Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

LAS SKANDHAS: DEFINICIÓN



(Para una mejor comprensión lean primero ¿Es karma injusto?)



¿QUÉ SON LAS SKANDHAS?

Para facilitarles la comprensión comparen las skandhas con la memoria de una consola de video juegos. Aquellos que han jugado algún video juego saben que son muy largos y que no se pueden terminar de un solo trecho. Para eso está la memoria, para que cuando el jugador ya se cansó y quiere irse a descansar, pueda grabar el avance que ha efectuado y cuando vuelva a encender la consola, pueda seguir jugando a partir de donde se quedó y no tenga que recomenzar desde el principio otra vez.

Lo mismo sucede con la evolución. Una vida no es suficiente para transformar a un humano prehistórico en un elevado ser divino. Para lograrlo se requiere de numerosas reencarnaciones, y para ir registrando el progreso están las skandhas. Así, cuando una persona deja su existencia física, quedan grabadas en sus skandhas el nivel de desarrollo que alcanzó, así como su balance karmico (ya que el karma se salda en la Tierra no en el más allá). Y cuando la persona vuelve a reencarnar, sus skandhas la condicionan en función de lo ya ha efectuado para una nueva etapa evolutiva.

Así pues, el ser humano evoluciona a través de múltiples reencarnaciones debido a que no puede permanecer indefinidamente con el mismo cuerpo físico. (ver ¿cómo es la vida en el más allá?) Sin embargo, esas reencarnaciones no se dan al azar, puede que nazca en una ocasión como hombre y en otra como mujer, pero en su interior hay una continuidad evolutiva. Aquel que en su vida pasada desarrolló su talento artístico, o su bondad, o su mental, etc., en su siguiente vida reencarnará con ese desarrollo adquirido (de ahí la razón de los niños genios). Igual sucede con los defectos.

Algunos ejemplos: Carlomagno reencarnó como Napoleón Bonaparte, el rey Clovis de Francia renació como el Emperador Federico III de Alemania y Mozart fue la reencarnación de otro músico*. Así vemos que la nueva reencarnación es una continuidad de la anterior, como el hombre de 40 es una continuidad del hombre de 20. De hecho la nueva reencarnación es la misma consciencia solo que con una nueva personalidad.

¿Qué es lo que mantiene esa continuidad?

Respuesta: Las Skandhas.

Las Skandhas (en pāli khandhas) son los constituyentes que forman la personalidad (ver características de los cuerpos sutiles). Estas están continuamente cambiando, registrando las características de la naturaleza de la persona, sus cualidades, sus defectos, como de su involución o su desarrollo adquirido. Ellas marcan las disposiciones y tendencias que persisten después de la muerte y condicionan a la nueva personalidad del Ego reencarnante.

La filosofía budista enumera cinco Skandhas:
  • Forma (rūpa) son las tendencias físicas del cuerpo, así como a la imagen que la persona se hace de éste. 
  • Sensaciones (vedanā): es la manera como perciben los sentidos. 
  • Ideas abstractas (en sanskrito sangñā, en pāli sanñā): es la forma como se interpretan las sensaciones. 
  • Impresiones mentales (en sanskrito samskāra, en pāli sankhāra) es la construcción de la representación o de la experiencia subjetiva del objeto percibido. 
  • Discernimiento (en sanskrito vigñāna, en pāli vinñāna) es la consciencia, la facultad de distinguir, de comprender.

La tradición budista theravāda dice que los sufrimientos aparecen cuando la persona se identifica a una Skandha, por lo tanto la liberación consiste en el desapego de ellas. La tradición budista Mahayāna agrega que la libertad espiritual se alcanza al penetrar profundamente en la naturaleza vacía de todas las Skandhas.

El esoterismo añade dos Skandhas más que “están conectadas con Sakkāyaditthi, la ‘herejía o engaño de la individualidad’ y con Attavāda, la ‘doctrina de Sí’, a las cuales generan y ambas (en el caso del quinto principio, el alma humana, el mental) conducen a la māyā (la ilusión) de la herejía y creencia en la eficacia de ritos y ceremonias vanas, en rezos y en la intercesión.” (CM16, p111)

Estas siete Skandhas son las principales, cada una está principalmente relacionada con uno de los siete principios del ser humano (aunque interactuan con todos). A partir de estas siete se derivan múltiples Skandhas menores.

Atención, las Skandhas NO forman el Ego reencarnante (la esencia de la persona), sino las características físicas, emocionales, mentales, morales y espirituales de la personalidad de ese Ego reencarnante. Para dar una analogía imaginen el Ego reencarnante como el actor, la personalidad como el personaje que interpreta en la Tierra y las Skandhas como las características de ese personaje.


LAS SKANDHAS ESTÁN ÍNTIMAMENTE RELACIONADAS CON EL KARMA, LA REENCARNACIÓN Y LOS ELEMENTALES.

« [Cuando] cualquier ser consciente o perceptivo muere, ya sea hombre, deva o animal, se produce un nuevo ser y él o ello reaparece en otro nacimiento, en el mismo planeta o en otro bajo condiciones que él mismo o ello mismo ha producido precedentemente. O en otras palabras, que Karma es el poder guiador y Trishnā (en pāli Tanhā) la sed o deseo de vida sensible, la fuerza próxima o energía, la resultante de la acción humana (o animal), la cual a partir de las viejas Skandhas produce el nuevo grupo [de Skandhas] que forman al nuevo ser y controlan la naturaleza del nacimiento mismo. »
(Cartas Mahatmas 16, p110)

« Las Skandhas crean aquellas vibraciones causales que atraen al Ego reencarnante de vuelta a la vida terrestre; y cuando el Ego retorna de los mundos superiores, junta sus Skandhas o “semillas de impulso” y ellas se despiertan una vez más a la actividad y construyen la nueva personalidad del Ego rencarnate. … Las cinco Skandhas o atributos de carácter y personalidad que han sido formadas en vidas anteriores, ayudan a reconstruir al hombre en cada nuevo renacimiento. »
(Sanskrit Keys to the Wisdom Religion, por Judith Tyberg, p 38 y 116)

« Durante la vida terrenal, los deseos y las pasiones son guiados por la mente y el alma, pero después de la muerte siguen funcionando sin el control de su antiguo amo. Mientras vivimos, somos responsables de esas tendencias y de sus efectos, y cuando hemos dejado esta vida, seguimos siendo responsables ya que continúan funcionando y produciendo efectos en otros seres, sin nuestra guía directa y control, mientras perduran como una entidad [semi vacía que se va progresivamente desintegrando, ver ¿qué son los elementarios?]

Es aquí en donde radica la continuidad de nuestra responsabilidad. Esos deseos y pasiones forman parte de las Skandhas – bien conocidas en la filosofía oriental – las cuales son los agregados que forman a la personalidad. El cuerpo físico incluye un conjunto de Skandhas, el cuerpo astral otro, el principio de kama [que es el cuerpo de los deseos y las pasiones] es otro conjunto y aún otros más que pertenecen a otras partes.

En kama se encuentran las Skandas realmente activas e importantes, porque controlan los renacimientos, las circunstancias de cada renacimiento y conducen a todas las variedades de vida. Estas Skandhas las generamos día a día bajo la Ley de que todo pensamiento se combina instantáneamente con una de las fuerzas elementales de la naturaleza, convirtiéndose en una entidad que perdurará de acuerdo a la intensidad del pensamiento al momento que dejó el cerebro, y todas estas entidades [conocidas como formas de pensamiento] quedan irremisiblemente conectadas con el ser que las creó. No hay ningún medio de escape, lo único que podemos hacer es generar pensamientos positivos, porque ni los más elevados Maestros están exentos de esa Ley, sólo que ellos “pueblan su corriente en el espacio” únicamente con poderosas entidades para hacer el bien.

Ahora bien, en Kama-Loka [la zona intermedia entre el mundo divino y el mundo físico donde la persona desencarnada se libera y desecha su principio kama antes de ascender al “cielo”] este conjunto de deseos y pensamientos sigue existiendo hasta su desintegración total, y entonces el remanente consiste en la esencia de estas Skandhas, conectadas desde luego con el ser que las generó. La eliminación de estas Skandhas es tan imposible como borrar el Universo. Por lo tanto ellas permanecen hasta que el ser salga de Devachan [el “cielo” para una nueva reencarnación]. Y entonces, de inmediato por la ley de la atracción, son atraídas hacia el ser, quien a partir de ellas, como germen o base, elabora un nuevo conjunto de Skandhas para su nueva vida. [Para una mejor comprensión, lean ¿cómo es la vida en el más allá?] »
(William Judge, el Océano de la Teosofía, cap 12, p 102-103)

« El hombre está poblando continuamente su corriente en el espacio con un mundo propio, repleto de la progenie de sus imaginaciones, deseos, impulsos y pasiones; una corriente que reacciona sobre cualquier sensitivo u organización nerviosa que se ponga en contacto con ella, en proporción a su intensidad dinámica. Los budistas denominan todo esto como “Skandhas”, los hindúes le dan el nombre de “Karma”. »
(Cartas Mahatmas, p 498)

« En cada encarnación la personalidad que emerge es el resultado de las tendencias y facultades desarrolladas a través de vidas pasadas: las Skandhas o semillas de características de su propia hechura, la herencia que se lega a sí mismo para su futuro.
. . .
El proceso evolutivo no solo consiste en la transmisión de características físicas de una unidad de vida dada a la de su sucesora a lo largo de cualquier cadena de vidas, sino que la transmisión también es de características mentales y psíquicas, como es el caso en el hombre entre una de sus personalidades y la siguiente. En dicho proceso juega un papel importante la Envoltura Aurica o Huevo luminoso, ya que es el eslabón causativo entre las diferentes vidas, estando guardados en él los efectos karmicos de las vidas sucesivas del hombre. Todo ser viviente está rodeado de un Huevo Aurico dentro del cual se encuentra el agregado de aquellos elementales que han sido condicionados por sus actividades, tanto objetivas como subjetivas, durante su vida, los cuales son denominados Skandhas. »
(Geoffrey A. Farthing, La Deidad el Cosmos y  el Hombre, p74 y 191)

Notas:
  • * William Judge, el Océano de la Teosofía, cap 14, p 120 y cap 10, p 86. 
  • Sinónimos: atributos, agregados, grupos de rasgos, gérmenes de vida, semillas de tendencias o de impulsos.
  • El tema lo profundizo en las skandhas en el esoterismo

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Preferí re-copiar tu comentario para que no aparezca tu mail y te vayan a importunar con spam.)

      « Hola

      En primer lugar quisiera felicitarte por tu conocimiento exhaustivo que tienes del esoterismo y en especial de la TEOSOFÍA, en este capítulo de los skandhas he podido apreciar algunos detalles que desconocía al tiempo que lo acompañabas con citas lo que me demuestra tu erudición a parte que tiene su fondo digamos de lógica por no decir verdad. En uno de tus artículos como están entrelazados se que era sobre escuelas movimientos y sectas o sobre Annie Besant y Leadbeater, te hice un par de preguntas que aun no he recibido contestación, yo como tú me considero libre pensador aunque predomina la teosofía de HPB y he leído algunos de los clásicos de HPB, Leadbeater, Besant, Alice Bailey, Krisnamurti, Oupensky/Gurdieff, así como temas digamos de extraterrestres e intraterrestres, vivo en un pueblo de España donde es difícil encontrar gente con conocimientos de esoterismo con el que puedas contrastar, en fin me gustaría tener tu dirección e-mail por si consideras oportuno que pueda hacerte algún tipo de consulta te dejo la dirección e-mail y te animo a que sigas divulgando la verdad que como dice HPB “No hay religión más elevada que la VERDAD” para que la gente pueda despertar de este Maya y Liberarse, la verdad es la única que nos hace libres aun que sea difícil encontrarla.

      Un fraternal abrazo. »

      Hola Luis,

      Gracias por tu cumplido, pero la realidad es que no tengo tanto conocimiento como parce. Lo que pasa es que re-trascribo lo que enseñaron los grande Maestro y por eso sueno muy interesante. (jeje)

      No te sientas mal por tu ubicación. Yo vivo en una metrópolis y tampoco es fácil encontrar gente con conocimientos de esoterismo. Pero ¡para eso tenemos internet!

      Apenas acabo de ver tus preguntas y ahorita te las contesto. No dudes en hacerme todas las preguntas que quieras. Para eso estoy, y aunque no siempre tendré una respuesta, intentaré contestarte lo mejor que pueda. De preferencia ponme tus preguntas en el blog porque el mail rara vez lo checo por falta de tiempo. De todas maneras al rato te lo mando para lo que se te ofrezca.

      Igualmente un fraternal abrazo.
      Cid

      Eliminar
  2. Saludos fraternales!
    Los que estamos despiertos vida tras vida, nos sentimos solos y a menudo callamos nuestros recuerdos por la incomprensión de la gente o para no convertirnos en una atracción de feria. En mi caso, solo mis padres y mi marido saben la Verdad y creen en mí porque han podido comprobar que muchos datos que les di de mis vidas pasadas son ciertos.
    Le agradezco toda la información de este blog, pues me ha ayudado mucho a comprender lo que me ha pasado, a analizar mejor lo que yo ya intuía que era así. ¡Un millón de gracias!
    Cuando mis padres me preguntan por qué yo recuerdo lo que he vivido antes, les respondo que la clave está en amar mucho, amar a todos como a nosotros mismos. Y cuando digo "todos" me refiero a todo lo que vive: persona, animal o planta. Y lo más importante: arrepentirnos de todo lo malo que hagamos con todo el corazón.
    Hay que vivir despiertos con los cinco sentidos, cultivando nuestras calidades mentales y creciendo como persona. Olvidarnos de lo material y con la fe en que Dios nos ayudará a cada paso, a cada bache del camino.
    Hermanos, recordad: Solo la muerte muere, la Vida es inmortal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te haya servido, sólo acuérdate que el amor, para que sea dado de manera inteligente, tiene que estar acompañado por la sabiduría. Así que haces muy bien de desarrollar paralelamente el amor y el discernimiento.

      Te mando un saludo muy afectuoso.

      Eliminar