Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

¿CÓMO PROCREARÁN LOS HUMANOS EN EL FUTURO?



La humanidad actualmente de manera general vibra en el astral, viviendo las experiencias de la vida de una forma emocional rudimentaria. Su siguiente paso evolutivo consistirá en elevar progresivamente la vibración de su consciencia al plano mental, en donde los seres humanos vivirán las experiencias de la vida en una forma de elevada comprensión.

Ahora, no porque se eleven al plano mental cambiará la forma de reproducirse. Seguirán siendo hombres, seguirán siendo mujeres y seguirá habiendo apareamiento, pero las sensaciones no serán para nada las mismas. La experiencia no será más vivida a nivel de los sentidos y de esa descarga de placer que los humanos conocen tan bien.

La experiencia será más bien como una fusión de dos energías, una fusión de dos almas, una fusión de dos vidas engendrando una tercera vida. Y esa fusión no tiene nada que ver con la noción de orgasmo, de placer carnal. Tiene que ver con el éxtasis y es muy diferente.

El placer sensual y el éxtasis son completamente diferentes, aunque se utilicen los mismos instrumentos que son los cuerpos. Sin embargo, este éxtasis experimentado durante la relación sexual sólo puede generarse en la medida en que los individuos tratan de posicionarse en un nivel mental. Entonces, las energías activadas por los chakras, que son a nivel de los diferentes órganos, se fusionan pero sobre el plano mental, mientras que si la persona tiene posicionada su conciencia en el plano astral, la energía activada por los chakras sólo se experimentará en el plano astral.

(Actualmente se puede alcanzar un cierto estado de éxtasis por medio de técnicas avanzadas del taoísmo sexual. El más famoso instructor es Mantak Chia.)

Cuando procrean posicionados en el astral, obtienen niños predominados por el plano astral. Si procrean posicionados en en el mental, obtienen niños predominados por el plano mental.

Afortunadamente esta ley no es inquebrantable, de lo contrario no podría haber evolución. Así que cuando se acerca el final de un ciclo, independientemente del nivel evolutivo de los padres, los niños llegan más avanzados, por ejemplo niños posicionados en el mental mientras que los padres siguen posicionados en el astral, pero esto solo ocurre en cada fin de ciclo, para que haya un desarrollo espiritual y un relevo vibratorio. Durante en el interior del ciclo, los hijos engendrados corresponden con el nivel vibratorio de la evolución de sus padres.


Otro aspecto que cambiará es que la procreación será planificada por los padres. En la actualidad la mayoría de los niños son engendrados por accidente o dejando que la naturaleza decida. En cambio cuando la humanidad haya en general elevado su consciencia al plano mental, la procreación será reflexionada, analizada, predeterminada y predestinada.

Actualmente podrá parecer aberrante que todo se controle y pensaran que se pierde el encanto de la espontaneidad que diferencia al humano del robot, sin embargo deben comprender que si se quiere hacer bien algo hay que planificarlo en avance. Intenten construir un rascacielos o un puente sin reflexión, análisis o control y verán el desastre que será.

Es por eso que la humanidad en su estado actual no permite a las almas adquirir verdaderamente el desarrollo supremo en la espiritualidad. Porque los humanos estando todavía apegados a la sensualidad, engendran con una descarga de placer asociado con lo sentimental, mientras que en el futuro, la explosión que generará la procreación será una explosión espiritual, en vez de ser una explosión emocional.

Ahora, tampoco hay que que pensar que los niños engendrados en el plano mental serán forzosamente mejor que los niños que hoy conocemos. Atención, no hay que mezclar todo. Esto no quiere decir que en la actualidad humanos muy avanzados no puedan surgir porque las personas engendran en el plano astral. Los seres humanos engendran actualmente a nivel astral, porque es en el nivel que han alcanzado y les toca.

Pastor (maestro de sabiduría, 08-11-87)


( ¡Cuidado hombres! Si no se comportan bien, en el futuro van a ser remplazados...


...es broma.)

LOS CICLOS DE LAS SIETE RAZAS RAÍCES



(Para comprender, primero lean las razas humanas: introducción)

La humanidad evoluciona a través de ciclos. Concretamente en el planeta Tierra a través de siete grandes ciclos manifestados por las siete razas raíces. Cada raza raíz estando a su vez compuesta por siete sub-razas, estas desarrollándose en ciclos menores.

El ciclo de cada raza raíz ya está predestinado y este se efectúa inexorablemente. El hombre no puede ni acelerar, ni retardar el ritmo. Así, los seres humanos por ejemplo, no pueden obrar para que la próxima raza raíz ya aparezca ahora. ¡Es imposible! La razón de esto es porque los ciclos están determinados por los rayos y estos rayos vienen en manifestación solo en ciertos momentos cósmicos muy precisos.

(Explico lo que son los rayos en los siete rayos: introducción)

Estos momentos de manifestación de los rayos se generan a su vez por el desplazamiento de las esferas. Deben saber que cuando las almas no están encarnadas en el mundo físico, viven en regiones ubicadas en los planos sutiles. Estas regiones se conocen como Lokas o esferas. Dependiendo de su desarrollo y de su naturaleza, el alma irá a una esfera que se corresponda con su vibración. Las esferas no son estáticas, al contrario efectúan cierto desplazamiento, alternándose para que sus habitantes puedan reencarnar en el plano físico de la Tierra. Y es justamente ese desplazamiento lo crea una apertura que hace que el rayo descienda.


Ahora bien, si es cierto que el ser humano no puede cambiar los ciclos, en cambio lo que si puede hacer es construirse la mejor vida posible durante el ciclo, separando lo verdadero de lo falso, cumpliendo el bien y rechazando el mal. El interior de los ciclos, la grandeza y la belleza de un ciclo les pertenece.

Cuando desarrollan suficientes cualidades, ya no se preocupan por todavía no pertenecer a la próxima raza raíz que será más evolucionada, porque el hecho de estar plenamente evolucionados en la raza raíz actual es ya ampliamente satisfactorio y por demás, no pueden ir a la sexta raza raíz que estando plenamente desarrollados en la actual quinta raza raíz. Así que no hay que buscar procrear superhombres, sino trabajar en el plano espiritual. De esta forma efectuaran un verdadero desarrollo para cada raza.

Si quisieran en un espíritu de perfección buscar que solo nazcan humanos muy evolucionados, sin importar la técnica, no lograrían mejores resultados. No obtendrían más seres iniciados que los que hay ahora. Los individuos serían más equilibrados, más orientados, es un hecho, pero no iniciados, a causa de las esferas que mencioné anteriormente y que son las matrices de las almas por nacer.

Sin embargo hay una excepción y es al final de los ciclos. Normalmente los padres engendran hijos de mismo nivel evolutivo, así cuando procrean posicionados en el astral, obtienen niños predominados por el plano astral. Si procrean posicionados en el mental, obtienen niños predominados por el plano mental.

Afortunadamente esta ley no es inquebrantable, de lo contrario no podría haber evolución. Por ello cuando se acerca el final de un ciclo, independientemente del nivel evolutivo de los padres, los niños llegan más avanzados, por ejemplo niños posicionados en el mental mientras que los padres siguen posicionados en el astral, pero esto solo ocurre en cada fin de ciclo, para que haya un desarrollo espiritual y un relevo vibratorio. Durante el interior del ciclo, los hijos engendrados corresponden con el nivel vibratorio de la evolución de sus padres.

Pastor (maestro de sabiduría, 08-11-87)


Observación 

El desarrollo de los ciclos es tan preciso que incluso ya se sabe con exactitud cuánto van a durar cada uno. Así, Blavatsky da la siguiente información al respecto:

RAZAS RAÍCES
AÑOS
Primera Raza Raíz
1’574’344
Segunda Raza Raíz
3’148’688
Tercera Raza Raíz
4’723’032
Cuarta Raza Raíz
6’297’376
Quinta Raza Raíz
7’871’720
Sexta Raza Raíz
9’446’064
Séptima Raza Raíz
11’020’409
Desarrollo Globo D (total)
44’081’633

También dice:
“El número de años pasados desde que el Dhyan Chohan, conocido en India como Manu Vaivasvata, inauguró el Manvantara humano en el globo D [la Tierra] en la presente [Cuarta] Ronda es igual a 18’618’725.”
Lo que implicaría que faltan cerca de cinco millones de años para que inicie la sexta raza raíz.

(Estos datos los detallo en calendario cósmico)

¿CÓMO EL ALMA ELIGE A SUS FUTUROS PADRES PARA REENCARNAR?



Los individuos que esperan su momento para reencarnar, no están como en una ventana viendo lo que sucede en el plano físico.

Cuando la pareja en el acto sexual entra en fusión, genera una intensa elevación de energía cuya vibración va a situarse y abrirse en una de las esferas ubicadas en los planos sutiles. Cada esfera está habitada por diferentes grupos de entidades. La esfera con la que se conecta la pareja corresponde al nivel de su desarrollo para procrear, a la energía que han sabido liberar, a la manera como han vivido esa energía, a todo lo que son espiritualmente, hereditariamente y que corresponde a todo lo que pueden proponer como padres, raza, nación, etc.

Todo esto constituye lo que ellos pueden ofrecer como destino para esa entidad. Es por esa razón que las esferas viajan. En un período de tiempo X en la tierra, la esfera que estaba designada para los nacimientos, las entidades que la habitan habiendo obtenido suficientes encarnaciones, la esfera se desplaza y sede el lugar para otras esferas con otras entidades.

Es por eso que se dice que cíclicamente los iniciados de tal país, o que los atlantes, o que los iniciados egipcios, o que los iniciados celtas regresan en encarnación; o al contrario que las órdenes malévolas de tal o tal grupo regresan en encarnación.

Esto es porque cada individuo, cada alma pertenece a una vibración, pertenece a una esfera de entidades y esas esferas tienen derecho a la encarnación en horas muy precisas. En momentos que corresponden a sus desarrollos espirituales o la necesidad de su encarnación para efectuar algo en el planeta. Por lo tanto, siempre hay una gran correspondencia entre el mundo espiritual y el mundo físico.

Entonces, cuando ese gran túnel de vibración se ha elevado y abierto en la esfera que corresponde a las entidades que deben encarnar en ese momento, el factor preponderante que determina la entidad es la similitud de las vibraciones. Lo que aportan los padres como destino, karma, educación, devenir social, etc. Y no porque reconoce a sus antiguos padres o amigos de una otra vida.

Los vínculos karmicos no son jamás lazos afectivos y es por eso que pueden estar casados con personas que son nuevas en vuestro desarrollo cósmico. Si quisieran en cada reencarnación encontrarse con el mismo marido o la misma esposa, no habría evolución y no habría diversidad porque el alma, desde la perspectiva de su reino, no tiene relación afectiva con lo manifestado (el mundo físico). El alma tiene una relación de necesidad y una relación de voluntad. Lo que es justo se vuelve su voluntad, lo que es necesario se vuelve su voluntad y el amor es para todo el mundo y no solo para las personas que ha previamente conocido. El amor es para todos.

Esto quiere decir que el alma no tiene ningún problema con casarse con tal o tal ser, porque ella tiene amor para todo el mundo. En cambio, la psicología que se generará a partir de la encarnación, independientemente de la disposición tomada por el alma y su universalidad, va a seleccionar sus potenciales parejas: “Este si me gusta, este no”. Todo eso pertenece al juego del plano físico y no al juego del alma.

Así que cuando el alma en su esfera vio que destino podría obtener encarnándose en tal o tal hogar envía su acuerdo. De la misma manera que la energía subió a ella para suscitarla, el alma también envía su energía para dar su consentimiento, para que el embrión pueda formarse, porque si no el embrión no podrá formarse y es cuando se dice que la pareja es estéril.

Es cierto que en algunos casos, realmente hay un problema a nivel de los órganos, pero en muchos casos de infertilidad es simplemente porque la vibración no encuentra ningún eco favorable en las esferas. En esos casos, la mujer y el hombre deben sobre todo trabajar en ellos mismos. No es que sus órganos sean estériles, sino que el destino que proponen no interesa a ninguna alma.

Ellos tienen que repensar algunas ideas, ciertas posesiones, los instintos o cuál es su razón de querer tener un niño, porque si hay una cosa que las entidades rechazan totalmente es la de encarnar solamente porque mamá y papá quieren absolutamente tener un bebé. Eso es algo que no les agrada para nada a las entidades. Mucha gente quiere un bebé como el niño quiere el juguete del vecino, porque es algo que puede divertirles. Ahora bien considerar la procreación como una diversión tiene muy mala recepción para las almas.

(Maestro Pastor, 08-11-87)


Nota: Lo que Pastor llama esferas ubicadas en los planos sutiles donde viven las almas humanas entre dos reencarnaciones, la Teosofía y el Budismo las llaman Lokas” que en sanskrito significa regiones o moradas. Existen tres grandes regiones sutiles: Kama-Loka, Rupa-Loka y Arupa-Loka que se traducirían como la región del deseo, la región de la forma y la región sin forma, cada una teniendo a su vez múltiples sub-regiones.




Nota: ¡Atención!  Esto no significa que la razón que explico aquí sea su caso, ya que hay muchas diversas razones por las que varias parejas no pueden procrear un bebé. Y a medida que vaya encontrando más información esotérica sobre el tema, iré ampliando este capítulo.


Ver también:

EL BEBÉ GUARDA EL AURA DE SU REENCARNACIÓN PRECEDENTE



La madre tradicional que ven seguido en la tierra haciéndole muecas a su bebé, torciendo las palabras y su pronunciación pensando ser chistosa, inconscientemente está entonteciendo a su hijo, porque está congestionando a la entidad que reencarnó y que es mucho más consciente de ser una entidad cuando todavía es un bebé, que cuando se convierte en un niño adolescente y hay un descenso total en sus cuerpos inferiores hasta al nivel psicológico. (Ver características de los cuerpos sutiles)

Cuando el individuo es todavía un bebé, no tiene generada una psicología (ver ¿qué es la personalidad?). Y el hecho que todavía no exista una psicología le permite seguir siendo al interior, la entidad anteriormente desencarnada. Es decir que cuando tienen en sus brazos a un bebé, no sólo tienen un lindo nene, sino también un desencarnado que los mira en la profundidad de los ojos.

La mirada de los bebés es a veces sorprendente y es por eso. La entidad todavía no ha entrado en la psicología que procura el cuerpo. Si fueran clarividentes, verían que alrededor del bebé no hay un aura infantina, sino que verían el rostro de la persona que murió en su vida anterior, verían por ejemplo el rostro de un anciano de ochenta años, porque es con esa imagen que volvió a descender al plano físico. (Esto debido a las skandhas)

Luego con el tiempo, poco a poco, las leyes y las energías haciendo su labor, el individuo se identifica de más en más con su nuevo instrumento. Es entonces cuando el niño va a tratar de tomar el mundo y de acercarse al mundo.

Desde que comience a decir “yo” y a manifestar una personalidad, pueden estar seguros de que el niño se ha convertido realmente en un niño. A ese momento sí deben ponerse a su nivel y asegurarse de que las palabras e ideas utilizadas corresponden a su nivel de entendimiento, pero mientras que es un bebé, deben ser conscientes que están tratando con una consciencia adulta, aunque no pueda expresarlo, y como tal deben hablarle como a un adulto y decirle todo lo que sucede en la tierra, todo lo que puede hacer, hablarle de la ciencia, de la filosofía, del arte, del esoterismo, de los libros, etc.

Ustedes deben hablarle de todas esas cosas, porque su cerebro registra tres veces más rápido y sobre todo porque la entidad que aún no se ha identificado con el cerebro físico del niño, es receptivo a sus palabras. Esto permite que las verdades que le digan, queden guardadas como realidades y que posteriormente las acepte porque serán reconocidas.

Por ejemplo, cuando tratan de explicarle a un adolescente lo que es la reencarnación, este va a comprender y aceptarlo dependiendo su grado de desarrollo y su capacidad de entendimiento. Si le hablan cuando aún es un bebé, cuando le vuelvan a hablar siendo un adolescente, será más fácil que lo capte y acepte. Será como si jalaran un velo.

Pastor (maestro de sabiduría, 08-11-87)


En otra conferencia también abordó el tema:

« El bebé no es un ser semiconsciente como se cree generalmente. Al contrario, el bebé está híper consciente del mundo. Mucho más que los adultos. No puede hablar porque su cuerpo está tan nuevo que necesita volver a aprender a controlarlo, pero con todo lo que su espíritu puede percibir, no necesita estudiar para saber. Por ejemplo, ve a sus padres a nivel del aura, y sabe si lo quieren o no. Muchos incluso se acuerdan de su encarnación anterior. Es a fuerza de adentrase en la materia que compone su cuerpo, que se vuelve inconsciente de lo que él es como ser de luz, pero mientras que se mantenga arriba de la materia, es su parte sutil la que percibe el mundo. » (18-04-85)

¿EXISTEN LAS ALMAS GEMELAS?



Sobre el plano terrestre, es una energía que se complementa con la suya sin ser similar. Algunos hacen reencarnaciones múltiples estando juntos o trabajando juntos. Eso desencadena complementariedades y esas personas se encuentran en cada reencarnación juntas. No necesariamente son de la misma edad. Pueden ser pareja, pero también pueden ser padre e hijo, guía y discípulo o simplemente amigos muy cercanos.

Esta complementariedad crea el alma gemela, pero esta no existe como una realidad cósmica. Es simplemente una armonía que se forma entre dos individuos.

Sobre un plano un poco más cósmico, son personas que han efectuado todos sus ciclos de evolución juntos, lo cual es muy raro de encontrar porque las almas gemelas mencionadas antes, generalmente se separan en algún momento de su evolución, una avanzando más rápido que la otra o queriendo experimentar otras cosas, pero en el caso en que llegan a hacer un máximo de evolución juntas, a encontrarse juntas ante el Maestro, se crea una verdadera unión y se parecen (a nivel del alma) como hermanos siameses.

Sus reencarnaciones entonces se convierten en algo muy difícil porque están tan acostumbradas a tomar la energía una de la otra, que no existen como individualidades propias, aunque su conciencia haya alcanzado un cierto grado de individualidad. Energéticamente, están tan unidas que necesitan aprender poco a poco a separarse. Por ello pasan por pequeñas pruebas que no son las típicas pruebas iniciáticas, sino momentos donde experimentan la soledad y el bienestar que hay de ser plenamente uno mismo.

Les digo, no es un concepto que exista realmente. Se trata de una complementariedad o de un apego demasiado largo durante las encarnaciones que se da entre dos seres.

Las almas gemelas no es un asunto importante. Hagan lo que hagan, no se obstruyan con lo que no es importante. Vayan a lo esencial. Cuando algo le resulta oscuro o no hay forma de verificarlo, no se compliquen con la interrogación. Hay cosas más importantes que encontrar un alma gemela. Esta es sólo una imagen. Sin embargo, como toda imagen, arriba de ella expresa un principio cósmico, así es que no pierdan el tiempo con las interpretaciones de la imagen, sino enfóquense en lo esencial que la imagen expresa.

Pastor (maestro de sabiduría, 16-11-85 y 27-09-86)


La idea más usual es que las almas gemelas son originalmente las dos mitades de un alma que se buscan para volverse a unir y que después de muchas vicisitudes, ambas partes se encontrarán para vivir por siempre felices, pero como ven es un concepto equivocado que saca la errónea conclusión que somos seres incompletos cuyo deseo amoroso sería incitado por la búsqueda de la otra mitad.

Así, el concepto de las almas gemelas está rodeado de todo tipo de mitos y fantasías, producto de la búsqueda del amor que tienen los seres humanos. A lo largo de nuestra vida soñamos con encontrar la pareja perfecta, aquella que nos llenará el corazón de felicidad, pero la verdadera felicidad solo puede provenir del interior. Mientras que necesiten del otro para ser felices es porque están proyectando, sus fantasías, sus carencias y sus necesidades sobre el otro. Es por eso que Pastor dice que la búsqueda de la felicidad queriendo encontrar su alma gemela es una imagen, un espejismo. Y ¡Cuantos no pierden toda su vida, toda su reencarnación en la búsqueda de esa ilusión!

Cuando el ser humano alcanza la plenitud cósmica, el amor adquiere otra dimensión.

Visualiza el ser más hermoso, mas magnifico, más increíble que puedas imaginar. Si pudieras conocerlo, seguramente quedarías en completa fascinación por ese ser. ¡Sería el flechazo total! Y la felicidad te desbordaría si tuvieras la oportunidad de compartir tu vida con ese ser.

Ahora imagina que no es uno, ni dos, ni tres, sino ¡Toda una humanidad de seres magníficos e increíbles!

Digo humanidad, porque es lo que le espera a la humanidad en el futuro…

Los humanos son seres increíblemente magníficos en su naturaleza divina y el objetivo de la evolución cósmica consiste en manifestar cada vez más esa perfección que está latente en ellos.

Es por eso que los Maestros aman tanto a la humanidad y trabajan tan arduamente para ayudarla a evolucionar, porque están conscientes de la magnificencia que los seres humanos van a alcanzar cuando hayan evolucionado. Es un poco como si descubrieras tu alma gemela, pero todavía no está formada. ¿Qué vas a hacer? Vas a trabajar para que ella se vuelva una realidad.

¿Y en qué consiste ese trabajo?

Todos los libros espirituales e iniciáticos solo hablan de eso: de desarrollarse uno mismo, de ayudar a los otros, de servir el plan de evolución establecido por la jerarquía espiritual que guía el desarrollo de la humanidad, etc.

Cada vez que aportas una gota más de luz, ayudas a acercar un poco más ese momento memorable.

Para los Maestros que simplemente son humanos más avanzados en la evolución, amar no consiste en buscar la felicidad a través del otro, puesto que ellos ya viven la plenitud. Para ellos, amar es ver como el otro, o sea el resto de la humanidad, sigue sufriendo porque todavía se encuentra dormida en el mundo de la ilusión (en el Samsara) y por amor por ella, buscar también despertarla a esa plenitud cósmica.

De ahí que la imagen sea el reflejo de lo esencial. Solo que mientras que los humanos expresan el amor en forma egocéntrica, llena de fantasías e ilusiones, los Maestros expresan el amor a un nivel cósmico, en una realidad más trascendental.


¿EN DÓNDE REAPARECERÁ EL CRISTO?



Muchas personas esperan que el Cristo vuelva para crear el Paraíso en la Tierra. Como tal, le piden al Cristo o al Maitreya (porque además le ponen nombres extraterrestres al Cristo):

« Te lo ruego, ven arreglar todos los problemas del mundo, ven arreglar mis problemas, vuelve tu presencia efectiva para que todo se resuelva, para que la paz sea. »

Por supuesto que es bello y generoso desear la paz, pero si quieren la paz por la acción del Mesías, es porque se imaginan al Cristo como una locomotora y los humanos como vagones enganchados a Él. Y es la locomotora quien jalaría a todo el mundo. Eso es lo que le están pidiendo al Mesías.

Y yo les digo, si quieren la paz, trabajen por la paz.

Porque los humanos no son simplemente una serie de vagones dispuestos en fila que cíclicamente al comienzo de cada era, esperan la locomotora llamada Mesías que los llevará a la siguiente estación.

Esto es lo que hace mucha gente, se dicen:

« Bueno, con el mensaje de Jesús llegamos hasta la estación X. Ahí, tomo mi tiempo y espero al Cristo. Me siento en mi banco y soy muy paciente, mientras que los otros se agitan en todas direcciones y hacen ruido, yo soy silencioso, un buen creyente, rezo y espero al Cristo. Los otros están tratando de tomar otros trenes, los trenes de la ilusión, de los falsos guías e incluso del anticristo. Mientras que yo muy consciente y lúcido, espero meditando y orando. »

Cuando pasa el Maestro y ve a ese discípulo rezando, sentado en ese banco, en esa estación que está cada vez más vacía, le pregunta:
  • ¿Pero qué estás esperando aquí?
El discípulo responde:
  • Señor.  ¿No es obvio?  Estoy esperando al Cristo.
El Maestro se ríe a carcajadas y el discípulo no comprende, ofendido se dice a sí mismo:
  • A este Maestro le afectó la kundalini...
Y sin embargo, el Maestro tiene razón de reír, porque es mejor reír que llorar. El Maestro le responde:
  • Ven conmigo, te llevaré a ver al Cristo.
Pero el discípulo no le cree y se queda en la estación. No comprende que llegó a esa estación, porque la locomotora datando de dos mil años lo llevó hasta ahí y desde entonces espera en esa misma estación.

¿Y qué espera?

Que la locomotora lo retome para llevarlo a una nueva estación donde esperará otros dos mil años. Solo que hay un problema, puesto que se trata de ir a otro lugar, el Cristo no pasará por la antigua estación. Y el discípulo que se encuentra esperando en la vieja estación se pregunta ¿Qué es lo que ocurre? ¿Por qué todo el mundo se va si es la estación del Cristo? ¿Y por qué Cristo no vuelve a aparecer?  Y así, comienza a llorar gritándole al cielo porque se siente perdido, solo y abandonado.

En ese momento pasan almas de buena voluntad y viendo al discípulo sufriendo le preguntan:
  • ¿Qué te pasa?
El discípulo les explica que estaba esperando en la estación la venida del Cristo como estaba previsto, pero no llegó.
  • ¿Pero en qué estación lo estás esperando?
El discípulo todo sorprendido les contesta:
  • En esta estación, no hay treinta y seis para esperar al Cristo.
Entonces las almas de buena voluntad sonríen y le dicen al pobre hombre:
  • Mira, a cada nueva era, nueva estación. Tu trabajo no es de esperar al Cristo en la vieja estación, sino de buscar la nueva estación donde va a pasar. Y esa estación es un lugar nuevo puesto que se trata de crean un Mundo Nuevo.

Es por eso que les digo, no realicen más la devoción emocional, porque arriesgan encontrarse en la estación equivocada, en el lugar en donde el Cristo ya no pasará, porque ya pasó antes. En cambio eleven su devoción, es decir toda la aspiración vivida a nivel emocional (o sea a nivel astral), elévenla hasta el plano mental, el plano del entendimiento, porque ahí se encuentra la nueva estación en donde pasará el Cristo.

Y cuando eleven la vibración de su conciencia al plano mental se darán cuenta que en realidad el Cristo está en todas partes (lo explico en Jesús, ¿hombre o Dios?). Por ello ya NO es necesario esperar en un lugar particular para recibir al Cristo. Muchas personas piensan en edificar grandes construcciones, buscando el mejor lugar telúrico, con la mejor forma arquitectónica y piensan que si construyen un templo extraordinario. Eso mostrará su gran fe y el Cristo en agradecimiento descenderá con ellos.

¡Pobres tontos! ¿Qué no saben que hay energías de destrucción que actualmente se despliegan sobre la Tierra?  Todo lo que están construyendo será destruido, aunque lo construyan en el nombre de Dios. Especialmente se derrumbará si se construye en el nombre de Dios, porque están construyendo algo que vibra de acuerdo con la era anterior, pero esa era va a derrumbarse porque su nivel vibratorio ha sido ampliamente incorporado por los humanos y por lo tanto hay que pasar a un nivel superior de evolución. (Esto lo explico en el lado oculto de la misa religiosa)

Pastor (maestro de sabiduría, 25-06-89)


Permítanme explicar esta alegoría:

En cada era, la humanidad da un gran paso de evolución. Así, en la época de Moisés, los seres humanos en general eran todavía muy salvajes, mataban sin remordimiento a su vecino para apropiarse de su mujer y de sus bienes. Hubo que imponer el orden. Así, los hombres recibieron la ley simbolizada por los diez mandamientos para que ya no se comportaran como bestias salvajes y se respetaran. En la era siguiente, cuando vino Jesús. ¿Qué dijo?

« No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. » (Mateo 5:17,38,39)

¿Qué quiso decir con eso?

Al igual que muchas de las enseñanzas de la Biblia es simbólico y debemos saber interpretarlas. En nuestro contexto, significa que la humanidad debió dar un paso más en su evolución y que a partir de ese momento se debía seguir cumpliendo la ley, pero con amor. Y eso es lo que vimos. Muchos humanos queriendo ser buenos cristianos, buscaron como ayudar a su prójimo. Ya no sólo se trataba de no agredirlo, sino además de amarlo.

¿Cuál es el nuevo paso evolutivo de la humanidad en esta nueva era?

Es el de la inteligencia interior, ya que el plano mental representa la Inteligencia Divina: la apreciación y comprensión de las cosas. Es por eso que Pastor dice que ya no hay que realizar la devoción emocional, porque a partir de ahora, no sólo hay que respetar y amar al prójimo, sino además hacerlo de forma inteligente. Por ello ahora el camino espiritual requiere desarrollar la inteligencia, el discernimiento y la sabiduría.

Podrían objetar que por qué no se llegó directamente a ese nivel, pero no era posible. Imagínense la humanidad como un niño que está creciendo. Uno quisiera que ya actuara con responsabilidad, amor y sabiduría, pero su conciencia no se ha desarrollado aún lo suficiente para ello.

Es por eso que cuando el niño es pequeño, se le dice “no hagas esto, no hagas aquello”. Que respete la ley paternal. Luego, cuando es más grande se le dice “ama a tu pequeña hermana, ama a tu pequeño hermano”. Es el amor familiar. Y cuando es más grande, va a la escuela para desarrollar su inteligencia, su entendimiento y que comprenda que la ley y el amor deben ser aplicados con sabiduría. Así, se convertirá en el adulto responsable, amoroso y sabio que se espera.


Para una mejor comprensión, lean por orden: