Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

KRISHNAMURTI AFIRMA HABER CONOCIDO AL MAESTRO KUTHUMI



Ingram Smith quien fue colaborador de Krishnamurti durante 36 años relata una anécdota interesante al respecto en su libro:

« [Siendo Krishnamurti ya un hombre adulto.]  Una tarde vino con nosotros en el coche Gordon Pearce quien conocía a Krishnaji [como le decían de cariño] desde su infancia, desde que fue descubierto [por Leadbeater a los 14 años para ser “el próximo Mesías”] pasando a vivir en la sede de la Sociedad Teosófica en Adyar.

Mientras salíamos de la ciudad, Pearce estaba sentado en el asiento al lado del conductor y charlaban sobre aquellos tiempos. Luego, girándose hacia atrás para enfrentarse a Krishnamurti que iba en el asiento trasero, le preguntó:

-        En aquella época con C.W. Leadbeater ¿viste realmente al Maestro K.H.?  ¿Hablaste alguna vez con Kuthumi (Koot Hoomi)?

Grande fue mi sorpresa al escuchar a Krishnamurti responder:

-        Sí.

No menos sorprendido estaba Gordon Pearce, pues ambos habíamos oído a Krishnamurti descalificar a los maestros y a los gurús. (Lo detallo en ¿está Krishnamurti en contra de los Maestros?). Sin embargo ahora, ante un viejo amigo de su confianza, admitía que había visto al Maestro Kuthumi, un ser sin cuerpo físico.

-        ¿Realmente hablaste con él?  Preguntó Gordon.
-        Sí, contestó Krishnaji, varias veces durante la meditación matutina.

Krishnamurti siguió diciendo que bajo la dirección de Leadbeater se levantaba a las cuatro de la mañana del modo tradicional y meditaba, y que algunas veces Kuthumi estaba presente y que en otras ocasiones conversaban.

“Luego, una mañana, justo después de la salida del sol, estando sentado en la postura del loto mirando hacia el este, Kuthumi apareció en el umbral. Hasta entonces me había conformado con hablar con él pero ese día quería algo más que charlar. Quería no solo sentir su presencia y oír su voz, sino realmente tocarlo, establecer con él un contacto físico. Hasta entonces había sido una voz, una presencia de pie en la puerta. La luz del sol entraba en la habitación y Kuthumi estaba en pie, de espaldas al sol. Me levanté, caminé hacia él y pasé a través de él. Luego me volví y no vi a nadie. Había desaparecido. Ya no estaba allí. Nunca más lo volví a ver.” »
(La verdad es una tierra sin caminos, un viaje con Krishnamurti, Sirio 1996, p128)

Este acontecimiento también lo señala Gregory Tillet en su libro:

« Durante esta época, Krishnamurti experimentó regularmente la aparición de “Maestros” a los que él escuchaba, y los cuales le enseñaban. Años más tarde un amigo le preguntó acerca de esto y Krishnamurti le dijo que después de un tiempo de estar recibiendo estas visitas, le surgió la curiosidad, y un día se puso de pie y caminó hacia la forma del Maestro, el cual se mantuvo inmóvil, hablando: el Maestro continuó hablando, mientras que Krishnamurti caminó a través de la forma, la cual desapareció y nunca más la volvió a ver. »
(The Elder Brother, p. 134)

Los seguidores de Leadbeater utilizan esta declaración de Krishnamurti para querer convencer que son verídicas las afirmaciones de Leadbeater cuando decía que:

-        tenía contacto con los Maestros,
-        que era discípulo del Mahatma Kuthumi,
-        quien había tomado a Krishnamurti como su propio discípulo.




APARICIÓN DE IMÁGENES ARTIFICIALES DE LOS MAESTROS

Sin embargo, puedo asegurarles que no se trataba de auténticos encuentros con verdaderos Maestros, sino de proyecciones artificiales creadas por Leadbeater para hacerle creer a Krishnamurti que tenía un encuentro con los Maestros.

« [El propio] Leadbeater mantenía que para un psíquico entrenado era posible proyectar pensamientos con tal fuerza que podían adoptar las cualidades de la realidad física, esto podía ser formado ya fuese consciente o inconscientemente:

“De hecho, los ocultistas, ya sean de la escuela blanca o negra frecuentemente usan elementales artificiales en su trabajo, y pocas labores están más allá de los poderes de tales criaturas cuando se las prepara científicamente y son dirigidas con conocimiento y habilidad.”
(El Plano Astral, ed. 1980, p. 136)

La proyección de los pensamientos hacia otros para hacer el bien o el mal, fue un tema sobre el que Leadbeater escribió frecuentemente. Aceptando la verdad de estas teorías en esta materia, no hubiese sido imposible para él implantar pensamientos en las mentes de sus alumnos y crear formas aparentemente físicas artificialmente, ya fuese consciente o inconscientemente. »
(The Elder Brother, p.302)

Esto es algo más frecuente de lo que la gente se imagina. Así, anteriormente Annie Besant también fue engañada por el brahmán ortodoxo Chakravarti quien también era psíquico y quien también le proyectó una imagen del Maestro para que acusara a William Judge de impostor. Al respecto, el Dr. Archibald Keightley comentó:

« Había descubierto que esta supuesta entrevista con el Maestro se dice que ocurrió en la propia oficina del señor Judge en el Cuartel General en Nueva York y que el señor Chakravarti fue el que le dio los “detalles” [. . .tal como HPB cuando vivía, ayudó a Besant para que viera al Maestro (ya que “no tenía cualidades psíquicas”) así yo creo que el señor Chakravarti hizo visible ante la señora Besant la imagen que ella misma había formado en su aura; esto es una clase de evocación.]
. . .
La señora Besant nos dijo en Richmond que no recibió ninguna orden del Maestro excepto “actúa”. Que ella recibió órdenes a través del señor Chakravarti, como si viniesen del Maestro. Que fue Chakravarti quien le dijo que el Maestro le ordenaba enviar la carta por correo pidiendo la renuncia del señor Judge. Y que ella admitió tener ligas ocultas con un grupo de brahmanes en la India, estando prohibidas tales relaciones por las reglas de una organización privada [la Sección Esotérica] a la que nosotros y ella pertenecíamos entonces. »
(The Path, Vol. X, jun 1895, p98-100. Citado en T.J.C., p80 y 86)


RAZONES POR LAS QUE NO FUERON VERDADEROS MAESTROS

Al respecto el teósofo Geoffrey Farthing dice:

« Tanto Leadbeater como Dick Balfour-Clark que estuvieron a cargo de su educación, eran definitivamente teósofos de la “segunda generación” [que repudiaron la Teosofía Original]. Es probable por lo tanto que Krishnamurti nunca conociera nada acerca de las enseñanzas de Blavatsky/Maestros. Es también muy dudoso que el mismo Krishnamurti haya jamás tenido una experiencia de primera mano con un ‘maestro’ no obstante que una vez haya descrito haber visto a tres Maestros en una visión. Sin embargo si hubiese tenido una verdadera experiencia, nunca la hubiese podido olvidar ni tampoco habría dudado posteriormente de su existencia ni hubiese repudiado a los Maestros.

[Puede ser, el coronel Olcott menciona que en el primer encuentro con su Maestro, se arrodilló ante el efecto que hizo su presencia, y eso que era alguien muy desconfiado, ver apariciones del Mahatma Morya]

Además, como las enseñanzas de Krishnamurti acerca de la libertad, la confianza en sí mismo, la no dependencia en la autoridad y las instituciones, etc., están todas virtualmente en concordancia con la Teosofía de los Maestros, no habría habido ninguna razón de su parte para repudiarla, ni tampoco de cortar su conexión con la Sociedad Teosófica. Su rechazo estuvo en nunca haber conocido el verdadero océano del conocimiento Teosófico el cual en gran medida no sólo habría justificado sus puntos de vista sino que le habría proporcionado datos importantes para usar en sus enseñanzas, como lo son la diferencia entre la personalidad y la individualidad, la idea esencial de Unidad, y si le hubiese interesado, la verdadera naturaleza del Ser y del Sí. Así como la estructura y los procesos cósmicos totales. » (Manifiesto, p5)



CONCLUSIÓN

Este es un ejemplo más de las manipulaciones y engaños que efectuó Leadbeater para dirigir a la gente hacia donde él quería, actos que anulan la posibilidad de que fuese un discípulo de los Maestro. Por ello, no es casualidad que a medida que Krishnamurti fue desarrollándose espiritualmente y se dio cuenta de toda esa falacia, la rechazó, siguiendo su propio camino. (Lo detallo en ¿Fue Krishnamurti un Mesías fallido?)


Ver también:

8 comentarios:

  1. Acuerdo, sin embargo es interesante saber quienes eran "ellos" quienes sometían a Krishnamurti durante el proceso de transformación llevado a cabo en Ojai y que describe Mary Lutyens en la biografía de Krishnamurti, los Años de plenitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto sería muy interesante, desafortunadamente no veo cómo poder saber eso. Yo sospecho que “ellos” han de haber sido adeptos ya avanzados.

      Eliminar
  2. Curiosamente después de tanto esfuerzo de Krishnamurti para que la gente dejara de idolatrar a los maestros y usaran su propia luz. Que es algo muy correcto en el camino espiritual, porque es así exactamente como debe ser ya que cada cual debe desarrollar su responsabilidad y no colgarse infantilmente de protectores. Luego, leyendole se da cuenta que de vez en cuando cuando está reunido con amigos y en confianza suelta alguna cosita que da a pensar que efectivamente lo que enseñó Blavastky ¡era verdad!. Pero es el enfoque materialista que se usó que destruyó la visión original.
    Ya de esto se ha hablado bastante, solo comparto.
    Cid quisiera comentarte una idea: En el caso de que ocurra algo informáticamente y pudiera suceder el infortunio de la desaparición de este blog. Te sugiero la idea de convertir o volcar el contenido en copias de seguridad y/o luego pasarlos a un formato tipo libro electrónico o pdf etc. Creo que es una buena idea.
    Un saludo cordial y muchas gracias por este magnífico blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la idea, la cual me parece muy buena.

      Eliminar
  3. Dado que la experiencia general de todo buscador o buscadora de la verdad es el momento en que se da cuenta de que su maestro es, en el mejor de los casos, limitado, y en el peor un impostor, Krishnamurti representa el arquetipo de la búsqueda de la verdad actual. Conoció o no conoció a los verdaderos Mahatmas o eran una proyección de Leadbeater? la respuesta a esto es indiferente ya que la realidad es que nosotros hemos conocido solo seudomaestros o gente que habla de maestros, también hemos conocido creaciones de nuestro deseo o nuestras carencias por lo que lo mejor que podemos hacer es interpelarlas ir hacia ellas y comprobar como se desvanecen ante nuestro contacto. Por eso el camino de Krishnamurti, adecuado o no, es el único posible para el ser humano del siglo 21, en otras palabras, el camino de K. más que un camino es un hecho y en ese sentido, como todas las realidades, no se trata de saber si es o no el adecuado, sino de experimentarlo pues parece ser que es el único que podemos experimentar directamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El “único” me parece una palabra muy extrema, pero concuerdo que el camino que mostró Krishnamurti es de los mejores que he encontrado (aunque en lo personal, yo prefiero el camino que los maestros transhimalayicos dieron).

      Eliminar
    2. El hecho de que prefieras escuhar a los maestros en lugar de la luz de tu espiritu no es un apego por seuir un patron estructura como sabes si es o no que pasa si te estas creando muros al pensar q estan en lo correcto?

      Eliminar
    3. De la misma manera te pregunto:

      - “¿Cómo sabes que realmente estás escuchando a la voz de tu espíritu y no estás erróneamente imaginando que la escuchas?

      Mi respuesta es que nunca vamos a estar completamente seguros que estamos en lo correcto. Y de ahí que hay que mantener la guardia y estar dispuestos a cambiar si nos damos cuenta que nos estábamos equivocando.

      Ahora bien, como la mayoría de los humanos todavía tenemos muy dormido nuestro oído espiritual para poder escuchar a nuestro maestro interior. Nos cae de buena ayuda prestar atención a las enseñanzas de los maestros que están al exterior.

      Eliminar