Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

¿ES CIERTO QUE AL MORIR, UNO VE TODA SU VIDA PASAR?



Existen numerosos testimonios de gente que estaba agonizando (por ahogamiento y otros accidentes), pero que al final lograron salvarse. Ellos narran que vieron pasar toda su vida en un instante frente a sus ojos, con el mínimo detalle, incluso algunos mencionan aspectos de los que ni siquiera estaban conscientes que hubieran sucedido.

¿Qué hay de cierto en todo eso?

El esoterismo dice que es un momento importante para la persona al término de su vida física.

« El aliento abandona el cuerpo y decimos que el hombre ha muerto, pero esto es sólo el comienzo de la muerte, porque su acción prosigue en otros planos. Cuando el cuerpo está rígido y los ojos cerrados, todas las fuerzas del cuerpo y de la mente se precipitan a través del cerebro y por una serie de imágenes, la vida entera que apenas acaba de terminar, queda indeleblemente grabada en el hombre interno, no solamente en una forma general, sino también hasta en los más mínimos y fugaces detalles.

En ese momento, aunque todas las señales conducen al médico a pronunciar la muerte y aunque en realidad para esta vida la persona está muerta, el hombre interior (el Ego) está muy activo en el cerebro y hasta que esa tarea [de recapitulación de los recuerdos de su vida] esté terminada no se puede decir que la persona ha fallecido en realidad.

Cuando esta labor solemne ha finalizado, el cuerpo astral se desprende del físico [para progresivamente irse desintegrando], y habiéndose ido la energía de vida, los cuatro principios restantes se trasladan a Kama-Loka. [La zona intermedia entre el mundo divino y el mundo físico, para continuar con su viaje post-mortem] »
(William Judge, El Océano de la Teosofía, cap12, p99)

« Nosotros mismos nos creamos nuestro Devachan (“paraíso) lo mismo que nuestro Avitchi (“infierno”) cuando aún estamos en la Tierra y en su mayor parte durante los últimos días e incluso momentos de nuestras vidas intelectuales y conscientes.

Ese sentimiento que es el más fuerte en nosotros en esa hora suprema, cuando como en un sueño, los acontecimientos de toda una vida, hasta sus más mínimos detalles, son reunidos en el más grande orden en unos cuantos segundos ante nuestra visión (1). Ese sentimiento se convertirá en el confeccionador de nuestra dicha o infortunio, en el principio de vida de nuestra existencia futura [en el Más Allá y también influirá en nuestra siguiente reencarnación] » 
(Carta Mahatma 20, p127-128)

 (1)  Esta visión tiene lugar cuando una persona ya ha sido declarada muerta. El cerebro es el último órgano en morir.

« Es una creencia ampliamente difundida entre todos los hindúes que el futuro estado prenatal de una persona y su nacimiento están moldeados por el último deseo que haya podido tener al momento de la muerte. Pero este último deseo, dicen ellos, depende necesariamente de la forma que la persona le haya podido dar a sus deseos, pasiones, etc., durante su vida pasada. Es por esta misma razón para que nuestro último deseo no sea desfavorable a nuestro progreso futuro que debemos vigilar nuestras acciones y controlar nuestras pasiones y deseos a través de toda nuestra carrera terrestre. » (CM23b, p170)

¿No hay riesgo que se cometa una injusticia, si por diversas razones el último pensamiento es negativo, si por ejemplo la persona se encuentre enojada al momento de morir por una injusticia u otra razón? ¿No es dejar el futuro destino del individuo al capricho de las circunstancias?

« Tales pensamientos son involuntarios y no tenemos más control sobre ellos que el que tendríamos sobre la retina del ojo para evitar que perciba el color que más le afecta. Al último momento, toda nuestra vida se refleja en nuestra memoria, y desde todos los escondrijos y rincones olvidados emergen una imagen tras otra, y un acontecimiento después del otro.

El cerebro agonizante desaloja la memoria con un fuerte impulso supremo, y la memoria restaura fielmente toda impresión que se haya confiado durante el periodo de actividad del cerebro. Aquella impresión y pensamientos que fuese la más fuerte, naturalmente llega a ser la más vivida y sobrevive por así decirlo, a todo el resto que ahora se desvanece y desaparece para siempre [del cerebro], solo para reaparecer en Devachan [en donde servirá de base para su vida devachanica].

Ningún hombre muere loco o inconsciente como lo afirman algunos fisiólogos. Incluso un loco o alguien en un ataque de delirium tremens [fuerte delirio por abuso de drogas o alcohol] tendrá su instante de perfecta lucidez en el momento de la muerte, aunque sea incapaz de decírselo a aquellos que estén presentes.

El hombre puede muy frecuentemente parecer muerto. Sin embargo, desde la última pulsación, desde y entre el último latido del corazón y el momento cuando la última chispa de calor animal deja el cuerpo, el cerebro piensa y el Ego [la consciencia de la persona] vive otra vez su vida en esos breves segundos.

“Habla en susurros, tú que asistes a un lecho de muerte y te encuentras ante la solemne presencia de la Muerte. Especialmente te tienes que mantener calmado justo después de que la Muerte haya puesto si viscosa mano sobre el cuerpo. Habla en susurros, te digo, no sea que disturbes las tranquilas ondas de pensamiento y obstaculices el bullicioso trabajo del pasado proyectándose sobre su reflejo en el velo del futuro.” » (CM23b, p170-171)


¿HA SIDO COMPROBADO CIENTÍFICAMENTE?

En 1935, la casa editorial de la sociedad de Adyar (Theosophical Publishing House) publicó un libro La Memoria y su Naturaleza, con escritos de Besant y de Blavatsky. (online aquí)

En el capítulo tres pone un artículo de HPB aparecido en 1889 en donde menciona el informe que el doctor Ferré comunicó a la Sociedad Biológica de París con numerosos casos confirmando ese especial fenómeno. Detalló tres que resumo:
  • un moribundo que ya había perdido el conocimiento,  justo antes de morir despertó y escribió que se había acordado que le debía desde hace 20 años quince francos a un amigo. Lo impresionante es que lo escribió en flamenco, un idioma que no dominaba y que solo lo había escuchado en su niñez.
  • un señor también antes de morir despertó para decirle a su esposa: “Ahora no puedes encontrar aquel alfiler, pues desde entonces han cambiado todo el pavimento”. En referencia a la pérdida de un alfiler de sombrero sufrida 18 años antes, un hecho tan trivial que había sido olvidado.
  • una mujer en su lecho de muerte de pronto salió de su letargo exclamando: “¡Ah! ¿Qué es lo que hice? Yo fui la que robó el testamento y el dinero. Id a buscarlo en las columnas huecas de la librer…” No acabó la frase, pues la emoción la mató. Resulta que de joven sufría de sonambulismo y nueve años antes estando dormida había cometido ese delito que casi arruina a su familia.
Otras investigaciones médicas como las del doctor Raymond Moody o la doctora Elisabeth Kübler-Ross confirman también este evento.

La respuesta esotérica es que esos recuerdos no provienen de la memoria presente, como lo argumentan los opositores, sino de su memoria “espiritual” que en ese momento está desplegando hasta el mínimo detalle de recuerdos muy antiguos incluso del subconsciente.

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En este capítulo resumí todo lo que sé al respecto:

      • ¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE SUICIDARTE?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2013/09/suicidio-suicidarte-consecuencias.html

      Eliminar
  2. Y si en momentos de frustracion enojo o depresion he tenido pensamientos muy intensos como que dios no me quiere,la vida es injusta y cosas por el estilo ¿son estos pensamientos los que le daran forma a mi devachan o avitcha? ¿o es que si fui mayormente bueno solo se me contaran los pensamientos positivos? ¿Que clase de deseos perjudican el desarrollo ? ¿Como se cual ha sido mi pensamiento mas intenso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte cómo saber cuál ha sido tu pensamiento más intenso, pero antes de morir, tu mente recapitula toda tu vida y cada pensamiento y cada emoción que tuviste tienen una cierta intensidad y una cierta tonalidad. Y al tomar el conjunto, ciertas tonalidades son las que van a preponderar.

      Pero como además hay un progreso de tu personalidad a medida que pasan los años, por lo que los últimos pensamientos van a tener más peso que los pensamientos que tuviste en tu juventud.

      Y los deseos que perjudican tu desarrollo son aquellos que te llevan a hacer cosas malas para obtenerlos.

      Eliminar
    2. Gracias Cid tus respuestas me tranquilizan

      Eliminar
  3. Existe una palabra que significa este evento, pero no la recuerdo ¿tu sabes cual palabra es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco me acuerdo.

      Tal vez recapitular ???

      Eliminar