Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

EL COSTO QUE CONLLEVA EL PLACER SEXUAL



(El siguiente artículo fue elaborado por el investigador teósofo David Pratt, y le agradezco mucho a Alexander por haberlo traducido y el texto original en inglés lo pueden leer aquí.)


La función biológica primaria del sexo es la procreación, o sea iniciar el crecimiento de un nuevo cuerpo físico en el que un alma pueda encarnar. Y es por lo tanto normal que ese acto de procreación sea muy placentero.

En el reino animal, el sexo generalmente tiene lugar solo en ciertas épocas del año y con el único propósito de reproducción (la cuál es necesaria para la continuación de la especie), ya que los animales no tienen ningún intelecto consciente que interfiera con sus instintos naturales.

En cambio en el reino humano la mayor parte de la actividad sexual es para obtener placer y el sexo puede practicarse durante todo el año, incluso en exceso.

Nuestra cultura hedonista nos bombardea constantemente con imágenes eróticas y promueve el mensaje de que una vida sexual activa es esencial para la salud, la cordura y la felicidad.

El placer sexual se ha convertido en uno de los falsos dioses adorados por la sociedad moderna, junto con la búsqueda de riqueza, poder y prestigio. Y la autocomplacencia en lugar de la autodisciplina, es el principio que rige a la humanidad actual.

Pero también por ello no es accidental que el reino humano esté afectado por toda una variedad de enfermedades sexuales y degenerativas desconocidas en el reino animal.

Y es por eso que Helena Blavatsky afirmó que:

« Convirtiendo todo el misterio de la procreación en satisfacción personal, la humanidad se ha convertido en una entidad escrofulosa e impotente, y en la heredera más rica del globo de enfermedades de constitución y hereditarias. ¡Los humanos se han convertido en los más conscientes, inteligentes y bestiales de todos los animales! » [1]





LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

A nivel mundial, más de un millón de enfermedades de transmisión sexual (ETS) son adquiridas todos los días. Cada año hay 131 millones de nuevas infecciones por clamidia, 78 millones por gonorrea, 5.6 millones por sífilis y 143 millones por tricomoniasis.

En cualquier momento dado, más de 500 millones de personas sufren de herpes genital y más de 290 millones de mujeres tienen una infección por el virus del papiloma humano (VPH).

La sífilis en el embarazo causa aproximadamente 305’000 muertes fetales y neonatales cada año y deja a 215’000 bebés con mayor riesgo de morir por prematuridad, por bajo peso al nacer, o por enfermedad congénita.

Las infecciones por el virus del papiloma humano causan 528’000 casos de cáncer cervical y 266’000 de ellos mueren cada año por cáncer cervical.

Las altas tasas actuales de sexo oral están relacionadas con la creciente incidencia de cáncer de garganta y de boca, causado por la transmisión del virus del papiloma humano.

La gonorrea y la clamidia son las principales causas de la enfermedad inflamatoria pélvica y de la infertilidad en las mujeres.

Y además las enfermedades de transmisión sexual se han vuelto más resistentes a los antibióticos en los últimos años, y esto ha reducido las opciones de tratamiento. [2]

En los Estados Unidos, cada año uno de cada cuatro adolescentes contrae una enfermedad de transmisión sexual, y a los 25 años la mitad de todos los adultos jóvenes sexualmente activos habrán contraído al menos una enfermedad de transmisión sexual.

45 millones de personas de 12 años o más tienen herpes genital, lo cual es un aumento del 30% en comparación a la década de 1970.

Al menos el 50% de los estadounidenses sexualmente activos contraerán una infección por el virus del papiloma humano en algún momento de sus vidas. [3]

Los hombres homosexuales y bisexuales tienen un mayor riesgo de infección de enfermedades de transmisión sexual. En los Estados Unidos, ellos representan más del 80% de los casos de sífilis y tienen una probabilidad 17 veces mayor que los hombres heterosexuales de desarrollar cáncer del ano. [4]

En Inglaterra, los hombres homosexuales o bisexuales representan alrededor del 81% de los diagnósticos de sífilis, el 63% de los diagnósticos de gonorrea, y el 17% de los diagnósticos de clamidia, y esto a pesar de que solamente representan alrededor del 2.6% de la población masculina. [5]





LOS EFECTOS NOCIVOS DE LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA

El sexo es un acto natural cuya consecuencia natural es la creación de un nuevo ser humano. Sin embargo se utiliza una variedad de métodos mecánicos, químicos y quirúrgicos para tratar de evitar este resultado natural con el fin de permitir la complacencia sexual ilimitada. No obstante se estima que el 40% de todos los embarazos son involuntarios.

Y uno de los principales métodos para evitar embarazos no deseados es la píldora anticonceptiva, la cual es utilizada por más de 100 millones de mujeres en todo el mundo, y está diseñada para prevenir la fertilización al interferir con el funcionamiento natural del sistema reproductivo femenino.

Sin embargo los efectos secundarios son varios como: dolores de cabeza, aumento de peso, hemorragia irregular, náuseas, presión arterial alta, tumores hepáticos, cálculos biliares, ictericia, coágulos sanguíneos, ataque cardíaco y accidentes cerebro-vasculares. [6]

(Además leí que la substancia de las píldoras anticonceptivas después las mujeres la eyectan a través de la orina, y esta substancia se concentra en los mantos acuíferos haciendo que los hombres luego la ingieran y provocando con ello una disminución en la producción de los espermatozoides. Y se teme que en el futuro esto acarree una esterilidad masiva entre los humanos.)





LOS ABORTOS

Más de 55 millones de abortos se llevan a cabo en todo el mundo cada año y casi la mitad de ellos (25.5 millones) se consideran inseguros.

La mayoría de los abortos inseguros ocurren en países en desarrollo donde el aborto es ilegal o altamente restringido. [7]

Se estima que 68’000 mujeres mueren cada año como consecuencia de abortos inseguros, y esto principalmente debido a hemorragias, infecciones y envenenamientos; y millones de mujeres sufren complicaciones, muchas de ellas permanentes. [8]

Los abortos que utilizan procedimientos “seguros” pueden tener efectos secundarios físicos que van desde dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea y hemorragia, hasta infección o septicemia, daño al cuello uterino, cicatrización del revestimiento uterino, perforación del útero, daño a otros órganos, y la muerte.

Y los efectos emocionales y psicológicos después del aborto son muy comunes incluyendo: culpa, vergüenza, insomnio, pesadillas, depresión, problemas de relación y pensamientos suicidas. [9]

(Y otros flagelos sobre la sociedad provocados por el deseo sexual son: las violaciones, el acoso, la trata de personas, etc.)





LA PORNOGRAFÍA

Alrededor del 10% de los usuarios del internet admiten ser adictos a la pornografía. Hay 4.2 millones de sitios web pornográficos (12% del total) y 68 millones de búsquedas diarias de pornografía (25% del total). Y la edad promedio de la primera exposición a la pornografía en internet es de 11 años.

El 34% de los usuarios de internet recibe exposición no deseada a material sexual. [10]  Y los efectos disfuncionales de la adicción a la pornografía en internet están bien documentados. [11]  En respuesta, ahora hay una creciente comunidad online de personas que comparten su compromiso de romper el hábito y recuperar el control de su vidas. [12]





LAS CONSECUENCIAS NEGATIVAS DE LA EXCITACIÓN SEXUAL

Cuando el cuerpo está sexualmente excitado, este se encuentra en un estado de estrés, y el estrés frecuente disminuye las defensas naturales del cuerpo y lo hace más vulnerable a las enfermedades.

Un orgasmo se transmite como espasmos convulsivos haciendo que la tensión se descargue, lo que la mente interpreta como “placer”. Sin embargo esto no produce una satisfacción permanente ya que pronto comienza de nuevo el ciclo de excitación y descarga, por lo que el sexo puede convertirse fácilmente en una adicción, y cuanto más se alimenta mayor se vuelve el ansia por él.

Pero ceder a todos los impulsos sexuales que se apoderan de nosotros no es un signo de libertad, sino de esclavitud. Y es por eso que en las tradiciones orientales en particular, el sexo compulsivo y recreativo se considera no solamente como un pecado, sino como una debilidad, una pérdida de tiempo y un desgaste de energía. Mientras que el sexo con el propósito de generar un nuevo cuerpo para que un alma pueda habitar, se considera como un acto constructivo y sagrado.

Durante las relaciones sexuales, la frecuencia cardíaca se duplica, la frecuencia respiratoria se triplica y la presión arterial aumenta considerablemente. Al grado que el agotamiento nervioso después del coito puede inducir un estado de amnesia, desorientación y letargo.

Y en casos excepcionales, la excitación vascular y muscular involucradas en la excitación y en el orgasmo puede producir efectos aún más desafortunados, y especialmente en los hombres, como lo describió Havelock Ellis:

« Se ha observado que seguido en los hombres jóvenes, después de un primer coito, se producen desmayos, vómitos, micción involuntaria y defecación. La epilepsia ha sido registrada con bastante frecuencia. Y a veces han sucedido lesiones de varios órganos, incluso la ruptura del bazo.

En hombres de edad madura, las arterias a veces han sido incapaces de resistir la alta presión sanguínea, y ha ocurrido una hemorragia cerebral con parálisis. En hombres ancianos, la excitación del coito con esposas jóvenes o con prostitutas ha causado a veces la muerte. » [13]

(Para la anécdota, leí que un rey de 65 años se casó con una doncella de 17 años y después de unas pocas semanas ese rey falleció. Y cuando le preguntaron al médico la causa de su muerte, este respondió: "esposa demasiado joven...")

Muchas parejas encuentran que los episodios de pasión son seguidos por períodos de resaca en los cuales se sienten como alienados emocionalmente el uno del otro. Y estas relaciones oscilantes han sido relacionadas con la química corporal. [14]





LA ADICCIÓN QUE PROVOCA EL ORGASMO

La elaboración del orgasmo va acompañada por la liberación de dopamina, la cual crea una intensa anticipación de placer. (Las oleadas de dopamina se asocian a todas las adicciones).

El orgasmo desencadena un estallido de dopamina y otros neuroquímicos que produce el mismo efecto en el cerebro que una inyección de heroína. Y luego le sigue una fuerte caída en los niveles de dopamina, junto con los habituales síntomas de la abstinencia.

El problema es que los receptores de las células nerviosas expuestos a altas dosis de dopamina se vuelven menos sensibles, y con el tiempo el número de receptores de dopamina puede disminuir por lo que se necesitan estímulos cada vez más intensos para producir la misma excitación.

Los niveles de oxitocina (otra hormona del placer) también disminuyen después del sexo, mientras que los niveles de prolactina aumentan enormemente, lo que crea una sensación de saciedad sexual y también suprime la dopamina, lo que resulta en la incapacidad de tener otro orgasmo inmediatamente.

El sexo intenso puede causar que tanto hombres como mujeres se sientan más irritables, insatisfechos, ansiosos o deprimidos hasta durante dos semanas. Y algunas personas intentan superar esta depresión comiendo, bebiendo alcohol, viendo pornografía o buscando una nueva pareja sexual. Pero esto simplemente agrava el problema al elevar nuevamente la dopamina a un nivel anormalmente alto.

Las relaciones estresantes conducen a niveles altos del cortisol, el cual a veces lo denominan "la hormona de la muerte" porque puede envejecernos rápidamente y disminuir nuestra inmunidad a las enfermedades.

En cuanto a las personas que están locamente enamoradas, su química cerebral es comparable a la de las personas con enfermedades mentales. [15]





EL SEXO NO APORTA LA FELICIDAD

Por lo tanto el sexo no necesariamente trae felicidad y a menudo tiene más que ver con la lujuria que con el amor, al grado que un estudio descubrió que hay muchas personas que encuentran un mayor placer viendo la televisión, ayudando a los demás, leyendo y efectuando sus diversos pasatiempos que teniendo sexo. [16]

Liz Hodgkinson escribió:

« En lo más profundo de nosotros sabemos que el sexo físico no tiene el poder de hacer felices a las personas y de lograr que estas permanezcan enamoradas entre sí. Y la mayoría de quienes lo hemos probado, sabemos a nuestro pesar que el sexo causa muchos más problemas de los que soluciona.

Sabemos (aunque sea inconscientemente) que una actividad física, por feliz o absorbente que pueda parecer en ese momento, nunca puede curar una herida emocional.

Y es por eso que considero firmemente que una de las razones por las que tantos matrimonios son desesperadamente infelices es porque uno de ellos o los dos siempre están buscando a su pareja para que los satisfaga sexualmente. Y cuando la pareja no puede hacerlo o no quiere hacerlo, se produce mucho dolor, enojo y sentimientos de un profundo rechazo. » [17]





EL SEMEN

Además de los riesgos para la salud, otro argumento que comúnmente es citado a favor de la restricción sexual (en lo que concierne a los hombres) es que el semen es un liquido que le cuesta mucho esfuerzo al organismo elaborarlo debido a que es un compleja combinación de azúcares, sales, enzimas, vitaminas y minerales, incluyendo fructosa, sorbitol, inositol, fósforo, zinc, magnesio, calcio, potasio, ácido ascórbico (vitamina C) y cobalamina (vitamina B12). [18]

Y además la pérdida de estas sustancias, para cualquier propósito, tiene un efecto desvitalizante y debilitante en el cuerpo, y cuanto más rápido se agota el semen, más el cuerpo debe esforzarse para reemplazarlo.

En cambio si se conserva, el semen es reabsorbido en el torrente sanguíneo y es usado para nutrir los tejidos del cuerpo, especialmente el cerebro y el sistema nervioso. Y hay que remarcar que no hay dos componentes del cuerpo que muestren una mayor similitud en sus contenidos de lecitina, colesterol y fósforo que las células cerebrales y el semen.

El hinduismo en particular enfatiza que el semen es un fluido sagrado, una fuerza creadora, cuya conservación contribuye a la salud física, a la firmeza moral, al vigor intelectual y al crecimiento espiritual.

Y este punto de vista fue compartido por el autor francés Honoré de Balzac quien después de una noche de pasión, se lamentaba exclamándose:

« ¡Otra novela perdida! »

Y es por eso que a los atletas y boxeadores profesionales se les aconseja seguido que no tengan relaciones sexuales antes de una gran carrera o un combate, porque según la antigua tradición es beneficioso abstenerse de tener relaciones sexuales antes de cualquier importante desafío físico o mental.





LOS EFECTOS DAÑINOS DEL ESPERMA

A pesar del papel del esperma en la concepción de un niño, el doctor en medicina Donald Tyler argumenta que el  esperma ajeno (ya sea cualquier esperma dentro de una mujer, o el esperma de un hombre dentro de otro hombre) es posiblemente una de las principales causas de cáncer y otras enfermedades graves. [19]

El esperma invade el revestimiento o las membranas superficiales de los genitales internos y externos, causando a veces secreciones de pus y mucosas o llagas, y una vez que entra en los vasos sanguíneos puede alcanzar cualquier parte del cuerpo.

El esperma y sus partes que invaden un cuerpo son equivalentes a una célula, o incluso a un trasplante de órgano. Y por lo tanto los anticuerpos que atacan al esperma también pueden atacar a las células y a los órganos del cuerpo del huésped, causando con ello enfermedades autoinmunes.

La fusión de un espermatozoide con un óvulo produce células que se dividen rápidamente y que dan como resultado un bebé con multi-trillones de células en nueve meses. Podría considerarse que las invasoras células de espermatozoides distintas a los óvulos tienen todas las características de las células malignas, incluida su rápida división incontrolada y el número anormal de cromosomas.

El esperma no solamente puede entrar en el cuerpo de otra persona directamente a través de la eyaculación, sino que el esperma acumulado en la vagina de una mujer puede trasladarse a la uretra de una pareja sexual posterior.





LA PRÓSTATA

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez ubicada entre la vejiga y el recto, y produce parte del fluido que compone el semen. El 15% de los hombres experimentan inflamación de la próstata (prostatitis) en algún momento de sus vidas, y la causa puede ser bacteriana o no bacteriana. [20]

Cuando un hombre se excita sexualmente, todos los órganos reproductores pélvicos, incluida la próstata, se congestionan con sangre. Y el doctor en medicina John Tilden argumentó que cuando la próstata está continuamente sujeta a esta congestión, se inflama y se agranda, lo que puede impedir el flujo de orina, y la próstata eventualmente puede convertirse en un tumor fibroso. [21]

El cáncer de próstata es el cáncer masculino más común en el mundo occidental y la segunda causa más común de muerte por cáncer en hombres después del cáncer de pulmón.

El riesgo de desarrollar cáncer de próstata está relacionado con la edad, la genética, la dieta, el estilo de vida, los medicamentos y otros factores.

La mayoría de estudios han encontrado que las infecciones de transmisión sexual (especialmente la gonorrea y la sífilis) en un alto número de parejas sexuales o en un alto nivel de actividad sexual pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata hasta en un 40%. [22]

Un estudio dirigido por Giles (2003) dio lugar a erróneos titulares de prensa alrededor del mundo (y en todo internet) acerca de que la masturbación proporciona protección contra el cáncer de próstata. Sin embargo, el estudio no concluyente de Giles en realidad no recopiló información alguna sobre la masturbación. [23]





LA MENSTRUACIÓN

En lo que respecta a las mujeres, comúnmente se cree que no puede haber escapatoria a las pérdidas premenstruales y menstruales de mucosidad y sangre, incluyendo sustancias vitales como el yodo, la lecitina, el calcio, el fósforo, el hierro y las hormonas sexuales.

Pero la realidad es que la ovulación no necesita ir acompañada de una menstruación a menudo dolorosa y prolongada; ni tampoco ninguna hemorragia o ruptura de los vasos sanguíneos es natural y normal. [24]

La actividad sexual contribuye a la inflamación crónica de la vagina y el útero, y la leucorrea y el excesivo sangrado menstrual se deben a una afección inflamatoria de la membrana mucosa del útero. 

Y además el sexo frecuente (especialmente si comienza a una edad temprana) puede conducir a varias otras afecciones genitales que a veces asumen una forma maligna, incluyendo el cáncer cervical.

Los animales silvestres, a excepción de ciertos simios, pasan por temporadas periódicas de "celo" sin ninguna descarga notable de sangre, mientras que los animales domesticados sí que menstrúan, como resultado de la reclusión, la sobrealimentación y la hiperactividad sexual.

Y también es significativo que las mujeres menstrúan mucho más profusamente en las sociedades “civilizadas” que en las sociedades “primitivas”, y las prostitutas lo experimentan mucho más que las monjas.

Por lo qu la evidencia sugiere que el comportamiento sexual excesivo (y las fantasías eróticas) y una dieta rica en proteínas y carne son factores importantes en la menstruación, y muchas mujeres han reducido la menstruación o la han eliminado por completo al adoptar una dieta y un estilo de vida más saludables.





LA ALIMENTACIÓN

La dieta tiene una influencia significativa en el deseo sexual y en el comportamiento. Carne, pescado, mariscos, huevos, sal, especias, cebolla, ajo, alcohol, té (no hecho de hierbas), café y tabaco, por ejemplo, pueden actuar como afrodisíacos.

Los productos animales, y especialmente la carne y el pescado contienen ácido úrico, el cual irrita e inflama las membranas mucosas genitales, lo que desencadena la excitación sexual. Por otro lado, una dieta vegetariana baja en proteínas tiende a tener el efecto opuesto. [25]

Comer en exceso es endémico en el rico hemisferio norte, y se refleja en la alta incidencia de la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el diabetes.

En un experimento efectuado en tiempos de guerra, 32 hombres redujeron su ingesta de alimentos de 1700 a 1400 kilocalorías diarias durante seis meses, y ellos relataron que el deseo sexual, los sueños eróticos y las eyaculaciones nocturnas, así como los impulsos agresivos desaparecieron casi por completo. [26]





SEXO versus EJERCICIO

Algunas personas piensan que tener sexo es parecido a hacer ejercicio, pero el Dr. Edwin Flatto muestra que ese concepto es falso, y al respecto él dice lo siguiente:

« El acto sexual es esencialmente catabólico (o sea que tiene una acción metabólica destructiva). Además la estimulación sexual hace que la sangre se congestione en los órganos pélvicos y reproductivos del cuerpo. Y las relaciones sexuales implican la pérdida de fluidos vitales que contienen los elementos y las hormonas más esenciales. Por lo que el sexo debilita al individuo y ejerce presión sobre el corazón.

En cambio el ejercicio físico es anabólico (o sea que tiene una acción metabólica constructiva). Lo que implica una acción corporal que desarrolla y mantiene la forma física. Por lo que es una actividad esencial para mantener los músculos fuertes y saludables. Y el ejercicio adecuado beneficia y fortalece a todos los órganos vitales, y fortalece los músculos del corazón y mejora la circulación sanguínea. » [27]


En el reino vegetal, después de que una planta dio fruto, se debilita y a menudo muere. Plantas anuales que florecen cuando tienen solamente unas pocas semanas de vida mueren en unos pocos meses. Los manzanos y los naranjos viven mucho más tiempo que los melocotoneros porque crecen más lentamente y dan fruto más tardíamente.

Los árboles de nueces dan fruto incluso más tarde en la vida, y muchos viven más de 1000 años, pero al cortar los brotes para evitar la floración y la granación, no sólo se alarga la vida de la planta, sino que las plantas anuales pueden convertirse en bienales o perennes.

Y en el reino animal también la reproducción es básicamente un movimiento hacia la muerte. Por ejemplo: el salmón del Pacífico, la trucha, el sábalo y varias otras variedades de peces anádromos mueren poco después de desovar.

Las abejas zánganas macho y las arañas macho generalmente mueren poco después del apareamiento. El macho de la araña viuda negra a veces se encuentra tan débil que la hembra se lo come.

Y aunque con los animales superiores no sucede lo mismo, por regla general cuanto antes un animal llega a la pubertad y cuanto más a menudo se aparea, más corta es su vida. [28]

Un estudio de los grillos macho encontró que cuando se alojaban con hembras sexualmente maduras capaces de reproducirse, tenían más probabilidades de producir esperma de alta calidad que cuando se alojaban con hembras incapaces de reproducirse, pero que la producción de esperma de alta calidad tenía un efecto negativo en sus sistemas inmunitarios. [29]





EL COSTO DEL PLACER SEXUAL
A NIVEL ESOTÉRICO

En el reino humano, en el sendero del Adeptado y en el desarrollo de los más altos poderes ocultos se requiere de un perfecto autodominio y estos son incompatibles con la indulgencia sexual. [30]

Solo llevando una vida de máxima pureza, se dice que los grandes Maestros pueden vivir en el mismo cuerpo durante varios cientos de años si así lo desean. [31]

Y entre otras cosas, el sexo tiene efectos adversos sobre el “tercer ojo” que es el órgano de la visión espiritual. Y es por eso que en el hinduismo, el poderoso dios Shiva es conocido como “el gran asceta” y es adorado como un modelo de celibato y de poder ascético, y se dice que su tercer ojo es el resultado de su perfecta castidad.

La Teosofía afirma que en la tercera raza raíz, el tercer ojo era un órgano fisiológico real ubicado en la parte posterior de la cabeza, pero a medida que la evolución siguió avanzando por el “arco de descendiente” (o sea hacia la materia) y la espiritualidad fue suplantada por las recién despertadas pasiones fisiológicas y psíquicas del hombre físico, este órgano gradualmente perdió sus poderes y se atrofió. [32]

Hasta que finalmente se convirtió en la glándula pineal la cual es una glándula endocrina con forma de piña y que se encuentra ubicada dentro del tercer ventrículo cerebral a lo largo de la línea media del cerebro.


La glándula pineal es nuestra glándula maestra ya que ella convierte la luz, la temperatura y la información magnética de nuestro entorno en señales neuroendocrinas que regulan el funcionamiento del cuerpo.

Y en algunos vertebrados inferiores, la glándula pineal tiene una bien desarrollada estructura similar a la de un ojo, mientras que en otros funciona como un receptor de luz. Y este ojo pineal (o parietal) ahora es ampliamente considerado por la ciencia como el precursor evolutivo del ojo moderno.



Ojo parietal en medio entre los ojos normales de una rana toro juvenil. 
(Es el óvalo muy pequeño de color gris claro.)
(www.en.wikipedia.org/wiki/Parietal_eye)


Ojo parietal (con lente y retina pequeñas) en la parte superior del cráneo de un tuátara (dinosaurio moderno).
(www.quizlet.com/76809486/reptile-anatomy-flash-cards/)


La glándula pineal produce la hormona melatonina que afecta a los patrones del sueño, a los biorritmos y a la maduración sexual. Es grande en los niños y comienza a empequeñecerse al inicio de la pubertad.

La lecitina es una grasa orgánica fosforizada y es un componente principal no solamente del semen, sino también del cerebro y del tejido nervioso, y la glándula pineal es la más rica en lecitina que cualquier otra parte del cuerpo.

Durante la estimulación sexual se envían impulsos por la médula espinal hacia el cerebro, y esto impide la reapertura del ojo espiritual.

Se dice que en la séptima raza raíz, dentro de millones de años, la glándula pineal volverá a activarse en todos los humanos como el órgano del séptimo sentido y que es la intuición espiritual. [33]






Referencias

  1. H.P. Blavatsky, “La Doctrina Secreta”, Pasadena, CA: Theosophical University Press (TUP), 1977 (1888), 2:411
  2. Sexually transmitted infections (STIs)”, who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/sexually-transmitted-infections-(stis); “Infection risks associated with oral sex”, 1 de marzo de 2016, netdoctor.co.uk.
  3. webmd.com/sexual-conditions/guide/sexual-health-stds; webmd.com/genital-herpes/guide/what-is-it; webmd.com/sexual-conditions/guide/genital-warts.
  4. cdc.gov/msmhealth/std.htm; cdc.gov/std/life-stages-populations/stdfact-msm.htm.
  5. Public Health England, “Promoting the health and wellbeing of gay, bisexual and other men who have sex with men”, 2014, p.7, gov.uk.
  6. The birth control pill: a history”, junio de 2015, plannedparenthood.org; “Are there side effects of birth control pills?”, webmd.com
  7. Ashley Welch, “Report finds nearly half of all abortions worldwide are unsafe”, 27 Sep 2017, cbsnews.com
  8. D.A. Grimes et al., “Unsafe abortion: the preventable pandemic”, Sexual and Reproductive Health 4, World Health Organization, Oct 2006, who.int/reproductivehealth/publications/general/lancet_4.pdf
  9. Possible physical side effects after abortion”, americanpregnancy.org; “Abortion emotional side effects”, americanpregnancy.org
  10. Pornography statistics”, familysafemedia.com
  11. yourbrainonporn.com
  12. nofap.com; reddit.com/r/NoFap
  13. Havelock Ellis, “Psychology of Sex”, Nueva York: Mentor, 1963, p.28-30
  14. The dark side of the big ‘O’ ”, 2011, sexualhealthsite.info; Marnia Robinson and Gary Wilson, “Men: Does frequent ejaculation cause a hangover?”, reuniting.info; Marnia Robinson and Gary Wilson, “Women: Does orgasm give you a hangover?”, reuniting.info; Marnia Robinson, Peace Between the Sheets: Healing with sexual relationships, Berkeley, CA: Frog, 2004; Walter Last, “Healing with sexual energy: sex for health, relationships and spirituality”, health-science-spirit.com.
  15. Lauren Slater, “True love”, National Geographic, febrero de 2006, nationalgeographic.com.
  16. Gabrielle Brown,”The New Celibacy: A journey to love, intimacy, and good health in a new age”, Nueva York: McGraw-Hill, 2ª edición, 1989, p.8-9.
  17. Liz Hodgkinson, “Sex is Not Compulsory”, Londres: Sphere Books, 1988, p.8-9
  18. Aarathi Prasad, “Like a Virgin: How science is redesigning the rules of sex”, Oxford: Oneworld, 2012, p.33; Raymond W. Bernard, “Science Discovers the Physiological Value of Continence”, Mokelumne Hill, CA: Health Research, 1957
  19. Donald E. Tyler, “The Other Guy’s Sperm: The cause of cancers and other diseases”, Ontario, OR: Discovery Books, 1994
  20. “Prostatitis”, patient.info/doctor/prostatitis
  21. Edwin Flatto, “Warning: Sex may be hazardous to your health”, Nueva York: Arco, 2ª edición, 1977, p.29-40; Edwin Flatto, “Super Potency at Any Age”, Nueva York: Thorsons, 1993, p.37-44
  22. R.B. Hayes et al., “Sexual behaviour, STDs and risks for prostate cancer”, British Journal of Cancer, v. 82, 2000, p.718-25, ncbi.nlm.nih.gov; K.A. Rosenblatt et al., “Sexual factors and the risk of prostate cancer”, American Journal of Epidemiology, v. 153, 2001, p.1152-8, ncbi.nlm.nih.gov; L.K. Dennis and D.V. Dawson, “Meta-analysis of measures of sexual activity and prostate cancer”, Epidemiology, v. 13, 2002, p.72-9, ncbi.nlm.nih.gov
  23. G.G. Giles et al., “Sexual factors and prostate cancer”, BJU International, v. 92, 2003, p.211-6, wblackwell-synergy.com; comentario sobre Giles y su grupo por S. Brody, blackwell-synergy.com; comentario sobre Giles y su grupo por R.T.D. Oliver, blackwell-synergy.com; Douglas Fox, “Masturbating may protect against prostate cancer”, 16 de julio de 2003, newscientist.com.
  24. Raymond Bernard, “The Physiological Enigma of Woman: The mystery of menstruation”, Health Research, n.d.; Hilton Hotema, “Secret of Regeneration”, Health Research, 1963, p.179-185, 188-189.
  25. Sex is Not Compulsory”, p.167-75; Raymond W. Bernard, “Nutritional Sex Control & Rejuvenation”, Health Research, n.d.; Swami Sivananda, “Practice of Brahmacharya”, 1997, cap.18, sivanandadlshq.org
  26. Elizabeth Abbott, “A History of Celibacy”, Nueva York: Scribner, 2000, p.85
  27. Warning: Sex may be hazardous to your health”, p.133-4.
  28. Ibíd., p. 17; “Secret of Regeneration”, cap. 193.
  29. Emily Walker-Monash, “Sperm production is costly, crickets show”, 31 de enero de 2012, futurity.org
  30. A.T. Barker (compilador), “Las Cartas de los Mahatmas a A.P. Sinnett”, 2º edición, 1975, p.122, 274 / Wheaton, IL: Theosophical Publishing House (TPH), edición cronológica, 1993, p.161, 137; “La Doctrina Secreta”, 2:295-6; “Escritos Coleccionados de H.P. Blavatsky”, TPH, 12:702
  31. G. de Purucker, “The Esoteric Tradition”, TUP, 3ª edición, 2013, p.495-6; H.S. Olcott, “Hojas de un Viejo Diario”, TPH, 1974, 2:218
  32. La Doctrina Secreta”, 2:302
  33. G. de Purucker, “Man in Evolution”, TUP, 2º edición, 1977, p.202-4




LAS VIRTUDES DE LA CASTIDAD




(El siguiente artículo fue elaborado por el investigador teósofo David Pratt, y le agradezco mucho a Alexander por haberlo traducido y el texto original en inglés lo pueden leer aquí.)



DEJANDO ATRÁS EL SEXO

En la mayoría de las sociedades hasta nuestros días, el celibato se ha tenido en mayor consideración que la actividad sexual, como algo a lo que la gente podría aspirar. Y las vidas de los grandes sabios y maestros espirituales que han llevado vidas célibes todavía son vistas por muchos como una fuente de inspiración para transmutar la pasión personal en compasión universal.

En su libro “A History of Celibacy”, Elizabeth Abbott escribe:

« A lo largo de las épocas, el celibato ha sido una espada de doble filo ya que como estilo de vida elegido, puede dar poder y liberar, pero cuando es forzado, puede reprimir y aplastar. » [1]

Y los efectos opresivos del celibato forzado se pueden observar en la Iglesia Católica en donde desde principios de la década de 1960, casi una cuarta parte de los sacerdotes que trabajan alrededor del mundo han renunciado, y casi la mitad de todas las parroquias no tienen sacerdote. Y a pesar de sus votos, aproximadamente la mitad del clero católico no es célibe. [2]

Y como señala William Skudlarek, el celibato no es la única opción sexual que tiene ventajas e inconvenientes:

« A lo largo de las edades, la elección de tener relaciones sexuales con otra persona también ha sido una espada de doble filo, ya que si bien por una parte para muchos hombres y mujeres, una relación sexual comprometida ha sido el camino hacia una mayor madurez espiritual y psicológica. Pero también por otra parte es obvio que incluso una relación comprometida y libremente elegida como suele ser el matrimonio, no siempre conduce a un resultado tan positivo. » [3]


El impulso sexual varía enormemente de una persona a otra, y también a lo largo de la vida de cada persona.

Alrededor del 1% de la población es asexual, es decir que esas personas no sienten un deseo sexual, aunque puede que sí anhelen el amor y el compañerismo. Aproximadamente el 70% de ellos son mujeres. Y la asexualidad es ampliamente considerada como una orientación sexual innata, a diferencia del celibato que es una elección personal. [4]

Las personas pueden optar por abstenerse de tener relaciones sexuales por una gran variedad de razones, por ejemplo:

-      para prevenir el embarazo,
-      para prevenir las enfermedades de transmisión sexual,
-      para esperar hasta que estén listos para una relación sexual,
-      para esperar hasta encontrar la pareja correcta,
-      para concentrarse en la escuela, en la profesión o en actividades extracurriculares,
-      para apoyar creencias y valores personales, morales o religiosos.
-      etc. [5]

Y muchas personas encuentran que la importancia del sexo disminuye a medida que dedican más atención a otras actividades más satisfactorias y gratificantes.






LA TENDENCIA DE LA SOCIEDAD VA HACIA
UNA MENOR ACTIVIDAD SEXUAL

Varias encuestas han revelado que existe una tendencia hacia una menor actividad sexual, menos interés en el sexo casual y un aumento en el número de personas que abandonan por completo las relaciones sexuales.

Por ejemplo una encuesta en los Estados Unidos efectuada en 1986 encontró que aproximadamente el 10% de las mujeres, el 8% de los hombres heterosexuales y el 10% de los hombres homosexuales no estaban involucrados en relaciones sexuales. [6]

Otra encuesta del 2006 encontró que el 14% de las mujeres estadounidenses se habían abstenido del sexo en los últimos seis meses. Y es más probable que las mujeres abstinentes fueran mayores de 30 años, que tuvieran una educación secundaria y que evitaran comportamientos adversos para la salud. [7]

Otra encuesta en los Estados Unidos indicó que el 11% de las mujeres y el 8.2% de los hombres no tienen sexo premarital. [8]

Una encuesta británica del 2014 encontró que el 28% de los encuestados no tenían en ese momento una relación estable (actualmente la duración promedio de la relación es de 17 años para los heterosexuales y de 5 años para los homosexuales). Y los encuestados dijeron que las cosas más importantes en una relación eran: la confianza (57%), la comunicación (26%), el humor (7%) y la igualdad (7%). Sólo el 2% dijo que el sexo era lo más importante (comparado con el 11% en 2008).

El 61% de los encuestados considera que es posible mantener una relación feliz sin tener relaciones sexuales, lo que implica un aumento del 13% con respecto al 2008. Y esta cifra es más alta entre los que están casados (69%), pero incluso el 51% de los solteros opina lo mismo.

Y las mujeres (68%) son más propensas que los hombres (55%) a creer que el sexo no es esencial, y los homosexuales (41%) tienen una probabilidad significativamente menor que los heterosexuales (62%) de tener este punto de vista.

En promedio, los británicos tienen relaciones sexuales cuatro veces al mes, aunque uno de cada tres no tiene relaciones sexuales en absoluto en ese período de tiempo. Y solamente el 1% de los británicos tiene relaciones sexuales una vez al día de promedio. [9]


Muchas parejas descubren que la manipulación mutua de las zonas erógenas y el intercambio de fluidos corporales tarde o temprano pierden su encanto erótico. El 33% de las personas casadas se abstienen durante dos meses en promedio, y muchas durante tres meses o más.

Después del nacimiento de un niño, las madres a menudo descubren que su interés por el sexo disminuye de manera significativa. Una encuesta reveló que el 72% de las mujeres estadounidenses se contentaría con que las abrazaran y las trataran con ternura y se olvidaran del acto sexual, y el 40% de estas mujeres tenían menos de 40 años. [10]

La disminución del apetito sexual por parte de uno o ambos cónyuges puede conducir a conflictos o a intentos desesperados de excitarse por si solo, o a buscar sexo con otra persona. Pero si se acepta como un desarrollo natural, se puede ver como una oportunidad para relacionarse más en otros niveles.






LA DECISIÓN DE DISMINUIR O CESAR
LA ACTIVIDAD SEXUAL

Para muchas personas, la moderación sexual es más fácil dentro que fuera de una relación, y las parejas que eligen criar hijos se enfrentan a una tarea desafiante y de vital importancia que requiere todas las cualidades superiores y altruistas que puedan encontrar.

Las personas que eligen libremente abstenerse de tener relaciones sexuales durante muchos meses o años, o incluso durante toda su vida, a menudo son llamados “célibes seculares” si no son miembros de comunidades religiosas.

Hablan del alivio de estar libre de distracciones sexuales y de sentirse más saludables y con más energía, tanto física como mentalmente. Dan la bienvenida a la mayor libertad y autonomía que trae el celibato. Y muchos de ellos se encuentran desarrollando amistades más profundas y más cercanas, pero libres de las preocupaciones, frustraciones, malos sentimientos, posesividad, celos y dependencia, o sea todas esas cosas que pueden hacer que las relaciones sexuales sean una carga.

Elizabeth Abbott explica su propia decisión de renunciar a las relaciones sexuales de la siguiente manera:

« Por mucho que una vez me deleitara en la indulgencia sexual, me he dado cuenta de que en esta etapa de mi vida valoro aún más la independencia y la serenidad que me proporciona la casta soledad. Doy la bienvenida a mi liberación de los celos y de la posesividad que caracterizaron a las más apasionadas de mis relaciones, y ahora estoy inmensa y perpetuamente aliviada de que las demandas internas de otra persona ya no dominen mi agenda diaria. » [11]

Mientras que algunas personas ni siquiera pueden concebir la vida sin sexo, para otros el sexo no tiene fascinación alguna, por ejemplo una mujer célibe escribe:

« Para mí el sexo es un deporte sucio y embarazoso, y sin la lujuria requerida parece completamente inútil. »

Un hombre célibe escribe:

« El sexo está terriblemente sobrevalorado. Es más banal de lo que muchas personas están dispuestas a admitir. Yo solía disfrutar mucho de la soledad cuando era más joven. Me gustaría recobrar ese espíritu de reflexión, de atención plena, de búsqueda intelectual y espiritual que el celibato hace posible. » [12]

Las personas que voluntariamente optan por el celibato generalmente encuentran que cuanto más tiempo pasan sin sexo, más fácil se vuelve el celibato.

Liz Hodgkinson, autora del libro “Sex is Not Compulsory” dice que:

« Desde que yo y mi esposo adoptamos el celibato hemos sido completamente felices y sanos en todos los sentidos. No hemos tenido enfermedades carenciales, y no estamos dando vueltas en agonías de frustración sexual, sino que al contrario lejos de ello nos complace estar libres de los impulsos carnales y desesperados del cuerpo. Al grado que la castidad es una maravillosa liberación, un desahogo y una elección que mejora la vida. »

El impulso sexual, dice ella: « simplemente se ha esfumado. » [13]


Un practicante masculino de la castidad escribe:

« El celibato es un experimento rico en revelaciones sobre la mente y el cuerpo...» [14]

Martin Poulter, que solía mantener la página web Celibate FAQ, escribe:

« Siempre me sorprenden cuando me preguntan por qué no tengo sexo. Y es que no tengo grandes impulsos sexuales por lo que el acto de agitación membranosa mutua me parece muy arbitrario: la pregunta tiene poco más sentido que ¿Por qué no reemplazar esa actividad por una gran tarta de yogur?

Puedo impresionarme y conmoverme incluso por la belleza de una mujer, pero no logro establecer la relación entre eso y la necesidad de tener sexo con ella. Cuando ves una flor hermosa, no necesitas ir hacia ella y lamerla, ¿verdad? » [15]

Y Martin resume algunas de las ventajas del celibato de la siguiente manera:

« Se quita de tu mente toda una carga de preocupaciones. Ni siquiera tienes que pensar en anticonceptivos, enfermedades venéreas, compatibilidad física, impotencia, frigidez, lesiones sexuales extrañas, si tu pareja es buena en la cama, fidelidad sexual, cómo dejar que la cama haga crujidos, afeitarse o no afeitarse, lavarse o no lavarse, si conoces suficientes posturas, fingir el orgasmo, si hay que experimentar, o qué tipo de preservativo elegir. Y todo esto ciertamente debe liberar varias pulgadas cúbicas de tejido cerebral. »






LA CASTIDAD ES UN TEMA AMBIGUO

Después de elaborar un número especial de “What is Enlightenment que trata sobre el sexo y la espiritualidad, los editores de la revista comentaron:

« Nos intrigó descubrir que el celibato es un tema más tabú que la sexualidad tántrica, y es que cuanto más mirábamos, más aparente era que en términos generales, el tema del celibato no suele ser planteado por los espiritualmente inclinados. Y de hecho, en el mercado espiritual posmoderno, raramente se habla de algún tipo de renuncia e incluso a veces hablar acerca del celibato enoja y altera a las personas. » [16]

A menudo hay una cierta ambigüedad al hablar sobre el celibato y la castidad. Para muchas personas (especialmente en occidente), el celibato simplemente significa abstenerse de tener relaciones sexuales con una pareja.

Otros sin embargo definen el celibato más estrictamente como la abstención de todas las formas de actividad sexual, incluida la masturbación. (En las relaciones sexuales hay al menos un intercambio de energía entre las parejas, mientras que la masturbación implica sólo pérdida de energía).

Y la castidad perfecta también implica libertad respecto a los pensamientos y deseos sexuales.

El doctor Franz Hartmann escribió:

« La abstinencia sexual en acto es inútil para el desarrollo espiritual a menos que esté seguida por la abstinencia en pensamiento. El celibato forzado no hace a un sacerdote; un verdadero sacerdote es un santo, y los santos son personas que han dejado atrás sus deseos carnales. » [17]






¿QUÉ PASA CON EL SEMEN?

Algunas personas piensan que sin un desahogo sexual, el semen simplemente se acumulará en el hombre, lo que inevitablemente conducirá a emisiones nocturnas (“sueños húmedos”). Pero este mito refleja la ignorancia generalizada de que el semen no gastado es reabsorbido en el torrente sanguíneo.

No hay ninguna evidencia de que los hombres célibes tengan más emisiones nocturnas que los hombres sexualmente activos. Y las emisiones nocturnas son a menudo más un signo de inflamación y congestión de la uretra como resultado de la actividad sexual frecuente y/o una dieta altamente estimulante.

Otros factores causales incluyen la presión sobre las vesículas seminales producida porque están intercaladas entre un colon distendido (constipado) y una vejiga llena. [18]

Y si se eliminan todas estas causas, y si todos los pensamientos y fantasías sexuales y otros tipos de estímulos eróticos se reducen por completo, las emisiones nocturnas no ocurrirán. Aunque lograr esto puede tomar varias vidas.






EL PUNTO DE VISTA BUDISTA

Para los budistas, el celibato es un sendero hacia la sabiduría y la liberación del sufrimiento y la insatisfacción (lo que ellos llaman "dukka").  El Buda puso énfasis en la poderosa pero engañosa atracción del placer sensual comparándolo con darle a un perro huesos que no satisfacen su hambre.

Como explica William Skudlarek:

« La literatura psiquiátrica y psicológica secular occidental tienden a presentar la búsqueda de la espiritualidad y de la experiencia espiritual como una sublimación del sexo. Pero esto desde el punto de vista budista es justo al revés ya que el orgasmo en realidad es una falsa experiencia de trascendencia. Y la razón del celibato es que la castidad permite ir a buscar los bienes reales, o sea una verdadera auto-trascendencia.
. . .
Pero si el celibato fuera visto como una represión de la sexualidad, entonces sería perjudicial debido a que sin primero aceptar el deseo como una parte natural de la condición humana, uno no puede trascenderlo.
. . .
Buda estaba casado y tuvo un hijo antes de renunciar al mundo y convertirse en monje. Sin embargo el apego al deseo es un obstáculo para el progreso espiritual a causa que el compromiso incondicional requerido para la vida monástica exige el abandono de todas las distracciones y de todos los apegos que crean una barrera u obstáculo para el desarrollo espiritual.

El celibato es una fuerza poderosa que le permite a uno ver a través de la ilusión del deseo y conocer la verdadera paz. El celibato permite que la energía del cuerpo y la mente sean utilizadas en armonía para profundizar en la comprensión espiritual y en la Gran Compasión y la Gran Sabiduría. » [19]

El enfoque budista es aceptar los pensamientos y sentimientos sexuales sin reprimirlos ni actuar sobre ellos, y mirar con calma mientras atraviesan la mente. Y esto se hace de esta manera es porque la evaluación honesta de la calidad de nuestros pensamientos y acciones es esencial si queremos superar los hábitos negativos y mejorar nuestros caracteres.

Y en este sentido es instructivo tomar nota de lo que sucede durante la frenética lujuria y la cual consiste en embestir, aplastar, babear, gemir y gruñir irracionalmente como cerdos en un abrevadero. Por lo que la reflexión desapegada y el sentido del humor pueden ayudar a calmar el deseo.






REFLEXIONES DE LOS SABIOS HINDÚS

La palabra sánscrita Brahmacharya significa literalmente “conducta de Brahman” (Dios el Absoluto), es decir la perfecta pureza en pensamiento, palabra y acción. Y a menudo se utiliza esa palabra como sinónimo de castidad, la cual es una larga tradición en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

La castidad se considera esencial para lograr la más elevada iluminación espiritual. Y esta actitud contrasta radicalmente con las enseñanzas sobre «el sexo tántrico» o «la sexualidad sagrada» que se han vuelto muy populares en Occidente.

Según el tantrismo, aquellos que pierden su propia conciencia personal durante el acto sexual, mientras que entienden el éxtasis sexual como un aspecto de bienaventuranza divina y una ofrenda a lo Divino, pueden lograr una rápida evolución espiritual.

Y si el hombre aprende a controlar el ansia de eyacular, una sesión de relaciones sexuales tántricas puede incluso prolongarse durante muchas horas.

Pero Torkom Saraydarian advierte que el sexo sin orgasmo* ejerce una presión intensa sobre los órganos sexuales debido al fluido seminal adicional creado, y que la energía excesiva o la congestión hacen que el cuerpo pierda el equilibrio. Y él agrega:

« Si un hombre no quiere eyacular, él no debe ser estimulado sexualmente. » [20]

(* Si ocurre el orgasmo, la descarga de semen puede prevenirse usando tres dedos para aplicar presión en el perineo --a medio camino entre el ano y el escroto-- justo antes de que comiencen los espasmos eyaculatorios. Y masajear el área posteriormente facilita la reabsorción del semen y ayuda a liberar la tensión muscular.) [21]



Swami Chidananda dice que en la mayoría de los casos el sendero del sexo tántrico equivale a complacer a la lujuria bajo el disfraz de la espiritualidad. Él dice que la fuerza sexual es sagrada, pero la «sexualidad sagrada» es un nombre inapropiado porque dada la fragilidad de la naturaleza humana, una vez que las personas se enredan en la sexualidad, la sacralidad tiende a ser olvidada.

Él dice que el sexo enfoca toda nuestra atención en esa parte de nuestra naturaleza física que compartimos con el reino animal, y esto difícilmente nos ayudará a alcanzar la Conciencia Cósmica.

En cambio si es elegido libremente el camino de Brahmacharya, eso no significa reprimir o negar la sexualidad, sino significa dejar de identificarse con el cuerpo y la personalidad, y tratar de expresar una dimensión más elevada de nuestro ser para lo cual la satisfacción sexual es una ilusión con poco sentido. [22]



Swami Sivananda menciona que:

« El deseo está arraigado en la mente, y es por eso que una persona sexualmente deseable se vuelve menos apetitosa si sus genitales están llenos de enfermedades, o si una relación se deteriora y el amor se convierte en odio.

La belleza es sólo superficial: imagina un cuerpo sin la piel, imagina los órganos internos y su contenido, ¿dónde está la atracción?

Un cuerpo físico se compone de huesos, carne, grasa, sangre, orina, excrementos, moco, flema y gérmenes; está destinado a envejecer, marchitarse, arrugarse, morir y pudrirse o reducirse en cenizas.

Por lo que la excitación sexual se puede disipar no sólo cambiando nuestra perspectiva, sino también con la ayuda de técnicas físicas que canalizan la energía sexual hacia arriba para fines más elevados. » [23]



Sudhir Kakar escribe lo siguiente sobre la actitud hacia la sexualidad en la cultura hindú:

« La sexualidad, ya sea en los florecimientos eróticos del arte indio y en los rituales dionisíacos de su religión popular, o en el combate dramático con los anhelos ascéticos de los yoguis que buscan conquistar su deseo sexual para transformarlo en poder espiritual, en esos dos extremos la sexualidad ha sido una preocupación perenne de la cultura hindú.
. . .
El “misticismo” indio suele ser un asunto intensamente práctico, relacionado con una alquimia de la libido que la convertiría de dadora de muerte a dadora de inmortalidad.

Es el fuego sexual el que aviva a la transformación alquímica en la que la olla es el cuerpo y el aceite es una destilación de los fluidos sexuales

Y la fuerza de esta tradicional aspiración a buscar sublimar la sexualidad en espiritualidad y el semen en elixir Soma, varía en las diferentes regiones.
Sin embargo, aunque puede que sólo pequeñas partes de la sociedad india persigan esta aspiración, es una teoría bien conocida a la que se han suscrito la mayoría de los hindúes, incluidos los aldeanos analfabetos.

Y en su forma más popular, la teoría hindú de la sublimación es algo como esto:

         La fuerza física y el poder mental tienen su fuente en Virya, una palabra que hace referencia tanto a la energía sexual como al semen. Virya de hecho es idéntica a la esencia de la masculinidad y Virya puede moverse hacia abajo en las relaciones sexuales, donde se emite en su forma física como semen, o puede moverse hacia arriba a través de la médula espinal y hacia el cerebro en su forma sutil conocida como Ojas.

Los hindúes consideran que el movimiento descendente de la energía sexual y su emisión como semen es enervante, un desperdicio debilitante de vitalidad y de energía esencial.

Y es por eso que se dice que, de todas las emociones, la lujuria es la que produce el mayor caos al sistema físico ya que cada pasión violenta destruye millones de glóbulos rojos.

La fisiología metafísica india sostiene que la comida se convierte en semen en un período de treinta días mediante sucesivas transformaciones y refinamientos a través de diferentes substancias orgánicas (sangre, carne, grasa, hueso y médula) hasta que el semen es destilado.

Y se estima que cuarenta gotas de sangre producen una gota de semen, y dado que cada eyaculación implica una pérdida promedio de media onza [14 gramos] de semen, eso equivale a la vitalidad producida por el consumo de ¡27 kilogramos de alimento!

Cada acto de cópula es equivalente a un gasto de energía de 24 horas de actividad mental concentrada o 72 horas de trabajo físico duro...!!!

Pero si en cambio el semen es retenido y convertido en Ojas y movido hacia arriba mediante la práctica del Brahmacharya, entonces se convierte en una fuente de vida espiritual en lugar de una causa de deterioro físico.

La longevidad, la creatividad, la vitalidad física y mental se ven reforzadas por la conservación del semen, y la memoria, la fuerza de voluntad, la inspiración científica y artística se derivan de la práctica del Brahmacharya.
_ _ _

Estas ideas sobre el semen y el celibato son un legado de la cultura india y son compartidas, por así decirlo, tanto por santos hindúes como por pecadores.

Y la noción de que los impulsos sexuales equivalen a un fuego creativo (no sólo para la procreación sino también para la auto-creación) es verdaderamente convincente. » [24]



Las enseñanzas hindúes afirman que la excitación sexual tiene un efecto igualmente negativo en las mujeres debido a la pérdida de vitalidad y energía nerviosa.

Y Kakar también comenta que:

« Mientras que por un lado hay una serie de sabios en la tradición india (Gandhi es el último en unirse a este augusto conjunto) que son admirados por su éxito en el celibato y los poderes que les trajo, hay por otro lado innumerables cuentos populares que detallan las desventuras de los ascetas lujuriosos. »

El siguiente es un cuento sobre la caída de un sennin japonés u “hombre de las montañas”:

« Kume-no-Sennin vivió una vida ascética en las montañas cerca de Kumedera, un templo budista, y había desarrollado la capacidad de alimentarse del aire y volar a través de él. Pero un día mientras volaba por el aire disfrutando de su libertad celestial, vio a una mujer lavando ropa en el río debajo de él. Luego percibió sus pies blancos brillando en el agua y se acercó hipnotizado.

Mientras flotaba en el aire sobre ella, sus pensamientos lujuriosos neutralizaron el poder que lo había mantenido en el aire, y se cayó estrellándose contra la tierra. El sennin no resultó herido por su caída, pero nunca recuperó sus poderes. Sin embargo ganó una esposa y descendientes. » [25]






EL VAMPIRISMO ASTRAL

Según la sabiduría atemporal, los pensamientos, las emociones y los deseos son energías. Y atraemos de los reinos astrales a nuestras mentes a aquellos que resuenan con nosotros.

Pero resulta que el plano astral también está habitado por almas astrales decadentes de humanos muertos, es decir de mentes bajas en su mayoría instintivas que quedan atrás cuando el alma humana superior asciende a los reinos más etéreos entre una vida y otra.

Y estas entidades terrestres desencarnadas, y especialmente los cadáveres astrales semiconscientes de humanos que tuvieron vidas particularmente egoístas y depravadas (que son llamados "elementarios"), pueden alimentarse de la energía emocional, vital y psíquica de cualquier persona a la que se sientan atraídos, mientras acrecientan las debilidades y los vicios sobre sus víctimas.

Por lo tanto para ser dueños de nuestros destinos, en lugar de ser juguetes de las fuerzas inferiores, necesitamos hacer un esfuerzo constante por llevar una vida pura, limpia y altruista.

(Y a parte de los elementarios y los hombres desencarnados también hay que considerar a toda una fauna de entidades astrales que buscan vampirizar energéticamente a los humanos y para quienes la energía sexual es uno de sus manjares más deseados.)






CONCLUSIÓN


Hay una historia sobre un joven que fue a ver a Sócrates para pedirle su opinión si el joven debía casarse o no. A lo que el sabio griego le respondió:

« Hagas lo que hagas, de alguna forma te arrepentirás. »

Sin embargo para aquellos que no se pueden prescindir de una pareja, las relaciones personales más estables y satisfactorias son aquellas basadas en el amor mutuo, el compromiso, la confianza y el respeto en lugar del deseo voluble y efímero.

Como escribe Henry Edge:

« El amor personal, el tema de la poesía y el romance, se compone de amor y pasión. Este último, como el fuego en general, se enciende ferozmente y luego se apaga; y si no hay nada más, el resultado es desilusión y tristeza.

Pero si en el sentimiento ha entrado el elemento divino, entonces el amor verdadero permanece después de que la pasión ha disminuido. Sin embargo este tipo de amor personal, por más sublime que pueda parecer, sigue siendo una limitación y no es más que un escalón hacia el Amor Universal.

El verdadero Amor no desea poseer su objeto, ya que no busca la satisfacción personal. Y aunque esto puede parecer un ideal muy elevado, es verdad. Y si es demasiado elevado para ti en este momento, procura no negarlo; sigue lo mejor que hay en ti, y paso a paso ascenderás. » [26]






LINKS SOBRE CASTIDAD

Para los que quieran profundizar más sobre este tema, a continuación les pongo una serie de documentos los cuales también son un antídoto al continuo acoso que efectúan los medios de comunicación sobre la sociedad con sus innumerables mensajes con connotaciones sexuales. Y el material siguiente representa una variedad de puntos de vista (nada más que está en inglés):

Libros y artículos:

·        Edwin Flatto, Warning: Sex May Be Hazardous to Your Health
·        Gabrielle Brown, The New Celibacy
·        Raymond Bernard, Nutritional Sex Control & Rejuvenation
·        Torkom Saraydarian, Sexual abuse and its effects
·        W. Higgins, Buddhist sexual ethics + A rejoinder by A. Brahmavamso & A. Nanadhammo
·        A.L. De Silva, Homosexuality and Theravada Buddhism
·        Sri Swami Chidananda, The role of celibacy in the spiritual life
·        Sri Swami Sivananda, Practice of Brahmacharya (html) (pdf)
·        Sant Shri Asaramji Bapu, The Secret of Eternal Youth
·        John Kent, Sexuality and the transmutation of energy

Sitios web:

·        Celebrating celibacy, celibrate.org
·        The Celibate FAQ, glandscape.com/celibate.html






Referencias

  1. Elizabeth Abbott, A History of Celibacy, Nueva York: Scribner, 2000, p. 426.
  2. Ibíd, p.384-6
  3. William Skudlarek, Demythologizing Celibacy: Practical wisdom from Christian and Buddhist monasticism, Collegeville, MN: Liturgical Press, 2008, p.91
  4. Simon Parkin, «“I have never felt sexual desire”», 21 de junio de 2016, bbc.com; asexuality.org
  5. plannedparenthood.org
  6. Gabrielle Brown, The New Celibacy: A journey to love, intimacy, and good health in a new age, Nueva York: McGraw-Hill, 2ª edición, 1989, p.6-7
  7. M. Nettleman, K.S. Ingersoll y S.D. Ceperich, «Characteristics of adult women who abstain from sexual intercourse», Journal of Family Planning and Reproductive Health Care, v. 32, nº 1, 2006, pp. 23-4, ncbi.nlm.nih.gov
  8. cdc.gov
  9. «British sex survey 2014: “the nation has lost some of its sexual swagger”», theguardian.com
  10. Rosalyn M. Meadow y Lillie Weiss, Women’s Conflicts about Eating and Sexuality: The relationship between food and sex, Nueva York: Haworth Press, 1992, p.75
  11. A History of Celibacy, p.22
  12. «First-person accounts of celibacy», glandscape.com
  13. Liz Hodgkinson, Sex is Not Compulsory, Londres: Sphere Books, 1988, p.8-11
  14. Shawn Nevins, The Celibate Seeker: An exploration of celibacy as a modern spiritual practice, Wheeling, WV: TAT Foundation Press, 2007, p.52
  15. The Celibate FAQ, glandscape.com
  16. What is Enlightenment, nº13, primavera/verano de 1998, p.88, 150
  17. Franz Hartmann, The Life of Paracelsus and the Substance of his Teachings, San Diego, CA: Wizards Bookshelf, 1985 (1887), nota al pie de las páginas 91-2
  18. Raymond Bernard, Nutritional Sex Control & Rejuvenation, Mokelumne Hill, CA: Health Research, n.d.
  19. Demythologizing Celibacy, p.5, 7
  20. Torkom Saraydarian, Sexual abuse and its effects, selfdefinition.org
  21. Mantak Chia, con Michael Winn, Secretos Taoístas del Amor: Cultivando la energía sexual masculina, Santa Fe, NM: Aurora Press, 1984, p.120-4
  22. Sri Swami Chidananda, «The role of celibacy in the spiritual life», dlshq.org, What is Enlightenment, nº 13, primavera/verano de 1998, p.102ff.
  23. Sant Shri Asaramji Bapu, The Secret of Eternal Youth, p. 37; Swami Sivananda, Practice of Brahmacharya, 1997.
  24. Sudhir Kakar, Intimate Relations: Exploring Indian sexuality, Nueva Delhi: Penguin, 1990, p.118-122
  25. Rodney Charles y Anna Jordan, Lighter Than Air: Miracles of human flight from Christian saints to native American spirits, Fairfield, IO: Sunstar Publishing, 1995, p.82
  26. Henry T. Edge, «Love», The Eclectic Theosophist, nº 112, julio/agosto de 1989, p.5