EL HERMAFRODITISMO


Escultura representando a Hermafrodito quien en la mitología griega fue el hijo del dios Hermes y de la diosa Afrodita, y quien tenía la peculiaridad de tener los dos sexos en su cuerpo.


(El siguiente artículo fue elaborado por el investigador David Pratt y el texto original en inglés lo pueden leer aquí.)


  Index

    1.  El sexo puede ser algo relativo
    2.  El hermafroditismo en el reino animal
    3.  El hermafroditismo en el reino humano
    4.  Los verdaderos hermafroditas
    5.  Los pseudohermafroditas
    6.  Un caso famoso moderno de hermafroditismo
    7.  La visión médica sobre el hermafroditismo
    8.  La visión esotérica sobre el hermafroditismo





1.  EL SEXO PUEDE SER ALGO RELATIVO

Entre los animales, y especialmente en los animales de sangre fría, los machos pueden convertirse en hembras al incrementar su alimentación o al cambiar la temperatura. Y en el caso de las criaturas de sangre caliente, seguido se puede lograr eso extrayendo los ovarios para convertir, por ejemplo, a una gallina en un gallo.

En muchas especies, las conversiones sexuales ocurren de manera natural. Por ejemplo la chirla mercenaria (que es un molusco de caparazón duro) nace y crece como macho, pero luego a la mitad de su vida se convierten en hembra. Y otros moluscos como las conchas de barca y las calyptraeoideas también lo hacen; comienzan cada temporada como machos, pero casi todos pasan más tarde por una fase de ambisexualidad y se convierten en hembras cuando llegan a la edad adulta.

Y sobre este tema Guy Murchie escribe:

« El sexo entre estos animales rudimentarios parece depender en gran medida de los alimentos, ya que los individuos mejor alimentados se vuelven femeninos más pronto, mientras que los pobres flacos se quedan atrás como varones (aunque sucede lo contrario en el caso de las ostras).

Y en algunas especies como es el caso del gusano marino Ophryotrocha, si las jóvenes y corpulentas hembras se encuentran posteriormente subalimentadas, ellas vuelven a ser machos otra vez.

Y de hecho, entre las criaturas más primitivas del mar y prácticamente en todos los insectos, es una regla general que los varones son más pequeños y las hembras son más grandes, y la razón básica de esto es que la función esencial femenina es producir y alimentar a sus crías, mientras que la única importante función del macho a nivel biológico es lanzar alegremente su semen para fertilizar a los huevos. » [1]

Los peces son los animales que más rápidamente pueden cambiar de sexo y algunas especies no solo cambian de macho a hembra a medida que crecen, sino que también (como es el caso de los meros y guppies) desarrollan la capacidad de regresar a ser machos o volver a ser hembras en cuestión de segundos.

Y si dos guppies hembras se encuentran mientras están en periodo de apareamiento, es probable que una se convierta en un macho para poder aparearse con la otra. Y ocasionalmente ambos peces cambian en el mismo momento, lo que generalmente resulta en una pelea furiosa, con el ganador regresándose a ser hembra y obligando al otro pez a permanecer como macho.






2.  EL HERMAFRODITISMO EN EL REINO ANIMAL

Muchas criaturas primitivas (incluidas las plantas) son hermafroditas, o sea que poseen al mismo tiempo órganos sexuales masculinos y femeninos. Y la flexibilidad del pez guppy proviene de poseer tanto testículos como ovarios con algún tipo de mecanismo que le permite activar el uno o el otro.

Pero el verdadero hermafroditismo (que involucra el flujo simultáneo de espermatozoides y óvulos) es completamente normal entre la mayoría de las plantas y muchos animales, desde los caracoles que hacen el amor con sus pies.


Hasta las lombrices que pasan horas ajustándose y alineándose de la cabeza a la cola y de la cola a la cabeza por medio de un moco pegajoso que exudan de modo que los poros del esperma en el decimoquinto segmento de cada gusano coinciden con los poros del huevo en el décimo segmento del otro gusano.


Y en tiempos de hambruna o de estrés, o cuando esas especies hermafroditas no encuentran otra pareja para poder efectuar una fertilización cruzada, esas especies tiene la posibilidad de fertilizarse ellas mismas al unir sus propios espermatozoides y con sus propios óvulos.

Y así una dinastía de caracoles de laboratorio se mantuvo en auto-fertilización durante 90 generaciones consecutivas (durante 20 años) sin pérdida notable de vitalidad.

E incluso algunos tipos de gusanos de aguas profundas prefieren la autofecundación y la usan exclusivamente.


Una curiosa criatura hermafrodita es
la liebre de mar.


Que es una especie de caracol sin cáscara y cuyo falo está en el lado derecho de su cabeza, y cuando uno de estos moluscos se aparea efectuando la función de macho, él coloca su cabeza entre los abanicos de las aletas de su compañero quien efectúa la función de hembra, y gradualmente exuda su miembro en la abertura genital.

Y al mismo tiempo ese caracol marino que está haciendo el papel de macho va a efectuar la función de hembra para otro caracol que hará lo mismo con él (nada más que del otro lado) y así se han observado hasta 15 caracoles unidos entre ellos como si fueran una cadena.  [2]






3.  EL HERMAFRODITISMO EN EL REINO HUMANO

La mayoría de los humanos nacen con una anatomía sexual claramente definida ya sea femenina o masculina. Sin embargo aproximadamente una persona de cada mil nace con una anatomía sexual “ambigua”, lo que a menudo provoca desacuerdos entre los “expertos” en cuanto a saber cuál es su “verdadero” sexo. [3]

Y humanos hermafroditas o intersexuales han sido reportados a lo largo de la historia.

Los cuerpos intersexuales presentan una mezcla inusual de los órganos sexuales, y así el pene o el clítoris pueden parecerse al órgano “incorrecto”, o como una mezcla de los dos órganos sexuales, o no particularmente como cualquiera de los dos.

Por ejemplo los genitales pueden parecer del tipo femenino, pero los labios pueden contener testículos. O los genitales pueden verse principalmente masculinos, pero incluyendo una vagina aparente, etc.

Los individuos ambiguos solían clasificarse:

·        como pseudohermafroditas masculinos si solo tenían tejido testicular,
·        como pseudohermafroditas femeninas si solo tenían tejido ovárico, y
·        como verdaderos hermafroditas si tenían tejido ovárico y testicular, ya sea separado o combinado en una ovotestis.





4.  LOS VERDADEROS HERMAFRODITAS

El tejido sexual no necesita ser funcional en ningún sentido y una asimetría interesante en los verdaderos hermafroditas es que los ovarios generalmente se encuentran en el lado izquierdo y los testículos en el lado derecho. [4]

Los verdaderos hermafroditas son muy raros (alrededor de 1 persona en 83’000) y la gran mayoría de ellos tiene una base cromosómica “XX”, aunque un pequeño porcentaje exhibe cromosomas “XY”.

Y muy pocos tienen algunas celdas que muestran “XX” y otras que muestran “XY”, y en casos extremadamente raros, las células tienen un solo cromosoma “X” (“XO”). Y en cada uno de esos individuos también hay evidencia de material cromosómico Y en uno de los cromosomas “no sexuales” (autosomas).

Estos individuos generalmente tienen genitales externos ambiguos con un falo considerable, por lo que generalmente se crían como machos, pero rara vez producen espermatozoides y desarrollan senos durante la pubertad y menstrúan, y en algunos casos incluso han ocurrido embarazos y partos.





5.  LOS PSEUDOHERMAFRODITAS

Las pseudohermafroditas femeninas tienen ovarios y exhiben un patrón cromosómico “XX”, pero los genitales externos parecen masculinizados. Y la causa más común es la hiperplasia suprarrenal congénita que es una afección en la cual las glándulas suprarrenales del feto producen cantidades relativamente grandes de andrógenos (hormonas sexuales masculinas).

En cambio los pseudohermafroditas machos tienen testículos y un patrón cromosómico “XY”, pero nacen con genitales de aspecto femenino y hay dos causas principales:

-      el síndrome de feminización testicular o síndrome de insensibilidad a los andrógenos,
-      y la deficiencia de 5-alfa-reductasa.

En este último caso, el cuerpo se desarrolla más de una manera masculinas durante la pubertad y los testículos a menudo descienden a los labios supuestos, y el pene/clítoris crece para verse y actuar más como un pene.

Mientras que en el caso de los humanos con síndrome de insensibilidad androgénica completa, ellos son pseudohermafroditas técnicamente “masculinos” porque tienen testículos internos en lugar de ovarios. Sin embargo esta etiqueta parece inapropiada porque a menudo estos humanos tienen características sexuales primarias y secundarias típicas de las mujeres y usualmente tienen cuerpos externos femeninos normales.


Y los genitales ambiguos también pueden ser el resultado de otras afecciones, como por ejemplo el síndrome de Klinefelter en donde la presencia de varios cromosomas “X” y un cromosoma “Y” a veces resulta en una ambigüedad sexual.

Además muchos bebés nacen con genitales inusualmente formados pero que no se clasifican como ambiguos o intersexuales.

Por ejemplo las mujeres a veces nacen con clítoris muy grandes, y una gran cantidad de bebés varones (quizás 1 por cada 100 o 200, nacen con penes hipospádicos, lo que significa que la uretra sale de algún lugar que no sea la punta del glande. Y en esos casos a menudo se realizan operaciones quirúrgicas a muy temprana edad para corregir esos detalles. [5]






6.  UN CASO FAMOSO MODERNO DE HERMAFRODITISMO

La atleta sudafricana Caster Semenya siempre se identificó como mujer, pero durante el Campeonato Africano Juvenil en 2009, su sexo fue cuestionado.

Por lo que la Asociación Internacional de las Federaciones de Atletismo le pidió que se sometiera a una prueba de género tres horas antes de la final de los 800 metros.

Y según informes de prensa, las pruebas mostraron que tenía testículos internos en lugar de ovarios, y no tenía útero. Pero la AIFA decidió que podía continuar compitiendo como mujer porque su condición no le daba una ventaja competitiva injusta. [6]







7.  LA VISIÓN MÉDICA SOBRE EL HERMAFRODITISMO

El término “pseudohermafroditismo” se utilizó por primera vez en 1876, mucho antes del descubrimiento de los cromosomas “X” e “Y”, y el término de “intersexualidad” se introdujo en 1923, pero a la mayoría de las personas intersexuales o hermafroditas se les define con uno de los dos géneros normales: niños y hombres o niñas y mujeres.

Y en una reunión multidisciplinaria de expertos médicos y no médicos que tuvo lugar en Chicago en 2005, se propuso que las afecciones congénitas asociadas con el desarrollo atípico del sexo cromosómico, gonadal o anatómico deberían llamarse trastornos de diferenciación sexual (DSDs por sus siglas en inglés) y que los términos como intersexualidad, hermafroditismo y pseudohermafroditismo deberían de abandonarse. [7]

En la nueva terminología, el pseudohermafroditismo masculino y femenino se conocen respectivamente como “46,XY DSD” y “46,XX DSD”. Sin embargo dado que el “desorden” implica que cualquier diferencia de este tipo es patológica, este término también ha sido desafiado y términos como "condiciones intersexuales" todavía están en uso. [8]

Tradicionalmente los intersexuales han sido vistos como “anomalías” que necesitan una solución médico-cirúrgica, pero esta actitud ha sido cada vez más cuestionada en las últimas décadas. [9]

La respuesta médica ortodoxa ha sido crear en esas personas una anatomía masculina o femenina “creíble” mediante la cirugía plástica y la terapia hormonal tan pronto como sea posible después del nacimiento.

Pero si bien en algunos casos ese procedimiento es el adecuado como es el caso de la hiperplasia suprarrenal congénita que es una enfermedad metabólica y ciertamente requiere de un tratamiento ya que puede salvar la vida y la fertilidad del paciente.

Y del mismo modo la insensibilidad a los andrógenos debe diagnosticarse tan pronto como sea posible para que las personas insensibles a los andrógenos puedan ser supervisadas y si es necesario quitar sus testículos con cuidado debido a que existe un alto riesgo de cáncer.

En otros casos los genitales ambiguos no están enfermos y la estrecha definición de “normalidad” que tienen los médicos ha resultado en un número extraordinario de cirugías no consentidas voluntariamente y con riesgo en muchos niños. Y las complicaciones incluyen cicatrices, infecciones, pérdida de sentimientos y trauma psicológico. [10]

Hoy en día, tanto los médicos como los defensores intersexuales recomiendan cada vez más no asignar una identidad de género en la infancia y retrasar la cirugía no esencial hasta que la persona en cuestión tenga la edad suficiente para expresar su identidad de género y poder participar en esas decisiones médicas. [11]

Incluso hoy en día, el 100% de masculinidad o feminidad no existe ya que cada sexo contiene los órganos del sexo opuesto nada más que en un nivel muy pequeño y rudimentario, pero en este sentido, todos somos intersexuales.






8.  LA VISIÓN ESOTÉRICA SOBRE EL HERMAFRODITISMO

En la mayoría de las mitologías de los pueblos antiguos se menciona que los primeros ancestros de la raza humana eran andróginos, lo cual concuerda con la enseñanza teosófica.

Algunos investigadores han argumentado que los hermafroditas representan una reversión atávica a un tipo primordial, y desde un punto de vista teosófico, el hermafroditismo también puede verse como un presagio (aunque todavía muy lejano) de lo que está por venir, o sea una tendencia cada vez mayor de nuevo hacia la androginia.

Es digno de mención que los machos a veces tienen ciclos que se asemejan mucho al ciclo menstrual femenino en longitud y naturaleza. Y en casos raros, los hombres pueden incluso menstruar periódicamente y la sangre se descarga desde varias partes del cuerpo, generalmente de la nariz o de la uretra. [12]

Y también hay casos de hombres con senos tan grandes como los de una mujer y funcionalmente activos, por lo que ellos son capaces de amamantar a su descendencia. [13]

Según la teosofía, la separación de los sexos se efectuó durante la tercera raza raíz y tomó millones de años, y aunque muy poca información los instructores teosóficos dieron al respecto, el escenario general parece haber sido el siguiente. [14]

Al principio de la tercera raza raíz, los humanos no tenían órganos sexuales externos como los que existen ahora, sino que inicialmente expulsaban “células vitales”, las cuales se fusionaban en un enorme óvulo en donde el feto se gestaba durante varios años.

Y más tarde ese procedimiento se perfeccionó poniendo un huevo que se había formado dentro del cuerpo.

Y aunque sé que eso suena muy disparatado para la ciencia moderna, desde un punto de vista esotérico la idea de que la humanidad primitiva (todavía en un estado semi-astral) pusiera huevos no es tan extraña como parece ya que el método moderno de reproducción es esencialmente una versión modificada, interna y microscópica del mismo procedimiento.

(Estos antiguos procedimientos de procreación siguen existiendo en algunas especies, y así por ejemplo en los vertebrados más antiguos que son los peces, los reptiles y las aves, esos animales siguen procreando poniendo huevos. Mientras que los mamíferos perfeccionaron el procedimiento haciendo que el huevo se desarrolle dentro del útero de la hembra.)


Y a medida que la humanidad siguió evolucionando, la descendencia comenzó a nacer con órganos sexuales externos, e inicialmente estos individuos probablemente fueron verdaderos hermafroditas funcionales que se fertilizaban entre sí y podían desempeñar el papel de macho o hembra como sucede todavía suceder en las especies animales más primitivas.

Pero poco a poco esta forma de verdadero hermafroditismo dio paso al pseudohermafroditismo y finalmente a la unisexualidad, al grado que en los humanos de hoy, los machos tienen nueve orificios y las hembras 10.

Sin embargo Blavatsky dice que antes de la separación de los sexos, los hermafroditas de la tercera raza tenían 10 orificios, primero potencialmente y luego funcionalmente. [15]


Los términos “hermafrodita” y “partenogenética” a veces se usan indistintamente en la literatura teosófica para describir los modos de reproducción pasados y futuros, pero mientras que el hermafroditismo se considera usualmente como un modo sexual de reproducción, en cambio la partenogénesis se considera como un modo asexual.

Sin embargo esta distinción puede ser algo artificial porque incluso cuando no existe un agente fertilizante físico, de todas maneras algún tipo de potencial masculino debe “activar” al huevo, y un organismo en el que reside ese potencial es en cierto sentido hermafrodita.

(El teósofo Geoffrey de Purucker dice que actualmente hay una doble corriente sexual en todos los humanos y animales.)

Y como se mencionó en la sección anterior, cuando la partenogénesis ocurre en los humanos modernos, las vesículas seminales rudimentarias en las mujeres pueden producir espermatozoides, o también la fertilización puede involucrar un agente más sutil, como se postula en la teoría del aura seminalis.

Y en ambos casos, las relaciones sexuales intentadas (pero no procreativas) con un compañero masculino a veces pueden actuar como desencadenantes.

Y los quistes dermoides indican que un potencial débil para la partenogénesis también puede estar presente en los hombres.

Y dado que la enseñanza teosófica explica que en el arco ascendente evolutivo hay un regreso hacia la unión, es muy probable que en un futuro todavía muy lejano, los cuerpos masculinos y femeninos se parecerán cada vez más, y la incidencia del hermafroditismo aumentará, hasta que los hermafroditas finalmente sean la mayoría y los individuos con un solo sexo comiencen a ser considerados como "anormales". Y la fertilización cruzada eventualmente será reemplazada por la autogeneración.




Referencias

  1. Guy Murchie, The Seven Mysteries of Life: An exploration of science and philosophy, Boston, MA: Mariner Books, 1999, p.128
  2. Ibid., p.134-5
  3. Alice D. Dreger, “Hermaphrodites and the Medical Invention of Sex”, Cambridge, MA: Harvard University Press, 2000, p.42
  4. William R. Corliss (comp.), “Biological Anomalies: Humans I”, Glen Arm, MD: Sourcebook Project, 1992, p.41
  5. Hermaphrodites and the Medical Invention of Sex”, p.38-40
  6. en.wikipedia.org/wiki/Caster_Semenya; J. Magnay, ‘Secret of Semenya’s sex stripped bare’, 11 Sep 2009, smh.com.au; Sean Ingle, “Caster Semenya’s comeback puts her on course for Rio gold – and controversy”, 17 April 2016, theguardian.com
  7. Kun Suk Kim and Jongwon Kim, “Disorders of Sex Development”, Korean Journal of Urology, v. 53, no. 1, 2012, pp. 1-8, icurology.org; Disorders of sex development, nhs.uk; Disorders of sex development, emedicine.medscape.com
  8. en.wikipedia.org/wiki/Disorders_of_sex_development
  9. Intersex Society of North America, isna.org; OII Intersex Network, oiiinternational.com; Council of Europe, Human Rights and Intersex People, 2015, wcd.coe.int.
  10. Hermaphrodites and the Medical Invention of Sex”, p.188-201
  11. Marcus Tye, “Sexuality and Our Diversity: Integrating culture with the biopsychosocial”, v. 1.0, 2013, section 4.2, catalog.flatworldknowledge.com
  12. William R. Corliss (comp.), “Biological Anomalies: Humans II”, Sourcebook Project, 1993, p.90-1
  13. F.H. Buzzacott and M.I. Wymore, “Bi-sexual Man or Evolution of the Sexes”, Mokelumne Hill, CA: Health Research, 1966 (1912), p.23-4
  14. H.P. Blavatsky, The Secret Doctrine, Pasadena, CA: Theosophical University Press, 1977 (1888), 2:132, 165-7, 177-8, 197, 777; Evolution in the fourth round, Sex: theosophical quotations, davidpratt.info
  15. H.P. Blavatsky Collected Writings, Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1950-91, 12:532




9 comentarios:

  1. y reproducción marsupial? en donde entraria?

    pd: un dato curioso es que en varias regiones del planeta hay y hubo tribus y sociedades que creian en la existencia de mas de 2 generos.
    los sioux creen en la existencia de 5 generos(hombre con espiritu de hombre,mujer con espiritu de mujer,mujer con espiritu de hombre y hombre con espiritu de mujer,y un quinto que no recuerdo que era),algunas tribus de africa creen en la existencia de un tercer genero,los hindues culturalmente creen en la existencia de un tercer genero llamado Vajra y algo(no recuerdo como era jaja),tambien en China y, incluso,hay restos de esto en la cultura europea cristiana(un ejemplo seria la ropa de los sacerdotes,que es,literalmente,ropa de mujer,aunque parezca gracioso es asi) tambien aparecen mujeres con barba en algunas iglesias en estatuas,entre otras cosas mas.
    se dice que los fieles a la diosa Rea(la madre Tierra,una titanide),se automutilaban el miembro viril luego de una transformacion y re-polarización de su cuerpo energetico(desde el punto de vista energetico pasaban a ser mujeres),y lo unico que necesitaban eran de esa "cirugia",Con ello alcanzaban un estado de perfección tal que era equivalente a la iluminación o algo asi(eran transexuales sagrados,por asi decirlo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La reproducción marsupial es una forma alternativa optada por algunas especies en donde el feto se desarrolla en un saco externo y no en el útero. Y gracias por la información.

      Eliminar
  2. tambien hay varias deidades y criaturas en las mitologias y religiones que son hermafroditas.Desde hermafrodito,pasando por los angeles del cristianismo(los cuales nunca se aclara si son hombres o mujeres) hasta las deidades hindues o el dios Futanari japones(que es una mujer con pene)

    ResponderEliminar
  3. ¿En la época atlante todavía quedaban hermafroditas, que pusiesen huevos?.

    ResponderEliminar
  4. Génesis 1
    26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

    27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

    Es curioso que dice que creo al hombre y los creó varón y hembra y se supone que fue solamente luego que creo a la mujer.

    ResponderEliminar
  5. Es posible llegar a materilizara o hacer manisfestaciones fenomicas sin recibir una iniciacion

    ResponderEliminar
  6. Me hace gracia que un hermafrodita se apellide precisamente SEMENya, jajaja.

    ResponderEliminar