Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

¿ES POSIBLE CONTACTAR Y TRABAJAR CON LOS ÁNGELES?



Cuando le hicieron esta pregunta al Maestro Pastor, esto fue lo que él respondió:

« Antes de querer contactar y trabajar con los ángeles, ustedes primero deben saber quiénes son los ángeles. Y como lo expliqué, los ángeles pertenecen al rayo tres, ellos son la manifestación del rayo del Espíritu Santo, la inteligencia activa, el poder constructor, el poder de hacer todas las cosas.

Entonces,

¿Qué es un ángel?

Un ángel es ante todo un inmenso torbellino de energía creativa, y es por eso que el ángel tiene el poder incluso sobre la materia y que a menudo se lo invoca para que actúe sobre la materia porque la materia es su primer reinado. Y digo esto no porque los ángeles habiten en la materia, sino porque los ángeles controlan la materia.

Mientras que los humanos son lo contrario, los humanos viven en el plano físico, pero frente a la materia ellos se encuentran un poco mancos porque la materia no es el primer reinado del hombre.

El primer reinado del hombre es lo que los Maestros están tratando de hacerles adquirir en estos momentos, y es el espíritu. El espíritu en todas sus cualidades y en todos sus aspectos y especialmente en su aspecto mental, y cuando digo mental, no me estoy refiriendo al aspecto intelectual sino al aspecto discursivo. El mental en el sentido de que ustedes entienden los misterios del mundo y no en que desarrollan el intelecto.

Entonces el ángel tiene poder sobre la materia y es por eso que es muy beneficioso para ustedes obtener la amistad y la colaboración con los ángeles, porque cuando ustedes tienen un ángel, no a vuestro servicio en el sentido de que ustedes le ordenen, pero cuando un ángel colabora con ustedes, o colabora con una Orden iniciática, o con un Templo, entonces todo es posible.

Un ángel puede por ejemplo si ello es provechoso para ustedes, y si ello es admitido en vuestro plan de evolución, y si ello es admitido por los guías (porque un ángel de un nivel suficientemente avanzado nunca irá en contra de lo que es provechoso para ustedes).

Un ángel puede por ejemplo producir el ascenso de la kundalini en vuestro interior porque él tiene poder sobre la materia y por lo tanto, sobre el plan energético también.

Y que kundalini es ante todo el fuego primordial. Es el fuego que a la base creó el universo entero (me refiero a la Kundalini cósmica).


¿Y ese fuego por qué está dormido en ustedes si él está a la base de todo y si finalmente anima todo lo que es material?

¿Por qué entonces se requiere de la espiritualidad para despertarlo?

Pues bien, es porque dado que la humanidad pertenece al rayo número dos conocido como “amor-sabiduría” y que este rayo está asociado con Dios el Hijo, este fuego no puede surgir y no puede elevarse en ustedes que si primero ustedes desarrollan todo el aspecto mental que pertenece al tercer rayo “la inteligencia activa”.

Y en ese momento toda la energía comienza a elevarse y a trabajar en los diversos chakras, a crear las armonías y también a quemar las viejas cosas escambrosas, y un día llega lo que todo el mundo realmente espera y eso es: la iluminación divina.

Pero volvamos con los devas.

(Observación: por “devas” Pastor se refiere especialmente a los seres inferiores de la jerarquía angelical que moran en el plano astral y en el plano energético, y no tanto a los seres superiores de la jerarquía angelical que se conocen como: ángeles, arcángeles, querubines, serafines, etc., y quienes habitan en los planos superiores.

Y es con los devas con quien los humanos pueden contactarse más fácilmente, mientras que con los ángeles superiores es mucho más arduo, y mientras más elevado sea el ángel más difícil y peligroso se vuelve el contacto.)




¿Cómo se manifiesta un deva?

A los devas no les gustan las ciudades. Absolutamente no. Entonces si ustedes quieren hacer venir a un ser angelical, ustedes tienen que ubicarse al menos en el campo, pero lo mejor es en la cima de las montañas.

¿Por qué?

Porque los devas se alimentan de la energía que contiene la materia, y es que la ciencia ya ha descubierto que la materia es un increíble reactor donde las partículas se transforman para crear algo muy dinámico que es la energía.

Entonces mientras más vayan a lugares donde hay un alto valor energético, más tendrán la oportunidad de conocer y poder recurrir a un deva. Y es por eso que por ejemplo, a los devas les gusta estar cerca de ciertas minas y especialmente las minas cuyos minerales son conductores de energía, o son condensadores de energía.

Y ahí no solamente ustedes encontrarán a devas ya de cierto nivel, sino también a toda la jerarquía que conduce un día al estado de deva, es decir a todos esos pequeños seres, desde el más pequeño que vive en el centro de la Tierra, hasta incluso a los más grandes, como al serafín, porque ellos se alimentan de esa energía que irradian los minerales, o ciertos hierros, o ciertos metales

En cambio todo lo que es negativo, es decir todo lo que no produce energía sino que por el contrario, consume energía, todo eso los aleja.

Y es por eso que las ciudades no los atraen, a menos que un humano los obligue ya sea por su luz o ya sea por su operación a hacerlos permanecer allí, pero si no son obligados los devas evitan las ciudades porque las ciudades no contienen energía vital, sino que por el contrario, las ciudades consumen energía, al grado que desde una perspectiva energética, las ciudades son comparables a agujeros negros.

Y esto se debe por toda la actividad psíquica de los individuos que la habitan, por el estrés que prevalece, por los ruidos que reinan, por todo lo que es hierro, por todos los vehículos que producen contaminación, etc. Todas esas cosas capturan la energía y la devoran. Entonces los devas no pueden sobrevivir en ese tipo de lugares.




¿Cuál es el interés para un humano de ser amigo de un ángel?

El primer interés es que (y este es un consejo que les doy si llegan algún día a obtener esa amistad) es de hacerlo trabajar en vuestra evolución, porque es posible para un ángel, lo que no significa que debido a que ustedes tienen el apoyo de un ángel, este será capaz de hacerlos evolucionar mientras que ustedes no hagan nada al respecto.

Y así se puedan decir en vuestro interior:

« Bueno, dejemos que el ángel trabaje para nosotros y haremos las cuentas al final del año para ver si me ha sido provechoso y si no pues entonces cambio de ángel. »

(Risas en la sala.)

No, así no funciona el asunto porque ustedes no podrán hacer que el ángel los haga progresar sin que ustedes también pongan de vuestra parte, pero en cambio el ángel podrá brindarles toda la inspiración, todo el apoyo energético e incluso el impulso sin los cuales probablemente ustedes fracasarían si no hubieran tenido la ayuda del ángel.

Entonces lo primero es hacerlo trabajar y pedirle que se ocupe de vuestra evolución, y eso lo hará muy feliz porque es un trabajo muy útil, ya que para un ángel, trabajar para ayudar a evoluciona a un ser humano y tratar de hacerlo volver más luminoso, es un servicio de gran valor.

Pero es sobretodo una colaboración, porque no olvidemos que no solo él es quien trabaja, sino que el hombre también tiene que hacer su parte.



¿Y en qué más se pueden usar a los ángeles cuando ustedes ya se han desarrollado lo suficientemente?

Pues bien, dependiendo de vuestro rayo, y de vuestros aspectos astrológicos, y de vuestro nivel de avance, y de vuestra capacidad vibratoria, el ángel podrá activar ciertos dones, ciertos poderes en ustedes y guiarlos hacia un servicio en el que él mismo lo asistirá.

Y esto puede ser por ejemplo en la curación, ya que debido a que el ángel tiene poder sobre la materia y puede descender hasta el plano etérico, él puede trabajar a través del cuerpo etérico sobre el cuerpo físico del paciente e incluso en su estado psicológico. Entonces la curación es el dominio por excelencia que le concierne.

¿Pero cómo crear esta colaboración con el ángel al menos para curar?

Como les acabo de mencionar, al ángel no le gustan las ciudades por lo que sería muy difícil lograr que él trabaje de manera constante durante años en un lugar donde no solo no podría nutrirse, sino que además debería dar de su propia vitalidad.

Así que necesitan ir a un lugar donde haya minerales, minas, o al menos un telurismo adecuado, incluso si en su primer aspecto ese telurismo podría ser perturbador para los humanos, pero a pesar de ello se requeriría de que fuera poderoso para que así cuando el ángel viniera, regularía la tasa telúrica de ese lugar ya que tomaría cierta porción de la energía que se manifiesta ahí.

Ahora bien, si ustedes se encuentran en un lugar que está lo suficientemente alejado de la ciudad, pero donde no hay minas ni tampoco hay un telurismo especialmente favorable, ustedes pueden contrarrestar ese inconveniente mediante la construcción de una pirámide que es la forma geométrica que logra mayormente condensar la energía de todo tipo, desde las energías del mundo físico hasta las energías espirituales. Pero aún así debe de ser en un lugar tranquilo y bastante lejos de la ciudad.




¿Cómo se efectúa la invocación al ángel?

Primero ustedes deben de saber un poco acerca de los diferentes tipos de ángeles que existen, y como lo dije antes, desde el pequeño espíritu de la naturaleza hasta ese gran ángel con alas de luz y un disco solar en la cabeza, existe toda una jerarquía de seres angelicales.

Entonces necesitan saber con qué grado de la jerarquía angelical ustedes quieren llamar, y esto depende del trabajo que quieran efectuar.

¡Pero también mucha atención!

Dependiendo también de vuestro propio grado de avance, y de vuestra capacidad y tolerancia a la elevada vibración angelical, porque cuando viene un ángel, eso suena muy poético.

Pero si el ángel tiene un efecto destructivo sobre ustedes porque su vibración es demasiado fuerte en comparación con vuestra tolerancia vibratoria, ese encuentro se vuelve perjudicial.

Entonces,

¿A qué tipo de ángel ustedes puedes llamar?

Es fácil abrir los antiguos grimorios y algunos libros modernos para encontrar fórmulas utilizadas para invocar incluso a los ángeles más elevados. El hombre tiene la libertad de llamar a quien él quiera y hacerse amigo con quien él quiera. Incluso con aquel que no nombraré porque es lo opuesto a mí. Sin embargo el hombre se arriesga cuando quiere encontrarse con un ángel porque encontrarse con un ángel es tomar riesgos.

¿Por qué?

Porque además del problema de la tolerancia vibratoria que les acabo de mencionar, está también el hecho de que para que un humano pueda llamar a un ser que pertenece a un reino más sutil que el suyo, él debe generar una apertura a su propia aura.


Si consideramos al hombre como un cono con la punta dirigida hacia abajo. La punta representa su materia y luego existen los diversos estados cada vez más sutiles. Pero si el individuo es solamente más o menos avanzado, más o menos limpio, más o menos bien intencionado. Y en esto último me refiero no solamente de que no sea malo, sino que si ese individuo aún no se ha liberado de algunos defectos que no son necesariamente defectos oscuros sino apegos.

Entonces ese cono no será completamente blanco y cuando ese individuo lo abra (ya que cuando hay invocación automáticamente hay una apertura hacia el mundo invisible), una apertura que ustedes no sienten y no ven, pero si vuestro cono no está totalmente limpio, entonces en lugar de abrirse hacia los ángeles, se va abrir hacia el mundo astral.

Y el problema es que en lugar contactarse con los seres divinos, ustedes se van a poner en contacto con las entidades maliciosas y dañinas del plano astral.

Pero existe una manera de invocar a los ángeles sin la necesidad de ser muy puro. Sí, hay una manera de llamar al ángel sin ser muy limpio y con buenas intenciones, pero tienen que ser un mago para hacer eso, y sobretodo deben tener protecciones muy poderosas.

Y de hecho, incluso si ustedes desean llamar a los ángeles más elevados, ustedes deben tener exactamente las mismas protecciones que si fueran a llamar a las entidades más bajas, porque al momento en que se produce esa apertura, las entidades más bajas del astral van a venir hacia ustedes para tratar de vampirizarlos, dañarlos y si es posible incluso poseerlos.



Y es que actualmente el ángel no es llamado por ninguna otra cosa que por medio de la magia primero. Y luego como les mencioné, dependiendo del lugar en donde lo invoquen, si el lugar tiene un telurismo adecuado o las composiciones del suelo, etc.

Y también dependiendo de la naturaleza del pueblo, un ángel puede decidir venir a colaborar.

Pero el ángel no elige como si fuera un franco tirador. Non. Y es que también tengo que explicarles que desde el inicio de la era cristiana, el reino angelical ha estado colaborando con el reino humano, y esto ha sido muy primordial porque ha sido precisamente para que los humanos integren el rayo que los ángeles representan y que es el rayo tres: “la inteligencia activa”.

En el pasado (al menos en los tiempos actualmente conocidos), la colaboración entre los humanos y los ángeles no existía con la excepción de unos pocos magos que sabían cómo invocarlos. Pero ahora la colaboración ha sido sellada y los dos reinados están colaborando. Y esto sucedió desde el principio de la era cristiana.

Y de hecho, toda la jerarquía angelical colabora, pero es necesario esperar un cierto grado de madurez por parte de los humanos para que ciertos seres angélicos de alto nivel lleguen a revelarse.

Entonces con respecto a las vidas de los ángeles en relación con la vida de los humanos, en la actualidad los ángeles están colaborando con la jerarquía planetaria terrestre para aportar su sabiduría a los seres humanos, y también están aportando su destreza para manipular ciertas energías y su vibración para verterla sobre la Tierra.

Porque la Tierra también es su mundo. Eso ustedes deben de estar conscientes de ello, y por lo tanto no deben destruir el planeta creyendo que solo están destruyendo vuestro propio hogar, porque en realidad ustedes comparten este planeta con seres más sutiles quienes también tienen el derecho a vivir en él.

Y esto es un problema muy serio porque si ustedes siguen contaminando la Tierra y continúan desarmonizando aún más los circuitos vibratorios del planeta construyendo ciudades completamente demenciales y teniendo estilos de vida completamente desequilibrados. Entonces ustedes ahuyentarán a todos los devas nacientes.

Pero resulta que los devas nacientes son justamente aquellos que contribuyen a perpetuar la naturaleza, a perpetuar la existencia de los árboles, los arroyos, los bosques, etc.

Ellos son quienes tienen el poder y el control sobre los elementos, y por lo tanto son ellos quienes vitalizan el agua, quienes dan vida a las flores, quienes crean las lluvias, etc.

Pero si ustedes comienzan a acosarlos, entonces la lluvia ya no caerá. Si ustedes comienza a contaminarlos, entonces todos esos pequeños seres se retirarán del agua y ustedes solo beberán agua desvitalizada. Si ustedes continúan sofocando a la Tierra, ellos terminarán por retirase de todo lo que vive y solo habrá un gran desierto en este planeta.

Porque aunque es cierto que el poder de Dios es inmenso y que el poder de Dios está por todas partes, en cada piedra y en cada flor. Pero la energía de Dios, esa energía de vitalidad solo se transpone en cada elemento de la naturaleza gracias al trabajo que efectúan estos pequeños devas, estos pequeños espíritus de la naturaleza como ustedes los nombran.

Ellos son los que realmente sirven de kundalini a la planta, al árbol, al agua y a todos lo que compone a la vida en la Tierra. Pero destruyan la flor porque le ponen demasiados químicos en ella, o porque la hacen vivir en un ambiente donde hay demasiado ruido (porque deben de saber que las flores son muy sensibles al ruido).

Y pronto la “pequeña hada” que le da vida a esa flor se alejará porque no podrá vivir más en ese entorno tan hostil, y a los pocos días la flor se desvanecerá y pronto los hombres se dirán a sí mismos:

« Pero en este lugar no hay forma de poder cultivar las flores. »


Y sin embargo existe otra magia que es la magia de la voluntad, y que permite que en un lugar donde ya no se esperaba nada, milagrosamente algo crece. Y cuando ustedes vean este tipo de fenómeno, díganle gracias. Gracias al pequeño deva que se ocupa de ello.

¿Por qué?

Porque es un deva mucho más valiente que los demás, un deva que decidió al ver una semilla (y a pesar de la toxicidad del ambiente), cultivar la vida en ese lugar tan inhabitable para su supervivencia.

Ese deva se dice a sí mismo:

« La vida, la vida es mi destino y si yo no lo hago entonces nadie más lo hará. »

Entonces ese deva pone todo su esfuerzo y como un guerrero lucha contra la adversidad. Y cuando vean crecer una flor o una brizna de hierba en un lugar en donde la naturaleza ha desaparecido, tómenlo como una lección y busquen hacer lo mismo, porque es cierto que actualmente ustedes están en condiciones bastante adversas para evolucionar.

Pero miren cómo todo es posible, y si para una flor que no tiene ni conocimientos ni una acción consciente, aún así ella se las arregla para brotar en los lugares más imposibles.

Entonces,

¿Por qué ustedes no podrían también trascender vuestras limitaciones para convertirse en grandes iniciados?

Tomen valor al ver crecer a las flores.



~ * ~


Para concluir con esta pregunta sobre los ángeles, me gustaría invitarlos a pensar en ellos (y no solamente porque sean primordiales para la vida de todos en la Tierra), sino también por la gran ayuda que les pueden brindar a ustedes.

Desafortunadamente para que ustedes se puedan contactar con ellos, tienen que hacerlo como les dije: en un lugar especial y que ustedes mismos se encuentren con una elevada vibración, o que vayan a ciertos rituales.

¿Pero qué está pasando?

Pues resulta que el único ritual público que se encuentre a vuestra disposición en la actualidad y que está destinado en parte al llamado de los ángeles, ese ritual forma parte de una iglesia que los humanos están huyendo. Sin embargo, si tienen ganas de acercarse a los ángeles, vayan a la misa el domingo.

Y cualquiera que sea vuestra intención al ingresar en una iglesia católica, incluso si no cree en esa iglesia y su dogma, piense en todos los seres fantásticos que son invocados durante ese ritual (y esto sin que los sacerdotes estén conscientes de ello).

Durante la misa, es al rey de los ángeles a quien se invoca y quien viene a trabajar a nivel etérico, pero de hecho es toda una jerarquía de ángeles quien participa.

¿Por qué y especialmente es la misa?

Porque justamente al comienzo de la era cristiana, un tratado (es la imagen que les doy para hacerme entender) se firmó entre el reino humano y el reino angélico, y un ritual donde participan estos dos reinos fue decidido y creado y este ritual es la misa. Y es por eso que la misa es hoy el ritual portador de las energías angélicas. »

(Conferencia del 14.06.86)





OBSERVACIONES

En otras conferencias Pastor explicó que durante la época de la Atlántida hubo una gran colaboración entre los humanos y los ángeles, pero esta colaboración se interrumpió cuando esa civilización comenzó a degenerarse y finalmente fue destruida. Sin embargo en el futuro y a medida que los humanos sigan evolucionando, esta colaboración progresivamente se renovará.

Y para quienes quieran saber más sobre este tema, les recomiendo que lean también los siguientes capítulos:






¿PUEDE UNA MUJER PROCREAR SIENDO VIRGEN?




(El siguiente artículo fue elaborado por el investigador David Pratt y el texto original en inglés lo pueden leer aquí.)


  Index

    1.  La partenogénesis
    2.  La partenogénesis en los mamíferos
    3.  La partenogénesis artificial en los humanos
    4.  La partenogénesis natural en los humanos
    5.  El hermafroditismo
    6.  Otras explicaciones
    7.  La visión esotérica





1.  LA PARTENOGÉNESIS

Se le llama partenogénesis (nacimiento virgen) cuando un óvulo comienza a dividirse por sí mismo sin fertilización, produciendo un embrión en el que los cromosomas paternos pueden ser reemplazados por una duplicación de los maternos. Los descendientes suelen ser hembras y a veces machos anormales.

Este método de reproducción asexual es común entre los invertebrados, pero es raro entre los vertebrados de sangre caliente.

Hasta la década de 1950, ningún científico sospechaba que la partenogénesis pudiera ocurrir en ningún vertebrado, pero ahora se han documentado especies totalmente femeninas en peces, anfibios, reptiles y aves, es decir en todas las órdenes principales de vertebrados excepto los mamíferos.

Las investigaciones sobre la partenogénesis inducida artificialmente fueron iniciadas por el fisiólogo alemán Jacques Loeb, quien a finales del siglo XIX descubrió que la luz ultravioleta, el amoníaco, el cloro, los ácidos, los álcalis y los alcoholes pueden provocar que los huevos de erizos de mar y otras criaturas marinas comiencen a desarrollarse, sin la necesidad de ser fecundados por espermatozoides.

Estos agentes reducen la tensión superficial de la membrana del huevo, lo que provoca una reacción en cadena que causa el crecimiento embrionario (lo que normalmente es iniciado por el esperma).

En 1900, Loeb pinchó unos huevos de rana no fertilizados con una aguja y descubrió que en algunos casos se producía un desarrollo embrionario normal durante un tiempo.

En 1936, Gregory Pincus indujo la partenogénesis en óvulos de conejo por el cambio de temperatura (enfriamiento de las trompas de Falopio) y agentes químicos. Y desde entonces la partenogénesis artificial se ha logrado en casi todos los grupos principales de animales, por medios mecánicos, químicos y eléctricos, aunque por lo general resulta en un desarrollo incompleto y anormal.






2.  LA PARTENOGÉNESIS EN LOS MAMÍFEROS

La visión científica actual es que los óvulos de mamíferos pueden comenzar a proceder a la división celular, ya sea de forma natural o cuando se los estimula. Y dichos “embriones vírgenes” pueden tener el mismo conjunto de cromosomas que el óvulo (haploide) o dos células pueden fusionarse para formar el complemento que tiene normalmente un adulto (diploide).

Sin embargo, estas masas celulares se desarrollan poco y mueren mucho antes del nacimiento. Y una razón para esto puede ser la restricción impuesta por la impronta genómica en la cual los genes de ambos padres deben interactuar para que tenga lugar el desarrollo normal. [1]

Los experimentos en conejos y ratones muestran que si se induce a un óvulo a comenzar a dividirse, el embrión no sobrevivirá por mucho tiempo porque ciertos genes no se activarán si no hay los genes paternos y por consiguiente los embriones partenogenéticos de ratón que se han generado mueren al decimo día de gestación.

La falta de impresión conduce al aborto porque "las histonas, o sea las estructuras alrededor de las cuales se enrolla el ADN, se pierden ya que las instrucciones sobre cómo reconstruirlas están presentes en el esperma". [2]


Sin embrago en 2004, científicos japoneses lograron crear un ratón adulto sin padre al combinar el núcleo de un óvulo de una hembra con el óvulo de otra hembra. [3]

Y para lograr eso, un óvulo inmaduro cuyos genes aún no habían sido marcados con una impronta se tomó de un ratón genéticamente modificado que carecía de un gen conocido como “H19” (que normalmente está sujeto a la impronta) y una región genética que de otra manera desconectaría un gen llamado “Igf2”.

Se cree que estos dos genes controlan el crecimiento fetal, y estos procedimientos previos dotaron al óvulo manipulado con un patrón de actividad genética similar a la de un espermatozoide.

Y este óvulo manipulado se fusionó con otro óvulo maduro de una hembra diferente logrando así que creciera un ratón sin la necesidad de un verdadero espermatozoide. Pero esta técnica es extremadamente laboriosa y hasta ahora solo ha podido realizarse en ratas de laboratorio.

Y la conclusión extraída de varios experimentos como este es que "la partenogénesis natural en mamíferos es imposible". [4]






3.  LA PARTENOGÉNESIS ARTIFICIAL EN LOS HUMANOS

Hasta ahora los intentos de partenogénesis artificial en humanos no han tenido éxito. El primer embrión humano clonado se produjo en octubre del 2001. A los óvulos se les extrajo su propio material genético y se les inyectó el núcleo de una célula donante. Y luego fueron incubados bajo condiciones especiales para incitarlos a dividirse y crecer. Y uno de ellos creció a seis células antes de que dejara de dividirse.

Los mismos experimentadores también intentaron inducir a los óvulos humanos a dividirse en embriones tempranos partenogenéticamente (o sea sin ser fertilizados por un espermatozoide, o enucleados e inyectados con una célula donante como en el caso anteriormente mencionado), pero sus esfuerzos tuvieron un éxito muy limitado. [5]

La investigación sobre la partenogénesis humana ahora se centra en la producción de células madre embrionarias para su uso en el tratamiento médico y no como una estrategia reproductiva.

La creación de células madre humanas a partir de óvulos humanos no fertilizados se produjo por primera vez en el 2004. [6]


Hay un caso de un niño que tenía la sangre de su madre, pero no su piel; su sangre contenía solo cromosomas “XX” (femeninos), mientras que su piel tenía cromosomas “X” e “Y”.

Y se piensa que esta extraña situación probablemente se originó debido a que un óvulo se había convertido en un embrión sin ser fecundado, pero que posteriormente un espermatozoide portador del gen “Y” logró fertilizar una de las células embrionarias tempranas. Pero se considera que situaciones como esta son muy raras. [7]

Según la ciencia, la partenogénesis humana solo sería posible si los cambios provocados por la impresión de espermatozoides se produjeran por "mutación aleatoria", o si una "mutación aleatoria" eliminara toda impronta. Pero esto se considera "altamente improbable". [8]

Sin embargo, difícilmente podría ser tan improbable como la idea darwiniana ortodoxa de que todas las diversas e intrincadas formas de vida en la tierra han evolucionado a través de mutaciones genéticas puramente aleatorias, seguidas por la selección natural.

Varios biólogos han reconocido que la naturaleza hace las cosas bien con demasiada frecuencia y demasiado rápido como para atribuir todo a la “casualidad”, y hay un elemento útil para la evolución en todos estos cambios que el paradigma materialista no puede admitir y mucho menos explicar. [9]






4.  LA PARTENOGÉNESIS NATURAL EN LOS HUMANOS

Muchos pueblos primitivos creen que existen dos métodos de reproducción humana: el ordinario a través del acto sexual y otro más alto raramente empleado que es el nacimiento virginal. [10]

Una creencia es que los rayos del sol pueden fertilizar a las mujeres, y en este sentido, es interesante constatar que los rayos ultravioleta pueden causar partenogénesis en huevos no fertilizados de los erizos de mar. Y también se cree que los rayos de la luna, el viento, la lluvia y ciertos tipos de alimentos pueden causar impregnación.

En el siglo XIX, los habitantes de las islas Trobriand del Pacífico occidental insistieron en que todavía se daban casos de nacimientos vírgenes.

Existe evidencia anecdótica de que la partenogénesis natural puede ocurrir ocasionalmente en humanos. Hay muchos casos en los que supuestamente se ha producido impregnación en mujeres sin que exista la posibilidad de que el semen ingrese por el conducto genital femenino. [11]

En algunos casos, se descubrió que durante el embarazo o en el momento del parto los conductos femeninos estaban obstruidos.


En 1956, la revista médica “The Lancet” publicó un informe del Dr. Stanley Balfour-Lynn sobre 19 presuntos casos de nacimiento virginal con mujeres en Inglaterra. [12]

En ese entonces, las pruebas de ADN no existían, pero se pensó que la probabilidad de un nacimiento virgen genuino podría evaluarse comparando rasgos genéticamente determinados y llevando a cabo pruebas de grupos sanguíneos y de piel. Y estas pruebas fueron realizadas por un equipo de médicos líderes.

Once mujeres fueron descartadas en la primera entrevista porque las madres habían pensado que un nacimiento virginal significaba que el himen se había mantenido intacto después de la concepción y hasta el nacimiento.

Luego se descartaron otras seis más sobre la base de pruebas de grupo sanguíneo, y se descartó otro más porque el color de sus ojos no coincidía.

Esto dejó solo una madre llamada Emmimarie Jones (alemana de nacimiento), y su hija de 11 años, Mónica. Ellas fueron sometidas a varias pruebas adicionales que indicaron que eran genéticamente similares.

Y finalmente se llevaron a cabo los exámenes de injertos de piel. El injerto de hija a madre se eliminó en aproximadamente cuatro semanas, mientras que uno de madre a hija permaneció sano durante seis semanas. En general, la probabilidad de una coincidencia tan cercana entre una madre y su hija producida sexualmente fue de menos de 1 en 100.

Balfour-Lynn sintió que el significado de los injertos de piel era oscuro ya que si un niño partogenético se originó a partir de un óvulo no fertilizado (y no de un brote de una célula somática), es posible que no tenga todos los genes que posee la madre, debido a la meiosis.

Y según un experto, por lo tanto se esperaría que un injerto de piel del niño se hiciera cargo de su madre, pero uno de la madre no necesariamente se enfrentaría a su hijo. Sin embargo otro experto no estaba satisfecho de que dicho resultado fuera concluyente. Y de hecho, hay numerosos casos de personas que rechazan los trasplantes de piel de su propia piel.

Por lo que Balfour-Lynn concluyó:

« En un caso como este, la prueba rigurosa es imposible pero también toda la evidencia obtenida de pruebas serológicas y especiales es consistente con lo que se esperaría en un caso de partenogénesis. ... Por consiguiente el reclamo de esta madre de haber tenido una hija de manera virginal, no solo debe considerarse en serio, sino que también debe admitirse que no hemos podido refutarlo. » [13]

En el momento de la concepción (que fue durante la primavera de 1944), el esposo de la madre estaba fuera con el ejército alemán y ella misma estaba confinada en un hospital para mujeres. Y los escépticos han sugerido que un miembro del personal masculino podría haberse aprovechado de ella mientras estaba sedada. Pero la madre dijo que todo el personal que trabaja en el hospital eran mujeres.



Este artículo sobre Emmimarie Jones y su hija apareció en el Sunday Pictorial en 1956.






5.  EL HERMAFRODITISMO

Una posible explicación a la partenogénesis es el hermafroditismo, o sea cuando un ser dispone de los dos sexos en su cuerpo.

Los animales hermafroditas son principalmente invertebrados, como gusanos, briozoos (animales de musgo), trematodos (duelas), caracoles, babosas y percebes. Estas criaturas suelen ser de movimiento lento, o parásitas permanentemente unidas a otra planta o animal.

Y se piensa que el hermafroditismo ha evolucionado en estas criaturas porque ellas tienen problemas para encontrar parejas.

Y también se considera que el hermafroditismo es "favorecido por las especies que viven en hábitats difíciles y donde pueden utilizar la energía que se habría asignado para aparearse en tareas más útiles, así como permitir un rápido aumento de la población, y esta es también la razón por la cual los insectos invasores y las plagas son partenogénicas". [14]

Y si el hermafroditismo aparece en una especie donde ayuda a su supervivencia, por supuesto se verá favorecido por la selección natural. Sin embargo, de acuerdo con el darwinismo, las nuevas estructuras y procesos corporales, nuevos instintos y finalmente nuevas especies aparecen a través de mutaciones genéticas aleatorias, siendo la mayoría de esas mutaciones perjudiciales y surgiendo de errores de copia durante la duplicación del ADN, y por consiguiente las mutaciones no son más probables por el hecho de que servirían a las necesidades de una especie.

Pero hay dos problemas principales con esta hipótesis: ni los genes que codifican proteínas ni los genes reguladores contienen instrucciones para construir estructuras corporales u originar nuevos instintos; e incluso si lo hicieran, la probabilidad de que todos los cambios necesarios ocurran por casualidad es infinitesimal.

La ideología darwinista es un callejón sin salida, que requiere fe ciega en el poder milagroso del azar ciego.

El hermafroditismo en los humanos lo detallo en este otro capítulo (link).






6.  OTRAS EXPLICACIONES

La posibilidad de la partenogénesis humana también está respaldada por el misterioso fenómeno de los quistes o teratomas dermoides. [15]

Estos son crecimientos embrionarios malformados o formaciones tumorales que ocasionalmente se encuentran en diversas partes del cuerpo, incluyendo el útero, los ovarios y el escroto.

A menudo contienen huesos, pelo, dientes, carne, tejido, glándulas, partes del cuero cabelludo, cara, ojos, costillas, columna vertebral y cordón umbilical. Se encuentran tanto en hombres como en mujeres, tanto jóvenes como mayores, incluidas las vírgenes. Y parecen ser embriones y fetos no desarrollados en varias etapas de crecimiento.

Loeb y varios otros investigadores argumentaron que los quistes dermoides pueden estar relacionados con la tendencia partenogenética del óvulo del mamífero, catalizado quizás por un aumento en la alcalinidad de la sangre. Sin embargo, la capacidad partenogenética del cuerpo ahora es muy débil y los centros generativos carecen del poder de llevar el proceso de reproducción hasta su conclusión adecuada.

Los científicos no entienden cómo en ausencia de cualquier esperma, un teratoma ovárico puede terminar con dos o más conjuntos de cromosomas, dos versiones diferentes del mismo gen o tejido de próstata y órganos similares a falo.

Es posible que algunos casos de partenogénesis humana impliquen la auto-fertilización en lugar del verdadero nacimiento virgen, ya que hay casos de espermatozoides que se producen en las mujeres por las glándulas reproductoras vestigiales, y generalmente no funcionales, conocidas como epoöphoron (parovarium) y paroöphoron, que corresponden a los túbulos seminíferos de los testículos en los hombres.

En algunos casos, la influencia magnética y la excitación nerviosa ocasionada por el intento de relaciones sexuales pueden despertar la actividad de esas glándulas sexuales masculinas rudimentarias latentes, de modo que secretan semen, lo que resulta en impregnación. [16]

Antes de la aceptación por parte de la profesión médica de la presente teoría de la concepción (epigénesis) a mediados del siglo XIX, prevalecieron la teoría de Ovist y la teoría del aura seminalis, que se remontan a Pitágoras.

De acuerdo con la teoría de Ovist, el nuevo organismo es un producto solamente del óvulo, y el espermatozoide y el progenitor masculino no son esenciales para el proceso reproductivo.

De acuerdo con la teoría del aura seminalis, el hombre solo proporciona un estímulo vital (un aura o emanación) que inicia el desarrollo del óvulo. Pero la teoría del aura seminalis fue rechazada después de que se estableció en 1854 que los óvulos son fertilizados por la entrada física del núcleo o cabeza de los espermatozoides.

Sin embargo los experimentos de Loeb demostraron que para que se produzca la fertilización, ni el núcleo espermático ni el espermatozoide necesitan ingresar al huevo, ni siquiera estar cerca del huevo, ya que Loeb reemplazó el esperma por soluciones alcalinas, rayos ultravioleta y otros estímulos.

Alexander Gurwitsch descubrió en la década de 1920 que las células emiten una débil radiación ultravioleta (llamada “mitogenética”) que puede causar la división celular en otras células a distancia, y este es un hallazgo al que todavía se resisten los científicos convencionales. [17]

Sin embargo los datos van en ese sentido. Por ejemplo, la lagartija lapa del desierto (aspidoscelis uniparens) es una especie totalmente femenina que se reproduce por partenogénesis. Dos hembras se someten a rituales de cortejo y de “apareamiento” (pseudo-copulación) que se asemejan a las especies que se reproducen sexualmente. Pero todavía se desconoce cómo este comportamiento hace que los óvulos de la hembra pasiva se agranden y comiencen a dividirse. [18]

El poder de los espermatozoides para causar la fecundación es distinto de su capacidad de transmisión hereditaria. En un experimento, se aisló una enzima fertilizadora (occitoeta) de los espermatozoides, y cuando se agregó a los huevos de erizo de mar no fertilizados, esto provocó su desarrollo.

Esta sustancia está presente en la sangre de los mamíferos, y la adición de sangre de buey a los huevos no fertilizados produjo los mismos efectos. Por lo tanto los espermatozoides ejercen dos funciones independientes: pueden desencadenar la segmentación del óvulo y pueden transmitir cualidades genéticas paternas.

La primera función puede ser reemplazada por sustancias químicas, mientras que la segunda puede prescindirse, y en cuyo caso la descendencia tiene características puramente maternas. [19]

Los óvulos muestran al menos un comienzo de segmentación en condiciones normales, pero los espermatozoides que son altamente alcalinos, parecen acelerar el proceso al compensar la acidez excesiva del medio que rodea el óvulo en lugar de una deficiencia química en el óvulo mismo.

Y es que una condición ácida de la sangre impide el desarrollo partenogenético de los óvulos en los ovarios, mientras que el aumento de la alcalinidad parece favorecer el desarrollo partenogenético. [20]






7.  LA VISION ESOTÉRICA

Comentando sobre los experimentos de Pincus sobre la partenogénesis artificial en conejos, el teósofo Geoffrey de Purucker declaró que los medios empleados probablemente habían devuelto los óvulos a una condición idéntica al hermafroditismo de la tercera raza-raíz temprana.

Y dado que siempre hay un doble sexo en cada ser humano o animal de nuestros días, los óvulos se desarrollarían a partir de la doble corriente innata en la madre conejo y producirían descendientes, al igual que los hermafroditas hacia la mitad de la tercera raza. [21]

Hay muchas referencias en las religiones y mitologías del mundo al nacimiento virginal o la “inmaculada concepción” de dioses, salvadores y sabios. Pero mientras que la reproducción virginal efectivamente puede ocurrir en el mundo físico, esta enseñanza mística tiene más bien un doble significado simbólico.

Puede referirse a la “virgen madre del espacio” que da a luz a su hijo “nacido de la mente”, o sea al cosmos manifiesto, con sus multitudes de seres. Y también puede referirse al nacimiento de un Buda o Cristo interno de un iniciado de la parte virgen o espiritual de su naturaleza, o de Sophia que es la sabiduría eterna, la virgen madre de los iniciados. [22]

G. de Purucker dice:

« La Iglesia Cristiana ha interpretado estas doctrinas de manera física y por lo tanto ha perdido el simbolismo noble y profundo que hay detrás de ellas; pero la misma enseñanza mística y la leyenda se encuentran en otros países, por ejemplo: en la India está Krishna quien nació de una virgen, y en Egipto hay Horus quien nació de la diosa y madre virgen Isis. » [23]




Referencias

  1. R.J. Berry, ‘The virgin birth of Christ’, Science & Christian Belief, v. 8, 1996, pp. 101-10, scienceandchristianbelief.org.
  2. Marc Srour, ‘Parthenogenesis’, 25 Dec 2010, bioteaching.com.
  3. Helen Pearson, ‘Mouse created without father’, 22 April 2004, nature.com; Aarathi Prasad, Like a Virgin: How science is redesigning the rules of sex, Oxford: Oneworld, 2012, pp. 245-7.
  4. Srour, ‘Parthenogenesis’.
  5. J.B. Cibelli, R.P. Lanza and M.D. West, with C. Ezzell, ‘The first human cloned embryo’, Scientific American, 24 Nov 2001, sciam.com.
  6. en.wikipedia.org/wiki/Parthenogenesis.
  7. Like a Virgin, pp. 77-80.
  8. Daniel Engber, ‘FYI: Could a virgin birth ever happen?’, 18 Nov 2013, popsci.com.
  9. Evolution and design, davidpratt.info.
  10. The Mysteries of Human Reproduction, pp. 11-28, 89-93.
  11. Raymond Bernard, The Mysteries of Human Reproduction, Mokelumne Hill, CA: Health Research, 1959, pp. 47-50, 56-63.
  12. S. Balfour-Lynn, ‘Parthenogenesis in human beings’, The Lancet, v. 267, no. 6931, 1956, pp. 1071-2; The Mysteries of Human Reproduction, pp. 3-10; Like a Virgin, pp. 61-77; Aarathi Prasad, ‘The modern-day virgin birth’, 16 Aug 2012, telegraph.co.uk; Berry, ‘The virgin birth of Christ’; Eric R. Pianka, ‘Virgin birth in human females?’, zo.utexas.edu.
  13. ‘Parthenogenesis in human beings’, p. 1072.
  14. Srour, ‘Parthenogenesis’.
  15. The Mysteries of Human Reproduction, pp. 51-5, 117; F.H. Buzzacott and M.I. Wymore, Bi-sexual Man or Evolution of the Sexes, Health Research, 1966 (1912), pp. 32-4; Hilton Hotema, Secret of Regeneration, Health Research, 1963, ch. 204-205, 211; ‘Dermoid cyst’, emedicine.medscape.com; Like a Virgin, pp. 105-17.
  16. Secret of Regeneration, ch. 208-210, 234; Gray’s Anatomy, bartleby.com/107.
  17. Peter Tompkins and Christopher Bird, The Secret Life of Plants, New York: Harper & Row, 1973, pp. 54-5, 197-9; R. VanWijk, ‘Bio-photons and bio-communication’, Journal of Scientific Exploration, v. 15, no. 2, 2001, pp. 183-97.
  18. Like a Virgin, pp. 85-6; en.wikipedia.org/wiki/Desert_grassland_whiptail_lizard.
  19. The Mysteries of Human Reproduction, pp. 42, 109.
  20. Ibid., pp. 118-9.
  21. G. de Purucker, Studies in Occult Philosophy, Pasadena, CA: Theosophical University Press (TUP), 1973, pp. 455-8.
  22. H.P. Blavatsky, The Secret Doctrine, TUP, 1977 (1888), 1:60-1, 399-400; G. de Purucker, The Esoteric Tradition, TUP, 3rd ed., 2011, p. 622; G. de Purucker, Fountain-Source of Occultism, TUP, 1974, pp. 314-5.
  23. The Esoteric Tradition, p. 622.