Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

EL BIG BANG PUESTO EN DUDA



(Observación: esta es la primera parte de la investigación de David Pratt sobre la cosmología y cuya versión original en inglés la pueden encontrar aquí, y le agradezco profundamente a Nicolás por haber traducido un artículo tan grande, pero a la vez tan interesante de leer.)


ÍNDICE

 Primera parte
EL BIG BANG PUESTO EN DUDA
(Ver más abajo)
    1.  El mito moderno de la Creación
    2.  Contorsiones espaciales

 Segunda parte
¿REALMENTE SE ESTÁN ALEJANDO LAS GALAXIAS?
(Link)
    1.  El efecto doppler
    2.  El efecto doppler y el big bang
    3.  Controversias sobre el corrimiento hacia el rojo
    4.  Otros factores actualmente desconocidos
    5.  Observaciones que contradicen la versión oficial
    6.  El problema con los cuásares
    7.  Importante evidencia científica es intencionalmente ignorada
    8.  Otra explicación sobre el corrimiento hacia el rojo

 Tercera parte
¿EXISTEN LA MATERIA OSCURA Y LA ENERGÍA OSCURA?
(Link)
    1.  La inflación inicial
    2.  La materia oscura
    3.  La energía oscura

 Cuarta parte
CURIOSIDADES DEL UNIVERSO
(Link)
    1.  La radiación de fondo de microondas
    2.  Las absorciones de elementos ligeros
    3.  Las estructuras del Universo a gran escala

 Quinta parte
COSMOLOGÍAS ALTERNATIVAS
(Link)
    1.  El adoctrinamiento del Big Bang
    2.  Hay varias teorías cosmológicas en pugna
-      La teoría del estado estacionario
-      La teoría del estado cuasi-estacionario
-      La teoría del universo infinito y eterno
-      La teoría de un universo metamodelo
-      La teoría de un universo cinético subcuántico
-      La teoría del universo de plasma

 Sexta parte
EL UNIVERSO DE PLASMA
(Link)
    1.  El más abundante estado de la materia
    2.  Estrellas eléctricas
    3.  Cometas eléctricos

 Séptima parte
COSMOLOGÍA TEOSÓFICA
(Link)
    1.  Introducción
    2.  Evolución e involución
    3.  Ciclos evolutivos
    4.  Estados superiores de la materia
    5.  Nacimiento y muerte de las estrellas y los planetas





Primera parte

1 - EL MITO MODERNO DE LA CREACIÓN

Actualmente, la mayoría de los cosmólogos cree que el Universo que habitamos se produjo hace unos 14 mil millones de años por la explosión de una bola de energía titánica llamada Big Bang.

La teoría moderna homónima no establece que explotara repentinamente un bulto concentrado de materia situado en un punto particular del espacio y que "disparaba" fragmentos a gran velocidad, sino que ese espacio en sí mismo apareció en el momento de dicho estallido.

Se dice que el nacimiento del Universo sucedió de la siguiente manera:

  • En el principio, una pequeñísima burbuja de espacio-tiempo, de 10-33 cm de diámetro, surgió espontáneamente de la nada como resultado de una "fluctuación cuántica" aleatoria, y debido a una "fase de transición" fue súbitamente atrapada por una intensa fuerza antigravitacional que la hizo expandirse muchos billones de veces más rápido que la velocidad de la luz. 
  • Luego, la fuerza antigravitacional desapareció y la fase inflacionaria de expansión acelerada se detuvo abruptamente en medio de un enorme estallido de radiación. 
  • La energía calorífica y gravitacional del espacio en expansión produjeron entonces la materia y, a medida que el Universo se enfriaba, más y más estructuras empezaban a "condensarse": primero núcleos, luego átomos y finalmente estrellas, galaxias y planetas (1).

Y al respecto, Paul Davies y John Gribbin escriben:

« Literalmente, el Big Bang fue la creación abrupta del Universo desde la nada, sin espacio, sin tiempo y sin materia, siendo así una conclusión extraordinaria: el cuadro de todo el Universo físico que simplemente aparece desde el vacío. » (2)

Esta teoría no es sólo "extraordinaria", ¡sino totalmente absurda!, pues, si no había espacio, materia y ninguna energía antes del hipotético Big Bang, entonces obviamente no había nada que experimentara una fluctuación aleatoria y en ninguna parte para que ocurriera.

Además, la expansión del espacio requiere la creación continua de espacio (es decir, energía) desde la nada.



Nada viene de la nada, excepto en la teoría del Big Bang (y la teología ortodoxa) donde "todo viene de la nada".

(Aquí no estoy de acuerdo con David Pratt porque en realidad los defensores del Big Bang sí aseguran que el Universo surgió de algo y ese algo dicen que fue una singularidad espaciotemporal.

Y los teólogos afirman que el Universo fue creado por Dios.

Y la teosofía explica que inicialmente el aspecto más abstracto de la Conciencia Divina creó a su contraparte manifestada, y esta fue densificando su esencia para generar los diferentes planos de existencia, siendo el último y más material el plano físico.

Y en los tres casos se puede decir de manera muy sinterizada que “El Todo surgió de la Nada” pero su significado es muy diferente en cada una de ellas.)



Algunos astrofísicos para evitar la idea ilógica de que el Universo surgió desde un punto infinitesimal o "singularidad" de densidad y temperatura infinitas, inventaron la noción igualmente fantasiosa de una "singularidad expandida".

Y según ellos, antes de 10-43 segundos después del Big Bang, cuando el Universo medía 10-33 cm de diámetro y tenía una temperatura de 100 millones de billones de billones de grados Kelvin (1032 K), supuestamente la distinción entre el espacio y el tiempo se borra como resultado de fluctuaciones cuánticas, de modo que un punto infinitesimal nunca puede formarse y tampoco se puede afirmar que el origen del Universo ocurrió en un momento preciso, sino que está "esparcido" (3).

Algunos de los últimos "avances" teóricos sobre el origen del cosmos se basan en la teoría de las branas (o teoría M), al concebir un Universo de 11 dimensiones que contiene partículas dimensionales de punto cero, cadenas unidimensionales, membranas bidimensionales,"glóbulos" tridimensionales y objetos de dimensión superior hasta incluir a otras nueve.

Al confundir estas abstracciones matemáticas por realidades, algunos teóricos han propuesto un modelo cíclico en el cual nuestro Universo consiste en dos branas separadas por una brecha microscópica en una dimensión extra, y así el Big Bang resulta de la colisión (periódica) de ambas (4).

La teoría del Big Bang, también conocida como modelo Lambda-CDM (o modelo de concordancia), se basa en tres tipos principales de evidencia observacional:

A) En las primeras décadas del siglo XX se descubrió que la luz procedente de galaxias distantes está "desplazada hacia el rojo", es decir, que las líneas espectrales indicadoras de sus elementos constituyentes están desplazadas hacia el extremo rojo o de longitud de onda larga del espectro cuando se los compara con los espectros de los mismos elementos en la Tierra.

Y una explicación posible es que las galaxias se alejan entre sí a gran velocidad debido a la expansión del Universo, y de esto se infirió que este último se produjo debido a una enorme explosión.

B) El Universo está repleto de una radiación de microondas uniforme, que se dice que es el eco débil del Big Bang.

C) Se cree que la teoría del Big Bang explica las abundancias relativas de hidrógeno, helio y otros elementos ligeros en el Universo.

Y aunque los defensores del Big Bang quieren hacerle creer al público que sus pruebas son impecables, la realidad es que estas dejan mucho que desear, al grado que al comentar sobre las pruebas para el Big Bang, una editorial en el New Scientist declaró:

« Nunca se ha construido un edificio tan poderoso sobre bases tan insustanciales. » (5)

Y a lo largo de los años, se han añadido varias hipótesis auxiliares a la teoría del Big Bang para que concuerde con las nuevas observaciones que se han descubierto.

Los ejemplos más flagrantes son la teoría de la inflación y la invención de la exótica "materia oscura" y la misteriosa "energía oscura" (que se dice componen más del 95% del Universo).

Michael Disney ha demostrado que el número de "parámetros libres" (es decir, factores de manipulación) supera el número de mediciones independientes que apoyan la teoría del Big Bang, y no hay señales de una mejora sistemática con el tiempo.

Por lo que de este modo, Michael Disney concluye que el Big Bang tiene todos los sellos de "un cuento popular constantemente reeditado para encajar con nuevas observaciones incómodas" (6).

Y en las siguientes secciones vamos a demostrar por que las pruebas que ponen los defensores del Big Bang no son tan solidas como ellos pretenden.



Referencias

  1. Paul Davies y John Gribbin, The Matter Myth, Simon & Schuster/Touchstone, 1992, págs. 162-73; Brian Greene, The Elegant Universe: Superstrings, hidden dimensions, and the quest for the ultimate theory, Vintage, 2000, págs. 346-70; "Big Bang", en.wikipedia.org; B. Feuerbacher y R. Scranton, "Evidence for the big bang", 2006, talkorigins.org.
  2. The Matter Myth, pág. 122.
  3. Stephen Hawking, Black Holes and Baby Universes and other essays, Bantam Books, 1994, págs. 83-90; The Matter Myth, pág. 140.
  4. P.J. Steinhardt y N. Turok, "The cyclic model simplified", 2004, arxiv.org. Ver también "Big bang, blacks holes and common sense" y "The farce of modern physics", sección 4, davidpratt.info.
  5. New Scientist, 21/28 diciembre 1991, pág. 3.
  6. Michael J. Disney, "Modern cosmology: science or folktale?", American Scientist, sept.-oct. 2007, americanscientist.org.






2. CONTORSIONES ESPACIALES

Los partidarios del Big Bang teorizan que el espacio puede estar curvado "positivamente", "negativamente" o no curvado (es decir, plano y euclidiano) dependiendo de cuánta materia y energía contenga el Universo.

A) Si la densidad universal de materia-energía es lo suficientemente alta (es decir, si el parámetro de densidad Ω0 es mayor que 1), el espacio se curva en forma positiva; de hecho, y supuestamente se curvará en torno a sí mismo de modo que el Universo sea "cerrado" y finito, pero sin presentar fronteras o bordes.

Y en este caso, si viajáramos lo suficientemente lejos en una dirección, eventualmente volveríamos a donde comenzamos.

B) Si la densidad de materia-energía está por debajo del valor crítico, se asume que el espacio está curvado negativamente y que el Universo es "abierto".

C) Mientras que si la densidad es exactamente igual al valor crítico, se sostiene que el espacio es plano.

Y en estos dos últimos escenarios, aunque el espacio emergiera a la vida hace un período finito y se expande a un ritmo finito, de alguna manera llegó a ser "infinito".

¡Y aún así, aunque sea infinito, todavía logra seguir expandiéndose!

Se nos dice que un Universo cerrado eventualmente dejará de expandirse y comenzará a contraerse, culminando en un Big Crunch o "gran colapso", lo cual resultará en que el Universo se auto-aniquile por completo, o resurja en otro Big Bang.

Sin embargo, si el Universo es abierto o plano, la teoría dice que se expandirá para siempre; hasta que eventualmente las estrellas se quemarán, la materia se tornará fría en su totalidad, las fuerzas en su conjunto se desvanecerán y el Universo sufrirá una "muerte por calor" o "gran congelación" (Big Freeze).


Diagramas que representan geometrías cerradas, abiertas y planas del Universo, correspondientes a un parámetro de densidad Ω0, el cual es mayor, menor o igual a 1. (es.wikipedia.org).



El espacio-tiempo de Einstein

Albert Einstein popularizó la noción de "espacio curvo" con su teoría de la relatividad general (1916) y aseguró que los objetos celestes supuestamente deforman el espacio (o más precisamente, el "espacio-tiempo") alrededor de ellos, produciendo la fuerza de la gravedad.

Sin embargo, el espacio-tiempo es simplemente una abstracción matemática en la que el tiempo es tratado como una longitud negativa. Y mientras que las líneas, trayectorias y superficies en el espacio pueden ser curvadas, nunca se ha encontrado alguna evidencia concreta para la menor curvatura del espacio en sí mismo, y tampoco hay ninguna razón para pensar que el espacio tridimensional pueda curvarse, a menos que se invoque una cuarta dimensión espacial para tal efecto (1).

En la teoría de Einstein, se establece que toda masa produce una curvatura espacial positiva, pero el físico no tomó en cuenta la idea del espacio curvado negativamente, pues tendría que ser producido por algún tipo de masa o energía "negativa".

No obstante, los "big-bangers" modernos simplemente asumen que por debajo de un determinado umbral de densidad toda la masa-energía en el Universo produciría una curvatura espacial negativa (2).



Particularidades

La idea de que el espacio como conjunto puede ser curvado positiva o negativamente se originó con la obra del matemático ruso Alexander Friedmann.

Si dibujamos un triángulo sobre un papel plano, los ángulos sumarán 180º, mientras que si dibujamos un triángulo en el exterior de una esfera (como la Tierra) sumarán más de 180º, y si trazamos uno sobre una superficie en forma de silla de montar, los ángulos totalizan menos de 180º.

Pues bien, del mismo modo si pudiéramos esbozar un gran triángulo en el espacio, la suma de los ángulos será de 180º si el espacio es "plano" y euclidiano, pero supuestamente tendría más de 180º si el espacio estuviera curvado positivamente, y menos de 180º si posee curvatura negativa.

Una superficie arqueada es, por supuesto, una muy mala analogía para el espacio tridimensional curvo pues no es práctico construir un gran triángulo en el espacio, pero por razones teóricas y observacionales la mayoría de los cosmólogos ahora cree que el Universo es más probablemente plano.

Sin embargo, para que un Universo en expansión sea tan plano como aparece hoy, a los 10-43 segundos después del Gran Estallido tendría que haber sido liso dentro de una parte en 10-58.

En otras palabras:

¡La teoría del Big Bang no funcionará a menos que se ajuste un parámetro crucial a 58 lugares decimales! (3)


(Nota: a partir de lo que enseña el esoterismo, yo me inclino por la idea que el Universo es esférico como lo detallo en este capítulo: ¿Cuál es la forma del Universo?)



Referencias

  1. Ver "Space, time, and relativity", sección 3, davidpratt.info.
  2. William C. Mitchell, Bye Bye Big Bang, Hello Reality, Cosmic Sense Books, 2002, cap. 20.
  3. Ibid., pág. 66.





No hay comentarios:

Publicar un comentario