Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

¿CÓMO SE PINTARON LOS RETRATOS DE LOS MAHATMAS?


Primer retrato conocido públicamente del Mahatma Morya

Blavatsky en su diario cuenta que fue realizado el 11 de febrero de 1878 por el Sr. Harrisse estando de visita en su departamento cuando ella vivía en Nueva York (ver Collected Writtings, I, p407). Sobre el suceso, Olcott narra en su diario:

« El Sr. Harrisse, nuestro amigo francés, era medio artista y una noche cuando la conversación giró en torno a la India y la valentía de los Rajput, Blavatsky me dijo en susurros que trataría que él dibujara un retrato del Maestro si yo proporcionaba los materiales. No habiendo ninguno en la casa, fui a la tienda más cercana a comprar una hoja de papel adecuado y lápices. El dependiente envolvió el paquete, me lo dio a través del mostrador, tomo la moneda de medio dólar que le di, y dejé la tienda.

Al llegar a casa desenrollé el envoltorio y al estar terminando de hacerlo, ¡dos monedas de un cuarto de dólar en plata cayeron al piso!  Al parecer, el Maestro quería darme su retrato sin que me costara a mí. Luego Blavatsky le pidió a Harrisse que nos dibujara la cabeza de un jefe hindú tal como él la concebía. Él dijo que no tenía una idea clara para hacerlo y quería dibujar otra cosa, pero para gratificar mi esfuerzo se puso a dibujar la cabeza de un hindú.

Blavatsky me hizo señas para que me mantuviera callado al otro lado de la habitación y ella misma se sentó cerca del artista fumando tranquilamente. De tiempo en tiempo, ella caminaba suavemente por detrás de él para ver el avance del trabajo, pero no habló hasta que el trabajo estuvo terminado, digamos como una hora después. … Mientras Blavatsky tomaba en sus manos el dibujo y me lo entregaba, apareció en el papel la firma criptográfica de mi Maestro. »
(Viejas Hojas del Diario, Vol. I, p370)

Este dibujo se encuentra en los archivos de Adyar. Es interesante constatar que prácticamente es idéntico al retrato que el Maestro le dio a su discípulo Ramaswamier en 1882 (ver Collected Writings, Vol. IV, p564 y A la búsqueda del Mahatma Morya)



HISTORIA DE LAS PINTURAS DE LOS MAHATMAS

Ya instalados Blavatsky y Olcott en la India, en 1884 hicieron una gira por Europa donde Olcott narra que en junio:

« Deseando tener algo mejor que este boceto de amateur, les pedí a cinco de nuestros miembros teósofos de Londres (tres profesionales y dos amateurs) que compitieran de manera amigable para intentar por medio de la intuición tener una vista más clara de la cara del Maestro. Ellos accedieron con gusto, cada uno tomando la foto [del dibujo que llevaba conmigo] a su turno y realizaron cinco pinturas que me dieron. Los resultados fueron muy instructivos. Uno logró la idea correcta de su complexión, otro su perfil, un tercero (mi respetada amiga, la Sra. Steiger) su aura luminosa que resplandece sobre su cabeza. Pero en general, ninguno de los cinco fue mejor que el boceto de N.Y. del Sr, Harrisse. » (Viejas Hojas del Diario, Vol. III, p163)

“Casualmente” en esos días el pintor retratista y paisajista alemán Hermann Schmiechen, junto con su esposa, se afiliaron a la Logia de Londres. Olcott lo invito a participar en la competencia, lo cual él amablemente acepto de inmediato y fue el ganador, porque además de tener una gran habilidad artística, poseía cierta percepción psíquica que le facilitó percibir a los Mahatmas. Schmiechen comenzó a trabajar en su primer cuadro el 19 de junio de 1884. La Sra. Laura Holloway relata en sus memorias ese día:

« En el estudio se encontraba reunido un número de gente bien conocida, todos igualmente interesados en el intento que iba a hacer el Sr. Schmiechen. … Aunque sea extraño el decirlo, la fumadora amateur [se refiere a sí misma, Holloway escribió a la tercera persona, como si fuera otro espectador] que se consideraba ella misma una espectadora, fue no obstante la que pronunció la palabra “comienza”, y el artista se puso rápidamente a hacer el bosquejo de la cabeza.

Pronto los ojos de todos los presentes estaban sobre él a medida que hacia sus trazos con gran rapidez, estando todos anhelantemente interesados en la obra de Schmiechen. La paz reinaba en el estudio cuando la fumadora amateur en la plataforma [Holloway] vio frente al caballete la figura del hombre que era delineado, de pie junto a él, sin hacer ninguna señal o movimiento, mientras que el artista con la cabeza inclinada sobre su obra continuaba el trazo. Entonces ella [Holloway] le susurró a su compañera:

-        “Es el Maestro K.H., se está haciendo un boceto de él. Se encuentra de pie cerca del Sr. Schmiechen.”
-        “Describe cual es su apariencia y su vestido” exclamó Blavatsky.

Y mientras los que estaban en el estudio se preguntaban a qué se refería la exclamación de la Sra. Blavatsky [ya que no lo podían ver], la mujer a la que se dirigió [Holloway] dijo:

-        “Él es como de la estatura de Mohini, delgado, con una cara maravillosa llena de luz y animación, con cabello negro ondulado suelto, sobre el que lleva un gorro suave. Él es una sinfonía de grises y azules. Su vestido es de un hindú, aunque es mucho más fino y rico del que haya visto hasta ahora y algunas piezas de su traje son de piel.”
. . .
Y al mirar hacia el artista, ella [Holloway] capturó la mirada del Maestro. La mirada fue algo que ella nunca olvidará, ya que le transmitió la convicción de que su descubrimiento era un hecho genuino. . .luego Blavatsky elevó su fuerte voz para advertirle al artista: “ten cuidado Schmiechen, no hagas la cara demasiado redonda, alarga el boceto y toma nota de la gran distancia que hay entre la nariz y las orejas”. [Lo increíble era que] ella estaba sentada en donde no podía ver la pintura, ni tampoco podía saber lo que había en ella.

Todos los que conocen las copias de los dos retratos de los Maestros pintados por este artista, recordarán la mirada de juventud que tiene la cara de K.H.  No es la mirada de un joven, sino la de la juventud misma. No la de un joven inexperto y carente en años, sino de la vida abundante y plena que siempre está joven, y de un dominio de sí mismo tan grande que no solamente controla la expresión, sino también los nervios y los músculos. . .un ser en el que se ha cumplido todo ideal que el hombre haya concebido de la humanidad glorificada. … Sin embargo era imposible que pudiese hacerse una verdadera semejanza de un Ser como este, ya que siempre será únicamente una imagen restringida del Verdadero Hombre.
. . .
Al terminar este cuadro, el artista se dedicó enseguida a pintar el retrato del Maestro Morya, ambas obras fueron aprobadas por Blavatsky. Las dos pinturas se hicieron famosas entre los teósofos en todo el mundo, convirtiéndose en una fuente de inspiración para aquellos que han tenido la oportunidad de estudiar el maravillosos poder y expresión plasmadas en ellas por Schmiechen. »
(Holloway, The Mahatmas and Their Instruments, revista The Word, N.Y., Julio 1912, p200-206)


(Nota: las imágenes originales hasta ahora las he visto en blanco y negro, me da la impresión que son fotos antiguas tomadas a los retratos de Schmiechen, los cuales imagino que han de ser a color dado que fueron pintados al óleo, pero como están inaccesibles al público, no se pueden tomar fotos más modernas. Aquí tomé las versiones coloreadas que encontré en internet que más me gustaron, aunque no son totalmente fidedignas. Por ejemplo la barba y el cabello del Mahatma Morya en realidad son de color negro, y sus ojos son oscuros y brillantes.)


Los Mahatmas estuvieron presentes en el estudio en su Mayavi Rupa (“su doble astral”) aunque solo unos pocos los percibieron (Blavatsky, Schmiechen, Mohini, Holloway). Esta última probablemente fue testada, ya que en una carta el Maestro Morya le dice a Blavatsky que la lleve:

« Llévala contigo con Schmiechen y dile que “vea”.  Sí, en efecto, ella es buena y pura, y como un chela; solamente que es blanda en la bondad de su corazón. Dile a Schmiechen que él será ayudado [tal vez no tenía suficiente clarividencia]. Yo mismo guiaré sus manos con el pincel para el retrato de K.H. »
(Cartas de los Maestros de Sabiduría, Serie II, No 11, p158)

Posteriormente el Maestro K.H. le escribió a su “discípulo laico” Sinnett:

« Creo que ahora estas satisfecho con mi retrato hecho por Herr Schmiechen, mientras que no lo estabas con el que tienes. Sin embargo a su manera todos son semejantes. Solo que mientras que los otros son producciones de chelas, este fue pintado por la mano de Morya en la cabeza del artista y frecuentemente en su brazo. »
(Carta Mahatma 60, p349)

El retrato suyo que Kuthumi anteriormente le había dado a Sinnet había sido dibujado por su discípulo (“chela”) Djwal Khul.

« Dice [Djwal Khul] que aunque me burle del retrato, el parecido es bueno, pero que hubiera sido mejor si el Maestro Morya no hubiera querido corregirlo y si a él D.K. se le hubiese dejado a su propia expresión “artística”.
. . .
Sintiéndose muy orgulloso, me pidió permiso para precipitar otro retrato similar para el coronel Chesney. Desde luego que se concedió el permiso, aunque yo me reí de la idea, y Morya le dijo a Djwal Khul que el coronel se reiría también de lo que sospecharía ser mi vanidad [de estar mandando mi retrato a mis conocidos]. »
(CM 24B p184 y 53 p300)

Y probablemente por eso los Mahatmas aceptaron ser pintados más profesionalmente y que sus retratos se volvieran más públicos (algo muy inusual), porque ya que fueron los Maestros que se exteriorizaron de la Jerarquía Blanca para portar el Movimiento Teosófico. En vez de estar dando dibujitos aquí y allá, mejor tener retratos decentes para crear los vínculos con sus nuevos discípulos y las diferentes Logias como lo explico más abajo. Schmiechen terminó los cuadros el 9 de julio. Los originales fueron llevados por Olcott a la sede de Adyar en la India

« La idea original había sido erigir un kiosco separado en donde estuviesen los dos cuadros de los Mahatmas, pero a medida que procedió la construcción de la Biblioteca y de  la Sala de Convenciones, se hizo evidente que sería mejor en todo respecto acomodarlos en un anexo especial de la Biblioteca, lo cual así se hizo. »
(Viejas Hojas del Diario, Vol. III, p385)

Después de la muerte de Olcott en 1907, los cuadros de los Maestros fueron trasladados al área de la sección esotérica de Annie Besant (formada por ella en 1898). Y desde entonces, no pueden ser vistos por nadie, incluso tampoco por ningún miembro de la Sociedad Teosófica de Adya, excepto aquellos que pertenezcan a dicha sección.

Schmiechen hizo también varias copias, aunque se ignora cuántas. Una del cuadro de Morya le fue regalada por Blavatsky a su amigo Arthur Gebhard (cuya familia jugó un papel importante en el Movimiento Teosófico) y ahora se encuentra en manos de sus herederos.  También William Q. Judge (uno de los fundadores de la S.T.) tenía copias de los dos cuadros. En su testamento estipuló que su colaboradora Jasper Niemand podría escoger uno de los dos y que el otro iría al Sr. Emil Neresheimer. Ella escogió la pintura del Maestro Morya y la pintura del Maestro Kuthumi es actualmente propiedad de la Sociedad Teosófica de Pasadena.


OTROS RETRATOS CONOCIDOS

Había un retrato de K.H. en el Cuartel General de la Sociedad Teosófica cuando se encontraba en Bombay.

« Fue un momento impactante para Damodar cuando entró por primera vez al Centro de Operaciones de Bombay y vio la pintura del hombre que él había visto tres veces en sus visiones y al que le atribuía haberle salvado la vida dos veces. Luego se enteró que este hombre era el Mahatma Kuthumi, haciéndose su discípulo. »
(Sven Eek, Damodar and the Pioneers of the Theosophical Movement, p5)

Posteriormente, a finales de 1882, la sede de la S.T. se trasladó a Adyar, Madrás, en donde varios testigos mencionan que había los retratos de K.H. y M. en un armario en “el cuarto oscuro” que servía para la materialización de las cartas enviadas y recibidas por los Mahatmas (ver ¿Qué es el relicario del cuarto oculto?).

« [Damodar menciona que] el Cuarto Oculto y el Relicario – en donde se guardaban los cuadros de los Maestros –  en donde ocurrieron tantos fenómenos ocultos en presencia de testigos intachables, ha sido tan contaminado por los trucos de los Coulomb durante la ausencia de la Sra. Blavatsky en Europa que el Presidente [de la S.T. Olcott] demolió el cuarto y lo reconstruyó. » (Ibid, p512)

Se sabe que Blavatsky tenía un pequeño retrato de su Maestro Morya que llevaba consigo y que colocaba sobre una mesa en la habitación donde escribía. Este hecho se puede confirmar por una foto tomada en 1888 de su habitación, en la casa de Lansdowne Road 17, Londres, donde vivió durante sus últimos años (ver CW VII, p256)



¿ES CORRECTO TENER LOS RETRATOS?

En una carta que Blavatsky le escribió a  William Judge en marzo de 1890, ella dice:

« En cuanto a las fotos de los Maestros:

1.    Toda Logia de la Sección Esotérica debe tener una copia de cada uno de los cuadros para la Logia, si así lo desea.
2.    Los miembros individuales de la Sección Esotérica pueden tener una sola copia de cada uno de los cuadros, sujetos a la aprobación de W.Q.J.

¡No comprendo por qué las fotos de los Maestros se hagan menos “sagradas” porque haya que pagarle al fotógrafo que las reproduce!  ¿Podrías explicarme esto W.Q.J.? »

Esto ha llevado a algunas Logias a no permitirles tener los retratos de los Mahatmas, a sus miembros “comunes” (que no pertenecen a la Sección Esotérica), así como rechazar libros teosóficos muy importantes solo porque en ellos están reproducidos dichos retratos. Lo cual me parece absurdo, dado que:

1.    No existe prohibición alguna por parte de Blavatsky o los Mahatmas en ninguno de sus escritos, y
2.    Ahora con el internet se pueden muy fácilmente encontrar todo tipo de versiones, desafortunadamente algunas deformadas, llegando al nivel de caricaturas.


¿Por qué se recomienda que las Logia y los discípulos tengan los retratos?

No es para que los miembros de la Logia o los discípulos se la pasen adorando al Maestro, contemplando en éxtasis su imagen, sino para facilitar el vínculo energético entre los dos (por eso estaban las fotos de los Mahatmas en el Relicario). Es como las muñecas vudú, que para poder enviar el hechizo, el brujo pide una foto o algo que le pertenezca a la víctima, porque eso crea la conexión. Igual aquí, la foto u otra cosa que le pertenezca al Maestro, como por ejemplo un mechón de cabellos, le va a facilitar enviar su energía, su vibración, su inspiración a la Logia o al discípulo. Así por ejemplo, en una serie biográfica sobre William Judge, la cual apareció en el Irish Theosophist en 1896, Jasper Niemand escribió:

« Es un hecho establecido que, cuando se cumplieron los siete años de probación en esta vida, el Maestro mejor conocido en relación con la Sociedad Teosófica, le envió al señor Judge a través de Blavatsky, su fotografía, inscribiendo sobre el anverso “a mi colega”, con un criptograma y firma. Y un poco después, Blavatsky le entregó al señor Judge en París, una carta personal de agradecimiento y consejo, más un mensaje escrito que fue enviado a través de ella por la Logia, alrededor de esta época, está termina diciendo: “Aquellos que hacen todo lo que pueden y lo mejor que saben hacerlo, hacen suficiente para nosotros”. » (Vol. 4, p.115)


FOTOS DEL MAHATMA KUTHUMI

Según el blog Ageless Wisdom existen tres fotos conocidas del Maestro Kuthumi.


“Expertos en fotografía confirman que todas son de la misma persona y que son fotografías genuinas”. No he podido confirmar esta aseveración, pero el blog se ve serio y conocedor, así es que es bastante probable. Alguna de ellas podría ser el retrato al que se refiere el Maestro cuando dice que es “un pobre ferrotipo producido en los días del ‘Gaudeamus’ [de su época universitaria en Europa] por una artista viajera” (CM49, p285)


Ver también:

4 comentarios:

  1. Pues la verdad son hermosos reflejan sus cuerpos sutiles las personas hermosas de corazón lo reflejan en sus cuerpos mas groseros por reflejo y por correspondencia lo que no me explico es porque socrates siendo una hermosa persona sabio era el mas feo físicamente Dr la ciudad aunque eso no le importaba por ley acaso no le correspondía un físico hermoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La explicación que dan los Maestros sobre tu duda, la puse aquí:

      • LA BELLEZA VISTA ESOTÉRICAMENTE

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2013/05/belleza-bello-hermosa-estetico.html

      Eliminar
  2. Hola Cid
    Tienes mas informacion sobre la vida de Kuthumi y Morya,por ejemplo mas informacion sobre la epoca en que Kuthumi estudoi en europa e incluso informacion sobre años anteriores a esos.
    Lo mismo sobre el Maestro Morya,mas que era Rajput no se sabe de el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desafortunadamente no, porque los Maestros son muy discretos, pero si llego a encontrar más información genuina sobre ellos, con gusto la publico.

      Eliminar