Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

¿SE PUEDE RESUCITAR A LOS MUERTOS?



Todo el mundo ha escuchado la historia de Jesús que resucitó a Lázaro cuando este llevaba cuatro días de fallecido.

¿Pero qué hay de cierto en esa historia?

¿Es sólo una fabula o realmente es posible resucitar a los muertos?

La ciencia ha comenzado a explorar algunas posibilidades aunque todavía le falta mucho camino por recorrer.

La técnica más novedosa que se ha puesto en aplicación es de drenar toda la sangre de un paciente que está a punto de morir y remplazarla por una solución salina helada, para de esta manera bajar drásticamente la temperatura del cuerpo, lo que provoca una paralización del su metabolismo, y así poder disponer del tiempo suficiente para tratar de salvar a esa persona.

Luego se bombea de nuevo la sangre y paulatinamente se eleva la temperatura haciendo que el paciente regrese a la vida. Y es impresionante cuando el corazón vuelve a ponerse a latir.

Y de hecho, se piensa que esta técnica es el inicio de la animación suspendida requerida para los viajes espaciales de muy larga duración.


Y aunque todavía está en pruebas preliminares, la verdad es que se ve muy interesante esta técnica y probablemente vaya a revolucionar la medicina en el futuro, pero aún está muy lejos de poder resucitar a una persona que ya ha sido declarada muerta.


¿Y qué dice el esoterismo al respecto?


Sobre ese tema, el ocultista Eliphas Lévi dice:


« La muerte nunca es instantánea, sino que procede gradualmente (como procede el sueño cuando uno se duerme). Y en tanto que la sangre no se haya enfriado por completo, los nervios pueden estremecerse y por consiguiente el hombre no está completamente muerto, y si alguno de los órganos esenciales para la vida no está mortalmente dañado, el alma puede ser regresada, ya sea por accidente, ya sea mediante una voluntad poderosa.

Antes era temerario afirmar ante la sociedad la posibilidad de la resurrección. Sin embargo los magos saben que la resurrección es posible y que se produce con mayor frecuencia de lo que se cree.

¡Cuántas personas cuya muerte había sido jurídica y científicamente probada, se descubrió después que ellas habían resucitado y que se habían destrozado los dedos y las uñas al tratar de salir del ataúd para escapar de una nueva muerte y de tan horribles sufrimientos!

(Aquí Eliphas Lévi exagera, porque en realidad esas personas no mueren en “tan horribles sufrimientos”, debido a que la falta de oxigeno que hay en el ataúd hace que pronto la persona pierda la conciencia y muera sin sufrir.)

Un médico nos dirá que esas personas no estaban en realidad muertas, sino en un profundo estado de letargo.

¿Pero qué es el letargo?

Para los esoteristas, es el nombre que ustedes le dan a la muerte comenzada pero no concluida.

Verán, el alma está ligada al cuerpo por la sensibilidad, y en cuanto esta sensibilidad cesa, es un signo certero de que el alma se ha alejado (y mientras que las circunstancias lo permitan, el alma puede volver a regresar a su cuerpo).

Así por ejemplo, el sueño magnético es un letargo (o una muerte ficticia) y curable a voluntad. La torpor producida por el cloroformo también es un verdadero letargo que a veces concluye en una muerte definitiva, cuando el alma, feliz por su pasajero desprendimiento, hace los esfuerzos necesarios de voluntad para alejarse definitivamente (lo que es posible en aquellos que han vencido al “infierno”, es decir cuya fuerza moral es superior a la de la atracción astral). »
(Dogma y Alta Magia I, capítulo 20 titulado: La medicina universal)


Y en el segundo tomo de su libro añadió más detalles:

« Hemos enunciado audazmente nuestra convicción de que la resurrección es posible en algunos casos. Vamos a completar aquí la revelación de ese asunto y exponer las razones de por qué es posible lograr tal hazaña.

El cuerpo simplemente es una vestidura del alma. Y cuando esa vestidura está completamente usada o irreparablemente lastimada, el alma abandona completamente su cuerpo y no vuelve a él. Pero cuando por un accidente cualquiera, esa vestidura se le escapa sin estar usada ni destruida, el alma puede en ciertos casos retomar su cuerpo, sea mediante su propio esfuerzo, sea mediante la asistencia de otra voluntad más fuerte y más activa que la suya.

La muerte no es ni el fin de la vida ni el comienzo de la inmortalidad, es solamente la continuación y la transformación de la vida. Ahora bien, esta transformación implicando la liberación de las aflicciones del plano físico, hay muy pocos muertos aparentes que consientan revivir (es decir volver a tomar la vestidura que acaban de abandonar). Y esto es lo que hace que la resurrección sea una de las obras más difíciles de la alta magia. Y por consiguiente las posibilidades de éxito son escasas y es por ello que cuando se logra, se debe de considerar la proeza casi como algo más accidental e inesperado que como algo previsto y esperado.

Para resucitar a un muerto es necesario volver a ajustar súbita y enérgicamente la más fuerte de las cadenas de atracción que puedan unir el alma con el cuerpo que acaba de abandonar.  Es por lo tanto requerido primero localizar esa cadena, luego apoderarse de ella y después por medio un esfuerzo de voluntad muy poderoso, volver a unir esa cadena con el cuerpo.

Y todo esto (lo repetimos) es extremadamente difícil, pero no hay nada que sea absolutamente imposible.

Los prejuicios de la ciencia materialista no admitiendo en nuestros días la resurrección como algo natural y posible, los médicos están predispuestos a explicar todos los fenómenos de este tipo, como letargos asociados con los síntomas de la muerte más o menos complicados y más o menos largos.

Y así, si Lázaro resucitara hoy en día ante nuestros médicos, estos consignarían en sus informes a las academias competentes, el extraño caso de un letargo acompañado de un comienzo aparente de putrefacción y de un olor cadavérico muy pronunciado. Se le daría un nombre a este extraño incidente y se archivaría el evento.

A nosotros no nos gusta ofender a nadie y si por respeto hacia los hombres de ciencia, es preciso llamar a nuestras teorías de resurrección: “el arte de curar los letargos excepcionales”, nada nos impedirá hacerles esa concesión.

Y si alguna vez se ha efectuado en este mundo una resurrección, eso es un argumento suficiente para considerar ese fenómeno como algo posible.

En la religión hay muchas anécdotas en ese sentido:

La más famosa es la de Lázaro, pero a continuación les voy a mencionar brevemente algunas otras:

Cuando Jesucristo resucitó a la hija de Jairo, entró a la casa de la familia sólo con tres de sus más fieles discípulos, y alejó de allí a cuantos lloraban y hacían ruido diciéndoles:

   -  “Esta joven no está muerta, sólo duerme.”

Luego, en presencia del padre, de la madre y de sus tres discípulos (es decir en un círculo de perfecta confianza y de deseo) tomó la mano de la niña, la levantó bruscamente y le gritó:

   -  “¡Hija de Jairo, Levántate!”

Y la joven muchacha, cuya alma indecisa vagaba cerca de su cuerpo, sorprendida por la voluntad de esa voz (y viendo que su madre y su padre escuchaban de rodillas), con un estremecimiento de esperanza entró otra vez en su cuerpo, abrió los ojos y se levantó. Entonces el maestro de inmediato ordenó que se le diera de comer, para que las funciones de la vida reanudaran un nuevo ciclo de absorción y de regeneración.

La historia de Eliseo resucitando al hijo de la sunamita y de San Pablo resucitando a Eutico, son hechos del mismo orden. Y también la resurrección de Dorcas por San Pedro (contada con tanta sencillez en los Hechos de los Apóstoles) es igualmente una historia de cuya veracidad no se podría razonablemente dudar.

Y la religión no es la única que atestigua acontecimiento de resurrección. Y así por ejemplo, Apolonio de Tiana parece también haber realizado semejantes maravillas.

Y nosotros hemos recogido varios otros testimonios:

Por ejemplo, un hecho que llamó poderosamente la atención del pintor Greuze, fue reproducido por él en uno de sus cuadros más notables. El cuadro muestra a un hijo indigno, cerca del lecho de muerte de su padre, y que rompe un testamento que no le era favorable. Entonces el padre se reanima, se abalanza sobre él, maldice a su hijo, luego después vuelve a acostarse y muere por segunda vez.

Un acontecimiento análogo y más reciente nos ha sido referido por testigos oculares: se trata de una persona que traicionando la confianza de su amigo que acaba de morir, agarró y rompió una atestación de fideicomiso suscrita por el fallecido. Y ante este hecho, el muerto resucitó y permaneció vivo para defender los derechos de los herederos elegidos por él (y a quienes su infiel amigo iba a despojar). El culpable se volvió loco y el muerto resucitado fue lo bastante compasivo para asignarle una pensión.

Nosotros mismos hemos sido testigos de eventos que no dejan de guardar cierta analogía con los referidos, pero el espíritu materialista del siglo en el que vivimos, nos impone a este respecto la más absoluta reserva, pues los taumaturgos están expuestos en nuestros días a una muy mediana acogida ante el público (lo que no impide que la tierra gire y que Galileo sea un hombre).

La resurrección de un muerto es la obra maestra del magnetismo, porque para realizarla es necesario ejercer una especie de “omnipotencia simpática”. Y es sobre todo posible en los casos de muerte por congestión, por ahogo, por desfallecimiento y por histerismo.

El joven Eutico quien fue resucitado por San Pablo después de haberse caído desde un tercer piso, seguramente no tenía ninguna herida mortal en su interior, sino que muy probablemente sucumbió sólo por la asfixia ocasionada por el movimiento del aire en la caída, o por el mismo espanto de caer.

Y es preciso en semejantes casos (y cuando se siente la fuerza y la fe necesarias para realizar semejante obra) practicar como lo hizo el apóstol, la insuflación boca a boca, estableciendo un contacto con las extremidades para llevarles a ellas el calor.

Si esto hubiera sido lo que la gente inocente llama “un milagro”, Elías y San Pablo (cuyos procedimientos en semejante caso fueron los mismos) entonces ellos habrían hablado en nombre de Jehová o de Cristo, pero no lo hicieron.

(Acuérdense que Eliphas Lévi vivió en el siglo XIX. En la actualidad simplemente se diría que se aplicaron los auxilios de emergencia como es la respiración artificial. Y así como los paramédicos logran resucitar a ciertas personas cuyo corazón deja de latir. De igual modo los magos logran resucitar a ciertas personas que llevan ya un cierto tiempo muertas.)

A veces puede bastar con simplemente tomar la mano de la persona y levantarla vivamente llamándola en alta voz. Este procedimiento (que seguido funciona con los desvanecidos) puede también tener algunas veces acción sobre la muerte, principalmente cuando el magnetizador que la ejerce está dotado de una palabra poderosamente simpática y posee lo que pudiéramos llamar “la elocuencia de la voz”. Y es preciso también que sea amado o respetado por la persona sobre quien se quiere obrar y que realice su obra con entera fe y absoluta voluntad. »
(Volumen II: Ritual, capítulo XIII titulado: La Nigromancia)



El cuerpo es sólo el vehículo que utiliza el alma para poder interactuar en el mundo físico.”

    




MI OPINIÓN

Para algunos podrá parecerles inverosímil y hasta fantasiosa la explicación que da Eliphas Lévi, pero para mí hay un cierto número de datos que me hacen suponer que la resurrección en ciertos casos es posible.

Y a continuación se los enumero:

   1) Los testimonios

Es cierto que muchos de ellos (tanto en los textos religiosos, como en los textos que leemos en el internet) no son muy confiables y siempre queda la duda de si realmente la persona ya estaba muerta o si simplemente se encontraba en un profundo estado de letargo, el cual se confundió con la muerte.

Sin embargo, hay suficientes testimonios (y bastante fidedignos) para considerar que la resurrección puede ser en ciertos casos una posibilidad real aunque muy poco usual.


   2) La enseñanza esotérica

La manera como el esoterismo describe la composición oculta y septenaria del ser humano, hace muy factible la posibilidad que cuando el lazo energético que une el alma con su cuerpo físico, se rompe, por medio de manejos energéticos se pueda volver a pegar. Permitiendo así al ego desencarnado que ya se había separado, volver a tomar posesión de su cuerpo.


   3) Los maestros transhimalyicos

Blavatsky menciona que cuando el Maestro Kuthumi tuvo que pasar por una iniciación elevada, él dejó su cuerpo en un lugar secreto, mientras que su espíritu viajaba a otros planos de existencia:

« Kuthumi se ha ido a dormir por tres meses para prepararse durante su Sumadhi o continuo estado de trance para su iniciación, la penúltima, cuando se convertirá en uno de los más elevados Adeptos.

Pobre Kuthumi, su cuerpo está actualmente tendido frío y tieso en un edificio cuadrado de piedra aislado, sin ventanas ni puertas, cuya entrada se efectúa a través de un pasaje subterráneo.

En ese estado, su Espíritu se encuentra actualmente muy libre, y un Adepto puede yacer así durante años, cuando su cuerpo fue cuidadosamente preparado por él mismo de antemano, a través de pases mesméricos y otras técnicas.

Es un hermoso lugar donde se encuentra esa torre cuadrada. De ahí se ve el Himalaya a la derecha y un hermoso lago cerca de la Lamasería. Su superior cuida de su cuerpo y Morya también va de vez en cuando a visitarlo. Es un tremendo misterio ese estado de sueño cataléptico para tal período de tiempo»
(Extracto de la carta que Blavatsky le escribió a la Sra. Mary Hollis Billings, fechada el 2 de octubre de 1881)

O sea que los grandes Adeptos pueden hacer que su cuerpo entre en un estado de rígor mortis en donde su corazón deja de latir y su metabolismo se detiene, pero que aunque se mantengan así por un largo periodo, el cuerpo no se descompone.

Y eso me hace suponer que en ciertos casos (y en plazos más cortos) pudiera ocurrir algo parecido con humanos ordinarios, pero por causas accidentales y no a voluntad como lo pueden hacer los grandes maestros.


   4) Pastor

Me acuerdo que en una conferencia comentó que en el sendero de la iniciación oculta, los discípulos que están ya muy avanzados, tienen que pasar una prueba, la cual consiste en volver a revivir un ser que acaba justo de morir (y el cual usualmente es un animal). Y es así que los discípulos menos avanzados se quedan muy impactados cuando ven por ejemplo a un gato que se encuentra muerto, y unos segundos después vuelven a ver al mismo gato pero ahora ya está de nuevo caminando.

Cuando encuentre esa conferencia, les transcribo exactamente lo que dijo.




CONCLUSIÓN

Estoy convencido que la muerte no es un evento brusco, sino un evento progresivo, del cual los humanos sólo vemos una pequeña porción del proceso que es la parte visible. Y que bajo ciertas circunstancias (o sea cuando se puede revertir ese proceso) la resurrección es posible.

Mientras más poderoso sea el adepto o el mago, más va a lograr efectuar hazañas espectaculares. Pero también ha de haber una frontera a partir de la cual, el proceso de la muerte ya no se pueda revertir, y sin importar de cuánto poder se disponga, ya no se pueda hacer regresar a ese ser fallecido de nuevo a su cuerpo físico.



38 comentarios:

  1. Hola Estimado.

    Tengo una consulta que surge leyendo este tema. En cuanto a la enseñanza de Krishnamurti el cual menciona que no hay alma o ente, sólamente vida y vacuidad. Que el alma y demás ideas son esfuerzos del pensamiento por prevalecer y mantenerse a flote. Y que jústamente el pensamiento, el cual es un conjunto de memorias limitadas, experiencias, ideas, conceptos, tradiciones, es lo que fragmenta y divide el mundo, es decir el conocimiento del bien y del mal, es decir el movimiento que la gente conoce y mal interpreta como satanás o el diablo.
    El pensamiento- tiempo es jústamente aquello que divide al mundo en TU y YO. Cómo puede haber un concepto de muerte del ego sin la cesación del pensamiento? El pensamiento es también conocimiento etc.

    Cuál es tu opinión en cuanto a esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que no te pierdas con las diferentes enseñanzas espirituales y esotéricas, tienes que saber ver las sutilidades que hay entre ellas (cuando estas existen).

      Aquí por ejemplo; Eliphas Lévi utiliza la estructura del cristianismo que es:

      - “Espíritu, Alma y Cuerpo.”

      (y seguido mezcla espíritu con alma)

      Mientras que los teósofos precisan que esa estructura trinaría, es una explicación simplificada y que en realidad la estructura de los humanos es más complicada y la describen como la composición de siete principios:

      • El Espíritu divino
      • Su alma espiritual
      • Su alma humana
      • Su alma animal
      • Su cuerpo energético
      • Su cuerpo astral y
      • Su cuerpo físico

      Pero también en niveles más avanzados de la enseñanza teosófica, explican que todos esos principios son sólo una “ilusión” (aunque yo prefiero hablar de “una realidad temporaria”) y que en realidad sólo existe EL ESPÍRITU DIVINO el cual toma diferentes formas para poder llevar a cabo su regeneración.

      Y si te fijas, eso en parte corresponde con lo que enseña el Budismo, en donde se enseña que el “yo” (y sus diferentes aspectos) son solo una ilusión.

      Entonces, si lees esas enseñanzas, puedes concluir de manera precipitada que dicen cosas contrarias, pero si lo estudias con más profundidad, entonces descubrirás que en realidad están hablando de lo mismo, pero en diferentes aspectos y niveles de enseñanza.


      Y todo esto que te dije, me permite darte mi opinión sobre lo que dice Krishnamurti.

      A mí me da la impresión que Krishnamurti se inspiró en el budismo para elaborar su pensamiento, pero debido al rechazo que tuvo hacia la Sociedad Teosófica de Adyar, no comprendió que la estructura septenaria también es enseñada para facilitar a los estudiantes en el estudio esotérico de los humanos.

      (Y es que Krishnamurti no sabía nada en asuntos esotéricos.)

      Sin embargo, necesitaría estudiar más a Krishnamurti para poderte dar una opinión más profunda sobre lo que él dice.

      Eliminar
  2. Menudo tema da que pensar mucho,recuerdo a ver visto la película de Mel gibson "Eternamente joven" super interesante que trata de un experimento donde el se ofrece y lo meten dentro de una cápsula y permanece congelado durante cincuenta años, esto es ficción.
    Pero existe un tipo de experimento que llevan años estudiando, llamado "Criogenización" y es congelar aún ser vivo en muy baja temperatura, no dejan de ser estudios científicos de gran envergadura. El avance crece, lo importante es que se estudie para un bien y no nos equivoquemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hice justamente un capítulo dando mi opinión sobre ese asunto:

      • ¿FUNCIONA LA CRIOGENIZACIÓN PARA EVITAR MORIR?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2012/05/crionica-criogenizacion.html

      Eliminar
    2. Perdone no lo he visto, voy leyendo toda la información del blog poco a poco cuando puedo ya que es bastante variada y extensa, lo leeré tranquilamente. Gracias

      Eliminar
    3. No tienes que disculparte. Simplemente aproveché tu comentario para hacer un poco de publicidad. :)

      Eliminar
    4. Rectifico, quería poner haber visto pero las prisas de escribir y no repasar hacen esta locuras.

      Eliminar
  3. ¡Hola Cid!

    ¿Tu has desarrollado alguna habilidad por ejemplo de clarividencia, sanación, conexión con espiritus de otras dimensiones u otras habilidades?

    Gracias, por tu atención...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía un poco despierta la premonición, la telepatía y ya estaba comenzando a desarrollarme con los viajes astrales, pero decidí volver a dormir todas esas facultades porque descubrí que ese camino no lleva hacia la liberación, sino que al contrario te puede perjudicar enormemente si todavía no tienes el desarrollo espiritual necesario para manejarlas con responsabilidad y armonía.

      Eliminar
    2. Luego de tantos años de aprendizaje y experiencias y sigues sin creer poder manejar esas habilidades?.... entonces quien podria?! XD, tal vez la jerarquia ya te tomar en cuenta..tal vez intenten hablarte telepaticamente y no sabes por que dormiste esas facultades? bromeo, pero quien sabe.

      Eliminar
    3. Llevo muchos años estudiando, pero todavía no tengo el desarrollo espiritual suficiente.

      Eliminar
  4. Me imagino que eso no servirá con cuerpos que estén muy deteriorados, a alguien que le hayan cortado la cabeza por ejemplo, no creo que sirva, o que haya volado en mil pedazos por una explosión.

    ResponderEliminar
  5. Para mi es una gran crimen cuando los medicos reviven por todos los medios a una persona que ha sido terriblemente desfigurada y dañada.. y de paso le cobran una fortuna!, ojala el esoterismo se haga publico pronto, y esas barbaridades paren, aunque hay gente tan aferrada a la vida, que supongo tal vez esten felices de seguir vivos hasta de la peor manera... mientras que yo quisiera morirme mañana je je.

    ResponderEliminar
  6. Amigo deja de responder a cada comentario por favor deleitanos con mas articulos, no pierdas tanto tiempo se que esto lo haces por dharma pero no tienes que contestar cada pregunta, contesta las mas inteligentes y certeras. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que estoy haciendo ahorita es ya responder brevemente cuando se requiere, pero si sigue aumentando el número de comentarios voy a tener que pausarlos porque efectivamente me absorben mucho tiempo.

      Eliminar
    2. Por eso deja de responder cada necedad que ponen aqui, enfocate en los articulos que son muy buenos. Saludos

      Eliminar
    3. ¿Dices que publicas todos los comentarios: (NO tan sólo los que te convienen, tú NO censuras); entoncés porqué No publicaste mi comentario anterior?; Comienza entonces sólo a responder las preguntas "INTELIGENTES, CERTERAS" Y NO LAS NECEDADES que te consultan, haz caso al comentario estúpido y Discriminador de un tipo que ni siquiera merece que le publiquen, la idiotez ya No tiene límites; NO lo comprendes?

      Eliminar
    4. Dije que me esfuerzo por censurar lo menos posible y tu anterior comentario no lo publiqué porque es muy ofensivo hacia Daniel Dke y no tengo deseos de que se genere un pleito por eso.

      Además que es muy cierto que por estar atendiendo los numerosos comentarios que me llegan, he descuidado mucho mi principal propósito que es de transcribirles las enseñanzas más interesantes que he encontrado. Y también es cierto que sería mucho más beneficioso atender al público en general que a las personas de manera individual.

      Pero a pesar de eso, trataré de seguir atendiendo los comentarios en la medida de mis posibilidades, aunque cada vez los responda con frases más cortas.

      Eliminar
    5. ... "Y desde cuándo decir la verdad es ofender"; él que si ofendió fué el de arriba; y si "tanto tiempo pierdes en atender los numerosos comentarios que te llegan: (como dices)", pues simplemente haz caso de lo que te dice "El que tanto defiendes"...

      Eliminar
    6. Por si no lo sabías, describir a alguien con groserías, eso suele ofender a tu interlocutor.

      Eliminar
    7. Cid: "Al Pan, Pan y al Vino Vino"

      Eliminar
  7. Esto es un sin sentido, es una perdida de tiempo, es imposible que alguin puede revivir a otro por medio de magia o poderes ocultos.... en cambio la ciencia si que puede, pero no resusitar... una vez muerto sin oxigeno las celulas mueren y ellas ya no reviven... lo que si pueden aser es alargar la vida a mas de 100 y quiza en el futura sean mas de 100

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para aquellos que son materialistas y que piensan que sólo existe la materia, les recomiendo que practiquen con seriedad el ejerció que puse en este capítulo:

      • LOS CHAKRAS DE LAS MANOS

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2015/02/chakras-manos-pies-abrir-activar.html

      Y entonces se van a dar cuenta que el mundo energético SÍ EXISTE, sólo que no se le puede percibir con los sentidos físicos.

      Eliminar
  8. Hola Cid! Imagino que eres un hombre muy ocupado pero considero que el éxito del blog se debe a que además de que continuas publicando, respondes los comentarios, así tardes. Te leo desde hace unos años pero no me atrevía a comentar. Admiro tu labor y espero no sigas la sugerencia porque con tus respuestas nos orientas y veo que cada día hay más personas cuestionándonos. Obviamente tienes una vida y no eres el poseedor de la verdad pero eso de determinar cuales preguntas ameritan ser respondidas y cuales no...No sé, en fin. Gracias por tu labor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los comentarios es algo que me ha sobrepasado (actualmente ya son 10’384 publicados en el blog) y aunque la extensión de mis respuestas se haya tremendamente reducido, la cantidad de artículos publicados se haya enormemente reducido y me absorba muchísimo tiempo responderlos, mientras que pueda voy a seguir atendiéndolos en su totalidad.

      Un abrazo Carolina.

      Eliminar
    2. Qué la enseñanza que publico te haya servido es mi mayor recompensa.

      Gracias a ti por darme motivos para seguir con esta labor.

      Eliminar
  9. Gracias por tus palabras Cid. Tengo una pregunta para ti pero no sé dónde hacerla... ¿tienes información de los maestros acerca del vegetarianismo? Voy para tres años siendo vegana pero me pregunto si el comer carne no hace parte acaso, de la estadía en este plano? No sé si como humana de a pie, mi cuerpo no está preparado para este tipo de dieta. Te agradezco de antemano tu posible respuesta =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando pueda recopilaré la información que han dicho los maestros sobre ese tema.

      En resumen dicen que lo idóneo es ser vegetariano, pero si todavía no puedes lograrlo, tampoco debes de mortificarte por eso, ya que si te concentras en tu desarrollo espiritual, el resto vendrá paulatinamente a integrarse en ti.

      Y así por ejemplo, si te concentras en ser una buena persona, en buscar cultivarte, desarrollarte, etc. Con el tiempo (ya sea en esta vida o en la siguiente reencarnación) sentirás cada vez menos el deseo de comer carne.

      Yo por ejemplo, era súper carnívoro. Traté varias veces de dejar la carne pero no podía. Por lo que me olvidé de seguirlo intentando. Pero más o menos como dos años después de haber comenzado este blog, desperté un día y ya no me supo sabrosa la carne roja. La carne blanca la sigo ingiriéndo, pero la carne roja simplemente ya no me apeteció más y la dejé de comer desde entonces sin sentir la menor molestia de abstinencia.

      Eliminar
    2. Bien, bien vas por buen camino! ;) jajajaja He tenido una voluntad férrea con la dieta solo que no es natural(la vegana) si no uno no tendría necesidad de tomar suplementos... Una vez más gracias por tu respuesta, espero el post para esta era.

      Eliminar
    3. Amigo porfavor publica mis comentarios no he sido soez como para que no lo hagas.

      Eliminar
    4. No publiqué tu comentario porque si de por sí el otro lector es muy susceptible y todavía tú lo insultas, entonces va a ser el pleito de nunca acabar con ustedes dos.

      Eliminar
  10. Hola Cid respondes consultas por mail? Te sigo desde hace mucho y necesito ayuda, tu blog me ayudó bastante a superar un montón de cosas y confio en tu opinión. Si te parece te consulto por mail o sino por acá. Perdón que comente algo que nada que ver a la publicación pero es muy importante contarte mi situación y me des tu punto de vista. Saludos y gracias por toda tu dedicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola estimada Romina, desafortunadamente por falta de tiempo, actualmente tengo abandonado mi mail y mi facebook, pero si publicas tu comentario como “anónima” la gente no sabrá que eres tú.

      Eliminar
  11. Cid, entonces en cierta medida la persona tiene la decisión de aceptar la muerte o rechazarla, dentro de las condiciones que explicaste, claro. Si hay quiénes se sienten tan bien al desatarse de la vida como para no querer volver, entonces aquellos que se atascaron en el astral fueron quienes no tuvieron mas remedio que morir? Por ejemplo los muertos accidentados y los asesinados, que no deseaban morir pero que por fuerza no pudieron aferrarse a la vida, ese deseo acaso bastó para dejarlos estancados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre la vida y la muerte hay un periodo de transición en donde la persona puede (si las condiciones se lo permiten) retomar posesión de su cuerpo y seguir viviendo en el plano físico.

      Dependiendo del desarrollo, creencias y carácter de la persona, algunos van a atravesar ese periodo de transición de manera consciente, mientras que otros permanecerán inconscientes.

      Entre los que lo atraviesan de manera consciente están muchos de aquellos que narran haber tenido experiencias cercanas a la muerte: el túnel de luz, la sensación de bienestar, la presencia que los acompañaba, etc.

      Y bueno, ya te imaginarás que esos testimonios son de aquellos que decidieron regresarse, pero podemos suponer que muchos otros prefirieron seguir avanzando.

      Y cuando entras plenamente en la muerte, entamas el recorrido que resumí en este capítulo:

      • ¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE MORIR?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2016/01/que-sucede-despues-de-morir.html

      Ahora bien, en el caso de los que después que murieron se despiertan del sueño akashico y permanecen como fantasmas en pena errando en el astral hasta que termine el periodo de vida que tenían destinado vivir en la Tierra.

      No creo que ellos hayan estado conscientes durante el periodo de transición, porque para estar consciente se requiere ya tener cierta sintonía con los seres de luz. Y dado que ellos están luchando con sus tormentos internos (que son justamente lo que los mantienen despiertos en el astral) eso significa que no tienen mucha sintonía con los seres de luz.

      Y para eso sirve justamente el ritual de mandarles luz a esas almas en pena, para acercarlas a los seres de luz y así puedan encontrar la paz y de esta manera facilitar su ascenso hacia el mundo divino.

      Eliminar
  12. Si un magnetizador puede lograr que vuelvas a unirte a tu cuerpo físico, puede hacer también lo contrario? Como en esos casos en los que se produce un desdoblamiento astral espontáneo, puede ser causa de la fuerza magnética de otro ser?

    Y algo más, algo que clínicamente catalogan como un trastorno del sueño, en el que te sientes atrapado dentro de tu cuerpo, consciente pero sin poder moverte ni siquiera de abrir los ojos, pero que captas cierta actividad a tu alrededor, entras en estado de terror porque sientes una presencia que se acerca e incluso te toca, te presiona el pecho, parece drenarte algo de fuerza por decirlo de alguna manera y que cuando logras romper ese dominio sobre ti te sientes como si acabaras de correr una maratón y ademas con las manos y las piernas temblorosas. Esto se relaciona también a una mediación de fuerzas magnéticas? Dicen que es un trastorno del sueño por que ocurre en el umbral del sueño con la vigilia, pero me da la impresión de que es algo más profundo.

    Perdona que te quite tiempo, y gracias por publicar ésta entrada tan interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el desarrollo suficiente una persona puede hacer que otro se desdoble y así por ejemplo el Maestro Kuthumi cuenta que en una ocasión su discípulo Dwal Khul hizo que el cuerpo astral del señor Sinnett saliera de su cuerpo. Lo que no pudo lograr fue que Sinnett se despertara en su cuerpo astral.

      Y con mayor poder puedes romper el cordón de plata y hacer que la persona muera.

      Sobre la parálisis de sueño, cuando esta no se debe por causas fisiológicas, usualmente se debe porque la persona se encuentra desdoblada, pero no se da cuenta que se encuentra en su cuerpo astral y no sabe cómo moverlo.

      (El cuerpo astral se mueve con la intención y no dándole ordenes a los músculos de tu cuerpo físico como generalmente hacen esas personas novicias en el viaje astral.)

      Y también se da cuando la persona que se encuentra desdoblada reintegra su cuerpo físico, en donde hay un pequeño periodo de transición en donde ya se encuentra adentro de su cuerpo físico pero todavía no se conecta con él y por consiguiente no puede moverlo.

      Y lo que hay que hacer en esos casos es relajarse.

      Sin embargo, el relato que mencionas me suena más bien a una entidad nociva que paralizó a un humano para chuparle su energía.

      Eliminar