Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

¿POR QUÉ DIOS PERMITE LAS GUERRAS?



Cierto esta la noción del libre albedrío, pero la mayoría de la gente no lo tiene y se deja influenciar por la masa. La prueba es que muchos de los que fueron a la guerra, no querían ir.

Como dijo el poeta francés Paul Valéry:

“La guerra es una masacre entre gente que no se conoce para provecho de gente que sí se conoce pero que no se masacra”

Se puede también argumentar la noción de karma.

“Aquel que mata con la espada morirá por la espada” dijo  Jesús.

Pero podríamos objetar satíricamente que sería la historia de nunca acabar. Para que puedan saldar su karma todos los que han matado en una guerra. Se requeriría de otra guerra, donde por las circunstancias otros que no llevaban ese karma, lo generarían matando. Y para saldarlo se requeriría de otra guerra…

Esta también la noción que los humanos formados del Rayo UNO (ver rayos), al principio van a manifestar esa energía profanamente con el deseo de conquistar. Eso puede aplicárseles a los que desean pelear, pero la inmensa mayoría de inocentes que son los que más sufren


¿POR QUÉ?


La explicación más pertinente, la he encontrado en el libro
 La Respuesta del Ángel  (Conversación 82). 

Dice:

Dura palabra: la guerra es buena.
¡Estén atentos!
La fuerza utilizada erróneamente,
la devastadora, la destructiva no se detendría nunca
si no hubiera débiles,
si no hubiera víctimas para absorberla.
Es el pasado, tenía que ser así.
El mal, el acto hecho, no se puede enderezar.
La víctima absorbe y apaga los horrores.
El perseguidor encuentra al perseguido
y la muerte esta saciada.


Y toma como ejemplo al cuerpo humano para ilustrarlo:

Si el cuerpo devora demasiados alimentos,
el cuerpo envía ácidos corrosivos
que destruyen el exceso de comida.
El ácido actúa,
el peligro disminuye,
pero queda el ácido ciego,
y cuando ya no hay más exceso,
ataca a la pared orgánica.
Si una parte del cuerpo se destruye,
Todo el cuerpo está en peligro.
La solución es el bicarbonato de sodio.
El bicarbonato es la víctima que es aniquilada,
pero apaga el fuego del ácido,
y el cuerpo se alivia.

Mi interpretación es que los seres humanos con toda la vibración negativa que generan forman una gran energía destructiva que termina expresándose en el plano físico a través de la guerra.
Si no hubiera nada que la detuviera, esa fuerza seguiría destruyendo continuamente y pondría en peligro la existencia de toda la Humanidad. Para evitarlo, se va a requerir sacrificar gente. Sobre la cual, la fuerza negativa va a poder descargar su energía destructora, y así poder disolverse.

Extrapolando, podemos deducir que las catástrofes naturales, en gran medida se han de deber por lo mismo.

Y me dirán:

-        ¿Y que los Maestros no pueden hacer nada para aunque sea disminuir el dolor y sufrimiento que eso provoca?

De hecho, si lo hacen, generaciones de Santos, Adeptos y Maestros, han formado una capa protectora que rodea la Tierra. Y sin la cual las calamidades serian mucho más devastadoras.

El Ángel explica que esta energía destructora que provoca la guerra (y demás desdichas), en realidad es alimento benéfico para el mundo espiritual, pero al no ser transformada y elevada por el hombre (que es su tarea en el Universo), se vuelve veneno en el mundo físico:  “NO HAY MAL, SOLO HAY LA TAREA QUE NO ES RECONOCIDA” (ver ¿Qué es el mal?).

4 comentarios:

  1. Hola cid:
    Recuerdo haber leido algo parecido en un libro hace varios años, no recuerdo cual era el libro pero decia algo asi:" Las guerras son necesarias para depurar, para llevar grandes bloques de almas que no estaban preparadas para seguir. Al igual que las catastrofes naturales". Eran como juicios a la humanidad. Lástima que no recuerdo el nombre del libro no se si era de teosofía o metáfisica. Asi que esta explicación que expones es nueva para mi, pero siento de alguna forma que tambien tiene sentido.
    Y queria agradecerte por poner un indice por fechas, desde el comienzo del blog, En algun post por ahi te habia consultado por el.

    Un saludo cordial. Fernanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernanda,

      En efecto, el índice de fechas lo puse pensando en tu petición. ;)

      Esta explicación que dan los ángeles, la primera vez que la leí me impactó mucho, pero aun así, después de haberlo reflexionado, concluí que ha de ser cierta, porque tiene mucha consistencia.

      Sin embargo, esas depuraciones sólo son necesarias, mientras que los humanos sigan creando energías destructivas que necesiten algo en donde se puedan desembocar, para que no pongan en riesgo a todo el sistema.

      Igualmente te mando un saludo muy cordial.

      Eliminar
  2. Hola Cid, soy Luis , hace mucho tiempo que no hago ningún comentario quisiera dar mi punto de vista si Dios quiere las guerras
    Estoy de acuerdo contigo que las guerras son consecuencia del mal uso que hacemos los humanos de nuestras emociones y pensamientos egoístas y que es alimento como dices para ciertas entidades no tangibles “ Espirituales”, y que esa energía tiene que transmutarse
    Guerras a escala menor llamémosle luchas, las hay, incluso dentro del reino animal defendiendo su espacio vital, lo vemos especialmente en mamiferos. Ahora bien el ser humano, tiene libre albedrio, y mucha mas inteligencia, mas capacidad mental creativa y para mi ahí viene el problema y lo vemos desde que el hombre se hizo sedentario y empezó a crear sus “dioses” que les pedían sacrificios y rituales de sangre y esos mismos dioses o llamémosles “entidades intangibles” aun existen hoy en dia y controlan el mundo através de sus vasallos que les sirven en este mundo material y tangible, son sus brazos ejecutorios, no importa si son antagónicos, sirven al mismo fin. Somos los humanos que hemos creado ese monstruo o entidad, alimentándola con nuestras bajas emociones que esas entidades fomentan através de todo tipo de espectáculos (Musica, Futbol, etc.) todo tipo de competiciones. donde se reúne gente y se desprenden todo tipo de emociones.
    La lucha entre la luz y la oscuridad o materialidad sabemos que forma parte de la evolución, y las guerras las hay en cielo y en la tierra y para mi la guerra en esta tierra, es un gran ritual de sangre que se aprovechan todo tipo de “Dioses”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola luis,

      El objetivo de la evolución humana es de transformar al hombre en un ser divino, pero inicialmente el hombre comienza como un ser bestial (más cerca del animal que del humano). Y de hecho eso es el hombre en sus inicios: una bestia dotada de mente e inteligencia.

      Y es confrontándose contra todos los desequilibrios que provocan que los humanos van aprendiendo el valor del equilibrio y la armonía.

      Y es confrontándose contra todas las maldades y abusos que generan que los humanos van aprendiendo el valor del bien y de la fraternidad.

      Y también se puede aprender por las buenas y para eso los Maestros y Mesías se comunican cíclicamente con los humanos para tratar de concientizarlos. Desafortunadamente la mayoría de los hombres no quieren aprender de manera constructiva y no queda otro remedio que dejar que Karma los vaya instruyendo. Y mientras tanto hay toda una horda de entidades que se aprovechan de los humanos. Pero el día en que los humanos decidan ya no ser más manipulados, esos seres no podrán más esclavizar a la humanidad.

      Eliminar