Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

LA REENCARNACIÓN EN LA KABALA



Si bien, el judaísmo en general no acepta la reencarnación, esta es afirmada y enseñada en la Kabbalah que es la escuela mística y esotérica del judaísmo (גלגול הנשמות o “Gilgul neshamot”).

El tema es directamente abordado en el Zohar (una de las principales obras kabalísticas) y más precisamente en la “Parasha Mishpatim” que está constituida por los capítulos 21 a 24 del Éxodo. (Cada semana del año, el rabino lee una parte de la Tora dividida en “parashas”). Así comienza:

« Rabi Simeón inició [su discurso] con las palabras: “Y estas son las resoluciones que has de exponer delante de ellos” (Éxodo 21:1). También en la traducción aramea se habla de resoluciones. Estas son las reglas concerniendo la reencarnación, a saber las sentencias de las almas que encarnan de nuevo en este mundo para ser castigadas de acuerdo a sus actos punibles. … Rabi Simeón les dijo: “amigos, el tiempo ha llegado para revelarles algunos misterios ocultos concerniendo la reencarnación”.

(Y en efecto, da toda una explicación pero con parábolas y claves que si no se tiene conocimientos kabalísticos, es difícil comprender, aunque con el conocimiento esotérico, más o menos logré interpretar)

“Si compras un siervo hebreo, seis años servirá y en el séptimo saldrá libre” (Éxodo 21:2)

(Hay que posicionar el versículo en su contexto histórico. En aquella época, la esclavitud era algo común. Sin embargo, como en la mayoría de los textos religiosos antiguos, detrás de su significado exotérico, se oculta una enseñanza esotérica.)

Significa que el alma está obligada a reencarnar, ya sea a causa de sus pecados [karma], o bien porque durante su vida no ha cumplido completamente la Tora y los preceptos [no ha captado completamente la enseñanza que yace en la escritura sagrada y la ha aplicado]. El alma se ve forzada a regresar a este mundo y retomar un cuerpo, para nacer de nuevo y terminar lo que se le impuso por los setenta años de vida en este mundo.

Si el alma está asociada con el Ángel Metatron [que cuida y dirige] este mundo de Yetzirah, que comprende seis niveles: Chesed, Geburah, Tiphareth, Netzach, Hod y Yesod [en inglés], está escrito “seis años ha de servir” [obviamente los años son simbólicos y corresponden a ciclos de desarrollo de los seres humanos]. Es requerido que reencarne solo hasta que termine correctamente los seis niveles Hesed, Geburah, Tifereth, Netzah, Hod y Yesod [en español], en el mismo lugar donde fue tomado, a saber Metatron. Pero si el alma está asociada con Shekhinah [la presencia de Dios] que es el séptimo ... seguramente está escrito para ella “y en el séptimo saldrá libre”, para no trabajar más… » (Zohar, II, 94a)

Para comprenderlo, vamos a estudiar un poco el Árbol de la Vida. Este es una figura fundamental en la Kabala que describe como la Creación se formó a partir de las diez emanaciones de Dios (“sefirá”, plural “sefirot”) representadas por las esferas. La estructura oculta del Universo (tanto manifestado como sutil) está formado por “Cuatro Mundos” de existencia:

-        el Mundo de la Emanación (Aziluth)
-        el Mundo de la Creación (Briah)
-        el Mundo de la Formación (Yetzirah)
-        el Mundo de la Acción (Assiah)

Cada uno de estos Mundos está a su vez compuesto por varios sefirot:


Interesantemente, este concepto lo encontramos también en otras culturas como el budismo y en el brahmanismo.

DIVISIÓN BRAHMÁNICA
DIVISIÓN BUDISTA
Bhuvanatraya
Tribhuvana o Trailokya
1 Bhûr, la tierra
1 Kâmadhâtu, el Mundo del deseo
2 Bhuvar, el cielo
2 Rûpadhâtu, el Mundo con forma
3 Svah, el firmamento
3 Arûpadhâtu, el Mundo sin forma
4 Mahar, la eterna esencia luminosa


La teosofía explica que esos Mundos corresponden al universo local que es el sistema solar. Esas 4 o 3 grandes divisiones a su vez están compuestas por varios planos sutiles. (Ver los planos sutiles: introducción)


No tengo claro las correspondencias entre las diferentes enseñanzas, pero es fascinante ver como la enseñanza esotérica de diferentes culturas se asemeja.

El hecho es que los seres humanos van a ir evolucionando a través de múltiples reencarnaciones, desarrollándose a través de esos seis niveles de consciencia hasta llegar al séptimo que es la divinidad pura (Atma). Cuando logran unirse con ella, entran en un inconcebible estado de dicha absoluta y ya no necesitan reencarnar más, ya no necesitan “trabajar” más. (Ver entrada a nirvana: Buddha egoísta vs Buddha de compasión)

El Nirvana corresponde al Mundo de la Resurrección del judaísmo que es la recompensa máxima, el lugar en donde el cuerpo y el alma son reunidos para vivir eternamente en un estado real de perfección.

(Nota: bajo el principio “como es arriba, es abajo” se puede dar otras interpretaciones que por el momento prefiero no detallar para no confundir las mentes.)

La literatura kabalística está llena de referencias a la reencarnación:
  • Zohar vol. 1 (131a, 186b), vol. 2 (94a, 97a, 99b, 100a, 105b, 106a), vol. 3 (88b, 215a, 216a).  Tikunei Zohar 6 (22b, 23b), 21 (56a), 26 (72a), 31 (76b), 32 (76b), 40 (81a), 69 (100b, 103a, 111a, 114b, 115a, 116b), 70 (124b, 126a, 133a, 134a, 137b, 138b).  Zohar Jadash (33c, 59a-c, 107a).  Rut (89a).  Sefer ha-Bahir (122, 155, 184, 185, 195). (Entre paréntesis corresponde a la paginación antigua tradicional) 
  • Rabi Isaac Luria Ashkenazi (“Ari zal' hakadosh”) es considerado como uno de los más grandes pensadores del misticismo judío. En sus libros habla seguido de la reencarnación. De hecho, su obra Shaar Haguilgoulim trata exclusivamente del tema. Su principal discípulo Rabi Jaím Vital también escribió un libro Sefer Haguilgoulim dedicado por completo a la reencarnación.

Algunos otros ejemplos relevantes:

« Siempre que una persona fracasa en su propósito en este mundo, Dios, Bendito Sea, la arranca de raíz y la vuelve a plantar una y otra vez, repetidamente. » (Zohar, I, 186b)

« Todas las almas están sujetas a la reencarnación; ¡y la gente no conoce los caminos de Dios, Bendito Sea! No saben que son traídos frente al tribunal tanto antes de entrar a este mundo como después de dejarlo, son ignorantes de las muchas reencarnaciones, y de los trabajos secretos que tienen que realizar, y de la cantidad de almas desnudas, y cuántos espíritus desnudos deambulan en el otro mundo sin poder ingresar detrás del velo del Palacio del Rey. Los hombres no saben cómo las almas vuelan de un lado a otro como una piedra que es arrojada con una honda. Pero ya se acerca el tiempo cuando estos misterios serán revelados. » (Zohar, II 99b)

« ¿Por qué existe una persona justa a quien le ocurren cosas buenas, mientras que a otra persona justa le ocurren cosas malas? Esto sucede porque la [segunda] persona justa actuó mal en su vida previa, y ahora está experimentando las consecuencias. ¿A qué se parece esto? Una persona plantó un viñedo y tuvo la esperanza de que crecieran uvas dulces, pero en lugar de eso, crecieron uvas agrias. Vio que su siembra y su cosecha no fueron exitosas, así que arrancó el viñedo de raíz. Removió las parras de uvas agrias y plantó de nuevo. Cuando vio que su siembra no fue exitosa, la arrancó de raíz y plantó de nuevo. » (Bahir, p195)

Si leen la Teosofía Original, verán que mucho de lo que se enseña,
¡es similar!

« El Zohar es una obra muy importante y los judíos la consideran una autoridad. En II, 199 b, leemos que “Todas las almas están sujetas a la reencarnación”. Esta es la metempsicosis o a'leen b'gilgoola, pero declara que los seres humanos ignoran la manera en que se les juzgó cada vez. Esto quiere decir que durante sus reencarnaciones pierden completamente la memoria de las acciones que los llevaron al juicio (ver ¿por qué no nos acordamos de nuestras vidas pasadas?).  Esta es precisamente la doctrina teosófica. Según Kether Malkuth: “si el alma es pura, obtendrá el favor ... pero si ha sido contaminada, deberá peregrinar por un tiempo en el dolor y en la desesperación ... hasta el día de su purificación.” Si el alma es pura y proviene directamente de Dios, ¿cómo puede ser contaminada? ¿Dónde debe vagar si no en este mundo o en otro hasta que se purifique? Según las explicaciones de los rabinos, el alma descendía en sus peregrinaciones desde el paraíso a través de muchas revoluciones o nacimientos, hasta que reconquistara la pureza. »
(William Judge, revista teosófica Path, Febrero de 1894)

2 comentarios:

  1. Cid, conoces alguna pagina o curso donde pueda estudiar a distancia la Kabbalah. Entiendo que es profundo pero quisiera empezar por algo. Que opinas de esta pagina: http://cursocabala.kabbalah.info/. Espero tu recomendación o la de otra persona que conozca. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he estudiado suficientemente bien la kabala para poderte decir qué pagina de internet es buena para enseñarla. Sorry.

      Eliminar