LOS ASPECTOS TENEBROSOS DE CARLOS CASTAÑEDA




El siguiente artículo fue escrito por una persona que ha estado muy involucrada en las enseñanzas de Carlos Castañeda y que menciona aspectos poco conocidos de quien fue el último chamán del linaje de Don Juan, pero que deben de ser sabidos por todos aquellos que se interesan en las técnicas que fueron enseñadas por los antiguos brujos toltecas.

(Nota: y para facilitar la lectura dividí el texto en 15 secciones y añadí en morado comentarios míos.)


~ * ~


Estimados compañeros practicantes de Tensegridad y seguidores de Carlos Castañeda:

Con lo que voy a comunicaros, no pretendo crear polémicas personales sino simplemente expresarles lo que siento que es mi deber dar a conocer. Pero animo a los interesados a comentarlo entre vosotros mismos, a que indaguéis, a que investiguéis, y al mismo tiempo a que tratéis de no fanatizaros, de no absolutizar, de no ceñiros en una sola visión de las cosas como si fuese la verdad total.

Como decía Don Juan:

"Probad con tiento el camino y preguntaos si tiene corazón."

Si lo que vais a leer os parece una aberración, un delirio paranoide, y os sentís tentados de no prestarle atención, os animo a que lo toméis como un desafío de guerrero y prosigáis su lectura hasta el final para que así tengáis un panorama completo de mi exposición.


¡SED IMPECABLES!


* * * * * * * * * * * * *

1 - LOS INICIOS

Unos amigos y yo hemos estado interesados en el esoterismo desde hace tiempo, y habiendo cultivado la lectura de diversas vertientes, por eso fue que al tomar contacto con la obra de Carlos Castañeda, la aceptamos como verídica, pero por la misma razón no la hemos considerado una Verdad Absoluta (como quienes creen que "Castañeda es la Biblia") sino que tomamos el tema como "otra visión de las cosas ocultas".

Hay postulados que acercan al esoterismo con la TOLTEKAYOTL y desde un punto de vista místico trascendente como también práctico, por ejemplo en lo referido a la conducta (la necesidad de tener humildad, disciplina, etc.). Mientras que otros postulados (como la estructura del universo y de los seres) constituyen radicales diferencias.

(Aquí no estoy de acuerdo por que yo he percibido grandes similitudes entre lo que enseñó el nagual Don Juan Matus y lo que enseña el esoterismo en esos aspectos, y esa es una de las razones que me lleva a considerar que parte de la obra de Carlos Castañeda es verídica.)

Habrá quienes acepten una descripción en detrimento de la otra, y quienes pretendan armonizarlas, por ejemplo:

¿Es el "cuerpo energético" del que habla Don Juan, es quizás el cuerpo astral o el doble etérico?

Aunque tal vez ambas sean igualmente válidas ya que se traten de "diferentes visiones desde diferentes posiciones del punto de encaje".

Y es que nosotros no creemos que doctrinas milenarias sean solamente "fantasmagorías", ni compartimos la burla que hacia Carlos Castañeda del misticismo (si él sólo conoció farsantes, tanto peor para él que no buscó más allá de lo que experimentó).





2 - ¿NADIE TE PUEDE HACER NADA?

Y tampoco compartimos la tan cacareada aseveración que hacía Carlos Castañeda de que:

"Nadie te puede embrujar y nadie te puede hacer nada."

Porque esto constituye por parte del Nawalli Castañeda, ya sea una ignorancia supina o bien una mentira deliberada (o si ustedes prefieren denominarla: "una estrategia de guerrero") tendiente a evitar que la gente se ponga morbosa sobre ese tema. Pero que también la deja por completo indefensa ante la magia oscura si decide aceptar que "nadie puede hacernos nada".

(Esto es cierto ya que aunque te muestres incrédulo hacia las energías nocivas que se manejan en la hechicería, esto no va a impedir que esas energías negativas terminen por afectarte.)

¿Y las trampas para la segunda atención de las ruinas mexicanas, qué?

¿Y los espectros cazadores de energía que Castañeda enfrentó en el desierto en compañía de Don Juan, qué?

¿Y las viejas brujas de las que tenía que huir "como si lo llevase la chingada" como le dijo Don Juan?

¿Y el caso del anillo que encontró la Gorda?

Esto por sólo poner algunos ejemplos que aparecen en los libros y a los que habría que agregar otro muy importante, y es que los seres inorgánicos de toda clase se alimentan de las emociones, como por ejemplo:

-      el que persiguió a Don Juan, evocado por el nawalli Julián,
-      o el de la conciencia (los Voladores),
-      o el de la energía,
-      etc.

El asunto es que esos seres inorgánicos siempre tienen algo que aprovechar de nosotros…

¡Leed!  ¡Repasad los libros!

¿O haréis solamente caso de la palabra de Carlos Castañeda quien dijo: "No leáis los libros, sólo practicad tensegridad y recapitulad"?

Y además de los ejemplos de sus libros, están aquellos esparcidos en la literatura alrededor del mundo, en libros y revistas, documentales televisivos y demás, que demuestran a las claras (salvo a los tercos) que aquello de que "nadie te puede hacer nada".

ES ABSOLUTAMENTE FALSO





3 - LOS MALEFICIOS VUDÚS

Y por desgracia (y para mayor confirmación de lo que les acabo de asegurar), mis amigos y yo hemos sufrido en diverso grado el influjo del psiquismo nefasto y de la acción de la magia negra, al cruzarse uno de nosotros con practicantes de lo que luego descubrimos que era la más contundente hechicería vudú.

Y por consiguiente procuramos el resto del grupo auxiliarlo en la situación en la que se había mentido, investigando, entrevistando, estudiando la literatura especializada y sufriendo también en carne propia esos maleficios, ya que fuimos contemplando un panorama desolador: en donde hubo cambios radicales de personalidad, abandono y disolución de hogares, más enfermedades y quebrantamientos de salud de toda índole misteriosos y repentinos.

Muchos de esos cambios en el comportamiento de las personas pudieron ser reparados con "técnicas" igualmente supersticiosas, y en los casos leves mediante el intento inflexible de la voluntad.

Pero también hubo una alteración inexplicable de los animales con los que convivíamos (y mayoritariamente esas alteraciones se produjeron a la medianoche en punto). Y también la muerte "inexplicable" de la vegetación (¡incluso la mitad lateral exacta de un árbol!). Como también una sensación de opresión psicofísica aplastante en el hogar, suicidios preanunciados y un largo etcétera.

Eso por parte de las víctimas, aunque en ese terreno el límite entre víctima y victimario puede hacerse muy borroso e incluso desaparecer, debido a que se ha atestiguado de gente maléfica que no come ni duerme, trabaja todo el día incluso a la intemperie en condiciones climáticas extremas y bebe grandes cantidades de líquido durante las veinticuatro horas.

Y si ese individuo pertenece formalmente a una secta vudú con la que está relacionada, entonces posee también tatuajes y mayormente en los antebrazos con la infaltable serpiente.

Pero lo más aterrador es que estos síntomas se están presentando en personas no relacionadas directamente con el vudú, y que pueden no saber nada del tema, pero que han sido afectadas por alguien con vaya a saberse para qué fines.

Hemos observado dos grandes categorías principales de afectados:

1) Gente que sufre "obsesión" por parte de diferentes clases de seres inorgánicos, seres que los cultores del vudú llaman LOA y sobre los cuales se puede consultar en la literatura existente.

Y lo que no hemos hallado en los libros pero sí en la experiencia, es que distintas categorías de estos seres inorgánicos obsesionan a gente específica, según su personalidad individual.

Así por ejemplo, hay quienes hacen carne y sangre del dicho que ellos mismos expresan: "Hay que vivir, hay que divertirse", personas que transitan una escalada de manifestaciones que gradualmente los llevan al extremo de no dormir, no comer, sexo obsesivo, sadismo, prepotencia, violencia, capacidad de trabajo ininterrumpido y aumento y endurecimiento del volumen muscular, lo cual los dota de un aspecto "cuadrado".

Al grado que pareciera que el loa que los obsesiona "quisiera disfrutar de la vida terrenal" a través de su víctima, o tal ves sea porque estos actos generan el tipo de energía que la entidad inorgánica necesita como alimento.

(La teosofía explica que se dan los dos casos: ya sea que se trate de humanos desencarnados que tratan de satisfacer sus adicciones al sexo, al cigarro, al alcohol, etc., y esto por medio de un humano vivo; o son seres del inframundo que a través de esas actividades se nutren de las bajas vibraciones que generan esas actividades cuando son efectuadas de una manera perniciosa.)



2) Y otra clase de entes inorgánicos muestra una evidente necesidad de la energía generada por la devoción y sentimientos concomitantes.

Y así uno ve a gente que se siente inundada de una gran obsesión religiosa y que acuden intensamente a las iglesias, personas que muestran características fisonómicas parecidas a los anteriores: palidez, consunción del rostro, ojeras, etc. (y los cuales les confiere un aspecto de "cara de ratón").

Y este otro tipo de seres inorgánicos se focalizan en las imágenes religiosas, hacia las que la gente dirige su atención y en ocasiones producen "milagros" para mantener la fe del rebaño en que se ceban, o castigan las promesas incumplidas de sus creyentes, o deshacen el "milagro" si no se les hacen las ofrendas que les corresponden.

(Aquí también la teosofía explica que existen seres divinos imperfectos que se complacen en hacerse pasar por santos o dioses para generar esa fe fervorosa y religiosa entre la gente hacia ellos y de la cual se alimentan.)

¡Y estos entes (que sean religiosos o malignos) corresponden punto por punto con la conducta de los “loas” del vudú!




4 - DIFERENTES GRADOS DE POSESIÓN

Y confrontadas estas personas en diverso modo al ente obsesionante que las posee o influye, este "se asoma por los ojos" y en ocasiones la mirada que aparece en ellas provoca en la gente un pánico instintivo, corporal o como lo llaméis.

Los loas descienden sobre sus huéspedes humanos, los "cabalgan", se les aposentan entre la parte superior de los omóplatos, lo cual provoca en esa zona la máxima contractura muscular, y un encorvamiento de la parte superior del cuerpo "como si la persona estuviera colgada de una percha".

Ved los relatos de quienes se unieron al Movimiento Carismático. Los convencieron de cantar alabanzas a Dios con los brazos en alto (como si de antenas receptoras se tratara) y de inmediato se inflamaron de devoción y ardor "espiritual".

¿Es que el "Espíritu Santo" descendió sobre ellos?

Y tened en cuenta que la Renovación Carismática surgió en el Caribe, el epicentro americano del vudú...

Leed, leed los testimonios de las curaciones milagrosas de los carismáticos que incluyen a gente que "no supo ser agradecida" (no se unió a las reuniones de oraciones, adoración y cantos devocionales) y murió al poco tiempo.

Fervor, alegría, pasión, devoción, violencia... Ya lo decía don Juan:

"Los seres inorgánicos se alimentan de las emociones de la gente."

Y estos seres fomentan esas emociones de las que se alimentan, aunque para afectar a alguien parece ser que deben de ser evocados, a "favor" del solicitante o de otras personas, y no pudiendo actuar por iniciativa propia.

(De hecho muchas de estas entidades astrales sí pueden actuar por iniciativa propia, pero si el humano las invoca o lleva una vida muy profana, es mucho más fácil para estas entidades influir sobre ese individuo.)

Así, el individuo se encuentra lleno como de energía eléctrica inarmoniosa, una especie de energía negativa que lo dota de lo que parecería ser una vitalidad inextenuable, pero que es en realidad la energía ajena del ser inorgánico, en tanto la verdadera vitalidad del individuo va siendo consumida inextricable por el ser inorgánico.

Al grado que en los casos más graves, la carne consumida se pega a los huesos (pues la materia se halla unida a su molde energético) y los órganos y sistemas se van colapsando, en tanto quizás la persona se sigue sintiendo "muy bien", pues lo que ella siente es la energía eléctrica foránea que la mantiene activa, a despecho de su propia energía vital.

Y vemos las correspondencias que hay entre los brujos vudú invocando a los “loas” y los brujos toltecas buscando a los “aliados”...

Seres inorgánicos...  Energía eléctrica...





5 - LA NOCIVA INFLUENCIA DE LOS SERES INORGÁNICOS


Ved lo que dice Carlos Castañeda en "El Arte de Ensoñar", capítulo 3, cuando él se confronta a los seres inorgánicos ensoñando despierto:

« Agarré a la figura que estaba a mi derecha y entonces sentí una descarga eléctrica de tal fuerza que casi me hizo soltarla.
. . .
Me aferré a la figura, la cual se enroscaba y se sacudía. No como lo haría un animal pesado sino como algo esponjoso y ligero, pero tremendamente eléctrico.
. . .
Y recibí la sacudida tras sacudida de una corriente eléctrica nauseabunda. »

Don Juan decía que Castañeda era peligrosamente similar a los brujos antiguos y el propio Castañeda en "La Rueda del Tiempo" hace la trágica confesión de que él está atrapado en el intento de los brujos antiguos. Esos seres morbosos que buscaban alianzas con los seres inorgánicos.

Y las cosas que se leen a la luz de estas consideraciones en los reportes de los seminarios son, por decir lo mínimo, inquietantes.

Por ejemplo una persona que estuvo en uno de los talleres dados por Taisha Abelar dice que:

« Ella se puso a contar una historia en Maui y al final estaba llorando al punto que su voz se quebró, y ocurrió que justo en ese momento ella estaba pasando cerca de mi asiento y advertí que sus ojos estaban rojos y había lágrimas corriendo por sus mejillas. »

Y ahí yo les pregunto:

¿Dónde está la tan cacareada sobriedad de los chamanes que evitan tales desbordes emocionales?

¿O dirán que esos no son desbordes emocionales sino la "pura emoción del brujo", o "un desatino emocional controlado", o alguna otra chorrada por el estilo?

Y no estoy acusando a Taisha de estar "embrujada", pero los desbordes emotivos como reírse por cualquier cosa, parlotear nerviosamente sin parar, llorar por canciones, etc., se cuentan entre los síntomas de los afectados por los “loas”.


Y otra persona que estuvo en los seminarios sobre Florinda Donner dijo que:

« Ella es una mujer muy baja de estatura pero que exuda una gran cantidad de energía lo que la tiende a estar todo el tiempo muy nerviosa. »

Yo en lo personal nunca he visto a Florinda Donner pero personas que sí la han conocido me han contado sobre ella que efectivamente su conducta es muy nerviosa y atropellada.

Y ahí una vez yo les pregunto:

¿Es eso la energía chamánica?

¿Es ése el beneficio de practicar los pases mágicos y adentrarse en los conocimientos de la antigua brujería tolteca, el de andar medio loco?

Porque si de verdad fuera una energía benéfica la que ellos nutrieran, entonces sería una energía armonizadora que conferiría paz y relajación. Pero si andan como buscapié, es porque están imbuidos de una energía desequilibrante a tal grado que no se soportan ni a sí mismos.

Y otra persona sobre Florinda Donner añadió:

« Ella parecía un poco agresiva como si fuera una fiera, aunque me reproché de mi propia estúpida tendencia a juzgar y asumir. »

Pues perdonad, pero creo que esa "estúpida tendencia" de presentir cuando nos encontramos con alguien nos ayuda a mantenernos vivos en terreno oscuro y resbaladizo.

Y este comportamiento desconcertante que muestra Florinda Donner se puede también percibir en la entrevista que dio en la radio y en donde sus continuos tics tartamudeantes "this-this-this... of-of-of-of", y sus respuestas que con el tiempo se vuelven entrecortadas, inconclusas y terminan siendo un batiburrillo de ideas a medio expresar. Todo eso muestra que ella no estaba armonizada en su interior.

(www.fortunecity.com/olympia/wade/237/florinda.htm)

En cambio Taisha muestra tener más la fuerza suficiente para "mantener el tren en los rieles" pero igualmente se la oye estar como poseída por una energía que no logra completamente soportar, y esto se le nota en algunas entrevistas más que otras, y también fluctúa según el momento.

Y ahí vuelvo a preguntar:

¿Dónde está el equilibrio y el balance del guerrero?

¿Dónde está el poder y la capacidad de fijarse en cualquier posición del punto de encaje?

¿Dónde está la sobriedad, la cohesión y la solidez que deberían de tener?


Y la respuesta la da un investigador quien dijo:

« En realidad, los pases mágicos se retrotraían a los antiguos brujos y a sus fijaciones (las cuales estaban en el lado mórbido y obsesivo). Y por lo tanto cuando uno practica la Tensegridad pases de brujería, en realidad se está enganchando al intento de esos antiguos brujos. »

¡Lo cual es una preocupante perspectiva!

Y otra persona mencionó que:

« Florinda parecía rebosante de vitalidad ya que todo el tiempo saltaba arriba y abajo. »

Pero es un gran error creer que eso es vitalidad porque la vitalidad es también armonía y solidez. Tomate diez redbulls y vas a estar igual de activo, pero eso no quiere decir que tengas vitalidad.

Ahora bien, es viable deducir que existe una relación directa entre ese estado tan "energético" el que muestran las brujas de Castañeda (aunque más bien yo lo llamaría "eléctrico") y las conexiones que mantienen con los seres inorgánicos.

Y sobre todo Taisha, tal como se puede leer en varios reportes y en donde mencionan que se la pasaba hablando en los seminarios de mucha chorrada sobre el afecto, el afecto, el afecto y el afecto.

(Cuando supuestamente ella ha alcanzado la sobriedad de un chaman.)

Y también se cuenta que un "bicho con grandes alas" apareció junto a la diapositiva de un Volador, y luego se esfumó misteriosamente. Y Florinda dijo que se trataba de un "Globus Phoebus" y que era uno de los amigos inorgánicos que duermen con Taisha.

Florinda Donner y Taisha Abelar


Y debido a la incredulidad que ha causado Carlos Castañeda al afirmar que "nadie te puede embrujar y nadie te puede hacer nada", es impresionante la cantidad de ignorancia que vemos en los foros de estudiantes en donde se dice cosas tan absurdas como:

« Taisha asegura que duerme con dos seres inorgánicos en su ático y los abraza todas las noches. Y ella menciona que la han llevado en muchos viajes a su mundo, pero que no hay problema porque los seres inorgánicos no quieren dañarnos, simplemente ellos pueden sentir afecto y quieren compartir ese afecto con nosotros. »

¡Oooooh, claro son taaan desinteresados!

Esos seres inorgánicos no deben de haber leído "El Arte de Ensoñar".


(De hecho también hay “seres inorgánicos” benéficos, pero la teosofía explica que para que uno pueda atraerlos tan profundamente como pretende Taisha, se requiere que uno lleve una vida extremadamente pura sin ningún pensamiento, emoción o acción negativa, y siendo estrictamente vegetariano y abstemio.

O sea que se requiere una pureza que ni Carlos Castañeda ni sus brujas mostraron tener.

Y en cambio los Maestros transhimaláyicos explican que muchas de esas entidades astrales nocivas se hacen pasar por seres benéficos para engatusar a los humanos despistados.

Y es interesante constatar que esa actitud desequilibrada que muestran Taisha y Florinda, también la mostró y por razones parecidas una aristócrata inglesa, como lo narra el ocultista Eliphas Lévi en su libro “Dogma y Ritual de Alta Magia”:

« He concluido que la práctica de estas ceremonias para invocar a los espíritus es nociva e incluso peligrosa para la salud (tanto moral como física) y que yo no resistiría a semejantes rituales, si estos se hicieran habituales.

Y la dama que me invitó a efectuar estos rituales es una prueba de ello, porque a pesar de sus negaciones, yo estoy seguro que ella tenía la costumbre de practicar la nigromancia y la goecia.

Y los daños en su personalidad son obvios, ya que a veces disparataba por completo, mientras que otras veces se entregaba a insensatas cóleras de las que apenas ella misma podía determinar la causa. »
(Volumen I, capítulo XIII titulado: La Nigromancia)





6 - IDEAS OPUESTAS ENTRE DON JUAN Y CARLOS CASTAÑEDA

Don Juan creía que lo mejor que se podía hacer era permanecer apartados de los seres inorgánicos, al grado que incluso él planeaba dar un salto mortal para evitar el mundo de los seres inorgánicos.

Mientras que Carlos Castañeda pensaba lo contrario y consideraba que es mejor interactuar con mundo de los seres inorgánicos, y es así como en una conferencia aseveró que:

« Hay que aprender a manejar a los seres inorgánicos antes de hacer el viaje final. Y es por eso que la interacción de mi grupo es mucho mayor con los seres inorgánicos que la que tuvieron Don Juan y su grupo.

La batalla es en ese otro mundo, y entraremos en ese universo nos guste o no. Es inevitable. Y es por eso que hay que aprovechar aliarnos con los seres inorgánicos, porque ellos tienen más conciencia que nosotros, pero nosotros tenemos más energía y su conciencia nos puede guiar. »
(Conferencia de Carlos Castañeda en la librería Phoenix, el 28-2-93.)
_ _ _

(Vemos que Don Juan muestra la misma sabiduría que los Maestros transhimaláyicos quienes también recomiendan alejarnos de las entidades del astral.

E incluso de las benéficas ya que todas las entidades del astral necesitan de la energía de vitalidad de los humanos para poder actuar en el plano físico.

Y así por ejemplo, el Maestro Pastor explicó que los curanderos que utilizan a entidades del astral para poder sanar a sus pacientes. Después de unos años deben de parar esa actividad si no quieren caer gravemente enfermos o incluso morir.)





7 - CASTAÑEDA FUE VAMPIRIZADO ENERGÉTICAMENTE


Las descripciones del aspecto físico de Castañeda concuerdan (aunque más al extremo) con el aspecto físico de numerosos practicantes de Tensegridad y también con la de numerosos afectados por los loas en puntos muy sintomáticos.

Y es así que Carlos Castañeda de ser un hombre robusto, en pocos años cambió a tener una extremada delgadez y mostrar esa "electricidad nerviosa".

La gente que lo vio en los últimos talleres donde apareció dicen que:

« Todos los movimientos de sus manos eran rápidos y enérgicos, anduvo dando saltos durante su conferencia, aporreando la plataforma con sus manos en momentos clave. »

¿Os imagináis a Don Juan comportándose así, como chango excitado?

« Su ojo izquierdo era inexpresivo y oscuro... Él era chaparro y extremadamente delgado. Era un viejo increíblemente frágil. »

« El viejo en el escenario parecía como que pesara 55 kilos. Sus manos eran de anciano, con venas y tendones prominentes. Sus movimientos eran vigorosos, pero no más que los de muchos sesentones que se agotan en el gimnasio al que voy. »

« Castañeda es tan delgado que su trasero ha desaparecido completamente. Pero a pesar de ello estaba muy hiperactivo ya que habló durante la mayor parte de una hora y media sin apenas hacer pausa para respirar. »

« Es un viejo enjuto soltando melosos clichés... Castañeda payaseó en el escenario, riéndose de sus propias ocurrencias y generalmente exagerándolas. »

Y sus brujas muestran los mismos síntomas:

« Había una rubiecita enjuta... era Florinda Donner Grau... parecía que pesara 38 kilos, asumiendo que tuviera billetes de autobús en los bolsillos. »

« Taisha Abelar... se parecía a esos individuos vacilantes y frágiles... que parece como si fueran a ser derribados por una brisa fuerte. »


Esto es lo que he leído hasta ahora: personas enjutas y alocadas.

¿Dónde están la sobriedad, el balance y el equilibrio entre el cuerpo físico y el energético?

"Una horda de brujos esqueléticos". Pareciera que algo les consumiera su energía vital y la reemplazara con energía eléctrica, nerviosa.

Y muchos de mis compañeros practicantes de Tensegridad muestran diversos grados de delgadez, incluso los más delgados están consumidos hasta los huesos, pero sin síntomas de debilidad.

¿Pero qué prueba tenemos de que no estaban así ya antes de comenzar a practicar Tensegridad?

Seguramente se preguntarán algunos. Además que en ese entonces todavía no nos hacíamos estos planteos. Y no es que, al parecer, pierdan grasa y adelgacen.

¡Sino que No tienen carne!

En cambio lo que sí tienen (o les queda después de la práctica) son unos "ojos de loco".

¿Nadie observó esto?

¿Nadie lo preguntó en los seminarios?


Sí lo hicieron y lo que Castañeda y sus brujas respondieron fue lo siguiente:

« Castañeda habló sobre cómo allá en México la gente se preocupaba de que él estuviese drenándoles la energía para hacerse más fuerte y aseguró que eso realmente no es posible. »

(Aquí Carlos Castañeda está equivocado porque por supuesto que es posible chuparles la energía a los otros humanos y eso es justamente lo que hacen los magos negros todo el tiempo.)

« Un hombre preguntó si es posible robar energía y Florinda dijo que nadie puede sacarle energía a nadie. En México había gente que pensaba que ellos eran vampiros, a lo que Florinda respondió riendo:
   -  "¿Creéis que queremos vuestros dedos gordos?" »
(Instituto Omega, mayo de 1995)

En esta última frase ella se refiere a la energía de la conciencia, pero:

¿Eludió deliberadamente referirse a la energía de la vitalidad?

« La energía no nos la pueden quitar ni dar, sólo se dispersa hacia la periferia y la Tensegridad la reagrupa. »
(México, enero de 1996)

« Somos unidades selladas en las que no puede entrar ni salir energía. »


¿Y entonces qué hay de esa técnica de absorber energía solar por los ojos que se menciona en "El Segundo Anillo de Poder"?

¿Y esa historia de Taisha subiendo por el Gran Cañón, usando reservorios de energía que había dejado en la noche con su cuerpo energético y tomando la energía de las mulas que cruzaban en sentido contrario?

¿Y el asunto de recuperar y devolver filamentos energéticos con la recapitulación?

Aunque tal vez se trate de diferentes tipos de energía (energía de conciencia, de vitalidad, etc.). Pero no se trata aquí de acusar a éstos brujos de drenarnos la energía. Sino más bien parece que ellos también están siendo drenados.





8 - EL DESAFIANTE DE LA MUERTE


Y es que hay que pensar que con el final del linaje de Don juan, el Desafiante de la muerte se quedó sin naguales a quienes poderles tomarles la energía.

Y una vez más vemos la contradicción de las palabras de Castañeda y sus brujas porque:

¿No era que la energía no se podía dar ni tomar?

"O me das tu energía o te denuncio por brujo", le dijo el Desafiante al nahual Sebastián; simpático comienzo de las relaciones.

El Desafiante de la muerte les tomaba la energía a los chamanes de su linaje del "punto de la muerte en el abdomen y la ponía en un saco propio".

(El Desafiante de la muerte es un antiguo brujo tolteca que por medio de la magia logró quedarse anclado en el plano astral impidiendo así que la muerte lo pudiera tocar, pero para mantener su existencia necesita de energía y esta la obtenía a través de los chamanes de su linaje.)


Y ahora que se le acabaron los naguales ya que Castañeda fue el último.

¿Cómo le hace para sobrevivir?


En el libro "El arte de ensoñar" se menciona que:

« El Desafiante de la muerte usó el cuerpo energético de Carol Tiggs de una manera oscura y portentosa, congruente con las maquinaciones de los brujos antiguos y encontró una vez más su escapatoria. Agarró un viaje con vosotros. "Tu destino es el destino de él" (el Desafiante) me dijo Don Juan, "y si llegas a la libertad, él también llegará". »
(Capítulo 13)

¿Castañeda llegó a la libertad o murió de cáncer de hígado?

Y en cualquiera de los dos casos:

¿Se cumpliría la aseveración de Don Juan que Castañeda está ligado al Desafiante de la muerte?

Y en otra ocasión mencionó que:

« La "Carol Tiggs de puro intento" (o sea el Desafiante de la muerte usando el cuerpo energético de Carol, ¡que me llevan los diablos!) le habló de amor, y el amor y el amor y el afecto y el amor, diciéndole que el Desafiante es parte de nuestras vidas y de nuestro linaje. »

« Los mundos que están actualmente explorando se encuentran fuera de las tradiciones del linaje de Don Juan, presumiblemente porque son creados por posiciones del punto de encaje con un movimiento diferente que el que usaba Don Juan, y más como el que usaba el Desafiante de la muerte. »

¿Alcanzó el Desafiante la libertad junto con la supuesta libertad conseguida por Castañeda?

(Lo dudo muchísimo porque el problema cuando te atoras en el plano astral, es que también terminas por separarte de tu triada superior, lo que imposibilita que te puedas liberar, y para empeorar el asunto, caes en una situación muy delicada porque cuando tu cuerpo energético fallece, tienes que vampirizar la energía de los humanos si no quieres desaparecer.)


Howard Lee fue el médico de cabecera de Castañeda, y este le tenía un gran apreció al grado que hasta le hizo una dedicatoria en su libro "El Fuego Interior":

« Su extraordinario dominio de los matices del uso y manejo de la energía lo convierten en el más respetado y admirado practicante del arte de tratar con la energía, y estoy orgulloso de haber sido uno de sus estudiantes. - Carlos Castañeda. »

Pues bien, los practicantes que se hacen atender por Howard Lee dicen que éste manifestó que le desagrada la forma en que actualmente, con la desaparición de Castañeda, se está llevado el asunto de la Tensegridad, la cual se halla ¡en manos del Desafiante de la Muerte!

(www.sacredtrust.co.uk/hlbody.htm)

O sea que el Desafiante de la muerte sigue entre nosotros y dirige la Tensegridad.

¿Con qué fin? ¿Nuestra dicha? ¿Nuestra libertad?

¿Cuál es su interés?

Obviamente sobrevivir y seguir manteniendo su mundo de ensueño para escapar de los seres inorgánicos.

¿Y qué le pueden hacer los seres inorgánicos al desafiante de la muerte?

En el libro "El arte de ensoñar" está la respuesta:

« Los seres inorgánicos podrían darse cuenta de que el Desafiante de la muerte es un humano y capturarlo de nuevo. Y es por eso que el Desafiante de la muerte les tiene miedo a los seres inorgánicos. Más de lo que tú crees que sea posible temerle a algo.
. . .
Todos los brujos de la antigüedad cayeron, irrevocablemente presas de los seres inorgánicos. Y después de capturarlos, los seres inorgánicos les daban poder para ser los intermediarios entre nuestro mundo y su reino; un reino que la gente conocía como el "otro mundo". »
(Capítulo 13)

Y Castañeda y su grupo (al igual que como lo hicieron los antiguos brujos) estuvieron alegremente interactuando con los seres inorgánicos y mostrando síntomas parecidos que son: la energía eléctrica nerviosa y la delgadez extrema. Y eso es lo que se busca y ocurre también en el mundo del vudú, y más solapadamente en otras instancias como lo relatado anteriormente.


Ahora bien, el Desafiante de la muerte ha demostrado que puede usar un cuerpo energético ajeno (como lo hizo con el cuerpo energético de Carol Tiggs) y es muy probable que lo haya seguido haciendo con Castañeda y sus brujas para chuparles su energía, y esto les causó la tremenda delgadez que fueron manifestando todos ellos, ya que a medida que va disminuyendo la vitalidad del cuerpo energético, también va disminuyendo el volumen del cuerpo físico.

Y ahora el Desafiante de la muerte ya no dispone de más brujos para consumir, pero al dirigir la Tensegridad, él dispone de todas las personas que practican esos ejercicios…!!!

Y aunque es una energía de menor calidad, pero dispone en mayor cantidad.





9 - BUSCANDO COMPROBARLO EN UN SEMINARIO


La noticia de lo dicho por Howard Lee empezó a disparar las dudas, los temores, las conjeturas y las alarmas entre mis amigos y yo.

Unos practicábamos la Tensegridad formalmente, mientras que otros no, y algunos fueron más suspicaces que otros debido al hecho que unos tenían mayor conexión emotiva con el asunto, al ser parte de los seguidores de Castañeda y otros no tanto.

Y las cosas se desencadenaron cuando se presentó la oportunidad de concurrir a un seminario.

El encuentro con los organizadores ya fue motivo de alarma pues los más perspicaces notaron que estos mostraban esa risilla en los ojos y ese fulgor dorado de quienes están poseídos por la energía eléctrica negativa (y la cual es contraria del fulgor plateado que se les nota a los que son calmos y reposados por estar en armonía gracias a la energía positiva).

Y el hecho de que la mayoría de ellos fueran enjutos no inspiró precisamente confianza.

En otras ocasiones anteriores al seminario, algunos de nosotros volvimos a tener contacto con esas personas, pero ya desde el primer día comenzaron los problemas.

Empezamos a vernos afectados de diferente manera: unos se fueron enfermando con distinta velocidad y contundencia (el caso más grave quedó postrado en cama, como si hubiese recibido "una paliza", con delirios febriles en los que "luchaba por cortar ataduras").

Otros manifestaron los mismos síntomas que los ya mencionados por los ataques de magia negra, como sentir opresión en el punto V, problemas de garganta, decaimiento, mente ida, conductas obsesivas, etc.

¿A qué intento nos habíamos conectado sólo por tratar con los organizadores?

(Algunos lectores se mostrarán muy incrédulos con estas aseveraciones, pero yo me acuerdo de una mujer que me contó que ella estaba muy fascinada con los libros de Carlos Castañeda al grado que cuando este vino con sus brujas a dar un seminario en México, ella se empeñó que no los dejaría ir sin que se la llevaran con ellos.

Pero entonces ellos hicieron algo que provocó que ella comenzará a divagar en su mente y cuando regresó su conciencia al mundo presente, ellos ya se había ido.

Y esto me indica que aunque Castañeda no alcanzó el nivel de poder que sí tenía su maestro Don Juan, algo de brujería también supo manejar.)


Y al fin llegó el gran día para ir al seminario, al menos para los que "sobrevivimos" porque los otros se quedaron convaleciendo.

Miles Reid parecía ser el que estaba en mejor condición física, mientras que la endeble Darien Donner se hallaba en el otro extremo ya que tenía esa risa en los ojos que por momentos parecía una carcajada histérica.

No les noté esto ni a Nyei ni a Renata (quizás porque están "en otro plano"), pero en Darien creí advertir un brillo verdoso de naturaleza viscosa en sus ojos, aunque solo fue una impresión fugaz al pasar.

Había un montón de practicantes enjutos de varios países. Algunos eran gordos (quizá era su primer seminario).

Al final del día, habiendo ya abandonado el lugar, me sentía con deseos de soledad, y transido de un sentimiento indefinible, como una especie de "melancolía del infinito".

Me vino la imprecisa idea de que sería el sentimiento de quien vagase eternamente entre las estrellas y de que si evocaba el intento para ello, me haría un ovillo y lloraría desconsoladamente.

Telefoneamos a los convalecientes. Algunos de ellos se sentían peor que nunca en su vida y otros manifestaron estar experimentando una baja de energía, de igual modo que cuando uno trata con gente "embrujada" que se ha convertido en un vórtice de energía negativa que absorbe la de su alrededor.


El segundo día del seminario había pases por demás "sospechosos", como por ejemplo el de inhalar levantando los brazos (recordad los brazos en antena de los carismáticos) y exhalar doblándose en dos ("para que el loa te cabalgue", diría el vudú).

Así que todo lo que podíamos hacer era utilizar el intento de rechazar toda influencia extraña. Y cuando un instructor decía "para que entre otra cosa", metafóricamente me castañeteaban los dientes.

(Aquí siento que el autor está siendo un poco paranoico, porque un movimiento parecido se utiliza en el Chi-Kung para absorber la energía del Cielo, pero es cierto que si no se cuida uno también puedes absorber otras cosas.)





10 - NUESTRAS EXPERIENCIAS DESPUÉS DEL SEMINARIO

Habiendo terminado el seminario y abandonado el lugar, un concepto que nos preocupó y que luego analizamos (con las más devastadoras conclusiones) fue que al seminario "lo estábamos ensoñando".

Presté atención a mi cuerpo y noté que mis sensaciones de la víspera eran más intensas. Además experimenté un estado de pronunciado debilitamiento que pude ahuyentar bastante con el intento.

Mis amigos ya se habían ido, cada uno por su lado y me pregunté si realmente el Desafiante de la muerte no había afectado para su beneficio por medio del seminario.

Experimenté entonces la necesidad urgente y espontánea de "cortar" con el lugar y con todo lo que había ocurrido allí, como así también de practicar la serie para ahuyentar a los Voladores, lo cual realicé en un sitio público solitario.

Mis miembros tenían una agilidad increíble, mis puños se cerraban con un vigor que nunca antes había tenido. Hubiera podido seguir toda la noche tirando golpes de artes marciales con el intento de atacar toda influencia energética foránea.

Y noté también que mi atención estaba más focalizada, no dispersa como de costumbre, y mi diálogo interno estaba muy reducido.

Al día siguiente me encontré con uno de los mis amigos convalecientes que comenzaba a recuperarse, y se espantó al verme; dijo que estaba pálido, enjuto, con ojos de loco y cara maligna, todo lo cual yo no había notado.

Él se halló en posesión de la misma agilidad de miembros que yo, y notamos la drástica pérdida de volumen de nuestras piernas.

Dijo que, al igual que los "embrujados", yo le drenaba la energía, incluso por teléfono y que durante el transcurso del seminario él experimentó episodios de debilitamiento, los cuales amainaban durante las horas del desarrollo del taller pero que recrudecían en el tiempo intermedio y posterior.

Y dijo sarcásticamente que el Desafiante dejaba de absorber a los concurrentes cuando se interrumpía la práctica y visitaba a los parientes y allegados de los practicantes.

Otro me contó cosas similares. Lograba recuperarse lo suficiente como para salir a la calle durante las horas del seminario, y en las interrupciones le acometía una flojera que casi no podía moverse.

A la noche había sentido como que una sombra sutil le tomaba suavemente algo de la nuca y se iba. Y también le había ocurrido que en ciertos momentos se sentía bastante bien, se sentaba o recostaba, pero al querer levantarse descubría que no podía, como si toda su energía hubiese desaparecido inadvertidamente.

Con un tercero ocurrió que soñábamos con las mismas situaciones o las mismas personas durante las mismas noches. Y también él soñaba conmigo en actitudes vampirescas hacia su familia durmiente, o que cambiaba yo de forma o fluctuaba mi presencia con la de gente desconocida.

Y también mencionó que se le aparecía en sueños "un hombre, un dechado de amabilidad, que hacía referencias crípticas sobre el pasado del durmiente, relacionándolas consigo mismo, y el cual en su presencia invariablemente se encontraba imposibilitado de moverse y hablar.


Fueron pasando los días y nuestras carnes se engrosaron paulatinamente, en tanto íbamos perdiendo la palidez del rostro.

Y cuando ya parecíamos estar bastante "recuperados" y después de haber lidiado con esos ataques a la salud de diversa intensidad (sin saber si venían del vudú o la Tensegridad), algunos nos reincorporamos a las prácticas regulares que hacíamos en el grupo de estudiantes, pero ya sin el entusiasmo de otros tiempos y en cambio sí muy atentos a lo que nos rodeaba.

Y fue de terror.

Había gente conocida y gente nueva. Los conocidos eran los que peor se veían, unos con "cara de malos" y otros con "cara de despistados" y todos estaban enjutos.

Una mujer que antes era sonriente y con rostro redondeado, ahora mostraba una expresión sombría en su enflaquecida cara de rasgos pronunciados.

Y cuando nos sentamos a recapitular o hacer gazing, unos adoptaban rígidas posiciones, y al parecer disposiciones anímicas también que les daban el aspecto de estatuas estiradas, mientras que a otros la cara les colgaba en una expresión embobada.

Parecía que una parte de ellos había incorporado el intento de los depredadores y otra el de las presas. Verlos practicar me daba la impresión que estábamos en una secta sombría. Todo lo contrario del espectáculo de miles de chinos practicando el Tai-Chi en sus ciudades al aire libre, como se ve en los documentales.

Y cuando volví a mi casa y me miré al espejo, me espanté porque en el curso de una hora habían reaparecido la enjutez y palidez de mi rostro...!!!





11 - TUVIMOS SUEÑOS MUY RAROS DESPUÉS


Mis sueños en los dos días posteriores al seminario fueron tremendos y amainando en los días subsiguientes. Antes de dormir preguntaba cuál era la verdad en todo el asunto de la Tensegridad. Y los sueños que tenía a lo largo de la noche generalmente estaban relacionados por algún elemento común.

Así por ejemplo, en un sueño yo iba a consultar a una bruja vudú en compañía de uno de mis amigos, y esa misma noche, ese amigo soñó que me acompañaba con una curandera, aunque experimentando desfasajes en la percepción del tiempo.

En otro sueño yo resbalaba por un túnel y uno de mis compañeros practicantes trataba desesperadamente de auxiliarme.

Y en otro sueño un vidente aborigen o mestizo me profetizaba una escena, a la cual después yo iba a parar y preguntándome cómo había llegado ahí, y una voz solicitaba "locos de camisa de fuerza", y aparecía el mismo compañero del otro sueño junto con más gente, y alguien les disparaba y yo me preocupaba por él.

En un sueño intermedio yo iba a la casa de una antropóloga conocida mía. Y en otro había un muchacho supuestamente compañero de trabajo, que "estaba loco y había que ponerle una camisa de fuerza". Entonces me alejé de él y me encontré con otra antropóloga que conozco y que en el sueño había ido al seminario y yo no.

Al otro día, soñé que estaba entre muchos practicantes, vestidos con una especie de uniformes de Tensegridad, presos en túneles, agrupados en fosos, y nuestro grupo huía, en tanto nos perseguían bolas de fuego que impactaban siempre contra otros prisioneros, que rondaban con aspecto de zombi y los desintegraban.

Luego los vi avanzando por canales de ácido y en el que sofocaban el fuego que tenían en diversas partes del cuerpo. Finalmente nos hallamos en la superficie y estaba el mismo compañero de los otros dos sueños.

Al otro día soñé que huía dentro de un apartamento (otra versión del túnel) de una momia que absorbía energía.

Y de ahí en adelante, soñé esporádicamente con hechiceros y compañeros de Tensegridad, como así también con Castañeda y textos suyos o de su organización Cleargreen.


Y cuando mis amigos y yo nos comentamos los sueños, alguien dictaminó contundentemente que esos túneles que veía eran los del mundo inorgánico, o una referencia a ellos o a lo que nos estaba afectando.

E incluso llegó a la conclusión de que lo que nos estaban haciendo el Desafiante de la muerte era arrastrarnos al ensueño para drenarnos nuestra energía ahí, ya que él no podría afectarnos en la "vida normal", porque si pudiera entonces saldría a la calle y le tomaría su energía a cualquiera.

Y eso explicaría los peculiares estados "oniroides" que experimentaba este amigo en vigilia; y eso que no había ido al seminario. Lo que me llevó a conjeturar que a través de la relación energética que había entre nosotros, el Desafiante de la muerte absorbía la energía de nuestros parientes y amigos cercanos.

Le comunicamos entonces a este amigo de que el "seminario lo estuvimos ensoñando" y casi le da un ataque.





12 - TRATANDO DE ALERTAR A LOS PRACTICANTES DE TENSEGRIDAD


Opiné que había que dar la voz de alarma, pero abordando con precaución el tema con los practicantes, sin hacer alharacas alarmistas, para evitar ser tildados de locos paranoicos, y que no nos repitieran como loros:

"Nadie te puede hace nada."

Y otro amigo dijo que había que mejor difundir esta información por internet, para que así los practicantes de Tensegridad alrededor del mundo evaluaran y cotejaran efectos similares o de otra índole.

Aunque hubo también quienes no estuvieron de acuerdo argumentando:

-      "Que no, mira que si después nos persiguen."
 o
-      "Ya viste la conducta de los organizadores, la cual parece que estuvieran en camino a convertirse en una secta."

La agilidad de los miembros y el vigor de los puños la perdimos en gran medida durante el mismo tiempo (tanto los que fueron al seminario como los otros) manteniendo cierta debilidad en las piernas.

Las otras manifestaciones de conciencia e impulsos de conducta fueron desapareciendo. Practicábamos un poco y los recobrábamos un tanto. Pero merced a las zozobras anímicas y al aturdimiento y desenergetización experimentados por quienes no habían asistido al evento, dejamos de ejecutar Tensegridad, y nos volcamos a otras disciplinas corporales.

Con respecto a mi "soledad cósmica", no la volví a sentir desde un rato después del fin del seminario, quizá por las distracciones, pero es inquietante notar que Carlos Castañeda experimentó algo parecido ya que en una conferencia él dijo al respecto:

« Luego de mi primer encuentro con el Desafiante de la muerte quedé imbuido de una melancolía ajena y devastadora. »

Casi me dio un ataque de pánico al leer esto y uno de los nuestros cree que "el visitante lleno de amabilidad y suavidad" que se le aparecía en sueños fue el Desafiante.





13 - CÓMO EL DESAFIANTE DE LA MUERTE VAMPIRIZA LA ENERGÍA


No lo sabemos.

¿Tal vez sea por medio de una visita directa como pareció vivenciarlo el antedicho amigo?

¿O tal vez sea por medio de una absorción general de los practicantes de Tensegridad y a sus allegados?

O quizás, si necesita energía Nagual, la consuma de Carol, y esta de Taisha y Florinda, y ellas de los instructores, y éstos de los practicantes y éstos de sus deudos.

Y si esto es así,

¿Qué grado de responsabilidad o conciencia de sus actos tienen las brujas y los instructores?

¿Es deliberado o es algo que el Desafiante produce inconscientemente en ellos?

Tomar la energía vital y dejar a cambio agilidad de miembros, atención concentrada, reducción de diálogo interno, aumento del sentido de propósito y un cacareado bienestar físico y mental del que nunca me he dado cuenta.

O sea que nos quita la comida y a cambio nos da golosinas. Estas son más sabrosas que la comida, aportan energía por ser dulces, pero son sólo golosinas.

¿Y cuánto tiempo se puede vivir con una dieta así, hasta que el cuerpo colapse por falta de nutrientes?

Nos mantenemos porque además de estas "golosinas" obtenemos esa energía eléctrica negativa, que tiene su peor expresión en Florinda. Y si no me creen, lean la histérica respuesta que dio a las preguntas formuladas por practicantes de México, en el número 2 de la gaceta "La Senda del Guerrero".

Y entre el demoledor y acerbo ataque, ella dice:

« La práctica de la Tensegridad les dará la pauta y ustedes mismos se contestarán sus preguntas por medio de un proceso simplísimo que el Viejo Nagual nos explicó pero que nos ha tomado una vida entera en realizarlo: practicar los pases mágicos de los brujos antiguos automáticamente hace descartar las masturbaciones del intelecto. Y al final de una práctica asidua les importará un pepino todo lo que se ha dicho acerca de lo "inconcebible" y lo "indecible". »

¿Entonces qué se supone que seamos, máquinas de ejecutar pases y recapitular hasta el mágico momento en que paremos el mundo y salgamos disparados hacia el infinito?

¿Gotas inmersas en la atestiguación del mar de la conciencia, sin guía alguna y cháchara por el estilo?

Florinda Donner nos dice que no preguntemos y no pensemos.

Y eso es el característico mecanismo sectario.





14 - INFORMACIÓN DE OTROS SEMINARIOS

Participantes de otros seminarios nos han dicho que ellos también experimentaron debilitamiento en presencia de las brujas y las chacmoles. Y que incluso las brujas declararon en una ocasión:

"Necesitamos vuestra energía para poder partir."

¿Lo queréis así o más tétrico?

Y es intrigante que las brujas no aparezcan más en los seminarios desde hace tiempo, siendo la última vez en 1998 en el seminario de Ontario en donde apareció Carol Tiggs.


Recientemente hemos impreso textos de Internet, y lo que dicen los instructores en los seminarios confirma nuestra desolación, como por ejemplo:

« Los participantes de los seminarios de Barcelona y Buenos Aires nos han proporcionado un claro ejemplo de eso, ya que ellos permitieron que algo que está fuera de los parámetros de nuestra percepción cotidiana tomara forma y me refiero a la posibilidad de ensoñar juntos. »

« Los participantes de estos seminarios han entrado en un nuevo tipo de consenso: un consenso de atención. Y todo practicante que se conecta con este nuevo tipo de consenso, puede entrar en el estado de ensueño. »

(Y en Barcelona se dijo que el propósito del seminario era "ensoñar juntos".)





15 - LAS MANIPULACIONES DEL DESAFIANTE DE LA MUERTE

Pero lo realmente demoledor lo encontré en: www.fortunecity.com/olympia/wade/237/barcelon2.htm, en donde se puede leer lo siguiente:

«       ¿Dónde está el Inquilino?

El Desafiante de la muerte es un ser que siempre ha estado aquí pero que por momentos no está disponible energéticamente. Parece como si este ser fuera un poco temible para nosotros, pero hoy está aquí, en esta sala, solo que en lo abstracto.

Nosotros mismos somos desafiantes de la muerte, pues al practicar cada pase mágico de la Tensegridad es un acto de desafío a la muerte.

Y deben de saber que fue el Desafiante de la muerte quien abrió los pases mágicos a la gente porque de otra manera no hubieran sido dados a conocer. »

Casi tuve un ataque de apoplejía cuando leí eso.

¡Pero qué maldito bastardo!

¡Entonces fue el Desafiante de la muerte quien estuvo detrás de todo esto desde el mero principio!


¿Qué otra interpretación queda ya aparte de que fue su propia maniobra para asegurarse de seguir teniendo su sustento energético?


Que siga pretendiendo Carlos Castañeda a través de reportajes y conferencias diciendo que él lo hizo por amor a la gente, o para que el conocimiento no muriera, o cosas así. Y quizás su motivación fue verdaderamente sincera, pero descubrimos que había otro detrás de él con motivaciones mucho más "pragmáticas".

Y luego el instructor siguió diciendo:

« El regalo que nos dio Carlos Castañeda fue la posibilidad de dejar la puerta abierta cuando él se fuera, porque cualquiera que hace los pases y recapitule su vida, puede pasar a través de esa puerta que el Nagual dejó abierta.

Carlos Castañeda y el Desafiante de la muerte hicieron posible el hecho de poder ensoñar juntos, pero no hay un grupo, sino que hay un ensamble de seres que está disponible energéticamente.

Y disponibilidad energética significa total atención al ensueño que tenemos a la mano en la vida diaria. »

Y ahí yo les preguntó:

¿La disponibilidad energética que se crea está disponible para quién y para qué?

Y de igual forma el ensueño y la atención total.

¿Funciona para quién y para qué?

Porque nosotros como buenos seguidores de Castañeda vamos a los seminarios, y ahí nos mueven o nos hacen mover el punto de encaje (o sea ensoñar despiertos) a una posición que nos vuelve accesibles para el Desafiante de la muerte, y con la atención total (acecho) mantenemos esa posición.

La verdad es una soberbia maniobra para vampirizarnos.

¡Digna de un Volador!

Y dado que Don Juan precisó en "El arte de ensoñar" (capítulo 13) que "al estar en la segunda atención nueve días son sólo un segundo para el Desafiante de la muerte"*, le sobra tiempo de sobra para chuparnos todo lo que quiera.


Y el Desafiante de la muerte a parte de conectarnos con el intento de los brujos antiguos por medio de los libros que escribió Castañeda, como esto se manifestó en algunas conferencias y como nos lo atestiguó un veterano practicante de artes afines al vudú, y quien luego de leer "Las Enseñanzas de Don Juan" les dijo a algunos de nosotros:

-       "Ahora entiendo por qué os dejáis obsesionar, y es que este libro tiene una entidad."

Y no quiso explicar más al respecto.

Pues bien, no contento con conectarnos con el intento de los antiguos brujos por medio de los libros, el Desafiante de la muerte quiso intensificar el proceso por medio de la práctica de la Tensegridad.

Y yo sospecho que con el primer vídeo de los "pases mágicos" nos pone en buena forma física (ya que si él estuvo detrás de todo esto desde el inicio, no me extrañaría que también haya organizado la secuencia de los ejercicios).

Mientras que con el segundo video nos pone en buena forma energética. Y con el tercer video nos hace aguantar y conllevar utilidad al movimiento del punto de encaje.

¿Y cómo pretende mover nuestro punto de encaje?

Pues muy fácil, con los ejercicios conocidos como "La Mariposa" y "El ser alado masculino y femenino".

Y esto se los aseguro que es cierto ya que en las conversaciones que he leído en internet sobre los talleres, he encontrado lo siguiente:

« Nos enseñaron dos nuevos pases mágicos llamados "Las Posiciones de la Mariposa" y "Empujando el cuerpo derecho a la izquierda y el cuerpo izquierdo a la derecha". »

« Están enseñando una técnica en el taller llamada "El luchador alado masculino y femenino" y dijeron que esa técnica pertenece al desafiante de la muerte y es una de las dos que serán enseñadas y que vienen de esa fuente. »

O sea que todo esto está diseñado para volvernos cada vez más accesibles hacia el Desafiante de la muerte, y así el pueda más fácilmente vampirizarnos, y aunque físicamente sigamos aquí, pero energéticamente estaremos cada vez más desprovistos de nuestra energía de vitalidad.





CONCLUSIÓN

Estimado lector, si has llegado hasta aquí, y sabiendo que es el fin de mi argumentación, y  no arrojas este texto a la basura o lo borras de tu computadora considerándolo como "absurdas masturbaciones mentales egomaníacas" (al decir de Florinda Donner), sino que aunque sea un poco te hace pensar un tanto o te recuerda reflexiones o vivencias que has tenido o de las que has sabido.

Sólo se me ocurre aconsejarte que te tomes un respiro, pienses en todo ello si así lo deseas y cuando estés dispuesto, le des una segunda leída, ya que tu perspectiva será diferente a la de haberlo leído una sola vez y creer recordar todo lo que he dicho y la conexión establecida entre los diferentes puntos.

Si concedes crédito a mis palabras, sin duda será muy duro oponer esto que te cabo de decir, con quizás treinta años de entusiasmo por Castañeda. Pero recuerda: nuestro entusiasmo no fue por Castañeda, sino fue por Don Juan, y Castañeda no es Don Juan, y la Tensegridad no es Castañeda, y Castañeda ya no está.

Reflexiona querido compañero (me pongo emotivo) o compañera practicante.

Compara estas notas con lo que veas en tu entorno de Tensegridad, en tu propio ser.

¿Hay cuerpo enjuto, hay palidez, hay sueños sospechosos, hay allegados enfermos, o gente que se cansa en tu presencia, o ante quien tú te debilitas?

Recuerda que en un grupo la energía circula, y sobre todo si es de la clase eléctrica, entonces el síntoma del debilitamiento estará ausente. Y ten en cuenta que no estoy estableciendo absolutos, y asegurando que todos vayan a sufrir de lo mismo o en las mismas circunstancias.

Ten presente que Don Juan no era brujo, era un Hombre de Conocimiento, y por lo tanto cultiva el conocimiento tú también y no cierres tu mente en torno a lo que "Castañeda dijo" o a lo que "Castañeda no dijo".

Un brujo no dice cosas porque sean verdad, sino porque persigue un propósito. Y la visión irreductible del flujo de la energía no tiene por qué ser la única verdad, y el desplazamiento del punto de encaje no tiene por qué ser la técnica ultérrima.

Esto puede tan sólo ser UNA visión más del universo, y quizás una multivisión, pero UNA al fin y al cabo.

(Estoy muy de acuerdo con esto ya que en mis investigaciones he encontrado otras explicaciones más completas y profundas en otras enseñanzas esotéricas.)

¿Por qué han de ser falsos los otros preceptos esotéricos como la reencarnación, la inmortalidad espiritual, los vehículos sutiles y todo ello?

¿Sólo porque los brujos no ven que sea así?

¡Pero tampoco ven que NO SEA ASÍ!

Y aunque lo vieran pueden equivocarse.

(Y de hecho los brujos del linaje de Don Juan aunque eran extraordinarios videntes, ellos estaban muy limitados en su conocimiento porque solo podían percibir hasta el plano astral pero no más allá.)

Te aconsejo que explores otras enseñanzas y otras técnicas, aunque sólo sea intelectualmente, para no fijarte y para no fanatizarte con lo que dice Carlos Castañeda y Don Juan.

Y debes de saber que no todo lo que dijeron es benévolo ya que por ejemplo la parte más sombría de su enseñanza (los seres inorgánicos) se entrelaza con el tema del vudú y tenebrosa realidad que hemos tanto deducido como sufrido en carne propia y ajena mis amigos y yo, y que por desgracia estas advertencias no se encuentran en ningún libro, que sepamos.

La compasión es reflejo de la autocompasión, dicen los brujos. Y como me preocupo por mí y cómo pueda estar afectándome todo esto, también me preocupo por ti y quiero prevenirte.

Y si suficientes personas se preocupan por esto (por que quizás estemos todos embaucados por el Desafiante de la muerte y aturdidos por la cháchara brujeril repetitiva) espero que el Espíritu, lo Abstracto, provea a nuestra liberación.

Creo que lo único que podemos hacer por nosotros mismos es evocar el Intento Inflexible de la Libertad, que deben ejercer los brujos en el mundo inorgánico. Ese intento inflexible que aleja a los Voladores y que tal vez nos preserve de las depredaciones del Inquilino.


Y a ti, que crees que todo esto son puros disparates. Que confías "en Castañeda" y que crees que lograrás acumular silencio interior, suprimir el ego, redistribuir la energía, ampliar los parámetros de la percepción, acechar, ensoñar, llegar a la totalidad de ti mismo, recapitular toda tu vida, alcanzar la libertad total, emprender el vuelo abstracto y esquivar al águila.

Sinceramente,

¡Te deseo que tengas razón!

(Pero en lo personal yo dudo mucho que así sea porque si bien hay cosas que son benéficas en le enseñanza de Carlos Castañeda, como ya pudieron darse cuenta, también hay cosas que son nocivas, y me temo que esos estudiantes que se fanatizan con Castañeda van a terminar por meterse en problemas y luego para salirse de la garra de los seres del astral va a ser muy complicado y muy desgastante.)


[El texto original lo pueden leer en: www.verdeclaro.org]





MI OPINIÓN SOBRE ESTA DISERTACIÓN

Este artículo acentúa más mi sospecha de que Carlos Castañeda no fue impecable en su camino de guerrero y por lo tanto terminó fracasando en su papel de Nagual lo que impide que haya podido alcanzar la libertad cósmica.

Y no sabría decirles qué tan cierto sea que el Desafiante de la muerte se aproveche de aquellos que practican la Tensegridad para vampirizarles su energía, pero sí lo considero muy factible porque ahora que ya se le terminó su linaje ha de estar muy desesperado para encontrar otras fuentes de energía y mientras más se asemejen estas nuevas fuentes a lo que él estaba acostumbrado, mejor para él.

Mi consejo es que saquen lo bueno que encuentren en la enseñanza de Castañeda pero no se obsesionen con ella.





16 comentarios:

  1. Es interesante que relacionen el vudú con las enseñanzas de Castañeda, por ahi escuche que esta práctica como tal nació con la época esclavista los esclavos se dieron cuenta o al menos así lo sintieron podría decirse "dios" o el bien o lado positivo no estaba con ellos obviamente por sus circunstancias en las que vivían en pocas palabras creyeron que dios los había abandonado, por tal motivo se plantearon recurrir al otro lado del espectro osea el contrario "el lado negativo" para ver si podían conseguir un poco de justicia o alivio en sus vidas y de ahí todas esas prácticas que como bien menciona el articulo no dejan nada bueno, como bien mencionas Cid creo que es bueno conocer Castañeda pero llegó a un nivel y ahi se quedo y por lo visto corrió peligro de extraviarse y así sucedió, de hecho si hay algo que aprender es precisamente las consecuencias de no avanzar y me parece que en ese punto es donde muchos se pierden en el sendero y creo igual que Don Juan no le enseñó esas prácticas que coinciden con el vudú como objetivo final a Castañeda, no se si Castañeda se deslumbró o al final no lo comprendió cual era el objetivo pero en fin, buen post CID un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente un abrazo, y me gustó mucho este artículo porque aunque siento que el autor peca un poco de paranoia, también muestra un gran conocimiento de la obra de Castañeda y su argumentación está bastante bien fundamentada.

      Y es que casi siempre encuentras solamente dos bandos:

      1) O los seguidores de Castañeda que lo idolatran porque se han fanatizado con su enseñanza.
      2) O los detractores de Castañeda que lo repudian porque simplemente es gente materialista que no creen nada en el esoterismo.

      Y lo que yo veo es que hay que relativizar nuestra perspectiva sobre él porque algunas cosas son buenas pero otras son malas, y aquí el autor detalló algunas de ellas...

      Eliminar
    2. y como deberiamos abordarlo?

      Eliminar
  2. Hola Cid,
    no he leído nunca a Castañeda ni conozco su historia, pero las sensaciones relatadas por el autor de este articulo las he experimentado varias veces en mi vida: a través de varios episodios de mi vida relaciono el castañeo de dientes, temblores, espasmos y opresión en el tercer chakra cómo síntomas de vampirismo energético, de momento no he encontrado diferencia entre las sensaciones provenientes de un encarnado o un desencarnado y yo misma seguramente drene energía a los demás de vez en cuando. Algo parecido a lo que pasa con este Desafiante de la muerte podría pasar en otros contextos, cualquier entidad del astral podría hacerse pasar por cualquier maestro o divinidad y seguir recibiendo adoración o las energías de los seguidores. Este caso en concreto me hace pensar en una misa de Navidad a la que asistí hace años: no era mi iglesia habitual(periodo románico), era una estructura moderna en hierro y cristal, la energía concentrada en ese lugar me parecía tan pesada que tuve nauseas, salí de allí y me encontré mejor. Volví a entrar y otra vez volvieron las nauseas, salí y no volví a entrar. Nunca antes tuve una impresión energética tan desagradable dentro de una iglesia. En una ocasión asistí a una misa carismática y sentí autentico fervor religioso y excitación, mientras mi hermana se moría de miedo a mi lado.
    En una ocasión vi la cara de mi compañera de piso de los tiempos de la facultad tornarse una especie de monstruo de ojos vacíos, empece a temblar y le pregunte si andaba haciendo espiritismo o algo parecido, en ese momento me dijo que no. Unos días después me confesó que andaba haciendo ouijas por el cementerio con unos colegas, simplemente por diversión. A pesar de hablarle sobre los riesgos de la misma no acabó con su pasatiempo, al cabo de un tiempo hasta los inquilinos mas incrédulos sobre estos temas empezaron a experimentar fenómenos extraños.
    Perdona la murga, son temas apasionantes. Un millón de gracias por tu labor, Cid.

    ResponderEliminar
  3. Entonces peligroso practicar lo que indica castaneda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que asevera el autor de este artículo y yo me inclino a considerar que tiene razón con algunas de las técnicas que enseña Castañeda y en particular con la Tensegridad.

      Eliminar
    2. y que tal si...nos protegemos al hacerlas??? ya sabes,como un discipulo de los maestros y con la debida protección creo que no debe haber problema en realizarlas.
      los voladores son los "arcontes" de los gnosticos?

      Eliminar
    3. Desconozco si los “voladores” son los “arcones” y en lo personal prefiero no volverme a involucrar con la tensegridad.

      Eliminar
  4. Pensé que lo del suicidio era un caso aislado de tu estupidez, e incluso hasta este año (2017) veo que sigues con la misma basura, aquí no te dejaré un ensayo, solo quería saciar mi curiosidad de que sí sigues escribiendo como esquizofrénico y ya vi que sí. En fin, solo diré que tu blog es un caldo humeante, asqueroso, y repugnante que exuda pseudo ciencia, uno más del montón de internet. Sé feliz de esta manera chavalito y disfruta mientras haya gente tan desesperada para creen en esta basura como los ocho subnormales de arriba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé quien eres (ni me interesa saber) pero si verdaderamente crees que voy a dejar de escribir solo porque escupes groserías estás muy lelo.

      Eliminar
    2. Hola Cid, he leído algo de Castañeda, y creo que lo que llaman tensegridad es muy similar a lo que los antiguos llamaban yoga y taichi etc.... Hay que tener cuidado con practicar estas cosas no porque porque tengan que ver con brujos ni nada de eso sino por que son entrenamiento en los que uno reacondicionado el cuerpo para manipular y absorber energia, por lo tanto tener un instructor adecuado es fundamental para minimizar riesgos viendo vídeos de YouTube uno puede asimilarse a la idea e interiorizarse pero se necesita de un maestro que enseñe de verdad, un ejemplo; el yoga que se practica en Occidente generalmente carece de los principios fundamentales sobre los cuales fueron creados tales sistemas lo que lo convierte en una hermosa gimnasia artística. Yo practique taichi y artes marciales y solo la experiencia puede darte esa seguridad y conocimiento. Estoy en proceso de terminar un tratado de higiene general para el común de la gente, así que si el cielo quiere algún día lo terminaré ya que tuve la suerte de poder entender y dedique mi vida a ello, y de seguro beneficiará a la gente ya que estudio en una línea directa oriental, por lo tanto pretendo simplificar el enfoque.

      Eliminar
  5. Lo que había escuchado yo era que Castaneda comenzó como aprendiz de una "tradición legítima" (supongo que la que seguía don Juan), y avanzó hasta cierto punto, pero luego se lo comió la importancia personal y se fue al carajo, después inventó una disciplina rara (por lo que leo, debe ser la "transenguidad") se involucró con alumnas o algo asi, etc...
    Me he leído sus primeros 3 libros (no he ido mucho mas alla por lo que se dice de Castaneda) y tiene cosas maravillosas, encuentro que don Juan habla con mucha claridad y sabiduría.

    ResponderEliminar