Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

LA REENCARNACIÓN EN EL JUDAÍSMO



El judaísmo en general no acepta la reencarnación. La razón principal es porque no es mencionada en las escrituras sagradas (el Tanaj y el Talmud). La teosofía dice que si es mencionada, pero de forma velada y en la tradición oral:

« En el Talmud se habla constantemente de la doctrina de la reencarnación denominándola Din Gilgol Neshomes. Esta expresión significa “el juicio de las revoluciones de las almas”.
. . .
Según las tradiciones de los judíos antiguos, el alma de Adán se reencarnó en David, y que debido al pecado que cometió contra Uriah, deberá volver en el esperado Mesías. Según los estudiantes del Talmud, las tres letras ADM, siendo el nombre del primer hombre, las trasforman en Adán, David y Mesías. Por lo tanto en el Tanaj (el Antiguo Testamento) leemos: “Ellos servirán a Yahweh su Dios y a David su rey, al que yo volveré a despertar para ellos”, o sea que David reencarnará de nuevo para la gente. Considerando el Juicio expresado por Dios sobre Adán: “Polvo eres y a polvo retornaras”, los intérpretes judíos dicen que Adán, habiendo pecado, era necesario para él reencarnar en la tierra para expiar y reparar al mal que cometió en su existencia previa, entonces vino como David y después vendrá como el Mesías.

Los judíos aplicaron la misma doctrina a Moisés, Seth y Abel. Caín mató Abel y el Señor para remplazar tal perdida, dio Seth a Adán. Él murió y sucesivamente se reencarnó en Moisés para guiar al pueblo, y Adán dijo que Seth era la reencarnación de Abel. Caín murió y se reencarnó en Yethrokorah, que murió también y su alma esperó hasta que Abel volviera como Moisés, reencarnándose entonces en el egipcio que Moisés mató. Por lo tanto, Abel vuelve en la persona de Moisés, encuentra a Caín que es el egipcio y lo mata.

Similarmente, según la tradición, Bileam, Laban y Nabal eran las reencarnaciones del alma única o individualidad. Mientras se decía que Job era la misma persona que en un tiempo fue Thara, el padre de Abraham, por lo tanto el siguiente verso de Job (ix, 21): “Aunque era perfecto, todavía no conocía mi alma”, significaría que no se reconocía como Thara.

Debemos tener presente todo esto leyendo Jeremías (1,5): “Antes que te formase en el vientre te conocía, y antes que salieses de la matriz te santifiqué”. »
(William Judge, revista teosófica Path, Febrero de 1894)


En cambio en la Kabbalah que es la escuela mística y esotérica del judaísmo, la reencarnación es ampliamente afirmada y enseñada. Sin embargo, muchos grupos religiosos judíos no la aceptan porque dicen que son escritos apócrifos (que no pertenecen a las escrituras canónicas).

Deben saber que tradicionalmente, la religión tiene una enseñanza pública (exotérica con “x”) destinada para el pueblo que en general todavía no tiene el suficiente desarrollo para captar la enseñanza en un aspecto más avanzado y por lo tanto se requiere enseñarles de una manera más sencilla. Miren por ejemplo los mandamientos que Yahweh por medio de Moisés le dio al pueblo de Israel cuando sus habitantes todavía eran inmaduros:

-        "No asesinarás al inocente".
-        "No robarás".
-        "No brindarás contra tu prójimo falso testimonio".
-         Etc.

Es como cuando el Padre le enseña a sus hijos pequeños a portarse bien: “No hagan esto, no hagan aquello”, pero los niños tienen que crecer y no se puede enseñar de la misma manera a un niño que a un joven. La prueba es que en la actualidad, la mayoría de ustedes no matarían, ni robarían, ni calumniarían, aunque no estuviera prohibido. ¿Por qué? Porque han desarrollado un grado de consciencia que les hace sentir que eso está mal.

Es por eso que hay otra enseñanza más esotérica que al principio está reservada a las mentes más eruditas que son capaces de entenderla y que progresivamente se extiende a todo el pueblo a medida que este evoluciona. Y si la estudian con cuidado verán que la enseñanza oculta NO se opone a las escrituras sagradas. ¡Al contrario! Permite comprenderlas mejor.

Ver:
- la reencarnación concuerda con la resurrección

No hay comentarios:

Publicar un comentario