Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

UNA CORRECTA COMPRENSIÓN DEL KARMA



(Observación: este artículo fue elaborado por la Logia Unida de Teósofos de Inglaterra, y le agradezco mucho a Alexander por haberlo traducido y pueden leer la versión original en inglés aquí)


Es difícil de creer pero sin embargo es cierto que nadie en el mundo Occidental había oído del Karma, o sabía lo más mínimo de ello, hasta hace apenas 130 años atrás, cuando Blavatsky y el Movimiento Teosófico introdujeron en Occidente el concepto de Karma, junto con otras enseñanzas claramente orientales como es la Reencarnación y la Unidad y la Divinidad de la vida.

Karma era literalmente un concepto extraño al principio, pero su verdad y realidad fueron rápidamente percibidas por muchos, y finalmente la palabra y la idea básica detrás de ello se hicieron ordinarias.

Y hoy en día casi todo el mundo en Occidente ha oído hablar acerca del Karma y tiene al menos una débil noción de lo que representa. Pero,

¿Qué significa exactamente y cómo funciona?

Muchas personas malinterpretan esta noble y antigua enseñanza espiritual, y es una lastima porque la Teosofía afirma que el Karma y la Reencarnación son los dos conceptos espirituales más importantes que la humanidad debe de entender con precisión.

Esperamos por lo tanto que estos diez puntos que a continuación pusimos y que resumen los conceptos principales que envuelven al Karma ayuden a lograr una mejor y también más práctica comprensión de esa Ley fundamental.

~ * ~


1. QUÉ ES EL KARMA

Karma en el antiguo lenguaje sánscrito de la India literalmente significa “acción” y “hecho”. Karma es por lo tanto la Ley de Causa y Efecto, de Acción y Reacción, de Secuencia y Consecuencia, y la cual se aplica en todos los aspectos de la existencia.

Siempre estamos generando causas en movimiento. En cada momento, a través de cada acto, cada palabra, e incluso cada pensamiento. Y para cada causa puesta en movimiento, hay un efecto correspondiente y correlativo que vuelve.

Y esta es la forma en que el universo mantiene su armonía, balance y equilibrio, porque si una causa se pusiera en movimiento sin tener un efecto correspondiente, entonces todo el universo dejaría de existir, ya que su continuidad y existencia dependen de esta gran Ley de equilibrio y ajuste.

Pero eso nunca sucederá porque la Ley Kármica es inmutable. En palabras de Blavatsky, la Ley del Karma es «la Ley última del Universo».

Cada ser consciente de sí mismo en el universo, sin excepción, está sujeto a la Ley del Karma. Cada ser que posee la auto-conciencia individual y el poder inteligente de elección, es un creador de causas kármicas.

El Karma es la Ley del destino auto-creado y todo en el universo actúa de acuerdo con esta Ley. Puede ser bueno o malo, positivo o negativo, dependiendo enteramente de la naturaleza de las causas que pusimos en movimiento. Karma es totalmente impersonal, pero es completamente justo y equitativo en su funcionamiento.




2. NO PUEDES ESCAPAR DEL KARMA

Intentar escapar del Karma es crearte todavía un Karma peor para ti mismo. Y no es sólo groseramente anti-filosófico, imposible espiritualmente, y emocionalmente inmaduro, sino que intentar de alguna manera PREVENIR y EVITAR la manifestación de los efectos de las causas que uno mismo ha puesto en movimiento es intentar participar en nada menos que la injusticia cósmica.




3. LA VISIÓN ERRÓNEA QUE TIENE LA GENTE DEL KARMA

Mucha gente tiene una visión unilateral del Karma, en base a la cual dicen alegremente cosas como:

-       Karma va a castigar esa persona que me hizo daño. ¡No puedo esperar a que el Karma se ponga al día con ella!

Mientras que ignoran completamente el hecho de que la persona no habría sido capaz de equivocarse o de dañarles si no fuera a causa de que en primer lugar ellos ya tenían su PROPIO Karma negativo.

El Karma nunca es unilateral. Y para cada efecto, había una causa. Y por cada causa, habrá un efecto. La gente que espera que Karma “se ponga al día” con otros, está creando Karma aún peor para su propio futuro gracias a su falta de compasión y naturaleza rencorosa.

(Aquí no estoy de acuerdo con el autor de este artículo porque no todo el daño que recibe una persona se debe por causas kármicas que ella efectuó en el pasado, sino que también puede deberse porque un tipo decidió utilizar su libre albedrio para hacer el mal y esa persona tuvo la mala suerte de ser su victima.

Y esto va a generar una nueva cadena kármica, pero que no existía en el pasado, y en esos casos el Maestro Kuthumi explica que la victima inocente será recompensada por Karma para que la existencia vuelva al equilibrio y no quede ningún acto sin la Justicia Divina.)




4. EXISTE UNA PROFUNDA RELACIÓN ENTRE EL KARMA Y LA REENCARNACIÓN

El Karma y la reencarnación están inextricablemente vinculados el uno con otro. Y de hecho no puede haber el uno sin el otro, ya que es obvio que una sola vida no es lo suficientemente larga como para cosechar los efectos completos de todas las causas que hemos puesto en movimiento durante esa vida.

Y también es evidente que algunos de los aspectos y circunstancias de nuestra vida actual no tienen sus orígenes en la vida actual, sino factiblemente en el pasado lejano.

La propia encarnación física es un efecto kármico, ya que una de las razones principales por las que nos reencarnamos es para lidiar con nuestro Karma pasado.

Y para entender correctamente la noción del Karma, una persona debe también de aceptar y creer en la reencarnación. Y para entender correctamente la reencarnación, una persona debe también aceptar y creer en el Karma.




5. LOS DIFERENTES TIPOS DE KARMA

Hay tres divisiones del Karma y en el Hinduismo se les llaman: Sanchita Karma, Prarabdha Karma, y Agami Karma (también conocido como Kriyamana Karma ó Vartamana Karma).

  • El Sanchita Karma de una persona es su “deuda Kármica” o “reserva Kármica”, el almacén de todo su Karma de vidas pasadas que todavía no ha sido tratado.
  • El Prarabdha Karma es la parte específica de ese Sanchita Karma que la persona está destinada a enfrentar y experimentar en la vida presente, y si este se trata con éxito, entonces esa parte de su Karma se agotará y se eliminará en esta presente vida. 
  • Y el Agami Karma es el Karma nuevo que estamos creando para nosotros mismos aquí y ahora, mientras vivimos esta vida presente. Este se agrega a nuestro Sanchita Karma y se manifestará como nuestro Prarabdha Karma en vidas futuras.

(Y a esto yo añadiría el Karma Colectivo que como su nombre lo indica es el Karma que estamos también generando pero no como personas individuales sino como un grupo de gentes, y este se puede dividir en diferentes escalas: el Karma de una familia, el Karma de un pueblo, el Karma de una nación, etc.)




6. SABER RECONOCER NUESTRO KARMA

Es cierto que todos tenemos “un lote de penurias en la vida que asumir”. Es nuestro lote Kármico, nuestra asignación Kármica de situaciones, circunstancias y experiencias.

Pero a pesar de ello, siempre debemos esforzarnos por lo mejor, pero cuando no podemos tener el éxito que nos gustaría en ciertas áreas de la vida, no importa lo que hagamos, o difícil que sea, o las veces que lo intentemos, deberíamos de aceptarlo como una indicación de Nuestro Karma y estar agradecidos y contentos por lo que ya tenemos, en vez de estar frustrados y deprimidos por lo que no tenemos o no podemos hacer.

(Si bien en parte concuerdo, no estoy de todo de acuerdo porque siempre queda la duda de ¿si la situación desfavorable por la que uno está pasando se debe a causa del Karma o se debe a otras circunstancias?

Y es que muchos emprendedores no hubieran tenido existo si se hubieran rendido pensando que su fracaso se debía por el Karma. Por ejemplo:

Tomás Edison fracasó más de mil veces antes de lograr la "bombilla incandescente".  El Colonel Sanders propuso sin éxito 1009 veces su receta de pollo frito a otros socios antes de fundar Kentuky Fried Chicken.  Abraham Lincoln durante 28 años experimento fracaso tras fracaso, pero eso no le impidió volverse Presidente de los Estados Unidos. Y así hay muchos ejemplos más.)


Ninguna cantidad de pensamiento positivo, visualización creativa, afirmaciones u oraciones, puede alterar tu lote Kármico en la vida, y esto no es fatalismo sino simplemente es la Ley del destino auto-creado por ti mismo.

(Sin embargo puedes compensar el Karma negativo que te creaste en el pasado por Karma positivo que generes en el presente.)


Porque en el pasado tú creaste tu presente y en el presente estás creando tu futuro.

(O sea que no es Dios quien nos castiga sino nosotros mismos los humanos quienes creamos nuestro destino.)




7. TODO ESTÁ LIGADO AL KARMA

Todo lo que nos pasa está o bien Kármicamente DESTINADO, o bien Kármicamente PERMITIDO. No puede ser de otra manera, ya que nada puede suceder fuera de la Ley del Karma.

Algunas cosas en nuestra vida están específicamente destinadas a que nos sucedan a nosotros como resultado de nuestro Karma. Mientras que otras son meramente permitidas.

Y también hay cosas que no nos suceden, porque nuestro Karma no lo permite. Por ejemplo: dos personas están caminando juntas por la noche cuando un loco aparece de repente y apuñala a una de ellas.

Pareciera probable que también fuera a apuñalar a la segunda, pero sin razón aparente se escapa sin hacerlo. Pues bien esto esotéricamente significa que la persona que fue apuñalada, o bien estaba Kármicamente destinada a ser apuñalada, o bien su Karma permitió que pudiera ser apuñalada, a pesar de que no había sido específicamente destinado a que esto sucediera.

En cambio en la segunda persona, su Karma ni destinó ni permitió que le sucediera tal cosa.

Y es que mientras que nuestro Karma puede seguido parecer ser nuestro mayor “castigador”, también puede ser nuestro mayor guardián y protector.

(Uno de los motivos que puede provocar que esa persona fuera apuñalada aunque ella no hubiera apuñalado a alguien en sus acciones pasadas es porque vibratoriamente esa persona estaba muy sucia en su aura y eso hace que sea más fácil que los eventos negativos se le acerquen a ella.

Otra razón posible es que a esa persona le gusten las películas de miedo e inconscientemente fue llenando su subconsciente de todos esos asesinatos que se ven en esas películas hasta que finalmente esos pensamientos terminaron por manifestarse en el plano físico, ya sea en esta vida o en su siguiente encarnación.

Y es por eso que deben de tener mucho cuidado con lo que piensan y con lo que entra en su subconsciente. Y así hay varios factores que influyen en lo que nos va sucediendo y que no tienen que ver con que hayamos hecho algún mal en el pasado, sino simplemente porque no llevamos una vida armoniosa vibratoriamente.)




8. EL KARMA ES UNA LEY UNIVERSAL

La Ley del Karma se aplica a todo en el universo manifestado, y a demás del Karma individual, también hay el Karma familiar, grupal, nacional, racial, planetario y más lejos aún.




9. EL KAMA NO ES SOLAMENTE UNA ENSEÑANZA ORIENTAL

El Karma y la Reencarnación se encuentran claramente expresadas en la religión más antigua del mundo: el Hinduismo, y también en el Budismo y en otras religiones Orientales, pero no es únicamente una enseñanza Oriental.

La reencarnación y el Karma formaron parte de la enseñanza del Cristianismo hasta el siglo VI D.C. Pero en el Segundo Concilio de Constantinopla en el 553 D.C., esas enseñanzas fueron repudiadas, declaradas heréticas y oficialmente reemplazadas por doctrinas que son más representativas de la forma actual del Cristianismo.

Y aunque la Ley de Karma y la Reencarnación no se enseñan en las enseñanzas públicas y exotéricas del Cristianismo, el Judaísmo, el Islam, y otras religiones Occidentales. En cambio sí se enseñan en las enseñanzas esotéricas internas de esas religiones.




10. SI QUIERES MEJORAR TU DESTINO DEJA DE GENERAR KARMA NEGATIVO

¡La única manera de liberarnos a nosotros mismos del Karma negativo es parar de poner en movimiento CAUSAS negativas!

Para evitar crear más tristezas y sufrimientos futuros para ti mismo, deja de crearlas para los demás. Vive tu vida conscientemente e inofensivamente. Obtén el  dominio completo sobre tus pensamientos, palabras y acciones y vive para ayudar y servir a los demás.

Pero no dejes que tu motivo subyacente para esto sea uno de egoísmo, es decir, con el objetivo de crear un buen Karma para ti mismo, sino más bien vivir una vida de amor y compasión simplemente porque es lo correcto.

Ama la bondad y la virtud por la bondad y la virtud mismas. Date cuenta de que el egoísmo es la gran maldición de la humanidad. Y vive simplemente para ser una fuerza benéfica impersonal para el bien en este mundo.





5 comentarios:

  1. Desde que encontre este blog, hace alrededor de tres años, todos los dias entro para ver que aprendo de nuevo, pues hasta con los comentarios, se aprende algo. Hace que escribiste sobre la alineacion de los cuerpos sutiles. Tengo una duda te agradeceria me ayude aclararla pregunta es, el Alma y los demas cuerpos sutiles se encuentran dentro o fuera del cuerpo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De una manera simplificada se puede decir que en condiciones normales tus diferentes cuerpos se encuentran como las muñecas rusas en donde unas están dentro de otras (y siendo la figura más pequeña el cuerpo físico). Pero en otras condiciones tus cuerpos sutiles pueden encontrarse fuera de ese eje.

      Eliminar
  2. El karma en la filosofía yoga, a diferencia de la teosofía, no es de vital importancia. Ya que, según la creencia, el karma es el causante del peregrinaje por la existencia, o rueda del samsara. Según las enseñanzas, ni siquiera todas las obras benéficas del mundo harán que te liberes del karma, tanto positivo como negativo. Los yoguis enseñan a trascender el concepto de personalidad para lograr mukti, o la liberación del samsara. Por eso creo que no es un concepto de capital importancia, sobretodo siendo tan difícil de comprender en toda su extensión, y aún más difícil de comprobar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hay algo que no me encaja del karma, si alguien merecía morir acuchillado y muere acuchillado, el asesino de esa persona generará el mismo karma de morir acuchillado, con el tiempo también muere acuchillado, entonces ese otro asesino otra vez generará ese mismo karma, y así hasta el infinito. No se el karma me parece un rollo para tener a la gente encarcelada en este mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tú perdonas a la persona que te lastimó, ya no eres tú quien va a regresarle el karma a esa persona, sino que es la Naturaleza quien se va a hacer cargo de ello, y este regreso no necesariamente tiene que ser exactamente de la misma manera como esa persona lo efectuó.

      Y por ejemplo puede que no sea otra persona quien la acuchille, sino que ella misma quien debido a un accidente termine acuchillándose por si sola. Y también puede que no muera acuchillada sino por otra forma que le cause el mismo daño que ella causó.

      Eliminar