Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

CONVERSANDO CON EL MAESTRO KUTHUMI



Mohini Chatterjee fue un discípulo en probación del Maestro Kuthumi y también fue uno de los miembros hindúes más brillantes de la Sociedad Teosófica en sus inicios. Y en 1883, él escribió un artículo, el cual se publicó en la revista Theosophist (que es la revista oficial de la Sociedad Teosófica de Adyar) en donde narraba la historia que escuchó del encuentro de un Brahmachari (un joven sacerdote hindú) con el Maestro Kuthumi.

(Ese artículo lo pueden leer aquí)

Y posteriormente ese mismo Brahmachari, al conocer que su relato había sido publicado en esa revista, envió una carta a la Sociedad Teosófica en donde describía personalmente esa experiencia que había tenido, y ese relato se publicó en la edición de agosto de 1884 con el título:


ENTREVISTA CON UN MAHATMA

« Tuve el gusto de descubrir que en la revista Theosophist, ustedes describen la conversación que tuve con un Maestro del Himalaya, pero algunas descripciones sobre este evento son incorrectas, y también lamento descubrir que el escritor de ese artículo ha cometido algunos errores al informarles de este asunto.

Y para aclarar esos detalles, es por eso que les envío esta carta y que confío en que esta tendrá su aprobación para que la publiquen en su revista.

~ * ~

Cuando salí de mi hogar, rumbo hacia el Himalaya en busca del “Ser Supremo”, ya que había adoptado la condición de Brahmacharyashrama (que es un asceta mendicante), yo ignoraba por completo que existía una organización filosófica tal como la de la Sociedad Teosófica en donde creen en la existencia de los Mahatmas o “Humanos superiores”.

Este y otros hechos relacionados con mi viaje ya les han sido perfectamente informados y por lo tanto no se necesita repetirlos en esta carta. Y ahora les menciono lo que realmente sucedió con mi entrevista con los Maestros transhimaláyicos.

Cuando me dirigía hacia la ciudad de Almora en la India, desde la región de Manasarovar y Kailas en el Tíbet, un día descubrí que no tenía nada para comer, y estaba realmente indeciso sobre cómo proseguir mi viaje, ya que me encontraba en una zona deshabitada de la presencia humana y no podía esperar otra ayuda más que orar a Dios y seguir mi camino con paciencia.



Entre Manasarovar y Taklakhal (Burang), a la orilla de un camino, observé una gran tienda de campaña instalada y a varios Sadhus (hombres santos) llamados Chohanes*, sentados fuera de ella en un número total aproximado de diecisiete.

(* Aquí el Brahmachari cometió un error ya que los 17 Sadhus han de haber sido en realidad “Chutuktus” o sea discípulos, debido a que los Chohanes son los Jefes de los Maestros.)

Con respecto a sus vestimentas y lo demás, lo que Babu M.M. Chatterjee dijo es absolutamente correcto.

Cuando llegué hasta ellos me recibieron muy amablemente, y me saludaron diciendo: “Ram, Ram”. Les regresé sus saludos y me senté con ellos, y comenzaron a conversar conmigo sobre diferentes temas, preguntándome primero el lugar de donde venía y hacia dónde iba.

El jefe de ellos estaba sentado dentro de la tienda y se encontraba ocupado leyendo un libro. Pregunté a uno de sus discípulos cuál era el nombre de su superior y cual era el libro que estaba leyendo, y el discípulo me contestó con un tono más bien serio que su nombre era el Maestro Kouthumpa y que el libro que estaba leyendo era el Rig Veda.

Mucho tiempo antes, me habían dicho algunos Pandits del Bengala que los Lamas Tibetanos conocían muy bien el Rig Veda, y este hecho me comprobaba la veracidad de lo que me habían dicho.

Después de un breve lapso, cuando terminó su lectura, el maestro me llamó por medio de uno de sus discípulos, y fui a verlo.

Él también me saludó con el “Ram, Ram” y me recibió muy gentil y cortésmente, y comenzó a hablar tranquilamente conmigo en un perfecto Hindi muy puro.

Él se dirigió a mí con las palabras siguientes:

-       "Deberías quedarte aquí por un tiempo y ver la feria en Mansarowar, que pronto se va a festejar. Aquí dispondrás del tiempo suficiente y del retiro conveniente para poder meditar. Te ayudaré en todo lo que se pueda."

Así habló durante algún tiempo, y le respondí que lo que él dijo estaba muy bien, y que me hubiera encanado quedarme, pero que tenía motivos que me impedían detenerme allí por más tiempo.

De inmediato él comprendió mi propósito, y luego de haberme dado unos consejos secretos sobre mi futuro desarrollo espiritual, él se despidió. Pero antes de eso, él se percató que yo estaba hambriento y me preguntó si quería alimentarme antes de proseguir con mi viaje.

Yo le dije que sí, y entonces le indicó a uno de sus discípulos que me proporcionara comida, lo que el discípulo hizo de inmediato. Y para que yo tuviera preparada agua caliente para mis abluciones, él hizo fuego soplando sobre una porción de boñiga de vaca que enseguida se prendió en llamas.

Ésta es una práctica común entre los Lamas del Himalaya, y M.M. Chatterjee también la explica por completo, por lo que no es necesario repetir ese suceso.

Mientras que estuve allí con el mencionado Lama, nunca él trató de persuadirme de aceptar el Budismo o cualquier otra religión, pero sólo dijo:

-      "El hinduismo es una muy buena religión, debes creer en el Señor Mahadewa, él te hará bien. Todavía eres un hombre muy joven. No te dejes seducir por la nigromancia de nadie."

Y habiendo tenido una conversación con el Mahatma (como la describí arriba) durante unas tres horas, al despedirme reanudé mi viaje.

No soy ni un teósofo, ni un sectario, pero soy un devoto del único "OM". Y respecto al Maestro que personalmente vi, me atrevo a decir que él es un gran Mahatma.

Y por haberse cumplido algunas de sus profecías, estoy realmente convencido de su excelencia. Y de todos los Mahatmas del Himalaya con quiénes he tenido una conversación, nunca encontré alguno que hablara el Hindi mejor que él.

Sobre su lugar de nacimiento y el lugar de su residencia, no le hice ninguna pregunta, y tampoco puedo decir si él es el Mahatma de los Teósofos. En cuanto a la edad del Maestro Kouthumpa, como le dije a Babu M.M. Chatterjee y a otros, él era un hombre de aspecto mayor.

_ _ _

En resumen, le pido a los líderes del Movimiento Teosófico: al Coronel Olcott y a Madame Blavatsky, que ¿por qué albergan dudas sobre su personalidad? ¿Por qué no remiten el asunto directamente con los Maestros, con quienes pueden fácilmente comunicarse?

Cuando dicen que reciben instrucciones de ellos en asuntos menores, ¿por qué no los consultan en un asunto que se ha convertido en un enigma para ellos?

¿Por qué les molesta que el Maestro Kouthumpa tuviera el aspecto de un hombre anciano? ¿A caso no pueden los Mahatmas transformarse en cualquier edad que les guste?

Que yo sepa, sí pueden y las afirmaciones de Babu Damodar no pueden admitirse como verdaderas cuando él dice que su Maestro no es viejo.

Si ni siquiera se puede decir exactamente la edad de un hombre común, entonces menos es posible ser preciso acerca de la edad de un Mahatma, y especialmente cuando uno cree que los Mahatmas tienen el poder sobrenatural de cambiar su apariencia.

Debe admitirse que nuestros conocimientos sobre ellos están lejos de ser completos, y hay varias cosas que aún no conocemos de los Mahatmas.

Se dice que:


RAJANI KANT BRAHMACHARI.
Almora, 3 de junio de 1884»

(Observación: aquí el termino "Mahatma" se utiliza para designar a esos humanos muy evolucionados que disponen de increíbles poderes, y no como posteriormente se utilizó para designar a grande personajes de la india siendo el más famoso: el mahatma Gandhi.)




(Y abajo de este artículo, Damodar K. Mavalankar, quien era discípulo del Maestro Kuthumi y el editor de la revista Theosophist, escribió una nota en donde respondió a las preguntas que hizo el Brahmachari.)

« NOTA: Aunque el corresponsal comienza diciendo que ciertas nociones "incorrectas" se han deslizado en la narrativa de su entrevista con el Mahatma, no veo una sola declaración de Babu Mohini M. Chatterjee que difiera con lo que narró el Brahmachari.

Como actualmente el Sr. Chatterjee se encuentra en Europa, él no puede dar una respuesta a esta carta, pero el lector puede comparar lo que está escrito en esta carta con el artículo que el Sr. Chatterjee escribió, y el cual se encuentra publicado en las pp. 83-86 del vol. V de la revista Theosophist, y todo lo que el corresponsal hace ahora, es solamente mencionar algunos detalles adicionales.

En cuanto a la observación que hace el Brahmachari sobre mi declaración acerca de la edad de mi Maestro, el lector percibirá que el corresponsal solo repite, nada más que con otras palabras y en cierta medida, lo que ya he dicho que es la respuesta de mi Maestro (Vide página 62, Vol. V. Theosophist, columna 1, párrafo 1).

Sin embargo, puedo agregar que en efecto "el intelecto moldea las características", y muchas de las personas comparativamente jóvenes (si se tiene en cuenta la edad física) se ven “mayores” ante la majestuosidad de su apariencia.

Esta pregunta ya ha sido discutida extensamente en el artículo "Mahatmas and Chelas" (link) que fue publicado en el Theosophist de julio de 1884 y en varios otros escritos.

Y las preguntas hechas por el corresponsal hacia el Coronel Olcott y hacia Madame Blavatsky, así como el consejo que les ofrece, son bastante confusos, pero cada lector del Theosophist sabe muy bien que los Fundadores colectan y publican testimonios independientes de ellos sobre la existencia de los Maestros, no porque duden al respecto, sino porque desean exponer más testimonios de la manera más clara y contundente posible, a un público inquisitivo.

Y no hay nada más que decir al respecto, ya que cada buscador de la verdad debe evaluar el peso y la validez de las pruebas que se han dado, y especialmente en relación con hechos que están fuera del alcance (en la actualidad) del funcionamiento ordinario de la humanidad, aunque estos hechos pueden durante el proceso de una mayor evolución venir cada vez más al alcance de una humanidad más desarrollada. - D.K.M»

(Theosophist, agosto de 1884, volumen V, p.270)

(Y previamente en una nota editorial, Blavatsky había especificado que el Lama con quien el Bramachari había conversado no era el Maestro Kuthumi, sino que lo más probablemente había sido su intendente: Ten-dub Ughien, quien es el jefe y guía de sus discípulos cuando el Maestro Kuthumi se encuentra de viaje. Y ella precisó que “Ten-dub Ughien es un hombre de edad ya avanzada y también es muy aficionado a la lectura”.)




EL TERCER OJO Y LA GLÁNDULA PINEAL




(Este artículo fue elaborado por la Logia Unida de Teósofos de Inglaterra, cuya versión original en inglés la pueden leer aquí y le agradezco mucho a Alexander por haberlo traducido.)


Muchos nuevos términos, conceptos y enseñanzas, fueron introducidos en el mundo Occidental por Helena Blavatsky y el Movimiento Teosófico que ella fundó a finales del siglo XIX.

Desafortunadamente la mayoría de ellos se han distorsionado y profanado gravemente con el tiempo, y particularmente entre los muchos adherentes del Movimiento New Age.

En otros artículos hemos mostrado cómo las enseñanzas e ideas de la New Age acerca de los Maestros, acerca de Lemuria y la Atlántida, acerca del Ser Superior, acerca del Karma y la Reencarnación, y muchas otras cosas, son una imitación mediocre, antifilosófica y retorcida de las enseñanzas originales de la Teosofía.

Y la obsesión actual de la New Age con el Tercer Ojo y la Glándula Pineal también puede remontarse directamente a su presentación original en los escritos de Madame Blavatsky.

Pero debido a que existe tanta confusión, equivocación y desinformación peligrosa sobre este tema, hemos considerado que era conveniente juntar los siguientes extractos de las enseñanzas Teosóficas para exponer lo que los verdaderos Maestros enseñan realmente sobre este tema.

Ningún maestro espiritual respetable, confiable y fidedigno (y bajo ninguna circunstancia) publicaría nunca información y explicaciones sobre cómo “despertar”, “abrir” o “activar” el Tercer Ojo, porque todavía no es el momento adecuado para que esto suceda, y las numerosas publicaciones que existen al respecto pueden, en el mejor de los casos, permitir al individuo desarrollar algunas facultades psíquicas (¡que son diferentes a las facultades espirituales!) y en el peor de los casos, a producir serios daños psicológicos y físicos.


La idea popular de la New Age de que el desarrollo espiritual no requiere autodisciplina, ni abnegación, ni pureza, ni santidad de vida, es igualmente peligrosa, y ha llevado a miles de personas alrededor del mundo a convertirse en magos negros sin ni siquiera darse cuenta.

En realidad, hay muy pocos individuos en el mundo que conozcan los pasos y procedimientos seguros y verdaderos para despertar las muchas potencialidades latentes de la Glándula Pineal, y ellos nunca hablarán o escribirán nada sobre esto, ya que han jurado discreción como parte de sus reglas de iniciación.

Y es el egoísmo, el egocentrismo, la sensualidad, la pereza mental, la impureza, la inmoralidad y la codicia por esos poderes y experiencias “sobrenaturales”, lo que mantiene a la gran mayoría de los aspirantes espirituales de hoy tan lejos de esa meta como nunca.





CINCO HECHOS IMPORTANTES
ACERCA DEL TERCER OJO



1

En el esoterismo Hindú, al Tercer Ojo se le llama “el Ojo de Shiva”, mientras que en el Budismo esotérico del Tíbet y en las regiones Transhimaláyicas se le conoce como “el Ojo de Dangma”.

* * *

« La forma una de existencia, sin límites, infinita, sin causa, se extendía sola en sueño sin ensueño; y la vida palpitaba inconsciente en el espacio universal, en toda la extensión de aquella omnipresencia que percibe el Ojo abierto de Dangma.

Pero, ¿dónde estaba Dangma cuando el Alaya del universo estaba en Paramârtha, y la gran rueda era Anupâdaka? »
(Doctrina Secreta, vol.1, p.27)

« El Iniciado, únicamente enriquecido con la sabiduría adquirida por las generaciones innumerables de sus predecesores, dirige el “Ojo de Dangma” hacia la esencia de las cosas, en la cual no puede Mâyâ [la ilusión] tener influencia alguna. »
(DS 1:45)

« En la India se le llama “El Ojo de Shiva”, pero más allá de la gran cordillera es conocido en la fraseología esotérica como “El Ojo abierto de Dangma”.

Dangma significa “alma purificada” y es cuando uno se ha convertido en un Jivanmukta, o sea el Adepto más elevado, o más bien aquel a quien se le da el nombre de Rishi, Mahâtma o Maestro.

Su “ojo abierto” es el ojo interno y espiritual del vidente, y la facultad que por medio del mismo se manifiesta, no es la clarividencia como se la comprende generalmente (o sea el poder de ver a distancia), sino más bien la facultad de la intuición espiritual, por cuyo medio se puede obtener el conocimiento directo y certero.

Esta facultad se halla íntimamente relacionada con el “tercer ojo”, atribuido por la tradición mitológica a ciertas razas de hombres. »
(DS 1:46)

« Las historias Puránicas de todos estos hombres son las de nuestras Mónadas [nuestra esencia divina], en sus diversas e innumerables encarnaciones sobre esta y otras esferas, sucesos percibidos por el “Ojo de Shiva” de los antiguos Videntes (el “tercer ojo” de nuestras Estancias) y descritos alegóricamente. »
(DS 2:284)

« Shiva-Rudra, el “Yogui Patrón”, cuyo “tercer ojo”, místicamente, tiene que ser adquirido por el asceta antes de convertirse en un Adepto. »
(DS 2:615)




2

El Tercer Ojo (antes de atrofiarse) estaba situado en la parte posterior de la cabeza y no en la parte delantera como usualmente se lo muestra, y es sólo para fines ilustrativos (y a menudo por ignorancia) que ha sido retratado como si estuviera entre los dos ojos físicos o en la frente.

* * *

« El tercer ojo estaba en la parte posterior de la cabeza. »
(DS 2:294)

« La expresión alegórica de los místicos Hindúes que hablan del “Ojo de Shiva”, el Trilochana (“el que tiene tres ojos”) recibe de este modo su justificación y razón de ser, siendo la transferencia de la glándula pineal (que una vez fue ese “tercer ojo”) a la frente, una interpretación incorrecta. »
(DS 2:295)

« Al principio, todas las clases y familias de las especies vivientes eran hermafroditas y objetivamente de un solo ojo. En el animal... el tercer ojo era, primitivamente, lo mismo que en el hombre, el único órgano visual. Los dos ojos físicos frontales se desarrollaron más tarde, tanto en el bruto como en el hombre, y cuyo órgano visual físico estaba, al inicio de la Tercera Raza-Raíz (la Lemuriana), en la misma posición que el de algunos de los vertebrados ciegos en nuestros días, o sea debajo de una piel opaca. »
(DS 2:299)

« Recuérdese que la Ciencia Oculta presenta a la Primera Raza-Raíz como espiritual al interior y etérea al exterior. Mientras que la Segunda Raza-Raíz era mentalmente psico-espiritual y corporalmente etéreo-física.

La Tercera Raza-Raíz se encontraba aún privada de inteligencia en su comienzo y era astrofísica en su cuerpo, y vivía una vida interna, en la cual el elemento psico-espiritual no estaba en modo alguno influido todavía por los sentidos fisiológicos apenas nacientes. Y sus dos ojos frontales miraban ante ellos sin ver el pasado y el futuro. Pero el “tercer ojo abarcaba la ETERNIDAD”. »
(DS 2:299)

« En aquellos antiguos tiempos de los machos-hembras (los hermafroditas), había criaturas humanas con cuatro brazos; con una cabeza, pero con tres ojos. Ellos podían ver por delante y por detrás. »
(DS 2:294)




3

El Tercer Ojo se deterioró y se retiró dentro de la cabeza, y dejó de funcionar durante la humanidad Atlante, la cual se conoce como la Cuarta Raza-Raíz.

* * *

« Entonces la cuarta Raza-Raíz creció en orgullo y dijeron: “somos los reyes, somos los dioses”.

Tomaron esposas de hermosa apariencia. Esposas procedentes de los “sin mente”, los de cabeza estrecha. Y engendraron monstruos, demonios perversos, macho y hembra, y también Khados (Dakini) con mentes limitadas.

Ellos construyeron templos para el cuerpo humano. Rendían culto al varón y a la hembra. Y entonces el tercer ojo cesó de funcionar. »
(DS 2:20)

« Un enorme periodo de tiempo más tarde (después de la separación de los sexos) habiendo caído los hombres en la materia, su visión espiritual se nubló; y, a la par, el tercer ojo comenzó a perder su poder... Cuando la Cuarta Raza-Raíz (la Atlante) llegó a la mitad de su desarrollo, la visión interna tuvo que ser despertada y adquirida por estimulantes artificiales, cuyo procedimiento conocían los antiguos sabios.
. . .
Y del mismo modo el tercer ojo, petrificándose gradualmente, pronto desapareció. Los de dos caras se convirtieron en los de una cara, y el ojo se hundió profundamente en la cabeza y se halla ahora enterrado bajo el cabello. »
(DS 2:294)

« Entoncesel tercer ojo cesó de funcionar”, dice la Estancia, porque el HOMBRE se había hundido demasiado profundamente en el cieno de la materia.

¿Cuál es el significado de esta extraña declaración del verso 42, referente al “tercer ojo de la Tercera Raza-Raíz, el cual había muerto y no funcionaba ya”?

Ahora debemos exponer algunas otras enseñanzas ocultas, respecto a este punto (así como de otros puntos), y para hacer eso, hay que ampliar la historia de la Tercera y Cuarta Razas-Raíces, a fin de arrojar más luz sobre el desarrollo de la humanidad presente [la Quinta Raza-Raíz]; y mostrar cómo las facultades puestas en actividad por el ejercicio oculto, le devuelven al hombre la posición que ocupaba anteriormente (con referencia a la percepción y a la conciencia espiritual). Pero primeramente hay que explicar el fenómeno del tercer ojo. »
(DS 2:288)

« El tercer ojo se retiró al interior cuando concluyó su curso. »
(DS 2:295)

« Mientras que el ojo “Ciclópeo” era y es aún en el hombre el órgano de la visión espiritual, en el animal fue el de la visión objetiva. Y este ojo, habiendo cumplido su misión, fue reemplazado en el curso de la evolución física de lo simple a lo complejo, por dos ojos, y de este modo fue puesto a un lado y conservado por la naturaleza para posterior uso en futuros Eones. »
(DS 2:299)

« Ahora bien, lo que los estudiantes de Ocultismo deben de saber es que EL “TERCER OJO” ESTÁ INDISOLUBLEMENTE RELACIONADO CON EL KARMA.

Y esto es tan misterioso, que son muy pocos los que han oído hablar de ello. El “ojo de Shiva” no se atrofió por completo hasta la terminación de Cuarta Raza-Raíz (la Atlante).

Cuando la espiritualidad y todos los poderes y atributos divinos del hombre de la Tercera Raza-Raíz (la Lemuriana) se hicieron servidores de las pasiones fisiológicas y psíquicas, que acababan de despertarse en el hombre físico, en lugar de ser lo contrario, el ojo perdió sus poderes. Pero tal era la ley de la Evolución, y en estricta verdad, no fue una CAÍDA. »
(DS 2:302)

« Se nos dice que los hombres de la Tercera Raza-Raíz poseyeron un tercer ojo físico, hasta cerca del período medio de la Tercera Sub-raza de la Cuarta Raza-Raíz; cuando la consolidación y el perfeccionamiento del organismo humano fue la causa de que desapareciera de la anatomía externa del hombre.

Sin embargo, psíquica y espiritualmente, su percepción mental y visual duró hasta cerca de la terminación de la Cuarta Raza-Raíz, cuando sus funciones se extinguieron totalmente, debido a la condición material y depravada en la que se había caído la humanidad. Y esto fue anterior a la sumersión de la masa del continente Atlante. »
(DS 2:306)




4

Hoy en día, el tercer ojo permanece latente e inactivo dentro de todos los seres humanos como la glándula pineal.

* * *

« El “ojo deva” no existe ya para la mayoría de la humanidad. El tercer ojo está muerto y no funciona; pero ha dejado tras de sí a un testigo de su existencia, y este testigo es ahora la Glándula Pineal. »
(DS 2:295)

« Los de dos caras se convirtieron en los de una cara, y el ojo se hundió profundamente en la cabeza y se halla ahora enterrado bajo el cabello. Durante la actividad del hombre interno (durante el trance y la visión espiritual) el ojo se hincha y se dilata. Y el iniciado muy evolucionado (el Arhat) lo ve y lo siente, y por consecuencia regula su acción. »
(DS 2:294)

« Si el “ojo” singular está atrofiado ahora en el hombre, es una prueba de que (lo mismo que en el animal inferior) ha estado una vez activo; pues la naturaleza jamás crea la forma más pequeña e insignificante sin que tenga algún definido propósito o uso.

Fue un órgano activo, decimos, en aquel estado de la evolución, en que el elemento espiritual en el hombre reinaba supremo sobre los apenas nacientes elementos intelectuales y psíquicos.

Y cuando el ciclo siguió su curso, descendiendo hacia aquel punto en que los sentidos fisiológicos se desarrollaron con el desenvolvimiento y consolidación del hombre físico, marchando pari passu con él (as vicisitudes y tribulaciones complejas e interminables del desarrollo zoológico), este “ojo medio” terminó por atrofiarse, juntamente con las características primeras espirituales y puramente psíquicas del hombre.

Dice la sabiduría popular que “los ojos son el espejo, así como las ventanas del alma”, y Vox Populi Vox Dei. »
(DS 2:298)

« El fisiólogo moderno no sabe nada de la glándula pineal, a la que describe como “una glándula córnea con un poco de arena en ella”, pero que en realidad es la clave de la conciencia más elevada y divina en el hombre (su mente omnisciente, espiritual y universal).

Este apéndice aparentemente inútil es el péndulo que, una vez terminado el mecanismo de relojería del hombre interno, lleva la visión espiritual del EGO a los planos más elevados de percepción, desde donde el horizonte abierto ante él llega a ser casi infinito. »
(Blavatsky, artículo “Diálogo sobre los Misterios de la Muerte”)

« Y hubo una época en que era algo común y normal todo aquello que en nuestros tiempos modernos se considera como impresionante y enigmático (pero que cada vez los científicos se ven más obligados a creer en ello, como la transmisión del pensamiento, la clarividencia, la clariaudiencia, etc.); en resumen, todo lo que ahora se llama “maravilloso y anormal”, todo esto y mucho más pertenecía en los tiempos muy antiguos a los sentidos y facultades comunes de toda la humanidad.

Recorremos, sin embargo, ciclos hacia atrás y hacia adelante; es decir, que lo que perdimos en espiritualidad, lo adquirimos en desarrollo físico, y este proceso de materialización duró casi hasta el fin de la Cuarta Raza-Raíz. Pero ahora nosotros (la humanidad) estamos actualmente disminuyendo del mismo modo gradual e imperceptible en lo físico todo lo que volveremos a ganar en espiritualidad, en este nuevo proceso de sublimación de la materia.

Y este proceso debe continuar hasta el período que colocará en línea paralela a la Sexta Raza-Raíz, con el nivel de la espiritualidad que la humanidad tuvo durante la Segunda Raza-Raíz. »
(DS 1:536-7)




5

No es ni seguro, ni fácil, ni necesario, tratar de despertar y activar el Tercer Ojo en este momento... y hacerlo sin peligro y de manera adecuada requiere la máxima pureza y castidad de vida.

* * *

« El Lanú puro (discípulo, chela) no debe temer peligro alguno; pero el que no se conserva puro (y que no es casto) no recibirá ayuda del ojo deva. »
(DS 2:295)

« Esto arroja también luz en el misterio, incomprensible para algunos, de la relación entre la Videncia anormal, o Espiritual, y la pureza fisiológica del Vidente.

Y es que muchas veces, los estudiantes se hacen la siguiente pregunta:

¿Por qué el celibato y la castidad son condición sine qua non del discipulado regular o del desarrollo de poderes psíquicos y ocultos?

Y la respuesta se halla en el Comentario. Cuando se nos dice que el “tercer ojo” fue hace mucho un órgano fisiológico, y que más tarde, debido a la desaparición gradual de la espiritualidad y al aumento de la materialidad (provocando así que la naturaleza física extinguiera a lo Espiritual), el tercer ojo se convirtió en un órgano atrofiado, tan poco comprendido ahora por los fisiólogos como lo es el bazo.

Y cuando llegamos a saber esto, la relación se hace evidente, ya que descubrimos que durante la vida humana, el mayor obstáculo para el desarrollo espiritual, y especialmente para la adquisición de los poderes del Yoga, es la actividad de nuestros sentidos fisiológicos.

Y estando de igual modo la acción sexual estrechamente relacionada, (por interacción) con la médula espinal y la materia gris del cerebro, es inútil entrar en más explicaciones.

Por supuesto, el estado normal y anormal del cerebro, y el grado de actividad en la médula oblongada (bulbo raquídeo) reacciona poderosamente sobre la glándula pineal, pues, debido al número de “centros” de esa región, que gobiernan la gran mayoría de las funciones fisiológicas de la actividad animal, y debido también a la estrecha e íntima proximidad de las dos médulas, la médula oblongada tiene que ejercer una acción “inductiva”, muy poderosa, sobre la glándula pineal.

Todo esto es muy claro para el Ocultista, pero es muy vago para los lectores en general. »
(DS 2:295-6)

« No puedes desarrollar el tercer ojo. Es demasiado difícil, y hasta que hayas entendido mucho más la filosofía esotérica y espiritual, sería inútil hacerlo, y un sacrificio inútil es un delito de locura.

Pero en cambio, he aquí el consejo dado por muchos Adeptos:

-        Todos los días, y tantas veces como sea posible, y antes de irte a dormir y después de despertar; piensa, piensa y piensa, en la gran verdad de que no eres solamente un cuerpo, un cerebro, o un hombre astral, sino que ante todo, tú eres ESO, y “ESO” es el Alma Suprema.

Sigue este consejo, y a través de esta práctica poco a poco destruirás la noción falsa que impera en la actualidad, y por la persistencia en esto, y sometiendo tus pensamientos diarios cada noche al juicio de tu Ser Superior, finalmente ganarás la luz. »
(William Judge, libro Cartas que me han ayudado, p.116)







EN RESUMEN

El número de febrero de 2014 de la revista “The Theosophical Movement” (que se puede leer online y en inglés aquí) incluye un artículo titulado “El Tercer Ojo de Shiva” y explica que:

« La Glándula Pineal está relacionada con las visiones espirituales, mientras que el cuerpo pituitario está relacionado con las visiones psíquicas puras. Y la Médula Espinal del hombre conecta al Cerebro con los órganos generativos.

El Ocultismo Práctico fundado en la Filosofía Esotérica reconoce la relación directa e íntima entre la Glándula Pineal y los genitales, ya que estos dos son polos creativos, y cuando uno es positivo y activo, una condición proporcionalmente negativa y pasiva se produce en el otro.

Cuando el Polo Norte de la Glándula Pineal está activo, crea ideas y pensamientos. En cambio, cuando el Polo Sur del órgano generativo está activo, crea bebés.

La Glándula Pineal es el Corazón de la Mente (el asiento del Amor sin ningún rastro de lujuria, el asiento de la Compasión sin ningún rastro de pasión).

En el individuo común, tanto la Glándula Pineal como los genitales están activos por turnos, y por lo tanto, el humano actual es una mezcla de lujuria y amor, de pasión y compasión.

Y la función de la Glándula Pineal también se ve afectada por el consumo de alcohol y drogas, lo cual impide el desarrollo del “tercer ojo”, o de la intuición espiritual. Y a medida que se avanza por el sendero espiritual, la abstinencia de las drogas y las bebidas alcohólicas, así como la observancia del celibato, se hacen cada vez más necesarias. »


Esto es lo que enseña la Teosofía, y cuando nos detenemos a pensar en el hecho de que en primer lugar fue la creciente materialidad y sensualidad de los seres humanos lo que provocó el oscurecimiento y el deterioro del Tercer Ojo y sus facultades, se hace claramente evidente que su despertar o “reapertura” depende de la disminución de esa materialidad y sensualidad por parte del aspirante espiritual.

El hombre material siempre paraliza y bloquea al hombre espiritual. Y esto (a pesar de que es una enseñanza impopular y molesta para muchos) implica que la espiritualidad y la sensualidad no se mezclan. Nunca pueden mezclarse, y nunca se han mezclado, y nunca se mezclarán, porque un desastroso destino kármico se encuentra al final de tal sendero.

Y los textos de La Voz del Silencio enfatizan esta eterna verdad:

« El Yo material y el YO espiritual jamás pueden estar juntos. Uno de los dos tiene que ceder, ya que no hay lugar para ambos al mismo tiempo. »

« Antes que la mente de tu alma pueda comprender, el capullo de la personalidad debe de ser eclipsado, y el gusano del sensualismo debe de ser aniquilado, sin resurrección posible. »

« No puedes recorrer el Sendero antes que tú te hayas convertido en el Sendero mismo. »