Ausente hasta el 25 de septiembre. Les pido paciencia con los comentarios.

¿CÓMO ENSEÑAR A LOS NIÑOS LA ESPIRITUALIDAD?



Para la educación espiritual de nuestros hijos, ¿debemos confiárselos a una iglesia tradicional, aunque no compartamos todo lo que ahí se enseña, o debemos introducirlos en nuestra propia búsqueda espiritual?

Primero deben descubrir cuál es el nivel espiritual del niño, así podrán mejor orientarlo.

Ustedes no tienen la obligación de que sus hijos pertenezcan a una iglesia, sin importar cual sea. No es un requerimiento evolutivo. Eso no es realmente para el niño la garantía de un desarrollo espiritual, porque el niño es ante todo él mismo.

Por otro lado, no hay mejor instructor que los padres. Por lo tanto, si ustedes quieren inculcar la espiritualidad a sus hijos, lo primero que tienen que hacer es demostrarla a través de sus actos, de sus reacciones, de sus pensamientos, etc., que el niño pueda hacer referencias concretas de espiritualidad con relación a sus padres y no sea solo palabras.

La razón de esto es porque el niño en su comportamiento psicológico tiene necesidad de la referencia de los padres, un poco como el discípulo tiene necesidad de la referencia del Maestro. Es el ejemplo a seguir “hacemos como papa, hacemos como mama”. De cierta forma el niño idolatra el comportamiento parental.

Entonces, son los padres en primer lugar quienes tienen que inculcar el conocimiento e introducir sus hijos a la verdad, antes que cualquier sistema, antes que cualquier educador. El padre y la madre tienen una función iniciática que es primordial. Lo que no quiere decir que todos los padres cumplirán esa función, depende mucho del nivel evolutivo de los padres, es un hecho.

Enséñenles a los niños los principios de la espiritualidad, la realidad universal que ustedes mismos han aprendido. Y si después, al hablar de lo que existe en la tierra como escuelas esotéricas, como iglesias y otros movimientos espirituales, si ellos optan por ir a una iglesia, déjenlos ir, pero en primer lugar, enséñenles la universalidad.

Estamos en una época en que puedo decirles eso. En épocas anteriores habría recomendado que pertenecieran a una iglesia, porque la sociedad estaba en transformación, en edificación. Y en ese entonces, sí era imperativo que el individuo fuera iniciado por la iglesia.

(La razón la explico en el lado oculto de la misa religiosa)

En esta época, se trata de llegar a la universalidad, entonces instruyan a los niños de la universalidad y después ellos elegirán su sendero con conocimiento.

Pastor (maestro de sabiduría, 06-12-86)


Observaciones

Preferiblemente, no se debe imponer un camino al niño, sino enseñarle a caminar, a fin de que él pueda recorrer el camino que escoja como un ser libre, responsable y activo. Desafortunadamente, la mayoría de los padres no saben todavía caminar ellos mismos.

Las iglesias aceptan ese principio con renuencia, porque su poder, influencia e ingresos depende del número de fieles que tienen. Éstos provienen en su mayoría de las familias que imponen su iglesia a sus hijos, mientras que hay pocos adultos que voluntariamente se integran.

Para aquellos que ya tienen un cierto desarrollo esotérico, puede parecerles retrogrado que alguien que no está sometido y ha adquirido conocimientos más profundos de espiritualidad, decida ir a una iglesia. Tienen que saber que algunas personas, debido a su tipo de rayo, necesitan de la iglesia para evolucionar. Y es por eso que en la humanidad, la religión siempre va a existir, pero esta será en cada nuevo ciclo, cada vez más elevada, cada vez más cósmica y cercana de la Verdad.

Aunque usualmente por razones vibratorias sí es el caso, no necesariamente porque los padres estén en un camino espiritual, los hijos también nacerán con ese anhelo de búsqueda. Si después de un tiempo, ven que sus hijos no sienten el mismo interés, no hay que forzarlos, significa que todavía no han llegado a ese punto de desarrollo y que tienen otras experiencias que adquirir antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada