Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

¿QUIÉN ES MAITREYA?




Antes de decirles quién es Maitreya, primero deben de saber que cada cierto tiempo (y esto en función de la ley del karma y la ley de los ciclos), la Divinidad desciende a la Tierra para llevar a cabo un trabajo espiritual entre los hombres, el cual generalmente consiste en volverlos a encaminar hacia el sendero de la Luz.

Pero como ese SER Divino es tan elevado, al grado que ya no puede encarnar en un cuerpo físico, esa Divinidad va a necesitar que un iniciado muy avanzado le sirva de “vehículo” en el plano físico.

Y a ese gran Maestro que brinda ese servicio de ser el receptáculo de la Divinidad, se le llama en el Oriente un Buddha (o un Avatar) y en el Occidente se le conoce como un Mesías.


Pues bien, en la tradición budista, Maitreya es el próximo gran Buddha que aparecerá en la Tierra para guiar a la humanidad.


Estatua de Maitreya del segundo siglo

(Hay que remarcar que varias religiones de la China y de la India adoptaron la figura de Maitreya y le han dado otras interpretaciones, pero la versión más genuina es la del budismo.)



¿Y QUÉ DICE EL ESOTERISMO?

La Teosofía coincide con la tradición budista, pero con el detalle que Maitreya no será el próximo, sino el último gran Mesías que vendrá a la Tierra para guiar a la humanidad hacia el Nirvana antes de que la vida llegué a su final en el planeta.

Y así Blavatsky dice:

« La enseñanza budista sobre la futura venida de Maitreya, en realidad se refiere al mismo evento futuro que profetizan las escrituras hindúes con la venida del Avatar Kalki y también a la Soshiosh (o Saoshyant) de la tradición zoroástrica. Todas ellas son simplemente diferentes nombres para un mismo suceso. »
(Glosario Teosófico)


« Maitreya es el nombre con el que designan los budistas al próximo quinto Buddha y que corresponde al Avatar Kalki de los brahmanes. Pero en realidad, en la enseñanza oculta Maitreya es el nombre con el que se designa al último Mesías que vendrá a la culminación de este Gran Ciclo [que es la cuarta ronda].

Él aparecerá como Maitreya Buddha en la séptima Raza-Raíz en donde restablecerá la justicia en la Tierra y será el último de los Avataras y Buddhas.

Por lo que no es en nuestra terriblemente materialista época presente (conocida en el Oriente como la Kali-Yuga – “La Era de la Oscuridad”) que un nuevo Salvador de la Humanidad puede aparecer [y esto debido a que durante la Kali-Yuga la humanidad debe de purgar todo el karma que acumuló en las eras pasadas antes de poder continuar con su evolución espiritual].

Y es por eso que no más “Salvadores de la Humanidad” pueden aparecer en la Tierra en lo que resta de la Kali-Yuga. Además que todas las necesidades de conocimiento y de enseñanza espiritual que los humanos necesitan ya se les han sido otorgadas y corresponde ahora a ellos de hacer el esfuerzo en aplicarlas. »
(La Doctrina Secreta, pág. I:384, I:470 y II:483)


« La tradición budista dice que cuando el señor Buddha oiga la hora llegar, entonces Él enviará a Maitreya a la Tierra y después el viejo mundo será destruido.

Esto corresponde con la tradición gnóstica que dice que cuando el Espíritu de CRISTO haya recogido toda la espiritualidad y toda la Luz [que existe en la materia] y la haya liberado del imperio de Ialdabaôth [que es la ignorancia que yace en la materia y que la gente identifica con “el mal”], entonces la redención se logrará y el fin del mundo llegará. »
(Collected Writings, XIV, p.161)

Y yo añadiría que también corresponde a la tradición cristiana, la cual dice que al final de los tiempos Jesús regresará, vencerá al mal que hay en la Tierra y a todos los justos se los llevará con él al Paraíso.

Y como pueden ver, son diferentes maneras de expresar el mismo evento que va suceder al final de este ciclo evolutivo de la humanidad.



¿Y QUIÉN VA A SER MAITREYA?


No lo sabemos, porque es como si preguntaran:

¿Quién va a ser el próximo presidente?

Cuando llegue el momento se harán las elecciones y el candidato que tenga la mayor cantidad de votos, ese será el presidente.

Pues bien, algo parecido sucede aquí. Y cuando llegué el momento de que el próximo (o el último) Gran Reformador espiritual aparezca en la Tierra, se verá entre los grandes Iniciados cuál es el más apto para cumplir esa labor y ese Adepto será Maitreya.

Por lo tanto comprenderán que es inconsistente hablar de Maitreya como si se tratará de una persona, porque Maitreya no es un individuo específico, sino un puesto de trabajo en el desarrollo de la humanidad. Y además es un puesto que todavía falta muchísimo para que vaya a ser ocupado.




¿Y CUÁNDO APARECERÁ MAITREYA?


Tampoco se sabe, porque cada quien va con su interpretación de lo que dicen los textos religiosos. Siendo además estos muy diversos debido a que con el tiempo se han ido añadiendo inventos.

Los más optimistas dicen que cuando Siddharta Gautama estaba muriendo, profetizó que Maitreya aparecería cinco mil años después de su fallecimiento. Lo que en nuestro calendario correspondería al año 4’457 D.C. (ya que Blavasky menciona que Siddharta murió en el año 543 A.C.)

Pero hay otros que mencionan que será dentro de 30’000 años, otros que dicen que será dentro 427’000 años, otros que señalan que será dentro de 9 millones de años y otros que hablan hasta de 5’670 millones de años…!!!

¿Y qué dice el esoterismo?

Los Maestros no han hablado al respecto, pero dejan entender que faltan entre 20 a 30 millones de años para que la humanidad llegue al final de esta cuarta ronda.




¿ENTONCES POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LA PRÓXIMA LLEGADA DE MAITREYA A LA TIERRA?


Por ignorancia. Porque la gente se deja engatusar por lo que dicen ciertos “guías esotéricos” sin darse la pena de investigar más a fondo esas declaraciones. Y para mostrárselos, a continuación les voy a resumir la historia de las alteraciones que esos individuos han hecho sobre Maitreya.

En el ambiente esotérico, el primero que inventó de que próximamente iba a llegar Maitreya, fue el ex-sacerdote anglicano:

Charles Leadbeater


Inicialmente Leadbeater había tenido que renunciar a su membrecía en la Sociedad Teosófica de Adyar a causa de un escándalo de pederastia. Sin embargo, cuando su colaboradora y amiga Annie Besant tomó la presidencia de dicha Sociedad, ella manipuló para que Leadbeater fuera de nuevo admitido y lo ascendió a una posición prominente, lo que causó el enojo de muchos miembros que en protesta se fueron, pero ni a Besant ni a Leadbeater les importó.

Y Leadbeater sintiendo que tenía pleno control sobre Annie Besant, decidió transformar a la Sociedad Teosófica de Adyar en una secta adventista. Y para ello, al poco tiempo de su readmisión declaró que no era cierto que todavía faltaba mucho para que Maitreya apareciera, y que en realidad gracias a sus poderes psíquicos y de clarividencia, él había descubierto que Maitreya iba a llegar en los próximos años.


En su libro “La Vida Interior” escribió:

« El gran propósito de esta agrupación es de preparar el camino para el nuevo Mesías o como lo llaman en los círculos teosóficos: el próximo advenimiento del Señor Maitreya quien es el gran instructor espiritual de la humanidad y que va a traer una nueva religión a los humanos.

Se acerca rápidamente el tiempo de la proclamación de esta nueva doctrina religiosa que unificará a todas las demás religiones. Y deben de saber que el Señor Maitreya es llamado en Occidente: el Cristo. »
(The Inner Life I, pg. 9, 19 y 151, The Theosophical Press, ed. de 1922)


Como en ese tiempo, la palabra “Maitreya” era poco conocida en Occidente, para atraer al público occidental, Leadbeater dijo que Maitreya y Cristo eran el mismo ser. Por lo que lo llamó:

“El Señor Cristo-Maitreya, el instructor del mundo”

Y según Leadbeater, el Señor Cristo-Maitreya es un alma muy avanzada que vive en un cuerpo físico aquí en la Tierra, en algún lugar de la cordillera del Himalaya, y que había instruido a la humanidad a través de Jesús y ahora iba a volver a hacerlo a través de un nuevo humano que Leadbeater iba a preparar.


En su libro “Los Maestros y el Sendero” Leadbeater escribió:

« El señor Maitreya lleva en la actualidad un cuerpo de la subraza celta, aunque cuando aparezca en el mundo para enseñar a su pueblo (como muy pronto tratará de hacerlo), entonces asumirá el cuerpo preparado para Él por uno de sus discípulos.

Hermosísimo es el rostro del Señor Maitreya, de rasgos firmes y sin embargo suavísimos, con abundante cabellera que como una lluvia de oro, le cae sobre los hombros. Su barba es puntiaguda, como se le representa en antiguas pinturas y sus ojos son de un maravilloso color violado. Parecen dos flores gemelas, dos luceros, dos profundos y santos orificios llenos de las aguas de sempiterna paz.

Su sonrisa es de una inefable dulzura y le rodea un deslumbrante nimbo de luz resplandeciente matizada por el admirable reflejo rosado que siempre brilla en el Señor de Amor.

Podemos imaginarlo sentado en su gran salón frontal de su casa en los Himalayas, en donde se abren varias ventanas que dan a las terrazas y a los jardines, y a lo lejos se divisan las onduladas planicies de la India.  O bien cabe imaginárnoslo vestido de flotante túnica blanca con amplia cenefa de oro, paseando por el jardín para gozar del fresco cuando cae la tarde, entre las hermosas flores que embalsaman el aire con su exquisita fragancia.

Admirable es en toda medida y descripción nuestro bendito Señor el Cristo porque de Él fluye el amor que conforta a millones de almas, y Su voz es la voz que habla como jamás lo hizo hombre alguno, ya que sus docentes palabras dan paz a los ángeles y a los hombres. Y dentro de pocos años, los que andan por los tenebrosos caminos del mundo oirán de nuevo sus palabras y sentirán la influencia del amor de Cristo.

¡Ojalá podamos disponernos a recibirlo cuando aparezca y darle el adecuado recibimiento y fiel servicio! »
(Capítulo II titulado “El cuerpo físico de los Maestros”, 1925)


En ese libro Leadbeater también asegura que el Señor Maitreya:

-      se le ha llamado repetidamente el Instructor de los ángeles y los hombres.
-      que estuvo en Palestina hace dos mil años.
-      que habla perfectamente el idioma pali primitivo.
-      que su discípulo fue el “Maestro Dhruva”.
-      que le sucedió al Señor Buda en el oficio de Bodhisatva.
-      que les recomendó a Leadbeater y a Kuthumi publicar el libro “A los pies del Maestro”.
-      que durante el festival del Wesak sólo a él se le presta en exclusividad el “Cetro de Poder” para dirigir la ceremonia.
-      que invitó a Leadbeater a presenciar la iniciación de uno de los  miembros más jóvenes, ceremonia que el propio Señor Maitreya dirigió.
-      que el maestro Kuthumi y el Señor Maitreya están unidos, pero que aún es todavía más íntima la unión del Señor Maitreya con el segundo aspecto del Logos.
-      que el Señor Maitreya ya ha aparecido ante el mundo dos veces: la primera en la persona de Krishna y la segunda en la persona de Jesús.



Y todas estas afirmaciones que hizo Leadbeater me demuestran que era sumamente charlatán.


¿Por qué?


¡PORQUE TODO ESO ES FALSO!


Para comenzar, como vimos anteriormente, Maitreya no es el nombre de la Divinidad que va a descender, sino el nombre que se le da al próximo (o al último) Gran Maestro que va a manifestar a la Divinidad entre los hombres.

(Aunque hay que remarcar que en algunos textos religiosos, sobre todo en los brahmánicos, tratan a Maitreya como si fuera una deidad porque los hombres tienen esa manía de todo idolatrar.)

Y por consiguiente sería más correcto decir que así como Jesús manifestó a través de su persona a Cristo. De la misma manera Maitreya en el futuro también va a manifestar a Cristo.

Pero Cristo no es un alma elevada que vive en un cuerpo físico y en secreto en los Himalayas como lo quiere hacer creer Leadbeater, sino que es la CONCIENCIA DIVINA que se ocupa de la humanidad y de la creación. Y por consiguiente el Cristo ya no tiene forma debido a que es Esencia Pura.

Y es por eso que Blavaysky dice:

« Cristo es un término simbólico para referirse al Principio Divino puramente impersonal y universal del Espíritu que está presente en todo el Universo. »
(The Secret Doctrine I, p.132)


Y es por eso que el Maestro Pastor dice:

« Quisiera tanto hacer entrar en sus mentes la noción de universalidad y de omnipresencia. Y que comprendan que el Cristo está en todas partes. Y el Cristo está en Jesús, pero también está en Buda y en cada uno de los grandes instructores espirituales que han aparecido para guiarlos.

Comprendan que no se le puede dar un límite a lo que no tiene. Y buscar a Cristo, idolatrando a su forma, es alejarse del lugar donde se encuentra. »
(Conferencia del 24-06-87)


Entonces si quieren tener una visión más correcta de Cristo, no lo visualicen teniendo una forma humana.




Visualícenlo como una ENERGÍA Cósmica y Divina que está dotada de Conciencia, de Inteligencia y de Amor.




Y por consiguiente sería más correcto decir que cíclicamente grandes Maestros como Jesús, han manifestado a la CONCIENCIA DIVINA a través de ellos mismos para ayudar a la humanidad a evolucionar, y de la misma manera lo hará Maitreya cuando tenga que aparecer en la Tierra.



Leadbeater inventó el personaje ficticio del “Señor Cristo-Maitreya” para engatusar a la gente. E hizo más destrozos como a continuación se los voy a contar.

Como vimos, Leadbeater pretendía codearse con los Maestros de la Jerarquía planetaria hasta en los niveles más altos (e incluso hasta con el “Rey” que según él era la presencia del Logos Solar).  Entonces era lógico que ellos le encomendaran encontrar, instruir y preparar al humano que iba a servir de “vehículo” para el Señor Maitreya.

Primero Leadbeater se interesó por el hijo de Weller van Hook, un cirujano de Chicago quien había sido cómplice de Annie Besant para readmitir a Leadbeater, y en compensación ella lo nombró Secretario General de la Sociedad Teosófica Adyar de los Estados Unidos. Incluso hasta Leadbeater se había llevado al muchacho a la Sede central en la India para un “entrenamiento especial”.

Pero en 1909 conoció a un joven indio de 14 años llamado Krishnamurti y declaró que ese muchacho iba ser el vehículo que el Señor Maitreya usaría para enseñar al mundo.


Sin embargo, cuando Krishnamurti a los 19 años mostró que no iba a ser tan fácilmente manipulable, “casualmente” entonces Leadbeater encontró a un nuevo prospecto para ser Mesías en otro joven hindú de trece años llamado Ragopal, pero para infortunio de Leadbeater su nuevo candidato no prosperó porque Krishnamurti era ya muy conocido.

Cada vez el asunto se fue volviendo más grotesco como cuando le designaron a Krishnamurti sus doce apóstoles (ver link).


Lo que hizo que muchos miembros se salieran porque no estaban de acuerdo con lo que se había convertido la Sociedad Teosófica, pero el sensacionalismo atrajo a mucha más gente y si en 1911 había 16’000 miembros, para 1929 ya eran 60’000.

Al principio Krishnamurti se creyó todo el asunto, pero a medida que fue creciendo física y espiritualmente, se dio cuenta que todo eso era falso, al grado que a los 34 años: abolió la organización que lo veneraba, rechazó las ideas de Leadbeater y Besant, y renunció a la Sociedad Teosófica para volverse un libre pensador.



Leadbeater repudió a Krishnamurti, diciendo que había sido un Mesías fallido y siguió profesando que el Señor Maitreya pronto regresaría, aunque a partir de entonces se mantuvo nebuloso con los detalles de su llegada. Y además le añadió una pareja porque anunció que también vendría la “Madre del Mundo” a través de una joven india que según él, era el vehículo elegido por la Virgen María para volver a la Tierra.

(O sea que el tipo ya estaba completamente perdido en sus delirios)

Leadbeater murió pocos años después, pero desafortunadamente nuevos embusteros retomaron el invento de “la pronta llegada del Señor Cristo-Maitreya”.


(luego termino el capítulo)