Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

LAS MENTIRAS QUE DIJO SAMAEL SOBRE LA LUNA





SAMAEL AFIRMA QUE LA LUNA ESTÁ HABITADA

Aunque les parezca increíble, Samael inicialmente creía que la Luna estaba habitada y es por eso que en su libro “La Montaña de la Juratena” (1959) él escribió lo siguiente:

« Los hombres se han lanzado a la conquista del espacio y ya estamos a punto de conquistar la Luna. Dentro de muy pocos días veremos al hombre en la Luna. Esto es inevitable.

Los rusos están a punto de conquistar la Luna y cuando el ser humano caminará por ese satélite, hallará que en la cara invisible de la Luna hay vida vegetal, mineral, animal, etc. Y la Luna es rica en petróleo.

La Luna será roja como sangre porque la tomarán los rusos y así se cumplirá todo lo que el Cristo anunció para el fin de los tiempos. »
(Capitulo 7: Los tiempos del fin)


Pero posteriormente cuando su profecía falló y fueron los estadounidenses quienes aterrizaron en la Luna, Samael cambió su creencia y a partir de entonces declaró que la Luna estaba completamente deshabitada como lo afirmó en su libro “Las Naves Cósmica” (1964):

« Actualmente existe una Sociedad Secreta constituida por científicos terrestres que construyen bajo la dirección de sabios marcianos, naves interplanetarias maravillosas con las cuales no sólo han estudiado a fondo todos los territorios de la Tierra, sino que además han logrado viajar a la Luna y a Marte.

El 12 de octubre de 1956, tres de estas naves (llevando a tres terrícolas en cada una de ellas) partieron hacia Marte. Y la primera etapa del vuelo cósmico fue hacia la Luna y quedó absolutamente comprobado hasta la saciedad que la Luna es un mundo YA MUERTO.

Los expedicionarios descansaron en la Luna y luego continuaron su viaje rumbo a Marte. »
(Capitulo 4: Carta abierta)


Y a parte del hecho que su historia del viaje hacia Marte por parte de los terrícolas resultó ser completamente falsa, una vez más Samael estuvo equivocado porque a nivel esotérico Blavatsky precisó que aunque la Luna ya está casi muerta, todavía habitan en ella algunas formas espectrales:

« Es ridículo decir que haya vegetales en la Luna porque en la Luna ya no hay más ningún principio y solo queda una especie de— ¿cómo podría decirlo?

Una especie de existencia de sombras.

Es decir, piensen en un cuerpo que estuviera en una condición de trance. Pues bien, algunas entidades etéreas están en esas condiciones por 20, 30 o 40 días “viviendo” en la Luna.

Esa es la clase de vida que se desenvuelve en nuestro satélite, pero todo lo demás está muerto para todas las apariencias. »
(Los comentarios a la Doctrina Secreta, reunión del 11/04/1889, p.434)


Vemos por lo tanto que en los siglos pasados había gente que estaba convencida que existía una vida física rudimentaria en la Luna (como son los vegetales) e incluso algunos especulaban que también podría haber animales.

Y Samael siendo un simple humano que recolectaba la información de los demás escritores para elaborar su propia “enseñanza gnóstica” se creyó esa falsedad.

En cambio Blavatsky al ser una mensajera de los maestros transhimaláyicos, ella recibió una enseñanza oculta que no estaba disponible para los profanos.

Y tengan en cuenta que la aseveración de Blavatsky que no había vida física en la Luna, no solo se encontraba en oposición con la idea generalizada que había en su época, sino que además tuvo que pasar casi un siglo antes de que los científicos pudieran confirmar que era cierto lo que Blavatsky estaba asegurando.





¿LA LUNA VAMPIRIZA A LA TIERRA?


Samael afirmó que eso era falso ya que en una conferencia dijo lo siguiente:

« Remitámonos a los hechos. Los astronautas han estado en la Luna (ustedes lo saben, nadie lo niega) y se han tomado fotografías, y no hay nada que esté demostrando que la Luna está vampirizando a la Tierra, porque si la estuviera vampirizando entonces habría vida en la Luna, pero resulta que la Luna parece una bola de billar: con volcanes apagados, mares sin agua, arenas y más arenas, guijarros y más guijarros, enormes rocas y nada de vida vegetal, ni animal.

Entonces los hechos están demostrando que Luna no está vampirizando a la Tierra. En cambio la Tierra sí está vampirizando a la Luna (aunque que ya no tiene qué vampirizarle) porque la Tierra tiene rica vida mineral, vegetal, animal y humana, es decir, se absorbió la vida de la Luna.

Esos son los hechos y me remito a los hechos, porque si la Luna estuviera vampirizando a la Tierra, entonces tendría vida, pero la Luna está bien muerta. Y la Tierra la sigue vampirizando, absorbiendo todos sus elementos, aunque ya no tiene ni qué absorberle, porque ya le absorbió todo, ya la vampirizó.

Así pues, no es la Luna la que está vampirizando a la Tierra, sino que es la Tierra la que ha vampirizado a la Luna y se equivocan los pseudo-esoteristas y pseudo-ocultistas que dicen lo contrario. »
(Conferencia: “La destrucción de nuestra herencia lunar”)


Es chistoso ver como Samael desprecia a los otros instructores, pero omite el hecho de que él estuvo inicialmente afirmando de que sí había vida física en la Luna (como se los demostré más arriba). Y a parte de esa hipocresía, Samael sigue diciendo cosas erróneas porque para comenzar la Tierra no vampirizó a la Luna, sino que la Luna le transfirió sus principios de vida a la Tierra (así como los humanos transfieren sus skandhas a su nueva reencarnación). Lo cual no es vampirizar sino regenerarse.

Y esoteristas mucho más capacitados afirman que Samael está equivocado y que efectivamente la Luna está vampirizando a la Tierra, y así por ejemplo sobre ese tema Blavatsky dijo lo siguiente:

« Ciertamente la Luna vampiriza a la Tierra, y de hecho todos los satélites que fueron progenitores y que se encuentran en un estado parecido al de la Luna vampirizan a sus planetas progenies.

Esos satélites vampirizan, no por una acción consciente sino porque se encuentran moribundos, y debido a esto por sus propios atributos inherentes atraen la energía que se encuentra a su alrededor. Son como una esponja que absorbe el agua inconscientemente.

Y es por eso que la Luna puede llegar a ser (sin querer) muy malévora»
(Los comentarios a la Doctrina Secreta, p. 412, 473 y 434)

Y el Maestro Kuthumi dijo algo parecido:

« Si la gente pudiese saber el máximo grado al que puede llegar la perniciosa influencia de la Luna se asustaría. »
(Carta Mahatma 16, p.99)

Y si lo reflexionamos tiene sentido porque cuando un individuo ya está llegando al final de su vida, inconscientemente vampiriza la energía de las personas que se encuentra cerca de él, y esto no lo hace intencionalmente sino que simplemente es su organismo que trata de aferrarse a la vida. Y algo parecido sucede en las escalas cósmicas mayores.

Pero no porque el moribundo le vampirice un poco de energía a la gente que se encuentra cerca de él, eso significa que ya va a revivir. Y tampoco no porque la Luna vampirice a la Tierra, eso significa que la vida va de nuevo resurgir en ella. Y esto me demuestra que Samael no sabía interpretar la enseñanza esotérica.





LA CADENA LUNAR

Samael la define de la siguiente manera:

« Todos los satélites de nuestro Sistema Solar formaron parte del pasado Sistema Solar, que en esoterismo se le denomina “La Cadena Lunar”.

Entonces, cualquier Sistema Solar nace, crece, envejece y muere; y así fue con la Cadena Lunar, incluyendo a la Luna ésta que nos ilumina en la noche, que era un mundo de los varios mundos de la Cadena Lunar.

Y ese pasado Sistema Solar todo (y cuyos únicos exponentes hoy en día son los satélites lunares de nuestro Sistema actual) murió físicamente pero continúa existiendo desde el punto de vista de eso que se llama “SUSTANCIA”»
(Conferencia: “La destrucción de nuestra herencia lunar”)

La Cadena Lunar es un término enseñado por la Teosofía, pero como Samael acostumbra hacerlo, lo distorsionó completamente y la definición que da al respecto no corresponde para nada con lo que la Teosofía enseña en realidad.

La enseñanza teosófica explica que así como el ser humano está compuesto de siete cuerpos (uno físico y seis sutiles), de la misma manera los planetas en realidad están compuestos por siete globos (uno físico y seis sutiles).


Y a esa estructura septenaria se le denomina “cadena planetaria” y a la cadena planetaria de la Tierra se le llama “Cadena Terrestre” y a la cadena planetaria de la Luna se le llama “Cadena Lunar”.


Entonces como lo pueden constatar, la Cadena Lunar nada tiene que ver con el anterior Sistema Solar como lo pretende Samael, y además es falso que “todos los satélites de nuestro Sistema Solar formaron parte del pasado Sistema Solar” como lo afirma Samael porque la propia Blavatsky precisó que:

« No todos los satélites están en la misma condición que la Luna, algunos están en proceso de apagarse, pero otros están activos y ellos simplemente están formado algo. »
(Los comentarios a la Doctrina Secreta, reunión del 11/04/1889, p.440)

Y también es falso que “los satélites formaron parte del Sistema Solar anterior” porque cuando el Sol termina su vida todo el Sistema Solar desaparece y en realidad las cadenas planetarias anteriores también se desarrollaron en nuestro actual Sistema Solar debido a que el ciclo de vida del Sol es mucho más largo que el ciclo de vida de los planetas.


Entonces como lo pueden ver, es un revoltijo indigesto lo que Samael hace con la enseñanza esotérica.





LA HUMANIDAD DE LA CADENA LUNAR

Al respecto Samael dijo lo siguiente:

« La Luna tuvo siete grandes Razas, pero al finalizar la séptima gran Raza, la vida lunar toda se volcó en la cuarta dimensión, mucho más tarde en la quinta, posteriormente en la sexta, y por último en la séptima dimensión.

Y en nombre de la verdad tengo que dar testimonio que como
Bodhisattva: Yo viví en la antigua Luna y conocí a sus siete grandes Razas y sus poderosas civilizaciones.

Y un día llegará en que la pala de los Astronautas, Arqueólogos o Geólogos que vayan a la Luna, descubrirán en el subsuelo lunar vestigios de esas antiguas culturas. »
(Conferencia: “La destrucción de nuestra herencia lunar”)

Y una vez más Samael sigue diciendo puras falsedades porque la enseñanza teosófica explica que al final de cada ronda los seres de un planeta no entran en “la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión” como lo afirma Samael, sino que se reintegran en el Nirvana.

Y los Maestros también explicaron de manera simplificada que las almas que actualmente están evolucionando en la Tierra como humanos, es porque en la Cadena Lunar estuvieron evolucionando en el reino animal, y por consiguiente es falso que Samael haya sido un Bodhisattva durante la Cadena Lunar.

Y también es falso que en el subsuelo de la Lunar queden vestigios de esas antiguas civilizaciones porque el desarrollo de la Cadena Lunar sucedió hace ya tantísimo tiempo atrás que los innumerables meteoritos que se han impactado sobre la Luna han eliminado todo rastro de esas antiguas civilizaciones.

Y luego habría que preguntarse de cuáles siete grandes Razas está hablando Samael porque la enseñanza teosofía especifica que se desarrollan siete grandes Razas Raíces en cada globo de cada ronda, o sea que en total hubieron 343 Razas Raíces durante la Cadena Lunar.





LOS EFECTOS DE LA LUNA

Samael narra que:

« Por ahí un cierto hermano que le dio por mirar fijamente la Luna durante horas, al fin perdió sus ojos y quedó ciego para siempre. »
(Conferencia: “La destrucción de nuestra herencia lunar”)

Y esto muy probablemente también ha de ser falso porque he buscado en el internet y no he encontrado ningún caso de ceguera ocasionada por mirar excesivamente la Luna.





LA PSEUDO CIENCIA DE SAMAEL


Samael afirmó que:

« En nombre de la verdad hemos de decir, que éste, nuestro satélite, es más antiguo que nuestro mismo mundo Tierra, y así quedó demostrado ahora con las pruebas del Carbono 14. »
(Conferencia: La destrucción de nuestra herencia lunar)

« Los experimentos con el Carbono 14 nos han demostrado que la Luna es más antigua que la Tierra. »
(Conferencia “El verdadero origen del hombre”)

« Los distintos guijarros lunares examinados con el Carbono 14, indicaron que la Luna es más antigua que la Tierra. »
(Conferencia: “Belleza y esplendor del mundo del espíritu”)

« Las pruebas con el Carbono 14 fueron definitivas y Se llegó a la conclusión lógica de que la Luna es anterior a la Tierra. »
(Conferencia: “Humanidades divinas y apocalipsis terrestre”)

« Los guijarros traídos por los astronautas, han sido ya debidamente medidos y se ha podido comprobar, hasta la saciedad, que la Luna es más antigua que la Tierra. »
(Conferencia: “Conversaciones con unos discípulos”)

El detalle es que el Carbono 14 solo se encuentra en las materias orgánicas y debido a que en la Luna ya no han existido seres orgánicos desde hace muchísimo tiempo, los astronautas no pudieron haber traído carbono 14 proveniente de la Luna, y además el carbono 14 no sirve para datar eventos geológicos tan antiguos.

Y para empeorar el asunto, la datación que han encontrado actualmente los científicos a partir de las muestras lunares, ha arrojado resultados inferiores a la edad que ellos estiman que tiene nuestro planeta y esa es una de las razones por las que piensan que la Luna se formó a partir de la Tierra. Sin embargo todavía hay mucho debate al respecto.

O sea que Samael nada más inventa cosas sin investigar con seriedad.

Y Samael también afirmó que:

« Ya fue aceptado oficialmente que en la Luna hay atmósfera, y será una atmósfera incipiente y enrarecida pero la hay y esa tal atmósfera puede perfectamente descomponer los rayos solares en luz, calor, color y sonido. »
(Conferencia: “Revelaciones extraordinarias sobre nuestro sol”)

Y eso también es falso porque la atmosfera lunar es tan incipiente que no puede descomponer los rayos solares que la atraviesan y es por eso que en las fotos que han sido tomadas de la Luna se ve el espacio negro aunque el sol esté brillando.


Decididamente Samael era muy ignorante en asuntos científicos.






LA DIFERENCIA ENTRE SAMAEL Y LOS VERDADEROS MAESTROS

Los errores garrafales que cometió Samael demuestran que él no fue un Gran Maestro como él lo pretendía, porque los Grandes Maestros pertenecientes a la Jerarquía planetaria disponen de un conocimiento muy avanzado el cual la ciencia va paulatinamente descubriendo.

Y así por ejemplo, cuando el periodista inglés Alfred Sinnett le preguntó al Mahatma Kuthumi sobre la Luna, el Maestro le respondió:

« Te puedo asegurar que la Luna no tiene una atmosfera que corresponda en ningún respecto a la de nuestro planeta, sino una propia pero completamente diferente de lo que los hombres de ciencia llamarían atmosfera. »
(CM 24B, p.185)

Y tengan en cuenta que esa respuesta que dio el Maestro Kuthumi fue en 1882 y hubo que esperar prácticamente un siglo antes de que los científicos pudieran comprobar que efectivamente la Luna tiene su propia atmosfera, la cual es independiente de la atmosfera terrestre, pero que también es tan tenue que no se le puede considerar propiamente como una atmósfera.

Y ahí yo les pregunto:

¿Como el Maestro Kuthumi pudo saber algo que a finales del siglo XIX era imposible de descubrir con la tecnología que se disponía en esa época?

Y la respuesta más lógica es que el Maestros Kuthumi tuvo acceso a un conocimiento mucho más avanzado que el nuestro.

Mientras que por el contrario Samael simplemente adoptaba las creencias que se manejaban en su época y luego cuando descubría que esas creencias eran falsas, cambiaba de opinión, pero como también adoptaba las falsedades que inventaban los escritores de fantasía de su época, aún así seguía diciendo muchas aberraciones.




CONCLUSIÓN

Y todo esto me demuestra que Samael no fue un Gran Maestro como él lo pretendía, sino solo un embustero que para el colmo ni siquiera supo realmente de esoterismo porque si hubiera estudiado con más atención la genuina literatura esotérica, entonces él no habría dicho tantas tonterías.

Y es que como el Maestro Kuthumi se lo precisó al señor Sinnett:

“Todo verdadero ocultista avanzado sabe esto que te estoy contando.”
(CM 24B, p.185)





No hay comentarios.:

Publicar un comentario