Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

LOS CHAKRAS DE LAS MANOS



Actualmente, la gente por lo general ya está familiarizada con los siete chakras que se ubican a lo largo de la columna vertebral y en la cabeza.


Pero lo que muchos no saben es que esos son sólo los chakras principales y que en realidad a parte los humanos disponen también de numerosos otros chakras, siendo los más preponderantes, los chakras de las manos.

Estos se ubican más precisamente en las palmas de las manos, teniendo una fuerte irradiación a través de los dedos y son unos instrumentos muy valiosos para percibir la energía, así como para absorber y proyectar la energía. De ahí que sean muy utilizados por los verdaderos curanderos y también por los verdaderos magos.



TÉCNICA PARA ABRIR LOS CHAKRAS DE LAS MANOS

La mayoría de las personas tienen sus chakras de las manos cerrados y bloqueados, y en internet he leído varias técnicas para abrirlos, pero la neta, los métodos que ponen no terminan de convencerme. Es por eso que les voy a detallar el método que yo aprendí y utilicé, y que en lo personal considero que es el más eficiente para lograr este propósito.
  • Busquen un lugar tranquilo en donde no haya corrientes de aire. 
  • Luego respiren unas 3 a 4 veces profundamente para relajarse y centrar vuestra atención en lo que van a hacer. Esto es importante porque la vida cotidiana nos mantiene en cierta tensión constante y hay que aislarse (aunque sea momentáneamente) de ese stress cuando van a efectuar manejos energéticos. 
  • Frótense las palmas de las manos una a la otra durante un minuto para cargarlas de energía.

Luego van a tomar la posición conocida como abrazando el árbol”.



(Existen otras variantes de esta posición, pero esta es la que necesito que hagan)

  • Para hacer eso pónganse parados y separen los pies, que estén a la misma distancia que los hombros y las puntas de los pies hacia adelante. 
  • Luego flexionen ligeramente las rodillas. 
  • La espalda recta. 
  • Toquen el paladar con la lengua. 
  • Luego extiendan sus brazos horizontalmente haciendo un círculo con ellos. Y entonces dejen caer de manera natural sus codos, lo que los posicionará en un ángulo entre los 90 y 45 grados (en cambio si tienen los brazos muy verticales o muy abiertos, los codos se tensan y bloquean el flujo de la energía). 
  • Sus manos deben de quedar a la altura de su pecho y acérquenlas para que sólo quede tres cuartos de la distancia original. 
  • Los dedos de las manos viéndose los unos a los otros como si estuvieran sosteniendo un libro y chequen que los pulgares también están alineados (ya que la gente suele levantarlos).

Esta posición tiene la particularidad que va hacer que comience a circular la energía a través los principales canales energéticos de vuestro cuerpo y para ello es muy importante que se mantengan relajados. De ahí que durante el tiempo que van a mantener esa posición (recomiendo uno a tres minutos). Asegúrense de mantener los hombros caídos y de no tener ninguna parte del cuerpo tensa. Verifiquen también que sus dedos se mantengan alineados entre ellos, que sus manos no se hayan acercado al pecho y que sus rodillas sigan flexionadas.

Después que termine el plazo que eligieron en esa posición, descansen las piernas un momento estirándolas, y vuelvan a frotar las palmas de vuestras manos, esta vez por unos 40 a 60 segundos.

Y ahora van hacer el movimiento conocido como el trueno”.



  • Vuelvan a poner los pies como antes (aunque aquí yo los abro más para tener un mejor apoyo). 
  • Coloquen las manos a los costados a la altura de la cintura con las palmas hacia arriba (como lo muestra la figura de arriba). 
  • Mantengan así la mano izquierda, mientras que con la mano derecha van a descenderla para luego hacer un gran medio círculo hacia afuera con la palma viendo hacia el exterior hasta que lleven su mano a arriba de ustedes. 
  • Ahí van a cerrar la mano derecha formando un puño y la proyectan fuertemente hacia la mano izquierda como si fueran a golpearla. Sólo que al último momento no la golpean, sino que se detienen a unos milímetros de ella y al momento de explotar su puño en la palma dicen a voz alta el sonido “JA”.

Este sonido “JA” tiene que provenir desde vuestro vientre.

Y la razón de esto es que cuando están elevando el brazo hacia arriba, están tomando la energía que se encuentra en el camino, y para intensificar ese proceso, al mismo tiempo inspiran profundamente, lo que hace que su vientre se infle. Y al momento de proyectar el puño, van a meter el vientre para que el sonido venga desde su centro energético (el Dan-Tien) y no sólo de la garganta.

Repítanlo tres a cinco veces y luego hagan igual con la otra mano.

Este ejercicio es para abrir sus chakras de las manos por medio de una explosión pranica.

Luego vuelvan a tomar la posición “abrazando el árbol” y a medida que practiquen este ejercicio van a comenzar a sentir una sensación particular en los dedos y en las palmas de sus manos (las personas describen esta sensación como un hormigueo, calor o un sutil cosquilleo eléctrico).

Aquí pueden también alternar la posición de las manos poniéndolas como si estuvieran sosteniendo una pequeña pelota, y así van a formar lo que actualmente se conoce como una “psiball” (una bola de energía).


A mí me hace reír como en la actualidad muchos pretenden generar una psiball, pero con los chakras de las manos cerrados...!!!  Haciendo que el efecto sea mínimo, ya que es como si quisieran regar el jardín con una manguera que se encuentra obstruida.

Ahora bien, por favor jóvenes, no crean todo lo que ven en la televisión, las bolas de energía son invisibles y su influencia es a nivel sutil. Así es que por mucho que abran los chakras de las manos, no van a poder generar bolas brillantes que destruyan el entorno a donde las proyecten. Por consiguiente, diviértanse viendo las caricaturas, pero no confundan la fantasía que hay en ellas con la realidad.


Para la anécdota, mi maestro de chi-kung nos contó en una ocasión que estaba dando su clase y que dijo que ahora iban a aprender a hacer el “Kamehameha” (que en realidad se llama Fajing, pero como nadie en su clase comprende el chino, empleó un término más conocido) y mientras que los adultos seguían tranquilos y sin inmutarse, en cambio los niños se veían muy emocionados y entusiasmados, y estaban con los ojos muy abiertos prestando mucha atención porque pensaban que iban a aprender a lanzar ataques de energía como Goku.  ^_^

Cuando efectivamente, también en el fajing se genera una bola de energía (sólo que esta se crea en el Dan Tien) y también se proyecta, pero es a nivel sutil y no en la forma súper exagerada que muestra ese anime. Sin embargo, los que tienen suficiente entrenamiento, pueden incluso apagar velas con esa técnica.


Bueno, regresando al tema, entonces, cuando tengan los chakras de las manos ya abiertos, van a poder generar realmente una bola de energía. En lo personal, cuando elaboro esta bola no me gusta mantener las manos estáticas. Después de un momento inclino las manos hacia un lado y luego hacia el otro, como si estuviera moviendo una pelota. Y lo interesante de este ejercicio es alejar y acercar las manos, ya que mientras más vayan activando los chakras de sus manos, más van a sentir una resistencia cuando muevan las manos. Es como si el chi (la energía de vitalidad) cuando la concentran, tuviera propiedades parecidas a las que tiene la masa de la harina.


Cuando alejo las manos, es una sensación parecida a cuando estiras la harina con las manos


Y cuando acerco las manos, es una sensación parecida a cuando oprimes la harina con las manos


Y siento una sensación parecida en los dedos cuando alejo y acerco las manos en la posición “abrazando al árbol”.



(Esta es una variante de la postura perteneciente a otra escuela taoísta)



LOS CHAKRAS DE LOS PIES

Así como tenemos esos dos chakras en las palmas de las manos, del mismo modo también tenemos dos chakras en las plantas de los pies. Estos chakras también sirven para absorber y proyectar la energía, aunque más precisamente nos sirven sobre todo para absorber la energía que nos brinda la Tierra y para desechar hacia la Tierra toda la energía sucia que hay en nuestro interior para que la tierra la transmute.

Para ir activando los chakras de los pies (y aprovechando que han estado haciendo circular la energía) al acabar los ejercicios mencionados arriba, hagan también el siguiente ejercicio conocido como
grulla tocando el agua


  • Pónganse parados, esta vez con los pies unidos y las manos a los costados. 
  • Las rodillas siguen estando ligeramente flexionadas. 
  • Inhalen subiendo la pierna derecha y exhalen extendiendo la pierna y empujando con el talón (jalando los dedos hacia arriba). 
  • Para no caer, fijen con la mirada un punto. 
  • Háganlo tres veces y repítanlo con la pierna izquierda. 
  • Luego se repite el ejercicio, pero esta vez en lugar de hacerlo con el talón, se hace con la punta de los pies hacia abajo (como lo hacen en el ballet).
  • Efectúen este ejercicio con delicadeza para no lastimarse los tendones. 



ADVERTENCIA

Para poder ir activando cada vez más los chakras de las manos (y de los pies), el chiste es hacer estos ejercicios con regularidad. No busquen apresurar las cosas porque se pueden lastimar seriamente. Y se los digo por experiencia, ya que eso es lo que a mí me pasó.

Habiendo ya adquirido cierta sensibilidad, pero queriendo despertar más rápidamente los chakras de mis manos, se me ocurrió hacer la explosión pranica con un cuarzo, ya que había leído que los cuarzos canalizan la energía y pensé que si lo hacía de esta manera, entonces la explosión sería más intensa, lo que abriría aún más los chakras de mis manos. Pero el resultado fue todo lo contrario. La vez que lo hice, me dolieron las manos durante varias horas y durante dos meses no sentí nada, hasta que poco a poco fue regresando progresivamente la sensibilidad.

Sospecho que por este acto, me lastimé los chakras de las manos y se requirió de todo ese tiempo para que se fueran curando.

Por otra parte, aquí les di una versión muy básica en función de lo que he estudiado, pero para los que puedan, les aconsejo que aprendan la primera lección (el loto rojo) del Chi-Kung de los Siete Lotos, ya que ahí se da una secuencia mucho más completa y por consiguiente, mucho más beneficiosa para la abertura de los canales básicos. Y es que no se trata sólo de abrir los chakras de las manos y de los pies, sino también de movilizar la energía que entra y sale de esos chakras, y para eso se requiere limpiar los canales energéticos.

Desafortunadamente hay muy pocos instructores que conocen el Chi-Kung de los Siete Lotos, y es por ello que trato de darles una versión simplificada para que comiencen a trabajar el manejo de la energía, ya que considero que eso es muy importante. Primero porque les va a proporcionar salud, bienestar y equilibrio. Y segundo, porque no pueden hacer trabajos energéticos si no tienen primero dominado el aspecto básico, ya que como dice el dicho: “antes de querer correr, primero hay que aprender a caminar”. Y esto que les menciono es la base para el manejo de la energía a través del cuerpo.

Por consiguiente, es muy importante que después de haber efectuado estos ejercicios de abertura de los chakras de las manos y de los pies, hagan los siguientes ejercicios que voy a poner en el capítulo:





TÉCNICA PARA ACTIVAR Y DESACTIVAR LOS CHAKRAS DE LAS MANOS

Aunque ya tengan abiertos los chakras de las manos, normalmente estos permanecen dormidos cuando no se usan, y el método que usualmente se emplea para activarlos es de frotar las palmas de las manos.

Ahora bien, mi maestro de chi-kung me contó en una ocasión que su maestro para activar los chakras de las manos utiliza otra técnica que consiste en simplemente hacer pasar el dedo pulgar por encima (y sin tocar) de los demás dedos. Y yo como buen pretencioso que era en esa época me dije:

-        A pues si el gran maestro Peng Jiu Ling utiliza esa técnica, yo también voy a hacer igual.”  :)

¿Y saben qué?

Funciona…!!!

Obviamente con práctica, ya que todo en el manejo de la energía requiere de práctica para que la facultad se desarrolle. Aunque en lo personal he hecho una variante que siento que me funciona mejor a mí y se las comparto por si les sirve también a ustedes:
  • Primero hago cómo lo hace el maestro Peng Jiu Ling y paso el pulgar por encima de los otros dedos sin tocarlos y luego el índice por encima del pulgar (de adentro para afuera). 
  • Luego comienzo a cerrar los dedos como si fuera a hacer un puño, pero cuando tengo los dedos (a medio camino) en forma de garras, los vuelvo a abrir como el capullo de una flor cuando se abre, y con la mente le ordeno a mis chakras de las manos que se activen. 
  • Luego froto un poco las palmas de las manos y ya está. :D



  • Cuando quiero desactivar los chakras de las manos (porque ya terminé de hacer con ellos lo que tenía que hacer) esta vez cierro las manos formando puños y con mi voluntad le ordeno a los chakras de mis manos que se vuelvan a dormir. Y si no, simplemente, cuando se dejan de utilizar los chakras de las manos, después de un rato automáticamente vuelven a entrar en reposo.



OBSERVACIONES

A medida que practiquen estos ejercicios van a sentir de repente y sin razón alguna que los chakras de las manos o de los pies se activan. Y esto particularmente sucede en las noches cuando se encuentran ya acostados y relajados en la cama.

Cuando hace frio, tengo mucha dificultad para activar los chakras de las manos y sentir la energía. Es como si el frio congelara mis circuitos energéticos.

No vayan a utilizar este ejerció de la explosión pranica para querer activar sus otros chakras, ya que se pueden lastimar. Los chakras de las manos tienen ciertas características que permiten que la explosión pranica funcione con ellos, pero con los otros chakras la explosión pranica sería perjudicial. Es por eso que para los otros chakras existen otros métodos que espero algún día podérselos detallar.

En lo personal, considero que es muy importante que abran y activen los chakras de sus manos porque eso les va a permitir SENTIR la energía y entonces la enseñanza esotérica se va a volver algo más real para ustedes, ya que la enseñanza esotérica va a dejar de ser un conocimiento teórico, y al contrario se va a volver algo verídico, puesto que van a comenzar a experimentar esos mundos sutiles de los que habla el esoterismo, aunque en una primera instancia sea sólo a nivel energético. Pero por algún lado se tiene que comenzar y es a través de los chakras de las manos que personalmente considero que es la mejor manera para empezar.

(Mi experiencia con la percepción energética se las contaré posteriormente.)


  • Hasta donde sé (y sin poderlo asegurar) los chakras de las manos no tienen un color especifico propio, pero cuando invocas y/o visualizas un color en particular, automáticamente (cuando tus chakras están abiertos) proyectas la energía de ese color a través de tus manos.


Y sobre su estructura, hay diferentes opiniones entre los clarividentes.

  • Hay quienes dicen que en realidad no hay chakras en las manos, sino que son las ramificaciones de los canales energéticos del cuerpo que se juntan a nivel de las palmas de las manos y de las plantas de los pies, lo que hace que esas partes brillen mucho cuando la energía entra o sale por ellos, y es por eso que parecen ser chakras.

  • Y hay quienes dicen que sí hay un gran chakra en cada palma de las manos y planta de los pies, los cuales sirven como “turbinas” para jalar o proyectar la energía, y que esos chakras están conectados con esa red de canales energéticos. Pero como no siempre están activos, es por eso que no se perciben con facilidad cuando la energía no circula a través de ellos.

  • Y también hay quienes dicen que no es un gran chakra, sino un conjunto de pequeños chakras los que se ubican en la palma de la mano y que también hay un pequeño chakra al final de cada dedo.




CURAR CON LOS CHAKRAS DE LAS MANOS



El chakra de la mano derecha tiene una polaridad distinta que el chakra de la mano izquierda, lo que hace que cuando juntas esas dos polaridades, entonces las manos adquieren la capacidad de curar (siempre y cuando puedas canalizar la energía divina). Sobre ese tema, en el libro La Respuesta del Ángel, cuando Gitta le mencionó al ángel:

-        “Cuando la fuerza de Dios pasa a través de mí, siento que cada una de mis manos emite vibraciones diferentes. ¿Qué significa eso y para qué sirve?”

A lo que el ángel le respondió:

-        “Sirve para curar. Por separado, ellas [las manos] no tienen una tarea. Juntas sí.”

(Conversación 23)


Por otra parte (y de manera muy simplificada) se puede decir que existen dos formas principales para curar energéticamente por medio de las manos:

1.    Proyectando la energía sanadora a través de las manos, la cual va a disolver toda la mala energía que se encuentra adentro del paciente. Y esa técnica es la que usualmente se emplea en las disciplinas de sanación energética como el Reiki.

o

2.    Por medio de la voluntad, en donde el curandero agarra esa energía mala para sacarla fuera del paciente. Y esa técnica es la que usualmente se utiliza en prácticas tradicionales de sanación energética como el chamanismo.

Y este segundo método requiere de un manejo más avanzado de la energía, porque si el curandero no es cuidadoso, él va a absorbe esa mala energía en su interior y terminará enfermándose con los padecimientos que le saca a sus pacientes.

Y así por ejemplo, una chamana-bruja que tuve como maestra y que varias veces les he contado de ella, me mencionó en una ocasión que ella tenía mucha dificultad para evitar absorber la mala vibración de sus pacientes y mantenerla sólo en las manos para después desecharla hacia la Tierra. Que una y otra vez sentía como esa mala energía se le extendía por todo el brazo, al grado que su maestro le hizo un brazalete especial para impedir que esa mala energía pudiera ir más allá de la muñeca.

Y es por eso que se suele utilizar un objeto que sirva de acumulador de esa mala energía cuando se efectúan limpias energéticas (un talismán, un huevo, etc.). Sin embargo, lo más utilizado es el huevo porque este es muy bueno para absorber en su interior todas esas malas vibraciones que tiene la persona. Y luego incluso hasta se puede poner ese huevo en un vaso con agua para ver qué cosas son las que tenía la persona: mal de ojo, envidias, hechizos negros, etc.

Para la anécdota, mi bruja me mencionó también que los mejores huevos para ese uso son los que fueron elaborados por una gallina negra y que se encuentran fecundados…