CONTACTO DE VSEVOLOD SOLOVYOV CON EL MAESTRO KUTHUMI



Vsevolod Solovyov fue un escritor ruso y en una carta que él le escribió a Vera Zhelikhovsky (la hermana de Blavatsky), él le narra lo siguiente:

« Aquí hay una prueba más [de la existencia de los Maestros transhimaláyicos] y esta prueba la recibí en Wurzburgo, ante los grandes celos de todos los teósofos, y se trata de una carta autografiada por el Mahatma Kuthumi.

¡E incluso está en ruso!

No me sorprendió en lo más mínimo cuando encontré esta carta precisamente en el libro que tenía en la mano, porque tenía un presentimiento de que iba a suceder: ¡lo sabía de antemano!

Lo que sí me sorprendió fue que en esa carta se explicaba de un modo claro y conciso sobre las cosas que poco antes estaba discutiendo [con Blavatsky] y dándome una contestación precisa a las preguntas que en ese momento había formulado.

Y esto, a pesar que cuando se apareció la carta, yo me hallaba algo apartado de los demás.

El individuo que lo hizo debió poder captar mi pensamiento y escuchar las palabras que yo había dicho, para poder dar la contestación exacta. Y este fenómeno lo he observado varias veces en mi propio caso y en el de otras personas. »
(“Un Esbozo Biográfico de Helena Petrovna Blavatsky” escrito por Vera Petrovna Zhelikhovsky)


Y la Señora Zhelikhovsky menciona que Solovyov sugirió que tal vez Blavatsky lo había hipnotizado.

A lo que ella respondió:

« Los poderes ocultos de Madame Blavatsky sin duda eran grandes. Sin embargo, nadie, que yo sepa, le había atribuido jamás a sus facultades: la sugestión hipnótica, como parece haberlo hecho el señor Solovyov.

Además, su hipótesis no puede sostenerse, porque muchas veces las cartas de los Mahatmas y de Madame Blavatsky, han sido examinadas por peritos quienes siempre han declarado que las escrituras son diferentes, y a lo cual hay que añadir que el señor Solovyov no ha sido el único que ha recibido tales cartas, y exactamente bajo las mismas condiciones.

El Dr. Hübbé-Schleiden, editor de la revista The Sphinx, y muchos otros, lo demuestran, habiendo recibido sus cartas por parte de los Maestros en la ausencia Madame Blavatsky.

Y desde la muerte de mi hermana, se han recibido cartas idénticas en Londres en la sede de los Teósofos. La señora Annie Besant, la condesa Wachtmeister, el Sr. William Judge y otros han hablado de ello en todas las revistas teosóficas, y en una de estas cartas de Mahatma Morya (el maestro de Blavatsky) le pide a sus seguidores continuar con su trabajo, lo que producido una gran sensación en el Mundo Teosófico. »
(Un Esbozo Biográfico de HPB)


Y en una discusión que tuvo Blavatsky sobre ese suceso, ella dijo lo siguiente:

« Piensa solo en el caso que sucedió con Solovyov, cuando se encontraba conmigo en Alemania, yo estaba enferma y postrada en la cama, y de repente se rematerializó una carta suya frente de mí, era una vieja carta que había recibido en Londres y que había desgarrado.

Y al mirarla, observé cinco o seis líneas en idioma ruso escritas con la letra del Maestro Kuthumi en color azul.

Las palabras habían sido tomadas de mi cabeza, y la vieja carta la vi desplazándose lentamente por el aire (y es que debido a la debilidad en la que me encontraba no pude ver la mano astral del discípulo del Maestro Kuthumi que estaba llevando), y luego la vi deslizarse dentro y entre los papeles de Solovyov, quien se encontraba en ese momento escribiendo en el pequeño salón, corrigiendo mis manuscritos.

Olcott estaba de pie junto a él y acababa de organizar los papeles, revisándolos con Solovyov.

Y en ese instante Solovyov descubrió la carta, y como un destello vi en su cabeza mencionar en ruso el pensamiento:

     -   "¡El viejo impostor [Olcott] debe haberla puesto allí!"
 »
(“The Brothers of Madame Blavatsky” por Mary K. Neff)


Y es lógico que una persona escéptica pensara que Blavatsky y Olcott escribían esas cartas, y luego discretamente se las daban a las personas, haciéndoles creer que eran de los Maestros.

Pero como Vera Zhelikhovsky lo señaló:

¿Entonces cómo explicar las cartas de los Maestros que fueron recibidas en ausencia de Madame Blavatsky y del Coronel Olcott?

Y siendo muy desconfiados, podríamos considera que ellos tenían sus cómplices, pero yo que he investigado y analizado este asunto con mayor profundidad, he llegado a la conclusión de que muy probablemente la materialización de esas cartas, si fue un fenómeno auténtico, y en el blog les voy a ir detallando las razones que me llevaron a concluir eso.

Y una de esas razones es que no solamente estamos hablando de apariciones de cartas, sino que también hay numerosos testimonios de gente que afirma haber visto en persona a los Maestros, y así por ejemplo, el propio Solovyov mencionó que el año anterior se le apareció el Maestro Morya y tuvo una larga conversación con él.

(Su relato lo puede leer aquí.)


_ _ _


Los Maestros Kuthumi y Morya se acercaron a Vsevolod Solovyov porque veían en él un gran potencial, pero desafortunadamente Solovyov no supo apreciar la gran oportunidad que se le dio y terminó desviándose feamente del sendero como lo detallo en este otro capítulo (link).




2 comentarios:

  1. El comentario anterior sobre el brujo muerto , lo respondes cuando puedas por supuesto..y gracias . compañero
    El resumen sería como una persona muerta puede con energía que se le envía actuar en el mundo material desde el punto de vista teosofico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En teoría sí pero eso consume mucha energía por lo que los magos desencarnados lo piensan dos veces antes de hacerlo.

      Eliminar