Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

¿CUÁL ES LA VERDADERA FUNCIÓN DEL TERCER OJO?



Sobre este tema, el Maestro Pastor mencionó lo siguiente:

« Si observas un planeta pero solo con los ojos físicos, con tu ciencia y con todos los conocimientos y datos que esta dispone en la actualidad; lo que puedes descubrir por estos medios representará solamente el 10% de lo que es verdaderamente ese planeta.

Entonces para conocer a un planeta de una manera más completa, uno necesita desarrollar el ojo de la inteligencia (y el cual es más comúnmente conocido como el tercer ojo).

La gente piensa que el tercer ojo solo se usa para mirar las auras, observar los mundos invisibles, percibir los registros akáshicos, etc. Pero en realidad, cuando se aplica únicamente para esos fines, se está utilizando solamente de un 40 a 50% como máximo de su capacidad real.

Entonces,

¿Para qué sirve realmente el tercer ojo?

En realidad el tercer ojo no se usa únicamente para ver en el astral, o para ver en los registros akáshicos, o para ver el aura, y todas esas cosas.

Por supuesto, al inicio son las manifestaciones que los humanos que tienen activado su tercer ojo podrán contemplar. Pero sobre todo, el tercer ojo ha sido creado como un instrumento de descubrimiento, y está dentro de ustedes para que puedan conocer en profundidad todo lo que observan a través de él. Y esto es posible porque cuando el tercer ojo se encuentra muy desarrollado, tiene la capacidad de descubrir lo verdadero.

Y en este punto, el tercer ojo podría compararse con sus telescopios, excepto que cuando miran algo con un telescopio, solo perciben la imagen, pero no la inteligencia de lo que están observando. Entonces si miran un planeta a través de un telescopio, podrán observar su superficie, su atmosfera, etc. Pero no van a poder percibir ni sentir la inteligencia de ese planeta.

En cambio, si miran a través del “telescopio esotérico” que es el tercer ojo, no solo van a obtener la misma visión física de ese planeta, sino que además van a recibir toda la información energética que concierne a ese planeta.

Y es por eso que en el plano astral, cuando pueden ver los colores del aura, no solamente ven el aura, sino que también sienten al individuo tal como se encuentra, y esto debido a los colores que emana.

Por consiguiente, el tercer ojo permite la visión y la comprensión de la visión, y ese es el punto importante.

Todo el mundo se detiene en la visión. Pero en realidad, una vez que comienzan a percibir por medio del tercer ojo, eso significa simplemente que ya pueden comenzar a trabajar seriamente con en el tercer ojo, y que entonces deben de comenzar a utilizarlo también como un órgano espiritual que permite la comprensión de lo que se observa.


¿Y de qué manera?

Es muy simple, solo tienen que enfocarse completamente en el sonido.

Me explico: la gente que tiene su tercer ojo ya activado está acostumbrada a enfocarse en las imágenes, los colores y los símbolos que aparecen.

Pero lo que en realidad hay que hacer es que tan pronto como el tercer ojo comience a funcionar, deben retirarse del mundo fenomenal de las imágenes y de los colores, para enfocarse completamente en el sonido, porque es el sonido el que permitirá lograr esa mayor evolución en el manejo del tercer ojo. Y este sonido en cuestión es una “i” muy aguda.

Entonces para aquellos que ya tienen la capacidad de ver el aura o ver formas sutiles, es importante que practiquen la meditación, y cuando la practiquen, al mismo tiempo que se estén enfocando en el tercer ojo, escuchen en su cabeza (o para aquellos que todavía no pueden escuchar de manera natural ese sonido) formulen en su cabeza el sonido “i” de la manera más aguda que puedan imaginar, sin pronunciarlo, solo pensándolo. Y verán que su meditación se fortalecerá.

¿Por qué?

Porque muchas personas sufren de pérdidas de concentración durante la meditación. Pero si se enfocan en este sonido, estarán obligadas a desarrollar una concentración porque estarán ocupando varios de sus sentidos al mismo tiempo:

  • El sentido del oído ya que aunque no pronuncien ningún sonido, estarán ocupando sus oídos debido a que sutil y psíquicamente estarán escuchando el sonido “i”.
  • Y también estarán ocupando su mental, ya que tendrán que concentrarse para producir y pensar acerca de ese sonido.
  • Y también estarán ocupando sus ojos, los cuales deberán concentrarse absolutamente en la dirección del tercer ojo.

Y así la concentración que se desarrolla es profunda, y mediante esta concentración absoluta, pueden progresivamente llegar a descubrir la visión superior que permite el tercer ojo, en donde junto a la visión se añade el entendimiento y la comprensión de lo que están observando.

Y es de esta forma como actúan los Maestros, no es de otra forma. Y así por ejemplo, cuando Jesús le dijo a su discípulo:

« Ve a las puertas de Jerusalén porque un burro me está esperando allí,
y me lo traes. »


¿Dijo Jesús esto porque era un vidente?
¿Dijo eso porque tenía el don de la adivinación?

No

Nada de todo eso. Jesús ni siquiera le interesaba hacer esas cosas, pero en cambio, el alcance de su comprensión era tan grande, y el entendimiento que le permitía su tercer ojo era tan grandioso, que dondequiera que él pusiera su conciencia, tenía instantáneamente la visión y la comprensión de ello.

Y por lo tanto le bastó a Jesús con pensar simplemente en Jerusalén, para saber inmediatamente lo que le esperaba allí:

- el burro que estaba a las puertas de la ciudad y que le permitiría entrar, y también la muerte que le aguardaba para cumplir con su destino...

~ * ~

Entonces como lo pueden constatar, los Maestros usan el tercer ojo de una manera y a un nivel muy diferente de como lo usan las otras personas, y cuando ustedes logren alcanzar también ese grado de visión, entonces ustedes podrán mirar realmente dentro de la vida misma.

Por ejemplo, podrán ingresar a la célula y podrán conocer su inteligencia, conocer su plan, su determinación y su función oculta. Mientras que actualmente con vuestros microscopios, solo pueden observar su actividad física.

Y yendo aún más lejos en lo infinitamente pequeño, podrán hacer lo mismo con los átomos y las partículas, mientras que en la actualidad ni siquiera físicamente pueden verlos.

Y es por eso que los discípulos ya avanzados incorporan el plan divino por medio del tercer ojo y no de otra manera como sería a través del dialogo o con la intermediación de un escrito, etc.

Lo hacen por medio del tercer ojo, debido a que las maneras tradicionales ya no son suficientes porque para poder verdaderamente efectuar algo, debes ser capaz de comprenderlo en sus aspectos más profundos, para así poder sostenerlo (de la misma manera como el marinero sostiene el timón de su navío en sus manos).

Porque si el marinero no sabe cuál es la dirección que debe de tomar, inevitablemente irá en cualquier dirección. Entonces la habilidad del discípulo debe ser eso: conocer el curso que le enseña el Maestro, conocer su navío y mantener ese curso a través de su navío»

(Conferencia del 7.11.87)





OBSERVACIONES

En otra conferencia, Pastor explicó que cuando los humanos alcanzan un cierto nivel de evolución, ellos adquieren lo que los Maestros llaman “el conocimiento instantáneo. Y a partir de entonces solo tienen que enfocarse en algo para que puedan obtener toda la información de ese algo. Y aquí descubrimos que esa facultad se obtiene a través del tercer ojo cuando se usa en su capacidad superior.

Pero también Pastor alertó en otra conferencia que no hay que querer despertar el tercer ojo sin antes haber dominado nuestra naturaleza inferior, porque entonces arriesgamos ser invadidos y atormentados por numerosas entidades nocivas del bajo astral.

Cuando encuentre esas conferencias se las transcribo.




LA ASTROLOGÍA Y LOS RAYOS




Sobre este asunto, el Maestro Pastor dijo lo siguiente:

« Cuando los astrólogos quieran estudiar los temas astrológicos de una manera más profunda, ellos ya no deberán de considerar solamente a los planetas, sino que deberán y más importante considerar a su rayo (y más allá del rayo deberán de considerar también a la Entidad cósmica que preside a cada uno de esos planetas) porque entonces realmente sabrán cómo determinar el camino iniciático del individuo, en lugar de solo describirle su carta astral.

Y por supuesto las cosas del plano físico también cuentan, y estas se encuentran en gran medida determinadas en el tema astral. Pero para alguien que quiere moverse en la astrología de una manera mucho más iniciática , y también para alguien que quiere aconsejar a las personas de una manera mucho más profunda, entonces debe de considerar el rayo de cada planeta.

Muchos de ustedes ya conocen los primeros tres rayos, es decir, los rayos de la voluntad, el amor-sabiduría y la inteligencia activa, así como los otros cuatro rayos que son bastante conocidos ahora.

Pues bien, cuando lleguen a determinar el rayo del planeta (y teniendo en cuenta los aspectos que los otros planetas hacen con ese planeta) entonces podrán saber muchas cosas más sobre ese individuo.

Por ejemplo, podrán saber cuáles serán las pruebas iniciáticas por las que tendrá que pasar, o qué es lo que tiene que aprender en esta vida, qué aspectos de su ser debe abandonar, dónde será confrontado, de qué debe desprenderse, etc.


¿Por qué insisto tanto en los rayos?

Porque justo ahora, muchos astrólogos dicen que pueden hacer temas iniciáticos considerando el aspecto psíquico de los planetas. Y es cierto que esa manera de proceder ya es un nivel más alto que la astrología tradicional y ese método se está extendiendo cada vez más en la actualidad.

Pero eso no es todo, y es por ello que es necesario sobre todo considerar el rayo (o sea sobrepasar incluso la influencia psíquica de los planetas).

Y cuando consideren el rayo, sabrán cuáles son los aspectos que ese rayo va a proyectar en el plano iniciático, psíquico e incluso físico. Y es por eso que cuando los astrólogos hagan temas astrológicos a partir de los rayos, toda la astrología cambiará.

En este momento hay muchos astrólogos que tienen buena voluntad y están tratando de ir más allá, buscan descubrir mucho más sobre el alma y las energías, pero se encuentran muy atorados y muy paralizados en su búsqueda.

¿Por qué?

Porque para poder ir más lejos es necesario comprender y mezclar la vieja tradición astrológica con el conocimiento de los rayos.

Y seguramente algunos de ustedes me dirán que los rayos, en cualquier caso, se determinan muy rápidamente, y que cuando nos familiarizamos con sus características, nos damos cuenta de que su naturaleza finalmente se resume en cada ocasión con algunas palabras.

Y eso es cierto, pero ahí es donde se encuentra el verdadero trabajo de cada discípulo astrólogo que econsiste en saber encontrar la apertura de estas palabras y comprender lo que implican vibratoria y enérgicamente en el tema astral»

(Conferencia del 7.11.87)





OBSERVACIONES

Entonces vemos que para poder estudiar más profundamente la astrología, también hay que estudiar los rayos. Desafortunadamente se han inventado muchas cosas falsas sobre los rayos, y es por eso que les recomiendo que sean cautelosos.

Por ejemplo, los seguidores de Alice Bailey aseguran que ella es la que más explicó sobre los rayos, pero cuando estudias la enseñanza de Alice Bailey con mayor atención, descubres que su enseñanza se encuentra llena de falsedades.

Por ejemplo, Alice Bailey se equivoca tremendamente con los planetas sagrados como lo demuestro en este otro capítulo (ver link).

Y si los planetas sagrados son erróneos, entonces las correspondencias que hace con los rayos también lo van a ser.

En el blog voy a ir poniendo toda la información interesante que vaya encontrando sobre los rayos, pero para los que no quieran esperar, mi recomendación es que investiguen lo que se dice al respecto en la Teosofía Original, porque esa es la verdadera enseñanza que fue aportada por los Maestros de Shambala, mientras que la mayoría de las otras “enseñanzas esotéricas” que surgieron después se encuentran en mayor o menor medida tergiversadas y alteradas.