¡CAMBIÉ DE OPINIÓN Y AHORA SOY TERRAPLANISTA!


 
 
Ahora que ya se puso de moda el turismo espacial he cambiado mi punto de vista y me he vuelto terraplanista. Ahora creó que la Tierra es plana!!!!
 
Si, como lo escucharon, y es que como he constatado que en varias páginas de internet están proponiendo hacer quínelas para enviar a los terraplanistas al espacio para que ellos mismos puedan ver con sus propios ojos que la tierra es redonda, y de esta forma esos individuos dejen de estar fastidiando con su necedad de asegurar que la tierra es plana como tanto lo aclaman; he decidido cambiarme de bando para así con un poco de suerte ser uno de los afortunados a quien le paguen el viaje. ☺☺☺☺
 
Por lo tanto si quieren convencerme que la tierra es redonda, no duden en hacer sus donaciones para enviarme al espacio, y además no soy exigente porque aunque hubiera preferido viajar con el Blue Origin de Jeff Bezos, me conformo con el Virgin Galactic de Richard Branson que está a mitad de precio, aunque solo sube hasta los 86 km de altura.
 
 
~ * ~
 
 
Así que anímense a hacer coperacha, nada más son 250’000 dólares, es una ganga, ayúdenme a convencerme que la Tierra es redonda!!!
 
 
 

 
 
 
(Estoy bromeando)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

GUÍA PARA LEER LOS LIBROS DE RICHARD BACH


 
Al respecto la biblioteca Upasika escribió lo siguiente:
 
A algunos les habrá sorprendido que colocáramos en el primer lugar de nuestro ABC para comenzar a estudiar filosofía esotérica, el libro de Richard Bach: “Juan Salvador Gaviota”.
 
Esta obra, aparecida en 1970, es una maravillosa fábula protagonizada por una gaviota que trata de superar sus limitaciones y trascender la mediocridad de las otras aves de la bandada. Su sencillez y profundidad le sirvieron para propagarse como reguero de pólvora en las universidades norteamericanas, luego en ámbitos intelectuales, espirituales y finalmente en el gran público, logrando récords de venta en los años 70.
 
El camino que elige Juan Salvador Gaviota es el mismo camino que eligen todos los discípulos de Oriente y de Occidente: ascendente, contracorriente y desafiante, y por esta razón todos aquellos que no se conforman con los parámetros superficiales de nuestra sociedad moderna necesariamente se sienten identificados con la entusiasta gaviota.
 
 
Richard Bach es un aviador entusiasta y en casi todas sus obras aparecen historias y personajes vinculados con el vuelo. Los lectores de “Juan Salvador Gaviota” se sentirán muy satisfechos al leer “Ilusiones” que es una de las mejores obras de Bach.
 
Otros libros de Bach abordan temas biográficos del autor, como “El puente hacia el infinito” y “Uno” donde habla de las almas gemelas y en su caso de su relación personal con Leslie Parrish.
 
Una obra digna de destacarse en su bibliografía es la brevísima “Ningún lugar está lejos”, sobre todo en la versión impresa con los bellos dibujos de Ron Wegen.
 
El orden sugerido de lectura de los libros de Bach es éste:
 
   1) Juan Salvador Gaviota (1970)
   2) Ilusiones (1977)
   3) Ningún lugar está lejos (1976)
   4) Nada es azar (1969)
   5) El don de volar (1974)
   6) El puente hacia el infinito (1984)
   7) Uno (1988)
   8) Al otro lado del tiempo (1993)
   9) Alas para vivir (1995)
 
 
 
 
 
COMENTARIOS DE VARIOS LECTORES
 
Julián: Gracias, recuerdo que cuando ingresé a la ORC de AMORC, allá por el año 1980, en Lima, Perú, estaban ensayando una obra teatral que me llamó mucho la atención. Esa obra era la de “Juan Salvador Gaviota”. Leo su recomendación que me parece muy apropiada.
 
 
Xavier: Excelentes libros y estupendo autor. Contribuyó enormemente en mis inquietudes espirituales e intelectuales desde mi infancia y adolescencia. Muchas gracias por difundir su obra.
 
 
Adriana: Sus libros son “maravillosos” y muchas de sus situaciones descritas son realmente facetas encarnadas por el lector. Recuerdo que un cantante latino tiene una canción bonita, creo que es Juan Bau, la canción refleja algo de las vivencias del libro y tiene un título análogo.
 
Aunque debo decir que me sentí decepcionado cuando me enteré de su separación con Leslie Parrish y que su relación con su hija no era ni siquiera lo que decía. Me llegué a preguntar si solo escribía cosas bonitas por dinero o realmente había vivenciado los procesos de vida que se reflejan en sus libros “Uno” y “Puente al infinito” sobre el amor de pareja y la relación de vida con una mujer al nivel de lo que uno pudiera desear como estudiante de esoterismo (almas gemelas). Pero llegué a entender que Richard Bach es solo humano, demasiado humano, entonces se me quitó la decepción y llego la comprensión.
 
 
Phileas: Interesante aporte. Bach ha hablado varias veces sobre su separación con Leslie Parrish y en una entrevista que le hicieron él contestó lo siguiente:
 
¿Están usted y Leslie aún juntos?
 
No, pero eso quiere decir que ya no estamos casados. Almas Gemelas para mi no define el estar casado por los papeles. Hay una conexión de aprendizaje que existe entre ambas almas. Leslie y yo tuvimos eso por mucho tiempo y hace unos años ella tuvo un sorprendente cambio. Ella me dijo, “¡Richard, tenemos diferentes metas! Yo buscaba mis pequeñas aventuras y deseaba escribir más libros. En cambio Leslie, quien ha trabajado toda su vida, deseaba paz, ralentizarse sin complicase la vida. No hubo ni familia, ni otros hombres ni otras mujeres que nos separaron. Deseábamos solo diferente futuro. Ella tenía razón en su meta y yo en el mía. Finalmente tuvimos que decidirnos. Podíamos haber salvado nuestro matrimonio y cada uno haber cedido un poco: “Tu no podrás ser quien deseas realmente ser” o podríamos separarnos y salvar el amor y respeto que teníamos cada uno del otro. Así que decidimos que el matrimonio era menos importante y ahora vivimos vidas separadas.
 
¿Escribirá sobre eso algún día?
 
No estoy seguro. Podría escribir mi percepción pero no la de ella. Creo que Leslie y yo fuimos destinados a encontrarnos para vivir todos esos años juntos y también separarnos. ¡Hay mucho que aprender! Cuando un matrimonio termina, podemos considerarlo un fracaso si queremos, o también podemos llamarlo una graduación. A lo mejor no estábamos destinados a seguir la vida unidos, a lo mejor no éramos almas gemelas después de todo. Nuestra graduación fue parte de la experiencia de que nosotros elegimos antes de nacer, y también aprender a dejarnos ambos marchar. Somos dos expresiones de vida que decidimos compartir experiencias durante veintiún años. Buenos y terribles momentos, todo en los libros y más, es verdad. Estamos separados porque decidimos tener diferentes futuros. Me he vuelto a casar, he comenzado una nueva aventura como Leslie ha comenzado la suya, pero nunca olvidaré que ella fue un alma gemela como yo fui para ella. Vivimos lecciones importantes juntos.
 
 
Guillermo: “Juan Salvador Gaviota” e “Ilusiones” son dos libros bellos, aleccionadores y fáciles de leer. Ambos son relatos alternos de cuando una persona decide seguir un camino de desenvolvimiento espiritual. También leí “El Don de Volar” pero es un relato menos filosófico y más dedicado a describir minuciosamente el vuelo, casi hasta convertirse en un hombre-avión. Aunque inicié mi camino con otro libro (“El Retorno de Los Brujos” de Pauwels y Bergier), sin duda los libros de Richard Bach son especialmente buenos para inducir inquietudes espirituales en los más jóvenes.
 
 
Jordi: Es una de las más impactantes obras, de exquisita confección que he leído. Aún hoy sigue ejerciendo un poder en mi interior su metáfora espiritual.
 
 
 
 
 
 
MI OPINIÓN
 
Yo recomiendo mucho leer su libro “Juan Salvador Gaviota”, mientras que sus otros libros, considero que son opcionales si les gusta leer a ese autor.
 
Él tiene muy pocos conocimientos esotéricos y sus libros sirven más para inspirar que para adquirir sabiduría. Y pueden ser beneficiosos siempre y cuando ustedes sepan sacar lo bueno que hay en su contenido, pero no se dejen obnubilar por la farándula que Bach también pone en ellos, como por ejemplo toda la epopeya que él escribió acerca de “su historia de amor con su alma gemela” y la cual terminó en un divorcio; y de hecho él tuvo tres esposas y con las tres terminó divorciándose…
 
Richard Bach es un escritor que tiene ideas interesantes, que sabe emocionar al lector, pero que no es un guía espiritual.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

GUÍA PARA ABORDAR LA OBRA LITERARIA DE BLAVATSKY


 
En este capítulo les voy a ir poniendo toda la información interesante que voy encontrando sobre este asunto, y comienzo con lo que dijo la biblioteca Upasika al respecto:
 
 
ABC PARA ABORDAR A HELENA BLAVATSKY
 
La controvertida escritora rusa Helena Petrovna Blavatsky puede considerarse, junto con Eliphas Lévi, la impulsora del moderno esoterismo occidental. Viajera incansable, fundó en 1875 la Sociedad Teosófica en Nueva York junto a Henry Steel Olcott y William Quan Judge.
 
Aunque su obra más importante es “La Doctrina Secreta” nadie que esté en su sano juicio comenzaría el estudio de la teosofía blavatskiana con esa obra. Por eso hemos creado este breve artículo con los libros que consideramos el A-B-C para comprender a Blavatsky sin recurrir a otros autores (aunque hacer eso sería perfectamente válido).
 
Bibliografía recomendada
 
Oscura, barroca y en ocasiones impenetrable, el acceso al canon de HPB necesita de una “llave” y esta llave es “La Clave de la Teosofía”, una de sus últimas obras, escrita en forma de preguntas y respuestas, conteniendo una síntesis bastante accesible de las enseñanzas teosóficas.
 
Como un complemento de esta obra introductoria, puede ser aconsejable estudiar un texto corto titulado “Ocultismo práctico” publicado al castellano en 1948 por la editorial Kier. Sin embargo los blavatskianos fundamentalistas como Carlos Cardoso Aveline advierten que una sección de este libro (“Insinuaciones prácticas para la vida diaria”) no pertenece a Blavatsky sino a sus sucesores.
 
(Observación de Cid: concuerdo completamente que la tercera parte no es de Blavatsky, ver link)
 
Dejando de lado las obras de ficción que Blavatsky escribió (“Por las grutas y selvas del Indostán”, “Narraciones ocultistas y cuentos macabros” y “El país de las montañas azules”) otro libro que podríamos considerar como básico para conocer los fundamentos del pensamiento teosófico de finales del siglo XIX es el clásico “Isis sin velo” que aunque está escrito en un estilo bastante intrincado, es un paso previo necesario antes de sumergirse en “La Doctrina Secreta”.
 
Blavatsky escribió numerosos artículos de temáticas diversas que fueron magistralmente compilados por Boris de Zirkoff en sus “Collected Writings”, pero que no cuentan con una traducción oficial al idioma castellano, aunque en los últimos años un esforzado grupo de estudiantes de Teosofía y simpatizantes de HPB (organizados por el incansable José Rubio Sánchez) se ha empeñado en traducir tomo a tomo estos escritos recopilados.
 
No podemos olvidar en este resumen la obra “La Voz del Silencio” transcrita por HPB del “Libro de los Preceptos de Oro” del Tíbet, aunque para abordar su estudio se requiere el manejo de ciertas claves y conceptos que solamente podrán conocerse con un estudio pormenorizado de la filosofía oriental y la teosofía blavatskiana.
 
Resumiendo, el A-B-C para estudiar a Helena Blavatsky podría ser el siguiente:
 
  a) La Clave de la Teosofía
  b) Ocultismo Práctico
  c) Isis Develada
 
 
 
 
 
COMENTARIOS DE VARIOS LECTORES
 
Salvador: Me gusta la forma en se pretende introducir a los lectores a la Teosofía de la Señora Blavatski, porque yo empecé con Isis sin Velo y la verdad que me costo mucho trabajo entender y comprender su contenido, sobre todo eso de las razas y las sub-razas, así como las edades y los ciclos; para después continuar con La Doctrina Secreta, y al final La Clave de la Teosofía. O sea que lo hice al revés y por eso se me dificultó mucho estudiarlos.
 
 
Eric: Estudio el esoterismo y me gusta, he leído a HPB, es difícil comprenderla pero estas guías que nos da son valiosas, voy a intentarlo.
 
 
José: Amigos; lo siguiente me ha hecho reír: “La Doctrina Secreta, nadie que esté en su sano juicio comenzaría el estudio de la teosofía blavatskiana con ese libro”.
 
Tendría yo entre 31 y 33 años, no más con toda seguridad, cuando llegó a mis manos sin haberlo buscado ni sabido nada de él ni de su autora ni de la Sociedad Teosófica, un viejo ejemplar de la Doctrina Secreta titulado “El Libro de Dzian”. Me lo entregó una mujer de la cual no recuerdo ni siquiera su nombre. Nos conocíamos por concurrir como tantos otros a una escuela espiritista (La Escuela Basilio) a la cual en uno de mis tantos momentos de crisis existencial, llegué acompañado por un amigo, alrededor de mis 26 años.
 
Ella que solía mantener charlas conmigo sobre cuestiones espirituales en la sede de la escuela mencionada, se me acercó un día con el libro en la mano, y ofreciéndomelo me dijo; “te los presto, quiero que lo leas, a vos te va a gustar porque podéis entenderlo, cuando lo termines me lo devuelves y me lo cuentas”.
 
Yo, algo sorprendido por su afirmación de que pudiera comprenderlo, tomé el libro agradeciéndole. Me advirtió que era muy “fuerte” el libro, que no era para cualquiera, pero que consideraba que yo podría con él.
 
Lo que más me preocupaba por ese entonces, no solo en este caso, con respecto a lo espiritual, fue que muchas personas me dijeran lo mismo que ella me dijo al darme ese libro, que yo podría, dado que este tipo de aseveraciones hacia mi persona me fastidiaba internamente, pues no entendía porqué causa veían en mi cierta característica, condición o capacidad que yo francamente ignoraba tener, porque además nadie me especificaba claramente en qué consistía. Y así sigue siendo actualmente, solo que ya dejó de preocuparme, pues ya no me siento más el “patito feo”.
 
Lo cierto es que llegó a mi en una época propicia para poderle dedicar una suma atención, ya que en ese momento yo vivía solo desde hace breve tiempo y en mis planes estaba tomarme vacaciones invernales por primera vez en mi vida, para dedicarme pura y exclusivamente a leer una cierta cantidad de libros de los cuales me había provisto.
 
Cuando le llegó el turno a este libro, lo examiné primero hojeándolo a vuelo de pájaro, como suelo hacer generalmente. Eran los años finales de una cruel dictadura, aunque nadie lo sabía (1979-80). Era una edición vieja de la editorial Kier, en un solo tomo. No lo recuerdo bien pero creo que era de la primera mitad del siglo XX.
 
Entrado ya en su lectura, no tardé mucho en darme cuenta que la primera dificultad que se me presentó era la gran cantidad de términos de los que desconocía su significado.
 
Ante tal obstáculo, recordé de pronto que la autora había hecho una recomendación al lector, y abrí el libro para volver a leer esa recomendación. Su consejo era breve pero para mi muy concreto: le sugería al lector que en caso de complicársele entender, entonces dejara de lado la razón y encarara su lectura siguiendo la intuición.
 
Pues bien, eso fue lo que hice, no sin primero quedarme algo perplejo con la sugerencia. Bien sabía yo por ese entonces que era la intuición, pues casi cotidianamente debía valerme de ella forzadamente en aquellos tiempos, pues era (y aun lo soy) un intuitivo de nacimiento. Aunque racionalmente aun no lo podía explicar y ni siquiera dármelo a entender a mi mismo.
 
Y todo cambió inmediatamente. Comencé asombradamente a entenderlo todo, porque se me presentaba en imágenes (en lo mental) todo cuanto leía, y bien entendía, tanto que después de horas y horas, mucho tiempo, días que estuve leyendo y releyendo llegué a un punto en que dije: “basta, no quiero enterarme más”.
 
Luego leí Isis sin Velo, y leyéndolo sin problemas entendí que racionalmente primero debía haber leído tal libro, pero si así lo hubiese hecho, seguramente nunca hubiese leído la Doctrina Secreta del modo en que la leí, y por ello no hubiese obtenido todo lo que obtuve de conocimiento.
 
Un conocimiento que ha sido y es cimiento y pilar en mi vida para comenzar a lograr alcanzar la comprensión de muchas cosas, tanto del Todo como de mi mismo.
 
Entonces considero hoy día que la razón o racionalidad tiene sin dudas sus méritos, pero solo para lo concreto, la razón no sirve para explicar el Amor, por ejemplo. De todos modos, alcancé un día los estudios universitarios, el camino de la razón lo transité también. Pero lo mejor en mi camino concreto sobre lo espiritual me lo dieron por un lado Jesús, discurso crístico, y por otro “ella” conocida como Helena Petrovna Blavatsky (HPB) “Upasika”.
 
El Libro de Dzian fue para mí, entre tantos que en el mundo por ese entonces lo hayan recibido como yo. Marcó en lo espiritual a mi actual vida para siempre.
 
 
Phileas: ¡Buena anécdota! Pues en mi caso La Doctrina Secreta fue uno de los primeros libros que leí, pero con el Glosario Teosófico al lado. No entendí mucho pero hubiera comprendido más si hubiera leído antes La Clave de la Teosofía u otras obras más sencillas.
 
 
Ana: Muchas gracias por compartir tu experiencia, yo leo a la Sra. Blavatsky, pero reconozco que se me hace pesada la lectura de sus libros porque siento que la cantidad de información que brinda supera mi entendimiento.
 
 
Martin: Es curioso el modo de las personas al acercarse al estudio de la teosofía y por ende al de el esoterismo sin tantas divagaciones, en mi caso a la edad de 7 años empezaban a llegarme informaciones, temas, y lo mas importante bibliografías que se quedaron marcadas en mi mente.
 
Una de ellas fue La Doctrina Secreta y a una edad muy temprana la empecé a buscar, en los años siguientes ya tenia nociones de la terminología ocultista muy variopinta dependiendo de los autores y las corrientes filosóficas
 
A los 27 llego el tesoro que busque por casi 20 años. ¡Si! La Doctrina estaba en mis manos, fue mi introducción y comienzo en los estudios teosóficos, aunque me tardé casi tres años para leerla desde el primero hasta el ultimo tomo: Entendí cosas que ya intuía, era como recordar cosas que estaban en lo profundo de la mente.
 
Estoy de acuerdo en lo que dicen muchos de los comentarios anteriores que es difícil empezar por dicha obra, aunque creo que cada persona encuentra diferentes causalidades en su camino.
 
La segunda obra que llego a mis manos fue Isis sin Velo, pero como que ya no me pareció tan impactante como la primera obra. Lo que ahora veo como una necesidad es una guía de estudios para abordar La Doctrina porque aunque ya la he leído dos veces, siento que hay algo mas que se encuentra entre sus párrafos.
 
 
Pablo: Excelente esta idea del A-B-C por autores.
 
 
 
 
 
MI OPINIÓN
 
La investigación que he efectuado me ha llevado a la conclusión que muy probablemente Blavayky si fue una mensajera de los Maestros transhimaláyicos, y la única que conozcamos que haya difundido la enseñanza esotérica, ya que los mensajeros anteriores (Saint-Germain, Cagliostro, Mesmer, etc.) casi no escribieron nada.
 
Y si a eso le añadimos que todos los otros individuos que han pretendido también ser mensajeros de los maestros (Leadbeater, Besant, Heindel, Heller, Bailey, Ballard, Prophet, Creme, Metafísicos, etc.) han resultado ser unos embusteros, eso vuelve la obra literaria de Blavatsky muy valiosa porque es de las pocas enseñanzas esotéricas que podemos considerar que muy probablemente si es genuina.
 
El problema es que Blavatsky redacta de una forma muy difícil de entender porque ella explica como si los lectores fueran unos expertos en ocultismo. Así que yo si recomiendo mucho leer primero a otros escritores antes de abordar la obra de Blavatsky.
 
Y lo que yo les recomiendo es que primero lean mi blog donde voy paulatinamente profundizando en los diferentes temas esotéricos y cuya lista de contenido pueden ver en este (link).
 
Luego les recomiendo que lean a William Judge quien fue el principal colaborador de Blavatsky y quien escribió varios libros y artículos que son más fáciles de entender (ver link).
 
Y solo después aborden la obra de Blavatsky.
 
Y la secuencia de sus escritos que yo aconsejo es:
 
   1.  La Clave de la Teosofía
   2.  El Glosario Teosófico
   3.  Los artículos que ella escribió
   4.  La Voz del Silencio
   5.  Isis Develada
   6.  La Doctrina Secreta
   7.  Las instrucciones para la Sección Esotérica
   8.  Las instrucciones para su grupo interno
 
 
Y en este otro capítulo les detallo más sobre la obra literaria de Blavatsky, y también les indico los enlaces para que puedan descargar sus diferentes libros y artículos (link).