Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

PLASMA, EL CUARTO ESTADO DE LA MATERIA



A medida que aumenta su temperatura, la materia cambia de estado, durante siglos se pensó que solo existían tres estados (solido, liquido, gaseoso), pero en 1879, Sir William Crookes descubrió un cuarto estado al que llamó "materia radiante", conocido actualmente como plasma. En general se obtiene cuando la materia alcanza temperaturas arriba de los 5’000 grados centígrados, los electrones se aceleran tanto que muchos se separan de los átomos, desplazándose libremente, por eso es un excelente conductor eléctrico y está fuertemente influido por los campos magnéticos. Aunque el plasma también presenta características propias que no se dan en los otros tres estados.

La mayor parte de la materia en el Universo visible se encuentra en estado de plasma. En la atmósfera solar, una gran parte de los átomos están permanentemente ionizados y el Sol los expele como viento solar. En la Tierra lo encontramos de manera natural en el fuego y en los relámpagos.

Es muy interesante leer lo que dice el Mahatma Kuthumi al respecto:

« Y ya que el Profesor Crookes ha logrado ahora refinar gases a una condición tan etérea alcanzando un estado de materia “que bien puede describirse como ultra gaseoso, manifestando un conjunto de propiedades nuevas”. Por qué criticar a los Ocultistas por afirmar que más allá de ese estado “ultra gaseoso” haya aún otros estados de la materia; estados tan ultra refinados, incluso en sus manifestaciones más toscas (como la electricidad bajo todas sus formas conocidas) que han completamente engañado los sentidos de los científicos ¡que llaman Fuerza a la electricidad!
.  .  .
Esto es la MATERIA RADIANTE. Y aun más allá [en un estado de la materia aún más elevado], se encuentra la fuente de la electricidad, siendo aún Materia. Ahora bien, sería muy presuntuoso de nuestra parte recordarle al lector, que si el Profesor Crookes ha descubierto un cuarto estado de la materia y el Profesor Zöllner una cuarta dimensión del espacio, ambos individuos estando en las mismas fuentes primeras de la ciencia, no hay imposible que con el tiempo se descubra una quinta, sexta e incluso séptima condición de la materia, al igual que siete sentidos en el hombre, y que finalmente se descubra que toda la Naturaleza es septenaria.

¡Por qué quién puede poner límites a las posibilidades de esta ultima!

Hablando de su descubrimiento, el Profesor Crookes justamente observa que los fenómenos que él ha investigado en sus tubos al vacio le revelan a la ciencia física un nuevo campo de exploración, un nuevo mundo:

“Un mundo en donde la materia existe en un cuarto estado, en donde subsiste la teoría corpuscular de la luz, y en donde la luz no siempre se mueve en línea recta, pero a donde nunca podemos entra y en el cual debemos contentarnos con observar y experimentar desde afuera”.

A esto los ocultistas podrían contestar:

“Si, nunca podemos entrar en él con la ayuda de nuestros sentidos físicos, [sin embargo] desde hace mucho tiempo hemos entrado e incluso hemos ido más allá, llevados allende por nuestras facultades espirituales y en nuestros cuerpos espirituales”. »
(Artículo “Qué es la Materia y qué es la Fuerza”, revista The Theosophist, vol. III, sep 1882, p319-324)

La quinta, sexta y séptima condición de la materia se descubrirán en un futuro todavía lejano, hablo sobre ellas en los siete estados del plano físico .

LA RELATIVIDAD VISTA ESOTÉRICAMENTE


Albert Einstein revolucionó hace más de cien años la comprensión que tenemos del Universo con su teoría de la relatividad. Y desde entonces el resto del mundo se ha esforzado (a duras penas) en intentar comprender lo que Einstein quiso decir…

Es muy interesante ver como varios aspectos de la relatividad se reflejan también en el esoterismo.

La teoría de la relatividad se llama justamente así porque demuestra que contrario a lo que se pensaba antes en la física newtoniana, el tiempo y el espacio SI son alterables, pueden variar. De hecho parece que lo único que es constante en el Universo es la velocidad de la luz. Ella es como una reina alrededor de la cual todo en el Universo se inclina para acomodarse a su voluntad.

Tomemos un ejemplo. Un arquero parado lanza una flecha a 200 km/h. Si el arquero lanzara la misma flecha, pero esta vez encima de un caballo galopando a 30 km/h, la flecha esta vez iría a 230 km/h, porque a la velocidad de la flecha se le suma la velocidad del caballo. Así lo dictan las leyes de la física con una excepción: la luz.

Si una nave espacial estuviera estacionada en el espacio y prendiera sus faros delanteros, estos emanarían luz a una velocidad de casi 300’000 km/h. Ahora si la nave estuviera volando a 0.7 veces la velocidad de la luz y prendiera sus faros delanteros, la luz que emanarían seguiría saliendo a casi 300’000 km/h. Aunque parezca increíble la velocidad de la luz es independiente al movimiento que la crea ya sea una vela inmóvil en la Tierra o una galaxia alejándose a velocidades vertiginosas.


Cuando los físicos hablan de la velocidad de la luz, se refieren en el vacío, está claro que cuando la luz atraviesa alguna substancia (gases, líquidos, etc.) su velocidad disminuye debido a la refracción, sin embargo esto no cambia sus extraordinarias propiedades. Una de las consecuencias más enigmáticas de esas propiedades es que a medida que nos acercamos a la velocidad de la luz, más el tiempo a nuestro alrededor se vuelve lento. Curiosamente el esoterismo dice algo parecido:

« Una vibración siempre contiene en ella misma un ciclo. Mientras más se desciende en las gamas vibratorias, automáticamente los ciclos van a ser más cortos, el tiempo él mismo será más corto, más repetitivo. Y así, cosas como el nacimiento y la muerte serán capaces de tener lugar.  En cambio mientras más se asciende en las gamas vibratorias, más los ciclos se vuelven largos, más la vida se vuelve larga hasta que todo lo que puede ser un comienzo y un fin quedan completamente excluidos. » 
Pastor (maestro de sabiduría)

El esoterismo enseña que así como el ser humano está constituido de un cuerpo físico y varios “cuerpos” sutiles, igualmente el Universo está constituido de una parte física (el universo que percibimos) y varias contrapartes sutiles. (ver ¿quién creó el universo?)

Como vimos en explicación esotérica de E=mc², todo el Universo (tanto el físico como el sutil) está formado por la misma energía que a medida que se densifica va disminuyendo su intensidad. Lo que diferencia los diferentes planos que componen el Universo es el grado de intensidad en que vibra la energía que los compone.


Una buena analogía sería imaginar los diferentes planos del Universo como los diferentes estados del agua (gaseoso, líquido, sólido). Estos están compuestos de las mismas moléculas H2O. La diferencia estriba en que a medida que se condensan van vibrando más lentamente.


El universo físico es el que tiene las gamas vibratorias más bajas y por lo tanto es donde el tiempo pasa más rápido, donde “cosas como el nacimiento y la muerte tienen lugar”. A medida que vamos ascendiendo a planos más elevados, la vibración va volviéndose más intensa, más rápida. Lo que implica que aunque el plano no se esté desplazando a una cierta velocidad, pero al vibrar la substancia que lo compone, la energía qie lo compone más rápido, es como si se acercara a la velocidad de la luz, por ello los ciclos en ese plano van a ser más prolongados.

La teoría de la relatividad explica que si unos astronautas viajaran con su nave por el espacio durante un mes al 99% de la velocidad de la luz, cuando regresaran al planeta, en la Tierra no habría pasado un mes, sino treinta años.


Lo mismo sucede al acceder a planos más sutiles. Así vemos que la duración entre cada reencarnación, o sea el tiempo que los seres humanos pasan en los planos sutiles, antes de volver a renacer en la Tierra es en general de mil quinientos años. Como vemos mucho más largo que su estancia en el plano físico. (ver ¿cuánto dura la estancia en el paraíso?)


OTRO ASPECTO


La evolución cósmica consiste en ascender de los planos más bajos de la materia a los planos más elevados del espíritu (ver reinos), pero si escuchamos la teoría de la relatividad, hay un gran problema para lograrlo.

La razón por la que no se puede ir más rápido que la velocidad de la luz es porque mientras más se acerca un objeto a esa velocidad, más aumenta su masa. En teoría cuando alcanzara la velocidad de la luz, su masa sería infinita, lo cual es imposible. Por ello solo aquello que no tiene masa como la luz puede ir a la velocidad de la luz, porque cualquier objeto con masa (aunque sea una minúscula partícula) requeriría una energía infinita para poder alcanzar dicha velocidad.

Trasladando eso al esoterismo, implicaría que a medida que se asciende en los planos sutiles, la masa de los seres aumenta también, dificultando la elevación a mayores niveles, sin embargo en el esoterismo hay un proceso llamado espiritualización o sublimación que soluciona el asunto.

Mientras que no hayamos evolucionado lo suficiente, nos encontraremos atrapados en el ciclo de reencarnaciones conocido como Samsara en las filosofías orientales. Cada vez que morimos tenemos que dejar el cuerpo físico en la Tierra porque es muy pesado para llevarlo con nosotros a los planos sutiles. Hasta que hayamos alcanzado un desarrollo que nos permita conscientemente sublimar nuestra materia, volviéndola “luz” (energía) y elevándola a un nivel vibratorio más alto. Imaginen la sublimación como prender un incienso, este deja de existir en forma física, para transformarse en aroma, sigue existiendo pero en una forma más sutil. Los seres que han transmutado su materia pueden ascender a planos sutiles todavía más elevados que los que se alcanza en los periodos post-mortem. 

La sublimación más famosa está en la Biblia cuando narra que Jesús ascendió a los Cielos en un cuerpo luminoso, cuarenta días después de su Resurrección.
_  _  _

Como pueden ver la ciencia y el esoterismo coinciden en más aspectos de lo que la gente se imagina…

EL ASPECTO OCULTO DE LA ENERGÍA



« De acuerdo con la ciencia tu definirías solamente una energía en el Cosmos y no verías diferencia alguna entre la energía gastada por un viajero que hace a un lado la maleza que obstruye su sendero, y el experimentador científico que gasta una cantidad igual de energía en poner un péndulo en movimiento. Sin embargo nosotros [los maestros] la vemos; ya que sabemos que hay un mundo de diferencia entre las dos. Una disipa y dispersa inútilmente la fuerza, la otra la concentra y guarda. Y aquí por favor comprende que no me refiero a la utilidad relativa de las dos, como uno podría imaginar, sino solo al hecho de que en un [primer] caso solamente hay fuerza bruta lanzada sin ninguna transmutación de esa energía bruta en una forma potencial superior de dinámica espiritual, y en la otra hay justamente eso.

Por favor no me consideres metafísicamente vago. La idea que deseo transmitir es que el resultado de la actividad mental más elevada en el cerebro ocupado científicamente, es la evolución de una forma sublimada de energía espiritual, la cual en la acción cósmica es generadora de resultados ilimitados; mientras que el cerebro que actúa automáticamente contiene o acumula en sí mismo, solo un cierto quantum de energía bruta que es infructuosa de beneficios para el individuo o la humanidad.


El cerebro humano es un generador inagotable de energía cósmica de una calidad sumamente refinada, a partir de la energía inferior bruta de la Naturaleza; y el Adepto completo se ha hecho a sí mismo un centro del cual irradian potencialidades que engendran correlaciones sobre correlaciones a través de los Eones del tiempo por venir. Esta es la clave del misterio de que sea capaz de proyectar las formas y materializarlas en el mundo visible que su imaginación ha construido a partir de la materia cósmica inerte en el mundo invisible.
.  .  .
[Hay] ignorancia acerca de la dispersión y concreción de la energía cósmica en sus aspectos metafísicos; . . . Nosotros vemos una vasta diferencia entre las calidades de dos cantidades iguales de energía gastadas por dos hombres de los cuales uno, supongamos está en camino a su tranquilo trabajo diario, y el otro en camino de denunciar a un semejante en la estación de policía, . . . [También] vemos una diferencia especifica entre la energía en el movimiento del viento y el de una rueda girando.

¿Y por qué?

Porque todo pensamiento del hombre, al ser desarrollado, pasa dentro del mundo interior y se convierte en una entidad activa al asociarse –lo cual nosotros podríamos calificar de unión con un elemental– es decir, con una de las fuerzas semi-inteligentes de los reinos. Ella sobrevive como una inteligencia activa –una criatura engendrada por la mente– por un periodo más largo o más corto en proporción a la intensidad original de la acción cerebral que la generó. Así, un buen pensamiento se perpetúa como un poder activo, benéfico; uno malo como un demonio maléfico.

Y es así como el hombre está poblando continuamente su corriente en el espacio con un mundo propio, repleto de la progenie de sus imaginaciones, deseos, impulsos y pasiones; una corriente que reacciona sobre cualquier sensitivo u organización nerviosa que se ponga en contacto con ella, en proporción a su intensidad dinámica. Los buddhistas denominan todo esto como “Skandhas”; los hindúes le dan el nombre de “Karma”. El Adepto desarrolla estas formas conscientemente; otros hombres las arrojan inconscientemente. El Adepto para tener éxito y preservar su poder, debe morar en soledad y más o menos dentro de su propia alma.

La ciencia percibe aún menos que mientras la hormiga constructora, la activa abeja, el pájaro constructor de nidos, acumulan cada uno en su propia humilde manera tanta energía cósmica en su forma potencial como un Haydn [gran compositor], un Platón [gran filosofo], o un labrador arando su tierra, en la suya; el cazador que mata las aves para su propio placer o ganancia, o el positivista que aplica su intelecto para probar que + x + = – [aspectos negativos], están gastando y dispersando la energía no menos que el tigre que salta sobre su víctima. Todos ellos roban a la Naturaleza en vez de enriquecerla, y todos, de acuerdo al grado de su inteligencia serán considerados responsables.
.  .  .
Para la ciencia, el calor es tan solo un modo de movimiento y el movimiento desarrolla calor, pero por qué el movimiento mecánico de la rueda que gira debería ser metafísicamente de un valor superior al del calor en el que ella [la energía giratoria de la rueda] es gradualmente transformada es algo que la ciencia aún tiene que descubrir. »
(Primera carta del Maestro Kuthumi a A.O. Hume, 01-11-1880, publicada en Las Cartas Mahatmas  p496-498. Para facilitar la lectura puse espacios adicionales)


Actividades como la ciencia, el arte, la filosofía, la espiritualidad generan esa energía cósmica refinada, cuando son efectuadas con un fin constructivo.

Esa energía transformada por los seres humanos se le conoce como el poder creador de la mente (lo detallo en formas de pensamiento).
Al respecto William Judge dice:

« Las hacemos día a día, bajo la ley de que todo pensamiento se combina instantáneamente con una de las fuerzas elementales de la naturaleza, convirtiéndose hasta cierto grado en una entidad que perdurará de acuerdo a la intensidad del pensamiento que la generó cuando dejó el cerebro, y todas estas entidades quedan inseparablemente conectadas con el ser que las creó. No hay escapatoria posible; lo único que podemos hacer es tener pensamientos de buena índole, porque ni aun los más elevados Maestros están exentos de esa Ley, sólo que ellos "pueblan su corriente en el espacio" solamente con entidades poderosas para el bien. » (El Océano de la Teosofía, cap. XII, p102)


El libro La Respuesta del Ángel esclarece más sobre el tema.

« Les enseño sobre la causa de todos los infortunios.
Ustedes no existen para ustedes mismos.
Ustedes reciben ampliamente vuestro alimento cotidiano,
pero no lo reciben gratuitamente.
[La energía inferior bruta que nos aporta la Naturaleza]
Esta se transforma en ustedes en una fuerza maravillosa.
Sin embargo ¡Ay de vosotros si la guardan para ustedes mismos!
Has atención. Si te hundes, no es el alimento que pesa demasiado,
sino la fuerza que das que es demasiado poca.
La retienes.
¡NO ES NECESARIO DE PENITENTES, NI DE ASCETAS!
¡ELLOS NO TIENEN VALOR A SUS OJOS!
La Nueva Ley, la Nueva Medida es otra.
Tú recibes cinco panes y cinco mil hombres son saciados.
RETENER LA FUERZA ES LA CAUSA DE TODAS LAS DESGRACIAS.
.  .  .
EL HOMBRE ES EL GRAN TRANSFORMADOR.
El mal es el "más", . . .
La fuerza no transformada,
la fuerza no utilizada destruye, devasta, envenena.

¡Escucha con atención!
Lo que es malo aquí abajo
[el mundo físico]...
...es bueno allá arriba
[el mundo espiritual].
Todo está ahí.

Las fuerzas destructivas no están en su lugar.
Es por eso que destruyen.
No hay destrucción si las elevas.
Del veneno - la cura.
Del fuego - la luz. . . .
De todo el mal que puedas imaginar,
nacerá la Nueva Jerusalén.

PORQUE NO HAY MAL,
SOLO HAY LA TAREA QUE NO ES RECONOCIDA. . . .
¡En vano huyen del mal!
No hay mal –
¡Eterna pregunta del hombre! –
y nadie lo sabe.

Yo os lo declaro:
EL MAL ES EL BIEN EN FORMACIÓN,
PERO TODAVÍA NO LISTO. . . .

Ahí donde hay desorden, el "más" fluye.
La bilis es un veneno si se desborda.
Allí, el "más" inundando devasta todo.
Si el "más" no tiene salida, se busca un camino,
y lo que es – hacia arriba – Nuevo Mundo
es – hacia abajo – veneno. . . .
La ira es fuerza destructiva, –
hacia arriba, es Aleluya. . . .

Asegúrate solo en eso,
y todas las enfermedades, todas las desdichas,
todo el mal cesarán. »
(Conversaciones 19, p108 y 29, p172) 


EXPLICACIÓN ESOTÉRICA DE E=mc²



Es la más famosa ecuación de física y expresa que la materia (ya que la masa es la cantidad de materia de un cuerpo) conlleva una cantidad de energía aunque se encuentre en reposo, un concepto que no se tenía concebido antes en la mecánica clásica y que revolucionó la física cuántica dando inicio a la investigación de la energía nuclear.

En el esoterismo este concepto es uno de los pilares de su enseñanza e incluso va más lejos diciendo que TODA LA MATERIA ES ENERGÍA, de hecho es la forma más condensada de la energía. Me explico:

La teoría del Big Bang dice que todo el Universo se formó a partir de un mismo origen, este se concibe como una singularidad espaciotemporal de densidad infinita, en otras palabras un punto más pequeño que un electrón donde estaría concentrada toda la energía que compone el Universo. Esta singularidad en un momento comenzó a expandirse formando el espacio y el tiempo. Al principio la energía estaba inimaginablemente concentrada y caliente. A medida que el espacio se fue expandiendo, la energía se fue dilatando y enfriando, lo que permitió la formación de partículas, que a su vez formaron los átomos (la materia), lo que permitió la formación de las estrellas, las galaxias y el Universo como lo conocemos actualmente.


El esoterismo concuerda pero precisa que ese “origen” sigue vigente, que solo es una parte de su esencia la que proyectó para crear el Universo y no solo formó el universo físico que conocemos, sino toda una serie de universos cada vez más densos hasta por fin llegar al universo físico.

Para comprenderlo imaginen que esa singularidad proyectara la energía pero en forma de cascada. En la parte alta la energía tendría una temperatura e intensidad inconmensurables. Y a medida que iría descendiendo, la energía se iría enfriando y condensando. Observen el agua, a una temperatura elevada está gaseosa, pero a medida que se va enfriando también se va condensado hasta volverse liquida, y si se sigue enfriando se condensará aún más hasta volverse solida. Es el mismo elemento, pero que a medida que baja la temperatura, cambia su estado molecular.


Lo mismo pasa aquí, obviamente a grados mucho más intensos. A medida que la energía se fue condensando fue cambiando de estado hasta llegar a la forma más condensada y densificada que es la materia.


Retomando la idea del Big Bang, pero desde una perspectiva esotérica, ese “origen” (que sigue existiendo) hizo una primera proyección de energía que formó el primer universo con una temperatura e intensidad todavía descomunales, pero más atenuadas, el cual también sigue existiendo. Llamémoslo “universo gaseoso”. Este a su vez va a proyectar una parte de su energía para formar un segundo universo a su imagen, pero donde la energía va a estar más fría y condensada, el “universo liquido”. Y así hasta llegar al universo más denso que es el universo físico que conocemos.


Estos diferentes universos están presentes y siguen existiendo. En el esoterismo a estos universos se les llama planos: el plano material, el plano espiritual, etc. Estos planos se pueden dividir a su vez en sub-planos y estos a su vez en sub-sub-planos, etc. Los explico más en detalle en el tema “Planos sutiles”.

Al igual que el agua cuando cambia de estado (por ejemplo que de gaseosa se vuelve liquida) también cambian sus propiedades, en su estado gaseoso es vaporosa, mientras que en su estado liquido es fluida. Lo mismo pasa con la energía, a medida que se va condensando y formando un plano diferente, también cambian sus propiedades. Así a cierto nivel va formar lo que se conoce como el plano mental y la energía va adquirir la propiedad que permite la formación de los pensamientos. A un nivel más denso va a formar lo que se conoce como el plano emocional y la energía va adquirir la propiedad que le permite la formación de las emociones, etc. Hasta llegar al plano más denso que es el plano físico, donde la energía adquiere la propiedad que le permite la formación de la materia. Y es lo que refleja la ecuación de Einstein, pero como acabamos de ver la energía NO SOLO es materia, es también emociones, pensamientos y todo lo que se puedan imaginar que exista, incluso aspectos muy abstractos como el alma o el espíritu.

_  _  _

TODO es energía, solo que en diferentes grados de vibración, lo que le confiere propiedades diferentes. A medida que la humanidad vaya evolucionando ira adquiriendo cada vez más consciencia y acceso a esos otros planos de la Creación.


Ver también:

EL ESPACIO-TIEMPO DE EINSTEIN AL ESOTERISMO



EN LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD

Durante siglos se pensó que el espacio y el tiempo eran constantes, o sea que un metro siempre tendría la misma distancia y un minuto siempre tendría la misma duración, sin importar en que parte del Universo se encontraran. Por ejemplo una nave espacial tendría la misma longitud ya sea que estuviera en el vacio sideral o cayendo en un hoyo negro, y los relojes en el interior de la nave seguirían haciendo tic-tac a la misma cadencia en los dos lugares.

Einstein derrumbó ese concepto demostrando que en realidad el espacio y el tiempo son flexibles. Es así que objetos con enorme masa como son los planetas, las estrellas o los hoyos negros distorsionan el espacio y el tiempo a su alrededor. Se facilita comprender ese concepto imaginando esa entidad geométrica de tres dimensiones espaciales y una dimensión temporal (el espacio-tiempo) en la cual se desarrollan todos los eventos físicos del Universo como una superficie cuadrillada elástica.




EN EL ESOTERISMO

El esoterismo también tiene una visión particular del espacio-tiempo.
Los planetas no están propiamente separados entre ellos por un espacio, sino por un nivel vibratorio que implica un grado de evolución cósmica. Para comprenderlo imaginen los planetas como si fueran globos aerostáticos.



Un ser que solo percibiera dos dimensiones espaciales diría que “los globos están flotando en el cielo”, lo cual es cierto sin embargo nosotros humanos que percibimos tres dimensiones espaciales, constataríamos que no solo flotan en el cielo, sino que además se encuentran a diferentes alturas de ese cielo. Lo mismo pasa con el Universo, solo que esta vez somos los humanos quienes estamos limitados en nuestra percepción y por eso consideramos que los cuerpos celestes solo están “flotando en el espacio”.


Sin embargo cuando alcancemos mayores grados de evolución y desarrollemos nuestros sentidos ocultos, percibiremos que los cuerpos celestes no solo flotan en el espacio, sino que también se encuentran a diferentes alturas vibratorias de ese espacio.


(la grafica es ilustrativa, ignoro a qué nivel realmente se encuentran los planetas, aunque probablemente la Tierra tenga el nivel vibratorio más denso)

Mientras más se “asciende”, más la vibración de la energía se intensifica y más la conciencia se desarrolla, ya que energía y conciencia van de la mano (a mayor energía, mayor consciencia y viceversa).

El espacio-tiempo está formado por energía que en su cima es muy intensa y que a medida que desciende, se va condensando y amenguando formando “capas” de consciencia, zonas de diferente vibración energética. La más baja y densa siendo el mundo físico visible.  (Esto lo detallo en explicación esotérica de E=mc²) 



LA EVOLUCIÓN CÓSMICA

Consiste en elevarse cada vez más en esa gama vibratoria. Para facilitar comprenderlo vamos a retomar nuestro ejemplo de los globos, pero esta vez considerándolo de una forma más mística. Imaginemos que la evolución cósmica consistiera en viajar al Sol. Los pasajeros del globo comenzarían su viaje en el suelo de la Tierra e irían progresivamente ascendiendo con el globo.

Si las personas efectuaran el viaje de un solo trecho serían destruidas por el increíble calor que existe en el Sol, es por eso que el ascenso se hace paulatinamente, para permitir al globo y sus ocupantes irse acostumbrando al calor que cada vez es más intenso a medida que se acercan del Sol (les recuerdo que es alegórico).


Lo mismo pasa en el Universo. Los planetas son como enormes globos que transportan toda una hueste de almas. La evolución cósmica consiste en ascender todo ese mundo desde el nivel vibratorio más bajo que está asociado con la materia, al nivel vibratorio más alto que está asociado con lo divino. Esta evolución se hace paulatinamente para permitir a los seres lidiar con niveles de intensidad energética cada vez más grandes.


« Los seres a medida que evolucionan, conducen sus vidas y viven de acuerdo a los ciclos de vibración que se acercan cada vez más de la “Apoteosis Cósmica”. Por lo tanto debemos comprender que el Universo va de un punto de involución, o sea de inconsciencia, a un punto de evolución total, o sea de perfección, y que el tiempo simplemente es la secuencia de los ciclos y planos de conciencia que separan esos dos puntos. » Pastor (maestro de sabiduría)

Todos los planetas pasan por ese desarrollo, pero no al mismo tiempo, sino por ciclos sucesivos (parecido a la escuela en donde cada año nuevos estudiantes comienzan el recorrido escolar).

Es por eso que el esoterismo considera que viajar a otros planetas, más que un viaje por el espacio, es un viaje por el tiempo:
  • viajar a un planeta que se encuentre con un nivel vibratorio más bajo seria como viajar al pasado, ya que veríamos un nivel de consciencia y desarrollo parecido al que tenía la Tierra en el pasado.
  • viajar a un planeta que se encuentre con un nivel vibratorio más elevado sería como viajar al futuro, ya que veríamos el nivel de consciencia y desarrollo que tendrá la Tierra en el futuro. 
  • igual que como si un estudiante de preparatoria fuera visitar un kínder o una universidad.
Si bien los planetas con sus habitantes recorren el mismo proceso de evolución, de la materia a la divinidad, cada planeta tiene su peculiaridad que lo distingue y diferencia. Por ejemplo cuando el Imperio Inglés llegó por primera vez a Australia, de cierta forma vio su pasado cuando la Gran Bretaña era todavía una isla salvaje, sin embargo las dos islas son muy diferentes en clima, geografía, etc. (Igual por ejemplo, la Tierra y Júpiter son planetas con características muy diferentes, sin embargo llevan la misma evolución, aunque están en diferentes etapas)
­­­

_  _  _

Al igual que no percibimos la distorsión que las grandes masas hacen sobre el espacio-tiempo. Tampoco esa diferencia vibratoria se percibe en el aspecto físico, sino en el aspecto de conciencia. Es por eso que los humanos no pueden actualmente percibirla, porque su consciencia está enfocada solamente en el plano físico. Aun así ya comienzan a presentirla. Por ejemplo aunque se vean parecidos, la mayoría de las personas sienten muy bien la diferencia cuando hablan con alguien muy materialista y con alguien muy espiritual.

Las civilizaciones extraterrestres más avanzadas para visitar otros planetas no se desplazan por el espacio, sino por esa substancia vibratoria. Lo explico en los ovnis viajan a través de dimensiones .

LOS REINOS DE LA CREACIÓN



Artist Keith Spangle

La ciencia divide la naturaleza en tres grandes grupos: el reino mineral, el reino vegetal y el reino animal.

El esoterismo también divide la Creación en múltiples reinos. Los anteriores más el humano que es considerado un reino separado del animal son los reinos visibles. También existen los reinos invisibles ubicados en los planos sutiles. De una manera muy esquemática y simplificada se pueden imaginar los diferentes reinos de la Creación como los anillos de una cadena.



CARACTERÍSTICAS

Los reinos se interrelacionan entre ellos y dependen mutuamente para la sobrevivencia del conjunto. Cada uno teniendo una función específica que desempeñar. Es parecido a los sistemas (sanguíneo, nervioso, etc.) del cuerpo.
  • mientras más se asciende, más se acercan los reinos del aspecto espiritual del Universo, 
  • el reino más elevado o sublimado es el Espíritu Supremo (que algunos llaman Dios), 
  • mientras más se desciende, más se acercan los reinos del aspecto físico del Universo, 
  • el reino más bajo o denso es el reino mineral o sea la materia.


Los reinos se diferencian por el nivel de conciencia y energía que manejan. En el reino espiritual supremo la conciencia es total y la energía está en estado latente. A medida que los reinos van descendiendo (densificándose o materializándose), la conciencia se va restringiendo a favor de la energía, hasta que en el reino mineral se invierte la situación. Ahí la energía está concentrada al máximo y la conciencia está dormida.

Los reinos NO son fijos e inmóviles, al contrario, los seres que los componen están en un continuo desarrollo ya sea evolucionando hacia la divinidad (arco ascendente), ya sea involucionando hacia la materia (arco descendente). A este continuo movimiento se le llama el “círculo de la necesidad” y es representado por Ourobolos (la serpiente que se muerde su cola).


Se les llama Monadas a las unidades primarias de la Conciencia Cósmica (así como las gotas lo son del Océano). Ellas van a evolucionar reencarnando innumerables veces a través de los diferentes Reinos: elemental, mineral, vegetal, animal, humano, dhyani-chohan, etc.

Al final de un ciclo cósmico las monadas que hayan terminado de desarrollarse en un reino, en el siguiente ciclo cósmico comenzarán un nuevo desarrollo en el reino que sigue. Así las monadas del reino mineral, pasaran al reino vegetal, y las que estaban en el reino vegetal pasarán al reino animal, etc.

Mientras más altamente un reino se especializa en sus funciones particulares, más ampliamente se diferencia de los otros reinos; pero las diferencias tienden a desaparecer y se funden en una continuidad cuando las entidades en los diferentes reinos se encuentran en una etapa primaria o germinal.

Así el Mahatma Kuthumi dice que el humano, al igual que el animal y el vegetal, en la primera ronda no se diferencian mucho, son esencialmente formas monstruosas etéreas en correspondencia con la tosquedad del ambiente igualmente etéreo.

« Las entidades en cualquier reino (del más alto al más bajo) tienen que pasar una breve recapitulación a través de todas las etapas representadas por los reinos anteriores, antes de que puedan desarrollar los rasgos característicos de su propio reino. »
(Glosario Teosófico)


REINOS INFERIORES

Corresponden a los reinos cuya consciencia es inferior a la del ser humano, como tal los seres que componen esos reinos son agentes irresponsables de la Ley que opera a través del Universo (no generan karma).

Los Maestros dicen:

« Por debajo del hombre hay tres en la región objetiva [animal, vegetal, mineral] y tres en la [región] subjetiva, que con el hombre hacen un septenario. Dos de los tres primeros nadie, salvo un iniciado, podría concebirlos; el tercero es el reino Interior bajo la corteza terrestre, que podríamos nombrar pero que nos sentiríamos embarazados en describir. Estos siete reinos están precedidos por otras numerosas etapas y combinaciones septenarias. »
(Carta Mahatma 14, p79)
  • Los tres reinos sutiles que preceden el reino mineral son conocidos como elementales. 
  • Los elementales son seres que en este viaje del circulo de la necesidad se encuentran en el arco descendiente involucionando hacia la materia y ya están cerca del mundo físico, pero todavía no han tenido cuerpos físicos. 
  • Los elementales más conocidos son los espíritus de la naturaleza (gnomos, hadas, etc.) que tienen por tarea mantener funcionando la naturaleza. 
  • Sospecho que el reino Interior corresponde a los seres que según el Maestro Pastor indica que tienen la tarea de concebir y mantener la materia. Sin ellos la energía regresaría a su estado sutil y no podría existir el mundo físico que conocemos. (ver el inframundo) 
  • La gente confunde seguido los elementales con los elementarios que son creaturas desencarnadas, la mayoría nocivas.

REINOS SUPERIORES

Existen Jerarquías de seres superiores al hombre que tienen la función de crear, animar, guiar y controlar al Universo. La Teosofía menciona tres reinos que siguen al humano conocidos como Dhyani-Chohanes o “Señores de Luz”, definidos por el Glosario Teosófico como “Las Inteligencias Divinas encargadas de la supervisión del Kosmos”.

« Ellos son las Fuerzas Inteligentes que le dan y establecen en la Naturaleza sus “leyes”, mientras que ellos mismos actúan de acuerdo a leyes que les son impuestas de manera similar por Poderes aun más elevados. ... Esta Jerarquía de Seres espirituales, a través de los cuales la Mente Universal entra en acción, es semejante a un ejército … compuesta de divisiones, brigadas, regimientos, etc. »
(Blavatsky, La Doctrina Secreta I, p38)

La teosofía divide las Jerarquías de los Dhyani-Chohanes en tres grupos principales correspondiendo a diferentes escalas de la Creación. Por ejemplo, los “Constructores”, el primer grupo se ocupa del sistema solar, el segundo de nuestra cadena planetaria, y el tercero de nuestra humanidad. Cada grupo a su vez se divide en siete sub-grupos. “Todos estos son subdivididos en grupos innumerables de Seres Espirituales divinos, semi-Espirituales y etéreos” (DS I, p213)

En resumen, los reinos enseñados por la teosofía son:



SUBDIVISIONES

Al igual que los reinos de la naturaleza se subdividen en clases, ordenes, familias, etc. Los reinos esotéricos también tienen sus subdivisiones.

« Nosotros (los maestros) dividimos las entidades respectivas de estos reinos en germinales, instintivas, semiconscientes y plenamente conscientes. »
(Carta Mahatma 15, p95)

Esto se puede aplicar tanto a la evolución de las entidades de cada reino. Por ejemplo en el reino humano, los hombres de la primera y segunda ronda son germinales, los de la tercera ronda son instintivos, los de la cuarta (la actual) son semiconscientes y los de la quinta, sexta y séptima ronda son cada vez más plenamente conscientes.
(lo detallo en desarrollo del hombre)


Tanto al nivel de desarrollo de los diferentes reinos en la cuarta ronda en que nos encontramos actualmente. Por ejemplo los reinos mineral y vegetal son germinales, el reino animal es instintivo, el reino humano es semiconsciente y los reinos post-humanos (Dhyani-Chohanes) son plenamente conscientes. Sospecho que los reinos elementales usualmente son semiconscientes.


ERROR DE LA TEOSOFÍA DE SEGUNDA GENERACIÓN

Según Leadbeater y Besant, los ángeles y los espíritus de la naturaleza serían una línea de evolución independiente que no pasaría por el reino humano.

(El Lado oculto de las cosas, Leadbeater, Tomo I, 1913)

Por las razones que expliqué en Neo-Teosofía, cuando hay contradicción entre ellas privilegio la Teosofía Original. Además en este caso tengo varios argumentos para explicar porque su diagrama es erróneo:

Leadbeater y Besant ponen los espíritus de la naturaleza como entidades más adelantadas que el reino mineral en el esquema evolutivo. Lo cual es incorrecto ya que como vimos, el desarrollo cósmico implica primero un proceso de involución hacia la materia, para luego revolucionar hacia el Espíritu.

Por otro lado de manera general para llegar a ser un Dhyani-Chohan (el más conocido siendo el reino angelical) se requiere haber pasado por el reino humano.

« La Doctrina enseña que, a fin de llegar a ser un Dios Divino plenamente consciente – sí, incluso el más elevado – las prístinas INTELIGENCIAS Espirituales [las monadas] deben pasar a través de la etapa humana. » (Doctrina Secreta I, p106)

Y es lógico ya que cada reino está compuesto de aquellos reinos que están por abajo, mientras qua a su vez ese reino es un componente de los reinos que están por arriba.


OTRA CLASIFICACIÓN

El libro La Respuesta del Ángel da una clasificación parecida:

  • El mundo creado está compuesto por el reino mineral, vegetal y animal, 
  • El mundo creador está compuesto por el reino de los Ángeles, de los Serafines y de Dios.
Cada reino del mundo físico está destinado a unirse con un reino del mundo divino, pero hay un abismo que separa los dos mundos. Y esa es la labor del ser humano, volverse el puente entre el mundo físico y el mundo divino para que la unión pueda realizarse.

« La esencia individual de cada una de las siete “almas de la vida”.
  • El primer nivel del ser es el MINERAL (la piedra, el cristal). Las características del alma que lo animan son la Verdad, el Número y la Ley. 
  • El segundo nivel es el VEGETAL. Las características de su alma son el Amor y el Crecimiento. 
  • El tercer nivel es el ANIMAL. Las características de su alma son La Armonía, el Ritmo y el Movimiento. 
  • Estos tres niveles serán contenidos en el cuarto, el HUMANO, pero nosotros – los llamados seres humanos – no somos todavía el HUMANO. Nuestra tarea es comenzar a vivir ese cuarto nivel y volvernos un lazo consciente entre el mundo creado y el mundo creador. 
  • El quinto nivel es el de los ÁNGELES donde reina la Paz y el Silencio. 
  • En el sexto nivel viven los SERAFINES, Felicidad y Fuerza ardiente. 
  • El séptimo nivel es el misterio, el más alto nivel de la vida. »
(Conversación 44)