Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

VSEVOLOD SERGEYEVICH SOLOVYOV




Vsevolod Sergeyevich Solovyov o “Solovieff” (1849-1903) fue un novelista ruso. Hijo del famoso historiador Sergéi Solovyov y hermano del filósofo Vladímir Solovyov.

Solovyov conoció a Blavatsky en 1884 cuando ella estuvo en Paris, y sobre ese evento la hermana de Blavatsky, Vera Zhelikhovsky, nos narra que:

« Yo pasé seis semanas en la primavera de 1884 en París con mi hermana. Ella siempre estaba muy rodeada. Sin mencionar a muchas personas de América, Inglaterra y Alemania que habían expresamente venido de tan lejos para verla y hablarle de sus asuntos teosóficos. Y también había una multitud de parisinos interesados en sus enseñanzas, y particularmente en los fenómenos que diariamente tenían lugar a su alrededor.

Y entre los que asiduamente nos visitaban en el departamento ubicado en Rue Notre Dame-des-Champs 46, había algunas personas eminentes. Me acuerdo haber visto allí a muchos sabios, doctores en medicina y científicos, y también a magnetizadores y clarividentes, como también a algunas damas más ó menos versadas en literatura y en las ciencias abstractas, y además muchos compatriotas nuestros de ambos sexos.

Entre todas estas personas cuyos nombre recuerdo están: C. Flammarion, Leymarie, de Baissac, Richet, Evette el hipnotizador y quien fue discípulo y amigo del Barón Dupotet y el señor Vsevolod Solovyov, el escritor ruso, y quien fue uno de sus visitantes más asiduos, y que en ese tiempo manifestaba una gran adhesión hacia la causa teosófica y admiración hacia Madame Blavatsky. »
(Un Esbozo Biográfico de HPB)


Vsevolod Solovyov mantuvo una correspondencia epistolar con Vera Zhelikhovsky, y efectivamente en ese tiempo él mostraba un gran aprecio y admiración hacia Blavatsky.

Por ejemplo, en una carta datada del 7 de julio de 1884, él le escribió:

« He leído la segunda parte de su obra Isis Desvelada y ahora estoy completamente convencido de que es un verdadero prodigio. »
(Ibid.)

Y en otra carta fechada del 21 de noviembre de 1885, él le escribió:

« Cuando su vida llegué a su fin [de Blavatsky], la cual estoy convencido que sólo se mantiene sostenida por algún poder mágico, lloraré toda mi vida por esta desafortunada y extraordinaria mujer. »
(Ibid.)

_ _ _

En agosto de 1884, Solovyov fue a visitar a Blavatsky quien se encontraba en ese momento en la ciudad alemana de Elberfeld, y ahí él tuvo un encuentro con el Maestro Morya.

(Y la narración que dio sobre ese encuentro la puede leer aquí.)

Y al año siguiente volvió a visitar a Blavatsky, pero esta vez a Wurzburgo, y en esa ocasión se le materializó una carta del Maestro Kuthumi.

(Y la narración que dio sobre ese otro evento la puede leer aquí.)

Y es muy probable que los Maestros Kuthumi y Morya se hayan acercado a Vsevolod Solovyov porque veían un gran potencial en él, pero desafortunadamente Solovyov también tenía un lado oscuro, y este lado oscuro era el hecho de que él trabajaba como espía para el servicio secreto de la Rusia Imperial (el Okhrana).

Y es así que Solovyov le propuso a Blavatsky que utilizara sus poderes psíquicos para espiar por Rusia, a lo cual Blavatsky se rehusó causando la furia de Solovyov como ella misma se lo mencionó al Sr. Sinnett en una carta que le escribió:

« Solovyov está loco, o bien actúa así por haberse comprometido por la oferta de espionaje que me hizo, y ahora está temeroso de que yo hable y lo comprometa en San Petersburgo. ... Solovyov no me perdonará por haber rechazado su propuesta. »
(Museo Británico, Adicional MSS. 45287, LXXX; Cartas, p.193)

Y en otra carta que Blavatsky le escribió a su hermana Vera, ella le dice:

« Es evidente que Solovyov está muy colérico contra mí porque no consiguió lo que él esperaba de mí. »
(Pravda o Yelene Petrovne Blavatsky, de Vera Zhelihovsky)


Y efectivamente, Solovyov no se lo perdonó y a partir de 1886 él se alejó de Blavatsky y del Movimiento Teosófico.

Ahora bien,

¿Por qué Solovyov estaba tan temeroso de que Blavatsky hablara y lo comprometiera en San Petersburgo?

Yo veo dos muy buenas razones:

1)   En aquella época el espionaje no tenía el glamur que tiene ahora, sino que al contrario era muy mal visto y particularmente por la aristocracia rusa, la cual consideraba el espionaje como una actividad de gente repulsiva. Y si bien Solovyov no era aristócrata, él estaba muy relacionado con la aristocracia.

2)   Y también se sospechaba que Solovyov tenía una amante en Paris, lo que no creo que se supiese es que ella era la propia hermana menor de su esposa…

Y esto último lo dio posteriormente a conocer Nadya de Fadyev (la tía de Blavatsky) y fue mencionado por Joseph Howard Tyson en su libro “Madame Blavatsky Revisited”.

Y por lo tanto podemos considerar que cuando Blavatsky murió en 1891, Solovyov temeroso que entre los documentos que ella dejó surgiera algo de su escabroso pasado en Paris, decidió protegerse.

Y para hacerlo, en 1892 Solovyov escribió una serie de artículos para la revista Russky Vyestnik, que al año siguiente se publicaron como un libro titulado “Una Moderna Sacerdotisa de Isis”, en donde Solovyov difama a Blavatsky haciéndola pasar por una mujer sin escrúpulos, una charlatana y una espía rusa. Para que de esta manera cualquier acusación que pudiera salir contra él por parte de ella sería desacreditada.



Molesta que Blavatsky no pudiera defenderse, su hermana Vera Zhelihovsky escribió el libro titulado “Una Moderna Sacerdotisa de la Verdad” (1893) en donde daba argumentos en contra de las difamaciones de Solovyov.

Y a petición de la Sociedad de la Investigación Psíquica de Londres, Walter Leaf realizó una traducción al inglés del libro de Solovyov titulado: “A Modern Priestess of Isis” (1895). Pero en cambio el libro de Vera no les interesó traducirlo…

Posteriormente varios investigadores han desenmascarado las calumnias que inventó Solovyov, siendo el trabajo más importante, la serie de artículos que escribió Beatrice Hastings, y los cuales fueron impresos en el Canadian Theosophist a principios del siglo veinte. Y estos posteriormente se recopilaron y se reimprimieron en un libro titulado: “El Fraude de Solovyov [Solovyov ‘s fraud] (1943) publicado por la Sociedad Teosófica de Edmonton.

Y otro trabajo que también hay que remarcar es el que efectuó Sylvia Cranston quien en la biografía que escribió sobre Blavatsky “La Extraordinaria Vida e Influencia de Helena Blavatsky” (1993) ella dedica todo un capítulo a denunciar la larga lista de contradicciones en la que cae Solovyov con los hechos históricos. (Y este es el capítulo 2 de la sección 6, titulado “El Yago de la Teosofía”).

Y también está el artículo que escribió William Judge y que publicó en su revista “The Path” de julio de 1895.

Y también esta el análisis que efectuó la Fundación Blavatsky y que publicó en su revista “Noticias de la Logia” de octubre-diciembre de 2004.

Bueno, hasta el propio traductor no estuvo conforme ya que Walter Leaf en el prefacio de su traducción escribió:

« Las cartas de Blavatsky que puso Solovyov no están completas y se ve claramente que las partes publicadas fueron seleccionadas por una persona hostil con el propósito de dañar a su autora [madame Blavatsky]. . . . Y hasta donde puedo apreciar, hay una verdadera inconsistencia en la narrativa del Sr. Solovyov, lo que implica que él no tiene la actitud mental correcta en que se encontraba luego de las conversaciones de Wurzburgo y confieso que no estoy satisfecho con las explicaciones que da. »


*  *  *
Pero a pesar de todas esas pruebas, varios detractores de Blavatsky (como lo son René Guénon o Peter Washington) han considerado el libro de Solovyov como una fuente de información fiable y se han apoyado en él para respaldar sus ataques en contra Blavatsky, demostrando con ello la poca seriedad en su investigación.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario