Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

ANNIE BESANT MINTIÓ EN ASUNTOS IMPORTANTES



CUANDO ACUSÓ A WILLIAM JUDGE DE IMPOSTOR


Al respecto Alice L. Cleather quien fue uno de los miembros del Grupo Interno de Blavatsky narra:

« Yo prácticamente perdí toda fe en la señora Besant cuando ella disimuladamente trató de engañar al Consejo del Grupo Interno al regresar de su primera visita a la India en 1894. En esa ocasión ella nos informó “que el Maestro le había ordenado acusar a Judge”. Sin embargo al interrogarla con mayor detalle, ella admitió finalmente que no había recibido la “Orden” directamente, como nos había hecho creer, sino a través del brahmán [Chakravarti] que en ese entonces ella seguía ciegamente. . . . Pero luego, al ser acusada de esto en público, ¡ella pretendió que él no había tenido nada que ver con esto! Este es un típico ejemplo de la idea de una aseveración “veraz” de la señora Besant en un asunto de la más vital importancia en el que estaba involucrada la suerte de un líder y de muchos miles de miembros. ¿Qué confianza puede tenerse en semejante mujer—una cuyos procesos mentales están tan envueltos, y cuyas ideas de lo que es la “verdad” y la “honestidad” son tan peculiares? »
(A.L. Cleather, H.P. Blavatsky a Great Betrayal: Calcuta, 1922, p55-56)


CUANDO AFIRMÓ QUE LEADBEATER HABÍA SIDO ALUMNO DE BLAVATSKY


En 1922, hubo un escándalo de sacerdotes pederastas pertenecientes a la iglesia católica liberal y miembros de la Sociedad Teosófica, Para defender a Leadbeater, Besant publicó en la revista The Theosophist un artículo titulado: “¿A Quién Servirán Ustedes?” donde ella aseveró que Leadbeater había sido “uno de los alumnos más cercanos y de más confianza de Blavatsky, y que ella despertó sus poderes.”


Alice Cleather retó a Annie Besant para que presentara algo por escrito que confirmara su declaración. “Cleather señaló que Leadbeater nunca fue un miembro del Grupo Interno de Blavatsky, y ni siquiera fue miembro de la Logia Blavatsky de Londres [que posteriormente HPB fundó].  Además, uno se pregunta cómo pudo Blavatsky despertar los poderes de Leadbeater cuando él mismo había dicho que quien se los despertó había sido un ‘maesto’ ayudado por Subba Row.”
(Gregory Tillett, The Elder Brother, p. 203)

El reto de la señora Cleather jamás fue contestado por la señora Besant, la cual evadió la respuesta. Y la razón de esta evasión es porque Leadbeater NO fue alumno de Blavatsky, y la señora Besant no tenía ningún documento que pudiese apoyar su falsa aseveración. (Lo detallo en ¿Fue Leadbeater alumno de Blavatsky?)


PARA ALTERAR LOS LIBROS DE BLAVATSKY


La Voz del Silencio

En 1892, publicó una nueva edición del libro de Blavatsky en la cual suprimió los pasajes relativos a los Pratyeka Buddhas que Blavatsky caracterizó como grandes egoístas. Así después, Besant agregó en el Volumen V de la cuarta edición Adyar de La Doctrina Secreta:

« El Pratyeka Buddha se encuentra en el mismo nivel que un Buddha, pero su trabajo por el mundo no tiene nada que ver con su enseñanza, y su puesto siempre ha estado rodeado de misterio. La ridícula idea de que Él, a semejantes alturas de poder, sabiduría y amor súperhumanos pueda ser egoísta, se encuentra en los libros exotéricos, aunque es difícil ver cómo pudo haber surgido. Blavatsky me encargó corregir el error, ya que en un momento de descuido, ella copió esa afirmación de alguna parte. A.B. »
(En español, lo encuentran en el volumen VI, Sección L: “Rectificación de algunos conceptos erróneos”, Nota 6, p. 63 en Ed. Kier)

Lo cual es una vil mentira, ya que Blavatsky mantuvo la misma opinión en sus otros escritos. (ver el Pratyeka Buddha)

La Doctrina Secreta

En 1893, Annie Besant publicó la ‘Tercera edición Revisada’ de la mayor obra de Blavatsky. En su prefacio pone los “editores [ella y George Mead] se han esforzado por corregir puntos menores de detalle en la forma literaria, sin tocar para nada los aspectos más importantes. . .debido a un imperfecto conocimiento del inglés [de Blavatsky]”.

Esto es de nuevo una gran mentira y contrario a lo que la propia Besant afirmó en su biografía:

« En 1889 tuve que ir a París. . . Allí encontré a Blavatsky traduciendo los hermosos fragmentos del “Libro de los Preceptos de Oro”, ahora tan ampliamente conocidos bajo el nombre de La Voz del Silencio. … La traducción estaba en un inglés perfecto y bello, fluido y musical; no encontramos más que una o dos palabras que había que modificar, mientras que ella nos miraba como una niña pasmada, sorprendida por nuestras alabanzas – alabanzas que cualquiera con un sentido literario le otorgaría si leyera ese exquisito poema. »
(Annie Besant, An Autobiography, Londres, 1893, p352.)

Añadió un tercer volumen espurio

A partir de 1897, Annie Besant le añadió a La Doctrina Secreta (en inglés) un ‘Tercer Volumen’ que no forma parte de la obra original, compuesto de:

-        artículos que HPB dejó en su escritorio al morir,
-        las Instrucciones de la Sección Esotérica y Grupo Interno y
-        material perteneciente al Primer Borrador de la Doctrina Secreta.

Las razones para hacerlo, las puso en el prefacio del Tercer volumen, donde dice “[Estos documentos] fueron puestos en mis manos para ser publicados como parte del Tercer Volumen”. Sin embargo, una vez más eso es falso, ya que no existe ningún documento en el que Blavatsky le haya legado su producción literaria a Besant.



CUANDO NEGÓ HABER ACUSADO AL CORONEL OLCOTT


Durante la Quinta Convención Anual de la Sección Europea de la Sociedad Teosófica tenida en Londres, el 4 y 5 de julio de 1895. El señor G. Mellis, hizo una protesta en voz alta diciendo que el coronel Olcott no debería presidir la reunión “ya que no se habían aclarado las acusaciones que la señora Besant le había hecho en 1892.”
(Report of Proceedings European Section, p. 2)

A lo cual Besant muy exaltada contestó:

-        “Yo me levanto y digo que no he hecho ninguna acusación de ninguna clase en contra del coronel Olcott.”

Esto produjo entre los asistentes un silencio de asombro (The Path, Vol. 10, agosto de 1895, p.165), ya que la mayoría sabía que la señora Besant había viajado a Nueva York en 1892, con el único propósito de acusar al coronel Olcott. (The Judge Case, Pelletier, p. 194)

Para aquellos que no conozcan la historia, aquí se las resumo:

Mientras que Olcott, quien presidía la Sociedad Teosófica, estuvo en Londres (del 4 de julio al 16 de septiembre de 1891), estaba muy perturbado por todo el asunto alrededor de la muerte de Blavatsky y quizás por el contenido del muy probable tercer testamento de Blavatsky. Fue durante ese tiempo que se hospedó en casa de la señorita Herietta Müller.


Herbert Burrows, miembro también de la Sociedad Teosófica supuestamente se enteró o simplemente sospechó, ya que nunca presentó ninguna prueba, que durante la estancia del coronel Olcott en la ciudad, había tenido relaciones con Miss Müller. Esto se lo comunicó a su amiga, la señora Besant, quien después “de haber investigado el asunto” llegó a estar convencida de que las acusaciones eran ciertas. “El 18 de noviembre de 1891 la señora Besant se embarcó con destino a Nueva York a donde llegó el día 28. . . En Nueva York, Besant le pidió a Judge que presentara cargos en contra de Olcott. Sin embargo, la única referencia directa de que Olcott haya tenido este lance amoroso se encuentra en una carta dirigida por Herbert Burrows al Editor del English Theosophist.” (The Judge Case, Cronología, p. 238)

El coronel Olcott negó las acusaciones, y es un ejemplo más de cómo Besant acusaba muy a la ligera sin tener pruebas serias.


ENCUBRIÓ LA DEPRAVACIÓN DE WEDGWOOD


En 1919, el señor Martyn quien era el principal dirigente de la Sociedad Teosófica en Sídney, Australia, viajó primero a los Estados Unidos y luego a Londres, en donde se entrevistó con Annie Besant quien en ese tiempo ya presidía la Sociedad Teosófica Adyar.

Ella le dijo que tenía para él una tarea de los más urgente y secreta.  Él tenía que llevar un mensaje de ella a Wedgwood, que entonces residía en Sydney. A Wedgwood se le ordenaba dejar la Sociedad Teosófica y la Sección Esotérica, y todos los movimientos asociados con ella, debido a que él mismo “se había comprometido seriamente”, y ella sabía que él era culpable de “depravación sexual”. Ella estaba muy preocupada que el mensaje se transmitiera de la manera más secreta posible, ya que esto implicaba el “encubrimiento de un crimen”.

Sin embargo, posteriormente Leadbeater protegió a Wedgwood, y la señora Besant dio marcha atrás en sus acciones, llegando incluso a negar lo que había dicho en 1919. En una circular declaró que:

« La carta que se había publicado del señor Martyn contiene una gran cantidad de acusaciones infames, en ninguna de las cuales yo creo, en contra de una serie de personas que yo sé que son incapaces de la conducta que se les acusa. » (O.E. Library Critic, 19 de julio de 1922. Citado en The Elder Brother, p.190)

Sin embargo, otros testigos confirmaron que ella sabía:

« Yo le pregunté a ella si es que había alguna base real en las declaraciones de Farrer en su incriminación de otras personas, y la señora Besant me dijo entonces, que ella no tenía duda alguna de que eran ciertas, y que en un caso, el de Wedgwood, eran de su conocimiento personal, ya que cuando él estuvo en Adyar, su comportamiento fue tal, que ella se rehusaba a que jamás estuviese allí nuevamente. » (Rupert Gauntlett obispo de la iglesia católica liberal)

(Todo esto lo detallo en Leadbeater y Besant protegen al Obispo pederasta Wedgwood)


BESANT SE CONTRADICE CON GEORGE ARUNDALE


Quien posteriormente tomó la presidencia de la Sociedad Teosófica Adyar después que ella murió.

« Arundale, en contra de los consejos de la señora Besant había sido ordenado sacerdote de la iglesia católica liberal en Huizen, Holanda el 26 de julio de 1924 a manos de Wedgwood, y él la noche del 1 de agosto afirmó haber recibido su tercera iniciación, junto con Wedgwood, mientras que su esposa Rukmini recibió la segunda. Casi una semana después, Arundale fue consagrado como obispo (4 de agosto) por Wedgwood y Frank Pigott.
. . .
Al anunciar sus desarrollos en los planos interiores, la señora Besant presentó las revelaciones como si fuesen de ella y no mencionó que el origen de todas ellas provenía de George Arundale. Al anunciar las Iniciaciones al Arhatado [el más elevado nivel espiritual en la Tierra] ella incluso declaró que: “Mi hermano y yo misma estuvimos desde luego presentes en el plano astral en su iniciación, y también en la de Krishnamurti, y le dimos la bienvenida a nuestra banda a los nuevos”. Ella explicó que la consagración al episcopado de Arundale era una parte necesaria como preparación para su iniciación. »
(The Elder Brother, p. 216-218)

O sea que primero está en contra de la consagración eclesiástica de Arundale y luego dice que es necesaria para su iniciciación. Y es que para entonces, Annie Besant estaba bien manipulada por Arundale. (ver Los doce Apóstoles de Krishnamurti)


PARA VALIDAR EL ERROR DE SINNETT


Annie Besant afirmó:

« La carta original [del Mahatma Kuthumi] no deja lugar a dudas en cuanto a la aseveración del Maestro acerca de este punto, porque dice categóricamente, que Marte y Mercurio forman parte de la cadena de la cual nuestra Tierra es el cuarto globo. … Es justo que se enuncie públicamente que la aseveración del Sr. Sinnet está confirmada completamente por la carta original. »
(Revista Lucifer, diciembre de 1895, Vol. XVII, p.271)

En ese entonces el público no podía examinar las cartas de los Mahatmas, pero después de la muerte de Sinnett, el teósofo Trevor Barker las publicó en 1923, y una vez más Besant mintió, ya que en las palabras del mismo Barker:

« No hay nada en ese párrafo o en el resto de la carta, que pueda interpretarse como una “aseveración categórica de que Marte y Mercurio formen parte de la cadena de la cual nuestra Tierra es el 4º Globo.” » (Cartas Mahatma, p491)


Por cierto es tal la obsesión de la Sociedad Teosófica Adyar de esconder cualquier indicio que muestre la falsedad de la enseñanza de Leadbeater y Annie Besant que cuando publicaron las Cartas Mahatmas, suprimieron el apéndice donde Barker trata del tema.



CONCLUSIÓN

Estos son sólo los casos que conozco. Seguramente ha de haber más y es desconcertante como Annie Besant una y otra vez mintió descaradamente en asuntos importantes de la Sociedad Teosófica. Es una falta de ética, y más viniendo de un dirigente que se subentiende, debe dar con más impetuosidad, el buen ejemplo. Como dijo Alice L. Cleather:

¿Qué confianza puede tenerse en semejante persona cuyos procesos mentales están tan revueltos, y cuyas ideas de lo que es la “verdad” y la “honestidad” están tan distorsionadas?


Ver también:
Obras escondidas de Leadbeater

2 comentarios:

  1. Que harías si supieras donde están Annie Besant y leadbeater en esta vida?... en caso de que no sepas claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No haría nada Yorch,

      - Uno, no sabemos a qué fuerzas oscuras estuvieron confrontados Leadbeater y Besant que los hiso desviarse del sendero.
      - Dos, no es a nosotros de tomar represalias, y
      - Tres, ellos mismos se castigaron feamente por el karma que se generaron, para que te des una idea, por cada persona que confundieron van a tener que responder.

      Aquí lo que busco es exponer los hechos históricos para evitar que más buscadores sean extraviados como yo lo estuve durante muchos años.


      Un gran saludo.
      Cid

      Eliminar