Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

¿QUÉ SON LOS CASCARONES o ELEMENTARIOS?



¿Quién va a Devachan (“al Paraíso”)?

La persona desde luego, pero beatificada, purificada y santificada. La razón es porque ella solo puede llevar a ese estado superior de consciencia lo que en ella es bueno y puro, de ahí que las vibraciones bajas no puedan seguir a la persona purificada en Devachan. Esto se debe a la naturaleza elevada de la parte divina del ser humano. Como consecuencia todo lo malo, tosco, negativo de la naturaleza de la persona se va a quedar en Kama-loka, la zona intermedia entre el mundo divino y el mundo físico, a donde llegan en una primera etapa las personas fallecidas. Ese residuo que progresivamente se va a ir desintegrando, se le conoce como CASCARÓN o ELEMENTARIO.

El Mahatma Kuthumi lo describe así: “despojado de sus atributos más refinados, se convierte como una flor que súbitamente hubiese perdido todo su aroma, una rosa machacada que tuvo que dar todo su aceite para la manufactura de esencias y lo que queda es solo el olor de hierba en descomposición, tierra y podredumbre.” (CM23, p174)

Para ejemplificar, podríamos hacer una analogía con la mariposa, aunque en este caso no hay una metamorfosis, sino simplemente una substracción de la naturaleza buena de la persona desechando su naturaleza mala. Así se podría comparar:
  • la persona que muere con la oruga,
  • la persona en Devachan con solo su naturaleza buena con la mariposa salida de esa oruga, y
  • el residuo que deja esa persona en Kama-loka (el cascarón) con la crisálida vacía que deja la mariposa.

La diferencia con la crisálida abierta es que el elementario guarda un gran recuerdo de la antigua personalidad.
  • Mientras más virtuosa, espiritual y buena haya sido la persona, mayor porcentaje de su ser ira a Devachan y mayor tiempo será su estancia ahí.
  • Mientras más viciosa, carnal y mala haya sido la persona, mayor porcentaje de su ser se quedará en el cascarón en Kama-loka, mayor consciencia de sí mismo tendrá el elementario, mayor tiempo tardará para desintegrarse y menor será la estancia de la persona purificada en Devachan.

« [Esta naturaleza inferior de la persona] permanece en asociación como un cascarón vacío [de todas las virtudes y aspectos positivos de la persona, ya que estas se fueron a devachan], para vagar en la atmosfera de la Tierra [kama-loka], habiendo perdido la mitad de su memoria personal [el resto de la memoria se la llevó la persona purificada a devachan], con los instintos más brutales plenamente vivos por un cierto periodo. »
(Carta Mahatma 16, p103-104)

« La pálida copia del hombre que fue, vegeta [en kama-loka] por un periodo de tiempo, cuya duración es variable de acuerdo a la cantidad de materialidad que haya sido dejada en el elementario, la cual es determinada por la vida pasada del difunto.

Despojado como lo está de su mente superior, del espíritu y de los sentidos físicos, si se le abandona a sus propios recursos sin sentido, se desvanece y desintegra gradualmente. Pero si se le hace volver a la esfera terrestre, ya sea por:
  • los deseos apasionados y los llamados de sus seres queridos sobrevivientes o
  • por prácticas regulares de necromancia. Una de las más peligrosas siendo el espiritismo.
El “fantasma” puede llegar a prevalecer por un periodo que exceda con mucho la duración natural de su existencia. Una vez que la entidad aprende el camino de vuelta a cuerpos humanos vivos, se convierte en un vampiro que se alimenta de la vitalidad de aquellos que están tan ansiosos de su compañía. »
(Glosario Teosófico, “kama-rupa”, online aquí)

« [El elementario] es un mero cascarón desprovisto de alma y mente, sin conciencia, así como también incapaz de actuar por sí mismo a no ser que sea vivificado por fuerzas externas a él [principalmente las del médium].

Tiene lo que aparenta ser una conciencia automática debido enteramente a la muy reciente asociación con el Ego humano [que se fue a Devachan]. Ya que bajo el principio establecido en otro capítulo, cada una de las partículas que vayan a forman al hombre, posee una memoria propia capaz de durar por un período de tiempo proporcional a la fuerza que se le dio.

En el caso de una persona muy [mala], materialista, burda o egoísta, la fuerza dura más que en cualquier otra y por consiguiente en ese caso, la conciencia automática será más definida, pudiendo dejar perplejos a quienes sin conocimiento en la materia se meten en el espiritismo.

La parte puramente astral de ese cascarón contiene y lleva los registros de todo lo que le ocurrió a la persona cuando aún vivía [físicamente], porque una de las propiedades de la substancia astral es la de absorber todas las escenas, imágenes e impresiones de todos los pensamientos, para guardarlos y proyectarlos por reflejo cuando las condiciones lo permitan. (Esto lo detallo en los registros akashicos) »
(William Judge, El Océano de la Teosofía, cap13, pg103)


¿Cuál es la naturaleza de la remembranza y de la consciencia de sí mismo del cascarón?

Esta es como una luz reflejada o prestada.

« [Cuando la parte divina de la persona se ha ido a Devachan] llevándose con ella las porciones espirituales más finas de eso que alguna vez fue la consciencia personal del quinto [del individuo], solo entonces el cascarón desarrolla gradualmente una especie de consciencia borrosa de sí mismo de lo que queda en la sombra [el residuo] de la personalidad.
. . .
[Sin embargo], la “memoria” es una cosa y otra muy diferente las “facultades perceptivas”. Un loco puede recordar muy claramente algunas partes de su vida pasada, pero es incapaz de percibir nada de su verdadera luz, porque las porciones superiores de su Manas [su mente] y de su Buddhi [su alma] están paralizadas en él y lo han abandonado.

Si un animal (un perro por ejemplo) pudiese hablar te podría probar que su memoria en relación directa a su personalidad canina es tan lozana como la de un humano, sin embargo su memoria e instintos no pueden ser denominados “facultades perceptivas”, [porque por ejemplo] un perro recuerda que su amo lo apaleó cuando este último toma entre sus manos una vara; sin embargo el resto del tiempo no se acuerda de esto.

Es así como ocurre con un cascarón. Una vez en el aura de un médium, todo lo que perciba a través de los órganos prestados del médium y de aquellos en simpatía magnética con el médium [las personas presentes en la sesión espiritista]. El cascarón lo percibirá muy claramente, pero no más allá de lo que pueda encontrar en las facultades perceptivas y memorias del círculo [espiritista] y del médium. De aquí las respuestas frecuentemente racionales y a veces elevadamente inteligentes, [pero] de aquí también el completo olvido de todo aquello que no sea conocido por ese médium y su círculo. »
(CM23B, p171 y 173)

El cascarón solo es capaz de repetir lo que aprendió o experimentó la persona durante su vida terrenal o lo que sabe el médium y las demás personas en la sesión espiritista, pero es incapaz de crear o pensar algo nuevo que sea desconocido por la antigua personalidad, el médium o los otros participantes presentes. Así por ejemplo, el cascarón de un escritor no será capaz de crear un nuevo poema.


¿Estará consciente el cascarón de estar muriendo a medida que se desintegra gradualmente en Kama-loka?

« No; no es consciente de esa pérdida de cohesión. Además de que tal sentimiento en un cascarón es totalmente innecesario para los propósitos de la naturaleza, y difícilmente podría darse cuenta de algo que jamás podría ni siquiera ser imaginado por un médium o por aquellos que lo atraen.

[El cascarón] es vagamente consciente de su propia muerte física, aunque después de un prolongado periodo de tiempo, eso es todo. Las pocas excepciones a esta regla son los casos de hechiceros [malignos] con éxito a medias [en su intento por prolongar su existencia] o de personas muy malas apegadas pasionalmente a ellas, siendo esas entidades un verdadero peligro para los vivos.

Estos cascarones muy materiales, cuyo último pensamiento al morir fue ¡Yo, Yo, Yo! y ¡Vivir, Vivir, Vivir! Frecuentemente lo sentirán instintivamente. Así les ocurre a algunos suicidas, aunque no a todos. Lo que acontece entonces es terrible, ya que esto se convierte en un caso de licantropía post-mortem. El cascarón se adherirá tan tenazmente a su apariencia de vida que buscará refugio en un nuevo organismo, en cualquier bestia, en un perro, una hiena, un pájaro, cuando no hay al alcance un organismo humano, antes que someterse a la aniquilación. » (CM23B, p176)


OBSERVACIONES

No confundan los elementarios con los elementales que son los espíritus de los elementos. A veces mezclan los términos, de ahí la importancia de saber interpretar el texto para no confundirse.

Los términos cascarón y elementario también se emplean para designar a los humanos desencarnados que han perdido la conexión con su triada superior (atma-buddhi-manas). Estos suelen ser suicidas, magos negros, personas excesivamente depravadas, malas o viciosas. Aunque con un profundo y sincero arrepentimiento, estas entidades pueden volver a recuperar la unión con su naturaleza divina y evitar así la aniquilación que les aguarda al final, si persisten en ese camino de hundimiento en la materia.

Sinónimos: fantasmas, “espíritus” o ángeles guías (en el espiritismo), kama-manas o kama-rupas (en la teosofía después de su estado de gestación en kama-loka), pisachas (en la India)


Ver también:

16 comentarios:

  1. ¿Una entidad del bajo astral puede controlar el cascarón de un muerto para hacerse pasar por el?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas entidades del bajo astral (como son los magos negros desencarnados) pueden revitalizar un cascarón astral y tenerlo bajo su control, pero para hacerse pasar por él, no necesitan hacer eso. Basta con leer los pensamientos de las personas que están queriendo hacer contacto (ya sea a través de la ouija o en sesiones espiritistas) para hacerse pasar por la persona fallecida.

      Eliminar
  2. Gracias a lo aprendido en tu blog, en un foro de debate hablé de este tema, desaconsejando las sesiones espiritistas. La comparación que hice te hará gracia: llamé a los elementarios "caca espiritual" y comparé las sesiones espiritistas con ponerse a jugar con heces.

    Al explicarlo, dije que los elementarios son algo parecido a lo que en informática se llama un "bot", es decir; un programa que simula el comportamiento humano en un chat. Se trata de un programa que, gracias a unos complejos algoritmos, recibe una interacción humana (por escrito, claro) y en función de las palabras o frases utilizadas, te devuelve una respuesta escrita. Algunos bots son programados con tantísima habilidad que su conversación consigue engañar al internauta y llegar a creer que está chateando con una persona de carne y hueso, y no con un programa que tan solo devuelve respuestas automáticas sin razonar, sentir ni tener consciencia de tener un "yo" (¡claro, porque es un programa!).

    Si alguna vez hablas otra vez del tema de elementarios, puedes usar este ejemplo de lo que es un bot... Aunque también puedes mencionar lo de la "caca espiritual" e igual te echas unas risas ;) Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante tu comparación de los elementarios con los bots (sería chistoso hablar con los maestros utilizando este vocabulario moderno). Solo un detalle. El grado de qué tanto el elementario va a estar consciente de el mismo, va a depender de qué tanto la personalidad desencarnada se quedó en el astral y de qué tanto el elementario no ha sido desintegrado.

      Por lo tanto, por ejemplo los magos negros desencarnados tienen un gran sentido del “yo”. Aunque obviamente son un pequeño porcentaje comparado a la gran mayoría de elementarios que quedan como lo mencionas, como un bot, o sea un programa que tan solo devuelve respuestas automáticas sin razonar, y el cual lo activan los espiritistas al invocarlo.

      Ahora bien, al recibir ese elementario esa energía por parte de los espiritistas, si es un cascaron reciente, esa energía va a ayudarlo a despertar cierta conciencia que lo hará buscar más energía para mantenerse. Es por eso que a ese tipo de elementarios, en lo personal me gusta definirlos como “cadáveres astrales” que se vuelven “zombis astrales” (en mayor o menor medida conscientes) al ser activados.

      Saludos también.

      Eliminar
  3. tengo algunas dudas al respecto: al entrar al devachan continúan los ciclos de reencarnación? o sea que las personas que dejan su cascarón continúan con el aprendizaje de las multiples vidas o ya el ser deja de reencarnar y pasa a vivir en los planos superiores. Otra: Leí en HPB que iniciados como bhudda antes de ingresar al Nirvana dejan un residuo de su personalidad para que vuelva a reencarnar para la salvación y ayuda a la humanidad. En este caso también estos residuos funcionan como elementarios o poseen poder creativo. Gracias por evacuar algunas dudas en tu blog, me sirve como guia para el estudio de la doctrina secreta. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. La evolución de los humanos se efectúa alternando periodos en el plano físico seguidos por periodos en el Devachan.

      Durante su estancia en la Tierra, el humano adquiere cierto aprendizaje a partir de las experiencias que vive. Y durante su estancia en el Devachan, el humano permanece soñando lo que vivió durante su reencarnación terrestre, para así asimilar ese aprendizaje en su triada superior.

      Es parecido a estar despierto y estar dormido, sólo que en un grado mayor.


      2. Según la teosofía, Buddha renunció (por mucho tiempo) al Nirvana para poder ayudar a la humanidad. Esto lo detallo en:

      • ENTRADA A NIRVANA: BUDDHA EGOÍSTA VS BUDDHA DE COMPASIÓN

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2012/06/buda-buddha-compasion-pratyeka-nirvana.html

      Pero a diferencia de los humanos comunes, la triada superior de Buddha (mental superior, alma espiritual y el espíritu divino) se habían ya desarrollado tanto que esta pudo viajar a otros planos de existencia, mientras que su personalidad (cuerpo físico, cuerpo astral, cuerpo energético, cuerpo de los deseo y mental inferior) permanecía en la Tierra, como Gautama el iluminado.

      Al respecto el Mahatma Kuthumi dice:

      « [El “Yo superior” del Señor Buddha] podía recorrer a un mismo tiempo y con plena consciencia los espacios interestelares y continuar a voluntad en la Tierra, en su cuerpo original e individual. Porque el Sí divino se había desembarazado tan completamente de la materia, que podía crear a voluntad un substituto interior para sí mismo y dejarlo en la forma humana durante días, semanas y a veces años, sin afectar de ningún modo por este cambio ni el principio vital, ni la mente física de su cuerpo. Por cierto que, esa es la forma más elevada de Adeptado que puede esperar un hombre sobre nuestro planeta. »
      (CM 9, p43)

      Por consiguiente, el residuo de la personalidad de Buddha no corresponde para nada con el residuo que dejan los humanos al entrar en el Devachan, ya que Buddha dejó que su personalidad siguiera su existencia terrestre, mientras que los elementarios son cadaveres astrales donde queda todo lo que el alma humana no pudo llevar con ella al Devachan.

      Eliminar
    2. pero que terrible entonces si dice CID que durante la estancia en el devashan se sueña lo vivido en la tierra, osea no tiene sentido

      Eliminar
    3. Bueno, no lo digo yo, sino los Maestros y en lo personal sí me parece tener sentido, ya que la triada superior necesita asimilar las experiencias que su “mano” obtuvo durante su estancia en la Tierra.

      El asunto lo detallo en este capítulo:

      • ¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE MORIR?

      http://esoterismo-guia.blogspot.mx/2016/01/que-sucede-despues-de-morir.html

      Eliminar
  4. Mucho gusto. Estuve leyendo varias entradas de esta página, y cada una me asombra y me maravilla más que la otra. Sin embargo, este asombro, esta maravilla, es la que me produce leer un libro de ficciones o uno de Platón, es decir, básicamente no creo en lo que allí se dice.
    Las teorías (que aquí no son presentadas como tal, sino con una férrea certeza) son atractivas, claro está, y si no tengo motivos para afirmarlas, tampoco los tengo para negarlas. Sin embargo, y sin otro instrumento que el del razonamiento, mis ideas concernientes a la vida y a la realidad difieren mucho (también coinciden mucho) con lo que aquí se expone. Como dije antes, no hay nada así como un capricho, lo que yo creo no es más que la simple indagación en mis experiencias y la apropiación de especulaciones que me resultaron razonables.
    Por otro lado, la intriga está allí. Ahora lo importante es saber si esas cosas que afirmas con tanto ahínco, ¿las experimentaste? ¿Las viviste en carne propia? Yo, por mi parte, he vivenciado experiencias místicas, que sin embargo no me permiten tanto como afirmar la facticidad de la reencarnación.
    Por cuestiones como estas y otras, me sería de gran ayuda si pudiera comunicarme contigo, pues tengo varias preguntas de las cuales me gustaría tener respuestas.
    Desde ya, gracias, y felicitaciones por la prolijidad y amplitud de la página.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que son tres las principales razones por las que considero que algunas de las enseñanzas esotéricas son muy probablemente verídicas:

      1. La primera razón es porque he encontrado suficientes testimonios y varias pruebas para considerar que muy probablemente los maestros trans-himalayicos sí existen.

      2. Luego, lo que ellos enseñan tiene mucha consistencia y los diferentes aspectos de su enseñanza encajan unos con otros haciendo que (aunque todavía queden muchos misterios) sus explicaciones en su conjunto de tengan una gran valides.

      Y una explicación así con tanta validez, solamente la he visto también en la ciencia. La diferencia es que la ciencia sólo ha explicado las cosas que los hombres pueden percibir con sus sentidos físicos. Mientras que el esoterismo aborda sobre todo cosas que están más allá de nuestra percepción física (y de ahí que por el momento los hombres se encuentre incapacitados de poder confirmar esa aseveraciones).

      3. Sin embargo, gracias a la práctica del chi-kung que efectué durante varios años, desperté mi sensibilidad energética y para mí: el cuerpo energético, los chakras, la kundalini, el prana, etc. Todo eso es una realidad porque llevo más de veinte años percibiéndolo.

      Y pienso que sí esa parte de la enseñanza resultó ser verídica, entonces probablemente el resto de la enseñanza también lo pueda ser.


      Y es por esencialmente por esas tres razones que le doy un voto de confianza a ciertas enseñanzas esotéricas, pero como también he constatado que hay enormemente de charlatanismo en el esoterismo, les recomiendo a todos que sean muy desconfiados y precavidos.

      Eliminar
  5. Hola Cid,

    Es un placer volver a escribir y saludarte. Curioseando en este artículo, quisiera despejar dos dudas puntuales:

    1. Las tan publicitadas "psicofonías" o "voces del más allá" y captadas con instrumentos de grabación, ¿son entonces intromisiones de "elementarios"?

    2. ¿Es posible que un espíritu o "elementario" eventualmente pueda agredir físicamente a una persona, siendo que técnicamente no posee cuerpo material? Lo pregunto recordando la película "El Ente", aunque prefiero pensar que la morbosidad comercial le puso más condimento al asunto. ¿Estará relacionado quizás con la "Octava Esfera", a donde tengo entendido van las almas con un estado irremediable de corrupción?

    Muchas gracias de antemano por tu tiempo; atentos saludos desde Chile :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nicolás,

      1. Sobre las "psicofonías" o "voces del más allá" no sabría decirte qué es lo que las provoca. Y aunque me parece factible la idea que algunos seres sutiles puedan producir y condensar vibraciones hasta que estas se vuelvan perceptibles para el oído físico, no estoy seguro que esa sea la razón de esos sonidos.

      2. Un ser sutil (sea una persona desencarnada, una entidad del astral o un elementario) pueden agredir a físicamente a una persona si tienen el desarrollo suficiente para poder hacerlo. Pero son pocos los que tienen esa capacidad. Y obviamente las versiones hollywoodenses de esa posibilidad están muy exageradas, y no pienso que se encuentre relacionado con la octava esfera porque esta está muy aislada del resto de la Creación.

      Saludos a ti y al hermoso Chile :D

      Eliminar
  6. Saludos Cid:
    El grupo Hepta en el programa del canal Cuatro en España llamado Cuarto Milenio,son especialistas en comunicarse con supuestas entidades que provocan fenómenos determinados en algunas casas o lugares y desterrar a esas entidades del lugar haciendo que desaparezcan los fenómenos.En muchos de los casos las entidades se presentan como antiguos habitantes de la casa que pertenecían a épocas muy lejanas como por ejemplo el caso de un conde del siglo XII.Según la teosofía original es imposible que el espíritu de alguien permanezca atado a un lugar por tantísimo tiempo debido a leyes de la naturaleza que hacen que el cuerpo astral entre inmediatamente en un proceso de desintegración.Mi pregunta es: ¿puede un elementario durar tanto tiempo?
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Maestros transhimaláyicos explican que sólo en un caso los humanos en la Tierra se pueden comunicar con las almas de los humanos ya fallecidos, y es cuando la persona muere antes de tiempo y por diversas razones no puede entrar en el sueño akashico y por consiguiente permanece despierta errando en el astral (como un fantasma en pena) hasta que termine lo que habría sido su ciclo de vida en la Tierra.

      Esto lo detallo en este capítulo:

      • ¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE MORIR?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2016/01/que-sucede-despues-de-morir.html

      Fuera de esa excepción no se puede comunicar con los humanos fallecidos porque su alma se encuentra o dormida o soñando.

      Sin embargo, los Maestros precisan también que muchos de los “espíritus” que se contactan con los médiums (cuando la comunicación es genuina) seguido son elementarios que se hacen pasar por personajes históricos o por familiares.

      Y para que un elementario (o un humano desalmado que permanece escondido en el astral) pueda vivir por varios siglos, se necesita que ya tenga conocimientos ocultos que le permitan vampirizar de manera continua la energía de vitalidad de los humanos que se encuentran en la Tierra. O sea estamos hablando ya de hechiceros y magos negros desencarnados.

      Eliminar
  7. Debemos entender entonces por elementarios el desecho psíquico-emocional que la persona deja atrás y cuya duración es proporcional a la fuerza que se le dió en vida.Tiene esto algo que ver con los pisachas de los Indúes, los pretas del Budismo, las larvas de los Latinos y los Kuei de los Chinos?En definitiva,vampiros psíquicos, llamados los vampiros menores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto son diferentes términos utilizados por diferentes civilizaciones para designar a las entidades nocivas invisibles que buscan vampirizar energéticamente a los humanos.

      Sin embargo la teosofía hace una distinción entre estas entidades nocivas y explica que hay dos grandes categorías:

      1. Aquellas que se encuentran en el plano astral
      2. Y aquellas que se encuentran en el Kama-Loka

      Y a estas ultimas es a las que se les suele denominar como elementarios.

      Eliminar