Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

¿CÓMO HACER PARA RECIBIR LAS ENERGÍAS DE LOS PLANETAS?



« Ustedes deben de saber que todo lo que la Creación dejó disponible a vuestra disposición, ya sea que se trate de vuestro cuerpo físico y sus envolturas sutiles (el cuerpo astral, el cuerpo energético, etc.), o ya sea que se trate de las energías que reciben de los planetas y las estrellas, o que se trate de los sonidos, los pensamientos, los colores, etc.

Deben de saber que todas estas cosas pueden ser utilizadas en tres niveles:

A nivel físico, psíquico y espiritual

Y los planetas no son inmunes a esta regla. Así que ustedes pueden utilizar la energía de los planetas, ya sea de una manera física, de una manera psíquica o de una manera espiritual.

Ahora bien, si es fácil de entender el contacto físico que puedan tener con la energía de la Tierra, es menos fácil comprender como podrían lograr ese contacto físico con la energía de Venus por ejemplo.

Y sin embargo, yo se los aseguro que es relativamente fácil de lograrlo. Y para ello sólo se requiere de saber,

¿Qué es lo que en la Tierra recibe de mejor manera las energías que envía Venus?

Y así al investigarlo, descubren que hay cierto tipo de flores, cierto tipo de metales, cierto tipo de líquidos que se encuentran en correspondencia vibratoria con Venus. Y también que hay un momento específico para hacerlo.

Y si saben poner todo eso en acción. Pues bien, en ese momento lograrán tocar tan tangiblemente la energía venusiana, como cuando tocan la energía de la Tierra.

Y esto es posible porque todo en el Universo irradia y hace eco, y justamente porque todo hace eco, existen también maneras especificas de invocar, de recibir y de guardar las diversas energías del Cosmos. Pero no sirve de nada capturar y mantener dichas energías. Lo que hay que hacer es dirigirlas hacia un objetivo. Y es ahí donde fundamentalmente, el pensamiento creativo del hombre común y el pensamiento creativo del discípulo son dos pensamientos completamente diferentes. »
(Maestro Pastor, 27-09-92)


En otra conferencia, explicando sobre el manejo de la energía lunar, Pastor dice:

« Para manejos un poco más mágicos, no es necesario tener en consideración el signo zodiacal en el que se encuentra la luna. Lo importante ahí, es prestar atención a la hora exacta en que la luna aparece, ya que es en ese momento en que se inicia el envío de la energía, es en ese momento donde la concentración de la energía es la más alta, para después, ir disminuyendo su intensidad a medida que pasa el tiempo.

Y es por eso que los verdaderos magos trabajan en el momento exacto en el que sale la luna (que sea la luna creciente o la luna llena). Lo que hace que en realidad su trabajo mágico sea corto y después, si quieren seguir utilizando la luna, será para asuntos menores. » (11-10-92)


Bajo el principio de correspondencia, esto me hace considerar que el mejor momento para invocar la energía de otro planeta (e incluso del sol) es cuando este cuerpo celeste sale por el horizonte.

(Y de hecho, esto me lo confirma Pastor más adelante en la misma conferencia, en donde además da un método para irse familiarizando y concientizando con la energía de los planetas.)

« Cuando el humano todavía no se encuentra lo suficientemente desarrollado, durante mucho tiempo va esencialmente absorber las energías que la Tierra le ofrece. Y por lo tanto, va a vivir una vida muy terrenal. Pero a medida que el hombre va evolucionando, él absorbe cada vez menos las energías que la Tierra le da, y en cambio, empieza realmente a respirar la energía de ciertos planetas con los cuales mantiene relaciones especiales, me refiero a los planetas que se consideran en el esoterismo como siendo superiores, como lo es Júpiter o Venus (ver: los planetas sagrados)

Mientras que los humanos más evolucionados, ellos ya respiran la energía directamente en proveniencia del Sol. Y para los más grandes seres, incluso la energía de ciertas constelaciones.

Y es así que todos ellos, al mismo tiempo que reciben esas energías, al mismo tiempo también las filtran (o sea que disminuyen su intensidad al pasar esas energías a través de ellos) y ya encontrándose esas energías más tenues, las irradian en su entornoY es de esta manera que todos los seres se encuentran alimentados por las diferentes energías del Universo, sólo que en la intensidad vibratoria de la que sean capaces de recibirla.

Y esto se debe porque mientras que el humano no se encuentre todavía lo suficientemente desarrollado, no puede respirar directamente el “Aliento de Dios” (o sea la energía de los planetas, de las estrellas y de las grandes jerarquías divinas) porque si lo hiciera, sería literalmente quemado, primero en su cuerpo energético y luego en su cuerpo físico» (11-10-92)

(Es muy interesante constatar que los ángeles en el libro La Respuesta del Ángel, dicen exactamente lo mismo. Así, cuando Gitta preguntó:

-        ¿Cómo sentir siempre la Energía divina para irradiarla continuamente?

El ángel le respondió:

- “Es al contrario. Tú sólo la sientes cuando la irradias. Así por ejemplo, el Sol no puede nunca ver sus propios rayos, pero sus planetas los reflejan. Y tienes que saber que el Sol también es sólo un espejo y que todo refleja SU Energía.
 (Conversación 18)

La energía que nosotros les transmitimos a ustedes es atenuada dos veces, porque si no lo hiciéramos, el mundo se encendería en fuego por su intensidad. Nosotros la filtramos con nuestras alas.

¡Elévense!  La luz sólo puede venir de esa manera.

Y fíltrenla de nuevo [que es lo que hacen los Maestros]

Aporten a la Tierra el Fuego del Cielo.

Pero para poder portar el Fuego divino, se requiere de la pureza. Por lo tanto, ¡PURIFÍQUENSE!

De otra manera es imposible.

¡La Luz que desciende es tan maravillosa!
Pero ese Fuego divino sólo puede irradiar a través de ustedes. Por lo tanto deben de ser activos y no pasivos.
Para que así, la Tierra reciba plenamente la Luz divina y las tinieblas desaparezcan.
(Conversación 40)


Y el planeta también filtra la energía divina como lo explica Pastor:

« Entonces la Tierra, a través de su propia absorción de estas energías, va crear una previa transformación y disminución en la intensidad de estas energías, lo que va formar así los diferentes flujos de energía que la componen y circulan en la Tierra.

Y los hombres no se dan cuenta que ese ritmo existe. Pero toda persona sensible logrará en el futuro concentrarse en ese ritmo exacto, para saber en una primera etapa: respirar con el planeta (lo que lo llenará de una gran energía).

Y luego, a medida que vayan progresando más en su evolución: a saber respirar con ciertos planetas y a descubrir su ritmo también. Aunque para ello se requiere del conocimiento de una cierta ciencia oculta, pero a veces sólo es suficiente con tener una cierta sensibilidad.

¿Por qué es que les hablo del ritmo?

Porque el ritmo es importante, ya que todo en el Universo tiene un ritmo. Y esto lo pueden observar en los seres humanos, en los animales y en las plantas, en donde perciben que cada uno de los seres que componen a esos diferentes reinos, tiene su propio ritmo respiratorio. Pero deben de saber que también la Tierra, los planetas, las estrellas y el Cosmos entero tienen un ritmo que les es propio…!!!

Y esto se debe porque de ese ritmo depende la longevidad de la vida y el nivel de despertar de la conciencia. El ritmo por lo tanto es algo que regula, ya sea la conciencia y su despertar, o ya sea el tiempo de experiencia que vive el ser en el reino en donde se encuentra.

Lo que significa que cuando el hombre comienza a volverse un iniciado y que por ejemplo quieren absorber la energía de Venus. Para poder “respirar” la energía de Venus, tiene primero que descubrir cuál es el ritmo que anima al planeta Venus.

Si saben de astrología y son lo suficientemente intuitivos y deductivos, pueden descubrirlo. Y su ritmo no tiene nada que ver con la rotación que efectúa el planeta. Su ritmo tiene que ver con algo más sutil que son los desplazamientos que efectúa el planeta por el espacio (pero sin que ello implique la rotación que hace sobre sí mismo).


¿Pero qué están haciendo?
Tratamos de respirar al mismo ritmo que Venus, pero va muy lento.


Obviamente, cuando les digo esto, no se trata de que suspendan su respiración en lo que esperan a que Venus pase por tal o tal porción del espacio. Lo que quiero decir por respirar al mismo ritmo que Venus, es que cuando Venus se encuentre en ciertas posiciones del espacio y durante ciertos momentos muy precisos: practiquen un verdadero ejercicio de respiración, poniendo la intensión (y esto a través de un trabajo de meditación y de visualización) tengan la impresión de absorber e integrar literalmente la energía que genera Venus.


Para esto, hay que comenzar a hacer ese ejercicio al mismo tiempo que el planeta se levanta, o sea posicionarse frente al planeta al momento en que sale por el horizonte, y si es posible, rodearse de todas las cosas que en la Tierra son receptivas a la energía venusina, tales como: el cobre, el color verde y todo aquello que se encuentra en correspondencia con la energía de Venus.

(Y para los que practican magia les informo que efectuar este procedimiento es mucho mejor que llevar a cabo un ritual kabalístico para contactarse con la jerarquía de Venus.)

Y verán que haciendo este ejercicio con cada planeta, no van de inmediato a acelerar vuestra evolución, pero van a ampliar las posibilidades, debido a que van a conocer las energías cósmicas. Ya que así como cuando ustedes se cambian de casa y se presentan a sus vecinos para conocerlos. Pues bien, del mismo modo a través de este método, ustedes van a ir haciendo el conocimiento de la energía de Venus, de la energía de Saturno, de la energía de Júpiter, etc.

Porque los planetas no solamente hay que conocerlos por medio de los libros y del intelecto, sino que también hay que conocerlos vivencialmente. Y cuando hacen estos ejercicios, de repente los planetas dejan de ser sólo cuerpos celestes lejanos y se vuelven “presencias” que a medida que practican estas técnicas, poco a poco ustedes comienzan a sentirlas cada vez más cerca y más fuerte.

Y de la misma manera que ustedes ya saben lo que es el calor y el frio (me refiero no de manera intelectual, sino que lo han experimentado y por lo tanto saben de manera personal lo que es, sin necesidad de explicárselos con palabras) de la misma manera ustedes sabrán lo que es la energía venusina o la energía jupiteriana o la energía de los demás planetas, y sin necesidad de explicárselos con largos discursos, ya que ustedes sabrán lo que representa cada una de esas energías. Y más adelante, cuando hayan alcanzado un mayor grado de evolución, ustedes sabrán también y de manera interior, lo que es la Energía divina proveniente del Sol.


Les dejo la labor de estudiar, aunque no necesariamente tenga que ser a través de la astrología, pero de investigar el ritmo de los movimientos de los planetas en el espacio. Esto debido a que no quiero sistemáticamente todo darles, ya que como varias veces lo he dicho: yo no vine a enseñarles, sino a concientizarlos, pero también aprovecho para darles algunas buenas ideas para que trabajen en los aspectos que les pueden ayudar más para inspirarlos y acelerar vuestra evolución. Así que ya les indiqué el método para absorber la energía de los planetas, ahora es a ustedes de hace la otra parte del trabajo. »
(11-10-92)