Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

ANNIE BESANT SÓLO FUE POCOS MESES ALUMNA DE BLAVATSKY



La gente suele pensar que Annie Besant fue discípula de Blavatsky durante muchos años, pero la realidad es que sólo la conoció al final de su vida, pocos meses antes de su muerte.

ANNIE BESANT CONOCE A BLAVATSKY

Besant llegó con Blavatsky a través del señor William T. Stead, quien era en esa época el editor de la revista The Pall Mall Gazette, el cual sobre el acontecimiento narra:

« La agradable relación que yo había establecido con la señora Blavatsky tuvo unos resultados inesperados. Cuando su obra La Doctrina Secreta llegó a mi oficina para que se le hiciese una reseña, me pareció imposible dominar su contenido. Así que se la di a la señora Besant y le pregunté si le interesaba hacer la reseña de esta obra, ya que ella estaba interesada en el ocultismo y durante algún tiempo había estado asistiendo a sesiones espiritistas.

De inmediato se aferró a la tarea, estuvo fascinada por su contenido, y cuando terminó de hacer la reseña me pidió si podía introducirla con la autora. Esto lo hice con gusto. Y fue a partir de esta introducción que data la última evolución en la carrera de la Sra. Besant. »
(HPB the Secret Doctrine, Index, Zirkoff, TPH, 1978, Vol. III, p478)

La Sra. Besant acudió a ver a la señora Blavatsky en marzo de 1889, que en ese entonces vivía en Lansdowne Road No. 17, acompañada por Herbert Burrows, un colega socialista. Pronto, volvió una segunda vez, pidiendo información sobre la Sociedad Teosófica. Blavatsky le preguntó:

-        “¿Has leído el reporte sobre mí, de la Sociedad para la Investigación Psíquica?  Ve y léelo y si después de leerlo vuelves, está bien.” (Ver el reporte Hodgson)

La señora Besant no se desanimó en su interés por la Teosofía debido al reporte. Por el contrario, ella encontró que sus alegatos eran ‘increíbles’ y se afilió a la Sociedad Teosófica el 10 de mayo de 1889.


ANNIE BESANT VISITA A BLAVATSKY EN FRANCIA

Besant tuvo la oportunidad de visitar a Blavatsky cuando estaba escribiendo La Voz del Silencio en Fontainebleau. En palabras de ella misma:

« En 1889 tuve que ir a París para atender, junto con Herbert Borrows, el gran Congreso Laboral que allí se celebró del 15 al 20 de julio, y pasé un día o dos en Fontainebleau con Blavatsky, a donde se había ido a descansar por algunas semanas. Allí la encontré traduciendo los hermosos fragmentos del “Libro de los Preceptos de Oro”, ahora tan ampliamente conocidos bajo el nombre de La Voz del Silencio.

Ella escribía velozmente, sin ninguna copia material frente a ella, y en la noche me hizo que leyera el manuscrito en voz alta, para ver si el “inglés era decente”. Estaban allí Herbert Borrows, y la Sra. Candler, una fiel Teósofa americana, y estábamos sentados alrededor de Blavatsky mientras que yo leía.

La traducción estaba en un inglés perfecto y bello, fluido y musical; no encontramos más que una o dos palabras que había que modificar, mientras que ella nos miraba como una niña pasmada, sorprendida por nuestras alabanzas – alabanzas que cualquiera con un sentido literario le otorgaría si leyera ese exquisito poema. »
(Annie Besant, An Autobiography, Londres, 1893, p352. / en Boris de Zirkoff, How the Voice of the Silence was Written, Quest Books, Wheaton, 1992, p22a)


ANNIE BESANT COMIENZA A TRABAJAR CON BLAVATSKY

En septiembre de 1889, Annie Besant comenzó su trabajo como coeditora de la revista Lucifer, junto con Blavatsky. El 2 de enero de 1890 fue electa Presidente de la Logia Blavatsky (que había fundado su maestra cuando llegó a Londres en 1887, después de haber sido expulsada de Adyar).

Fue admitida a la Sección Esotérica y posteriormente fue invitada por Blavatsky para formar parte del Grupo Interno. Annie Besant prestó su juramento el 20 de agosto de 1890.


CONCLUSIÓN

Como podemos ver, sólo fue hasta principios del verano de 1890 en que Besant comenzó a trabajar estrechamente con Blavatsky, diez meses antes de que su maestra falleciera (murió el 8 de mayo de 1891). Sin embargo, esos pocos meses bastaron para convertirla en la mano derecha de Blavatsky por su ardor y habilidades intelectuales.

Lo que hizo que cuando falleció su maestra, muchos la considerarán como su digna sucesora. Pero si bien Annie lo era en entusiasmo, no lo era en conocimiento. A esos diez meses, hay que descontar dos o tres meses en donde Besant estuvo ausente de Londres. Por lo tanto, Annie Besant sólo fue una discípula cercana de Blavatsky durante unos siete u ocho meses. Lo cual es muy poco para digerir el conocimiento esotérico. No es de extrañar que después de la partida de su maestra, Besant estuvo buscando otro instructor que la guiara.


En un primer tiempo se acercó a William Judge quien fue uno de los fundadores de la Sociedad Teosófica y el colaborador más cercano de Blavatsky, pero en 1893 conoció a un abogado hindú quien la subyugó por completo, induciéndola a repudiar las enseñanzas de su maestra y a acusar a Judge de impostor (ver Chakravarti - gurú de Annie Besant)


Sospecho que ese encuentro no fue fortuito, ni la fascinación que Annie Besant sintió hacia él, ya que Chakravarti formaba parte de una casta de brahmanes ortodoxos que se habían jurado destruir la obra de Blavatsky porque repudiaban que ella diera a los occidentales el conocimiento oculto que ellos consideraban reservado a los orientales.

Chakravarti manipuló a Besant hasta que apareció el ex-sacerdote anglicano Leadbeater (ver lucha de psíquicos para el control de Annie Besant)



Ver también:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada