Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

RITUAL PARA INVOCAR A LOS ESPÍRITUS MENCIONADO POR ELIPHAS LEVI



Eliphas Lévi en su libro “Dogma y Ritual de Alta Magiarelata la experiencia que tuvo con un ritual que hizo para invocar a los muertos, y a continuación se los transcribo por lo ilustrativa que es esa narración. Pero para que puedan comprender mejor las explicaciones que añadí, les pido que primero lean el capítulo:


¿Ya lo hicieron?

Entonces prosigamos con la narración de Eliphas Lévi:

« En la primavera del año 1854, me dirigí a Londres para escapar de penas internas y así poderme entregar sin distracción alguna, a la ciencia oculta. Y para facilitar mi estancia, poseía cartas de presentación para personajes eminentes de la sociedad inglesa que estuvieran interesados en las revelaciones relacionadas con el mundo sobrenatural.

Visité a varios ellos, pero lo que encontré fue un gran fondo de indiferencia o de ligereza (eso sí con mucha cortesía). Y lo único que solicitaron de mí, fue que les mostrara algunos prodigios como si estuvieran tratando con un ilusionista.

Lo que hizo que me descorazonara un poco, porque a decir verdad, lejos de estar dispuesto a iniciar a los demás en los misterios de la magia ceremonial, yo había tenido siempre un cierto temor hacia las ilusiones y hacia las fatigas que esos rituales conllevan. Y por otra parte, esta clase de ceremonias exige de un material dispendioso y difícil de reunir.

Me decidí por lo tanto a sólo dedicarme al estudio de la alta cábala durante mi estancia en Londres y no pensar más en los aristócratas ingleses. Pero un día al volver a mi hotel, encontré una nota dirigida hacia mí. Esa nota contenía la mitad de una carta cortada transversalmente y en cuyo frente reconocí inmediatamente el carácter del sello de Salomón, y a su lado había un papel pequeño en el cual estaba escrito con lápiz:

-        Mañana a las tres de la tarde, delante de la Abadía de Westminster, se os presentará la otra mitad de esta carta.”

Fui a esa singular cita y ahí encontré una carroza estacionada en la plaza. Yo tenía, sin afectación, mi fragmento de la carta en la mano y un doméstico se acercó respetuosamente y me hizo un signo de seguirlo y entonces abrió la portezuela del carruaje. Dentro de él había una señora vestida de negro, cuyo sombrero y rostro estaban cubiertos por un espeso velo.

Esa señora me hizo señas de que subiera al carruaje, enseñándome la otra mitad de la carta que yo había recibido. Entonces la portezuela se cerró y la carroza se echó a andar, y habiéndose la señora levantado el velo, puede ver que me encontraba con una persona de edad, de cejas grises y unos ojos extremadamente negros y vivos de una extraña fijeza.

« Señor (me dijo con un acento inglés muy pronunciado) una amiga de Sir B*** L***, que os ha visto, sabe que han solicitado de vos, experiencias paranormales y que os habéis rehusado a satisfacer esa curiosidad. Quizá no poseíais las cosas necesarias, en cambio yo voy a mostraos un gabinete mágico completo, pero solicito de vos, ante todo el más inviolable secreto, ya que yo sé que la ley del secreto es rigurosa entre los ocultistas. Y si no me hacéis esa promesa, por vuestro honor, daré la orden para que os conduzcan de vuelta a vuestro hotel. »

Hice la promesa que se me exigía y soy fiel a ella no diciendo ni el nombre, ni la jerarquía social, ni el domicilio de esa señora, en quien reconocí inmediatamente a una conocedora de las artes ocultas.

Posteriormente tuvimos muy largas y amplias conversaciones, durante las cuales ella insistió siempre en la necesidad de prácticas para completar la iniciación. Me enseño una colección de trajes y de instrumentos mágicos y también me prestó algunos libros raros de que yo buscaba.  Luego me solicitó intentar en su casa la experiencia de una invocación completa, para la cual me preparé durante veintiún días observando escrupulosamente las prácticas indicadas.

Mi preparación había terminado el 24 de julio y el objetivo del ritual era de invocar al fantasma del divino Apolonius (Apolonio de Tiana) para interrogarle sobre dos misterios que nos interesaba conocer: uno me concernía a mí exclusivamente y el otro le interesaba a la dama en cuestión.

Inicialmente ella tenía contemplado asistir al ritual de invocación, acompañada de una persona de confianza, pero a la última hora esa persona tuvo miedo y se desistió, y como el ternario o la unidad son rigurosamente requeridos para los ritos mágicos, me dejó que cumpliera el ritual solo.

El gabinete preparado para la invocación se encontraba situado en una torreta, y dentro del gabinete se habían dispuesto cuatro espejos cóncavos a los lados de una especie de altar cuya parte superior estaba formada de mármol blanco y a su alrededor había una cadena de hierro imantado.

Sobre el mármol estaba grabado el signo del pentagrama en dorado, y el mismo signo también estaba trazado en diversos colores, sobre una piel blanca de cordero completamente nueva que se encontraba extendida bajo el altar.

En el centro del altar había un sahumerio de cobre con carbón de madera de émula y de laurel, mientras que otro sahumerio se encontraba colocado delante de mí sobre un trípode.

Yo estaba vestido con una túnica blanca, muy parecida al alba de los sacerdotes católicos, pero más amplia y más larga, y llevaba sobre la cabeza una corona de hojas de verbena entrelazadas por una cadenilla de oro. Y en una mano tenía una espada nueva, mientras que en la otra mano tenía el texto del ritual.

Entonces encendí los dos fuegos con las sustancias preparadas y requeridas, y comencé a pronunciar las invocaciones del ritual.

El humo se extendió y las flamas hacían vacilar los objetos que ellas iluminaban y después se apagaron. El humo se elevaba blanco y lento sobre el altar de mármol y me pareció sentir una sacudida, como si fuera un temblor de tierra. Mi corazón latía intensamente y los oídos me titilaban.

Volví a echar algunas ramas y perfumes en los sahumerios, y cuando la llama se elevó, vi claramente delante del altar, una figura de hombre de tamaño mayor a lo natural, pero que pronto se comenzó a descompone y borrar.

Volví a comenzar las invocaciones y fui a colocarme en un círculo que había previamente trazado entre el altar y el trípode. Entonces vi aclararse poco a poco el fondo del espejo que se encontraba en frente de mí (detrás del altar) y una forma blancuzca se dibujó en él, agrandándose poco a poco y pareciendo acercarse cada vez más.

Cerrando los ojos lo llamé tres veces:

   -  ¡Apolonius!  ¡Apolonius!  ¡Apolonius!

Y cuando los abrí, un hombre se hallaba frente a mí, envuelto por completo en una especie de sudario que me pareció ser más bien gris que blanco. Su rostro era delgado, triste y sin barba (lo que no correspondía precisamente con la imagen que yo tenía de Apolonio).

En ese momento experimenté una sensación de frío extraordinario y cuando abrí la boca para intentar hablarle al fantasma, me fue imposible articular algún sonido. Puse entonces la mano sobre el signo del pentagrama y dirigí hacia él la punta de la espada, ordenándole mentalmente al espectro, por ese signo, de no espantarme y de obedecerme.

Entonces la forma se hizo más difusa y desapareció de repente, pero le ordené que volviera y en ese instante sentí pasar cerca de mí como un soplo y también sentí que algo me había tocado la mano con la que sostenía la espada, haciendo con ello que inmediatamente el brazo se me entumeciera hasta el hombro.

Creí comprender que esa espada ofendía al fantasma y por consiguiente la clavé por la punta dentro del círculo, cerca de mí.

La figura humana reapareció inmediatamente, pero entonces sentí un desfallecimiento repentino comenzarse a apoderar de mí y una debilidad cada vez más grande extenderse por todos mis miembros.  Di dos pasos para sentarme y en cuanto me senté, caí en una especie de profundo sopor, acompañado de sueños de los que no me quedaron al despertarme, más que un recuerdo confuso y vago.

Tuve durante muchos días, el brazo adolorido. Y la figura no me habló, pero las preguntas que quería hacerle, parece que se habían resuelto por sí mismas en mi mente.

A la pregunta de la señora, una voz interior respondió dentro de mí: “muerto” (se trataba de un hombre de quien ella quería tener noticias). En cuanto a mí, yo quería saber si el acercamiento y el perdón serían posibles entre dos personas en las que yo pensaba, y el mismo eco interior respondió también implacablemente: “¡Muertas!”



ANÁLISIS DE DE SU EXPERIENCIA

Menciono aquí los hechos tal y como han sucedido. No se los impongo a la fe de nadie. Y el efecto de esta experiencia tuvo en mí algo extraño, algo inexplicable. Yo no era ya el mismo hombre, algo del otro mundo había pasado por mí; no estaba ni alegre, ni triste, pero comencé a experimentar un encanto particular por la muerte, sin sentir no obstante, ningún intento de recurrir al suicidio.

Analicé cuidadosamente lo que experimenté, y a pesar de una repugnancia nerviosa muy vivamente sentida en mi interior, reiteré dos veces más el experimento (sólo que con el intervalo de algunos días).

El relato de los fenómenos que se produjeron entonces difiere muy poco del que les acabo de contar, y no los menciono para no hacer demasiado extensa mi narración. Pero el resultado de estas invocaciones fue para mí la revelación que si los secretos cabalísticos fueran conocidos por todo el mundo, cambiarían en poco tiempo las bases y las leyes de todas las sociedades modernas.

(Cambiarían positivamente en el sentido que los humanos se darían cuenta de manera masiva que existen los planos sutiles y hay seres que viven en ellos, y que la vida prosigue después de la muerte. Pero también sería nefasto porque todo el mundo se pondría a hacer ese tipo de experimentos que precipitarían a las entidades nocivas del astral en el plano físico.

Y es que la entidad que se le apareció a Eliphas Lévi, obviamente no era el alma de Apolonio de Tiana, ya que este hace mucho tiempo que ya ascendió al Devachan y probablemente incluso ya hasta volvió a reencarnar. Pero en cambió si muy seguramente era una entidad del astral que buscaba alimentarse de la energía de vitalidad que poseen los humanos.

Y es que deben de saber que los magos negros desencarnados, y también los elementarios cuando son despertados, son conscientes que al haberse separado de su tríada superior, ya no reciben la energía del Espíritu divino y por lo tanto para poder seguir existiendo, tienen que vampirizar la energía a los humanos que se encuentran en la Tierra. Y la forma más fácil de hacerlo es por medio de esos encuentros, en donde además pueden tomar la forma que les plazca y así confundir a los invocadores.

Lo que además confirma el propio Eliphas Lévi al indicar que él sintió una debilidad extrema que lo hizo fallecer y también al precisar que su cuerpo le imploraba por medio de esa sensación de repugnancia nerviosa, de no volver a recomenzar ese ritual. Nada más que él de necio siguió haciéndolo.

La Naturaleza es muy inteligente y si pone actualmente una frontera entre el plano físico y el plano astral, es para la propia protección de los hombres, ya que los maestros de sabiduría explican que la razón por la que los humanos tienen por el momento sus facultades ocultas dormidas, es porque la inmensa mayoría de ellos todavía no están listos para tener un contacto directo con el astral sin acabar muy dañados en su salud y en su evolución.

Algo que el propio Eliphas Leví lo confirma con el final de su relato.)


¿Me hará esta experiencia concluir que realmente he invocado, visto y palpado al gran Apolonio de Tiana?

No estoy ni bastante alucinado para creerlo, ni soy tan poco serio para afirmarlo. Considero más bien que fue el efecto de las preparaciones, de los perfumes, de los espejos, de los pentáculos, etc. Ya que todo eso es una verdadera embriaguez de la imaginación que debe obrar vivamente sobre una persona que es impresionable y nerviosa.

Sin embargo no logro explicar por qué leyes fisiológicas pude verlo y palparlo. Simplemente afirmo que lo vi y lo toqué, y que lo hice clara y distintamente sin que fueran sueños. Y esto para mí es suficiente para creer en la eficacia real de las ceremonias mágicas.

Pero también concluí que la práctica de estas ceremonias es nociva e incluso peligrosa para la salud (tanto moral, como física). Y que yo no resistiría a semejantes rituales, si estos se hicieran habituales.

(Además que no crean que la conexión con esa entidad nociva del astral es puntual, y que nada más dura mientras que dura el encuentro y que luego vuelve a desaparecer. Porque así no funciona el asunto, ya que con el primer encuentro se crea un pequeño lazo energético sutil, y con cada nuevo encuentro este lazo se fortalece haciendo que con el tiempo, la entidad nociva pueda vampirizar la energía de la persona desde la distancia (ya sin necesidad de acercarse a ella) y también pueda influenciarla para que esa persona efectúe actividades perniciosas que la mantengan atada a la entidad astral.

En otras palabras: sutilmente esa entidad nociva del astral va esclavizando a ese humano que la invoca y la persona ni siquiera se da cuenta que cada vez tiene menos control de su vida y de su persona. Y esto el propio Eliphas Lévi lo confirma indicando que:) 

La dama de edad de la que les he hablado y de la que después tuve razones para quejarme, sería una prueba de ello, porque a pesar de sus negaciones, yo no dudo que ella tuviera la costumbre de practicar la nigromancia y la goecia.

Y los daños en su personalidad eran obvios, ya que a veces disparataba por completo, mientras que otras veces se entregaba a insensatas cóleras de las que apenas ella misma podía determinar la causa.

(O sea que esa señora ya estaba bastante poseída por las entidades nocivas del astral. Lo que además de chuparle la vida, también la va a perjudicar bastante en su evolución divina, y en las siguientes reencarnaciones le va a costar mucho trabajo poderse liberar. Pero nadie la obligó a meterse en ese problema. Ella misma se lo buscó.)

Después de esto, me fui de Londres sin haberla vuelto a ver, pero cumpliré fielmente el compromiso que contraje con ella de no revelar a nadie nada que pueda darla a conocer o poner en la pista de quién es, para así evitar que la perjudiquen (más de lo que ya está) sus prácticas a las cuales se entrega sin duda a espaldas de su familia, y la cual ha de ser por lo que supongo, bastante numerosa y ha de ocupar una posición muy respetable en la sociedad londinense.

_ _ _

Hay invocaciones de inteligencia, invocaciones de amor e invocaciones de odio, pero nada prueba que los espíritus abandonen las esferas superiores para conversar y entretenerse con nosotros, y lo contrario es más probable: que seamos nosotros quienes evocamos los recuerdos que ellos han dejado en la luz astral, la cual es el receptáculo común del magnetismo universal.

Es en esta luz donde el emperador Juliano vio aparecer a los dioses, pero viejos, enfermos y decrépitos. Lo cual es una prueba más de la influencia que tienen las opiniones corrientes y acreditadas sobre los reflejos de ese mismo agente mágico, y que hace también mover a las mesas y responder a las preguntas por medio de golpes dados en las paredes durante las verdaderas cesiones espiritistas.

Después de la experiencia que les acabo de mencionar, he vuelto a leer con atención la vida de Apolonio (a quien los historiadores nos representan como un tipo de belleza ideal y de elegancia antigua). Sin embargo en su biografía he advertido también que Apolonio en los últimos días de su vida, se cortó el pelo y sufrió largos tormentos en la prisión.

Esta circunstancia que yo había retenido sin duda en otros tiempos en mi memoria (pero de la cual ya me había olvidado) habrá determinado quizás la forma poco atractiva de mi visión (la cual yo considero que fue únicamente el sueño voluntario de un hombre despierto).

Y no fue la única vez que eso me pasó, ya que también he visto a otros dos personajes (los cuales poco importa nombrar quienes fueron) pero que también los percibí con un aspecto diferente de lo que yo esperaba ver.


(Aquí Eliphas Lévi muestra las limitaciones de su conocimiento esotérico, pero no es su culpa, ya que las explicaciones que aportaron los maestros transhimalayicos y que esclarecieron mucho este asunto, se dieron sólo después de su muerte.

Y es que deben de saber que si bien es cierto que nuestros pensamientos influyen mucho en la forma que toman los espectros que se materializan en el plano físico, también se nota que Eliphas Lévi no tenía una noción clara de lo que son los elementarios y por consiguiente pensaba que la forma que se le había aparecido, sólo era la manifestación de su propio pensamiento por medio de la luz astral, cuando en realidad se trataba de un elementario que se había materializado ante él.)



CONCLUSIÓN DE ELIPHAS LEVI

En conclusión: recomiendo por los demás, la mayor reserva a quienes quieran entregarse a este género de experiencias, porque resulta de ellas: grandes fatigas y también con frecuencia desórdenes orgánicos, bastante anormales, que pueden ocasionar enfermedades.

(Y por lo visto, ignoraba también que estos elementarios vampirizan la energía de vida de los humanos que los invocan, por lo que el asunto es más grave que una simple enfermedad.) »

(Volumen I, capítulo XIII titulado: La Nigromancia)



Posteriormente en el segundo tomo de su libro, Eliphas Lévi añade unas cuantas explicaciones más:

« Hay dos tipos de nigromancias: la nigromancia de la luz y la nigromancia de las tinieblas; la invocación por medio de las plegarias, los pentáculos y los perfumes, y la invocación por medio de la sangre, las imprecaciones y los sacrilegios.

Es la primera la única que hemos practicado y no aconsejamos a nadie que se dedique a la segunda.

Es cierto que las imágenes de los muertos se aparecen a las personas magnetizadas que los invocan. Y es cierto también que esas imágenes nunca rebelan nada de los misterios de la otra vida. Simplemente se les ve tal como todavía pueden estar en el recuerdo de aquellos que los han conocido, y tal como quedaron sus reflejos impresos en la luz astral.

Y cuando los espectros invocados responden a las preguntas que se les hacen, es siempre por medio de signos o por una impresión interior o por medio de la imaginación. Nunca es con una voz que suene vivamente en los oídos, y esto es lógico ya que:

¿Cómo un fantasma podría hablar si no dispone de un cuerpo físico?

Y al no disponer de una boca, una lengua y una garganta.

¿Con qué instrumento podría entonces el fantasma hacer vibrar el aire para volver perceptible sus pensamientos por medio de sonidos?


(Bromeo)

En cambio sí se experimentan unas especies de descargas eléctricas durante las apariciones, y estas descargas parecen a veces ser producidas por la misma mano del fantasma. Pero ese fenómeno considero que en realidad ha de ser producido por nosotros mismos y ha de deberse como única causa, al poder de la imaginación y de las afluencias locales de la fuerza oculta que nosotros llamamos: la luz astral.

(En lo personal no lo creo, porque yo también he experimentado a veces esas descargas eléctricas cuando he invocado a los Seres de Luz.)

Esto prueba que las proyecciones de la luz astral que toman la apariencia de esos espíritus, nos tocan algunas veces. Pero en cambio nosotros no logramos tocar de manera física a esos espectros. Y esta es una de las circunstancias más pavorosas en esas experiencias, ya que las apariciones tienen a veces un semblante tan real, que no puede uno más que sentirse muy impresionado, cuando nuestra mano pasa a través de lo que nos parece ser un cuerpo real, pero sin poderlo tocar, ni encontrar nada en él a meter la mano en su interior.

(Esto se debe porque las entidades astrales se materializan en el plano físico por medio de una substancia etérea, la cual se puede ver pero no se puede agarrar. Y para darles una analogía, es un poco parecido a las proyecciones holográficas actuales.)




Algunos ejemplos históricos

Se lee en las historias eclesiásticas que Espiridión, quien fue obispo de Tremithonte (y que después de su muerte fue canonizado) invocaba el espíritu de su hija Irene para saber de ella en dónde se encontraba oculto un depósito de dinero que había recibido de un viajero.

Swedenborg comunicaba habitualmente con los pretendidos muertos, cuyas formas se le aparecían en la luz astral.

Y nosotros hemos conocido muchas personas dignas de fe, que nos han asegurado haber vuelto a ver (y a veces durante años enteros) a difuntos que les eran queridos.

Así por ejemplo, el célebre ateo Silvano Maréchal se apareció después de su muerte a su viuda y a una amiga de esta última, para darle conocimiento de una suma de 1’500 francos en oro, que él había ocultado en un cajón secreto de un mueble. (Conocemos esta anécdota por una antigua amiga de la familia).

Por último, las invocaciones deben de ser siempre motivadas y tener un fin laudable, porque de otro modo son operaciones de tinieblas y de locura, muy peligrosas para la razón y para la salud. Invocar a los muertos por pura curiosidad y para saber si se verá algo, es disponer por anticipado a fatigarse y a sufrir, ya que las altas artes ocultas no admiten ni la duda ni la puerilidad. »

(Volumen II: Ritual, capítulo XIII titulado: La Nigromancia)


Luego Eliphas Lévi da una larga descripción del ritual que utiliza para invocar a los muertos, el cual omito poner en el blog, porque pocos van a poder efectuarlo, ya que efectivamente requiere de un material dispendioso y difícil de reunir, además que el protocolo que debe de llevar la persona que lo efectúa es también bastante complicado.

Y les diría que no se requiere tanto para invocar a los muertos, ya que tenía a unos amigos adolescentes (bastante pretenciosos por cierto) que se divertían haciendo rituales de magia mucho menos elaborados que los que menciona Eliphas Lévi. Y en una ocasión uno de ellos me llamó todo asustado a media noche, porque una anciana se le había aparecido en el pasillo de su casa.

O sea que no se necesita ser un gran mago ni efectuar rituales muy elaborados para invocar a las entidades del astral, pero a pesar de ello como tantas veces se los he dicho:


ES MUY DAÑINO INVOCAR A LOS MUERTOS


Hay dos posibilidades al invocar a los difuntos:

1)   Que hagan contacto con la persona que les interesa, la cual por diversas razones no pudo caer en el sueño akashico y por consiguiente se encuentra errando en el plano astral hasta que termine lo que habría sido su vida en la Tierra, antes de poder proseguir con su ascenso hacia el mundo divino.

2)   Que hagan contacto con algún otro ser o entidad que se encuentra en el plano astral o en el Kama-Loka.

Y en cualquiera de los dos casos es muy malo, porque en el primer caso, al entrar en comunicación con el alma desdichada que se encuentra errando en el astral, la van a atorar aún más en el astral debido a esos lazos energéticos que se crean al efectuar el contacto.

Pero sobre todo le van a atizar tremendamente a esa pobre alma su deseo de regresar a la Tierra, pero como ya no tiene un cuerpo físico, entonces esa persona fallecida va a tratar de agarrarse de un ser vivo, lo cual le va a provocar un karma muy pesado. Y eso puede volverse el inicio de todo un hundimiento que se prolongará por muchas reencarnaciones.

Y es por eso que los maestros de sabiduría insisten tanto que no hay que tratar de hacer contacto con sus seres queridos fallecidos por medio de médiums (y aún menos por medio de rituales mágicos) ya que van a perjudicarlos mucho.

Porque lo mejor que les puede pasar a esas almas en pena, es de caer en ese sueño akashico debido a que entonces ya no correrán los riesgos y peligros que hay en el plano astral y podrán así elevarse hacia el mundo divino con mucha más facilidad. Y es por ello que si quieren verdaderamente ayudar a esas almas en pena, lo mejor es hacer un ritual, pero no para contactarlas, sino para enviarles Luz.

Y en este capítulo doy un ejemplo de cómo hacerlo:


Ahora bien, esas comunicaciones son bastante raras y en el 80% de las veces, esas comunicaciones con el astral no se hacen con almas en pena, sino con diversas entidades nocivas que solo les interesa vampirizar la energía de quien se deje, y para ello se van a hacer pasar por la persona con la que se quieren comunicar, para así poder crear ese lazo energético que les permitirá a esas entidades nocivas tenerlos a ustedes cada vez más sometidos a ellas.



20 comentarios:

  1. hola amigo cid siempre me impresiona tu capaicdad de investigacion yo he leido dogma y ritual de alta magia tanto el dogma como el ritual pero no encontre elrelato que mencionas... amigo yo voy a los bosques a pedir ayuda a los seres de luz y elementales de la nauraleza y les doy regalos como caramelos inciensos .... me impresiona lo que menciona elphas levi porqque yo crei que el tenia el mismo nivel de conocimiento que madame blavatsky pero parece que no fue asi ahora amigo porque al querer contactar a apolonio de tyana que es un santo practicamente es un ser de luz!! se ha topado con un elementario??? osea si yo me voy a los bosques al invocar a los seres de luz para que me protejan puedo estar atrayendo a seres nocivos??? poruqe el domingo pasado pase el bosque y llegue a una montaña e hizo un viento tan frio que estuve temblando y como anochecia debia volver por el bosque y tenia miedo ademas que me estaba dando sueño era inexplicable pero al pasar por el bosque senti una gran tranquilidad y calma como si ellos los elementales me hubiesen ayudado me seti muy bien hoy pienso volver!! segundo amigo cid tu mencionas que el mahatma kuthumi nacio aprox 1817 y que fue a estudiar en una universidad de europa osea que el mahatma kuthumi ya murio en el plano fisico o como mencionas puede que aun este con su cuerpo fisico pq mencionas que por desgaste energetico ellos pueden conservar sus cuerpos cientos de años con limite entonces yo puedo invocar o pedirle ayuda al mahatma en mi celular tengo una imagen de el en serio lo admiro muchisimo era el mas amoroso y menos estricto de los maestros asi que yo quiero conocerlo que debo hacer es como cuando piensas que esta es tu unica vida y quieres hacer algo que valga la pena y lo que yo quiero hacer en mi vida es conocer al mahtama kuthumi que me recomiendas? y si estoy purificando mi corazon ... gracias amigo cid hasta ahora el mejor blog que hay en internet en cuestiones de quere buscar la verdad los mahatmas lo tienen!! te deseo el mejor de los buenos karmas! :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi investigación me llevó a concluir que muy probablemente Blavatsky fue una verdadera discípula del Maestro Morya y una mensajera de Shambala, mientras que Eliphas Lévi sólo fue un ocultista muy erudito, pero sin contacto directo con los maestros de sabiduría. Y por consiguiente no tenía acceso directo a la enseñanza oculta más genuina. De ahí que cometiera varios errores y hubiera muchas cosas que él ignorara.

      El problema del ritual que Eliphas Lévi menciona, es que aunque purifiques tu vibración y lo hagas con mucha buena voluntad, estás buscando entrar en contacto con un muerto, y eso predispone a que sea una entidad del Kama-Loka quien tome esa comunicación.

      En cambio, si Eliphas Lévi hubiera buscado entamar la comunicación con un Ser divino otra cosa sería, pero también hay que ser cuidadosos cuando se quiere lograr un contacto tan directo, porque Pastor señala que hay ciertos rituales que sirven para materializar a seres divinos muy elevados, pero si el mago no tiene el desarrollo suficiente y no sabe cómo protegerse, la irradiación de esos seres puede lastimarlo muy gravemente.

      O sea que lo mejor es no quererse meter en esos rituales de invocación.

      Pero una cosa es invocar por medio de un ritual para materializar a un ser sutil en el plano físico. Y otra cosa es sintonizarse con ese ser. Y sintonizarse con los seres divinos es muy benéfico y no es peligroso, porque ahí lo que estás atrayendo hacia ti es su vibración, no su presencia energética.

      Y siempre les recomiendo que se sintonicen, no solamente con los seres divinos, sino también con los maestros e incluso con los espíritus de la naturaleza, pero tengan en cuenta que ellos son sólo un apoyo y no los van a poder proteger de todo riesgo.

      Sobre el Mahatma Kuthumi no sabría decirte si todavía sigue con su mismo cuerpo, o si ya murió, o si ya reencarnó en un nuevo cuerpo. Y es que gracias a la documentación teosófica pudimos tener un pequeño vistazo de la Hermandad de los Maestros trans-himayicos, pero esa organización se mantiene muy secreta y desde entonces ya no he sabido nada nuevo al respecto.

      Conocer a uno de estos Adeptos de manera directa es posible, pero toma mucho tiempo y el acercamiento es muy progresivo.

      En este capítulo detallo el asunto:

      • ¿CÓMO VOLVERSE DISCÍPULO DE UN GRAN MAESTRO?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2014/10/como-volverse-discipulo-de-un-maestro.html

      Gracias por tu cumplido y lo mismo te deseo.

      Eliminar
  2. ¿Es usted de Montevideo, Cid? Me gustaría tener una charla con usted, de ser posible, sobre el esoterismo. Es que sinceramente nunca he hablado con nadie sobre este tema. Desde ya, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No actualmente me encuentro del otro lado del continente, pero para eso abrí la sección de comentarios, para que la distancia no sea un problema.

      Eliminar
    2. Bueno, yo estoy por comenzar a escribir una saga de fantasía épica. Me intersa mucho este tema del esoterismo para poder crear las distintas religiones del mundo ficticio que cree para estos libros. ¿Qué me recomendarías leer? ¿Me serviría el esoterismo?

      Eliminar
    3. Todo depende qué tipo de religiones quieres inventar y hasta que profundidad quieres elaborarlas.

      Ahí tienes por ejemplo la saga “La Guerra de las Galaxias”, cuya reflexión sobre la Fuerza se asemeja en cierta medida con lo que dice el esoterismo.

      Eliminar
    4. Me inspiró en el cristianismo, principalmente, también el budismo y animismo, luego invención mía.

      Eliminar
    5. A ver si mi concepción de Dios es correcta: la unión de todas las cosas ed igual a Dios. ¿Se lo puede tomar como un conglomerado de serer?

      Eliminar
    6. Se puede decir que sí, y cada uno de esos seres ocupa una función en ese inmenso organismo que es Dios.

      Eliminar
  3. Gran información expuesta con gran sensatez y honestidad por su parte, donde estoy bastante de acuerdo con lo que ha escrito, sólo me gustaría dejar una pequeña consulta referente a las entidades del bajo astral. Se supone que estos seres no pueden llegar a ofrecer el amor y la paz que puedan dar los seres queridos ya fallecidos puesto que las energías desprendidas desde el bajo astral son totalmente contrarias y nocivas, quiero decir, que por mucho que quieran intentar doblar a una persona ellos mismos ya se indentifican.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te refieres a las entidades propias del bajo astral (o sea a los seres del inframundo) estoy de acuerdo, ya que la vibración de esos seres es muy baja y no la pueden esconder.

      Pero no olvides que los humanos son muy astutos y así como hay gente mala en la tierra que puede hacerse pasar por gente muy buena, de la misma manera hay humanos desencarnados muy malos que pueden fácilmente engañar a los humanos que se encuentran en la Tierra.

      Eliminar
    2. Justamente por eso no hay que facilitarles el paso.
      Gracias

      Eliminar
  4. ¿a que término de la teosofia podemos comparar con la luz astral?
    Saludos Cid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este capítulo detallé mi opinión al respecto:

      • LA LUZ ASTRAL

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2012/02/luz-astral-substancia-definicion.html

      Eliminar
  5. Hola recientemente encontre esta pagina y prometo en el tiempo libre que tengo poder leer lo mas que pueda ya que me interesa mucho cada uno de los temas.Solo por el momento queria comentarte algo y hacerte una pregunta,ya hace tiempo encontre en youtube un maestro llamado Ramtha,su libro se llama el libro blanco de Ramtha,vos lo conoces?y en el caso de que si,que piensas de sus enseñanzas?espero tu respuesta muchas gracias saludos desde Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sospecho que en realidad Ramtha es un personaje ficticio inventado por Judy Zebra Knight (su supuesta única mensajera). Y seguramente Judy lo hizo para darle más prestigio a las enseñanzas que vende. Puedes encontrar en ellas cosas interesantes y útiles, pero también la señora Knight distorsiona mucho la enseñanza esotérica y dice cosas erróneas.

      Eliminar
  6. Tengo una duda acerca de algo que me paso este mes, hubo como 3 dias que estando sentado en la mesa de mi casa en un asiento en especifico caia segun yo un insecto de el techo o de mi cabeza a la mesa(el insecto si caia, pero no se exactamente de donde), y como 3 dias o 4 lo ignore hasta que pense que tal vez era una señal, asi que mentalmente pedi que si era una señal volviera a suceder en el mismo lugar y pues al dia siguiente a cuando volvio a pasar voltie a ver la hora y eran las 10:08 pm, y el dia siguiente me volvio a molestar un insecto y mire la hora y eran las 10:09pm, o sea, estoy casi seguro que no es invento mio, no es como si tuviera un presentimiento, ya que los insectos no eran imaginacion, y despues de que pedi que volvieran a darme la señal y que me fije en el reloj eran practicamente la misma hora, ¿Que creen que pueda significar? Nunca me habia pasado algo asi, no creo que sea algo malo la verdad, pero me pregunto que significa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el problema con las señales. Casi uno nunca sabe con certeza si algún acontecimiento es una señal o simplemente una coincidencia.

      Eliminar
  7. Hola, has dicho que tu alguna vez has invocado a seres de luz. Hay cosas que no entiendo como por ejemplo la necesidad del humano de controlar su alrededor, yo no pienso que pueda existir una jerarquía divinia que controle en un hipotético caso una invasión extraterrestre y nos exterminen a todos, a mi parecer eso va en contra de la naturaleza. El año pasado intentaba controlar mis pensamientos y mi forma de actuar con los demás pero yo ahora pienso¿ para que? Es decir de qué te sirve controlarte a ti mismo si de esa forma alimentas el ego de la misma manera que dejando que los pensamientos fluyan, ya sean buenos o malos. El plano astral es una verdadera incógnita para mi ya que tu teoría es que es un molde, pero eso chocaría con mi teoría de que nada puede controlarse, es más ahora mismo estoy en acuerdo y en desacuerdo con todos los datos que he leído en tu blog. Cada vez se me hace más fuerte la idea que con cada reencarnación estamos más cerca de simplemente ser personas que no hacen daño a nadie y que viven su vida de la mejor manera que puedan,de forma sencilla, el conocimiento no es necesario por que es conocimiento mundano, y pienso que todos los esfuerzos que hacemos son completamente innecesarios, me gustaría debatir estos temas contigo saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,

      1. Invocar a los seres de luz es muy sencillo y el ritual más simple para hacerlo es por medio de la oración.

      2. Sobre la invasión extraterrestre, si algún día llega a suceder, entonces sabremos sí es cierto o no que la jerarquía divina nos va a proteger. En lo personal yo me inclino más a que sí porque Pastor menciona que los seres divinos tienen un poder inmenso. Y ha de ser cierto porque si una bomba atómica puede generar tanta energía. ¡Cuanto más ha de poder generar un ángel que es un ser que domina esa energía!

      3. Sobre tus cuerpos (el cuerpo físico, el cuerpo emocional, el cuerpo mental, etc.), los antiguos ocultistas decían que estos cuerpos son “tu montura”. Y si no sabes controlar a tu montura, entonces es ella la que te va a controlar a ti (como le sucede a la mayoría de la gente que se deja llevar por sus deseos y por su ego).

      Porque el ego también es parte de tu montura. Y si aprendes a observarlo y a controlarlo, te evitarás mucho sufrimiento.

      Y es tu derecho no querer hacer ese esfuerzo, pero entonces no podrás avanzar por el sendero de la iniciación, ya que es imprescindible controlar a tu “montura” para poder efectuar una meditación eficaz, una terapía eficaz, etc.

      Se puede decir que todo el desarrollo de un discípulo pasa primero con la capacidad de que él controle sus cuerpos y no sean sus cuerpos quienes lo controlen a él.

      4. Sobre el astral, yo simplemente te comparto lo que los instructores que respeto han dicho sobre ese plano de existencia.

      5. Y sobre la evolución, hay diferentes velocidades, y por el simple hecho de estar reencarnando los humanos ya están evolucionando. Pero es un desarrollo lentísimo. Por lo que hay quienes queremos ir más rápido, y para lograrlo hay que hacer los esfuerzos necesarios.

      Eliminar