Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

LEADBEATER y BESANT FALSIFICAN MENSAJES DE LOS MAESTROS



Por dos años (1894-95) Annie Besant estuvo acusando falsamente (ya que nunca pudo presentar pruebas) a William Judge de falsificar cartas de los Maestros, pero después ella y Leadbeater estuvieron descaradamente falsificando mensajes que decían provenir de los Maestros ¡por casi treinta años!

Esa maña comenzó con la muerte de Olcott (quien presidía la Sociedad Teosófica Adyar) en 1907. Annie Besant y su cómplice Marie Russak quienes estuvieron acompañándolo en su lecho de muerte, pretendieron que los Mahatmas Kuthumi y Morya se habían presentado para pedirle a Olcott (quien ya estaba casi inconsciente) que nombrara a la señora Besant como su sucesora y dictara una carta en donde le suplicaba a Leadbeater que regresara a la Sociedad Teosófica. ¡Después que Leadbeater había tenido que dimitir de esta por pervertido!

Pronto se volvió una costumbre usar en vano el nombre de los Maestros para querer validar sus mentiras. Así, por ejemplo, Leadbeater para convencer a Annie Besant y a otros que Krishnamurti era el próximo Mesías, a cada rato falsificaba cartas que decía provenir del Maestro. (ver Las iniciaciones de Krishnamurti)

Otro ejemplo, para que Annie Besant apoyara la iglesia que había fundado con Wedgwood, Leadbeater le mando una carta diciendo que tal era la voluntad del maestro, lo que es completamente opuesto a lo que piensan los verdaderos Maestros (ver La religión según Leadbeater)


SUS CÓMPLICES TAMBIÉN FALSIFICAN MENSAJES

En 1912, James Wedgwood, con la ayuda de la señora Russak (la de las manifestaciones de Adyar en 1907) fundó el Templo de la Rosa Cruz, una organización ritualista que incluía un tema adventista. Se decía que el ritual había sido compuesto por la señora Besant bajo la inspiración del Maestro el Conde, e implicaba el encender velas para cada uno de los “Instructores del Mundo”. Supuestamente, a través del Templo llegaban “revelaciones de los Maestros” por medio de Wedgwood o la señora Russak.

Wedgwood                       Russak

Leadbeater nunca aprobó el Templo, básicamente porque él no había estado involucrado en su establecimiento y no tenía control sobre él, pero también porque implicaba la producción de mensajes de los Maestros a través de otros agentes.

Posteriormente en 1924, en Europa estaban ocurriendo cosas raras. George Arundale, su esposa Rukmini, James Wedgwood y Oscar Köllerström estaban causándole serias preocupaciones a Leadbeater por sus [supuestas] actividades ocultas.

Arundale                      Rukmini                      Köllerström

Arundale estaba “trayendo mensajes de los Maestros” y anunció varios avances ocultos en una escala que no tenía precedentes. Arundale, Wedgwood, Köllerström y otros pretendían ser clarividentes, y finalmente todos comenzaron a recibir mensajes, en su mayor parte colocándolos en los rangos superiores de la jerarquía oculta.

Arundale, en contra de los consejos de la señora Besant había sido ordenado sacerdote de la iglesia católica liberal en Huizen, Holanda el 26 de julio de 1924 a manos de Wedgwood, y él la noche del 1 de agosto afirmó haber recibido su tercera iniciación, junto con Wedgwood, mientras que su esposa Rukmini recibió la segunda. Casi una semana después, Arundale fue consagrado como obispo (4 de agosto) por Wedgwood y Frank Pigott, sin consultar a Leadbeater, el cual envió un telegrama de desaprobación.

Impávido ante ese pequeño regaño, Arundale comenzó a usar su vestimenta de obispo, y continuó recibiendo mensajes e instrucciones. Estas iban desde el requerimiento de que los obispos usaran ropa interior de seda, que la señora Besant, Wedgwood, y Rukmini y él mismo no comieran huevos, y la promesa de visitar el castillo del Maestro el Conde en Transilvania.
(The Elder Brother, p. 167 y 216-217, extractos)



PUBLICACIÓN DE LAS CARTAS MAHÂTMA


Poco después de la muerte del señor Sinnett el 27 de junio de 1921, el señor Trevor Barker se acercó a la albacea de sus bienes, la señorita Maud Hoffman, actriz del cine mudo, para solicitarle el permiso de transcribir las cartas que el señor Sinnett había recibido de los Mahatmas. El señor Barker era un Teósofo inglés, miembro de la Sociedad Teosófica Adyar (aunque al publicar la segunda edición en 1926, señaló que había renunciado a la Sociedad Adyar, y posteriormente se afilió a la Sociedad Teosófica en Point Loma).

La tarea de transcribir las cartas fue muy ardua, dado lo difícil de la caligrafía de los originales, sin embargo en un tiempo record, Trevor Barker fue capaz de publicar las Cartas en el mes de diciembre de 1923, con el título de Las Cartas Mahâtma a A. P. Sinnett. Posteriormente, y después de haberse dado cuenta de que debido a las prisas y lo difícil de los originales, había cometido algunos errores de transcripción, en 1926 publicó una segunda edición revisada de la misma obra, considerada actualmente como la Edición Original estándar.

En 1939 los manuscritos de estas cartas junto con las que Blavatsky le escribió al Señor Sinnett, publicadas con el título de Las Cartas de H.P. Blavatsky a A.P. Sinnett fueron entregados irrevocablemente al Museo Británico de Londres, y pueden ser consultados actualmente por cualquiera que tenga interés, y que se encuentre en Londres.

La aparición de las Cartas Mahatma publicadas en un libro accesible a todo mundo, ocurrió en uno de los momentos más críticos de la historia del movimiento Teosófico y en particular de la Sociedad Adyar. Durante casi treinta años, Leadbeater y Annie Besant habían estado entregando a los miembros, mensajes que ellos decían provenir de los Maestros que habían fundado la Sociedad Teosófica y enviado a Blavatsky como su mensajera.

Sin embargo, con la publicación de las Cartas Mahatma, todo mundo, miembro o no de la Sociedad Teosófica, pudo comprobar que las enseñanzas originales de dichos Maestros coincidían en todo punto con lo que había enseñado y escrito Blavatsky y William Judge, y que en cambio diferían notablemente de lo que Leadbeater y Besant habían estado enseñando en esos treinta años. Los cuales habían aseverado que lo que exponían era una evolución y un nuevo desarrollo de lo que Blavatsky había enunciado, y por lo tanto muchos pensaron que se trataba de una Neo-teosofía.

Las Cartas Mahatmas demuestran la superchería de Leadbeater y Besant.

Hubiese bastado con leer Isis Develada o la Doctrina Secreta para darse cuenta de que la nueva enseñanza no era una evolución de la antigua como se pretendía, pero muy pocos miembros lo hicieron, arguyendo que Isis ya estaba rebasada y que la Doctrina Secreta era muy complicada. Además, apenas si les quedaba tiempo libre para instruirse, ya que estaban muy ocupados esperando la llegada de Maitreya-Alcyone en la Orden de la Estrella, y preocupados por obtener listones de un mejor color en la Escuela Esotérica, además de tener que ir a Misa y asistir a la logia Co-Masónica (todas las desviaciones que Leadbeater y Besant habían introducido en la Sociedad Adyar).

Sin embargo al aparecer las Cartas Mahatma ya no se trataba de una obra escrita por H.P. Blavatsky, que Annie Besant había pretendido corregir en 1893, y que en 1897 había dicho que:

-        “Ella hace muchas aseveraciones tan confusas. . .que no son nada más que malentendidos exotéricos de verdades esotéricas. . . [y] no puedo dejarlas salir al público sin una advertencia, de que mucho en ellas es ciertamente erróneo [lo que me parece muy hipócrita de Besant].” (p. xx)

Ahora se trataba de las cartas autenticas de los Mahatmas, para las que existían manuscritos con una caligrafía reconocible, y no meras transcripciones a máquina simplemente firmadas con sus nombres como las que hacían Leadbeater y Besant. El estudio de estas cartas y su comparación con lo que se pensaba que simplemente era una Neo-Teosofía, revela que lo que Leadbeater y Besant habían estado enseñando por treinta años es en realidad una auténtica pseudo-enseñanza, basada en la Teosofía Original, pero deformada con elucubraciones personales, fantasías, alucinaciones y visiones sacadas de la Luz Astral, que no están sustentada por la Tradición Esotérica Transhimaláyica. De aquí que no nos sorprenda la opinión de Leadbeater sobre las Cartas Mahatma:

« Leadbeater objetaba las cartas que los Maestros le escribieron al señor Sinnett y consideraba que no eran confiables. Cuando Las Cartas Mahatma a A.P. Sinnett fueron publicadas, Leadbeater se refería a ellas como “ese abominable libro”. » (The Elder Brother, p.277)


INTRODUCCIÓN DE TREVOR BARKER A LAS CARTAS MAHATMA
(Extractos)

El escritor emprendió la tarea, con el más pleno sentido de la grave responsabilidad que comporta su acción, convencido de que había llegado el momento en el que los supremos intereses de La Sociedad Teosófica exigían la publicación completa de Las Enseñanzas de los Maestros dadas al señor Sinnett. Aunque sin lugar a dudas no existía la intención de que estas cartas se publicaran al momento en que fueron escritas, puede honradamente suponerse que tampoco se anticipó el actual callejón sin salida en el que se encuentran los asuntos de la Sociedad Teosófica.

En un momento en el que existe tanta controversia respecto a lo que era o lo que no era la Enseñanza original de los Maestros, la publicación de las palabras de sus propios Maestros solo podrá servir a los intereses supremos del gran movimiento que sostiene como su lema que “No hay religión más elevada que la Verdad”. Por ello, el propósito del compilador ha sido que los miembros de la Sociedad Teosófica y el mundo en general, sean capaces de estudiar por sí mismos, la verdad respecto a los Maestros y sus doctrinas tal como están expuestas en estas cartas firmadas de su puño y letra.

Dicha confrontación muestra claramente que muchas de las teorías que se han convertido en dogmas aceptados de las doctrinas Teosóficas modernas, son en realidad inexactas y engañosas. Debe admitirse que ha habido una tendencia creciente en la Sociedad Teosófica a depender indebidamente de ceremoniales, órdenes sagradas, iglesias, credos y sus equivalentes, sacrificando con ello la virilidad del esfuerzo individual y la libertad de pensamiento que eran tan notables en los primeros años del movimiento.

Se está cerrando un ciclo en la vida de la Sociedad Teosófica, y antes de que el lector abra este volumen, se habrá movido hacia su conclusión inevitable. Deja tras de sí un legado de cosas realizadas que más valdría nunca haberlas hecho, y una historia de celo equivocado y de oportunidades desperdiciadas de las cuales pocos pueden estar orgullosos.


OBSERVACIÓN

Es tal la obsesión de la Sociedad Adyar de encubrir cualquier aspecto que muestre la superchería de Leadbeater y Annie Besant que cuando publicaron las Cartas Mahatma eliminaron dicha introducción y el Apéndice sobre Marte y Mercurio donde Trevor Barker muestra las incoherencias y mentiras de Annie Besant al respecto.


Ver también:

3 comentarios:

  1. La verdad que Leadbeater tiene cara de pervertido pero Besant tiene aspecto de una mujer normal en cambio Blavatsky tiene cara rara, como bien dicen algunos, como diabólica aunque las apariencias engañan; por otra parte en el articulo se nombra a la organización rosa cruz y déjame decirte que últimamente estuve averiguando bastante por internet sobre esta sociedad y en todos los sitios que estuve pedían dinero por lo que no me convencieron en nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, como tú misma lo señalas: “No hay que fiarse de las apariencias”. He visto varios “maestros” que en su apariencia parecen santos (Osho, Aïvanhov, etc.) pero que cuando se investiga más profundamente se descubre que se descarriaron del sendero.

      Y en cambio, los verdaderos Maestros no necesariamente van a tener una apariencia “santa”. Así, Jesús, uno de los más grandes, lo más seguro es que no haya tenido la tez blanca, los ojos claros y las facciones europeas como usualmente se le representa. Esto debido a que los semitas tienen la piel bastante oscura y rasgos típicos del Medio Oriente.

      Pienso que Blavatsky la encuentran “diabólica” porque tiene una mirada muy penetrante. Tenía unos ojos gris claros que te hipnotizaban.

      Inicialmente, la orden rosacruz fue una autentica orden secreta esotérica, pero como todo movimiento, se fue desvirtuando con el tiempo, sin contar que han aparecido múltiples organizaciones que tomaron el nombre de rosacruz para darse más prestigio, pero que son completamente falsas.


      Un fraternal saludo Johanna.
      Cid

      Eliminar
  2. Hola Edgar,

    Gracias por tu cumplido, ese es el objetivo. Hacer la pagina lo mejor posible, poniendo toda la información esotérica inédita y permitida que he encontrado.

    Preferí transcribir tu mensaje y no publicarlo directamente para que no aparezca tu mail y te vayan a estar molestando con spam.

    « Hola, increíble tu página por favor, hay una forma de que pueda platicar contigo mas en privado. ¿A través de facebook o el correo? por favor comunícate conmigo a esta dirección. ¡Gracias! quiero hacerte unas preguntas que me intrigan demasiado, te lo agradecería mucho. »

    Ya te mandé mi correo y en la medida de lo posible intentaré esclarecer las preguntas que te intrigan demasiado.

    Un gran saludo.
    Cid

    ResponderEliminar