco tiempo de su readmisión declaró que no era cierto que todavía faltaba mucho para que Maitreya apareciera, y que en realidad gracias a sus poderes psíquicos y de clarividencia, él había descubierto que Maitreya iba a llegar en los próximos años.


En su libro “La Vida Interior” escribió:

« El gran propósito de esta agrupación es de preparar el camino para el nuevo Mesías o como lo llaman en los círculos teosóficos: el próximo advenimiento del Señor Maitreya quien es el gran instructor espiritual de la humanidad y que va a traer una nueva religión a los humanos.

Se acerca rápidamente el tiempo de la proclamación de esta nueva doctrina religiosa que unificará a todas las demás religiones. Y deben de saber que el Señor Maitreya es llamado en Occidente: el Cristo. »
(The Inner Life I, pg. 9, 19 y 151, The Theosophical Press, ed. de 1922)


Como en ese tiempo, la palabra “Maitreya” era poco conocida en Occidente, para atraer al público occidental, Leadbeater dijo que Maitreya y Cristo eran el mismo ser. Por lo que lo llamó:

“El Señor Cristo-Maitreya, el instructor del mundo”

Y según Leadbeater, el Señor Cristo-Maitreya es un alma muy avanzada que vive en un cuerpo físico aquí en la Tierra, en algún lugar de la cordillera del Himalaya, y que había instruido a la humanidad a través de Jesús y ahora iba a volver a hacerlo a través de un nuevo humano que Leadbeater iba a preparar.


En su libro “Los Maestros y el Sendero” Leadbeater escribió:

« El señor Maitreya lleva en la actualidad un cuerpo de la subraza celta, aunque cuando aparezca en el mundo para enseñar a su pueblo (como muy pronto tratará de hacerlo), entonces asumirá el cuerpo preparado para Él por uno de sus discípulos.

Hermosísimo es el rostro del Señor Maitreya, de rasgos firmes y sin embargo suavísimos, con abundante cabellera que como una lluvia de oro, le cae sobre los hombros. Su barba es puntiaguda, como se le representa en antiguas pinturas y sus ojos son de un maravilloso color violado. Parecen dos flores gemelas, dos luceros, dos profundos y santos orificios llenos de las aguas de sempiterna paz.

Su sonrisa es de una inefable dulzura y le rodea un deslumbrante nimbo de luz resplandeciente matizada por el admirable reflejo rosado que siempre brilla en el Señor de Amor.

Podemos imaginarlo sentado en su gran salón frontal de su casa en los Himalayas, en donde se abren varias ventanas que dan a las terrazas y a los jardines, y a lo lejos se divisan las onduladas planicies de la India.  O bien cabe imaginárnoslo vestido de flotante túnica blanca con amplia cenefa de oro, paseando por el jardín para gozar del fresco cuando cae la tarde, entre las hermosas flores que embalsaman el aire con su exquisita fragancia.

Admirable es en toda medida y descripción nuestro bendito Señor el Cristo porque de Él fluye el amor que conforta a millones de almas, y Su voz es la voz que habla como jamás lo hizo hombre alguno, ya que sus docentes palabras dan paz a los ángeles y a los hombres. Y dentro de pocos años, los que andan por los tenebrosos caminos del mundo oirán de nuevo sus palabras y sentirán la influencia del amor de Cristo.

¡Ojalá podamos disponernos a recibirlo cuando aparezca y darle el adecuado recibimiento y fiel servicio! »
(Capítulo II titulado “El cuerpo físico de los Maestros”, 1925)


En ese libro Leadbeater también asegura que el Señor Maitreya:

-      se le ha llamado repetidamente el Instructor de los ángeles y los hombres.
-      que estuvo en Palestina hace dos mil años.
-      que habla perfectamente el idioma pali primitivo.
-      que su discípulo fue el “Maestro Dhruva”.
-      que le sucedió al Señor Buda en el oficio de Bodhisatva.
-      que les recomendó a Leadbeater y a Kuthumi publicar el libro “A los pies del Maestro”.
-      que durante el festival del Wesak sólo a él se le presta en exclusividad el “Cetro de Poder” para dirigir la ceremonia.
-      que invitó a Leadbeater a presenciar la iniciación de uno de los  miembros más jóvenes, ceremonia que el propio Señor Maitreya dirigió.
-      que el maestro Kuthumi y el Señor Maitreya están unidos, pero que aún es todavía más íntima la unión del Señor Maitreya con el segundo aspecto del Logos.
-      que el Señor Maitreya ya ha aparecido ante el mundo dos veces: la primera en la persona de Krishna y la segunda en la persona de Jesús.



Y todas estas afirmaciones que hizo Leadbeater me demuestran que era sumamente charlatán.


¿Por qué?


¡PORQUE TODO ESO ES FALSO!


Para comenzar, como vimos anteriormente, Maitreya no es el nombre de la Divinidad que va a descender, sino el nombre que se le da al próximo (o al último) Gran Maestro que va a manifestar a la Divinidad entre los hombres.

(Aunque hay que remarcar que en algunos textos religiosos, sobre todo en los brahmánicos, tratan a Maitreya como si fuera una deidad porque los hombres tienen esa manía de todo idolatrar.)

Y por consiguiente sería más correcto decir que así como Jesús manifestó a través de su persona a Cristo. De la misma manera Maitreya en el futuro también va a manifestar a Cristo.

Pero Cristo no es un alma elevada que vive en un cuerpo físico y en secreto en los Himalayas como lo quiere hacer creer Leadbeater, sino que es la CONCIENCIA DIVINA que se ocupa de la humanidad. Y por consiguiente el Cristo ya no tiene forma debido a que es Esencia Pura.

Y es por eso que Blavaysky dice:

« Cristo es un término simbólico para referirse al Principio Divino puramente impersonal y universal del Espíritu que está presente en todo el Universo. »
(The Secret Doctrine I, p.132)


Y es por eso que el Maestro Pastor dice:

« Quisiera tanto hacer entrar en sus mentes la noción de universalidad y de omnipresencia. Y que comprendan que el Cristo está en todas partes. Y el Cristo está en Jesús, pero también está en Buda y en cada uno de los grandes instructores espirituales que han aparecido para guiarlos.

Comprendan que no se le puede dar un límite a lo que no tiene. Y buscar a Cristo, idolatrando a su forma, es alejarse del lugar donde se encuentra. »
(Conferencia del 24-06-87)


Entonces si quieren tener una visión más correcta de Cristo, no lo visualicen teniendo una forma humana.




Visualícenlo como una ENERGÍA Cósmica y Divina que está dotada de Conciencia, de Inteligencia y de Amor.




Y por consiguiente sería más correcto decir que cíclicamente grandes Maestros como Jesús, han manifestado a la CONCIENCIA DIVINA a través de ellos mismos para ayudar a la humanidad a evolucionar, y de la misma manera lo hará Maitreya cuando tenga que aparecer en la Tierra.



Leadbeater invento el personaje ficticio del “Señor Cristo-Maitreya” para engatusar a la gente. E hizo más destrozos como a continuación se los voy a contar.

Como vimos, Leadbeater pretendía codearse con los Maestros de la Jerarquía planetaria hasta en los niveles más altos (e incluso hasta con el “Rey” que según él era la presencia del Logos Solar).  Entonces era lógico que ellos le encomendaran encontrar, instruir y preparar al humano que iba a servir de “vehículo” para el Señor Maitreya.

Primero Leadbeater se interesó por el hijo de Weller van Hook, un cirujano de Chicago quien había sido cómplice de Annie Besant para readmitir a Leadbeater, y en compensación ella lo nombró Secretario General de la Sociedad Teosófica Adyar de los Estados Unidos. Incluso hasta Leadbeater se había llevado al muchacho a la Sede central en la India para un “entrenamiento especial”.

Pero en 1909 conoció a un joven indio de 14 años llamado Krishnamurti y declaró que ese muchacho iba ser el vehículo que el Señor Maitreya usaría para enseñar al mundo.


Sin embargo, cuando Krishnamurti a los 19 años mostró que no iba a ser tan fácilmente manipulable, “casualmente” entonces Leadbeater encontró a un nuevo prospecto para ser Mesías en otro joven hindú de trece años llamado Ragopal, pero para infortunio de Leadbeater su nuevo candidato no prosperó porque Krishnamurti era ya muy conocido.

Cada vez el asunto se fue volviendo más grotesco como cuando le designaron a Krishnamurti sus doce apóstoles (ver link).


Lo que hizo que muchos miembros se salieran porque no estaban de acuerdo con lo que se había convertido la Sociedad Teosófica, pero el sensacionalismo atrajo a mucha más gente y si en 1911 había 16’000 miembros, para 1929 ya eran 60’000.

Al principio Krishnamurti se creyó todo el asunto, pero a medida que fue creciendo física y espiritualmente, se dio cuenta que todo eso era falso, al grado que a los 34 años: abolió la organización que lo veneraba, rechazó las ideas de Leadbeater y Besant, y renunció a la Sociedad Teosófica para volverse un libre pensador.



Leadbeater repudió a Krishnamurti, diciendo que había sido un Mesías fallido y siguió profesando que el Señor Maitreya pronto regresaría, aunque a partir de entonces se mantuvo nebuloso con los detalles de su llegada. Y además le añadió una pareja porque anunció que también vendría la “Madre del Mundo” a través de una joven india que según él, era el vehículo elegido por la Virgen María para volver a la Tierra.

(O sea que el tipo ya estaba completamente perdido en sus delirios)

Leadbeater murió pocos años después, pero desafortunadamente nuevos embusteros retomaron el invento de “la pronta llegada del Señor Cristo-Maitreya”.


(luego termino el capítulo)