Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

REVISTA LOTUSBLÜTEN




Der Lotusblüten “El Lotus Azul” (1893-1900) y Der Neue Lotusblüten “El Nuevo Lotus Azul” (1908-1915) fueron dos revistas en alemán creadas por el esoterista Franz Hartmann.


Y él las describió como: "Una publicación que contiene artículos originales y traducciones seleccionadas de la literatura oriental sobre la base de las religiones del Oriente y la Teosofía."





DER LOTUSBLÜTEN

Fue una revista mensual cuyo primer número apareció en enero de 1893 en Leipzig y el último en septiembre de 1900, con un total de 98 ediciones que formaron 16 volúmenes.

Y Franz Hartmann no solo trabajó como editor, sino que también escribió la mayoría de los artículos publicados, ya que de las aproximadamente 7300 páginas, unas 6100 fueron escritas por el mismo, y el resto se distribuyó de manera aproximadamente equitativa entre las cartas que le enviaron y los artículos de otros autores.

A parte de la Teosofía se publicaron principalmente temas relacionados con las enseñanzas orientales como el budismo, el yoga, los Vedas, los Upanishads y el Bhagavad Gita, pero también el ocultismo y el misticismo cristiano tuvieron una parte importante de su contenido.

  • Pueden ver en inglés y en alemán la lista de artículos que fueron publicados en este (link)
  • Y pueden descargar todos los tomos en este otro (link)




DER NEUE LOTUSBLÜTEN

Esta vez la revista fue bimensual, su primer número se publicó en junio de 1898 en Leipzig y Berlín, y el último se publicó posiblemente en noviembre de 1915.

El número total de páginas ascendió a aproximadamente 3000, de las cuales Hartmann escribió unas 1700. Y aunque la calidad del diseño mejoró, el nivel esotérico de la información ya no fue tan bueno como en la revista anterior.

  • Pueden ver en inglés y en alemán la lista de artículos que fueron publicados en este (link)
  • Y desafortunadamente esta revista todavía no ha sido digitalizada.





REPERCUSIONES

Las publicaciones de Franz Hartmann ayudaron mucho a difundir las enseñanzas teosóficas y orientales al público de habla alemana, ya que en ese tiempo esa información era todavía considerada en gran medida un conocimiento oculto, y fue gracias a él y a otros instructores que ese conocimiento se volvió más accesible para el público.





EL VAMPIRISMO EXPLICADO POR FRANZ HARTMANN




Una clase de fenómenos que ha dado lugar a muchos sucesos extraños y horribles, es el del vampirismo, pero no es como la gente se lo imagina en donde una creatura tenebrosa le chupa la sangre a sus victimas, sino que un individuo le chupa la energía a otra persona y le substrae la vitalidad de su fuerza nerviosa.

Y este tipo de vampirismo energético lo encontramos todos los días y estamos seguido sometidos a él, ya que a menudo nos encontramos con personas cuya presencia nos drena nuestras energías y nos causan fatiga.

Las personas sensibles, histéricas o mediumnísticas tienden tendencia a vampirizarse entre sí. Y la capacidad de absorber los pensamientos, el magnetismo y/o la influencia de los demás también es otro tipo de vampirismo; y en los casos extremos hay personas que pueden vivir completamente de la vitalidad de los demás.

Así por ejemplo ya mencioné en un artículo anterior (ver link) el caso de la “niña milagro” que residía en Radein y quien durante siete años vivió sin comer ni beber, pero que a pesar de ello gozaba de buena salud. Y esto se debía porque en lugar de ingerir alimentos, ella absorbía la vitalidad de los niños que le traían con el fin de que recibieran su bendición.

Algunos de estos niños enfermaron, otros se debilitaron y murieron, pero ella no lo hizo consciente y voluntariamente, porque ella era una persona muy piadosa y debido incluso a su largo ayuno, se la consideraba una santa.


Muchas otras personas de este tipo son conocidas en la historia y los relatos de tales casos aparecen a veces en los periódicos, pero pronto se silencian porque nuestros científicos no pueden explicarlos.

Aún así, la opinión popular afirma que no es saludable que los niños pequeños duerman con personas mayores en sus camas, y la ciencia médica aprueba silenciosamente esta opinión.

Por ejemplo en la Biblia se afirma que cuando David envejeció, se le entregó una niña para que le diera vitalidad, y no hace muchos años, ciertas instituciones basadas en este método existían en Francia y en Asia donde los adolescentes eran suministrados a hombres o a mujeres mayores como compañeros de cama.

~ * ~

Esta absorción energética efectuada entre humanos se le llama "vampirismo entre los vivos", pero también existe otro tipo de vampirismo más oscuro el cual es ejercido por medio de la magia negra, y dentro de él existe una variante todavía más tenebrosa que es el vampirismo nigromántico.





El vampirismo efectuado por medio de la magia negra

Las siguientes anécdotas pueden servir como ejemplos ilustrativos:

1) En una ocasión un molinero contrató a un joven para trabajar en su molino. El muchacho al principio estaba sano y fuerte, pero después de un tiempo comenzó a verse pálido y demacrado, y su fuerza se fue reduciendo con cada día que pasaba.

El molinero le preguntó qué le estaba pasando pero el muchacho fingió no saberlo, hasta que por fin le confesó que todas las noches, cerca de la medianoche, algo pesado con la forma de un huevo de gran tamaño, le presionaba el pecho, causándole una pesadilla angustiosa y haciéndolo incapaz de respirar o moverse.

Entonces el molinero se quedó la noche siguiente para custodiar al muchacho y le hizo prometer al joven que este le daría una señal cuando sintiera la presencia de esa cosa que lo oprimía. Y cuando el muchacho dio la señal, el molinero se precipitó y agarró con ambas manos esa cosa con forma de huevo que aunque invisible, parecía al tacto como si estuviera hecha de gelatina.

Lo llevó a la chimenea y lo arrojó al fuego, y el joven después de ese evento ya no se sintió mal y volvió a recuperarse. Y esta historia me la contó un familiar que vivía en dicho molino cuando ocurrió este suceso.


2) El siguiente relato es un extracto de una de las numerosas cartas sobre temas paranormales que recibo con frecuencia:

« Viena, 23 de abril de 1907.

  Estimado señor,

Permítame pedirle su consejo con respecto al caso misterioso que he presenciado: una mujer de mi vecindario es una viuda y madre de cuatro hijos, de los cuales los dos mayores son gemelos.

Una de sus hijas es una niña hermosa, pero la madre está terriblemente preocupada por lo que le está sucediendo, y es que casi todas las noches algo misterioso e invisible presiona el pecho de la niña sacándole su vitalidad, y el cuerpo de la niña se vuelve frío y rígido como si fuera un cadáver.

El vampiro o como se le llame, anuncia su llegada por medio de golpes, movimientos de muebles y haciendo ruidos de varios tipos. Y puedo decir que hace un año, poco antes de que comenzaran estos problemas, la madre de la niña tuvo que despedir a una sirvienta ladrona, pero antes de que esa mujer se fuera, ella pronunció una maldición y dijo que se vengaría de la niña.

La niña ha sido llevada al hospital donde dijeron que la niña sufría de “histeria” pero no han podido sanarla, y mientras ella estaba en el hospital, los ruidos en la residencia continuaron, y la madre recibió pinchazos, lo que le causó unas inflamaciones que permanecieron visibles durante varios días.

Gracias de antemano por su respuesta.
Suyo sinceramente
E. S. »



Explicación

Hay dos obstáculos en la manera de entender la naturaleza de tales casos:

Primero, la ignorancia del hecho de que la vitalidad no es un producto de la actividad metabólica del cuerpo físico, sino que la vitalidad es una manifestación de la vida misma, la cual es una energía tan universal como lo es el magnetismo o la electricidad.

Y segundo, que esta energía puede ser atraída y empleada de manera inconsciente por la mayoría de la gente y conscientemente por aquellos que conocen sus leyes.

A menudo me piden que recomiende algún remedio contra la afectación dañina de la magia negra o el vampirismo, el problema es que a nivel de la medicina solo conozco remedios para restablecer la salud del cuerpo, pero no para volver inmunes a los humanos a tales influencias.

Y es que los poderes mágicos solo pueden ser contrarrestados con la propia “magia”, es decir con la magia blanca.

Por lo tanto el mejor remedio para luchar contra la magia negra es la magia blanca que procura la espiritualidad, o sea la sintonía con el yo divino, ya que por medio de esta sintonía se forma una capa protectora a nuestro alrededor, y a través de la cual no puede penetrar ninguna influencia maligna.

Y con esta capa vibratoria podemos no solamente protegernos a nosotros mismos sino también a otro si los rodeamos con nuestra aura.

Desafortunadamente este poder de alejar a los demonios está en nuestros días raramente disponible entre la gente, y probablemente pasará algún tiempo antes de que la curación por medio del poder del Espíritu Santo sea practicada de manera generalizada por la fraternidad médica en su conjunto.




El vampirismo nigromántico

Los vampiros de la tumba pertenecen a otro tipo, pero estos casos parecen ser en la actualidad muy raros y constituyen un tema desagradable que apenas necesita ser discutido en este documento.

Algunos de estos casos, donde el cuerpo astral de los muertos logra preservar al cuerpo físico en la tumba en un estado de conservación al suministrarle la vitalidad obtenida mediante la vampirización de los vivos, se reporta en el libro “Isis Desvelada” de Blavatsky, pero yo mismo no tengo experiencia en este asunto.


(The Occult Review, mayo de 1908, p.256-258)




OBSERVACIÓN

Y a los diferentes tipos de vampirismo que mencionó Franz Hartmann, yo añadiría otro que es el vampirismo energético que efectúan las entidades del plano astral sobre los humanos vivos que se encuentran en el plano físico y que probablemente es el más frecuente, y sobre el cual detallo más en este otro capítulo (ver: las larvas astrales).






EL PERGAMINO HECHIZADO




POR FRANZ HARTMANN

Muy probablemente debido a la publicidad que The Occult Review ha dado a algunas de las experiencias que he tenido en el ámbito del ocultismo, parece que he adquirido cierta notoriedad como supuesto experto en asuntos esotéricos, ya que con frecuencia me llegan cartas de diversas partes del mundo en donde la gente me envía relatos de sus sueños, visiones y otras experiencias de cosas astrales o espirituales que ellos han tenido, y que creen que esos eventos tienen cierta importancia y de los cuales desean explicaciones.

Esta notoriedad no la he deseado ni creo que la merezca ya que todavía estoy demasiado profundamente inmerso en la materia para que mis facultades clarividentes se desarrollen plenamente, y aunque ocasionalmente vislumbro cosas generalmente invisibles, tengo que confiar más en mi juicio basado sobre la razón y el sentido común que sobre una revelación interior.

Además las historias que me llegan y para las que se me piden consejos, con frecuencia son poco significativas y no van más allá de los acontecimientos que ocurren todos los días. Pero a veces algunas de las historias salen de la norma y merecen ser mencionadas, y a esta clase pertenece el siguiente caso que me contó un señor que conozco personalmente. Él es un hombre muy respetable de más de sesenta años de edad que está ocupando actualmente el cargo prominente de juez en jefe de este país.

Y en una ocasión él me relató lo siguiente:


« Cuando aún era joven y estudiaba en la Universidad, tuve la oportunidad de prestar un gran servicio a un viejo judío que solía ser un amigo de nuestra familia y un visitante frecuente de nuestra casa. No es importante mencionar de qué se trató ese servicio, bastará con decir que como resultado de mi intervención, salvé al judío de perder toda su fortuna e impedí que cometiera el suicidio que estaba considerando efectuar.

Poco después de este evento, yo me preparé para disfrutar de mis vacaciones haciendo un viaje a Suiza, y en la mañana antes de partir, el judío se acercó a mí y me dijo:

-      "Me has prestado un inmenso servicio y deseo mostrarte mi gratitud, y como sé que eres un gran admirador de las damas y un amante de las aventuras, déjame informarte que estoy en posesión de un amuleto que le da a quien lo posee el poder sobre cualquier mujer, sin importar en qué posición social ella se encuentre. Te haré regalo de este amuleto y si lo usas, puedes estar seguro de que ninguna mujer en este mundo podrá resistirse si diriges tu deseo hacia ella. No necesitarás siquiera decir nada, ella vendrá a ti voluntariamente y sin que se lo pidas."

Y después de decir esto, el judío sacó un pergamino donde estaban escritos muchos caracteres hebreos que no pude comprender.

-      "¡Tonterías!", Grité. "¡Debes estar borracho! ¿De verdad crees que puedes hacerme creer semejante cosa?"

-      "Puede que te parezca increíble", respondió el judío, "sin embargo es totalmente cierto lo que te he dicho, yo mismo he probado el amuleto y nunca me ha fallado."

Miré al judío y efectivamente si necesitaría de un amuleto poderoso para hacer que cualquier mujer se enamorara de él, porque no solo su nariz era prominente, sino que además una de sus mejillas estaba adornada por una verruga y su cuello con un bocio, y sus piernas estaban arqueadas, lo que le daba una apariencia lejos de ser atractiva.

-      "¡Te lo aseguro!", continuó diciéndome el judío, "cuando era más joven me encantaban las aventuras como a ti, y sé de lo que estoy hablando, pero ahora que me estoy haciendo viejo, prefiero entregarte este amuleto, aunque nunca antes hubiera pensado en venderlo y mucho menos en regalarlo."

Protesté, pero el judío insistió, y al final acepté y metí el pergamino en mi bolsa con la intención de descubrir en algún momento de ocio lo que significaban esos caracteres hebreos.

Unos días después mientras estaba de pie en el porche de un hotel en Suiza, era de noche y había un número de personas presentes disfrutando de la hermosa vista de la puesta de sol, y entre ellos noté a una joven exquisitamente encantadora que se encontraba apartada de la multitud y mirando soñadora sobre el paisaje.

Parecía ser una viuda ya que estaba toda vestida de negro, ella era pequeña y delgada, de tez clara, con abundante pelo castaño oscuro. Pero no intentaré describir su belleza porque nunca antes había visto alguien tan atractivo, y el deseo de poseerla se apoderó de mí.

Entonces el diablo me tentó. Fui a mi habitación y saqué el pergamino de mi bolsa, y me inventé como pretexto en mi mente la escusa que no podría haber daño en satisfacer mi curiosidad con respecto a lo que me había dicho el judío si lo probaba con una mujer viuda y además sabiendo de antemano que el experimento muy probablemente fracasaría.

Y después de pensar eso me puse el pergamino en el bolsillo del pecho y volví al porche dirigiendo intensamente mi pensamiento hacia la dama.

Ella de repente se volteó y me miró sorprendida, y según me pareció, con una forma de reproche como si hubiera leído mis pensamientos, lo que hizo que hizo que me sonrojara y preferí regresar avergonzado a mi habitación.

Pero mi curiosidad se despertó por saber quién era esa dama, y esperaba verla en la cena. Sin embargo ella no apareció, pero al hacer algunas preguntas prudentes, descubrí que ella era la hija viuda de un general ruso, y que varios hombres antes que yo ya habían tratado de seducirla pero sin éxito, por lo que la consideraban una mujer muy inaccesible.

Era casi la medianoche cuando decidí regresar a mi habitación, pero no pude dormir ya que el recuerdo de esos ojos tristes me mantuvo despierto. Pensé en el amuleto y estaba listo para maldecirlo mientras todavía una pequeña esperanza acechaba dentro de mi corazón preguntándome si el experimento tendría éxito.

Puede que haya estado despierto durante media hora, cuando me sobresaltó un suave golpe en mi puerta. No abrí inmediatamente sino que esperé hasta que tocaran por segunda vez. Entonces me levanté y rápidamente me puse la ropa. No había necesidad de encender la luz ya que la luna llena brillaba directamente en mi habitación, haciendo que todo fuera tan claramente visible como si estuviéramos de día.

Abrí la puerta y ahí estaba ella, vestida con una hermosa prenda de seda blanca y con su largo cabello cayendo sobre sus hombros.

-      "¿En qué le puedo servir, mi lady?" Tartamudeé.

-      "¡Señor!" Dijo ella con una voz calmada y llena de resignación. "Estoy muy triste porque he perdido a mi marido, pero por alguna razón que no puedo comprender, desde que lo vi no he podido dejar de sentir deseo por usted, y ya no puedo resistir más, así es que me he visto obligada a dar este vergonzoso paso. Por favor tómeme. Me rindo. Necesito de su cariño."

-      "¿Se ha enamorado de mi?" Le pregunté tratando de tomar su mano porque yo también me sentía irresistiblemente atraído hacia ella, y casi no sabía lo que estaba haciendo.

-      "¡No!" Exclamó ella. "No sé quién es usted, y tal vez sea un demonio disfrazado de hombre, pero hombre o demonio, por favor alivie el fuego que arde en mis venas o máteme porque no puedo seguir así."

Estas últimas palabras que pronunció me devolvieron a mis sentidos. Y estaba aterrado porque yo mismo sentí como si un terrible demonio me hubiera poseído, y de cuyo poder debía escapar a toda costa o perecer.

-      "¡Madame!", le dije. "No soy un demonio, y no le deseo ningún daño, pero creo saber cual es la causa del hechizo que la trajo hacia mi, y a continuación lo voy a destruir."

Y dicho esto, saqué el pergamino y encendí un cerillo, y sosteniendo el pergamino en un extremo, le prendí fuego y lo observé como era consumido por la llama.

Y mientras que el pergamino se quemaba vi algo espeluznante, y debo precisar que yo no tengo facultades clarividentes, y nunca me ha importado leer sobre fantasmas, apariciones o lo que desde entonces me han dicho que se llaman elementales; pero supongo que si hubiera estudiado todos los libros de magia, las palabras no me permitirían describir la cosa horrible y repugnante que parecía moldearse a través del humo del pergamino mientras que estaba en llamas, y que vi claramente por un instante antes de que desapareciera desde la vista.

La señora también lo vio y se desmayó. Fui en busca de la mucama, y con su ayuda logré revivirla y enviar a la dama de vuelta a su apartamento. Y un buen soborno aseguró el silencio de la mucama, y decidí partir a la mañana siguiente de ese hotel. »

~ * ~

Esto fue lo que me narró el juez, y mi opinión es que algún elemental estaba ligado por medio de un hechizo mágico con ese pergamino, y este elemental tomó posesión de la dama, quien por lo visto era muy sensible a los influencias mediúmnicas.


(The Occult Review, marzo de 1909, vol. 9, p.135-137, "Algunos sucesos ocultos" - El Amuleto.)





OBSERVACIONES

No sabría decirles si esta historia es real o si fue inventada, pero es interesante notar que corresponde a la manera como usualmente los brujos elaboran sus hechizos y amuletos que sirven para enamorar o despertar el deseo en los demás.

Y este procedimiento consiste en que el brujo amarra mágicamente el objeto con una entidad invisible a la que se le conoce en el esoterismo como “elemental” y la cual puede ser un elemental natural (o sea una creatura perteneciente a uno de los reinos sutiles de la Tierra), o un elemental artificial el cual fue creado por el brujo.

Y este elemental va a efectuar el trabajo solicitado tratando de poseer a la persona señalada o de hipnotizarla inconscientemente para que así ella actúe como nosotros queremos, y si esta persona no tiene una fuerza de voluntad solida, usualmente el elemental logra manipularla o al menos influenciarla.

Pero en el caso mencionado arriba (y si ese pergamino hebreo fue verdadero) sorprende lo poderoso que era.

Sin embargo aunque se escucha muy tentador utilizar este tipo de métodos para satisfacer nuestros deseos, todo tiene su precio y utilizar hechizos o amuletos mágicos con este propósito sale muy caro porque:

1)   Te esclavizas vibratoriamente con el brujo que lo elaboró,
2)   El elemental te va a vampirizar energéticamente y
3)   Te echas un karma muy pesado por estar manipulando el libre albedrío de los demás.

Por lo que mi consejo si llegan a tener la posibilidad de utilizar estos métodos es que:

¡NO LO HAGAN!


Y no soy el único que les recomienda eso, así por ejemplo el Maestro Pastor en una conferencia le explicó a una mujer por qué los rituales que ella utilizó terminaron siéndole perjudiciales (ver link).




LOS RIESGOS QUE HAY EN EL ESOTERISMO




Sobre este asunto, el esoterista Franz Hartmann escribió lo siguiente:

« Un excelente artículo titulado "El yoga verdadero y falso", escrito por Marie Russak en el Boletín Adyar de agosto de 1908, llamó nuevamente mi atención sobre los resultados desastrosos que se derivan de sumergirse en las actividades esotéricas pero sin entender bien su verdadera naturaleza.

Tengo ante mis ojos una larga lista de amigos y conocidos personales que en los últimos años se han convertido en víctimas de sus "investigaciones psíquicas" porque todavía no estaban listos para adentrase en ellas, pero a pesar de todas las advertencias prosiguieron con esas actividades. Algunos de ellos se volvieron locos, otros incurablemente enfermos, otros obsesionados y moralmente depravados, y varios de ellos terminaron por suicidarse.

Y no crean que eran personas poco inteligentes o sin educación, ¡sino por el contrario! Uno de ellos fue un brillante y famoso científico e inventor, muy generoso y de mente noble. Varios otros eran escritores o poetas de cierta distinción y algunos incluso profesores públicos sobre temas teosóficos y sobre espiritismo, pero que de los cuales ellos tenían muy poca experiencia personal y solo conocían ese tema por la lectura de los libros.


Madame Blavatsky repetidamente insistió que para poder acceder sin riesgo al conocimiento oculto que aporta poder, uno primero tiene que convertirse en un “teósofo”.

Y esto no debe entenderse como si una persona no pudiera alcanzar el conocimiento oculto sin tener primero que volverse miembro de la Sociedad Teosófica, o como si al hacerlo así se convirtiera inmediatamente en un ser maduro para recibir los poderes mágicos.

Lo que significa es lo mismo que el gran Shankaracharya enseñó en su Tattwa Bodha, a saber que el primer requisito para obtener el conocimiento oculto es adquirir el discernimiento entre lo duradero y lo no duradero, entre lo alto y lo bajo, entre lo real y lo irreal, entre lo verdadero y lo falso, y entre el propio Ser permanente de uno y la personalidad evanescente a la que está vinculado este Yo superior durante su vida terrestre.

En otras palabras, debemos darnos cuenta de lo que es espiritual y divino dentro de nosotros mismos y en todos lo demás, antes de que los portales del conocimiento secreto de la naturaleza puedan abrirse para nosotros y nos iniciemos en los misterios divinos que hay dentro del Ocultismo.

Debemos ser capaces de elevar nuestra conciencia a un plano superior antes de poder percibir y saber realmente lo que pertenece a ese plano para así evitar las trampas y escollos que nos esperan cuando caminamos con los ojos vendados en los peligrosos recintos del mundo astral.

Pero con el advenimiento de la Sociedad Teosófica y el renacimiento del Movimiento Teosófico, una cierta cantidad de promulgación de enseñanzas ocultas estaba inevitablemente destinada a ser dada. El movimiento espiritista ya había allanado el camino y sus fenómenos habían traído consternación entre los eruditos y atraído a multitud de curiosos.

Por lo tanto se hizo necesario divulgar algunos de los conocimientos secretos que habían estado ocultos durante siglos, y explicar algunas de las misteriosas leyes de la naturaleza, con el fin de destruir ciertos conceptos erróneos causados ​​por el establecimiento de una comunicación inapropiada entre los vivos y los muertos (me refiero a las cesiones espiritistas).

Era por consiguiente necesario explicar la naturaleza de algunas de estas entidades astrales, y así detener la marea de una ola de superstición que parecía invadir al mundo mientras la ola del materialismo se intensificaba y el clericalismo estaba perdiendo su dominio.

Y este proceso entamó lo que podemos llamar una nueva era de ocultismo y de psiquismo, lo cual se volvió un tema secundario del Movimiento Teosófico, y los fenómenos ocultos, ya sean espurios o genuinos, atrajeron la atención general del público.

Desafortunadamente se despertó la curiosidad entre la gente y las enseñanzas ocultas, calculadas al principio para solo los que se suponía que debían hacer un uso adecuado de ellas, pronto se convirtieron en propiedad pública y fueron mal entendidas..

Y aunque muchos fueron aquellos que captaron el aspecto más espiritual de la enseñanza y fueron inducidos a llevar una vida más elevada debido a las enseñanzas teosóficas que recibieron; lamentablemente había (y todavía hay) muchos otros solo deseosos de tomar posesión de los poderes ocultos con el único propósito de aplicarlos para la satisfacción de sus intereses y deseos.

Desgraciadamente cada vez que un gran movimiento se vuelve popular, comienza a degradarse. Y es así que aunque el árbol del ocultismo rebosa de enseñanzas valiosas, también ha generado muchas enseñanzas dañinas, como por ejemplo el hipnotismo y la manipulación mental, cuyas aplicaciones funcionan en ambos sentidos. Y es que la mejor clase de medicina para efectuar una cura puede (si se aplica mal) también convertirse en un veneno que mata, y los dos grandes enemigos de la humanidad, que son la estupidez y el egoísmo, siempre están listos para aplicar mal los dones que los humanos reciben.

Además no hay pocos que estén dispuestos a comprometer sus almas con los demonios del infierno si de ese modo pudieran llegar a poseer poderes ocultos.

Y es por eso que si la magia se convirtiera en propiedad de la ciencia, ningún hombre, mujer o niño estarían a salvo, porque el científico sin una base moral y si estuviera dotado de los poderes ocultos, no dudaría en experimentar con las almas de los seres humanos con el fin de satisfacer su curiosidad y ambición para hacer nuevos descubrimientos.

Afortunadamente la ignorancia y el escepticismo de la mayoría de los eruditos es en la actualidad la mejor protección contra esos perjuicios, pero en este momento no entraremos en una discusión sobre la historia del crimen psicológico o su perspectiva en el futuro, sino que simplemente dirigiremos nuestra atención hacia las consecuencias de la insensatez humana y la verdad mal entendida.

Por ejemplo, si eliminan una parte de un hormiguero, sus habitantes se perturban mucho porque la luz del sol brilla repentinamente en sus pasajes subterráneos, los cuales hasta ahora descansaban en la oscuridad, y eso parece crear una gran confusión; y ustedes pueden ver a las hormigas corriendo apresuradamente en todas las direcciones sin ningún objeto aparente.

Pues bien de igual forma la luz de las Enseñanzas Teosóficas, popularizadas por el advenimiento del Movimiento Teosófico, causó un gran revuelo entre aquellos que hasta ahora habían descansado en el sueño feliz del agnosticismo o estaban disfrutando de los felices sueños de las supersticiones religiosas.




Ha surgido mucho charlatanismo

Las enseñanzas impartidas por Madame Blavatsky y sus seguidores causaron una gran impresión en la mente pública, pero eso hizo que pronto nuevos movimientos se crearan por personas que se apropiaron de ciertas porciones de esas enseñanzas, pero que solo las entendieron a medias.

Así, la existencia de la Sociedad Teosófica dio ocasión para la formación de otras sociedades y organizaciones diferentes, que aunque en una forma deformada enseñaron las mismas bases, rechazaron la fuente original de la cual extrajeron su conocimiento, porque es y será un hecho en la naturaleza humana que el sectarismo está íntimamente relacionado con la intolerancia fanática.

Muchas de estas nuevas organizaciones se basaron en un plan comercial para ganar dinero, pretendiendo poder emplear los poderes divinos a su servicio y tener la voluntad de los seres divinos a su disposición con el fin de procurar la salud física y los beneficios mundanos para sus seguidores.

Y desafortunadamente estas organizaciones pseudo-esotéricas y espirituales han tenido mucho éxito porque las multitudes siempre se apresuran hacia ese campamento donde piensan que se ha descubierto una mina de oro y donde esperan sacar su parte; y así las promesas de hacer fácil la salvación siempre han sido el poder fundamental de cada institución clerical.

Sin embargo no nos pelearemos con las iglesias en esta ocasión, ya que a pesar de sus defectos, también fueron los productos de la ley de la necesidad, y tuvieron que ocupar un cierto lugar en el progreso de la evolución humana.

Pero la competencia les ha surgido y una avalancha de embusteros que se aprovechan de la ingenuidad de las personas ha surgido, por ejemplo conozco el caso de un pobre comerciante que fue engañado por un tipo que le sustrajo medio millón de marcos haciéndole creer que él era la reencarnación de Jesucristo y pretendiendo que necesitaba ese dinero para establecer una nueva religión.

Las nuevas "Sociedades Ocultas" se formaron con el objetivo evidente de lucrar con la gente sin importarles profanar lo que es sagrado, y lastimosamente se encontraron con el éxito financiero que generalmente les espera a aquellos que saben cómo usar la ignorancia y la codicia de otros para su propio beneficio; pero tristemente muchos de sus seguidores engañados se convirtieron en víctimas de la magia negra.

Estas víctimas no eran todas personas incultas. Algunos de ellos los conocí como hombres de un intelecto superior que creían seriamente que eran buscadores sinceros de la verdad y probaban todo tipo de prácticas ocultas con el fin de "ver lo que sucedería". Pero lo que vino fue la locura, la postración del sistema nervioso, la pérdida de vitalidad y en los peores casos: la muerte.

He dado la descripción de uno de esos casos en un artículo que escribí para The Occult Review de marzo de 1906. (Ver link)

Algunos otros de los casos que he conocido han sido divertidos, otros ridículos y otros trágicos, pero ninguno tuvo un final feliz. Me pasaría horas contando las historias de las personas que he conocido y que buscaron obtener poderes ocultos o mágicos pero que cayeron en las manos de charlatanes y brujos negros.

Y es bastante sorprendente ver cuánta gente inteligente está dispuesta a prometer obediencia implícita a las órdenes que se suponen provienen de algunos seres superiores desconocidos, incluso si estas órdenes son completamente sin sentido.

Esta manipulación de los "Seres Superiores Desconocidos" ya se efectuaba con éxito durante el siglo XVII en la Orden de los "Iluminados" y cuyo sistema se basaba en el espionaje mutuo y la supervisión secreta. Esta Orden se organizó siguiendo el modelo de los jesuitas y existió hasta que se convirtió en un verdadero peligro para el Estado.

Otro ejemplo de charlatanería (este más reciente) fue el envío de cartas espurias de los Mahatma, lo cual era bastante común en ciertos lugares, y se empleaban todo tipo de mentiras para hacerle creer a los buscadores de sabiduría para que creyeran en su autenticidad.

Cuando yo estaba en Hamburgo, una señora vino a mí con lo que ella decía ser una carta de un Mahatma. Ella dijo que había sido recibida por un miembro de la organización a la que ella pertenecía, y me la mostró porque quería saber mi opinión al respecto. Era una carta anónima que contenía algunas frases piadosas comunes y exigía obediencia implícita a todas las órdenes emitidas en la carta, y especialmente la orden de dar un pago de dinero.

Le respondí a la señora que debería considerar muy tontas a las personas que decidieran actuaran ciegamente por órdenes contenidas en una carta anónima.

La señora no dijo nada y se retiró, pero en lugar de informar de mi respuesta a los miembros de su organización, posteriormente descubrí que dijo todo lo contrario. Según ella tan pronto como miré esa carta, inmediatamente reconocí que provenía de un Mahatma y que mis ojos se llenaron de lágrimas y de emoción (!!!) y que recomendé la más estricta obediencia a lo que estaba escrito en esa carta.

El hecho era que el autor de esa carta era el marido de esa señora, el cual quería obtener mi respaldo para fortalecer la fe de sus crédulos seguidores.

La historia de la estupidez humana no tiene fin, inagotable es el ejército de los ingenuos dispuestos a cometer todo tipo de locuras si se les hace creer que de ese modo pueden obtener superioridad sobre el resto de los humanos. Y ellos están dispuestos a sacrificar todo excepto el egoísmo que resulta de la ilusión del yo.




Cuidado con los espíritus embusteros

Pero ahora dirigiremos nuestra atención a otra clase de "escuelas ocultas" que son mucho más peligrosas, ya que sus guías son invisibles y pertenecen a los habitantes del plano astral. Uno de estos casos ha sido descrito gráficamente por el señor C. W. Leadbeater en un artículo titulado "Una visión y los hechos detrás de esto", contenido en la revista The Theosophist de abril de 1909.

Y sobre este asunto podría dar cuenta desde mi propia experiencia de una serie de casos en los que personas bienintencionadas e inteligentes se encontraron en la ruina financiera y física al depositar su confianza en las enseñanzas y direcciones de los guías “espirituales” invisibles.

Pero para no hacer muy largo el artículo seleccionaré solo los dos casos siguientes:


1er caso

Algunos de los lectores tal vez recuerden que hace algunos años atrás, una docena de estudiantes de Teosofía, insatisfechos con el lento progreso que estaban logrando para volverse más espirituales, formaron un "círculo íntimo" en Budapest en el que pronto se convirtieron en los testigos de los más sorprendente fenómenos paranormales.

Ellos presenciaron materializaciones sorprendentes y los espíritus que se materializaron se presentaron a sí mismos como los doce apóstoles, y cada “apóstol” aceptaba a uno de estos estudiantes como su discípulo.

Y estos “apóstoles” repudiaron todo lo que hasta ahora Blavatsky y sus Maestros habían enseñado, declarándolo como tonterías y ridiculizando el ascetismo, y se dieron instrucciones contrarias que imponían un estricto secreto.

Finalmente, el mismo “Jesucristo” apareció en persona y les ordenó a estas personas ir a Madagascar, y esta gente estando ya completamente obsesionada con estos instructores invisibles, realmente fueron a esa isla esperando allá recibir nuevas órdenes. Estuvieron vivieron un tiempo en los pantanos en condiciones deplorables, y pronto uno tras otro cayeron víctimas del clima. Y de los doce que fueron, siete murieron y los demás regresaron, tal vez más sabios, pero seguramente mucho más pobres.



2do caso

El segundo caso es el siguiente y lamento tener que omitir los nombres de los involucrados debido a consideraciones personales.

En Hamburgo me introdujeron en una sociedad de “ocultistas” que contaba entre sus visitantes a personas de cierta distinción. Ellos tenían a sus “Maestros” por quienes mostraban una gran veneración, y estos “Maestros” producían grandes fenómenos paranormales y se comunicaban a través de la esposa de quien era el dueño de la casa donde se reunía el círculo.

Esta mujer parecía estar en un estado de obsesión crónica ya que a menudo yacía durante semanas en un estado de semi-trance, y durante el cual ella declaraba que su propio espíritu estaba ausente y que los “Maestros” se habían apoderado de ella.

Los fenómenos más notables tuvieron lugar en esa casa, por ejemplo se oyeron ruidos como si se estuvieran haciendo rodar balas de cañón sobre el piso de madera, y también se hicieron temblar las paredes. Por la noche aparecían luces tan fuertes que hacían creer a los vecinos que la casa estaba en llamas. En ocasiones se arrojaron puñados de arena en los rostros de los visitantes, y en otras se tomaron fotografías de paisajes de personas vivas y muertas, elementales y monstruos sin el uso de una cámara.

Pero el fenómeno más sorprendente fue el viaje casi instantáneo de personas vivas a través de largas distancias, como lo describí en mi artículo sobre "Metátesis mágica" en The Occult Review de julio de 1906. (Ver link)

Sin embargo lo que me sorprendió aún más, fue el hecho de que estos espíritus parecían estar bien familiarizados con el contenido de La Doctrina Secreta y otros libros sobre Teosofía, aunque esas personas nunca los habían leído, mientras que por el otro lado, las comunicaciones recibidas, que se llevaron a cabo de manera muy secreta y sagrada, contenían las fantasías más grandes, como por ejemplo las descripciones del “reino de Plutón”, o las regiones infernales dentro del interior de la Tierra, y cosas por el estilo.

Y estos “Maestros” no solo dirigían el "progreso espiritual" de sus discípulos, sino también sus asuntos externos, y los discípulos siempre actuaron de acuerdo con las órdenes recibidas.

El final fue que el esposo de esa dama primero descuidó por completo y finalmente abandonó su negocio, y luego, y también "por orden de los Maestros" vendió su casa que con mucho sacrificio había conseguido. Y las familias involucradas terminaron quedando reducidas a la pobreza y al volverse indigentes, finalmente abandonaron sus "investigaciones ocultas".


~ * ~

Todos estos fracasos demuestran que existe un deseo de progreso y evolución espiritual dentro del corazón humano, y que todos se esfuerzan consciente o inconscientemente para lograrlo, por erróneos que sean los instructores y medios que se tomen para ese propósito.

Pero infortunadamente el aspirante no correctamente guiado se parece a una mosca que cae en una cuenca de agua e intenta salvarse nadando hacia una y luego hacia dirección, cambiando a menudo su curso incluso cuando se acerca a al borde y finalmente se ahoga.

¿Pero dónde se encuentra esa guía?

Existen innumerables "buscadores de la verdad" y "estudiantes de esoterismo" que desean esa guía y claman continuamente por "más instrucciones", sin pensar nunca en seguir las instrucciones que ya han sido dadas. En todo momento están mirando cosas externas con la esperanza de encontrar lo que solo se puede encontrar internamente.

Y esta guía que ya ha sido dada es fácil de seguir:

1) El primer paso en el camino hacia la iniciación es la purificación del corazón y de la mente, porque la luz de la Sabiduría Divina no puede manifestarse en un lugar lleno de pensamientos impuros y lleno de deseos egoístas. Y todos los esfuerzos por arrastrar lo alto al servicio de lo bajo solo lleva a la degradación, a la desgracia y hacia el mal.

Por lo tanto, la práctica real del ocultismo consiste en el control de los pensamientos y emociones inferiores, lo que solo puede hacerse con la ayuda de la propia naturaleza superior; porque solo lo superior tiene poder sobre lo inferior. El “yo” no puede vencerse a sí mismo, y para este propósito es necesario adquirir ese discernimiento para saber distinguir entre lo que es eterno y lo que es temporal, entre lo que es verdadero y lo que es ilusorio, y del cual ya hablamos al principio de este artículo.

Por consiguiente en lugar de correr detrás de falsos “Maestros” y pseudo-instructores y sufrir de fraudes o de las ilusiones del plano astral, sería mejor cultivar pensamientos elevados y elevar las aspiraciones desinteresadas, desde las cuales las buenas acciones son el resultado natural.

2) Y si vuestra conciencia está así firmemente establecida en un plano superior, el segundo paso vendrá por si solo a ustedes ya que el estudiante de esoterismo estará listo para recibir más luz, y las Grandes Almas que vigilan el progreso de la humanidad no dejarán de ayudar a aquellos que mantienen el ideal divino ante sus ojos y buscan realizarlo dentro de sus corazones. »

(Revista The Theosophist de octubre de 1909, vol. 31, p.87-94)