Por falta de tiempo a veces me tardo mucho en responder a los comentarios

por lo que les pido paciencia y me disculpo si llega a ser su caso.

EL MANEJO DE LA ENERGÍA SEXUAL ENSEÑADO POR KRUMM-HELLER




Con el propósito de compartirles lo que dijeron los diferentes instructores sobre este tema, en este capítulo les voy a reagrupar las explicaciones que dio el ocultista Arnold Krumm-Heller sobre el manejo de la energía sexual, y a continuación les voy a poner los textos más relevantes que él escribió al respecto, mientras que en morado les voy a poner mis comentarios en donde no estoy de acuerdo, y al final del capítulo les voy a poner mi opinión sobre la enseñanza que dio.



Libros

    1.  No fornicarás
    2.  Rosa-Cruz, Novela de Ocultismo Iniciático
    3.  Curso de Taumaturgia
    4.  Curso Zodiacal
    5.  Curso Rúnico
    6.  La Iglesia Gnóstica
    7.  Las Plantas Sagradas
    8.  Las Enseñanzas de la Antigua Fraternidad Rosa-Cruz
    9.  Conferencias Esotéricas
  10.  El Mágico Poder del Mantra
  11.  Logos, Mantra, Magia
  12.  Conclusión







1)  LIBRO “NO FORNICARÁS”  (1908)


« No dirijáis a vuestro alrededor la mirada tratando de leer en el rostro de uno la palabra: “lujurioso”. Tened recíproca caridad ¿Os gustaría que los otros la leyera en vosotros?

Pues entonces no queráis leerla en el ojo turbado de quien está a vuestro lado; en su frente que se avergüenza y se inclina hacia el suelo. Además…

¡Oh!, decidme, especialmente vosotros, hombres ¿Quién de entre vosotros no ha hincado nunca los dientes en el pan de ceniza y estiércol de la satisfacción sexual?  ¿Acaso es lujuria sólo la que os lleva a estar durante una hora entre brazos meretricios?  ¿No es acaso lujuria también la profanación del connubio con la esposa al eludir las consecuencias de éste, que queda reducido por tanto a una reciproca satisfacción del sentido a un vicio legalizado?

Matrimonio quiere decir procreación, y el acto quiere decir y debe ser fecundación. Sin ello es inmoralidad. No se debe del tálamo hacer un lupanar; y en lupanar se transforma si se ensucia la libídine y no se consagra con maternidades.

La tierra no rechaza la semilla una vez depositada; por el contrario, en seguida echa raíz y se agarra para crecer y dar una espiga: la criatura vegetal nacida del connubio entre gleba y semilla. El hombre es la semilla, la mujer es la tierra, la espiga es el hijo.

Negarse a producir la espiga y desaprovechar la fuerza para vicio es culpa. Es meretricio cometido en el lecho nupcial, pero en nada distinto del otro; es más, agravado por la desobediencia al mandamiento que dice:

    -   Sed una sola carne y multiplicaos en los hijos.”

Por tanto ved, mujeres voluntariamente estériles, esposas legales y honestas (no a los ojos de Dios, sino del mundo), cómo a pesar de ello vosotras podéis ser prostitutas y fornicar igual aunque seáis sólo de vuestro marido, porque no vais hacia la maternidad, sino al placer, demasiado y demasiado frecuentemente.

¿Y no os paráis a pensar que el placer es un tóxico y que aspirado por una boca, cualquiera que fuere, contagia y produce quemazón cual fuego que, creyendo consumirse, traspasa, devorador, cada vez más insaciable, los límites del hogar, dejando acre sabor de ceniza bajo la lengua y desagrado y náusea y desprecio de sí y del compañero de placer?

Porque cuando la conciencia se despierta (y lo hace entre dos momentos febriles) no puede dejar de nacer este desprecio de sí, rebajados como quedan uno y otro a un nivel incluso inferior al de los animales.

No forniquéis” está escrito. Y resulta que es fornicación gran parte de las acciones carnales del hombre y ni siquiera toco la cuestión de esas uniones inconcebibles, que son como una pesadilla y que el Levítico condena con estas palabras:

    -   Hombre, no te acercarás al hombre como si fuera una mujer.”

Y también:

-      No te unirás a bestia alguna para no contaminarte con ella. Y así hará la mujer, y no se unirá a ninguna bestia, porque es infamia.”

Bien… he hecho alusión al deber de los esposos respecto al matrimonio y el cual deja de ser santo cuando por malicia, viene a ser infecundo. Y ahora voy a hablar de la fornicación en sentido propio entre hombre y mujer, por recíproco vicio o por obtener dinero o regalos.

El cuerpo humano es un magnífico templo que encierra en sí un altar. En ese altar debería estar Dios. Pero Dios no está donde hay corrupción. Por lo tanto el cuerpo del impuro tiene su altar desconsagrado y sin Dios. Como quien se revuelca ebrio en el lodo y en el vómito de la propia ebriedad, el hombre en la bestialidad de la fornicación, se rebaja a sí mismo, viniendo a ser menos que un gusano o que el animal más inmundo.

Decidme si entre vosotros hay alguno que se haya depravado a sí mismo hasta el punto de comerciar con su cuerpo como se hace con cereales o animales ¿qué beneficio os ha reportado?

Poneos vuestro corazón en la mano, observadlo, preguntadle, escuchadlo, ved sus heridas, sus estremecimientos de dolor, y luego decidme y respondedme:

¿Tan dulce era ese fruto que compensara este dolor de un corazón nacido puro, forzado por vosotros a vivir en un cuerpo impuro, a latir para dar vida y calor a la lujuria, a irse consumiendo en el vicio?

Decidme: ¿Sois tan depravadas que no lloráis secretamente sintiendo una voz de niño que llama: “mamá”?  Y pensando en vuestra madre — ¡Oh mujeres de placer que habéis huido de casa, u os han echado de ella para que el fruto empodrecido no destruyera con el exudado de su putridez a los demás hermanos!

Pensando en vuestra madre, muerta quizás por el dolor de tener que decirse a sí misma:

-      “He dado a luz a una persona que ha sido motivo de oprobio.”

¿Pero es que no sentís que se os retuercen las entrañas de doliente añoranza al ver la felicidad de una esposa o la inocencia de una virgen, teniendo que decir:

-      “Yo he renunciado a todo esto y nunca más volveré a poseerlo”

¿Pero es que no sentís como si la vergüenza os arrancara la piel de la cara, al ver la mirada voraz o llena de desprecio de los hombres?

¿Pero es que no sentís vuestra miseria cuando tenéis sed de un beso de niño y ya no os atrevéis a decir: “Dámelo”, porque habéis rechazado como peso fastidioso e inútil carga, vidas arrancadas del mismo árbol que las había concebido, arrojadas para el estiércol, vidas que ahora os gritan: “¡Asesinas!”.

¿Pero es que no teméis, sobre todo al Juez que os ha creado y que os espera para preguntaros y deciros:

-       “¿Qué has hecho de ti misma? ¿Para eso acaso, te di la vida? Pululante nido de gusanos, ¿cómo te atreves a estar en mi presencia? Tuviste todo lo para ti era Dios: el placer.”

Ve al lugar de maldición sin término ¿Quién llora? ¿Ninguno? ¿Decís: “ninguno”? Pues mi alma va hacia otra alma que llora. ¿Para qué va hacia ella? ¿Para lanzarle el anatema por ser meretriz?

No, porque siento piedad por su alma. Todo en mí es repulsa hacia su sucio cuerpo, sudado por el esfuerzo lascivo. ¡Pero su alma…! ¡Oh! ¡Padre! ¡Padre! ¡También por esta alma Yo me he encarnado y he dejado el Cielo para ser su Redentor y el de muchas almas hermanas suyas!

¿Por qué debo no recoger a esta oveja, sacarla a pastar y darle un amor que sea perfecto como sólo el mío lo puede ser, tan distinto de los que tuvieron hasta ahora para ella nombre de amor y no eran sino odio; tan piadoso, completo, delicado, que ella ya no llore por el tiempo pasado, o lo haga sólo para decir:

-       “Demasiados días he perdido lejos de ti, eterna Belleza ¿Quién me restituirá el tiempo perdido? ¿Cómo gustar en lo poco que me queda cuanto habría gustado si hubiera sido siempre pura?”

A pesar de ello, no llores, alma pisoteada por toda la libídine del mundo. Escucha: eres un trapo asquerosamente sucio, pero puedes volver a ser una flor; eres un estercolero, pero puedes ser un jardín; eres un animal inmundo, pero puedes volver a ser un ángel.

Un día lo fuiste; danzabas en los prados floridos, rosa entre las rosas, fresca como ellas, y despedías fragancia de virginidad; cantabas, serena, tus canciones de niña, y luego corrías a donde tu madre, a donde tu Padre, y les decías:

-      “Vosotros sois mis amores.”

Y el invisible guardián que tienen todas las criaturas al lado sonreía ante tu alma blanca – azul… ¿Y luego? ¿Por qué? ¿Por qué te has arrancado esas alas de pequeño inocente? ¿Por qué has pisoteado un corazón de Padre y de madre para correr hacia otros corazones inciertos? ¿Por qué has consignado tu voz pura a embusteras frases de pasión? ¿Por qué has quebrado el tallo de la rosa y te has profanado a ti misma?

Arrepiéntete hija de Dios.

El arrepentimiento renueva. El arrepentimiento purifica. El arrepentimiento sublima ¿El hombre no te puede perdonar? ¿Ni siquiera tu Padre podría ya hacerlo?

Bueno, pues Dios puede porque la bondad de Dios no es comparable a la bondad humana y su misericordia es infinitamente más grande que la humana miseria.

Hónrate a ti misma haciendo, con una vida honesta, digna de honor a tu alma. Justifícate ante Dios no volviendo a pecar contra tu alma. Hazte un nombre nuevo ante Dios.

Eso es lo que tiene valor ¿Eres vicio? Sé honestidad, sé sacrificio, sé la mártir de tu arrepentimiento. Bien supiste martirizar tu corazón para hacer gozar a la carne, sabe ahora martirizar la carne para darle a tu corazón una eterna paz.

Marchad todos, cada uno con su peso y con su pensamiento, y meditad. Dios espera a todos y no rechaza a ninguno que se arrepienta ¡Que el Señor os dé su luz para conocer vuestra alma! »
(Fragmento del poema de “Hombre-Dios”)

(Este fue uno de sus primeros libros y básicamente Krumm-Heller dice que el acto sexual solo debe de utilizarse para procrear y que la prostitución es algo nocivo, pero esto se contradice con lo que él escribió en sus siguientes libros, lo que me indica que muy probablemente al comienzo estuvo muy influenciado por su educación cristiana y luego fue cambiando de opinión a medida que se relacionó con los ocultistas europeos.)








2)  LIBRO “ROSA-CRUZ”  (1926)


« El Rosa-Cruz debe refinar sus sentidos y sentimientos y lo consigue solo cultivando con ahínco los estudios herméticos. Debe ser soñador, idealista y refinadamente artista. Por lo tanto el verdadero Rosa-Cruz será pintor, músico, poeta, aunque no sepa manejar los pinceles, el piano o rimar, pero todavía no será por ello un mago, ni podrá llevarlo al extremo necesario si no domina la pasión material, o sea mientras que no controle su ego animal.

Tenemos pues tres categorías de seres: los insensibles, los hipersensibles y el consiguiente término medio que son impresionables solo para ciertas cosas. Pero no hay ninguno que no haya sentido la excitación y el deseo de poseer a una mujer. Hasta los eunucos y los hermafroditas tienen momentos, aunque pasajeros, en que desean hacer suya a una mujer.

Y ello es necesario, es una condición biológica en el hombre; pero ahí está el gran problema de como aprovecharlo para bien o para mal, para alimentar nuestra naturaleza animal o cultivar nuestra naturaleza divina, para denigrarse o elevarse, para ir adelante o retroceder.

La potencia sexual es la vida, el poder, la fuerza; y así por ejemplo vemos a un tísico que apenas puede levantarse o un reumático a quien sus dolores no le permiten moverse; pero ponerlos en contacto con una mujer y van a recuperar todas sus fuerzas y toda su agilidad. (Aquí Krumm-Heller exagera.)

Hay seres inferiores a los cuales se les pueden mutilar los miembros, una pierna por ejemplo, sin que sientan dolor en el acto sexual. (???)

El esclavo solo puede elevarse a poder mandar después de ser libre. Pero un hombre esclavizado por sus instintos bajos y por sus pasiones no podrá influir, ni dominar a otros.

Solo los hipnotistas natos, que suelen nacer como fenómenos, pueden influenciar a pesar de dar rienda suelta a sus vicios; pero el que quiere aprender a hipnotizar (es decir a dominar a otros) sin haberse dominado a sí mismo, no logrará su objetivo.


Veamos a continuación cómo influye la potencia sexual sobre la fuerza mental.

La glándula pineal, rompecabezas de los sabios, esa pequeña glándula de nuestro cerebro, según los hindúes es una ventana de Brahma [de Dios], es un acumulador para el hipnotista y para el mago. Y desarrollada esa glándula, hace efectuar a los faquires aquellos fenómenos tan sorprendentes que fascinan a las masas.

(No estoy seguro que los poderes paranormales se deban al desarrollo de la glándula pineal y considero que más bien se deben a un desarrollo de los chakras.)

Esta glándula se encuentra muy desarrollada en los Santos que operaban milagros, y las tienen agrandadas los negociantes que comercializan con éxito, y también los grandes inventores como Edison, y todos los que se adelantan a su época. (Esto no sabría decirles si es cierto o no.)

En cambio se halla atrofiada en los idiotas, en los hombres de poca fuerza de voluntad, en fin en la mayoría de los humanos. Por lo tanto es menester para el ocultista desarrollar esa glándula y el secreto lo posee la magia sexual en cumplir la ley: “No fornicarás”.

Pero esta ley también tiene sus peligros y es por eso que es necesario explicar más al respecto para evitar que los aspirantes a Rosa-Cruz cometan errores y caigan en los extremos.

Por lo que creo que es menester abrirles los ojos e indicarles donde pueden hallar algo grande, pero también avisarles que el refrenar demasiado sus instintos sexuales acarrearía enfermedades nerviosas, muchas veces incurables. (Pienso que Krumm-Heller exagera.)

Y naturalmente no se puede dar la clave lisa y llana, debido a que ésta debe cada quien descubrirla según su adelanto.

Sucederá que este libro en manos de cualquiera, será solo una novela, una tontería; pero en poder del indicado será una luz, un faro útil que dejará leer entre líneas un secreto enorme, grandioso y sublime.

La mujer ha sido creada para perpetuar a la especie humana y el hombre halla en ella su dicha, por lo cual debe ser su compañera, y como tal el hombre debe desearla impulsado por el amor.

¿Pero sucede esto en la mayoría de los casos?

¿Es realmente amor o deseo?

Ciertamente lo último es lo frecuente. La mujer despierta ante todo ansias de poseerla y mientras esas ansias no se satisfacen, vibra en el hombre lo más elevado, lo más grande, lo más divino; pero una vez satisfecho el deseo, el amor generalmente concluye.

Se ama al ser ausente, se ama de verdad a la mujer que no se consigue; hasta a la que se pierde, como cuando ella fallece o nos abandona. Pero ya poseída la mujer, el verdadero amor se pierde y solo se vuelve a recuperar después de algún tiempo. Y en esto está el misterio del Génesis: Eva al comer la manzana perdió el derecho al paraíso.

(Aquí no estoy de acuerdo porque la manzana representa el fruto del conocimiento y no del deseo sexual.)


Ciertamente el matrimonio es la unión del sexo masculino con el femenino para perpetuar la especie, pero es menester que en el matrimonio solo se entregue uno al otro en un éxtasis de amor inconsciente (¿por qué inconsciente?) pues basta desear el goce material para que el hombre se rebaje al animal que solo apetece la satisfacción de los apetitos carnales.

Y el hombre al hacerlo se denigra más bajo que el animal irracional, pues el animal por las leyes fisiológicas tiene cierto tiempo de brama en que solo guiado por el instinto se une con su género opuesto, y en cambio el hombre tiene en su voluntad cometer ese acto o no, y es responsable si hace mal uso de él.

Ahora bien, la naturaleza jamás deja de castigar y por eso vemos matrimonios que antes de casarse se amaban y aunque la ilusión dure más o menos cierto tiempo, la reacción nunca deja de esperarse y terminan por separarse. Y hay todavía otros que se soportan por rutina o debilidad, pero no gozan la verdadera felicidad a la que pueden aspirar y a la que tiene derecho de disponer de ella el ser humano.

Para el acto se necesitan momentos psicológicos determinados en que se experimenta una voluptuosidad suprema y en que ambos sienten delicias indiscutibles. Y si en ese momento la pareja hubiese experimentado simultáneamente algún deseo y éste hubiese tomado forma en el plano astral, habrían traído la realización de ese deseo, y habrían efectuado sin saberlo un acto de magia.

(No es suficiente con que un deseo tome forma en el plano astral para que este se realice en el plano físico.)


En ese momento hay un acto de magia sexual, hay cierto connubio que sabe efectuar el mago para realizar sus fenómenos y en que puede en ese momento preciso por medio de su fuerza mental, sanar o matar, enriquecer o arruinar al que se propone. Y para ello hay una clave, un secreto, que podéis buscar, aunque yo tendré buen cuidado de no divulgarlo.

Pero esto no interesa a todos los lectores ya que es menester haber estudiado algo de ocultismo. Y para el público este secreto sería un arma horrible con la cual podría impunemente cometer crímenes sin que la justicia humana les alcanzara.

(Aquí Krumm-Heller exagera porque la clave consiste en utilizar la energía sexual que generas en ese momento para realizar tu objetivo, pero si no tienes el desarrollo suficiente. No te va a funcionar. Es como si te dieran la técnica para hacer un salto mortal, y puedes conocer la técnica perfectamente, pero si no tienes el entrenamiento necesario, jamás lo podrás efectuar.)


El matrimonio que en el hogar debe simbolizar el cielo en la tierra, se convierte después del casamiento en más o menos un infierno. Y si al principio existió la unión espiritual, luego el hombre que esperaba algo superior (lo que no puede satisfacer) lo busca en otras mujeres y trata de alcanzar la dicha fuera del hogar, y vienen las comparaciones y el castillo de naipes se deshace resultando que generalmente de víctima se convierte en victimario.

Casi siempre el último es el hombre, pero también los hay víctimas. El lazo fluídico de su unión se deshace poco a poco, y si no uno, ambos concluyen mal cuando no saben o no quieren soportarse.

En cambio el verdadero amor no tiene nada que ver ni con la ceremonia religiosa ni con el pacto social, ésos son convencionalismos que a veces hacen más daño que beneficio. La verdadera unión se hace en espíritu. Y cuando todas las circunstancias están previstas, por las leyes superiores, se efectúa sin poderlo evitar, siendo la mujer soltera o casada, virgen o no. Es una atracción misteriosa e inexplicable.

Muchas veces los jueces castigan casos de inocentes, verdaderamente irresponsables; mujeres que se entregan impulsadas por amor y ya satisfechas, se arrepienten, acusan y hacen castigar, siendo ellas las principales culpables.

Hay ahí un hipnotismo inconsciente, en el cual ya uno u otro obedece irremisiblemente; castigarlos es igual que condenar a un loco o a uno que cometió un delito en estado hipnótico, que está previsto en la medicina legal. Mucho más cruel es la sociedad, en repudiar o despreciar a estas víctimas.

¿Sabe la sociedad acaso el fenómeno íntimo que se efectúa?

¿Conoce como la serpiente fascina e hipnotiza al pajarillo que luego devora?

(Leyéndolo, percibo que Krumm-Heller era algo machista porque son muchísimos más los casos de hombres que seducen a las mujeres y luego las abandonan.)


El Rosa-Cruz mago siente la misma excitación nerviosa al operar que otro ser lleno de deseo, y si supieran los hombres lo que pudieran hacer en ese momento de nerviosidad, seguro que lo harían todo menos seguir a la mujer.

Todo fenómeno en el plano material es provocado en el plano espiritual y solo las uniones que se efectúan ahí son duraderas, solo en ellas está el verdadero goce que los demás humanos ignoran, solo en la unión espiritual residen el placer, el éxito y el poder.

Por eso jóvenes, huid, aunque sean hermosas, de las mujeres sin alma e incapaces de unirse espiritualmente. Evitad casaros por interés o por otros motivos. Examinad primero, si vuestra amada os pertenece en espíritu porque sin ello, no podéis ser felices por tiempo indefinido, ni acaparar fortuna, sino en raras ocasiones...

¡Cuántos fueron hombres de suerte o fortuna antes de casarse!  Pero después, desde que se unieron a su mujer, todo fracasó: los persiguió una mala estrella, debido a que antes sus empresas eran manejadas por fuerzas mentales potentes, pero estas fuerzas se debilitaron al gastarlas en la unión sexual.

Y a la inversa, hombres que nunca consiguieron antes nada, pero bastó que se casaran para que el éxito y la fortuna les fuese favorable debido a que el fluido sexual de la mujer les faltaba, y ahora el de ambos estaban afines, y el poder de que carecían les vino inconscientemente.

(En esos casos, el éxito viene sobretodo porque la mujer ayuda a su marido a obtener ese éxito y no porque ella lo nutra con su energía femenina.)


Y otro problema necesario de advertir y que hace tan decrépita, enfermiza e impotente a la generación actual, es el vicio de la masturbación, tan arraigado en la juventud de ambos sexos. Si supieran los padres y los maestros el grave daño que hacen al no advertir el peligro a sus hijos y discípulos, tomarían medidas adecuadas para el caso.

Todos, en los primeros años en la escuela, lo hemos tenido, y comprendemos el perjuicio que nos ha ocasionado; pero una cobardía moral mal comprendida, nos impide abrir los ojos a nuestros pequeños.

¡Cuántas voluntades se agotan, cuántos rostros, que pudieron haber sido bellos se marchitan, cuantas existencias se truncan por no dar la voz de alarma!

(Aquí una vez más Krumm-Heller exagera porque en la Antigüedad los humanos también se masturbaban enormemente y eso no impidió que nuestros antepasados fueran muy robustos.)

Los estudios de Rosa-Cruz nos enseñan que el semen es el astral líquido del hombre, es la vida y encierra el poder. (El semen no es astral)

Si no hacéis uso de vuestros órganos genitales, estos se atrofian y ya no sois hombres, os convertís en seres impotentes. Por eso el problema es tan difícil y no existe más que este dilema:

·        O efectuáis el acto como un acto necesario (como el comer) con un ser al cual no queréis, ni apreciáis, y sin mezclar vuestros sentimientos espirituales.
·        O lo hacéis en un éxtasis de amor con el ser a que estáis seguros de permanecer unidos por toda la vida.

(Aquí Krumm-Heller se va a los extremos.)


En la patria de Sócrates, en aquella hermosa Grecia pagana, la hetaira era sagrada, era elevada al rango de sacerdotisa del amor: ella servía para satisfacer las necesidades de los Atenienses sin que éstos gastasen sus energías intelectuales.

Y como tal, la prostitución es hasta hoy una necesidad social y en lo único que hacemos mal es en humillar y escarnecer tanto a esos seres y enaltecer demasiado a ciertas mujeres casadas. Mal que nos pese, debemos aceptar la definición de Pablo Robin quien dice:

-       “La principal diferencia entre las mujeres consiste en que las calificadas de honradas, trafican al por mayor, y las prostitutas, al menudeo. Estas venden sus besos por necesidad a todo el mundo, mientras que aquellas los suministran a un contratista vitalicio.

Pretender satisfacer el acto con el ser querido y experimentar goces animales, no es posible, más fácil es juntar el aceite con el agua. El mismo espíritu lo castiga acabando vuestra fuerza de voluntad y trayéndoles dolores y enfermedades, y así perdéis el paraíso prometido.

(Que yo sepa sí puedes vivir una experiencia muy carnal con la persona que amas.)


El Gran Todo, el Alma Cósmica, es el gran almacén universal, y de ahí se reparte todo como por reflejo. La vida individual es solo una parte de la vida universal, como el amor particular es una chispa del gran amor universal.

Con amar a un ser, hacemos vibrar todas las vibraciones del amor universal y siendo el amor origen, principio, energía impulsadora de todo, los átomos químicos no son en su principio íntimo sino compuestos de amor, y al unirse el átomo oxígeno e hidrógeno en agua, se realiza un maridaje pasional.

El amor, como ya he dicho, es el origen de todo lo que se agita y muere.

Dios es amor y su amor realizó la creación.

Cuando el hombre se une en el acto secreto a la mujer, es un dios, pues en ese momento se convierte en creador.

Los videntes dicen que en el momento preciso del amor, del espasmo, ven a los dos seres envueltos en una ráfaga de luz, muy brillante, y se envuelven en las fuerzas más sutiles y potentes que hay en la naturaleza.

Y si saben aprovechar ese momento, si saben retener esa vibración, con ella pueden operar como el mago para purificarse y conseguir todo. Pero si no saben respetar esa luz, esta los abandonará para recluirse en las corrientes universales, dejando tras de sí las puertas abiertas por donde se introduce el mal. (No sé si esto sea cierto). Entonces el amor se convierte en odio, la ilusión deja lugar a la decepción.


Como el amor, todas las manifestaciones de la naturaleza tienen en el plano material sus acumuladores. La mujer joven, generalmente es un acumulador de lozanía, de salud y belleza, trasmisible como todo a otros.

Y todo ser es un vampiro que puede atraerse esas cualidades para sí. Las corrientes fluidas materiales, una vez chocadas, una vez confundidas entre sí, se neutralizan y se repelen, pero las corrientes espirituales, por ser metafísicas, no son alcanzadas por esas leyes físicas.

Meditad, hombres casados,

¿Habéis alcanzado en el matrimonio el éxito, la satisfacción que esperabais?

No os engañéis, no os hagáis ilusiones, no os ofusquéis por la voz de la materia y tengáis que decir:

-       “Tiene razón y ahora me explico muchas cosas, que antes no comprendía.”



En Perú, en India y en México hay brujos y hechiceros de los cuales los que no averiguan se ríen.

Estas brujas o hechiceras han conocido ciertos secretos por tradición de sus antepasados, para hacer el mal. Los hay que hacen muñecos de cera y los clavan con alfileres. Y yo he conocido casos patentes en que operaban con éxito, pues la mayor parte emplean la magia sexual, y como primer agente utilizan la sangre, el líquido menstrual y el semen.

Hace años, en Santiago de Chile, un amante, por vengarse de su ex-querida, operaba en su contra valiéndose de ropa usada. Llegué a ver en el hospital la muerte del mismo, y al dar cuenta a la justicia se rieron del demandante y el asunto quedó sin castigo. Hoy mismo conozco un caso en que un conocido mío valiéndose de sangre adherida a un paño y de una capa que usaba su amante, opera contra ellos.

Cuando vea el resultado publicaré mis observaciones con detalles amplios por ser estos unos estudios curiosísimos, que aunque muchos no creen en brujerías y clasifican estos hechos en el escalafón de supercherías, en el ánimo publico resulta que son cosas reales y que a cada rato nos vemos enfrente de casos inexplicable de enfermedades que no encontramos la causa.

Por de pronto puedo anticipar que la amante de referencia se volvió loca irascible.


¡Cuántas veces vemos hijas que abandonan el hogar con un tenorio de barrio, que no supieron apreciar el dolor de una madre desilusionada; se enferman o mueren o les acontece cualquier otra desgracia!

Conocí el caso de un galán que perdió la vista, sin que la ciencia pudiera encontrar la causa, y la gente dice: “¡Es un castigo de Dios!” imaginando que existe un Dios personal, que con un látigo en la mano, corrige a sus criaturas.

No, querido lector; es la influencia de la mentalidad de la madre que vibra sobre el traidor, hasta destruirlo. Si aquel se hubiese unido a su amante en un sentimiento de verdadero amor, las corrientes mentales de la madre no le alcanzarían, pues el amor puro es una coraza férrea que todo lo rechaza. Pero si sólo existió el deseo carnal, no hay excepción, serán castigados, tanto él como ella, según la magnitud de la falta y el poder mental que pide venganza.

(Krumm-Heller muestra mucho antagonismo hacia el deseo carnal, pero este no es algo “pecaminoso” sino simplemente es una expresión más profana de la actividad sexual.)


La magia es la exteriorización de la fuerza de voluntad. Esta puede servirse como vehículo del amor o del odio; el primero lo emplea el mago blanco mientras que el segundo lo emplea el mago negro.

Sus alcances dependen de la intensidad, cómo, y el tiempo que sabe vibrar, pero el resultado es inevitable forzoso.

¡Cuántas veces llegan a nuestros consultorios estos enfermos que dicen estar embrujados y que alguien les ha hecho daño!

Los médicos se ríen de estos casos y para deshacerse del cliente, recetan bromuros, y sin embargo hay en el fondo una verdad. Estos individuos están atormentados, heridos y perjudicados por la corriente mental del que querían impunemente dañar en otros tiempos.

Es la ley de Karma que los alcanzó, la mano de Dios que supo castigar. Lo que el brujo hace a sabiendas, el karma se los regresa.


Pero regresando a nuestro tema, cuando el Rosa-Cruz ve a una mujer bella y hermosa, debe tratar de atraerse esas bellas cualidades para sí, cargarse de fluido bello y sano. No por eso daña a la mujer, porque su poder acumulador no se agota; mientras más esparce, más acumula.

(Aquí Krumm-Heller esta siendo despectivo ya que una mujer puede tener grandes cualidades y no ser atractiva físicamente, pero además la energía sexual no depende de esos factores.  Y el maestro taoísta Mantak Chia precisa que así como tú recibes la energía femenina de tu pareja, tú también tienes que compartirle de tu energía masculina.)

Cuando un viejo decrépito se casa con una muchacha joven, lo vemos de pronto rejuvenecerse, y a ella languidecer. Es que el anciano chupa demasiado la vitalidad de su joven cónyuge. Pero más tarde se establece cierto equilibrio, hasta que la fuerza prestada se vuelve y ella torna a su esplendor y lozanía.

Sucede lo contrario cuando una vieja se une con un hombre más joven, su vejez se precipita y el galán busca satisfacerse engañándola. (Esto es falso ya que el mismo intercambio energético se aplica.)

Pero para el matrimonio moderno no se tiene en cuenta nada de estas cosas, ni las condiciones fisio-psicológicas de los contrayentes; lo esencial es llenar las fórmulas sociales y así se casa el dinero con el dinero. Y he ahí el motivo de la degeneración actual, y obligación es de los que saben, incitar una corriente de propaganda en pro de salvadoras ideas a este respecto.

(En el pasado era igual y la mayoría de la gente se casaba porque así lo habían decidido los padres. Y de hecho el matrimonio por consentimiento mutuo solo se ha generalizado en los tiempos modernos.)


He leído un trabajo sumamente interesante ante el Congreso Internacional de Higiene y Demografía celebrado en Berlín en 1907, sobre la disminución rápida de la población en Francia, en que el autor quiere descubrir causas por todas partes sin que se le ocurra la verdadera, es decir el relajamiento de los placeres sexuales.

En Francia, donde la búsqueda por conseguir goces ha llegado a un grado tal que la misma naturaleza se revela, hace que ya no haya hijos, y ese pueblo que lucía en su Metrópoli el nombre cerebro del mundo será el prostíbulo, si el vértigo del relajamiento y la perversión sexual no se detiene.

Pero esto no quiere decir que eso sea el único factor que atrae este resultado, ya que en Francia los matrimonios, generalmente no quieren tener hijos y procuran por todos los medios artificiales no concebirlos.

(En lo personal no creo que una sociedad más abierta con la sexualidad provoque el descenso de la natalidad y considero que son otros factores los que verdaderamente influencian.)



A diario acuden a nuestros estudios médicos, ciertos enfermos cuyo aspecto fuerte y robusto nos lleva a falsas conclusiones. Los creemos completamente sanos y el mismo examen clínico nos confirma la opinión de que esos pacientes no debían de haber venido hacia nosotros, y sin embargo estas personas están muy enfermas porque sufren lo indecible y la mayor parte de los médicos las declaran incurables.

Eso hacen los honrados, los explotadores, los traficantes de la medicina, ellos suelen recetarles tónicos, unas veces sedantes y otras veces afrodisíacos, aunque casi todos ellos en su fuero interno están completamente convencidos de que todo eso es inútil y que todo sale sobrando.

Los enfermos a que me refiero son los que sufren de neurastenia sexual. Son hombres que sienten deseos como los demás, ansias de efectuar el connubio. Tienen erecciones normales, pero que en el mismo momento del acto, fracasan; les basta aproximarse a la hembra para que la erección ceda en absoluto, quedando naturalmente en un estado nervioso y con una desesperación espantosa y terrible.

Esta enfermedad puede durar años. Y no es como se cree muchas veces, consecuencia de abusos, ni tiene ninguna causa inmediata. Se podría decir que viene esta enfermedad por que sí.

Y el médico que no estudia el parapsiquismo es incapaz de comprender este estado patológico y mucho menos de darle un tratamiento adecuado. La corriente nerviosa en el ser masculino es una electricidad positiva. Eso en primer lugar. Y en segundo, en una proporción necesaria, es un magnetismo negativo. El uno representa la materia en nosotros, y la otra, la materia del arcano mater.

Y casos iguales pasan en muchas mujeres de temperamento ardiente. Sienten ansias de unirse con un hombre, pero en el momento de llegar al hecho, sienten una sensación de repugnancia y lo rechazan, dejando al hombre desconcertado.

Y es que en la intimidad de nuestro ser tenemos que ser algo hermafroditas; hemos de tener algo de hombre y algo también de mujer en proporción normal. Porque cuando hay desproporciones, se da origen a esta enfermedad que describo.

(La impotencia y la falta de apetito sexual tienen muchas causas pero un desequilibrio en las energías femeninas y masculinas que tenemos es la menor de esas causas y en cambio es mucho más probable: la depresión, el estrés, etc.)

Se ha tratado de curar este mal mediante el hipnotismo y en algunas veces con un resultado halagador, pero en la mayoría resulta impracticable, porque es muy difícil lograr un sueño hipnótico en estas pacientes. Y para esto solo hay un recurso único absolutamente eficaz, pero que al mismo tiempo es una gran clave de la magia sexual.

Dado el estado actual de la sociedad y por consideración a los lectores armados de falso pudor, y para esta vez valerme del método de la escuela oficial, daré la receta en latín, que consiste en una suave inmissio membri virilis in vaginam sine ejaculatio seminis.

(Que traducido al español significa: “introducir el pene dentro de la vagina pero sin eyacular”. Lo cual efectivamente es la base del manejo de la energía sexual pero no va a curar la impotencia ni la animosidad sexual.)

Esto no solamente es un remedio seguro para esta enfermedad, sino que también es un remedio para muchos otros males y a veces el secreto para armonizar los matrimonios, ya que hace desaparecer las rencillas del lugar como por encanto.

(Solo si las rencillas se deben por eyaculación precoz pero para los otros casos no te va a resolver el problema.)

Probadlo. La posición descrita puede durar una hora y se sentirá una sensación de bienestar inefable.

Pecho contra pecho, los dos plexos solares en contacto inmediato, todos los centros astrales sobrepuestos, permiten un intercambio para establecer una justa androginidad.

Me cuesta trabajo contenerme. Quisiera escribir mucho más sobre esto pero es prohibido para el iniciado...

Estas cosas se pueden tratar de persona a persona, pero no en un libro público. Sin embargo hay todavía un asunto que debo mencionar y que interesa a todos los hombres. Cuando se ha llevado el exceso sexual al máximo (y esto sucede con frecuencia) viene la reacción consiguiente que llamamos impotencia.

Esta impotencia es diferente de la que dije antes.

La medicina moderna que ha degenerado en un repugnante comercio anuncia con grandes caracteres la curación de este mal y emplea los llamados afrodisíacos.

Yohimbina, Fosfuro de zinc, estricnina, cantárida, mirra, asafétida, gálvano, azafrán, etc. Pero estas sustancias atacan directamente al sistema nervioso y al cerebro, agotando las facultades intelectuales y acortando la vida.

(Y el viagra así como la mayoría de los otros afrodisiacos artificiales también conllevan sus peligros).

¡Desgraciados, infelices, los que caen en manos de profesionales sin conciencia que os someten por este medio a un suicidio paulatino!

Es evidente que la impotencia es una enfermedad como otra cualquiera, y al no curarla, no solo los órganos genitales se pueden atrofiar, sino que la preocupación constante de un hombre que ha perdido sus facultades genésicas acarrea la neurastenia. Pero con los productos artificiales de la quimioterapia, resulta muchas veces el remedio peor que la enfermedad.

¿Qué hacer entonces?

Hay que recurrir a la madre naturaleza para buscar los remedios naturales para conseguir el alivio y la fisio y la psicoterapia provocan curaciones maravillosas en estos casos.

En las altas llanuras del Asia Central, el almizclero hembra, en la época de celo (meses de mayo y junio) percibe a centenares de leguas el olor característico del macho, emanado de un producto que todos conocemos y que es pagado a precios exorbitantes.

En la nariz del animal aludido se encuentran los ramos nerviosos que provocan esa secreción amorosa que preside a las funciones genitales. Y cuando vemos a los toros o a otros animales oler antes de verificar el acto, es que se cargan de unas emanaciones vitales que salen de la hembra, las cuales les dan ánimo y potencia sexual.

Sabemos que la perfumería barata, solo inspira repugnancia, sobre todo a las mujeres del gran mundo. Pero acontece lo contrario con los perfumes finos, cuya base es el almizcle, el ámbar gris, el cipeto, etcétera, y que son de uso íntimo. No tienen otro objeto para las mujeres que provocar al hombre, pues les trae la sensación genital por medio del órgano del olfato y estimula esa fuerza misteriosa en que reside el poder genésico de todo lo creado.

La fisioterapia consigue la curación de la impotencia de una manera segura, siempre que no haya ya lesión material del sistema nervioso, ni del órgano sexual.


Malherbe es el inventor de un método curativo, el cual consiste en excitar los puntos genitales de la nariz.

Y todos conocemos la suma de conocimientos del gran fisiologista americano Brown-Sequard, cuyo sistema de curación fue tratado de inmoral por espíritus timoratos que se alejaban de la realidad de la vida, y consiste en excitar el aparato sexual, sin llegar a consumar el acto, y así trata de tonificar el cerebro.

Este sabio no fue ocultista pero intuitivamente se acercó a un gran secreto, ya que excitar el aparato para producir semen, pero no derramarlo sino obligarlo a que se asimile, es nutrir el sistema nervioso y prolongar la vida en general.

Se puede decir:

-      “El semen se cerebriza, y excitando el cerebro, éste se seminiza”.

Pero es menester saberlo hacer porque llevarlo al extremo es de lo más peligroso. (No veo qué sería llevar al extremo este procedimiento.)

Así como se hace la transmisión por las ondas hertzianas, así como por la telepatía se pueden comunicar los pensamientos a otros, así como las manifestaciones de un ser bello y sano pueden pasan a otro falto de estas cualidades. He ahí un secreto de cómo podréis llegar a la salud, a la belleza y a los poderes deseados.

El deseo refrenado hará transmitir el líquido astral hacia vuestra glándula pineal, y si repetís ese ejercicio por largo tiempo, os haréis hombres-dioses. Pero si al contrario, gastáis impunemente esas fuerzas en holocausto de la materia, os acercáis al animal, falto de voluntad y de razón.

(De nuevo Krumm-Heller exagera mucho porque retener el semen simplemente evitará que te desvitalices, pero si no tienes tus canales energéticos limpios, entonces la energía sexual se quedará estancada en tu región sexual pudiendo provocar diversos males.)


Al principio se siente el deseo, la admiración provoca la pasión, pero poco a poco os convertís en acumuladores inconscientes y tendréis salud, poder, belleza e inteligencia.

La Biblia enseña al hombre el camino de todas las conquistas por medio de ese decreto: “No fornicarás”.

Me viene un tropel de ideas, reminiscencias de mis estudios sobre magia sexual, pero no me atrevo a escribirlas por temor de dar armas a manos que no conocen su manejo o por no ser comprendido, ya que entiendo que son ideas demasiado avanzadas y que no todos están ya aptos para digerirlas.

Los esposos quedan unidos a sus hijos por toda la vida, bases fluídicas, y por ellas les trasmiten constantemente su salud, su saber y su voluntad. Pero si gastan sus energías en placeres inmoderados, no tendrán dada que transmitirles a los que dieron el ser. Sus hijos serán tontos y enfermos por culpa del egoísmo de sus padres que solo deseaban gozar. (Las estadísticas muestran que esta es otra exageración.)

E igual pasa con los esposos entre sí. Gastan y pierden las fuerzas físicas y mentales, y cuando los necesitan para el éxito de sus negocios, fracasan. El éxito de nuestras empresas depende de nuestras fuerzas mentales, y éstas a su vez del desgaste de nuestra potencial genital. (Influye pero no es lo más importante.)

De manera que “No fornicarás” quiere decir: sin abandonar los órganos sexuales para que no se atrofien (???). No abuséis de ellos para no perder el poder material ni mental. No lo hagáis con un ser que no haya sido o no sea siempre de vosotros porque esas fuerzas son esencialmente individuales. Si se mezcla el fluido con el de otro, con un antecesor, recibiréis la influencia de todos sus males, es el vehículo donde se transmite su desgracia, su mala suerte. (Otra exageración)


El mago al principio de su iniciación puede querer, pero solo una vez cultivar ese amor. Y si sabe el secreto íntimo puede cortar las malas vibraciones anteriores y amar de nuevo sin perjudicarse. Pero ¡son tan raros los que saben ese secreto!

Menos los profanos, para ellos, todo el éxito, todo su bienestar depende del cumplimiento de ese mandamiento: “No fornicarás”, que no exige abstinencia absoluta, pero no permite la fornicación material. Para el abusador, para el pasional, no hay poderes posibles y sus nuevas encarnaciones tendrán que purificarlo.

La iniciación avanzada nos lleva a un estado de sentir todos los goces del amor sin contacto. Entonces comienza la verdadera introducción de la alta magia entonces nos elevamos a semidioses.

(Definitivamente a Krumm-Heller le encantaba exagerar y la alta magia NO es la magia sexual.)

Al principio basta con una abstinencia de cuarenta días al año que son los cuarenta días que Cristo se recluyó en la montaña y fue provocado por Satán, quien no fue un ser personal, sino la excitación de sus sentidos sexuales. (Esto muy probablemente es falso.)

Y en el resto del año solo hay que buscar la satisfacción por necesidad, los días viernes, pues ese día preside el planeta Venus, y éste como nos enseñan los astrólogos, preside el amor. En los demás días hace, más bien, mayor daño, ese contacto carnal. (No sabría decirles si esto es cierto.)


El presente problema, desde cualquier punto de vista en que se tome es tan complicado y tan arduo, que ha sido muy poco estudiado, y menos dado a la publicidad por los ocultistas. Existe sin embargo una sociedad secreta, rama de los Rosa-Cruz: “Los Hermanos Herméticos de Luxor”, que reparten entre sus afiliados manuscritos que contienen grandes secretos y por los cuales se obtienen misteriosos poderes.

(Probablemente ha de referirse a una organización fundada por ocultistas occidentales y en donde se enseñaba una mezcla de esoterismo y pseudo-esoterismo.)

Como no es dado divulgar lo que yo he podido saber de estos secretos, por razones de higiene y para indicar a los estudiantes del ocultismo un camino de alta trascendencia donde deben inquirir, creo no hacer mal dando las primeras ideas para desarrollarlas poco a poco.

¡Hoy, solo, meditar!  El amor como impulsador del acto material y como fuerza creadora de todo lo existente es la clave del éxito, de la vida material e intelectual, es la llave con la cual el hombre puede entrar al anfiteatro de la ciencia trascendental y elevarse al plano divino. ¿Queréis espiritualizaros? ¿Queréis poderes? ¿Queréis salud, belleza, talento...?  Entonces escuchad a los iniciados que escribieron en la Biblia: “No fornicarás. »
(Capitulo 12)








3 LIBRO “CURSO DE TAUMATURGIA”  (1948)


« En la medicina se habla ya (refiriéndose a los órganos sexuales) del magnetismo positivo y negativo, o sea del activo y pasivo. Y en los últimos decenios se ha comprobado que las fuerzas ódicas o fluido vital, reaccionan ante las fuerzas sexuales.

Por ejemplo cuando el varón toca por primera vez a una doncella y particularmente cuando la besa por primera vez, ambos pero sobre todo la mujer se sonrojan y experimentan una gran excitación emocional, que no se borrará ya jamás de su memoria, y más cuando va acompañado de un verdadero amor.

Todos conocemos casos de mujeres de cierta edad que por permanecer solteras enflaquecen y hasta enferman, y que cuando consiguen casarse cambian inmediatamente de aspecto, floreciendo por así decirlo, a una nueva vida.

Y en el hombre se notan también fenómenos semejantes. Por ejemplo hay casos en que un hombre tiene el rostro lleno de espinillas y barros mientras permanece soltero, y que en cuanto se casa desaparecen completamente.

(Esto lo explica la medicina diciendo que el acto sexual genera hormonas que ayudan a la salud y al equilibrio del cuerpo, pero el taoísmo añade que el intercambio de la energía yin y yang que efectúa la pareja principalmente durante el acto sexual también es muy benéfico para ambos.)


Ya hemos dicho en otras lecciones que el cuerpo humano es hermafrodita, o sea que tiene glándulas y hormonas de ambos sexos. Y de la misma forma tenemos también fluido eléctrico y magnético. Generalmente el polo positivo que representa al varón es el dador, y el polo negativo que representa a la hembra es el receptor.

Sin embargo esto no es así de un modo absoluto porque hay momentos en que la operación cambia y entonces la hembra es el elemento dador, y el varón por el contrario es el elemento receptor. Y en esto se explica el cambio experimentado en sus cuerpos cuando se casan.

(Aquí no estoy muy de acuerdo porque lo que explica el taoísmo es que nuestros órganos manejan las dos energías pero a semejanza del símbolo yin y yang, o sea que el hombre maneja mucha más energía masculina y menos energía femenina, y la mujer maneja mucha más energía femenina y menos energía masculina.)




En Italia se conoce lo que estamos tratando aquí con el nombre certero de carezza que en español significa “caricias”. Y en realidad este es el arte de fomentar el amor conyugal mediante un contacto físico, corporal, inteligente y estudiado y conseguir así una potencia mágica magnética necesaria al taumaturgo para sus curaciones.

El cristianismo ha santificado el matrimonio elevándolo a sacramento. El matrimonio significa en su sentido íntimo la cópula, siendo ésta por lo tanto un acto sagrado; por lo podríamos decir como los antiguos griegos que es un sacrificio en el Altar de Venus.


Ya hemos dicho que tanto el hombre como la mujer experimentan una mejoría en el organismo cuando contraen matrimonio, y esto prueba que el fluido eléctrico y el magnetismo que producen al ponerse en contacto los dos cuerpos (o sea ambos polos) son fuentes de fuerzas curativas en el plano físico.

En los planos superiores son corrientes de fuerzas mágicas, es decir un poder que actúa el mago, y en nuestro caso el taumaturgo. Y en dicho momento se define al hombre:

-      ya sea como una entidad pura o angelical,
-      o como una entidad material o animal que se guía solamente por el instinto.

Y en cada caso puede decirse que el hombre es un mago blanco o un mago negro.

(Aquí Krumm-Heller exagera porque el mago negro es aquel que utiliza la energía para hacer el mal y por consiguiente no vamos a catalogar a los humanos que viven la sexualidad de manera carnal de ser “magos negros”.)


Un acto tan importante y trascendental necesita, como es natural, de cierta preparación, es decir que debe ser precedido de las caricias exaltadoras tanto del cuerpo como del alma, para que la cópula se consuma en su grado supremo o sublime. Pero el premio no es (como muchos lo creen) en la sensación voluptuosa del orgasmo. La introducción del esperma en la vagina no tiene otra misión que la de procrear, y los animales nos enseñan esto realizando el acto solamente en la época de celo.

Pero en realidad la mujer también tiene sus épocas más o menos definidas, que el hombre a menudo desatiende por ignorancia. Y el biorritmo nos enseña los días favorables y desfavorables para que se realice la concepción con el éxito deseado, permitiéndonos incluso conocer de antemano, el sexo del ser concebido o que se quiere concebir.

Es posible que algunos hayan leído mi libro “Biorritmo” de un modo superficial, por lo que les recomiendo que lo vuelvan a leer con más atención para que así comprendan mejor lo que les voy a decir en esta lección.

Y también les recomiendo la lectura de mi primer libro “No Fornicaras” en el cual doy reglas a seguir para poder dominar nuestro instinto sexual de modo que este obedezca inmediatamente a nuestra voluntad.

Entonces las caricias van aumentando progresivamente las fuerzas magnéticas de nuestro organismo hasta llegar a un punto culminante, y el orgasmo que sigue no es otra cosa más que la descarga de todas esas fuerzas que se generaron. Pero si el hombre consigue dominar a su instinto sexual, evitando enérgicamente el orgasmo, conservará todas sus fuerzas magnéticas acumuladas en su cuerpo. (En efecto.)

Fisiológicamente la mujer no necesita de forma imprescindible el orgasmo, lo que ella necesita son las caricias. El acto sexual no puede consumarse con frecuencia sin que cause estragos en nuestro organismo. En cambio las caricias pueden prodigarse diariamente sin que por ello nuestro organismo se resienta. Y por medio de ellas se logra acumular cada vez más fuerza sexual o magnética en nuestro cuerpo, lo que anima las reacciones curativas del mismo. (Cierto aunque en un grado menor.)

Todo el mundo sabe que muchos matrimonios muy felices en un principio llegan a hastiarse, distanciándose cada vez más por haber abusado de las relaciones sexuales o sea del orgasmo que han ido realizando de una manera rutinaria y animal. (Pero ahí no es culpa del orgasmo sino de la manera rutinaria de obtenerlo.)



El Mago o Taumaturgo debe realizar dichos ejercicios de magnetización para poder presentarse ante el enfermo cargado de energía sexual que transmitirá al paciente haciendo sanar así al organismo enfermo.

(Esto es una mala idea porque por mucha energía sexual que acumules, si comienzas a proyectarla para curar a los demás también te vas a desvitalizar y es por eso que los sanadores energéticos no utilizan su propia energía para curar sino que ellos canalizan la energía, ya sea el Chi que es la energía de vitalidad que se encuentra alrededor, o la energía divina que ellos reciben de los Seres de luz.)

Las fuerzas mentales mágicas se desarrollan progresivamente con las caricias, y el organismo se entrena en la creación y acumulación de dicha fuerza, para retransmitirla mediante el tacto al paciente. Y recomiendo al taumaturgo que en esos casos ponga la mano en la región del plexo solar del paciente o sobre la parte afectada.

El celibato de los sacerdotes católicos se basa en el procedimiento ya conocido de los misterios pre-confesionales o antiguos, y hoy el sacerdote debería continuar con este entrenamiento para acumular mediante este medio las energías, y para su propio desarrollo magnetico-mágico en su profesión de curar almas.

(Si el sacerdote tiene el desarrollo espiritual suficiente, sí, pero si todavía no lo tiene, entonces el celibato le va a ser perjudicial.)

Cierto es que los efectos psíquicos, como la tristeza, la alegría, el odio, el miedo, etc., etc., producen un olor específico que parte del cerebro. Y este olor es el que acompaña a la corriente magnética. Los italianos, hombres en general muy sensibles y súper civilizados, lo denominan vulgarmente olor di femina.

(En la actualidad los científicos lo llaman “las ferohormonas”.)

Este olor se hace penetrante cuando la mujer se excita por las caricias. El Dr. Hagen habla extensamente del “odeur de confesional des presbiteur” que es el olor de abstinencia que emanan los sacerdotes y que se debe a la reabsorción del líquido seminal, el cual al acumularse en la linfa y en la sangre, resuma en la piel. Y dicho olor unido a la electricidad vital excita al sexo femenino.

Y en este caso es importante que en el matrimonio se asocien tanto el hombre como la mujer, para practicar de mutuo acuerdo, las caricias sin llegar a la eyaculación.

La mujer goza mucho más con las caricias íntimas que con el orgasmo propiamente dicho, y sobre todo cuando ya se ha acostumbrado a las mismas, pues es bien sabido que diariamente va en aumento el placer ocasionado por ellas.

Estas corrientes bioeléctricas y olorosas van aumentando en su íntima esencia, y van generando la transmutación de las fuerzas sexuales que hemos descrito, en potencia mágica.



El Dr. Hagen en su obra sobre osfresiologia, nos habla del sunamitismo, diciendo que es una acción terapéutica macrobiótica de las emanaciones magnéticas de personas jóvenes de diferente sexo en la que se realiza el coito.

Y el ejemplo más antiguo del sunamitismo lo encontramos en el libro de los Reyes, donde se cita la ciudad de Sunan en donde durante el reinado de Saul, los filisteos, antes de la batalla de Gelboé, acamparon en dicha ciudad.

Elíseo, en sus correrías, paso muchas veces por aquel lugar, y en cierta ocasión, una mujer piadosa y rica le dio hospedaje en una habitación de su casa que había amueblado para el profeta, y con el acuerdo de su esposo.

Y el profeta en recompensa de la hospitalidad que había sido objeto de parte de aquella piadosa mujer, obtuvo de Dios que le diese un hijo a pesar de su avanzada edad y de que ella era estéril. Y no paró aquí el favor del profeta, pues mas adelante habiendo fallecido aquel hijo, a causa de una insolación, su madre acudió a Eliseo, y este resucitó al hijo muerto.

Es decir que dicho en pocas palabras, el sunamitismo es una transmisión de emanaciones vitales curativas del cuerpo de personas jóvenes y sanas de diferente sexo, o sea de diferente polaridad electromagnética, que puede reanimar las energías vitales y curativas del organismo.

Y para quienes quieran saber más les recomiendo la lectura de la única novela sunamítica existente y que apareció en Inglaterra en 1884.



El taumaturgo debe atenerse a estas fuerzas y manejarlas sabiamente en el ejercicio de su profesión. Muchas personas que no conocen nuestros estudios se extrañarán de todas estas explicaciones, viendo tal vez en ellas solamente la parte material a incluso es posible que las califiquen de libidinosas u obscenas.

Pero si preguntaran a muchos sacerdotes (sobretodo católicos) y a los médicos que tienen la ocasión de conocer los dramas íntimos que existen en muchos matrimonios, entonces sus juicios críticos cambiarían inmediatamente.

Esto es solamente un aspecto de carácter social que por el momento no nos interesa. Para nosotros los taumaturgos es solamente un descorrimiento del velo que encubre los grandes misterios.

Y es evidente que no puedo, por ahora, exponer todo lo que se oculta detrás de estas enseñanzas. Los que hayan leído mi novela “Rosa-Cruz” habrán sospechado ya que los poderes que demostró tener el maestro Rasmussen (personaje de la misma) fueron adquiridos en sus comienzos mediante las caricias conyugales.

Hay autores que creen que para obtener poderes mágicos se requiere el celibato, pero esto no es imprescindible y en muchos casos se requiere por el contrario la colaboración femenina porque ésta facilita la ascensión en el camino recto de la iniciación.

(Depende qué poderes, pero los instructores teósofos y brahmanes son muy específicos que para poder obtener los poderes elevados sí necesitas a fuerza el celibato.)


Hemos dicho ya que tenemos glándulas masculinas y femeninas en virtud de nuestra constitución hermafrodita y que las emanaciones que despide la mujer pueden ser desarrolladas sin ella en el celibato. Por ejemplo, un sacerdote fiel a su promesa, puede tener esa fuente en el confesionario pero debe tener el poder del freno y de imponerse al instinto con un heroico no voy más allá.

Y un ejemplo de esto es el de la señora Blavatsky que fue una verdadera iniciada y maga. Y supo desarrollar en sí las fuerzas mágicas durante su viudez. En sus últimos años volvió a casarse, posiblemente para poder fomentar dichas fuerzas, que antes consiguió autonómicamente, desarrollando en su organismo las glándulas masculinas.

(Aquí Krumm-Heller está inventando mentiras porque Blavatsky no se volvió a casar en sus últimos años sino a mitad de su vida para poder residir en los Estados Unidos y a su marido lo dejó cuando ella se fue a vivir a la India. Y Blavatsky fue una de las instructoras que aseguró que se requería la abstinencia sexual para poder desarrollar las facultades ocultas.

Y la explicación que da tienen sentido: imaginen dos focos siendo alimentados por la misma corriente eléctrica. Pues bien para que un foco pueda brillar más se necesita que la electricidad se canalice más hacia ese foco y menos hacia el otro foco. Y lo mismo sucede entre el cerebro y los órganos sexuales.)




Las glándulas endocrinas con sus hormonas son la fuente de la fuerza sexo-vital. Y cuando se hacen bien estas cosas se logra un poder incalculable, pero es necesario que se realicen de un modo consciente para que den salud y sensación de bienestar. Sin embargo tampoco podemos olvidar que en todas estas cosas hay también un aspecto verdaderamente malo y execrable como por ejemplo es el sadismo.

Entonces el funcionamiento de dichas glándulas endocrinas con sus hormonas puede impulsar y animar, o también perjudicar y debilitar la fuerza sexo-vital, según los casos.

Todas estas cosas eran conocidas de los Misterios, pero guardadas en secreto por representar un peligro muy grande en manos ignorantes o gentes sin consciencia.

Y uno de los filósofos griegos que aprendió estos medios fue Yamblico, quien recibió el título de taumaturgo. En realidad fue un visionario y ante sus principios desaparecen los confines entre la filosofía y la religión.

Pues bien, Yamblico dice que hay una fuerza o poder que está por encima de las fuerzas de la naturaleza, y que esta fuerza o poder es la del alma, que nos puede poner en contacto con seres superiores y hacer que logremos la participación en las reuniones celestes.



En resumen, hemos visto que la vida sexual no es lo que muchos seres simplistas se imaginan, si no que es algo sagrado y santo. Y por eso mismo puede darnos un poder mágico inconmensurable. (Aquí exagera)

Los sexólogos dividen el coito en cuatro clases que son:

·        Coitus completus
·        Coitus imterruptus
·        Coitus reservatus
·        Coitus sublimatus

Y este último como lo dice su nombre, es el más sublime y puro, pues es el dador de fuerzas vitales y de salud. Y esto se realiza mediante la transmutación de energías comunes en fuerzas mágicas. Y la carezza o sea el sistema de caricias nos da la clave de una felicidad amorosa y sexual completa.

Este sistema es un medio de nutrición para las dos partes actuantes (o sea para los dos polos) pues mediante su acción catalítica se separan los elementos primarios de la alimenticia en sus partículas más intimas y elementales realizándose, por decirlo así, un intercambio perenne de todas nuestras fuerzas y aptitudes.

La comunión de dos almas en el misterioso amor impulsa hacia la salud a la inteligencia, animando el metabolismo en su fase mas intima, produciendo fuerzas nerviosas, haciendo desaparecer la sobrexcitación y la impaciencia.

Hombres y mujeres tenidos por tímidos o faltos de carácter, cambian en absoluto; parejas que muchas veces se cansan del matrimonio pueden hacer crecer el amor diariamente por medio de las caricias sin que éstas puedan significar nunca un peligro, sino que por el contrario sean siempre una fuente de vida y salud.

Y este sistema de caricias en la vida conyugal o de relaciones sexuales es en realidad la base o fundamento de la magia blanca, mientras que con todas sus aberraciones repugnantes para una persona de sensibilidad estética, son lo que constituye la base o fundamento de la magia negra.

(Aquí no estoy de acuerdo porque la estimulación es lo que enciende la energía sexual, pero es lo que tú hagas con esa energía sexual lo que le va a dar su color de magia blanca, gris o negra.)

Y esta última transforma el carácter de la mujer de tal forma que a veces, los seres más dulces y angelicales se hacen irritables, intransigentes y mal intencionadas agotando en la vida cotidiana la paciencia del varón con exigencias faltas de sentido. Mientras que la magia blanca por el contrario hace que la mujer se torne más buena, más cariñosa, más generosa en su trato diario con el hombre.

(Esto no es un asunto de magia sino de psicología. Trata con cariño a tu pareja y ella te lo agradecerá.)
»
(Extractos del capítulo 8)








4)  LIBRO “CURSO ZODIACAL”  (1929-1931)


« Los discípulos casados que hayan logrado en su matrimonio ejercitar las funciones sexuales como un acto sagrado o una operación religiosa, han conseguido una gran ventaja, pues ambos seres de este modo pueden ayudarse mutuamente.

En general cada uno de nuestros discípulos ha de tener una mujer para efectuar el connubio, y hasta entonces no habrán hecho otra cosa que desperdiciar sus valores y su vida misma, pudiendo haber conquistado una eterna juventud.

(Aquí exagera porque guardar la energía sexual ayuda pero no impide la vejez.)

No hay que olvidar que la sensación del coito es demasiado corta, para que luego se acerque al aburrimiento, el desgano, el fastidio como una tristeza asqueante y es forzoso volverse a cargar magnéticamente para tornar a sentir la atracción amorosa.

Ya lo dijo Ovidio: “Post coitum omnia animalia trisita”.

En la función sexual, debe tenerse en cuenta sólo dos objetos:

-      la conjunción de dos almas dentro de un suave y tierno espasmo espiritual,
-      la creación directa de un nuevo ser.

Los animales sólo buscan este instante para el último fin en la época precisa en que la hembra está en brama y pide ser fecundada, pero el hombre (el animal sublime, el ser ángel) es el único que repite diariamente esta función para irse agotando lentamente y sin consciencia.

Catálisis, llamamos a una acción acelerante que ejercen ciertas substancias sobre otras aumentando o disminuyendo la velocidad de sus reacciones químicas, y si trasladamos esa idea de catálisis al terreno del para-psiquismo, entonces podemos darnos cuenta de las funciones sexuales verificando como un intercambio de sus fuerzas.

La pelvis, en la mujer, vierte corrientes femeninas, mientras que los pechos las dan masculinas. Mientras que en el hombre la corriente femenina radica en la boca y la masculina en su miembro viril. (No sabría decirles si esto sea cierto.)

Todos estos órganos, por consecuencia, deben estar excitados al objeto de dar y recibir, transmitir y recoger, y entonces se provocan corrientes que van en más y en más, buscando cantidad y calidad. El baile y el beso, donde se pone el tan íntimo contacto la pareja, no es más que una manifestación intuitiva para lograr esa magnetización entre el hombre y la mujer.

Aquí en Alemania y en muchos otros países había sociedades que cultivaban el desnudo y hacían bailes. Sirvió esto muchas veces para excesos inmorales y es bueno que se haya prohibido. Estas cosas sólo deben ser manejadas por personas seleccionadas de sentimientos puros, y no olvidemos que para aquel que mentalmente es puro, todo es puro, y que la inmoralidad no está fuera sino dentro de nosotros, y en los Misterios de Eleusis, donde se practicaban estas cosas, nadie pensaba en porquerías sino en cosas santas. (En la actualidad se le llama nudismo.)

Ya en las Iniciaciones del antiguo México, se unían jóvenes de ambos sexos durante meses, completamente desnudos, a quienes se les permitía acariciarse mutuamente sin llegar jamás al acto carnal. Debían dominar la pasión despertada para que una vez en auge todos los jugos glandulares, pudieran ser transmutados en fuerza espiritual. Y en nuestra obra “ROSA-CRUZ” decíamos que en ese instante el semen se cerebriza mientras que el cerebro se seminiza, cuya clave radica en lo que ya hemos explicado.

Los matrimonios de nuestros discípulos rosacruces deben hacer caso omiso de lo que otros hagan y guardar este secreto para que seamos los privilegiados, los superhombres, los de carácter. Esto parecerá un egoísmo, pero es que no deben darse a conocer ciertas claves a quienes atraviesan una vida puramente materializada y no han entamado el camino Rosa-Cruz.

En vez del coito frecuente que llega al orgasmo, deben prodigarse reflexivamente dulces caricias, frases amorosas y delicados tanteos, manteniendo constantemente apartada la mente de la sexualidad animal y sosteniendo la más pura espiritualidad como si el acto fuera una verdadera ceremonia religiosa.

Sin embargo, puede y debe el hombre introducir el pene con dulzura y mantenerlo en el sexo femenino para que sobrevenga a ambos una sensación divina, llena de gozo, que puede durar horas enteras, retirándose en el momento que llegue el orgasmo para evitar la eyaculación de semen. Y de este modo tendrán cada vez más ganas de acariciarse.

Esto se puede repetir todo cuanto se quiera y pueda y jamás sobrevendrá el cansancio, sino todo lo contrario, ya que esta es la clave mágica para ser diariamente rejuvenecido, manteniendo el cuerpo sano y prolongando la vida, debido a que es una fuente de salud esa constante magnetización.

Sabemos pues que en el magnetismo ordinario, el magnetizador comunica fluidos al sujeto, y si el primero tiene estas fuerzas desarrolladas, puede sanar al segundo. La transmisión de fluido magnético se hace de ordinario por las manos o por los ojos, pero es necesario decir, que no hay un constructor más poderoso, mil veces superior a los demás, que el miembro viril y la vulva como órganos de recepción.

(No estoy de acuerdo con esto porque si tienes tus canales energéticos obstruidos, la energía no circula bien por tu cuerpo y no llega a la parte enferma que la necesita.)


Si muchas personas practican eso, a su alrededor se esparcirá fuerza y éxito para todos los que se pongan en contacto social o comercial con ellos. Pero en el acto de la magnetización divina y sublime a la que nos referimos, ambos,  hombre  y  mujer, se magnetizan recíprocamente siendo el uno para el otro como un instrumento de música que al ser pulsado, lanza sonidos prodigiosos de misteriosas y dulces armonías.

Las cuerdas de este instrumento están esparcidas por todo el cuerpo: nuestros labios y nuestros dedos son los principales pulsadores de él, y a condición de que presida este acto la pureza más absoluta que es la que nos hace magos en ese instante supremo.

Y después de haber conseguido un buen cúmulo de fuerzas en ebullición, se dice: “YO SOY FUERZA, YO SOY FUERZA, YO PUEDO TODO CUANTO QUIERO”, y entonces se dirige la mente sobre aquello que se quiere conseguir.

(No estoy seguro que este método sea muy eficaz porque las fuerzas en ebullición se encuentran en nuestros órganos sexuales mientras que nuestros pensamientos se encuentran en nuestra cabeza.)

Repetimos como lo hicimos en nuestras obras anteriores que tenemos derecho a las comodidades, a la riqueza, al poderío, siempre que no sea en perjuicio y sí en provecho de los demás. La utilidad general está por encima de la particular. Guardad esto en secreto y obrad según vuestro ser interno os aconseje.

(Tenemos derecho pero hay que ganárselas y también hay que considerar que puede haber un karma negativo que nos lo impida.)
. . .
De las partes sexuales viene la corriente terrestre, que sólo tuvo ligera oposición en las rodillas y las articulaciones de los pies, al chocar y mezclarse con las que ha pasado por tantos cedazos hasta los testículos. (???)

Ahora se trata del gran laboratorio donde se fija el destino de todo. Toda la creación está regida por dos fuerzas, la de arriba (positiva) y la de abajo (receptiva).

Basado en el amor, se repite esta misma actividad emisiva y receptiva, los dos polos, representados aquí por el hombre (principio positivo) y la mujer (principio receptivo). Hay en esto un íntimo secreto, pues, en el plano mental, mediante nuestra acción, la mujer se convierte en positiva y el hombre en receptivo, cuya transformación transciende al sexo. Es decir, una tendencia andrógina en nosotros donde luchan ambos principios que nos hacen comprender las Leyes del Biorritmo.

Ya hemos visto, que en nuestro sistema nervioso líquido nos componemos de glándulas masculinas y femeninas (lean mi libro “Biorritmo”), que vibran en un constante camino de acción y reacción, ascenso y descenso, aumento y disminución, y esa lucha la opera Marte y sus efluvios en la constelación de Escorpio dentro de nosotros.

Escorpio corresponde a la 8ª Casa en Astrología. Esta Casa es la de la Muerte, y la estadística prueba que la mayoría de los seres fallecen cuando actúa la constelación de Escorpio. Esto es debido a que hemos perdido la clave de manejar a Escorpio.

Recordemos que en Escorpión está la acción y función de los órganos sexuales, cuyo poder pasional sólo es comparable con un brioso corcel que tirara de nuestro carro de vida. Mientras tengamos en nuestras manos firmes las riendas de este corcel, podemos dominarle aunque salte y brinque y se enfurezca altivo, pero el día que estas riendas se nos van, el animal se desboca y sale a galope tendido, volcando nuestro carro y arrastrándonos por las piedras y el lodo del camino hasta quedar extenuados y muertos. Y he ahí la causa de tantas muertes en esta Constelación.

Pero la Muerte y la Vida están íntimamente ligadas y depende de nosotros podernos burlar de los efectos maléficos de Marte en Escorpión, saliendo triunfantes con la vida, acaparando nueva vida y nuevos bríos. La clave es esta.

Por todo nuestro cuerpo, están repartidas una porción de glandulitas más o menos grandes o pequeñas, como son las sudoríparas y las sebáceas que, por millones, están en la piel, siendo cada una de ellas de carácter masculino o femenino. Estas glandulitas en su intimidad son aisladamente un acumulador de fuerzas magnéticas con sus respectivas corrientes, buscando en todo instante las masculinas chocar con las femeninas y viceversa, como en un constante intercambio de principios positivos y negativos. Y este intercambio que se prolonga hasta un estado divino y sublime, no es otra cosa que el Amor.

Pero esas fuerzas están aletargadas, dormidas, y es nuestro deber despertarlas, ya excitándolas o provocándolas, y unidos el Hombre (como principio positivo) y la Mujer (como principio receptivo), en un mutuo acuerdo y armonía, pueden ambos realizar la Gran Operación de Magia Sexual. Y tenemos para ello 22 puntos eróticos en nuestro organismo.

Observé que muchas mujeres se excitan copiosamente si se les toca el extremo de las orejas; otras son los pezones, pero la excitación no es local sino que abarca todo el cuerpo. Y es igual en el hombre que tiene también sus puntos eróticos. Este último es excitable rozándole el pecho que es su parte femenina, mientras que la mujer tiene su clítoris como parte excitable masculina. »
(Capítulo 8: escorpión)








5)  LIBRO “CURSO RÚNICO”  (1931)


« Difícil es la Magia Sexual cuando no hay una voluntad adiestrada, pues solo con las fuerzas sujetas a la voluntad es como podemos verificar las experiencias de la Alta Magia Sexual. Ritmo-Ley en todo, es preciso antes de comenzar e ir más adentro en estos misterios porque mientras más tanteemos, mas grandes han de presentarse a nuestra vista. »
(Runa Kaun)


« El hombre absolutamente sólo tiene fuerzas parciales como también es el caso de la mujer soltera. Unidos en matrimonio es como se acoplan los poderes positivos y negativos para formar así una corriente de tremendo y eficaz poder. El celibato es pues la renuncia a esa fuerza como lo es la abstinencia sexual absoluta.

(No necesariamente porque puedes efectuar esa alquimia de manera solitaria ya que las dos energías yacen en ti.)

Pero ambos sexos unidos cuando los protagonistas se unen en un abrazo verdadero de amor cubriendo el varón todos los centros astrales de la mujer y engendrando así una poderosa fuerza capaz de hacer milagros inconcebibles y ya nos guardaremos muy bien de darlos a conocer tan prematuramente a aquellos a quienes aún pueden hacer daño cierto descorrer del velo misterioso.

Todos los sacramentos religiosos son operaciones de magia hasta cierto sentido y el matrimonio es la perpetuación de una magia que puede ser blanca o negra según como es el ánimo o la pureza del amor que ambos contrayentes aporten. Por eso, aunque respetamos a muchas parejas unidas sin recurrir a la Iglesia, desde luego sabemos que no podrán movilizar fuerzas como las que movilizan los legítimamente casados. De aquí que constantemente recomendamos a los sacerdotes gnósticos que celebren con las parejas casadas o sin casar el ritual del Matrimonio conectándolos a la grandiosa cadena de fuerza ingente. »
(Runa Not)

(No estoy de acuerdo con esto porque la intensidad de las fuerzas manejadas depende del desarrollo de las personas involucradas y no si estas se encuentran o no oficialmente casadas. Y en su novela “Rosa-Cruz” Krumm-Heller dijo lo contrario: que la ceremonia religiosa no era algo importante.)


« Muchos monumentos que la historia ha considerado como fálicos, no son más que monumentos de la Runa Is, pero los constructores de esos mismos monumentos sabían también la relación que existe entre el Mago y el Phalus y que la base de toda magia es la magia sexual. Kundalini (la fuerza sexual en nosotros), la Serpiente de Fuego, que tiene su exponente en el miembro viril, es la que debe ser despertada para lograr las grandes obras del mago. »
(Runa Is)

(Esto es falso debido a que la magia sexual es solo una de las tantas magias que existen y de hecho no es una magia muy elevada. Y Kundalini se puede despertar sin la necesidad del acto sexual.)








6)  LIBRO “LA IGLESIA GNÓSTICA”  (1931)


« Esto nos recuerda a Nietzsche, cuando dice: “Si vais donde la mujer, no olvidéis el látigo.”  Esta frase le ha costado muchas protestas del sexo débil, y sin embargo Nietzsche más que nadie supo respetar y adorar a la mujer. (No sabría decirles.)

Quien lea esta frase y la interprete a la letra, no la conoce...

En el acto sexual debe separase a Dios de la Bestia, al Ángel de macho bravío. La voluptuosidad carnal ha sido la que más ha denigrado al Hombre, y hay que tener en cuenta que en ese momento, en un éxtasis de amor, debe confundirse con la Fémina. Los que no saben dominarse y poner esto en práctica necesitan de ese látigo que aconseja tan preeminente Filósofo...

. . .

Cuentan que los doce ángeles que quedaron con Lucifer, eran de carácter masculino y los que de él se desunieron de carácter femenino. Ambos en su genuina tendencia, tenían que encontrarse y al chocar el producto masculino con el femenino, tuvieron que unirse mediante los sexos.

La Mujer quería subir y tomar parte masculina activa, pues sin ella no era posible su ascensión, en tanto que el principio masculino procurándose más apropiado descenso, buscó el acto sexual para seguir sin interrupción su ruta.

He aquí, pues, el Misterio del Paraíso...

La Mujer, el Eterno Femenino, llega en un momento adecuado para detener la marcha del Ser masculino y hacerlo retroceder. Pero una vez unidos, juntos los dos, en un androginismo perfecto, pueden arribar hasta Dios mismo a quien la mujer habrá de llegar enlazada al hombre, por vez primera. Y de este modo observamos, que la Redención reside exclusivamente en el acto sexual...

(No estoy de acuerdo porque el ascenso hacia lo divino no depende del sexo y las mujeres pueden muy bien ascender sin la necesidad de un hombre.)

Los Gnósticos tienen por base estos dos caminos. El Eterno Femenino que tiende hacia arriba, y lo Eterno Masculino que marcha hacia abajo para encontrarse luego en la mitad de la ruta, en el reino del medio, a fin de obtener en ese plano la Redención. Por eso aseguraron en todas las edades que en el misterio del sexo tenía su raíz la salvación de la Especie Humana.

(Esto es falso ya que muchas corrientes filosóficas, religiosas y esotéricas dicen lo contrario.)

. . .

La base de la vida es realmente las secreciones de esas glándulas y son ellas las que manejadas del modo que lo hacemos nosotros los Gnósticos, influyen de manera especial tanto en nuestro vivir fisiológico como en nuestro progreso del espíritu. Aunque bien es verdad que la civilización actual nos ofrece dos posibilidades:

-      la de gastarlas consumiendo la vida en las voluptuosidades del amor,
-      o la de guardar abstinencia, como se los obliga a los Sacerdotes Católicos, consiguiendo su degeneración o atrofia más absoluta.

Por fortuna la misma Naturaleza incita a no guardar esa clase de abstinencia nefasta y ya sabemos que entre cien mil sacerdotes, acaso uno cumpla escrupulosamente con ese mandato.

La Iglesia Gnóstica en cambio conoce el secreto de la transmutación de esas fuerzas sexuales, en vida, en vigor, en potencialidad intelectual y todo sacerdote que quiera cumplir fielmente esta obligación debiera afiliarse a nuestra Causa.

Nosotros damos cursos prácticos para aprender el manejo de estas fuerzas y logrando la transmutación de las secreciones sexuales, logramos evitar un cúmulo de enfermedades del cerebro y el mantenimiento de un aspecto de acentuada juventud en el individuo con prolongación indudable de la vida.

Y la Iglesia Gnóstica cree que ya que un Hombre está encarnado en este planeta, debe aprovechar el tiempo para alcanzar todas las experiencias posibles, prolongando su existencia para que sus encarnaciones venideras puedan ser a caso en otros mundos. »

(Los Maestros afirman que toda la evolución de los humanos terrestres se efectúa en la Tierra.)








7)  LIBRO “LAS PLANTAS SAGRADAS”  (1934)


« Hombre y mujer, en cuanto a la Euritmia, son dos vehículos preparados de muy distinta manera. Cada uno de ellos tiene su fin en la vida, y cada uno ha sido creado para un objeto distinto. Ambos, sólo en la unión íntima, en la unión sexual, es cuando forman el ser andrógino perfecto.

Por eso en ese acto, si lo elevamos a la categoría de culto, de un tributo rendido a Dios dentro de la Creación, podemos alcanzar el reino de los Cielos al imitar al Creador Supremo en esta operación genésica que es similar en todas sus partes al Gran Coito divino, mediante el cual ha tenido existencia y ha podido venir a la vida manifestada desde lo más ingente hasta lo más pequeño. »
(Capítulo 8)








8)  LIBRO “LAS ENSEÑANZAS DE LA ANTIGUA FRATERNIDAD ROSA-CRUZ”


« No usarás el amor sexual como un simple placer vulgar. Lo has de usar para crear pensamientos positivos que deben emanar siempre de ti, especialmente cuando te acerques a la criatura que te fue destinada como compañera en la encarnación presente. »
(Magia del silencio)

« Dios, Soy tu servidor y pongo todas mis fuerzas sexuales al servicio de la Luz. Dios, Yo, tu hijo, amo la Luz y quiero servirla, porque soy la Resurrección y la Vida. »
(Magia rúnica)








9)  LIBRO “CONFERENCIAS ESOTÉRICAS”  (1950)


« El higienista Carbonel opina que la fuerza vital es causa y no efecto del funcionalismo orgánico, y siendo fuerza activa, difiere de la fuerza latente en estar polarizada o bisexuada, no siendo los sexos otra cosa que una manifestación particular de la polaridad. Una energía en estado neutro es inmanifestada y al sensibilizarse se opera un fenómeno de desintegración.

La vida es la que resulta del influjo mutuo de ambas energías cerrando un circuito en cada ser viviente. La salud resulta del equilibrio de ambas energías, y la enfermedad, de su desequilibrio.

(Las causas de las enfermedades es más complicado y el desequilibrio no solamente depende de estas dos energías sino también de las vibraciones que generamos.)

. . .

Uno de los grandes consejos que no dio el maestro Eliphas Levi es:

“No permitas que algo que haga efecto en tu cuerpo físico, en tu comodidad o en las circunstancias que te rodean, desordene tu equilibrio mental, como sucede con el alcohol, las drogas, el exceso sexual, etc.”

. . .

Muchos datos podría daros de casos en que personas, por casualidad, mediante la magia sexual, han provocado los poderes psíquicos latentes en el hombre, aprovechándolos por algún tiempo para buscar dinero y rodearse de bienes materiales; pero el fin del menos castigado ha sido el manicomio cuando no una enfermedad horrible o una muerte accidental y espantosa. Meditación, amor y virtud. Adelante, siempre adelante con nuestro lema: “querer, saber, osar y callar”. »
(Cuarta conferencia y conclusión)








10)  LIBRO “EL MÁGICO PODER DEL MANTRA”


« Llevar las secreciones hacia afuera por medio de la masturbación es malo. Sin embargo la naturaleza nos indica el uso del acto sexual, con el cual las secreciones no van al exterior sino al interior de otro organismo. Y hay aumento de poder al mezclarse con otro líquido negativo siendo en sí positivo.

Todos los actos orgánicos tienen su lado material y espiritual y sus efectos en ambos planos. En el momento del connubio se realiza un acto supremo de magia y el estado espiritual del dador y receptor influye para dar mayor o menor alcance a la operación mágica.

Los antiguos iniciados tenían sus sacerdotisas; los Incas sus nustas para estas ceremonias y ellos manejaban el secreto magno de la magia sexual. Nosotros necesitamos las mujeres y hemos de servirnos de ellas para el supremo bien, para lograr la iniciación. »
(Esto se encuentra al final del libro)

(Me da la impresión que Krumm-Heller no concibe otro tipo de iniciación que no sea a través del acto sexual y en lo personal considero que la masturbación no es lo idóneo pero es mejor que la abstinencia.)








11)  LIBRO  “LOGOS, MANTRA, MAGIA”  (1930)


« Miles y miles de teósofos y ocultistas buscan la clave de la Iniciación, buscan encontrar el secreto último que está escondido en todas nuestras filosofías y estudios y del cual no se puede ni se debe escribir.

Los grandes escritores lo dejan entrever y si bien dicen que hay muchos medios de lograr en arrancarlo. Yo que tengo casi medio siglo de estudio en estos asuntos, que tengo los grados más altos de la Masonería 3-33-97, que he pertenecido a la Sección Esotérica de la Sociedad Teosófica, que soy miembro de más de veinte sociedades secretas (como la OTO y AA) y en los cuales tengo el más alto grado, que soy Obispo de la Iglesia Gnóstica, que como comendador de la Fraternidad Rosa-Cruz tengo conexión con la Fraternidad Blanca (la jerarquía del invisible) (esto lo dudo muchísimo), que he pertenecido a la vieja guardia de Papus, Eliphas Levi, que traté personalmente a los principales ocultistas del mundo, etc.

Yo declaro que para mí es en la vocalización, en el uso de los mantras y la oración, mediante el despertar de las secreciones sexuales, que reside el único camino de llegar a la meta y todo lo demás, lo que no sea esto, es perder lastimosamente el tiempo. »
(Esto se encuentra en la parte final del capítulo 3)

(Aquí Krumm-Heller manifiesta mucha vanidad pero sobretodo está equivocado y muestra las limitaciones de su conocimiento ya que los grandes instructores son muy categóricos sobre el hecho que el manejo de la energía sexual te puede permitir muchas cosas, como por ejemplo vivir experiencias muy profundas, elevar tu ser a otros estados de consciencia, y efectuar todo tipo de alquimia interna. Pero eso no te va permitir alcanzar la iluminación divina como la experimentó Buda y otros grandes Adeptos.)








CONCLUSIÓN


Después de haber leído lo que escribió Krumm-Heller sobre este tema, concluyo que aunque en muchos detalles no estoy de acuerdo con él, también constato que mucho de lo que dice es cierto. Sin embargo sus explicaciones quedan más en el ámbito de la terapia sexual que de una verdadera alquimia de la energía sexual.

Y por lo que he leído, él recibió ese conocimiento sobre la "magia tántrica" a través del ocultista francés Papus y también por medio de la sociedad esoterista inglesa O.T.O. (Orden de los Templarios Orientales).

Pero el problema es que el método que da Krumm-Heller para elevar la energía sexual y que consiste básicamente en recitar ciertos mantras y rezar no es muy efectivo en los tiempos modernos por las razones que explico en este otro capítulo:


El manejo de la energía sexual (luego lo pondré)

~ * ~

Mi conclusión es que lo que enseña Arnold Krumm-Heller sobre el manejo de la energía sexual tiene cosas interesantes (en resumen dice que no hay que desperdiciar el semen y hay que aprovechar las caricias) pero su enseñanza está muy incompleta, y no me agrada que invente mentiras y que afirme cosas erróneas. Y también pudo haber expuesto toda su doctrina en un texto mucho más corto.







19 comentarios:

  1. hablando de tantra y esas cosas te dejo un PDF que habla sobre este tema y es muy interesante,completo y el instructor parece un verdadero conocedor del tema(tengo la impresion de que es genuino):

    http://eruizf.com/lecturas/esotericos/varios/maestro_derose_tantra_la_sexualidad_sacralizada.pdf

    ResponderEliminar
  2. Cid, todas estas prácticas sexuales las califica Blavatsky (quien como sabes fue la mensajera de los verdaderos Maestros) de "magia negra de la peor clase". Fueron esta clase de prácticas las que llevaron a la decadencia de la civilización de la Atlántida. Con razón dijo Blavatsky (véase su artículo "El Ocultismo en oposición a las artes ocultas") que son muchos los se dirigen sin saberlo hacia el sendero de la mano izquierda (magia negra). Krumm-Heller, desafortunadamente, se incluye dentro de este saco. Y es que, como señaló Blavatsky, la línea que separa el camino de la mano derecha (magia blanca) del camino de la mano izquierda (magia negra) es tan delgado como el hilo de una telaraña. Si consideramos la veracidad de la enseñanza que ella reveló, debemos considerar también que sus aseveraciones sobre la sexualidad son la pura verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcto lo que dices, pero aunque valoro mucho a Blavatsky, hay algunos aspectos en donde no estoy de acuerdo con ella. Por ejemplo su crítica hacia el yoga, yo siento que exagera. Y también su rechazo a hacer la menor petición al Cielo, o a rezar, o a buscar la comunicación con los ángeles, aunque comprendo sus motivos (que es evitar que la gente se fanatice con eso) considero que ella se va al otro extremo que tampoco es conveniente.

      Y lo mismo sucede con “la magia sexual” porque por ejemplo el manejo de la energía sexual tal como lo enseña el taoísmo, por más que le busco yo no veo donde está la magia negra en esa practica ya que es el mismo manejo de la energía que hace el Chi-Kung (el cual para nada es considerado magia negra) solo que en vez de utilizar la energía de vitalidad (Chi) se utiliza la energía sexual (Ching).

      En cambio lo que se decida hacer con esa energía es lo que le da su connotación blanca o negra, pero eso es valido con cualquier disciplina que maneje la energía.

      Eliminar
  3. Muy buen artículo sobre Arnold Krumm Heller, desconozco mucho sobre su biografía y sus conocimientos, además del esoterismo por lo que mi opinión no es muy firme, además de limitada.
    Arnold comentó en su biografía que estuvo en meditaciones donde se invocaba a un Mahatma, con un hombre recomendado por Papus o Eliphas Levi, no recuerdo bien quien de los 2 le recomendó ese señor que podía invocar a un Mahatma ¿Qué tan cierto podría ser?

    Es cierto que al pertenecer a la Iglesia Gnóstica (real), no la nueva que hay por allí en las web’s que tiene toda la pinta de ser de la Neo-teosofía. Podría haber sido bastante conservador, de manera que dejaba ir comentarios inapropiados con juicios banales y lejos de la verdadera espiritualidad.
    Aprecio mucho el trabajo que dejó Arnold Krumm Heller o M. Wiracocha , leí el libro rosa esotérica sin entrar en profundidad ni pegarle demasiado ojo y me pareció una belleza de libro. Dejando eso de lado, lo mejor que se puede hacer hoy en día para evolucionar es aprovechar los conocimientos que a nuestro juicio y experiencia nos parecieran sanos y verdaderos, además de obrar de forma altruista.
    El esoterismo es un océano tan grande que uno puede perder el tiempo olvidándose de lo que verdaderamente importa. Amar al prójimo como a uno mismo.
    Sube el capítulo de aprender a discernir Cid, es realmente necesario para muchos de nosotros antes de profundizar en la enseñanza esotérica.

    Cid , que tan cierto crees que sea esto que te voy a contar: el maestro de la Fra.Rosacruz Costa Rica comentó que su antecesor el V.M. Rotchai les comentaba en sus clases acerca de los conocimientos y experiencias profundas que experimentaron con Arnold Krumm Heller m. E incluso, la que más le marcó fue que Arnold Krumm Heller el día que falleció estaba con sus discípulos y les dijo; Es hora de irme (entró a la habitación de al lado) “«cuando pique la puerta podéis entrar»”
    Entraron sus discípulos, el maestro no estaba pero la habitación olía a Rosas.
    Acaso pudo desmaterializar su cuerpo?
    Es eso posible?
    Yo estoy más por creer que era una mentira para embellecer su vida, por desconocimiento del ocultismo y las prácticas mágicas, pero, que tan posible podría ser desaparecer un cuerpo físico?!
    Un abrazo cid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Arnold Krumm-Heller todavía no lo he estudiado por lo que no te podría opinar sobre él, este es apenas mi primer análisis que hago sobre su enseñanza y me da la impresión que tenía cosas buenas y cosas malas. Y como siempre aconsejo: tomen lo bueno y desechen lo malo.

      De invocar a los Mahatmas puedes hacerlo, pero es raro que se te presenten porque hay todo un progresivo acercamiento que ellos deben efectuar primero. Y también puede darse el caso que se te aparezca un falso maestro o una ilusión creada por alguien que te quiere manipular.

      Sobre la Orden Rosa-Cruz y el Movimiento Gnóstico, debes de saber que estas fueron genuinas tradiciones antiguas pero que desaparecieron con el paso del tiempo y que las diversas organizaciones que aparecieron posteriormente, sus creadores les pusieron esos nombres para darles más prestigio pero no son continuaciones de las tradiciones antiguas.

      Nada más que encuentre más información sobre el discernimiento y subo ese capítulo. Y sobre esa historia que Krumm-Heller sublimó su cuerpo antes de morir, en teoría es posible hacer eso ya que corresponde a una de las transmutaciones más avanzadas que puede efectuar el ser humano. Pero yo sospecho que sus discípulos lo han de haber inventado porque por ejemplo Blavatsky que mi investigación me ha demostrado que ella estaba más avanzada que Krumm-Heller y aún así ella dejó su cuerpo en la Tierra cuando falleció.

      Eliminar
  4. Hay un dicho en el esoterismo que dice que con suficiente energia se puede lograr lo que se te venga a la mente Osea que hacer aparecer cosas y mantener un cuerpo vivo por muchos siglos es posible solo con la suficiente energia que produjeran no se miles de personas o algo asi o hay algo mas espero su explicación gran cid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, nada más que también hay que considerar las limitantes que te imponga la Creación.

      Eliminar
    2. Osea que yo podría materializar cosas instantaneamente generando la suficiente energia o acaso eso no se puede si es asi mas o menos que se podría si pudieras darme ejemplos ante todo se agradece señor cid

      Eliminar
    3. Sí podrías materializar cosas instantaneamente pero necesitas muchísima energia para lograrlo (y también conocer la técnica la cual yo no la conozco).

      Eliminar
    4. Acaso sera que lo mas probable que hagan los magos para materializar las cosas es que ellos utilizan el mundo astral para imaginar algo y traer del mundo astral al mundo físico el objeto que han imaginado

      Eliminar
    5. Ese es el procedimiento, pero mientras más rapido quieras que se materialice, más energía vas a requerir.

      Eliminar
    6. Entonces para algún dia materializar algo tengo que aprender a hacer visible mi cuerpo astral en el mundo y despues con el tiempo cuando uno la energia astral elevarme al plano mental y despues ya mas desarrollado materializar el objeto en el mundo físico es una buen plan? O es peligroso desarrollarme para hacer eso ya que blavastsky murió o ella murió por que exagero mucho el uso de esas habilidades

      Eliminar
    7. Es muy dificil materializar objetos y además conlleva riesgos.

      Eliminar
  5. Cid, la verdad es que me dio flojera leer todo el artículo, pero, básicamente, mi duda es la siguiente: ¿cómo hago para lograr la abstención sexual completa? Es que no siento demasiada atracción por lo sexual, pero simplemente siento que la energía se me acumula mucho y necesito liberarla con actividades sexuales. He probado haciendo chi Kung, pero siento que es mucha energía, y tengo que estar haciendo una hora diaria como mínimo de Chi Kung para canalizarla bien y que no se estanque como te menciono. Entonces... dime todo lo que pueda hacer para no tener esta acumulación de energía si hay algo más a parte de los ejercicios de Chi Kung que das en "como abrir tus canales energéticos". Realmente quiero tener la "pureza" total en ese sentido, pero se me estanca mi energía y siento como si fuera a explotar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El método taoísta es el mejor método que yo conozco, y consiste en hacer circular la energía sexual por la orbita microcósmica (la subes por la espalda y la bajas por el pecho) y depositarla en el Dan-Tien bajo en donde el cuerpo la irá utilizando conforme la vaya necesitando.

      Pero no necesitas una hora para hacer eso. Al principio cuesta trabajo porque tienes tu orbita microcósmica toda obstruida con bloqueos, traumas y energía sucia, pero a fuerza de practicar este ejercicio, la energía comienza a circula de manera cada vez más fluida al grado que después ya logras que efectúe ese trayecto de manera casi automática.


      Y para los que no sepan de qué capítulo hablas, aquí les pongo el link:

      • ¿CÓMO ABRIR TUS CANALES ENERGÉTICOS?

      http://esoterismo-guia.blogspot.com/2015/04/canales-energeticos-cuerpo-eterico.html

      Eliminar
    2. Ahh ok. Yo hacía todos los ejercicios que mencionas en el post menos ese; me daba flojera, hasta que finalmente olvidé su existencia digamos. Pero si eso es lo que recomiendas hacer, lo haré; parece sencillo.

      Eliminar
  6. Hola Cid!

    Desde hace ya un tiempo, que decidí aumentar progresivamente mi espiritualidad. Sin hacer la gran cosa, simplemente siendo más bueno conmigo mismo y con todas las personas, buscando ser más amoroso, comprensivo, amable, e intentando desarraigar malos hábitos.
    Y trato de repetir esos pasos, pero aumentando de una manera progresiva lo bueno, y lo malo se va a disminuyendo solo, paulatinamente, sin que yo haga nada.

    A tal punto, que ahora los cambios los puedo apreciar bastante. Me siento más feliz, libre, más en "conexión". Es más, yo antes era una persona medianamente lujuriosa, necesitaba consumir pornografia casi a diario, pero eventualmente, sin darme cuenta, ya no la consumo más; Pero no es por que no quiera, o piense que no debe, sino porque no me apetece, ni un poco. Tampoco es por mi libido, por que de hecho, sigue a punta de pala, rindo muy bien con mi pareja jaja.

    En gran parte, este texto es para agradecerte, porque tu blog me hizo darme cuenta, la importancia de la espiritualidad. Y por otra parte es para hacerte las siguientes preguntas:

    1- ¿Que consejo me puedes dar para seguir evolucionando espiritualmente?
    2- A pesar de ser mejor, hay una cosa que no cambio mucho, y es que sigo siendo agresivo, si bien tengo control para no demostrarlo, por dentro eso me cocina. ¿Hay algo que pueda hacer para eliminarlo? Me interesa eliminarlo, porque tengo un cierto control.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero permíteme felicitarte por los logros que has realizado.

      En cuanto a tus preguntas.

      1. Lo que yo te aconsejo es que todos los días cierres tus ojos y durante un minuto escuches el sonido de tu respiración porque eso te va a ir desarrollando más la concentración, el silencio interno y es la base para la meditación.

      Y también que practiques la secuencia de Chi-Kung que puse en el comentario de arriba porque eso va a limpiar tu cuerpo energético y es la base para todo manejo de energía interno.

      2. Y sobre tu furia, lo más importante es que ya te das cuenta de ella y ahora lo que debes de hacer es establecer un plan para controlarla cada vez más. Existen varios métodos, checa en internet y prueba cuál te funciona mejor. Y cuando veas cuál, me lo mencionas.

      Eliminar