LA FRONTERA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE





EXPLICACIÓN DADA POR EL MAESTRO PASTOR


Cuando le hicieron la siguiente pregunta:

Usted enfatizó en una conversación anterior sobre la importancia de encontrarse muy concentrado en el momento de la muerte, para que este pasaje se lleve bien a cabo.

¿Qué mensaje puede dar a todos aquellos que acompañan a los moribundos y también a los que se están enfrentando a la muerte de un ser querido, para que su ayuda sea efectiva, y especialmente en los casos en donde la persona que está muriendo no está consciente de su naturaleza espiritual?


El Maestro Pastor respondió lo siguiente:

« Para nosotros no hay verdaderamente una separación entre la vida y la muerte, y es por eso que cuando hablamos de la muerte, en realidad nosotros seguimos hablando de la vida solo que en otra dimensión. Y obviamente ya no se trata de la vida del cuerpo físico puesto que este fue destruido, sino de la vida de la conciencia que continúa existiendo incluso después de la muerte.

Ustedes deben ver la existencia humana como una manifestación fabulosa que va más allá de la vida física, y también deben ver la rueda de la vida humana como una rueda que nunca se detiene y que con cada nueva reencarnación trae nuevas expresiones y una nueva riqueza de manifestación.

¡Todo se renueva!

Y es por eso que para entender lo qué es la muerte (o para tener una intuición más precisa) ustedes deben meditar sobre el concepto de la renovación.


Ahora bien, en lo que concierne a las personas que están muriendo, si ustedes quieren acompañar adecuadamente a sus seres queridos que están falleciendo (y eso sin importar si ellos son espirituales o no), entonces ustedes deben de saber que un gran salto de la conciencia ocurre en el momento de la muerte.

Y este salto de conciencia ocurre para todos. Entonces incluso aquel hombre que es extremadamente materialista, o aquel otro que es extremadamente ateo, en el momento en que pasa al otro lado, en el momento en que deja su cuerpo, hay un momento en que su conciencia percibe todo lo que se requiere para admitir la existencia del mundo sutil y conocerlo.

Y es en ese sentido que el momento de la muerte puede representar para muchas personas un momento iniciático, y también un momento de comprensión para todo lo que es el Más Allá.


¿Por qué existe ese pequeño momento?

Bueno, es porque cuando el individuo exhala su último aliento, el individuo muere, y en ese momento y de manera instantánea su alma sale de su cuerpo físico, pero como todavía tiene suficiente energía (y esto sin importar cual sea su nivel de conciencia) él puede constatar como su envoltura carnal permanece en el plano físico, y también puede observar a las otras personas, pero no solo sus cuerpos sino también sus auras, y también puede percibir la radiación vibratoria de todas las cosa. Y en ese momento, él entiende cuál es la verdadera dimensión de la vida.

Y esto significa que cuando un individuo se encuentra al final de su vida, y aunque en esos momentos continúe mostrando su personalidad dura y obstinada, lo mejor es decirle todo lo que va a encontrar del otro lado incluso si él no lo quiere escuchar.

Incluso si él les dice:

« Pero si ya sabes que no te creo, entonces para qué me sigues molestando con esas fantasías. ¿Es que nunca me dejarás en paz? Hasta el momento de mi muerte seguirás importunándome con esas historias. »


Entonces ustedes tienen que responderle esto:

« Pero justamente papá, es porque estás en el momento de descubrir esas cosas que yo tengo que decírtelas, porque yo no sería tu hijo si no te informara, y verás, dame todavía dos segundos más cuando ya te hayas ido al otro lado, y verás que todo lo que te dije es cierto y lo entenderás. »

E incluso si él no los escucha, ustedes deben persistir porque cuando el individuo abandona su cuerpo (sean cuales sean sus convicciones) al percibir la vida en su naturaleza más profunda durante ese momento en que su consciencia se eleva, él se acordará de todo lo que él había escuchado sobre esa existencia superior.

Pero si en cambio él nunca tuvo ninguna información al respecto, entonces él se quedará allí, perplejo, todo sorprendido y embobado sin saber qué hacer, y no sabrá si debe concentrar su pensamiento para ir hacia arriba, o si debe dirigir su mente hacia la derecha, o si debe ir hacia la izquierda, o si debe esperar a alguien. No tendrá ni idea de lo que le sucede y lo que debe de hacer.

Él se encontrará como un niño perdido y generalmente el miedo lo invadirá. Y después de unos instantes, todos sus apegos le regresarán a su consciencia, y si el individuo tenía apegos muy duros y severos, entonces él se precipitará hacia los bordes de la materia.

Y esto vuelve la tarea del Guía que iba a recogerlo muy difícil, porque el Guía no puede alcanzarlo cuando el individuo se encuentra tan pegado a la materia. Entonces lo que tiene que hacer el Guía es dejar que las energías vinculadas a esos apegos se vayan gradualmente desgastando, lo que permitirá que el individuo, como un globo, vaya poco a poco elevándose, hasta que finalmente la Guía lo pueda alcanzar y luego el Guía lo llevará:

-      ya sea a dormir si el individuo aún no está suficientemente evolucionado,
-      ya sea a un Ashram si el individuo ya ha comenzado a evolucionar,
-      ya sea le dará un trabajo que hacer si el individuo ya está lo suficientemente evolucionado.


Por lo tanto, todo lo que le puedan decir a estos señores obstinados y estas damas incrédulas (incluso si les da dolores de cabeza), toda esa información solo puede servirles en el momento de la muerte. Porque en ese momento, incluso si treinta o cincuenta años antes, ellos escucharon a alguien decir, en la lluvia, bajo el paraguas, mientras esperaban el autobús:

« He descubierto que el alma sí existe, y que también existen los chakras y el aura, y que hay una radiación fabulosa alrededor de cada ser. »

Para ellos solo habrá sido una conversación sin importancia tomada durante el tiempo en el que no sabían qué hacer porque estaba lloviendo y porque estaban esperando el autobús.

Y durante treinta años, o durante cincuenta años, ellos nunca volverán a pensar en lo que escucharon, pero en el momento de la muerte, en el momento en que todo lo adquirido por la persona asciende a su conciencia, entonces en ese momento, al ver la vida energética, sin el manto de la materia que la oculta, esa persona recordará las palabras que ella había escuchado y no se quedará solamente estupefacta.

Esa persona ya no tendrá miedo porque comprenderá, y no intentará precipitarse hacia la materia o alrededor de su cuerpo. Ella aceptará el pasaje que es la muerte, ella aceptará su nueva dimensión y aceptará la mano del Guía quien vendrá a buscarla.

O bien, si el humano ya está lo suficientemente avanzado para morir en plena conciencia y para morir en aceptación de lo que le está sucediendo, entonces él sabrá por la fuerza de su espíritu dirigirse como un cohete hacia el lugar donde se le espera.

Y esa es la muerte de los Iniciados. Para los Iniciados no hay un Guía que venga a recogerlos cuando ellos mueren. Ellos mismos cuando pasan del otro lado, ellos saben qué es lo que ha sucedido, y como ellos ya conocen su Cielo, ellos lo que hacen es condensar los átomos invisibles de los que están compuestos.

Los condensan, los amalgaman, y ellos determinan la dirección (exactamente como un piloto determina su línea de vuelo) y va directamente a la velocidad del pensamiento hacia el lugar en donde se encuentran sus otros Hermanos y Hermanas y también los Maestros.

Entonces, cuando ustedes quieren ayudar a una persona que está muriendo, aunque esta persona no le interese, ustedes tienen que hablarle un poco sobre lo que ella va a encontrarse del otro lado porque eso la va ayudar.


Ahora bien,

¿Qué hay que hacer con las personas que ya no están muy conscientes y mueren por ejemplo de una muerte debilitante que gradualmente agota todo su ser?


Para esas personas hay mucho menos que hacer porque ellas ya se han alejado parcialmente de sus cuerpos.

Y esto se debe porque cuando un individuo llega al final de la utilización de su cuerpo físico, ya sea porque ese es el momento de su muerte, o porque ha cometido graves errores y ha puesto su cuerpo en muy mal estado haciendo que su cuerpo se deteriore prematuramente y se acelere la muerte.

En esos casos cuando hay una disminución de la conciencia, el individuo no permanece todo el tiempo en su cuerpo. Y esto sucede de la misma manera que el individuo no permanece todo el tiempo en su cuerpo cuando duerme.

Todos salen, todos viajan con su cuerpo astral. Cada vez que haya una disminución en la conciencia objetiva, automáticamente el individuo se libera, porque tan pronto como el guardián del mundo físico se desvanece, aparece la libertad para el alma y esta se pone a viajar por las otras dimensiones.

Y lo que se debe de hacer para las personas que se encuentran en ese estado, es hacer una preparación como la saben hacer los sacerdotes, quienes a través de la Absolución limpian el cuerpo astral, el cuerpo etérico e incluso el cuerpo físico de modo que todos los apegos se cortan y el alma definitivamente puede irse.

Porque cuando un individuo está muriendo por este tipo de muerte lenta e inconsciente, se arriesga a que permanezcan lazos demasiado profundos dentro de su ser porque precisamente él no puede darse cuenta de su disociación con el cuerpo. Y luego, inconscientemente, como sumergido en un sueño, el individuo continúa manteniendo su vida en su mente y no permite poderse liberar de su cuerpo físico.

Y eso es lo que generalmente les sucede a las personas que están en coma. »

(Conferencia del 27.05.88)




Y en otra conferencia, el Maestro Pastor dio más detalles sobre esa frontera que existe entre el mundo físico y el mundo sutil:

« Lo que hace que los humanos se cuestionen acerca del Más allá, es porque ellos no conocen exactamente la sustancia del alma.

Porque si ustedes supieran exactamente cuál es la sustancia del alma, entonces esa pregunta no aparecería en su mente. Pero dado que hay una pregunta, necesariamente hay una barrera.

¿Y qué es esa barrera?

Esa barrera existe debido a la separación de los planos de la vida, es decir, las diversas actividades de una conciencia que está inmersa en la materia o fuera de la materia.

Y para poder comprender bien la diferencia que existe (y al mismo tiempo la unidad que existe) entre la vida física y la vida del Más allá, es necesario comprender estas delimitaciones que dividen a esos diferentes planos de existencia.

Sin embargo, ustedes deben saber que esos límites no son realmente importantes desde un punto de vista oculto, y con esto quiero decir que esos límites no serán necesariamente intransigentes ni obstáculos para cruzar entre planos o viajar entre ellos.

Y de hecho estas separaciones son como velos porque en realidad la sustancia que separa los diferentes planos no es más gruesa que eso.

Pero estos velos generan condicionamientos y esos condicionamientos son los producen una verdadera separación porque existe una forma muy especial de estar condicionados cuando ustedes pasan de un plano a otro por estos velos.

En otras palabras, y para darles una analogía, si ustedes quieren ir a vivir a un país extranjero, ustedes necesitan acostumbrarse a la manera como se vive en ese país extranjero. Por ejemplo si ustedes quieren vivir cerca del Polo Norte, no solo deben vestirte del modo correcto, sino también deben vivir como lo hacen las personas que viven cerca del Polo Norte, para que ustedes puedas residir en ese lugar.

Y de la misma manera, cuando una alma humana desciende a la vida física, es absolutamente necesario que ella se incorpore en un cierto condicionamiento para poder vivir en la materia, porque de lo contrario el humano no será realmente parte del plano físico, y no podrá actuar en el plano físico y tener una eficiencia con la materia.

(Algo parecido les sucede a los autistas.)

Entonces, cuando el alma desciende al mundo físico, necesariamente pasará a través de ese velo, exactamente como pasaría a través de la cortina de agua de una cascada. Y así como ustedes se mojan al atravesar una cascada, de la misma manera ustedes son acondicionados a la vida física al atravesar el velo de la materia. Y lo mismo pero de forma inversa sucede cuando mueren. »

(Conferencia del 12.03.89)









EXPLICACIÓN DADA POR BLAVATSKY


Es interesante constatar que Madame Blavatsky también afirmó que la frontera entre los vivos y los muertos es muy delgada:

« Mientras más sesiones espiritistas veo, más claramente me doy cuenta de lo peligrosas que son para la humanidad porque aunque los poetas hablan de la separación que existe entre este mundo y el Más allá, en realidad ¡prácticamente no hay ninguna separación!

Las personas han imaginado que existen barreras porque nuestros burdos sentidos del oído, la vista y el tacto no les permiten a la mayoría de la gente observar más allá de la materia. Pero bien ha hecho la naturaleza al dotarnos con sentidos toscos ya que de otro modo se haría imposible la individualidad y la personalidad del hombre, debido a que los muertos estarían mezclándose constantemente con los vivos, y los vivos estarían siendo asediados continuamente por los muertos.

Y mientras más las sesiones espiritistas les abren las puertas, más se esparce la epidemia nigromántica; y mientras más unánimes sean los médiums y los espiritistas en esparcir el fluido magnético de sus evocaciones, mayor poder y vitalidad habrá adquirido el mórbido encantamiento de los muertos sobre los vivos»
(Revista The Path de febrero de 1895, p.379, extractos)


Y también Blavatsky precisó que al momento de morir, durante un pequeño periodo de tiempo, los humanos adquieren un elevado estado de consciencia que les permite ver la vida en su naturaleza superior:

« En el momento solemne de la muerte, todo humano, incluso cuando la muerte es súbita, ve desfilar ante él toda su vida pasada en sus más pequeños detalles. Y por un corto instante el ego personal  se hace uno con el Ego omnisciente.

Pero ese instante es suficiente para mostrarle toda la cadena de causas que han estado trabajando durante su vida. Y en ese momento el humano ve su vida pero permaneciendo como un espectador y mirando hacia abajo la tierra que está dejando, y él siente y conoce la razón de todos los sufrimientos que él ha experimentado»
(La Clave de la Teosofía, p.162)






19 comentarios:

  1. Cid el maestro pastor que dice de adolf hitler que referencia hace sobre el???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En dos ocaciones lo mencionó y cuando las encuentre, trascribo en el blog lo que dijo al respecto.

      Eliminar
    2. muchas gracias de antemano señor cid.

      Eliminar
  2. Cid que opinas del caso de nahir galarza?

    ResponderEliminar
  3. Fui amenazado hasta cierto punto en un foro de magia y creación de tulpa debería preocuparme que debo hacer

    ResponderEliminar
  4. HOLA CID, UNA PREGUNTA SABES A QUE LE REZAN LOS QUE SIGUEN EL CULTO A LA SANTA MUERTE?

    ResponderEliminar
  5. Señor CID le cuento usaba un método alquímico para mejorar mi intelecto obteniendo energía del exterior pero ocurrieron dos cosas siento mareos y molestias en la cabeza y cuando quiero mejorar algún otro aspecto de mi ser con el mismo método no pasa casi nada acaso al aumentar mi inteligencia sature o saque poder al método o a que se deberá tienen una mínima idea de a qué se deba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa pregunta ya me la has hecho numerosas veces y ya me cansé de responderla.

      Eliminar
  6. Cid, tengo un pequeño problema, y es que no me asusta la "muerte" en sí, pero sí me asusta bastante la idea de la reencarnación, ya que significa la vuelta al mundo físico pero sin los recuerdos anteriores, y es que, aunque el alma haya absorbido lo más esencial de esas experiencias adquiridas en la vida anterior, no es lo mismo. Es decir... Me asusta la idea de morir, y al volver a reencarnar haber perdido los recuerdos sobre la vida física; recuerdos como los fundamentales para adaptarse así como dice Pastor, e incluso cosas prácticas como "saber que mucha gente miente y no hay que creer cualquier cosa", "saber que las religiones esconden sus verdades detrás de símbolos, parábolas, y demás", etc. Son cosas que tardarían mucho en volverse a aprender, y lo peor de todo es que nadie tiene la vida comprada; cada momento es valioso para progresar. Entonces... Por todos los cielos, ¿cómo hago para mantener los recuerdos de vidas pasadas? Creo que tenías posts sobre eso, pero no lo recuerdo muy bien, ya que llevo años siguiendo el blog y ya se me mezclaron los posts. Si tienes algo sobre ese tema me lo dices?
    Gracias de antemano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras más evoluciones más te acordarás de tus vidas pasadas.

      Eliminar
  7. Cid te moriste???'?��

    ResponderEliminar
  8. ¿Cid te fuiste de vacaciones????

    ResponderEliminar
  9. Hola Cid, quisiera saber ¿como sabemos que los guías de los que hablas no son entidades negativas haciéndose pasar por seres de luz? Si fuera así seguirlos seria mala idea ¿como sabemos que ka reencarnación no es una trampa? Gracias por tu sabiduría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos saber con absoluta certeza que los Maestros no sean entidades embusteras, y es por eso que yo les recomiendo que siempre mantengan cierta cautela. Pero también son décadas que llevo estudiándolos e investigándolos y la conclusión a la que he llegado es que lo más probable es que si sean auténticos.

      Y algo parecido te podría decir con respecto a la reencarnación.

      En cambio “la hipótesis de los Arcontes” que justamente cataloga a los Maestros como seres oscuros y a la reencarnación como una prisión, cuando la analizas con mayor profundidad, esa teoría deja mucho que desear.

      Eliminar