Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

COSMOLOGÍAS ALTERNATIVAS AL BIG BANG




(Observación: esta es la quinta parte de la investigación de David Pratt sobre la cosmología y cuyo inicio lo pueden encontrar aquí, y le agradezco profundamente a Nicolás por haber traducido un artículo tan grande, pero a la vez tan interesante de leer.)


  ÍNDICE

    1.  El adoctrinamiento del Big Bang
    2.  Hay varias teorías cosmológicas en pugna
-      La teoría del estado estacionario
-      La teoría del estado cuasi-estacionario
-      La teoría del universo infinito y eterno
-      La teoría de un universo metamodelo
-      La teoría de un universo cinético subcuántico
-      La teoría del universo de plasma



1 - EL ADOCTRINAMIENTO DEL BIG BANG

A mediados del siglo XVII, el arzobispo irlandés James Usher hizo la sorprendente revelación de que Dios creó el cielo y la tierra, la noche del sábado 22 de octubre del año 4004 a. de C.

Y aunque suene muy ficticio, la teoría moderna de que el Universo se originó de una singularidad gravitacional hace aproximadamente unos catorce mil millones de años atrás no es mucho mejor.

¡Y tal vez no pasará mucho tiempo antes que los teóricos del Big Bang nos digan en qué día de la semana se produjo la Gran Explosión!

De hecho, ya están trabajando bajo la ilusión de que saben lo que ocurría durante las primeras billonésimas de segundo luego del momento en que se creó todo el Universo, y están tan hipnotizados por su destreza matemática que han pasado por alto el absurdo de "algo que ha sido creado a partir de nada".

Las matemáticas son una herramienta vital de la ciencia, pero las ecuaciones por sí solas no pueden decirnos si una determinada teoría es correcta o no, y si las suposiciones subyacentes son incorrectas.

Y cuando no se tiene en consideración esto, las matemáticas simplemente permiten que los científicos se equivoquen con confianza.

Y es tal el desacuerdo que aumenta en la comunidad astrofísica, que en el año 2004 la revista New Scientist publicó una carta abierta escrita por varios científicos que se encuentran críticos hacia la Gran Explosión, y el manifiesto (que ya ha sido firmado por más de 400 especialistas e investigadores) incluye lo siguiente:

« El Big Bang hoy se basa en un número creciente de entidades hipotéticas y cosas que nunca hemos observado: la inflación, la materia oscura y la energía oscura son los ejemplos más prominentes. Y sin ellos, habría una contradicción fatal entre las observaciones realizadas por los astrónomos y las predicciones de la ya referida teoría.

En ningún otro campo de la física sería aceptado este recurso continuo de nuevos objetos hipotéticos como una manera de salvar la distancia entre la tesis y la observación, y por consiguiente plantearía (por lo menos) serias dudas acerca de la validez de la teoría subyacente.
. . .
Hoy en día, prácticamente todos los recursos financieros y experimentales en cosmología se dedican a los estudios sobre el Big Bang, y los fondos provienen sólo de unas pocas fuentes, y todos los comités de revisión que los controlan están dominados por los partidarios de la Gran Explosión.

Como resultado, la hegemonía del Big Bang dentro del campo de la cosmología se ha convertido en auto-sostenible, independiente de la validez científica de dicha teoría. » (1)


La mayoría de los cosmólogos considera el modelo estándar del Big Bang como algo sacrosanto que no se puede cuestionar. Incluso en 1951 dicha teoría recibió la bendición del Papa Pio XII debido a que el modelo del Big Bang es esencialmente creacionismo ex-nihilo en un atuendo pseudocientífico.

Los libros de texto ya no tratan la cosmología como una materia abierta a la discusión, y los cosmólogos se muestran a menudo intolerantes hacia las "desviaciones" del dogma contemporáneo, al grado que los investigadores que cuestionan la ortodoxia predominante, tienden a tener más dificultades para obtener financiación y equipamiento y para conseguir que sus artículos sean publicados.

Por ejemplo, a principios de la década de 1980, a Halton Arp se le negó permanencia en los observatorios de Monte Wilson y Palomar porque su programa de observaciones astronómicas se consideraba "inútil", debido a que su descubrimiento de las anomalías en el corrimiento hacia el rojo era muy embarazoso para el establishment del Big Bang (2).

Halton Arp tuvo que trasladarse al Instituto Max Planck en Alemania para continuar con sus investigaciones, y desde entonces se han rechazado con frecuencia sus solicitudes de trabajo en otros grandes telescopios terrestres y espaciales.

Además,




2 - HAY VARIAS TEORÍAS COSMOLÓGICAS EN PUGNA (3)


La teoría del estado estacionario

Esta teoría fue presentada por primera vez en 1948 por Fred Hoyle, Thomas Gold y Hermann Bondi, y hubo un tiempo en donde tuvo un estatus de igualdad con el Big Bang. Y a pesar de que acepta el desplazamiento al rojo cosmológico y la expansión del espacio, sostiene que el Universo no tuvo principio y existirá siempre, y que la densidad de materia en el espacio nunca cambia porque continuamente se está creando materia.



La teoría del estado cuasi-estacionario

En 1993 Hoyle, Geoffrey Burbidge y Jayant Narlikar publicaron una versión modificada conocida como modelo de estado cuasi-estacionario (QSS en inglés) (4), en donde proponen que el Universo se expande y contrae alternativamente durante un ciclo de más de 50 mil millones de años, pero que durante períodos más largos hay una expansión global, aunque el Universo nunca ha tenido volumen cero.

Pero en lugar de una expansión siendo causada por la creación de masa continua, dicha dilatación se le atribuye a "mini-explosiones" o eventos de "mini-creación", como por ejemplo en los centros de las galaxias activas.

Y al igual que la teoría original, el modelo QSS atribuye la génesis de materia a un "campo de creación" que ejerce una fuerza repulsiva.

Los campos físicos normales contienen energía positiva que se agota cuando el trabajo está terminado, pero se afirma que un campo de creación posee "energía negativa" que se hace más negativa y por lo tanto más fuerte cuando crea y mueve materia.

Narlikar y Burbidge admiten que esto equivale a una "prestidigitación", pero insisten en que "matemáticamente es una buena idea", lo cual ilustra la incapacidad de algunos teóricos para distinguir entre ficciones de cálculo matemático y la realidad.

Incluso la teoría sostiene que "todo está hecho de la nada, a pesar del dicho atribuido a Lucrecio que sólo nada puede ser creado de la nada" (5).

La idea de que la actividad explosiva dentro de las galaxias provoca una expansión generalizada del espacio es bastante peculiar, e incluso los "big-bangers" admiten que el espacio no se amplía dentro de sistemas unidos gravitacionalmente como las galaxias.

Pero al menos, los partidarios del modelo QSS reconocen la realidad de anomalías en el corrimiento al rojo y han ayudado a descubrirlos y documentarlos.



La teoría del universo infinito y eterno

Muchos científicos favorecen el modelo de un Universo infinito, eterno y no expansional sujeto a transformaciones constantes. Por ejemplo, Halton Arp sostiene que el corrimiento al rojo de los objetos extragalácticos es causado principalmente por la tendencia de la masa de partículas a incrementarse con la edad, y sólo secundariamente por la pérdida de energía lumínica en su recorrido por el espacio.

La razón por la que todas las galaxias más distantes están desplazadas hacia el rojo es porque las vemos como eran cuando la luz "les abandonó", es decir, cuando eran mucho más jóvenes.

Alrededor de siete galaxias locales tienen corrimiento hacia el azul, y la idea estándar es que deben estarse moviendo hacia nosotros, pero en la teoría de Arp son simplemente más viejas que nuestra propia galaxia, tal y como las apreciamos (6).

Arp considera que la materia se crea continuamente y no desde la nada, sino a partir de la materialización de masa-energía existente en un estado difuso, bajo la forma del omnipresente "mar cuántico" o campo de punto cero.

El Universo se está desarrollando constantemente desde muchos puntos diferentes dentro de sí mismo. Y también Halton Arp cree que después de un cierto intervalo las partículas elementales pueden sufrir deterioro, por lo que la materia vuelve a fusionarse con el mar cuántico.

"Vacío cuántico" o "campo de punto cero" es el nombre dado a los campos de radiación electromagnética fluctuantes producidos por oscilaciones cuánticas aleatorias que, según la teoría cuántica, persisten incluso a una temperatura de cero absoluto (-273 °C ó 0 K).

Hay sin embargo una fuerte evidencia experimental que apunta a un éter subcuántico y no electromagnético compuesto de grados más sutiles de energía-sustancia, con propiedades eléctricas y no electricas (7).

Como dice Hilton Ratcliffe, en un Universo eterno e infinito las estrellas y las galaxias se hallan en diferentes etapas de sus ciclos locales de desarrollo. Los objetos celestes forman una jerarquía de estructuras de tamaño cada vez mayor, sin límite imaginable. Todos ellos girando equilibradamente durante la mayor parte de su vida (8).

Los oponentes de un Universo infinito, eterno y no expansivo sostienen que si existiera un número infinito de estrellas, todo el cielo nocturno ardería con la luz (hipótesis conocida como "paradoja de Olbers").

Pero este argumento ignora el hecho evidente (negado por la ciencia ortodoxa) de que la luz debe perder energía a medida que viaja por el espacio, de modo que la luz de las estrellas situadas más allá de una cierta distancia nunca nos alcanzaría en una forma visible.




La teoría de un universo metamodelo

El metamodelo desarrollado por el astrónomo Tom Van Flandern (9) propone que el Universo no expansivo no es solamente infinito en espacio y tiempo, sino que comprende objetos y entidades que abarcan una gama infinita de tamaños. No hay nada único acerca de nuestra forma de escalar las cosas, pues el Universo debiera verse esencialmente igual a todos los niveles.

Van Flandern propone que existe un medio de transporte lumínico y un medio de gravedad que desempeñan un papel importante en nuestra escala, pero que también hay números infinitos de otros medios compuestos por partículas de todos los tamaños imaginables; incluso lo que son galaxias para nosotros podrían constituir partículas en un medio de una proporción supercósmica.




La teoría de un universo cinético subcuántico

La cosmología de cinética subcuántica desarrollada por Paul LaViolette (10) plantea que la materia física emerge de un éter preexistente. La Violette, también, cree que el desplazamiento hacia el rojo se debe a que los fotones pierden energía mientras viajan a través del espacio intergaláctico y que el Universo no se está expandiendo.

Su teoría también predice que los fotones adquieren energía en ciertas regiones del espacio, tales como el interior de las galaxias. Y afirma que esta "energía génica" se produce en el seno de todos los cuerpos celestes y ayuda a explicar el origen de la energía solar y la fuerza que da vida a las novas, las supernovas y las explosiones de núcleos galácticos.



La teoría del universo de plasma

La cosmología del plasma fue iniciada por el astrofísico sueco y premio Nobel Hannes Alfvén, a partir de la década de 1950. Sugiere que el Universo es infinito en espacio y tiempo, y sus partidarios actuales, junto con los defensores de la teoría relacionada del "Universo eléctrico'", tienden a rechazar la interpretación del Universo en expansión del corrimiento al rojo (11).

Esta teoría prevé un Universo entrelazado por grandes corrientes eléctricas y potentes campos magnéticos, ordenados y controlados tanto por electromagnetismo como por gravedad, y en la siguiente sección se presentan más detalles.




Referencias

  1. "An open letter to the scientific community", cosmologystatement.org.
  2. Arp, Quasars, Redshifts and Controversies, págs. 165-71.
  3. "Alternative Cosmology Group", cosmology.info.
  4. Narlikar y Burbidge, Facts and Speculations in Cosmology; Hoyle, Burbidge y Narlikar, A Different Approach to Cosmology.
  5. A Different Approach to Cosmology, pág. 195.
  6. Arp, Seeing Red, págs. 225-52.
  7. Ver "Worlds within worlds" y "The farce of modern physics", davidpratt.info.
  8. Ratcliffe, The Static Universe, págs. 163-4.
  9. Van Flandern, Dark Matter, Missing Planets & New Comets, págs. 79-116.
  10. LaViolette, Genesis of the Cosmos, parte 3.
  11. Lerner, The Big Bang Never Happened, capítulos 5 y 6; Eric J. Lerner, "Evidence for a non-expanding universe: surface brightness data from HUDF", 2005, photonmatrix.com; Scott, "The Electric Sky"; Thornhill & Talbott, The Electric Universe.





No hay comentarios:

Publicar un comentario