Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

BUDA VISTO ESOTÉRICAMENTE




(Observación: “Buddha” es la trascripción original, mientras que “Buda” es la adaptación castellanizada, y en el blog utilizo las dos formas según más convenga.)


Todos conocen la historia de Buda, el joven príncipe que todo lo tenía y abandonó todo para ir en búsqueda de la iluminación, y habiéndola encontrado, se volvió uno de los más grandes sabios que ha conocido la humanidad. Sin embargo en la Teosofía he encontrado información poco conocida que esclarece más sobre ese gran ser.



LA CRONOLOGÍA DE SU VIDA

Al respecto Blavatsky dice:

« De acuerdo a la cronología china, Gautama Siddharta nació en el año 1024 A.C., pero de acuerdo a las crónicas singaleses, Gautama nació el 8º día de la segunda (o cuarta) luna, en el año 621 antes de nuestra era.

Él huyó del palacio de su padre para convertirse en un asceta, en la noche del 8º día de la segunda luna, en 597 A.C. y habiendo pasado seis años en meditación ascética en Gaya, y dándose cuenta que la tortura física era inútil para lograr la iluminación, decidió tomar un nuevo sendero hasta que alcanzó el estado de Bodhi [que es un estado de culminación en donde se alcanza el conocimiento espiritual de manera intuitiva].

Se convirtió en un pleno Buddha en la noche del 8º día de la doceava luna, en el año 592 A.C. y finalmente alcanzó el Nirvana en el año 543 A.C. Esto de acuerdo al budismo del sur. »
(Glosario teosófico)

« Cronológicamente los budistas del sur están en lo correcto en datar la muerte de Buda en el año 543 A.C. Pero los Chohanes tibetanos que poseen todos los documentos relacionados con los últimos 24 años de la vida externa e interna del Buda (y de la cual ningún filósofo conoce nada) pueden mostrar que no hay una verdadera discrepancia entre las cronologías tibetanas y las cronologías ceilanesas, tal como lo afirman los investigadores de las religiones del Oriente.

Lo que pasa es que para el profano, Buda nació en el año 68 de la era burmesa de Eeatzana, establecida por Eeatzana (Anjana) Rey de Dewadaha. Mientras que para el iniciado, Buda nació en realidad en el año 48 de esa era, en un viernes de la luna creciente de mayo.

Y fue en el año 563 antes de la cronología cristiana que Buda alcanzó su pleno Nirvana, muriendo en realidad (como es afirmado correctamente por Mahavansa) en el año 543 A.C., en el mismo día en que Vilaya desembarcó con sus compañeros en la isla de Ceilán [actualmente Sri Lanka] tal como fue profetizado por el  propio Señor Buddha. »
(Colected Writings, vol. V, p249)

« [Pero esta diferencia en la edad de su vida se debe porque] de acuerdo a la enseñanza esotérica, Buda vivió en realidad cien años, aunque habiendo alcanzado el Nirvana a los ochenta años, fue considerado como alguien muerto para la gente en la Tierra. »
(CW, XIV, p395-396, 405n)


En resumen

Cada investigador y cada pueblo ponen sus fechas sobre la vida de Buda, pero dado que mi investigación me llevó a concluir que Blavatsky es muy probablemente una verdadera iniciada y fue una genuina mensajera de los Maestros, considerando que probablemente su cronología sea la verídica y la cual resumo a continuación:

  • Gautama Siddharta Nació en el año 623 A.C. 
  • Abandonó su vida de príncipe para convertirse en un asceta a la edad de 24 años. 
  • Se convirtió plenamente en un Buddha en el año 593 A.C., a la edad de 30 años. 
  • Alcanzó el Nirvana en el año 563 A.C., a la edad de 60 años. 
  • Alcanzó el 7º grado de Nirvana en el año 543 A.C., a la edad de 80 años y para la gente, falleció en ese año. 
  • Pero en la enseñanza esotérica se dice que siguió viviendo hasta los 100 años, antes de partir de la Tierra en el año 523 A.C.

Blavatsky no precisa cómo vivió durante esos últimos 20 años, pero yo sospecho que después de su fallecimiento, Buda permaneciendo con su cuerpo astral en la Tierra durante dos décadas más, pero ya en secreto, atendiendo asuntos de la Logia de los Maestros.

Y esto lo sospecho, porque tanto Blavatsky como el Maestro Kuthumi mencionan que Gautama Buddha fue un discípulo y luego un Adepto de la Hermandad de los Maestros Trans-himalayicos.




EL APRENDIZAJE OCULTO DE GAUTAMA


« El Señor Buddha nunca fue un ermita excepto durante los primeros seis años de su vida ascética, que fue el tiempo que le llevó para entrar plenamente en el Sendero del desarrollo espiritual. Al séptimo año de sus ejercicios de abstinencia y meditación solitaria, comprendió que el camino hacia el Nirvana no era por ahí y se sentó para su transformación por seis días más y en el séptimo día del segundo mes obtuvo la iluminación. »
(CW, XI, p 346-347)

« Sin embargo, no inventó su filosofía, ya que aunque siendo filantrópico por naturaleza, sus ideas se desarrollaron y maduraron mientras se encontraba bajo la tutoría de Tirthankara, el famoso gurú del movimiento espiritual jaina»
(Isis sin velo, II, p322)

« Gautama “el sabio” alcanzó la buddheidad a través de un largo curso de estudio, meditación e iniciaciones, como cualquier otro Adepto tendría que hacerlo, sin perder ni un solo peldaño de la escala que sube hacia el arduo “Sendero de la perfección”.

Él se convirtió en un Buddha por medio del esfuerzo y meritos personales, y después de haber tenido que experimentar todas las penalidades por las que pasa cualquier otro neófito, y no en virtud de un nacimiento divino como algunos lo sugieren. »  (CW, XIV, p400)

(Y es que al igual que como sucede con en el catolicismo, las castas sacerdotales buscan divinizar a esos grandes guías espirituales para que la gente los adore [y las iglesias se aprovechen de esa idolatría]. Pero la realidad es que esos grandes Adeptos son tan humanos como nosotros, sólo que a través de sus esfuerzos personales han logrado adelantarse mucho en el sendero de la evolución.)

« Gautama fue alumno de la Antigua Escuela Secreta situada en los Himalayas (Shambala) la cual es la progenitora de todas las otras escuelas esotéricas, y la cual había sido establecida más allá de los Himalayas muchas edades antes de la aparición del budismo. »  (CW, XIV, p435)

« Udra Ramaputra fue hijo de Rama y un brahmán quien fue por algunos años el maestro espiritual de Gautama Buddha. »
(Glosario teosófico: Udra)

« Después de su iniciación en los misterios, por el viejo Brahmán. Su Gurú renunciando a los dioses, divinidades y a una deidad personal, porque sintiendo que el sendero de la salvación no se encontraba en dogmas vanos y en el reconocimiento de una deidad afuera de uno mismo, renunció a toda forma de teísmo y se convirtió en Buddha (que significa el iluminado”)»  (CW, IV, p100)




EL DESARROLLO OCULTO DE BUDA COMO ADEPTO


En el esoterismo, los Adeptos son los humanos que se han adelantado mucho en la evolución y que por consiguiente ya han entamado el camino iniciático del Poder energético y del desarrollo de la Conciencia. Y sobre el Señor Buddha, el Mahatma Kuthumi menciona que:

« Él logró el nivel de desarrollo que alcanzarán los humano en la sexta ronda. Y al haber recorrido con tan buen éxito la carrera en sus encarnaciones anteriores, sobrepasó incluso a sus predecesores. Sin embargo un hombre como éste únicamente se encuentra en un billón de creaturas humanas.

Él difería de los otros hombres tanto en su apariencia física como en su espiritualidad y conocimiento.

Sin embargo, incluso él, solamente pudo interrumpir temporalmente su ciclo de encarnaciones en el planeta, y cuando los hombres entren en el Nirvana después de haber alcanzado el nivel de desarrollo de la sexta ronda, y luego regresen para entamar el ciclo de desarrollo de la séptima ronda. El gran Maestro Buddha tendrá que reunirse con ellos.

Solamente que, y puesto que para ayudar a la salvación de los humanos, él renunció a la bienaventuranza y el descanso que procuran el Nirvana. Él renacerá en un grado mucho más elevado. Y hasta entonces, él cobijará bajo su influencia cada decimilenio (o mejor digamos y añadamos que él ya ha cobijado) a un individuo escogido, el cual generalmente trastorna el destino de las naciones. »
(Carta Mahatma 17, p117)


Para que comprendan lo que quiso decir el Maestro Kuthumi, se los voy a explicar más en detalle.

Como se los he dicho en varias ocasiones, los humanos están (y esto a través de las innumerables reencarnaciones que efectúan) los humanos están en un proceso evolutivo que los llevará a volverse seres divinos plenamente desarrollados, los cuales en el siguiente ciclo cósmico dirigirán y se ocuparán de una parte de la Creación.


(Esto lo detallo en el capítulo rondas: desarrollo del hombre)

Ahora bien, este desarrollo no se hace de un solo trecho, sino que se divide en siete etapas que la teosofía llama “rondas”. Y al final de cada ronda, la humanidad entra en el Nirvana en donde va a vivir en la bienaventuranza divina hasta que termine su periodo de descanso y las almas humanas regresen a la manifestación para entamar una nueva etapa de desarrollo en el planeta.


Para darles una analogía: imaginen que estuvieran en primaria y que su escolaridad durara siete años, y al final de cada año escolar se fueran de vacaciones, para luego volver a la escuela, pero esta vez entamar un grado superior:

- 1º de primaria – vacaciones
- 2º de primaria – vacaciones
- 3º de primaria – vacaciones
- 4º de primaria – vacaciones
- 5º de primaria – vacaciones
- 6º de primaria – vacaciones
- 7º de primaria – vacaciones

Y
luego viene un nuevo ciclo escolar pero esta vez a nivel superior de secundaria
.

Pues bien, con vuestra evolución cósmica sucede algo parecido:

- 1ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 2ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 3ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 4ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 5ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 6ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana
- 7ª ronda en la Tierra – estancia en el Nirvana

Y luego
viene un nuevo ciclo de desarrollo, pero esta vez a nivel solar (mientras que la evolución como humanos se hizo a nivel planetario).

_ _ _

Actualmente los humanos en su inmensa mayoría se encuentran en el nivel de desarrollo de la cuarta ronda. Y desafortunadamente todavía falta muchísimo para que termine esta etapa de evolución y los humanos entren de manera masiva en el Nirvana.

Sin embargo, aquellos que por sus esfuerzos aceleran su evolución, van a lograr entrar en el Nirvana antes que los demás. Y por lo tanto van a disfrutar del Nirvana por mucho más tiempo.

Retomado nuestra analogía, imaginen que hay alumnos de cuarto de primaria que se esfuerzan mucho por estudiar y por consiguiente pasan con éxito los exámenes antes de tiempo y se van de vacaciones mucho antes que los demás. Estos estudiantes van a disfrutar de sus vacaciones por mucho más tiempo, aunque cuando termine el periodo estival, ellos van a tener que regresar a la escuela para comenzar el quinto de primaria, como sus demás compañeros.

Y de la misma manera sucede en la evolución terrestre. Y es por eso que el maestro Kuthumi explica que:

« Esta cansada sucesión de reencarnaciones, por lo siglos de los siglos debe de recorrerse de un extremo al otro, hasta que el ser humano alcance el final de la séptima ronda, o logre en el ínterin el nivel de desarrollo de un Arhat, luego el de un Buddha, y quede así liberado por una ronda o dos. »
(CM25, p.196)

En el budismo esotérico, un Arhat es un humano que ha vencido los apegos y las debilidades del ego. Y un Buddha es aquel que alcanza el nivel de iluminación que le permite entrar en el Nirvana.

Sin embargo, hay dos tipos de Buddhas:

  • Los Budas egoístas que entran en el Nirvana sin importarles el sufrimiento de los demás. 
  • Y los Budas de Compasión que por amor a la humanidad, posponen su entrada hasta el final de la ronda para así poder permanecer cerca de los humanos y ayudarlos a liberarse del sufrimiento en el que se encuentran.

(Y es que deben de saber que una vez que entran en el Nirvana, desparecen del mundo manifestado y ya no hay forma que puedan hacer algo por los humanos.)

(Estos dos tipos de budas los detallo en el capítulo: entrada a Nirvana: Buda egoísta vs Buda de compasión)


Retomando nuestra analogía, imaginen que uno de los estudiantes que ya pasó con éxito los exámenes (y puede por lo tanto ya irse de vacaciones) sin embargo por bondad, renuncia a ese premio, y sigue yendo a la escuela aunque ya no sea necesario. Pero lo hace para ayudar a sus compañeros.

Y así, muchos alumnos que no eran muy buenos estudiantes, y que por consiguiente estaban teniendo malas notas y por lo tanto arriesgaban reprobar el año escolar, gracias al apoyo de este joven que los ayuda con sus estudios, estos alumnos poco brillantes logran pasar también los exámenes e ir al grado superior.

Pues bien, el sacrificio que hacen los Budas de compasión es parecido, aunque en una escala mucho mayor, porque no estamos hablando de algunos meses que es lo que dura el año escolar, sino de cientos y cientos de miles de años que es lo que todavía falta para que termine esta cuarta ronda. Y durante todo ese larguísimo tiempo, estos grandes iniciados acompañan a la humanidad en su sufrimiento.


Al respecto, el teósofo G. de Purucker dice:

« Los Budas de compasión habiendo ganado todo, habiendo ganado el derecho a la paz y la bienaventuranza divina, ellos renuncian al Nirvana por largos eones para poder regresar como Hijos de la Luz con el fin de ayudar a la humanidad. Y de hecho la ayudan mucho, ya que a parte de estar continuamente irradiando energía e impulsos espirituales hacia la Tierra, para de manera sutil influenciar a los humanos a hacer el bien. Ellos también crean una barrera vibratoria alrededor del planeta que protege a la humanidad de muchos males.


(Y es que sin los Budas de compasión, las catástrofes que se abaten sobre los humanos serían aún mucho peores de lo que ya sucede.)

Los hombres poco saben del amor inmenso que impulsa las almas de aquellos que asumen la Gran Renunciación durante inconmensurables tiempos, y esto con el objeto de permanecer cerca de la Tierra y ayudar a sus semejantes.

Los Budas de compasión permanecen desconocidos, sin recibir agradecimiento, siempre silenciosos, compasivos, trabajando continuamente y observando a los otros iniciados pasar por delante de ellos para ir hacia el Nirvana, ya que el desplazamiento del río de vidas sigue moviéndose despacio en su recorrido interminable.

Sin embargo estas nobles y grandes almas permanecen firmes como pilares de luz, y aunque saben que un día su recompensa vendrá (y será una recompensa extraordinaria que pocos pueden imaginar). Ellos no piensan en ella y sólo piensan en ayudar, perdurando y perdurando en su labor.

Los Budas de compasión existen en distintos grados de desarrollo. »
(Occult Glossary y Las Cuatro Estaciones Sagradas, cap. 3 y 4)


Vemos que los Budas de compasión hacen un inmenso sacrificio para ayudar a la humanidad, y Gautama es uno de los más elevados a nivel humano (si no es que el más elevado) ya que mientras que los Maestros “solamente” han alcanzado el nivel de desarrollo que alcanzarán los humanos en la quinta ronda (lo pongo entre comillas porque ya quisiera yo tener ese nivel). Gautama se fue hasta el nivel que tendrán los humanos en la sexta ronda!!!

Y es por eso que el Maestro Kuthumi dice que Buddha sobrepasó incluso a sus predecesores. Y añade que ese desarrollo fulminante hizo que el Señor Buddha se volviera “el patrón de todos los Adeptos, reformador y codificador del sistema oculto.” (CM 9, p43)

En otras palabras, se volvió el jefe de la jerarquía de los Maestros, ya que un iniciado toma el puesto que le corresponde con el nivel de desarrollo que ha alcanzado y Buddha habiendo sobrepasado a todos los demás Maestros, por consiguiente se volvió su dirigente.

Sin embargo ese desarrollo tan espectacular es algo sumamente inédito, ya que Kuthumi añade que:

« Nuestro Señor Buddha (como un ser de la sexta ronda) no hubiese aparecido en nuestra época, por grandes que fuesen sus meritos acumulados en renacimiento anteriores, de no haber sido por un misterio, ya que los individuos no pueden aventajar a la humanidad de su ronda por más de un intervalo, porque eso es matemáticamente imposible. Y solamente Buddha forma una excepción a esa regla en virtud de ese misterio. »
(CM15, p96)




LOS PODERES DESARROLLADOS POR EL SEÑOR BUDDHA


Ese “misterio” para mí también es un misterio, así es que no me pregunten al respecto. Pero lo que sí sé es que ese nivel le ha permitido al Señor Buddha alcanzar proezas muy elevadas y superiores a las que pueden efectuar la mayoría de los Adeptos, como lo señala el propio Kuthumi:

« Cuando nuestro gran Señor Buddha alcanzó primero Nirvana en la Tierra [aunque no entró en el Nirvana para permanecer cerca de los humanos como un Buda de compasión], su espíritu se volvió cósmico, es decir que su espíritu podía recorrer a un mismo tiempo y con plena conciencia, los espacios interestelares y continuar a voluntad en la Tierra, en su cuerpo original.

Y la razón de esto se debe porque su Sí divino se había desembarazado tan completamente de la materia, que podía crear a voluntad un substituto interior para sí mismo y dejarlo en la forma humana durante días, semanas y a veces años, sin afectar de ningún modo por este cambio ni el principio vital, ni la mente física de su cuerpo.

Y es que muchos son los que se abren paso a través del huevo áurico, pero pocos son los que una vez afuera son capaces cuando están fuera del cuerpo de ejercer plenamente su Nirira Namastaka (que es la capacidad que tienen los Adeptos más avanzados de producir un substituto de ellos mismos que funcione como su persona al interior de sus cuerpos).

Y esto se debe porque la vida consciente en el Espíritu divino es tan difícil para algunos iniciados, como lo es nadar para algunas personas. Sin embargo, el Señor Buddha puede lograrlo y por consiguiente habitar al mismo tiempo en otras regiones del Universo.

Por cierto que esa es la forma más elevada de Adeptado que puede esperar un hombre sobre nuestro planeta. Pero es tan rara esa proeza como los Buddhas mismos, siendo el último en lograrlo Tsong-kha-pa de Kokonor (en el siglo XV) quien fue el reformador del lamaísmo. »  (CM9, p43-44)

Permítanme explicárselos:

La conciencia de los humanos comunes sólo permanece despierta en el plano físico, mientras que en los otros planos los humanos permanecen inconscientes fuera de algunas excepciones.

Aquellos que se han entrenado lo suficiente son capaces de viajar y permanecer conscientes en el plano astral.

Los grandes iniciados son capaces de viajar y permanecer conscientes en el plano mental.

Pero aquellos que logran permanecer conscientes en su naturaleza más elevada que es su Espíritu divino (lo que los teósofos llaman Atma) son capaces de ir a planos de existencia que son inaccesibles para el resto de los humanos.



Y quien logra viajar a esos planos superiores de existencia, puede también ir a todas las partes del Universo. Pero es algo que está más allá de las capacidades de la mayoría de los Adeptos, y es por eso que el Mahatma Kuthumi añade que:

« Nosotros [los Maestros] sabemos lo que sucede dentro y hasta el límite extremo, al borde mismo del velo cósmico, debido a la experiencia personal. Pero en cuanto a la información recogida sobre lo que tiene lugar más allá, estamos en deuda con los Espíritus planetarios [que son las Inteligencias divinas que dirigen los planetas] y con nuestro bendito Señor Buddha. »  (CM22, p138)


Estas capacidades superiores a las capacidades que tienen los Adeptos, fueron las que le permitieron a Buddha reformar y codificar el sistema oculto que rige a la Hermandad de los Maestros. Y también el hecho que sus facultades extranormales estuvieran plenamente activas, como lo señala el Mahatma Kuthumi en una carta que le escribió al coronel Olcott y en donde dice:

« Vengo a ti, no sólo de manera espontanea y por mi propio deseo, sino también por órdenes del Maha Chohan [del “Gran Jefe”], para cuya percepción interior, el futuro yace como un libro abierto. »

O sea que por lo que menciona Kuthumi, el Señor Buddha puede ver lo que va a suceder en el futuro con toda claridad. Algo que por cierto no es nada fácil de lograr, ya que la mayoría de los humanos que tienen despierto el don de la premonición, sólo pueden ver pequeños vistazos de lo que va a suceder en el futuro cercano. Y los más entrenados (como por ejemplo Nostradamus) sólo pueden ver instantes de lo que sucederá en el futuro lejano. Pero Buddha puede ver el futuro “como si fuera un libro abierto”.

(O sea que mientras que los brujos y magos se la pasan trabajando arduamente para desarrollar sus poderes ocultos. Buddha, quien se concentró en alcanzar la iluminación [y no los poderes] puede lograr proezas que incluso la mayoría de los grandes Adeptos no pueden lograr.

Y esto me sirve para ilustrarles por qué los Maestros insisten tanto en que se olviden por el momento en querer desarrollar sus poderes y mejor se concentren en evolucionar.

Porque si buscan desarrollar sus facultades paranormales, pero vuestro ser sigue todavía siendo dominado por vuestra naturaleza inferior, entonces se encaminan hacia la catástrofe.

En cambio, si se concentran en desarrollar vuestras virtudes y vuestra espiritualidad, entonces los poderes paulatinamente se van a despertar de manera natural y sin correr riesgos.)





EL DESARROLLO DEL SEÑOR BUDDHA EN EL FUTURO


Pero regresemos a nuestro tema principal. Entonces, al haberse vuelto un Buddha y alcanzar el Nirvana, Siddharta ya no requirió reencarnar más. Sin embargo renunció entrar en el Nirvana para permanecer cerca de la humanidad ayudándola como un Buda de compasión.

Pero como además ya alcanzó también el nivel de evolución que tendrán los humanos en la sexta ronda, él no va a necesitar proseguir con la evolución en la Tierra hasta que los humanos comiencen con la séptima ronda en donde ya se desarrollarán como “Seres de Luz”.


Sin embargo, por el sacrificio que hizo el Señor Buddha al postergar hasta el final, la bienaventuranza y el descanso que procuran el Nirvana. En ese entonces Él regresará a la Tierra en un grado mucho más elevado que el resto de la humanidad de la séptima ronda. Y en el siguiente ciclo cósmico tomará su lugar establecido entre los Dhyani-Chohanes (que son los seres divinos que supervisan el universo) mientras que el resto de la humanidad tomarán puestos menos elevados.

(Para usar términos que ustedes conocen mejor, digamos que los humanos en el siguiente ciclo cósmico se van a desarrollar como ángeles, mientras que el Señor Buddha se va a desarrollar como Arcángel.

Pero no consideren esos términos como los concibe la imaginación popular, ya que Pastor menciona que los ángeles son seres tremendamente poderosos y es por eso que deben de atenuar su irradiación al máximo cuando se acercan a la Tierra, porque de lo contrario podrían quemar a los humanos con su intensidad.

Y Pastor menciona que los arcángeles son seres todavía más poderosos, ya que con el simple sonido de su voz podrían provocar temblores.)





EL ELEGIDO DEL SEÑOR BUDDHA



Algo que me intriga, es lo último que menciona Kuthumi:

« El Señor Buddha cobijará bajo su influencia cada decimilenio (o mejor digamos y añadamos que él ya ha cobijado) a un individuo escogido, el cual generalmente trastorna el destino de las naciones. »

Así como yo lo entiendo, Buddha cuidará más particularmente de uno de los miembros de la jerarquía de los Maestros (ya que él es el jefe), y cuando este Adepto venga a la Tierra producirá un gran impacto en los pueblos, y esto ya ha sucedido.

Y aquí yo les pregunto:

¿A quién conocen que haya producido un efecto así?


Y por lo que dice el Maestro Kuthumi, pasarán diez mil años para que vuelva a venir a la Tierra otro ser con ese nivel de luminosidad y que tenga ese impacto en las sociedades.







LA OPINIÓN DE LOS MAESTROS SOBRE BUDA


Los Maestros muestran un gran respeto y admiración hacia el Señor Buddha. Así por ejemplo, el Maestro Kuthumi:

« En los (verdaderos) templos budistas no se adora a un dios o dioses, sino sólo se venera la memoria tres veces sagrada del hombre más grande así como el más santo que jamás haya vivido. Y también en esos templos nuestros lamas honran la fraternidad de los Bikkhus establecida por nuestro Bendito Maestro en persona.

Sin embargo, confieso que aún no estoy exento de algunos de los apegos terrenales, ya que todavía me atraen ciertas gentes más que otras. Y la filantropía universal, como la predicó nuestro Gran Patrón (conocido también como “El Salvador del Mundo” o “El Maestro del Nirvana y la Ley”) no ha logrado deshacer en mí las preferencias individuales de amistad para algunas personas, o de amor para mis parientes más cercanos, ni el ardiente sentimiento de patriotismo para el país en el cual fui materializado por última vez [que es la India]. »
(CM10, p.58 y 8, p33)


Y el Chohan Serapis (quien es el jefe de la sección a la que pertenecen los Mahatmas Kuthumi, Morya y sus discípulos) también se muestra muy respetuoso, ya que en una carta dice:

« Nosotros somos los devotos seguidores de ese espíritu encarnado de abnegación absoluta, de filantropía, de bondad divina, al igual que de todas las virtudes más elevadas que es posible alcanzar en esta tierra de sufrimiento, me refiero del hombre que se sacrificó por la humanidad: Gautama Buddha. »
(Cartas de los Maestros de Sabiduría, Primera serie, p.2-10)





LA ENSEÑANZA DE BUDA


Aunque Buda no escribió, sus discípulos compilaron sus enseñanzas haciendo una voluminosa obra de ello.

Y es por eso que Blavatsky menciona que:

« Hay 325 volúmenes del Kanjur y del Tanjur que son los textos sagrados de los budistas del norte. Y se nos dice que el canon sagrado de los budistas del sur contiene 29’368‘000 cartas en la Saddharmalamkara (lo que equivale a cinco o seis veces el contenido de la Biblia).

Pero eso es sólo una pequeña parte de lo que hubo, ya que la historia preservada por las escuelas budistas del sur y del norte, narran que el canon sagrado budista comprendía originalmente de 80’000 a 84’000 opúsculos, pero debido a que la mayor parte se perdieron, sólo quedaron unos 6’000. »
(La Doctrina Secreta I, p.XXVII)

Sin embargo, eso sólo corresponde a la enseñanza exotérica (o sea pública) que impartió el Buda a la gente. Pero también impartió una enseñanza esotérica (o sea mantenida oculta) para un grupo selecto de discípulos.

« Verdaderamente, las porciones secretas del Dan o Janna (Dhyan) de la metafísica de Gautama. Grandiosas como pueden parecerle a alguien desconocedor de los principios de la Religión de la Sabiduría de la Antigüedad. No son más que una pequeña porción del todo.

Y es porque el Reformador Hindú limitó sus enseñanzas públicas a aspectos puramente morales y psicológicos de la Religión de la Sabiduría, a la Ética y solo en lo referente al ser humano.

En cambio, el gran Maestro dejó sin abordar completamente en sus instrucciones públicas las cosas “invisibles e incorpóreas”, así como el misterio del Ser afuera de nuestra esfera terrestre, reservando las Verdades recónditas para un círculo selecto de sus Arhats.

Estos últimos recibieron su iniciación en la famosa gruta Saptaparma cerca del monte Baibhar. Y para los curiosos, les informo que esta gruta estaba en Rajagriha, que era la antigua capital de Moghadha»
(La Doctrina Secreta I, p.XX)





SOBRE LA MUERTE DE BUDA


« En la narración que se da sobre la vida de Gautama Buddha, él muere a la edad avanzada de ochenta años, y pasa de la vida a la muerte apaciblemente con toda la serenidad de un gran santo.

Sin embargo, no es así en la interpretación esotérica y autentica, la cual revela el verdadero significado de la aseveración profana que dice que Gautama muere por haber comido demasiado puerco.

Y ahí yo les pregunto:

¿Cómo es que alguien que predicó que el matar animales es el más grande pecado, y que además era un perfecto vegetariano, murió por haber comido puerco?

Es algo que los estudiosos occidentales del Oriente nunca se cuestionan, e incluso algunos de ellos hacen burla del supuesto suceso.

Pero la simple verdad es que ese relato es puramente alegórico y por lo tanto No hay que interpretarlo de manera literal.

El arroz representa “el fruto prohibido” el cual también se menciona en la Biblia en donde los católicos lo representan en la forma de una manzana. Pues bien, los orientales representan al “fruto prohibido” en la forma de arroz. Y el puerco representa las enseñanzas brahmánicas.

Por lo tanto no es por haber comido puerco que murió Buda, sino por haber divulgado algunos de los conocimientos ocultos brahmánicos, después de lo cual, viendo los malos efectos que esa revelación provocó sobre algunos de sus discípulos que no fueron dignos de recibir dichos secretos, él prefirió en vez de entrar en el Nirvana, permanecer cerca de la Tierra a fin de ayudar a la humanidad a progresar.

[Y Blavatsky, en otra ocasión, detalló más sobre este asunto]

El plato de arroz y la carne de oso (que posteriormente se cambió en la narración por carne de puerco) se refieren al Brahmanismo. Ya que la enseñanza esotérica explica que la leyenda de los Adeptos del sendero de la izquierda que en la fabula por medio de artes mágicas, habían inducido a Buda a comer el platillo de carne de oso con arroz, esos Adeptos corresponden a los Brahmanes.

El arroz era llamado “arroz tsale” y simboliza “el fruto prohibido” del Antiguo Testamento y la carne de oso simboliza el Brahmanismo, ya que en la mitología brahmánica, Vishnú asumió en su primer Avatar, la forma de un oso, para así “levantar la Tierra sobre la superficie de las aguas del espació” [que es una forma alegórica de expresar la formación de la creación].

Y en la leyenda se dice que los Tantrikas originales son los descendientes (como también lo son los dugpas) de aquellos brahmanes que como dice la mitología, vinieron del mundo celeste a la Tierra, pero por comer el arroz tsale, perdieron todos sus poderes celestiales y se convirtieron en simples hombres mortales.

La explicación de todo esto es simplemente que el Brahmanismo de la mano izquierda (o sea el camino iniciático que busca desarrollar los poderes ocultos en vez del conocimiento divino) prevaleció en la Tierra.

Y en la leyenda budista, Kunda (o Tzonda como lo llaman los tibetanos y birmanos) le pide permiso a Buda para prepararle una comida a él y a sus discípulos, y para ello mata a un oso (o a un cerdo según el lugar donde se cuente). Algo que está estrictamente prohibido por la ley budista. Y lo adereza con arroz, al cual los devas le infunden perfumes de lo más deliciosos, y también prepara otros platillos de lo más esquicito.

Cuando Buda viene hacia Tzonda (o Kunda), Buda elije el puerco y el arroz. Y sabiendo las consecuencias de su elección. No permite que sus discípulos lo coman, ya que dijo que nadie salvo él mismo podría digerir tal comida. Por lo que le ordena a Tzonda que entierre el resto en la tierra, para que nadie más fuese a comer de ello, e inmediatamente después Buda se puso enfermo.

Yo diría que el significado de todo esto es bastante claro cuando se tiene el conocimiento esotérico para comprenderlo. Ya que efectivamente nadie pudo después del Señor Buddha, predicar la Buena Ley (pero manteniéndose estrictamente con lo esencial de la Enseñanza secreta sin divulgar nada de ella) entregándole una parte al público, pero dejando el corazón de la enseñanza a los pocos elegidos que se hicieron dignos de recibirla»
(CW, XIV, p.85n y Cartas de Blavatsky a Sinnett, p.241-242)

Y en la Doctrina Secreta, Blavatsky hizo un resumen de este asunto:

« La biografía alegórica que se hace de Gautama Buddha, presenta a este gran Sabio muriendo por una indigestión de “puerco y arroz”. Esto es una referencia simbólica a su nacimiento ocurrido en el periodo conocido como “el Kalpa del Puerco (Varâha) en donde Vishnú tomó la forma de este animal, para sacar “a la Tierra de las aguas del espacio”.

Ahora bien, como los brahmanes dicen descender directamente de Brahma, y de cierta manera están identificados con él. Y como al mismo tiempo son los enemigos mortales de Buda y del Budismo. De aquí esta curiosa alusión y combinación alegóricas, ya que el Brahmanismo “mató” la religión de Buda en la India. Por lo tanto, Buda, que está identificado con su filosofía, se dice que murió por efecto de haber comido la carne de cerdo.

Ahora bien, la sola idea de que el instructor que estableció el vegetarianismo más estricto y el mayor respeto por la vida animal (hasta el punto de no querer comer huevos por ser vehículos de vida latente) muriese de una indigestión de carne, se contradice de un modo absurdo y ha puesto en confusión a más de un investigador.

Pero la presente explicación quita el velo a la alegoría y hace claro lo demás. Sin embargo, el Varâha no es simplemente “un puerco sino que, según parece, significó al principio algún animal lacustre antediluviano que “se complacía en jugar en el agua” (según el Vâyu Purâna). »
(DS I, p.368-369)


« En la historia profana, Buda finalmente muere rodeado por una gran cantidad de sus discípulos. Y antes de morir, abraza a su alumno más apreciado, Ananda, susurrándole en el oído:

“Todos los compuestos son perecederos.”
»
(Isis Desvelada II, p. 538, 571 y 607)





LAS REENCARNACIONES DE BUDA



Esta doble naturaleza que el Señor Buddha tiene, le ha permitido llevar una doble existencia en donde:
  • Por un lado está Gautama Buddha quien se volvió un espíritu cósmico pero renunció al Nirvana para volverse un Buda de compasión. Y a esta Conciencia celestial que es la parte más elevada del Señor Buddha, los budistas y los teósofos lo llaman “Amitâbha”.
  • Y por el otro lado está el substituto interior que Gautama Buddha creó y el cual se ha seguido reencarnando para ayudar a la humanidad de una manera más terrenal. Y a esta parte más densa del señor Buddha, los budistas y los teósofos lo llaman “Sâkyamuni”.

Al respecto Blavatsky dice:

« Gautama Buddha permanece en la frontera del Nirvana desde su muerte. Mientras que Gautama Shakyamuni ha seguido reencarnando. Y esta doble personalidad interior del Señor Buddha es uno de los mayores misterios del psiquismo esotérico. »  (CW XIV, p.407)

« Gautama Shakyamuni volvió a renacer como Samkara, quien fue el más grande maestro vedántico de la India. »  (CW XIV, p.389)

« También se reencarnó en Tsong-Kha-pa quien nació en el distrito de Amdo en el año 1355 D.C. y fue el más grande Reformador tibetano y fundador de los Gelupkas (“Los Gorros Amarillos”). »  (DS I, p108)


En cuanto a sobre sus vidas pasadas:

« Gautama mencionó una serie de sus anteriores reencarnaciones. »  (DS II, p.359)


 Observación

Blavatsky escribió mucho sobre Buda. Aquí sólo les hice un resumen de lo que me pareció más relevante.

Para los que quieran estudiar más al respecto. Les recomiendo que lean su obra “La Voz del Silencio”. Así como los once artículos que se encuentran en los Collected Writings (vol. XIV, pg. 370 a 453).

Y para los que quieran averiguar más, les recomiendo el libro “The Buddism of H. P. Blavatsky” en donde el investigador Henk J. Spierenburg compiló todas las referencias que hizo Blavatsky sobre Gautama Buddha añadiendo sus notas y citaciones complementarias.



Y por lo bella que es esta secuencia, les dejó un extracto de la película “El Pequeño Buda”, en donde su realizador Bernardo Bertolucci ilustra el momento de la iluminación de Buda tal como la narran las escrituras budistas (aunque al estilo hollywoodense).





Para más información, les recomiendo también leer: