Novedad: pueden descargar todo el blog hasta 2018 (aquí)

JESUCRISTO DESCRITO POR RUDOLF STEINER




En su libro “El Quinto Evangelio”, Rudolf Steiner escribió lo siguiente:


« Vemos pues que poco tiempo después del bautismo en el Jordán, cuando la gente al haber presenciado los milagros que el Cristo realizó, la gente se apasionó diciendo que jamás ningún ser sobre la Tierra había ejecutado semejantes proezas.

Esto fue cuando el Cristo se parecía muy poco al cuerpo de Jesús de Nazaret. Y en el curso de tres años, a partir de este maravillamiento por parte de los admiradores que se formaron alrededor de él, la naturaleza de Cristo se fue asemejándose cada vez más al cuerpo de Jesús a tal punto que dentro de este enfermizo cuerpo, el Cristo ya no fue capaz de responder a las preguntas de Pilatos, ni de Herodes o Caifás.

La naturaleza de Cristo había devenido tan parecida al cuerpo de Jesús, cada vez más débil y más enfermizo, que a la pregunta:

-      “¿Tú has dicho que puedes derribar el templo y en tres días reedificarlo?”

El Cristo ya no habló en el quebradizo cuerpo de Jesús, y el Cristo también quedó callado ante el pontífice de los judíos; y también quedó callado ante Pilatos cuando este le preguntó:

-      “¿Tú has dicho que eres el Rey de los Judíos?”


Así se nos presenta el camino desde el bautismo en el Jordán hasta la plena debilidad. Y poco después, la multitud que antes había admirado las celestiales fuerzas milagrosas, estuvo ante la cruz, ya no asombrada, sino burlándose de la impotencia del Dios que había devenido hombre, y diciéndole:

-      “Si tú eres Hijo de Dios, desciende de la cruz, a otros salvaste, ahora sálvate a ti mismo.”

He aquí la pasión, infinito sufrimiento, a lo que se sumó el pesar por la humanidad que había descendido a las condiciones en que se hallaba, precisamente en la época del Misterio de Gólgota. Pero este sufrimiento engendró el Espíritu que en la fiesta de Pentecostés se derramó sobre los apóstoles, y de estos dolores nació el amor cósmico universal que en el instante del bautismo descendió de las extraterrenales esferas celestes, a la esfera terrenal.

El amor cósmico que se había asemejado al hombre, quedando parecido a un cuerpo humano y que vivió el instante de la máxima impotencia divina para engendrar el impulso que como impulso del Cristo se nos presenta en la ulterior evolución de la humanidad»
(Capítulo 3)



Pero esto que dice Rudolf Steiner es falso porque esa Conciencia divina que en Occidente se le conoce como el Cristo, jamás se fue incorporando dentro de Jesús, sino que se comunicó con los humanos por medio de Jesús, lo cual es muy diferente.

Y un ejemplo de cómo se produce ese fenómeno místico lo encontramos en el libro “La Respuesta del Ángel” en donde los ángeles se comunicaron con los humanos por medio de Hanna, la cual también tenía esa capacidad de entrar en conexión con los seres divinos, aunque en un menor grado ya que ella solo pudo hacerlo con los ángeles mientras que Jesús, su conexión la efectuó con la divinidad misma.

Y Hanna menciona que cuando el ángel hablaba a través de ella, ella permanecía plenamente consciente e incluso en un estado mucho más lucido puesto que ella precisó que:

« Durante toda la conversación, mi conciencia estaba acrecentada. Veía el cuarto, a las personas y lo que le pasaba en su interior con una precisión increíble. Y al mismo tiempo estaba plenamente consciente de nuestro visitante el ángel. Y veía las palabras formarse en mi con asombro y maravilla. »


Entonces como ustedes mismos lo pueden constatar, no hay ningún incrustamiento en el cuerpo como lo pretende Rudolf Steiner.

Y también es falso que solo a partir del sufrimiento de Jesucristo “nació el amor cósmico universal por la humanidad” como lo afirma Rudolf Steiner, porque el amor divino siempre ha estado presente desde el inicio, y de hecho los maestros especifican que la creación es un acto de amor, solo que los humanos todavía no tienen el desarrollo suficiente para poderse conectar con ese amor divino que es irradiado por el Cristo, y es por eso que por el momento solo los iniciados más elevados (como es el caso de Jesús) logran esa conexión.


~ * ~

Y este es un ejemplo más de la manera tergiversada como Rudolf Steiner explica la espiritualidad.





4 comentarios:

  1. 1) Kién es jehová?,
    2) Ké es ungir, para ké se realiza ése ritual y para ké personas especificamente está indicado hacerlo?,
    3) Kienes pueden ungir y ké poder tienen (ésas personas) para realizar ése ritual?,
    4) Se debe pagar ($), para realizarce una unción y a kién acudir especificamente para hacerlo?,
    5) Se puede creér o confiar en lo que dicen los "pastores y testigos de jehová", dicen la verdad de lo ke predican?,
    6) Personalmente tú "CID", te ungirías, recomendarías hacerlo a los demás?.
    Mil disculpas por ser tan preguntona, acudo a tí porque eres experto en éstos temas, por eso te pido por favor: podrías orientarme, y aconsejárme al respecto?, soy muy ignorante en éstos temas y de verdad necesito saber, sobre todo aprender con urgencia.
    Atte. Muchisimas Gracias y saludos cordiales :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Jehová para los judíos es “Dios” y en la Biblia corresponde a diferentes entidades, y luego haré un artículo detallando cuales.

      2) En el catolicismo, ungir consiste en hacer la señal de la cruz con aceite bendito sobre el cuerpo de una persona para administrarle un sacramento.

      3) Quienes están más aptos para efectuar ese ritual son los sacerdotes porque ellos recibieron una iniciación (aunque no estén conscientes de ello).

      4) Antes era gratis pero ahora ya cobran por todo y usualmente la unción es para los enfermos.

      5) No se puede confiar en lo que dicen los Testigos de Jehová porque tienen una visión muy tergiversada del cristianismo.

      6) Los rituales religiosos sirven pero no son indispensables.

      Eliminar
    2. Gracias Cid :)

      Eliminar
  2. Te digo algo Cid desde mis coonocimientos de Esoterismo : JesuCristo el de la biblia tuvo una ascenso de la Kundalini y es por ello su forma de comportarse para aquella epoca y sus milagros. El Cristo es el aliento de vida de el Amor Incondicional.

    ResponderEliminar