Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

LOS SÍMBOLOS ‘ROSACRUCES’ DE AMORC



Harvey Spencer Lewis (el fundador de AMORC) fue muy insistente en afirmar que su organización era la única Orden Rosacruz contemporánea verdadera, mientras que las otras organizaciones que también se denominaban rosacruces eran espurias.

Por ejemplo en una ocasión sobre este tema declaró:

-       “Las características de esas otras organizaciones, las diferencian de la legítima Orden Rosacruz que es AMORC y el hecho de que publiquen y vendan libros con supuestas enseñanzas rosacruces, las coloca fuera de la auténtica Orden Rosacruz del mundo entero”. (1)

Y uno de los argumentos que él utilizó para legitimar su aseveración fue que AMORC empleaba genuinos símbolos rosacruces mientras que las otras organizaciones “rosacruces” en cambio sólo utilizaban símbolos ilegítimos.

Por ejemplo, según Lewis, AMORC utiliza “el verdadero y primitivo símbolo de la Orden Rosacruz, el cual consiste en una cruz de oro con una rosa encarnada en el centro”. (2)


Mientras que SRIA (Societas Rosicruciana in Anglia) utiliza un “símbolo que difiere del legítimo”. (3)


La Fraternidad Rosacruz de Max Heindel posee un “símbolo de su propia invención el cual consiste en una cruz con una guirnalda de siete rosas alrededor, en vez de una sola rosa en el centro”. (4)


Y la Fraternitas Rosae Crucis de Reuben Swinburne Clymer inventó “nuevos peculiares símbolos para sus publicaciones sin retomar en modo alguno los genuinos símbolos rosacruces”. (5)


(No encontré el símbolo que utilizaba Clymer, por lo que para ilustrárselos les pongo el logo de la FRA fundada por Arnold Krumm-Heller, la cual está asociada con la FRC y también comete las mismas inconsistencias.)

En cambio sobre los símbolos que utiliza AMORC, Lewis afirma que:

-       “El símbolo universal de la Orden Rosacruz es la cruz con una rosa encarnada en el centro, o también un triángulo equilátero con un vértice abajo y en su interior una cruz con una rosa encarnada en el centro”. (6)

Y a estos dos símbolos habría que agregar otros que se emplean seguido en los documentos difundidos por AMORC y que son:

-      la cruz egipcia
-      la rosacruz alada egipcia
-      la rosacruz hermética y
-      el sello utilizado en el “Liber 777”


Pasemos a analizar estos símbolos:



LA CRUZ CON UNA ROSA EN SU CENTRO


Como ya hemos dicho antes, Spencer Lewis insistía en que el símbolo verdadero de la Orden Rosacruz consistía en una cruz dorada con una sola rosa roja en el centro, que es justamente el significado del nombre tradicional: “Arcanus Ordo Rosæ Rubeæ et Aureæ Crucis”.

Y según la literatura oficial de AMORC:

« Este es un símbolo abstracto o artificial que consiste de dos elementos: una cruz y una rosa.

La cruz simboliza el cuerpo físico del hombre con los brazos extendidos dándole la cara a la luz. Mientras que en el centro (donde el brazo horizontal se une al asta vertical de la cruz) se halla una rosa sobrepuesta, la cual representa la personalidad del alma. Y la rosa parcialmente abierta representa la consciencia que evoluciona al recibir la luz mayor. »
(Harvey Spencer Lewis, Manual Rosacruz)

Suena muy bonito pero todo esto es invento ya que para comenzar, la tradición rosacruz nunca se ha referido a un símbolo único que la represente. Entonces la afirmación de Lewis de que “el símbolo universal de la Orden Rosacruz es la cruz con una rosa encarnada en el centro” es falsa.

Pero además en los documentos rosacruces más antiguos que están disponibles al público, lo que encontramos es el símbolo inverso, o sea una rosa con una pequeña cruz en su centro.


Emblema de la Fraternidad de los Rosacruces en una misiva publicada en Frankfurt en 1615.

Y esto muy probablemente represente un círculo con un punto en medio.


El cual en el ocultismo simboliza al Logos Universal (o sea el Dios Creador) y es que deben de saber que ante la terrible persecución que efectuaba la Iglesia Católica hacia todo aquello que no fuera su dogma, los Rosacruces tuvieron que disfrazar sus símbolos esotéricos con imágenes cristianas para evitar ser perseguidos.





EL TRIÁNGULO INVERTIDO


Reuben Swinburne Clymer atacó a Lewis en varias oportunidades alegando que: “el triángulo invertido es el símbolo de la Hermandad de las Tinieblas y de las fuerzas del mal”. (7)

Y esto nos muestra: o la mala voluntad o la ignorancia de Clymer, porque relacionar el triángulo invertido con el mal es simplificar al extremo el gran simbolismo que tiene esta figura geométrica.

Por ejemplo, en el libro “La Respuesta del Ángel”, el ángel menciona que:

-       El triangulo apuntando hacia arriba es el símbolo de ÉL (Dios manifestándose como la Divina Trinidad), mientras que el triangulo apuntando hacia abajo (que es la imagen reflejada del primero) es el símbolo de aquellos que ayudan a los demás y hacen la labor de Dios en la Tierra.” (8)


Y de manera general en el esoterismo el triángulo con la punta hacia arriba simboliza el espíritu, mientras que el triángulo con la punta hacia abajo simboliza la materia. Y cuando los dos triángulos se juntan forman la estrella de seis picos, la cual simboliza el TODO que es DIOS en su TOTALIDAD, ya que como los ángeles lo precisaron:

-      El Universo es SU cuerpo.” (9)


Ahora bien, Spencer Lewis para defenderse de los ataques de Clymer, afirmó que:

« Ha habido mucha discusión acerca del por qué usamos como símbolo el triángulo invertido. No nos explicamos por qué ha sido llamado invertido el triángulo con una punta hacia abajo. No hay razón (excepto místicamente) para que un triángulo como el nuestro tenga una posición definida, y usar la palabra invertido es presumir que el triángulo tiene una posición propia de alguna clase que pueda ser invertida.

Nosotros no ignoramos el hecho de que ciertas organizaciones en los Estados Unidos han usado el triángulo con la punta hacia arriba como signo místico, pero esto no da a tal posición del triángulo el carácter de justa y apropiada de tal modo que no pueda ser variada.

Pero la mejor y verdadera explicación acerca del uso que hacemos nosotros del triángulo en esa forma, es que así fue usado por los antiguos Místicos del Antiguo Egipto (y posiblemente también de la Atlántida) para representar las creaciones divinas del universo, mientras que el triángulo con la punta hacia arriba se usaba para representar las creaciones materiales del mundo. »
(Harvey Spencer Lewis, Manual Rosacruz)

Y constatamos que Spencer Lewis NO sabía realmente de simbolismo sagrado ya que está diciendo todo lo contrario: que el triángulo con la punta hacia arriba representa la materia y que el triangulo con la punta hacia abajo representa lo divino.

Y para responderle a Spencer Lewis, el triangulo con la punta hacia abajo se le suele llamar “triangulo invertido” simplemente porque la imagen que tiene usualmente la gente de un triangulo es con la punta hacia arriba.





LA CRUZ EGIPCIA


AMORC utiliza seguido el triangulo invertido combinándolo con el símbolo egipcio del ankh (el cual también es conocido como “la cruz ansada” o “la cruz egipcia”).



Pero resulta que la cruz egipcia tiene diversos significados:

-      A un nivel mundano representar el macho y la hembra y de ahí que se le asocie con la vida. (10)

Pero a un nivel más esotérico tiene otros significados:

-      Puede representar el descenso de las mónadas a la materia. (11)
-      O “la crucifixión de todas las pasiones humanas” que tiene que hacer el discípulo para poder avanzar por el sendero de la Iniciación. (12)
-      Y también representa la jerarquía divina de Venus y es por eso que el símbolo astrológico de Venus es muy parecido. (13)


En el antiguo Egipto era un símbolo de la divinidad y es por eso que los dioses eran frecuentemente representados llevando la cruz ansada en sus manos, y en el periodo amarniense, la cruz ansada era representada como la transmisora del sol dispersando la vida en la Tierra.


No tengo claro que significado le dio Lewis a la cruz ansada, pero lo más probable es que simplemente la tomo para darle un aire más egipcio a su organización.

Y es que es obvio que Spencer Lewis sentía una gran fascinación hacia la antigua cultura egipcia como lo demuestra la decoración de los templos de AMORC, así como el frecuente uso de:




LA ROSACRUZ ALADA


El detalle es que para relacionar a los Rosacruces con el Antiguo Egipto, Lewis inventó una historia en donde el faraón Tutmosis III había creado la primera Orden Rosacruz (e incluso Lewis afirmó que la primera reunión rosacruz se dio el 10 de abril de 1489 antes de Cristo en el Templo de Karnak).

Pero resulta que todo eso es falso como lo detallo en este capítulo:


Sin embargo AMORC ha explotado estéticamente el “mito del origen egipcio de la Rosacruz” y lo exhibe por doquier, tanto en las monografías y publicaciones internas, como en las simbologías de grado y la arquitectura de sus templos.

No obstante, si queremos ser investigadores serios debemos ser claros y señalar que la única relación de la Orden Rosacruz AMORC con el Antiguo Egipto se debe a la fantasía de su fundador.

Y en el caso del “disco alado” (o Behedeti egipcio) este es un símbolo del Antiguo Egipto relacionado con la divinidad (y en especial con Ra-Horakhty) pero aunque este símbolo está muy asociado con la antigua cultura egipcia, también imágenes similares han sido halladas en Mesopotamia, Persia y otras civilizaciones antiguas.


Lo que en cambio NUNCA se ha encontrado es un “disco alado” con símbolos rosacruces, y hay que remarcar que la adopción de este símbolo por AMORC no data de los primeros tiempos sino que se popularizó a mediados del siglo XX durante el mandato de Ralph Maxwell Lewis (quien fue el hijo de Spencer Lewis y el segundo Imperator de AMORC).





LA ROSACRUZ HERMÉTICA


Sobre este símbolo, Ralph Lewis hace una extensa descripción de la cual a continuación les pongo unos pequeños extractos:

« Es un símbolo Rosacruz muy antiguo y muy místico.

·        En los cuatro extremos de la cruz hay tres símbolos alquímicos: mercurio, azufre y sal.
·        En los brazos de la cruz (y un poco hacia adentro) hay cuatro pentagramas.
·        El círculo en la parte superior del pentagrama representa al espíritu.
·        El primer triángulo a la izquierda con un vértice hacia abajo y una línea paralela a la base representa la tierra.
·        El otro triángulo con una línea paralela a la base pero con un vértice hacia arriba y también a la izquierda representa el aire.
·        El triángulo a la derecha del pentagrama con el vértice hacia abajo representa el agua.
·        Y el otro triángulo a la derecha con el vértice hacia arriba representa el fuego.
·        El pentagrama tiene un significado místico muy profundo, es una representación simbólica de la propia Rosacruz.
·        La parte inferior de la rama descendente de la cruz está dividida en cuatro secciones y cada sección lleva uno de los colores de Malkuth del cabalístico “árbol de la vida” (los cuales son: amarillo limón, oliva, rosado y negro).
·        Por encima de estas cuatro secciones de la rama inferior se encuentra una estrella de seis puntas o hexagrama, que tiene seis planetas en sus vértices: abajo la Luna, hacia la derecha Venus, Júpiter, Saturno, Marte y Mercurio, y el Sol en el centro.
·        Los planetas están arreglados en el orden de ciertos rituales cabalísticos, que ellos representan.
·        El hexagrama fue considerado en una época como el más poderoso de todos los símbolos.
·        Los cuatro rayos largos que se extienden por detrás de la cruz simbolizan los rayos de la luz divina o cósmica.
·        Estos rayos tienen las letras INRI, que de acuerdo con Frater Wittemans, son las iníciales de las palabras latinas “la naturaleza es renovada completamente por el fuego”.
·        Las letras de los rayos más pequeños representan las primeras letras de los nombres resonantes usados por los griegos y los egipcios en sus antiguas escuelas de los misterios.
·        Los pétalos de la gran rosa, sobre la cruz, son veintidós y representan las veintidós letras del alfabeto cabalístico hebreo.
·        Las doce letras exteriores representan los signos del zodíaco.
·        Los siete pétalos o letras más hacia adentro representan los siete planetas y las siete letras dobles del alfabeto cabalístico, mientras que los tres pétalos interiores, o tres letras madres, representan el aire, el fuego y el agua.
·        Las cuatro proyecciones detrás de la pequeña Rosacruz son las puntas de la cruz de Malta y esta también es muy rica en significado simbólico.
·        Luego está, como es natural, la Rosacruz con sus cinco pétalos, en todo el centro de la gran cruz.

Este grande y enciclopédico símbolo (cuyo nombre completo es La Rosacruz Hermética y Alquímica) simboliza toda la majestuosidad, todo el poder, toda la belleza y toda la protección que ofrece la Orden Rosa Cruz [AMORC]. »
(Antiguos símbolos sagrados. 2da edición. San José, Suprema Gran Logia de AMORC, 1957)

Suena muy interesante todo eso, pero me temo que muy probablemente una buena parte de lo que menciona Lewis son puros inventos, y es que aunque Ralph Lewis insista que la Rosacruz Hermética es un símbolo muy antiguo, la realidad es que hasta ahora NO he encontrado ese símbolo en los manuscritos antiguos y en cambio sí aparece seguido en la “Hermetic Order of Golden Dawn” (La Orden Hermética del Amanecer Dorado) la cual fue fundada en 1888 por tres esoteristas ingleses (o sea 27 años antes de que Lewis fundara AMORC) y lo más probable es que la Rosacruz Hermética fue creada por uno de sus fundadores: S. L. MacGregor Mathers, ya que sobre este asunto el historiador Francis King señala que:

« Los miembros de esta sociedad [la Golden Dawn] llevaban en su pecho un símbolo sintético el cuál fue diseñado e inspirado en la leyenda rosacruciana, pero también en la Cábala y en la teoría del simbolismo de los colores que había enseñado MacGregor Mathers y quien aseguraba haberla aprendido de un grupo de superhombres a los que llamaba:los Jefes Secretos”. »
(Magia: la tradición oculta, Ediciones del Prado, 1993)

Y a pesar de esa evidencia, en la actualidad los instructores de AMORC siguen diciendo la misma mentira, y así por ejemplo en el folleto que se les da a los alumnos cuando inician el primer grado y el cual se titula “Cruzando el umbral, al final del folleto ponen este símbolo y abajo escriben:

« El complicado símbolo místico que aparece arriba se le conoce como La Rosa Cruz Alquímica y Hermética y se trata de un símbolo muy antiguo»





EL SELLO DEL “LIBER 777”

Otro símbolo que AMORC se apropió de otra organización es el sello (lamen) de la Ordo Templi Orientis (OTO) y el cual lo sigue utilizando en su folleto “Liber 777”

Este folleto fue escrito por Charles Dana Dean y contiene en sus páginas el ejercicio del “Sanctum Celestial” (la Catedral del alma).

Lo primero que nos llama la atención del folleto es su nombre: “Liber 777”, ya que en la Ordo Templi Orientis era frecuente utilizar la denominación “Liber” para titular sus mandamientos. E incluso el “777” también nos remite a esta organización y en especial a Aleister Crowley quien tiene una obra que se llama justamente así:

-       Liber 777. Vel Prolegoma Symbolica Ad Systemam Sceptico-Mysticae Viae Explicande, Fundamentum Hieroglyphicum Sanctissimorum Scientiae Summae.

Y se ve muy sospechoso que Aleister Crowley haya puesto ese símbolo en la portada de su revista “The Equinox” (publicada en 1909).


Y que el mismo símbolo aparezca también en la portada del “Liber 777” de AMORC


Sin embargo ante la mala reputación que tiene Aleister Crowley a los ojos de los esoteristas modernos, la organización AMORC ha tratado de alejarse de toda vinculación con “la Gran Bestia” (que es el sobrenombre que a Aleister Crowley le gustaba usar) y así por ejemplo leemos en la publicación del “Rosicrucian Digest” de agosto de 1935 que:

-       “El señor Crowley nunca ha tenido ningún contacto con nuestra organización, con algún funcionario de la misma y nosotros expulsaremos de forma inmediata a cualquier miembro AMORC que se asocie con el señor Crowley”.  (14)


Pero aunque los dirigentes de AMORC prefieren ignorar este nexo, la realidad es que existe documentación que prueba la estrecha relación que tuvo Spencer Lewis con la OTO (la cual fue fundada por Theodor Reuss y cuyo uno de sus miembros más importantes fue Aleister Crowley) y de hecho Spencer Lewis era miembro honorario del Soberano Santuario de la IXº para Suiza, Alemania y Austria bajo la autoridad de Theodor Reuss, y también se sabe que Aleister Crowley mantuvo correspondencia con Lewis y se reunió con él cuando viajó a los Estados Unidos en 1918. (15)

Bueno, pero volviendo al tema del sello, este fue originalmente elaborado por el esoterista francés Joséphin Péladan, el cual lo puso en la portada de su libro “Babylone” que fue publicado en 1895.


Luego Theodor Reuss se lo copió a Joséphin Péladan para incluirlo en la simbología utilizada por la OTO y Aleister Crowley lo modificó agregándole “el ojo de Horus” el cual es un elemento importante en las concepciones de Thelema.


Y AMORC se lo copió a Aleister Crowley para incluirlo en su supuesta “simbología genuinamente rosacruciana”.






CONCLUSIÓN

Harvey Spencer Lewis tuvo razón al denunciar el poco rigor con el que las otras organizaciones “rosacruces” utilizan los símbolos esotéricos y sagrados. Pero me parece muy hipócrita de su parte que él asegurara que AMORC era la “única auténtica” organización rosacruz y la “única autorizada” a utilizar los símbolos de la Orden Rosacruz, cuando él mismo cometió los mismos atropellos.

Y para prueba de ello, este capítulo muestra la falta de seriedad que tuvo el fundador de AMORC con su investigación esotérica y también demuestra la falacia en su afirmación de que su organización AMORC era “la única Orden Rosacruz genuina”.

Y tristemente los siguientes dirigentes de AMORC tampoco salen bien librados ya que muestran poca ética al afirmar cosas que son falsas, encubrir cosas que son verdaderas y mantener fantasías simplemente para apantallar a la gente ingenua.


(Observación: para elaborar este capítulo, me base en gran medida en el análisis que hizo el investigador Frater Ox, el cual lo publicó en la revista Atenea del año 1, Nº1, con el titulo: “¿Auténticos símbolos rosacruces?”)




REFERENCIAS

  1.  Harvey Spencer Lewis: Preguntas y Respuestas Rosacruces con la historia completa de la Orden. 8va ed. San José, California: Gran Logia Suprema de AMORC, 1979. 
  2.  Op. cit. 
  3.  Op. cit. 
  4.  Op. cit. 
  5.  Op. cit 
  6.  Harvey Spencer Lewis: Manual Rosacruz. Traducción revisada de la 25ª edición inglesa. San José, California: Gran Logia Suprema de AMORC, Departamento de Publicaciones, 1980. 
  7.  Reuben Swinburne Clymer: Initiates and the People, May 1928 to June 1929. Quakertown, Pennsylvania: Philosophical Pub. Co., 1928-1941. 
  8.  Gitta Mallasz: La Respuesta del Ángel. Conversación 14 con Lili. 
  9.  Gitta Mallasz: La Respuesta del Ángel. Conversación 36 con Gitta. 
  10.  Helena Blavatsky: La Doctrina Secreta, vol. I-321; II-217, 548. 
  11.  Helena Blavatsky: La Doctrina Secreta, vol. II, p. 30-31. 
  12.  Helena Blavatsky: La Doctrina Secreta, vol. II, p. 549. 
  13.  Helena Blavatsky: La Doctrina Secreta, vol. II, p. 30. 
  14.  Rosicrucian Digest, San Jose, California, Supreme Council of the Rosicrucian Order, Agosto 1935. 
  15.  Aleister Crowley et al.: The Confessions of Aleister Crowley, London: Penguin, Arkana Books 1989



¿SON DE ORIGEN EGIPCIO LOS ROSACRUCES?




La idea de remontar el origen del Rosacrucismo (o de la Masonería) al Antiguo Egipto se explica por la fascinación que ha ejercido la cultura egipcia en el mundo occidental, sobre todo tras la expedición que efectuó Napoleón Bonaparte a Egipto entre los años 1798 y 1799.

Esta afición por la estética egipcia recibe el nombre de “egiptomanía” y se puede definir como “una práctica más antigua que el de la egiptología (aunque esta palabra sólo aparece en Europa durante la primera guerra mundial) y surge con el sentido de la reutilización de los motivos del Antiguo Egipto en la creación de objetos y de narrativas contemporáneas, para señalar y localizar las ocurrencias de los deseos sobre objetos egipcios antiguos auténticos y de su valorización cultural, a partir de nuevos criterios de belleza, así como nuevos materiales y técnicas artísticas”. (1)

Y aunque la influencia egipcia en Occidente se volvió más fuerte después de la exploración napoleónica, Antoine Faivre señala que “el punto de partida de esa egiptomanía que desde entonces el esoterismo no ha dejado de cultivar” (2) puede relacionarse con el libro del jesuita Atanasio Kircher titulada “Oedipus aegyptiacus” que data de 1652.

(Y a esto añadiría que el Occidente también tuvo una gran fascinación e influencia de Egipto en la Antigüedad, nada más que esta fue eliminada por la brutal persecución que llevo a cabo la Iglesia católica contra todo aquello que no fuera su dogma.)

Y otra referencia esotérica anterior a las expediciones de Napoleón a Egipto fue dada por Alessandro Cagliostro, al que Helena Blavatsky llamó  “el último rosacruz”. (3)

Cagliostro fundó en 1784 el primer rito masónico de corte egipcio, con tres grados iniciáticos:

-      Aprendiz Egipcio,
-      Compañero Egipcio y
-      Maestro Egipcio.

Este rito tuvo mucha repercusión en los ambientes masónicos de esos días e inspiró a la Masonería egipcia post-napoleónica, y en especial a los ritos de Misraim (1814) y Memphis (1838) que luego se fusionarían para formar el “Rito Antiguo y Primitivo de Memphis y Misraím”. (4)

Y mientras que la Masonería bebía de fuentes egipcias y se creaban varios ritos inspirados en la tierra de Khem, el rosacrucismo recibía algunas influencias de estas corrientes, aunque ninguna sociedad o grupo rosacruz reivindicaba un origen egipcio.





SPENCER LEWIS Y EL ANTIGUO EGIPTO


Los primeros elementos egipcios vinculados al rosacrucismo pueden hallarse en algunas organizaciones mágico-esotéricas como la “Hermetic Order of Golden Dawn”.

Por ejemplo, en uno de los rituales de la “Golden Dawn” (5º y 6º) se dice:

-       Has de saber, ¡Oh Aspirante!, que los Misterios de la Rosa y de la Cruz han existido desde tiempo inmemorial, y que los Ritos se practicaron y la Sabiduría se enseñó en Egipto, Eleusis, Samotracia, Persia, Caldea e India, y aún en tierras mucho más antiguas.” (5)

Sin embargo, la declaración explícita de que los rosacruces se originaron en el Antiguo Egipto es obra del fundador de la Orden Rosacruz AMORC: Harvey Spencer Lewis.

Y sobre este asunto, el escritor Gerard Galtier asegura que:

« Más allá de Toulouse, Spencer Lewis hace remontar la tradición de la AMORC al Antiguo Egipto, y en especial al faraón Tutmosis III y al faraón Amenofis IV, llamado Akhenatón, y al igual que otros muchos escritores rosacruces, concede mucha importancia a Cagliostro, asimilando su Rito de Masonería Egipcia a un Rito Rosacruz. »
(La tradición oculta. Madrid, Oberon, 2001)

El propio Spencer Lewis asevera que “el estudio de las escuelas de filosofía o sabiduría arcana en los países orientales (antes de la era cristiana) revela que sólo en un país pudo nacer la organización Rosa-Cruz. Y este país fue Egipto. Al grado que hasta al fortuito estudiante de la historia de Egipto le impresiona la probabilidad del nacimiento de la organización en dicho país”. (6)

Spencer Lewis en Egipto


La Orden AMORC relaciona el origen del rosacrucismo con el faraón Tutmosis III y afirma que la primera convocación del primer Gran Consejo de la Rosacruz se realizó en el templo de Karnak “un jueves por la noche”. (7)

Y en una de sus obras, Harvey Spencer Lewis va más lejos y afirma con una precisión asombrosa que a partir de los “archivos secretos de la Orden” él sabe que la primera reunión rosacruz fue el 10 de abril de 1489 antes de Cristo. (8)

Según la historia que cuenta Lewis:

-      Al final de su reinado (en el año 1447 a. C.) el Consejo rosacruz original constaba de treinta y nueve hermanos y hermanas, y las reuniones ya se habían vuelto regulares y sistemáticas, y se celebraban en una de las salas del templo de Karnak, frente al cual Tutmosis III levantó dos obeliscos para recordar su obra”. (9)

Y posteriormente este faraón habría traspasado el mando de la Orden a su hijo Amenofis II y éste a sus sucesores, hasta que apareció en escena Amenofis IV (conocido como Akhenatón) y quien según Lewis: “no sólo construyó su templo en forma de cruz sino que añadió la cruz y la rosa como símbolos”. (10)

Pero lo cierto es que aunque Akhenatón es conocido por ser el reformador de la religión egipcia ya que promovió un culto monoteísta que adoraba al dios Atón. No se puede afirmar que haya creado una escuela esotérica de índole rosacruz.

Sabemos de la existencia de una auténtica escuela de misterios egipcios a través de los testimonios de viajeros que escribieron sobre Egipto (en particular los griegos y los romanos) pero señalar que esta escuela era “rosacruz” es una afirmación temeraria y que huele más a fantasía que a realidad.

Pero para evitar que los investigadores más serios pudieran remarcar los grandes errores de esta “fábula del origen egipcio”, Spencer Lewis dividió la historia rosacruz en dos versiones:

« La historia de la Fraternidad rosacruz puede dividirse en dos clases generales:
  • La primera es la versión pública, la cual nos ha llegado hasta nuestros días por medio de la palabra oral, así como en definidas referencias, en  antiguos escritos, en pasajes simbólicos, en los rituales y en las enseñanzas. 
  • Pero existe una segunda versión que es la verdadera historia y la cual ha sido corroborada por los registros hallados en las diversas ramas de nuestra organización por el mundo entero.
»  (Preguntas y Respuestas Rosacruces con la historia completa de la Orden)

Y escudándose en la “segunda versión” Lewis revela detalles fantásticos acerca del origen rosacruz en el Egipto de los faraones. Sin embargo cuando Swinburne Clymer le pidió a Lewis que presentara públicamente dichos archivos supuestamente “conservados por la Orden éste se negó y hasta nuestros días AMORC nunca ha mostrado al gran público ningún documento ni argumento contundente para corroborar este origen egipcio.


Viaje a Egipto efectuado por Spencer Lewis en 1929 con varios miembros de su organización





¿QUÉ OTROS ROSACRUCES TOMAN A EGIPTO COMO FUENTE DE INSPIRACIÓN?

De las tres grandes corrientes rosacruces que hay en la actualidad (AMORC, FRA y FRC) solamente la Orden AMORC habla de un origen egipcio. Mientras que Krumm-Heller (fundador de la FRA) se refiere en ocasiones a los misterios egipcios y Max Heindel (fundador de la FRC) habla en ocasiones de Egipto con relación a la tradición judeo-cristiana, pero nunca toman a la cultura egipcia como origen de sus enseñanzas.

E incluso en la actualidad, los dos grupos principales escindidos de AMORC toman distancia de estas afirmaciones fabulosas:

La Orden Rosacruz del Imperator Velayos (la cual se escindió de AMORC) es más cauta a la hora de referirse explícitamente a Egipto, y señala simplemente que “la Orden Rosacruz es heredera espiritual de las antiguas Escuelas de los Misterios que florecieron en Egipto. Babilonia, Grecia, y Roma”. (11)

Mientras que la otra organización, la Confraternidad de la Rosacruz que fue fundada por Gary Stewart (antiguo Imperator de AMORC que fue destituido) se centra en los manifiestos del siglo XVII como punto de partida y aunque utiliza las monografías originales de Lewis como material de estudio, prefiere utilizar públicamente símbolos y referencias acerca de Christian Rosenkreutz y no del faraón Akhenatón.





SUCESORES DE LEWIS QUE SIGUEN CREYENDO EN EL ORIGEN EGIPCIO

Los grupos rosacruces que siguen reivindicando el origen egipcio son esencialmente aquellos que se encuentran en Sudamérica como pequeñas escisiones de AMORC y los principales son:

La Antigua y Mística Rosacruz Arcana (AMRA) que afirma en su página web que “el rosacrucismo se originó en 1489 antes de la era cristiana, cuando un grupo de místicos integrados por hombres y mujeres que estudiaban bajo la dirección del Faraón Tutmosis III decidió constituirse en una orden secreta que se llamó sencillamente Orden o Hermandad”. (12)

Y también la Orden Rosacruz Oriental (ORO) y la Antigua y Tradicional Orden Rosacruz (ATOR) quienes igualmente toman como origen de la tradición rosacruz, el año 1489 a. C. cuando se habría creado “la Gran Fraternidad Blanca a partir de la unificación de los Grados Superiores de las Escuelas de Misterios que había en el Antiguo Egipto”. (13)

Pero también la propia AMORC sigue promoviendo esa mentira, y así por ejemplo, a los alumnos que comienzan el primer grado se les da un folleto titulado Cruzando el Umbral en donde en la portada aparece el sello de Tutmosis III.


Y abajo del sello entre paréntesis ponen "fundador" y más adelante en el folleto escribieron:

« La Orden Rosacruz fue inspirada en las antiguas escuelas de los misterios que organizó en Egipto el faraón Tutmosis III (de la 18va Dinastía alrededor del año 1503 a. C.) y su estructura orgánica se basó en estas escuelas. En ellas se estudiaba sistemáticamente la naturaleza del hombre y la relación que este tiene con el Cosmos. Lo que Tutmosis III estableció fue mucho más que una escuela: fue una Orden Iniciática» (p.3)

(Y este folleto se encuentra firmado por Christian Bernard quien es el actual Imperator de AMORC.)





CONCLUSIÓN

Así como es posible identificar algunas influencias de la filosofía hermética y algunos elementos del Antiguo Egipto en el rosacrucismo tradicional, es imposible afirmar que el origen de la Orden Rosacruz se remonta a la cultura egipto-faraónica. Y más aún, es absurdo señalar fechas específicas y lugares concretos invocando documentos y archivos que nadie ha podido ver y que si fueran reales serían revelados públicamente para asombrar al mundo científico y convencer a todos de la veracidad de las afirmaciones de AMORC.

Siendo así, queda claro que la relación del rosacrucismo con Egipto fue fruto de la imaginación del primer Imperator de AMORC, Harvey Spencer Lewis, quien utilizó el arte y la estética egipcia para publicitar su nueva agrupación esotérica.





OBSERVACIONES

El artículo de arriba fue elaborado por el investigador Frater Ox y publicado en la revista Atenea del año 1, Nº4. Y concuerdo plenamente con su declaración que es falsa esa historia que el rosacrucismo se originó en el Antiguo Egipto y grandes ocultistas como Blavatsky también afirman lo mismo:

« Cometen un gran error aquellos que les atribuyen a los Rosacruces la construcción de las Pirámides de Egipto y otros majestuosos monumentos de la antigüedad, porque en realidad la Hermandad de la Rosa-Cruz no fue fundada sino hasta la mitad del siglo XIII, y a pesar de las afirmaciones del erudito Moshein, su nombre no deriva ni de la palabra latina “ros” (que significa rocío) ni de una cruz que es el símbolo de Lux.

El verdadero origen de la Hermandad Rosacruz puede ser establecido por cualquier estudiante serio y genuino de Ocultismo que viaje a Asia Menor y que sea aceptado por algunos de la Hermandad, y que esté deseoso de dedicar su vida al rompecabezas de descifrar un manuscrito Rosacruz (lo que es la cosa más difícil del mundo) ya que este se encuentra cuidadosamente preservado en la misma Logia que fue fundada por el primer cabalista de ese nombre, pero que ahora sigue otro nombre.

Su fundador fue un Caballero alemán de nombre Rosencranz.

Este fue un hombre que después de adquirir una muy sospechosa reputación a través de la práctica de la Magia Negra, se reformó a consecuencia de una visión.

Y abandonando sus malignas prácticas, hizo un voto solemne y peregrinó hasta Palestina para retractarse públicamente ante el Sagrado Sepulcro y no se oyó más de él hasta que años después la misteriosa Orden de los Rosacruces fue agregada a la familia de los Cabalistas.

¡Como alquimistas y conjuradores se hicieron proverbiales!

Los Rosacruces procuraron combinar juntas las más diversas ramas del Ocultismo y pronto se hicieron célebres por la extrema pureza de sus vidas y sus extraordinarios poderes, así como por su profundo conocimiento del secreto de secretos. »
(Collected Writings I, p.104-106, extractos)


La aseveración de Blavatsky es particularmente relevante porque la investigación que he efectuado sobre ella me ha llevado a concluir que no solamente fue una gran ocultista, sino que también muy probablemente fue una verdadera discípula y mensajera de los Maestros transhimalayicos y por lo tanto ella realmente sí sabía de ocultismo, ya que la enseñanza esotérica que recibió, la recibió directamente de los grandes Adeptos de Shambala y por consiguiente vale mucho la pena prestar atención a lo que dice.

Y esto me lleva a considerar muy seriamente que todo lo que dijo Spencer Lewis acerca de los rosacruces egipcios son puros inventos y eso le da una muy mala reputación como instructor esotérico ya que muestra que no le importaba inventar cosas falsas para satisfacer sus fantasías.



Por otra parte, hay esoteristas más sutiles que afirman que si bien los rosacruces no provienen directamente del Antiguo Egipto, en cambio ellos sí heredaron la enseñanza oculta que guardaban los antiguos ocultistas egipcios.

Pero lamento informarles que eso tampoco es cierto, ya que si bien es verdad que la enseñanza esotérica se ha dado a lo largo de los tiempos. La enseñanza esotérica tal como se dio en el Antiguo Egipto se encontraba en gran medida desaparecida para cuando los rosacruces surgieron y lo que ellos heredaron se encontraba muy distorsionado.

Y a las pruebas me remito, ya que las tres principales corrientes que llevaron la enseñanza egipcia al Occidente fueron:

1)   Los antiguos sabios europeos que estudiaron en Egipto.
2)   Los cabalistas judíos, y
3)   Los discípulos de Hermes Trismegisto.


 Sobre los antiguos sabios europeos que fueron a estudiar a Egipto, Blavatsky dice que:

« El filósofo griego Jámblico narra que Pitágoras habiendo logrado penetrar en los misterios del Templo de Tebas por pura fuerza de energía y atrevimiento, allí obtuvo su iniciación y más tarde fue a estudiar las ciencias sagradas en Egipto durante veintidós años.

Esto permitió que muchos extranjeros fueran posteriormente admitidos para compartir los conocimientos de los sabios del Oriente, los cuales, como consecuencia, divulgaron muchos de sus secretos. Pero desafortunadamente los alumnos occidentales incapaces de preservarlos en su pureza, estos misterios los mezclaron tanto con ficciones y fábulas de la mitología europea que la verdad fue completamente distorsionada. »
(Collected Writings I, p. 104-105)


Sobre la Cábala, Blavatsky señala que:

« Las enseñanzas secretas se habían estado trasmitiendo de manera ininterrumpida a través de la tradición oral. Siendo escrupulosa y celosamente guardadas por los sabios de Caldea, India, Persia y Egipto. Y pasadas de un iniciado a otro, con un extremo cuidado de no alterarlas. Sin embargo, al pasar por Moisés (quien fue iniciado en Egipto) experimentaron algunas ligeras deformaciones.

Y a su vez Moisés habiendo iniciado a su manera y de forma tergiversada a sus “setenta Ancianos”, estos sabios sólo pudieron dar lo que habían recibido, y es de esta forma como se produjo la primera oportunidad para tergiversar la enseñanza y generar interpretaciones incorrectas de los símbolos.

Y así, mientras que la Cábala oriental permanecía en su forma original, la Cábala judía se fue llenando de obstáculos, y las claves para muchos de los secretos (prohibidos por la ley mosaica) fueron malinterpretadas intencionadamente.

Aun así, los poderes conferidos a los iniciados hebreos por el conocimiento cabalístico seguían siendo formidables, y de todos los más renombrados cabalistas judíos, el rey Salomón y su padre David fueron los más poderosos.

Y si bien los primeros Rosacruces aprendieron también sus primeras lecciones de la sabiduría de los maestros orientales [ya que como vimos su fundador Rosencranz estudió largos años en el Oriente antes de regresar a Europa para fundar la Orden de los Rosacruces].  No fue así con sus descendientes directos. Y es por eso que en muchos aspectos, la Cábala de estos rosacruces demuestra ser una versión gemela de la Cábala judía, pero que con el tiempo la fueron deformando aún más. »
(Collected Writings I, p. 110-111. extractos)


 Y sobre las enseñanzas de Hermes Trismegisto, Blavatsky advierte que:

« De los auténticos libros Herméticos, sólo subsiste un fragmento conocido como la “Tabla de Esmeralda” ya que todas las obras compiladas sobre los libros de Toth fueron destruidas y quemadas en Egipto, por órdenes del emperador Diocleciano en el siglo III.  Y todo lo demás (incluyendo los más famosos textos “herméticos” como el Poimandrés) en su forma actual, son meramente recuerdos más o menos vagos y erróneos de diferentes autores griegos y latinos, que frecuentemente no dudaron en hacer pasar sus propias interpretaciones como si fueran fragmentos herméticos genuinos. »
(Collected Writings XI, p. 549)


Conclusión

Vemos por lo tanto que de las tres fuentes que tuvimos para recibir la enseñanza esotérica del Antiguo Egipto, ninguna de ellas se salvó de ser destruida o alterada antes de llegar al Occidente.





NOTAS

  1.  Margaret Bakos: Egiptomania - O Egito no Brasil, Paris Editorial, S.P., 2004.  Este libro dedica un capítulo a analizar las construcciones egipcias de la Gran Logia de habla portuguesa en Brasil. El estudio está firmado por Moacir Elías Santos, Thiago José Moreira y Vivian Noitel Valim Tedardi. (p.117 y ss.)
  2.  Antoine Faivre: L’esotérisme au XVIII siècle, Seghers, París, 1973.
  3.  Helena Blavatsky: A Few Questions to “Hiraf”, Spiritual Scientist, Boston, July 15 and 22, 1875, pp. 217-18, 224, 236-7. Artículo incluido en los Collected Writings”, vol. I.
  4.  Gerard Galtier: La tradición oculta. Madrid, Oberon, 2001.  En esta obra podemos leer que “El Rito Antiguo y Primitivo parece haber sido la gran obra de la vida de John Yarker, quien modificó muchas veces su escala de grados, los cuales desde los primitivos 33 grados (en 1872) pasó después a los 97 grados.  Poco a poco el Rito terminó llamándose Rito de Memphis y Misraim (en 97 grados) pero se trató más bien de una modificación del Rito de Memphis (y más en concreto de la versión del Rito presentada por Marconis de Négre en 1861 en Le Ramean d’Eleusis) que de una fusión real entre Misraim y Memphis, pues no encontramos casi ninguno de los grados de Misraim que habían sido abandonados por el antiguo Rito de Memphis (excepto dos o tres, tales como Caballero del Águila Negra).
      Recordemos que el propio Rito de Memphis era una amalgama del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, del Rito de Misraim y de numerosos grados de inspiración esotérica u oriental”.
  5.  Israel Regardie: The complete Golden Dawn system of magic. Phoenix, Arizona, EE.UU., Falcon Press, 1984. 
  6.  Harvey Spencer Lewis: Preguntas y Respuestas Rosacruces con la historia completa de la Orden. 8va ed. San José, California: Gran Logia Suprema de AMORC, 1979. 
  7.  Orden Rosacruz AMORC, Monografía 1 de Sección Postulantes. 
  8.  Harvey Spencer Lewis: Preguntas y Respuestas Rosacruces con la historia completa de la Orden. 
  9.  Op. cit. 
  10.  Op. cit. 
  11.  www.rosacruz.net 
  12.  www.ordenrosacruz.com 
  13.  www.geocities.com/ordenrosacruzator/historia.htm