EXPLICACIÓN DEL MANTRA « SO HAM »




El mantra « SO HAM » es probablemente el mantra oriental más famoso después de « OM ». Lo encuentran en las diferentes religiones y corrientes espirituales orientales y significa:

«  yo soy Él, yo soy Dios  »

(Entendiendo por Dios a LO DIVINO, o sea a esa realidad última que trasciende todo en la Creación y que en la teosofía se le llama ATMA o el “Espíritu Divino”.)

Curiosidades

Y es así que en la tradición védica, se dice que cuando un niño al nacer, llora diciendo: ¡Ko-ham, ko-ham! (que en sanskrito significa ¿Quién soy?)

(Ya que Ko-ham también es una onomatopeya, o sea una palabra que se asemeja a un sonido y en este caso se asemeja al sonido del llanto que emite un bebe al nacer.)

Y cuando se calma, el Espíritu del Universo le responde por medio de su respiración diciendo: “So-Ham, so-ham” (o sea: tú eres YO)

Y esto tiene por cierto una profunda realidad, ya que los humanos son seres Divinos que desciende a la materia para poder regenerarse y así regresar al mundo divino como seres plenamente activos y despiertos.


(Esto lo detallaré en ¿Por qué venimos a la Tierra?)

En la tradición popular, Soham significa también un cisne el cual es un animal que se asocia con lo divino.

En las escuelas de meditación, se le suele denominar “el mantra natural” o “el mantra que no se pronuncia” debido a que se asemeja al sonido que el cuerpo hace al respirar  profundamente.

Tápense las orejas, presten atención, y verán que:
  • El “so” se asemeja al sonido que hace el aire al inhalar, y 
  • El “ham” se asemeja al sonido que hace el aire al exhalar.
Leí que algunas escuelas orientales prefieren comenzar con la exhalación y por ello llaman a este mantra “HAMSA”.




EXPLICACIÓN ESOTÉRICA DEL MANTRA SO HAM

La estructura de la creación puede sintetizarse en los siete planos de existencia.


Más esta “electricidad”, esta energía divina que constantemente pasa de un plano de existencia a otro, sin transformarse, sin deformarse y sin reducirse. Esta energía que proviene directamente del pensamiento de Dios y que toca al ser humano en lo más profundo de su alma.

(Esta energía la detallo en El poder de Dios)

Y es por cierto esta energía, la que mantiene al alma con vida, ya que sin esta proyección incesante, el alma se deformaría. Simplemente al contacto con su personalidad, la cual es tan difícil de manejar y vivir con ella. Sin esta energía divina, el alma sería completamente distorsionada y no podría hacerse planes de evolución, porque todo estaría muerto en unas pocas generaciones.

Esta energía divina “eléctrica” que proviene directamente de la mente divina es como un mantra. Y es un mantra que ustedes conocen bien, al menos para algunos. No es una ninguna palabra secreta, mágica que pueda servir para hacer milagros. No. El único milagro que cumple, es el milagro de la presencia, es decir, la perpetuidad del alma. Y de hecho, es la única palabra que repite el alma, mientras que no se encuentra todavía plenamente despierta a sí misma.

Y durante ese tiempo, ella es alimentada por la repetición de esa palabra, que por cierto, ella no repite conscientemente, pero que es repetida por el Gran Repetidor (que es el pensamiento de Dios) ya que ÉL envía constantemente esa vibración. Y no lo repite para ÉL mismo, sino que lo envía como alimento para todas las almas, porque sin esa vibración, las almas serían completamente devoradas por las personalidades y sometidas únicamente a los deseos de las personalidades.

Los hindúes han interpretado esta palabra como:

«  SO HAM  »

Lo que se puede traducir en español como:

«  YO SOY ESO  »

Y el hecho de que el pensamiento divino emita ese recuerdo incesante, esa repetición constante, hace que entretiene en el alma una energía continua como si fuera un circuito cerrado. De esta manera, ella se recuerda a ella misma que ella es el alma. Entonces, el alma persiste y repite incansablemente:

«  SO HAM, SO HAM  »

O si lo prefieren en español:

«  YO SOY ELLO, YO SOY LO DIVINO  »

(Y es que deben de saber que al principio de vuestra evolución, vuestra parte superior, o sea la individuad, se encuentra dormida, mientras que la parte inferior, o sea la personalidad, se desarrolla más rápidamente, ya que interactúa intensamente en el mundo físico. Esto lo explico en el capítulo: en realidad todos estamos durmiendo en el vacío)

Y si efectúan esta repetición en un estado meditativo y de manera a que se vuelva una profunda convicción, entonces si lo hacen correctamente, van a sentir en su ser como un chisporroteo energético, como si se encontraran sumergidos en una agua gaseosa. Y eso es la energía de SO HAM. Y como esa energía es inalterable, desde el Espíritu de la Divinidad hasta ustedes, pues bien, ustedes reciben SU energía: So ham, So ham


También hay otro beneficio que se genera por repetir ese mantra y este es más fisiológico. Cuando repiten ese sonido, el “Ham” resuena particularmente en la garganta. Y tan pronto como encuentran la manera de hacer vibrar ese chakra (el chakra laríngeo), junto con su correspondencia física (o sea la garganta) entonces armonizan el aura y restablecen ciertas energías que se encontraban, ya sea mal alineadas o ya sea ausentes.

Y es que deben de saber que hay un gran poder de armonización a descubrir, no sólo mediante el manejo de los chakras, sino también y sobre todo, por la vibración de los órganos físicos. Y es porque ciertos sonidos y ciertas músicas hacen particularmente vibrar una parte del cuerpo, y esta parte del cuerpo al vibrar, hace vibrar el chakra con el que tienen correspondencia. Y al invocar una energía y al hacer vibrar un chakra, entonces el chakra absorbe esa energía y así la persona se encuentra regenerada.

Y en la meditación siempre van a encontrar estas tres áreas:

Pongo a resonar ciertas partes de mi cuerpo. Ya sea porque yo manejo mi cuerpo como lo hace por ejemplo la disciplina del hatha-yoga, o porque repito ciertos sonidos, o porque pienso en ciertas frases, o porque visualizó ciertos colores, etc. Y entonces a través de esa resonancia, pongo a vibrar también al chakra correspondiente (algo que ustedes no saben hacer de manera consciente, pero simplemente ese proceso de manera automáticamente se lleva a cabo) y luego este chakra al activarse más, se convierte en una inmensa mano que agarra la energía que llega.

Y es por eso que al hombre nunca debería de faltarle energía. Con excepción de si viene justamente de utilizarla para algún trabajo o una creación. Pero no requiere más que de unas pocas horas de descanso o una noche de sueño para recuperarse. Los humanos por lo tanto, nunca deberían de quedarse sin energía,

¡Ya que la energía se encuentra por todas partes!

Y no sólo hablo de la energía del planeta, sino también de la energía del grupo humano, de la energía del pensamiento vigorizante de los Maestros, y la energía del pensamiento nutritivo de la Divinidad Solar. Entonces,

¿Cómo puede faltarles energía?

¡Pregúntense eso!

Al individuo sólo le puede faltar la energía que si se encuentra completamente encerrado sobre sí mismo, emplastado, con un aura tan replegada que incluso a la vibración sol se le dificulta pasar.

¡Por lo tanto, aprendan a abrir el aura!

(Maestro pastor, conferencia del 27-09-92)




LA MEDITACIÓN SO HAM


Encuentran varias versiones en internet. Básicamente consiste en entrar en un estado meditativo, o sea en un estado en donde sus pensamientos y emociones se encuentran pausados y se desconectan temporalmente del exterior para concentrarse en su conciencia interior. Para lograr eso, usualmente se ponen en una posición de meditación (ver la importancia de la postura para meditar).

Luego cierran los ojos y se ponen a respirar de manera cada vez más profunda, sin presionarse, pero buscando entrar en un estado cada vez más profundo de relajación. Y cuando sienten que ya llegaron a ese estado meditativo, entonces comienzan a repetir el mantra « SO HAM », y ahí cada instructor va con su versión:

  • Hay quienes recomiendan hacerlo en silencio, ya que consideran que de esa manera se concentra uno mejor. 
  • Leí que yoguis como Vivekananda o Sivananda recomiendan recitar el mantra  en susurro, ya que de esa manera “hablamos con nuestra voz interior que proviene del corazón y no con nuestra voz física”. 
  • Otros recomiendan pronunciarlo en voz alta para que “resuene intensamente a nuestro alrededor”. 
  • Y también hay quienes recomiendan asociarlo con la respiración y pensar o hacer como si mencionaran el vocablo “SO” cuando se inspira, y pensar o mencionar el vocablo “HAM” cuando se expira. 
  • Y los metafísicos recomiendan remplazar el mantra “SO HAM” por la entonación “YO SOY”.


Observación

Los instructores que no tienen conocimientos muy profundos, sólo  consideran la repetición del mantra como una manera de afianzar nuestra convicción en nuestra naturaleza divina. Pero como lo pueden constatar, la meditación So Ham tiene dos funciones:

     1)  Elevar vuestra conciencia, y
     2)  Regenerarnos energéticamente.

En el primer caso no se requiere que se pronuncie el mantra en sanskrito, pero no les recomiendo el término “Yo soy” porque este se encuentra muy impregnado con otros sentidos:

-        Yo soy Juan o yo soy María.
-        Yo soy un hombre o yo soy una mujer.
-        Yo soy alguien que sufre o que se encuentra lleno de penas,
-        Etc.

La frase “Yo soy” está tan asociada con aspectos de la personalidad que estos los va a distraer durante su meditación o los va a cansar por tener que hacer un esfuerzo mayor de concentración. Por lo tanto es mejor utilizar una frase que no tiene esas connotaciones, y el sanskrito, al ser una lengua mistica, sirve mucho para ello.

Ahora bien, si por más que lo intentan, no logran acostumbrarse al sanskrito, entonces utilicen otra frase. Pero por favor no digan “Yo soy Dios” porque eso es una discordancia. Por lo tanto, mejor digan:

« Lo Divino yace cada vez más en mí »


En el segundo caso, si bien considero en lo personal que asociar el mantra con la respiración puede ser energéticamente muy eficiente, también puede a cabo de un momento volverse muy pesado para quien no está acostumbrado a ello, y además que la persona suele terminar pronunciando el mantra de manera mecánica.

Ahora bien, lo más importante en esta meditación, es la intención que le pongan, ya que no se trata de pronunciar muchas veces el mantra “So Ham”, sino de pronunciar ese mantra, sintiendo cada vez más la convicción en ello, en lo que ello significa, o sea:

-        “que no eres un simple ser de carne y hueso, eso es sólo tu vehículo para interactuar en el plano físico. Pero tú eres mucho más que eso. Tú eres una chispa de la Divinidad que vino a la Tierra para evolucionar.”

Por lo tanto, les recomiendo que pronuncien el mantra como se sientan a gusto. Lo importante es que el significado del mantra vibre en su interior.

En cuanto a hacerlo a voz alta o no, todo depende cual sea su propósito, ya que como vimos, a nivel esotérico, para elevar la conciencia no se requiere pronunciar con la voz, pero para regenerarse energéticamente sí se requiere, ya que la resonancia del “HAM” en la garganta, ayuda a activar el chakra Vishuddha (o sea el chakra laríngeo) lo que va permitir que este chakra absorba la energía invocada.



Experiencia personal

Cuando era joven y andaba picoteando en todas las enseñanzas para ver qué podía servirme, supe de este mantra e intenté hacer la meditación So Ham, pero se me dificultó bastante.

Para comenzar, en ese entonces mi mente todavía estaba muy agitada lo que me impedía alcanzar el silencio interior. Por otra parte la técnica rítmica con la respiración me incomodaba y todavía no me acostumbraba a las palabras sanskritas. Así que lo dejé después de algunos intentos (y debo de admitir que no fui nada perseverante al respecto).

Sin embargo, y esto de manera casi instintiva e innata, siempre me gustó quedarme contemplando paisajes majestuosos e inmensos como pueden ser el océano, las montañas o las estrellas. Y usualmente me ponía al mismo tiempo a reflexionar sobre lo que había estudiado en el esoterismo. Y ahora me percato que esa manera de proceder tuvo un efecto similar a la meditación So Ham, ya que con el tiempo se fue desarrollando en mí una profunda convicción de que soy sobre todo una conciencia y no sólo un cuerpo con un cerebro. Por lo tanto se los menciono por si prefieren utilizar este método.





USO OCULTO DEL MANTRA « SO HAM »

Cuando se muere, antes de poder ascender al “Cielo” (al Devachan o mundo divino), todo el mundo tiene que pasar por una zona intermediaria (conocida en la teosofía como el Kama-Loka).


Requiere mínimo de tres días para todos los discípulos, para todos los iniciados y después de esos tres días se puede, ya sea regresar a la materia como lo demostró Jesús, ya sea partir hacia el mundo divino como lo hicieron otros iniciados después de su muerte.

Esperar tres días no parece mucho. Y de hecho tres días es nada comparado con el tiempo que se pasa en el plano divino antes de volver a reencarnar, pero esos tres días son muy importantes porque en ocasiones durante la espera, a veces se producen pérdidas de energía enormes. Lo que hace que el discípulo, para recuperar sus capacidades, debe de volver a su fuente iniciática, o sea ahí donde encuentra su correspondencia vibratoria, sus hermanos, su guía espiritual. Y debe de ser reforzado, en cierta forma renovado, por lo tanto tiene que renacer en ese plano sutil.

Y del mismo modo que tuvo que nacer en el plano físico, se ve obligado también a renacer en el plano espiritual, el cual al igual que la encarnación en el plano físico, requiere de nuevo de educación, adaptación, fortalecimiento, etc.

Por consiguiente, lo mejor es poder pasar en plena consciencia, con la adquisición total de sus energías. Y eso sólo lo pueden hacer aquellos que han meditado largamente, o sea que han ampliamente practicado la ciencia de la concentración.

¿Cómo hacer entonces para pasar rápido por ese mundo intermedio, para evitar ese renacimiento y así entrar en plena conciencia al mundo espiritual?

Para morir con la adquisición total de sus energías, se requiere morir meditando. Es decir que al momento en que sienten que van a morir (y todo el mundo sabe exactamente cuándo ese momento ha llegado) se necesita sólo de tres segundos para alinearse con su alma y partir en plena conciencia. Es por ello que este procedimiento no puede hacerse que por aquellos que han largamente meditado, o sea que han ampliamente practicado la ciencia de la concentración.

La concentración es algo que puede ser tan rápido como el rayo. No hay necesidad de empezar por lavarse las manos, arreglarse el pelo, encender una vela, aflojarse el cinturón, sentarse cómodamente, contar hasta diez y luego esperar a que el vacio se haga en su cabeza. La concentración es algo que se puede lograr de inmediato y que debe de tener lugar instantáneamente, de lo contrario no es de la concentración, es de la divagación.

Al divagar, el hombre dispersa sus energías y al dispersarlas, se produce un adormecimiento, la mente disminuye su actividad por falta de energía.

Visto del exterior, parece que la persona medita, incluso ella cree estar en un estado muy favorable para meditar, pero eso NO es un estado de consciencia, un estado de meditación, ni un estado de concentración. Eso es simplemente un estado de dispersión en el cual las energías se han caído y ya no alimentan a la mente o a las emociones.

Ese estado es parecido al estado de trance. Ahora bien, el trance jamás ha llevado a un estado de conciencia o de meditación. El trance lleva al trance, abre las puertas sobre el astral y el astral abre las puertas a entidades nefastas. Entonces todas las personas que practican meditación dejándose ir, abandonándose, dejándose poco a poco dormir, están poniéndose en riesgo de abrir sus cuerpos astrales a entidades astrales y de ser parasitados, de ser vampirizados.


La concentración por lo tanto es algo dinámico, no es para nada un estado de inactividad. Cierto hay que despejar nuestro interior de pensamientos y emociones, pero la conciencia permanece activa, despierta. Y esto debido a que la meditación es una VOLUNTAD. El fuego que se activa durante la verdadera meditación es el fuego de la kundalini, no hay que olvidarlo. Y la kundalini es el rayo Uno del Universo, es el Poder.

Así que la autentica meditación es un acto de poder, no es “vengan a mí las margaritas”. Requiere alinearse con el alma, concentrarse, querer meditar y en ese momento, ser la Voluntad.

Y aquel que no conoce lo que es la Voluntad, aunque sea una pequeña presunción de lo que es, no puede meditar. Y no estoy hablando de la voluntad que se puede relacionar con la tenacidad. A esa voluntad que es típica en el hombre que dice: “Yo quiero tal cosa y persistiré hasta que lo logre”. La Voluntad no es eso. La Voluntad es el Poder, es la capacidad, como ello es demostrado en la vida del Universo, de conocer una ley y de sostener esa ley, porque el rayo Uno es la Ley.

¿Entonces, qué debe de hacer el discípulo cuando viene la muerte?

Si sienten que llegó ese momento. Y no importa en qué circunstancia se encuentren, ya sea que estén conduciendo o simplemente en la cama. Concéntrese de inmediato, aunque sólo sean tres segundos. Les digo, funciona muy bien. Concéntrense, alinéense con su alma y digan con toda su voluntad:

« Yo Soy Eso, Soy el Espíritu, Soy el Alma »

(O sea concientizar profundamente el mantra SO HAM)

Y verán que al momento del pasaje, les parecerá no morir, sino simplemente deshacerse de una envoltura que es el cuerpo. Y automáticamente, en la zona de conciencia superior que van a descubrir, su guía estará ahí para asesorarlos sobre lo que quieren y puedan hacer durante su estancia en el mundo divino.

(Pastor, 15-05-88)


En otra conferencia, Pastor mencionó que si hacen correctamente esa concientización al momento de morir, entonces en su siguiente reencarnación, ya regresarán a la Tierra como iniciados. Obviamente en un principio será como jóvenes iniciados, pero con ese acto ya habrán logrado efectuar un gran paso evolutivo. Y es que el momento de fallecer es un momento muy importante. Por eso en las diferentes religiones existen rituales tradicionales para ser efectuados en ese momento (como es la absolución en el catolicismo o la lectura del Bardo Thödol en el budismo).

Cuando encuentre la conferencia la transcribo.



(Nota: siendo « SO HAM » un mantra muy conocido, es normal que muchos gurús hablen al respecto, pero ninguno de ellos menciona los aspectos ocultos que menciona Pastor, y esto es uno de esos detalles que se añaden a mi análisis para hacerme considerar que Pastor es un verdadero Maestro de Sabiduría.)

50 COSAS SOBRE MÍ












Hay…!!!

Son muchas cosas encima de mi…!!!

Que alguien me ayude a salir de ahí.

Porfis…



(Sorry, pero como se ha vuelto de moda este tema en los blogs y videoblogs y últimamente me han estando preguntando al respecto, no me pude resistir a hacerles este chiste.)


:D



EL SIGNIFICADO OCULTO DE LOS GOLPES SONOROS DADOS EN LOS RITUALES



¿Qué significación oculta se encuentra detrás de ello?

Para entender su significado, primero hay que interesarse en el proceso como el Creador efectúa su creación.

Voy a explicarles cómo procede:

Cuando el Logos planetario (que es la conciencia divina que se encarga de esa parte de la creación en el universo) quiere elaborar algo, emite un pensamiento.

Este pensamiento es sobre todo una energía, y esta energía va a descender a través de los diferentes planos de existencia. Y a medida que esta energía se acerca del plano físico, “muros de sonido” son cruzados. Con esto quiero decir que la substancia que conforma cada uno de esos planos, va a generar una resistencia al momento en que esta energía lo atraviesa.

Para darles una analogía, es como cuando un objeto cae del cielo hacia el mar. El objeto va a experimentar un gran impacto cuando entra en el mar porque el agua genera una mayor resistencia en comparación con el aire.


Pues de la misma manera funciona con los diferentes planos de existencia, en donde la substancia que los compone, genera cada vez una mayor resistencia a medida que descienden.


Y es por eso que cada vez que esta energía del pensamiento del Logos planetario entra en un plano de existencia más denso, hay una conflagración.


¡BANG!

Es
ta conflagración es de hecho muy útil, ya que demultiplica el número de átomos. Lo que hace que después de la conflagración, hay un montón de átomos que se multiplican por millones y millones, ¡y luego por billones y billones!

Y esos átomos impregnan toda la substancia del plano de existencia que penetran, en donde de nuevo, el pensamiento creador va a servir como un punto de imantación para esos átomos, para que así continuén con su descenso hacia la materia.

Entonces esos átomos al entrar en la substancia del plano siguiente (en el plano más denso que sigue) van a generar de nuevo una conflagración, que va provocar de nuevo una demultiplicación, y el pensamiento creador que reorganiza todo eso de nuevo. Y así se va repitiendo en proceso, cada vez en un plano más denso.

Estas conflagraciones son como grandes descargas de electricidad. Se trata de un muro de sonido que es atravesado por la energía y que provoca una vibración que algunas entidades pueden percibir como un enorme trueno.

Y es así que de esta manera cada vez se llega a los siete “big-bangs”, a los siete “muros de sonido”, a los “siete grandes truenos”. Que simplemente son las siete demultiplicaciones mayores, ya que no hay que olvidar que cuando se hace alusión a la nomenclatura septenaria, no es en referencia a los siete planos de existencia como tales, sino que se trata de la enumeración mayor, o sea de la enumeración general que corresponde con la naturaleza septenaria de la Creación.

Y es que al interior de estos siete grandes planos de la Creación, están los sub-planos, lo que hace que bien podemos hablar también de diez, doce o incluso más choques, pero mantengámonos a cosas más sencillas.

Podemos observar este proceso (como se desenvuelve el pensamiento creador) incluso en la naturaleza.

Así por ejemplo, tomen una flor y observen su composición, y verán que ella es un reflejo de estas siete demultiplicaciones. La propia estructura de su raíz lo demuestra. La manera como las diferentes ramificaciones de las raíces “explotan” (se demultiplican) para poder hundirse cada vez más profundo en la tierra, muestran este fenómeno.


Del mismo modo, si uno hace un corte transversal del tallo, entonces veremos que el número de capas y la forma como circula la savia, se asemeja al plan de la creación: que se sintetiza con los siete planos de existencia, más esta electricidad que constantemente pasa de un plano a otro, sin perder su propia naturaleza, sin transformarse o reducirse. Esta energía que proviene directamente de la mente de Dios y que toca al hombre en lo más profundo de su alma.

(Detallo más esta energía en explicación del fuego cósmico)


Pues bien, deben de saber que el ritual es una simbolización de ese proceso de creación, y que cuando el gran sacerdote (de cualquier tipo de Orden que sea, ya sea esta religiosa o esoterica) cuando el gran sacerdote efectúa ritualmente los golpes sonoros, y sin importar que estos se hagan sobre una piedra, o detrás del escritorio en el que se encuentra, o de cualquier otra manera. Los golpes significan:

« Que la creación tenga lugar. Que la creación se lleve a cabo »

Y es un poco como si a través de esos golpes físicos, el gran sacerdote ordenara a la materia de alinearse de acuerdo al plan previsto para el ritual. Y si en ese momento (aquellos que tienen desarrollada su clarividencia) enfocaran su atención en el movimiento que efectúan los átomos, verían que estos de repente van a encontrarse como magnetizados y copiando absolutamente en la forma, el pensamiento que entretenía en su mente el Regente del planeta (el cual es simplemente simbolizado en el ritual por el gran sacerdote).

Y es que esos golpes sonoros que escuchan en los rituales, no son solamente emitidos para alegrar el ambiente o para despertar al público que se quedó dormido.

(Risas)

Sino que en un aspecto más oculto sirven para sellar las energías que son invocadas y que operan durante el ritual.

Y esto es lo que significa en un aspecto más esotérico las palabras de Jesús cuando dijo:

« TOCAD Y SE OS ABRIRÁ »

(Lucas 11:9 y Mateo 7:7)

Ya que deben de saber que la enseñanza que les trajeron los grandes iniciados como Jesús o Buda, esa enseñanza usualmente puede ser interpretada en diferentes niveles de compresión:

  • A un nivel profano, la gente piensa que eso significa que deben de buscar para encontrar. 
  • A un nivel más religioso, los devotos lo interpretan que es a través de la oración repetida (como tantos golpes a las puertas del Cielo) que finalmente sus peticiones serán escuchadas por el Señor. Pero 
  • A un nivel más oculto, eso hace alusión a los “Golpes creadores” que genera el Creador, como se los acabo de explicar.


(Maestro Pastor, 27-09-92)



OBSERVACIÓN


Es por eso que sospecho que los toques de campana que se hacen en la misa católica, al momento en que se efectúa la Eucaristía (o sea cuando el sacerdote levanta la ostia y luego levanta el cáliz) han de corresponder a ese aspecto oculto de los rituales.

Aquellos que no saben al respecto, piensan que es una forma de celebrar la Eucaristía (también llamada la Sagrada Comunión o la Santa Cena) y que es el momento en que por medio de la consagración, la hostia (y antiguamente el pan) se convierte en el cuerpo de Cristo y el vino se convierte en la sangre de Cristo.

La gente ingenua toma de manera literal este asunto. Los que son más intelectuales consideran que es simbólico. Mientras que los curas explican generalmente que tocar las campanas, es la señal de cuando baja el Espíritu Santo y bendice la ostia así como el cáliz.

Los curas son los que más se acercan a lo que realmente sucede, pero como ya lo habrán comprendido, el toque de las campanas no es sólo una señal, sino que realmente sirve para ayudar a sellar la energía divina en el mundo físico y transmitir esa energía a los asistentes a través de los alimentos que son consagrados.

Entonces cuando se dice que Cristo se hace presente en la hostia y en el vino, es más verdadero de lo que parece. Obviamente NO es que propiamente el cuerpo y la sangre de Cristo sean los que se hacen presentes.

No

Eso es una interpretación alterada que se generó con el tiempo, ya que de hecho, el Cristo no tiene ni sangre ni cuerpo, debido a que es un SER tan divino y tan elevado que ya no puede encarnar en un cuerpo físico. Y es por eso que Jesús sirvió de “vehículo” para la venida del Cristo en ese entonces.

(Esto lo explicaré en Diferencias entre Jesús, Cristo y Jesucristo)

Pero a través del ritual que se efectúa en la misa católica, se invoca la energía del Cristo. Y los toques de campana sirven para atraer a esa energía divina de manera más efectiva a la Tierra, y esto con el fin de que esa energía divina, la energía cristica, sea integrada por los devotos que asisten a la misa.

Y es que las misas religiosas no son sólo momentos en los que un cura habla a sus feligreses. También son momentos en donde se efectúan iniciaciones al pueblo. Y es que, así como los discípulos reciben de manera individual iniciaciones cada vez que alcanzan cierto grado de desarrollo. De la misma manera los humanos reciben iniciaciones (pero esta vez de manera general) cada vez que la humanidad alcanza cierto grado de evolución.

Y estas iniciaciones se efectúan principalmente a través de los rituales religiosos.


(Nota: obviamente no todos los toques sonoros efectuados en los rituales corresponden a esta función, pero es interesante ver como gestos que parecen anodinos, en realidad tienen una profunda significación.)