Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

LA MISTERIOSA MANSIÓN DE LOS MAESTROS EN BOMBAY




Sobre esta enigmática residencia, el Coronel Olcott mencionó lo siguiente:

« Hubo Una serie de extraños acontecimientos de los cuales mi amigo Mulji Thackersey fue testigo. Por ejemplo, el 29 de marzo de 1879, Blavatsky le pidió a Mulji que consiguiera una calesa, y cuando esta llegó, ella se subió al vehículo junto con él. Ella se rehusó a contestar sus preguntas respecto a donde iban y simplemente le dijo que le ordenara al conductor en su idioma dar vuelta a la derecha o a la izquierda o ir derecho hacia adelante, según ella le dijese.

Al regresar por la tarde Mulji nos contó lo que ocurrió. Ella había dirigido el curso por numerosas calles serpenteantes y caminos vecinales, llegando a un suburbio de Bombay, a ocho o diez millas de distancia, en un bosque de coníferas. Creo que el lugar se llamaba Parel, aunque puedo estar equivocado. En todo caso, Mulji conocía el lugar, ya que en ese suburbio habían cremado el cadáver de su madre.

En el bosque los caminos y senderos se cruzaban entre sí de manera confusa, pero Blavatsky nunca vaciló respecto a la dirección a seguir pidiéndole al conductor dar vueltas aquí y allá hasta que llegaron a orillas del mar.

Y finalmente para sorpresa de Mulji, ellos se encontraron frente al portón de una mansión privada con un magnífico jardín de rosas en el frente y hermosas construcciones con espaciosas verandas orientales en el fondo.

Blavatsky se bajó y le dijo a Mulji que la esperara ahí y que de ninguna manera se le ocurriera atreverse a ir a la casa, así que Mulji se quedó esperándola lleno de perplejidad; ya que él, que era una habitante de Bombay de toda la vida, jamás había sabido nada de semejante propiedad.

Se acercó a uno de los varios jardineros que estaban arreglando y cuidando a los rosales, pero el hombre no le dijo nada respecto al nombre del dueño de la casa, ni cuanto tiempo había vivido ahí, o cuando se había construido esa casa: algo de lo más inusual entre hindúes ya que a ellos les encanta conversar.

Blavatsky había caminado derecho hasta la casa, y ahí fue cordialmente recibida en la puerta por un hindú de elevada estatura, el cual tenía una apariencia distinguida y notable, y estaba vestido completamente de blanco, y después de saludarse ellos entraron.

Posteriormente reaparecieron los dos, el misterioso desconocido se despidió de ella, y le entregó un gran ramo de rosas, que uno de los jardineros le había dado con este propósito, y Blavatsky regresó con su escolta, se subió a la calesa, y le ordenó al conductor llevarlos de regreso a su domicilio en Bombay.

Todo lo que Mulji le pudo sacar de información a Blavatsky fue que el desconocido era un Ocultista con el que ella estaba relacionada y que ese día había tenido que tratar algunos asuntos con él.

Y la cosa más extraña de toda esta historia era que, por lo que sabíamos, no había posibilidad alguna para que Blavatsky hubiese aprendido algo acerca de este suburbio y de la manera de llegar a él, en todo caso desde nuestra reciente llegada a Bombay, ya que ella nunca había dejado el domicilio donde estábamos hospedándonos; sin embargo ella demostró conocer perfectamente el lugar.


Mulji estaba tan asombrado con esa experiencia que fue a contárselo a sus amigos, lo que llevó a uno de ellos, que profesaba conocer perfectamente el suburbio en cuestión, a apostar 100 rupias que no había una casa semejante a la orilla del mar y que Mulji no podría guiarlo a ese lugar.

Y cuando Blavatsky escuchó de esto, ella le aseguró a Mulji que él perdería esa apuesta, pero Mulji declaró que podía volver sobre cada punto del camino por el que se habían ido y aceptó la apuesta.

Yo hice llamar a un carruaje de inmediato y los tres subimos. Y por medio de otro intérprete hindú, le ordené al cochero que siguiera estrictamente las indicaciones que le mencionara Mulji y nos fuimos.

Después de un largo viaje en coche por caminos tortuosos, por fin llegamos al suburbio en cuyas umbrías profundidades se suponía que debía estar la misteriosa casa.

El suelo era arena de mar casi pura, con un mantillo marrón de agujas de pino, o con alguna otra conífera (posiblemente la casuarina).

Pudimos ver una cantidad de caminos que corrían en diferentes direcciones, y le dije a Mulji que debía mantener una vigilancia aguda porque de lo contrario seguramente se perdería. Pero él sin embargo, estaba tan seguro como era posible, a pesar de la advertencia que le había hecho Blavatsky sobre la pérdida segura de sus 100 rupias.

Durante una hora estuvimos recorriendo la zona, tanto hacia un lado como hacia el otro, y deteniéndonos periódicamente para que Mulji bajara del vehículo y mirara a su alrededor.

Finalmente y justo un minuto después de su última declaración de que esta vez él estaba completamente seguro de que íbamos en la dirección correcta hacia esa misteriosa casa que se encontraba junto al mar, un tren pasó cerca de un terraplén y le mostró al pobre Mulji que en realidad nos había guiado:

¡En la dirección opuesta!

Le ofrecimos darle más tiempo, pero él se sintió tan desconcertado que aceptó su fracaso y regresamos a casa.


Posteriormente Blavatsky nos dijo que Mulji podría haber encontrado esa casa mística si no tuviese en sus ojos un embeleso, y que además, esa casa, como otros lugares habitados por Adeptos, siempre están protegidos de la intrusión de extraños por un círculo de ilusión formado a su alrededor, y custodiado y mantenido con potencia por servidores elementales.

Y esta casa en particular estaba bajo el constante cuidado de un agente confiable, y esa residencia se usaba como un lugar ocasional de descanso y reunión para los Maestros y sus discípulos cuando estaban de viaje.

Y ella nos explicó que de la misma manera, todas las antiguas bibliotecas que se encuentran actualmente enterradas, me refiero a esa vasta cantidad de tesoros que deben mantenerse escondidos hasta que el Karma requiera su restauración para que sean usados por los humanos, esos lugares también están protegidos para que no sean descubiertos por el profano, por imágenes ilusorias de rocas sólidas, de suelo sólido ininterrumpido, por abismos inaccesibles, o cualquier otro obstáculo que hace que se regrese la persona equivocada pero cuya Mâya [ilusión] se disuelve cundo el que debe encontrarlos llega en el momento adecuado»
(Viejas Hojas de un Diario II, capítulo 4)




9 comentarios:

  1. Jajaja, anda que no vivían bien los maestros estos, mientras que la población de la India se muere de hambre, ellos viviendo en sus mansiones apartado de todo, jajaja, yo lo flipo madre mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es culpa de los maestros sino de los propios hombres que la gente se muera de hambre y para todo el trabajo que ellos hacen por ayudar a la humanidad, el hecho que dispongan de una pequeña mansión me parece poco.

      Eliminar
  2. Hola, yo he estado en la India un mes. Y es la primera vez que he ido y la última. Es un país curioso lleno de contrastes. Me llevaría mucho tiempo explicar cual fue mi vivencia en ese país, así que seré muy breve: el problema de la India, es que sus gurús y sus lideres religiosos influyen negativamente al poder político. Yo en alguna ocasión he preguntado a la gente de ese país como podía ser que cerca de mi hotel de 4 estrellas, hubiese a escasos dos kilomentros, una zona de absoluta pobreza con niños casi muriendo de hambre. Y su contestación era siempre que era su karma, su merito. El problema de la India es que la gente entiende muy mal el concepto del karma. Para ellos no hay nada parecido a la justicia social. Usted puede ver a una niña de pocos años deambular por la calle sucia y semidesnuda, y nadie hace nada por ayudarla o darle comida, salvo los turistas extranjeros. Pero la población local mira hacia otro lado.."es su karma" dicen. Mi experiencia en la India me ha hecho valorar más positivamente nuestra cultura cristiana occidental. Yo soy español, y con todos nuestros defectos, nosotros nunca permitiriamos una cosa así en nuestro país. En mi país la gente es catolica la mitad de la población, y la otra es mas o menos atea o agnostica. Y ni catolicos ni ateos permiten esas injusticias. Entonces...¿de que sirve practicar el yoga o creer en el karma, o leer a los vedas y recitar mantras, si dejan morir de hambre a los niños porque su karma los ha condenado?
    En fin, que de mi viaje allí me llevé una gran lección. La India no tiene nada que enseñar a occidente...Al contrario...Tiene mucho que aprender...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo que la India ha distorsionado varios conceptos como es el karma o la reencarnación.

      Eliminar
    2. Gran aporte amigo, no sabía que hacían eso.

      Eliminar
    3. Bueno no creo que sea algo relacionado a la religión, en mi país la mayoría es católico y hace un tiempo salieron a la luz un montón de casos de sacedotes pedofilos y abusos sexuales que la misma iglesia oculto...
      Creo que como dice cid, es que ellos han distorcionado conceptos, y en la mayoría de las religiones la gente no comprende el significado ni sentido real de la enseñanza, siempre se antepone el miedo al castigo.
      De todas maneras depende de ellos como personas si sienten empatía,por que creo que ninguno de nosotros dejaría a un niño en esas condiciones mientras tengamos como ayudarlos.
      Saludos

      Eliminar
    4. Por un lado, es cierto, la filosofía del Karma se ha malinterpretado, cada uno debe enfrentar sus propios problemas e intentar sobreponerse, pero el deber de un maestro no es terminar con la pobreza o esos problemas, incluso en los evangelios hay un ejemplo de esto, cuando María Magdalena quiere lavar los pies de Jesús con perfume, uno de los discípulos le dice que podrían venderlo y dar el dinero a los pobres, Jesús interviene, y les dice:

      “Pero Jesús, dándose cuenta, les dijo: ¿Por qué molestáis a la mujer? Pues buena obra ha hecho conmigo. Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis.”

      Mateo 26:10 - 26:11

      Eliminar
  3. Cid como andas? Me alegra ver que sigas con el blog. Yo lo encontre ayer y lo lei por horas. Creo que sos impecable con tus palabras y se nota todo lo que te haz esforzado y tus ganas para ayudar a los demás a crecer, me parece excelente.

    Solo te voy a decir una cosa con la que no coincido, y en algun momento de mi camino lo pense, pero luego cambie, ya que nuestras construcciones mentales como bien sabras, son impermanentes, y necesitamos romperlas para construir nuevas (como el gimnasio, rompiendo fibra para generar nueva mas fuerte ;)).

    Los falsos maestros espirituales...
    1°) Teniendo en cuenta que nuestro amigo Siddarta es fuente indudable de conocimiento (hoy en día, capaz estaría bueno empezar a dudar, pero todavia no me decido), esas personas pueden estar siguiendo su "buda interior". Por lo tanto, intentar comprenderlos desde fuera de su realidad, es MUY dificil.

    2°) muchos maestros no pecan de malos, simplemente es su ego que les juega una mala pasada. Ellos llegan hasta un cierto lugar de conocimiento, y deciden transmitirlo. El tema es que ese probablemente no sea la cúspide (estarian parcialmente iluminados, o serían una persona noble pero no un aranhat para tomar el caso del budismo), piensan que estan totalmente iluminados, y hablan con una seguridad q la gente malinterpreta, y ellos al no aclararla (porque su ego los sigue engañando), estan contando una verdad desde su realidad condicionada, y no se dan cuenta de su condicionamiento.

    3°) Osho es un gran ejemplo de uno de los "falsos" maestros según vos, que para mi es uno de los más grandes que lei. Osho se confundió en algún punto de su camino, y empezó a ir contra muchas cosas en la que la gente basa sus creencias hoy en dia. Y eso finalizo en que en un punto de su vida no era aceptado en muchos paises. Y desde su fallo, vos podes aprender muchisimo más que de sus aciertos ;). O capaz quizo fallar a propósito, y lo que buscaba era chocar con todo y generar impacto.

    4°) Hay que llegar a ciertos lugares para juzgar desde un lugar objetivo. Capaz hay maestros que mienten en sus enseñanzas, pero mienten en nombre del amor, y la mentira no es mala ni buena, es una herramienta mas. Entonces, capaz no conozcas la intención final de muchos maestros, por lo tanto tu analisis, no puede ser certero.

    De más esta decir que Osho es reconocido como uno de los 10 hombres mas influyentes de la India, asi que... primero hay que ir por todo, entregarse a esto al 100%, y luego re-pensar nuestra manera de pensar :)

    Con la mejor de las intenciones y espero que puedas tomarlo.
    Gracias por tu excelente blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión pero los hechos me muestran que Osho, más que un falso maestro, fue un maestro que se corrompió. Y algunas pruebas de ello es que explotó laboralmente de una manera brutal a sus seguidores para comprarse cosas tan superfluas como lo es una flota de Rolls-Royces. ¿Qué tiene de espiritual eso?

      ¿O el hecho de que en nombre de la libertad sexual haya permitido que en sus ashrams se violaran a menores?

      Y esa historia de que él no sabía nada sobre el envenenamiento masivo que sus guarda tenientes hicieron a la comunidad vecina, eso no se lo cree nadie más que la gente muy ingenua. Y si era inocente ¿por qué huyó precipitadamente del país? Y lo curioso es que no se le olvidó llevarse armas y joyas consigo en el avión…

      Conclusión: si tú sabes sacar lo bueno de las enseñanzas de Osho, qué bueno y te felicito por ello. Pero eso no quita el hecho de que Osho hizo cosas terribles que muestran que no estaba iluminado sino pervertido.

      Eliminar