Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de marzo.

PREGUNTAS SOBRE LAS RONDAS



Preferí responder a las preguntas que me hacen sobre las rondas, aquí en este capítulo. Primero porque es más práctico explicar con imágenes (lo que no puedo hacer en los comentarios). Y segundo, porque al juntar sus dudas en un solo lugar, es más sencillo esclarecerles el asunto en general.


PREGUNTAS

¿Todos los globos de la cuarta ronda son físicos?

No porque de los siete globos que componen una cadena planetaria, sólo el globo D (el que se localiza “más abajo”) se encuentra en nuestro universo físico, los otros globos se encuentran en otras dimensiones del universo.



Bueno, reformulo mi pregunta: ¿Todos los globos D de la cuarta ronda son físicos?

En principio sí, pero como los Maestros sólo dieron una introducción sobre el tema de las rondas, no me extrañaría que pueda haber excepciones a la regla general.


OK. Entonces quiero saber si entendí bien esto: si todos los globos D de la cuarta ronda en general son físicos (o sea que los podemos ver). Nuestro sol también ha de ser el globo D, y en una escala más inmensa, nuestro universo también se encuentra en la cuarta ronda ya que podemos ver las estrellas y demás galaxias.

Y por consiguiente, supongo que para tener mayor conocimiento debemos esperar hasta la siguiente ronda (y no solo a la séptima raza-raíz de esta cuarta ronda) ya que si bien habremos evolucionado, nuestro conocimiento no habrá ido mucho más allá que el de nuestro plano terrestre y sólo en las siguientes rondas podremos ir conociendo toda la creación, ¡hasta llegar al Creador!

Tu pregunta es muy interesante porque me ayuda a esclarecer varios puntos, pero también es necesario ir por partes para no perderse.

Primero necesito esclarecerte el asunto de los globos D y de las rondas porque lo tienes un poco confundido:

El globo D (o sea el cuerpo celeste que se manifiesta en nuestro universo físico) es sólo invisible al principio, cuando apenas se está formando (cuando todavía es esencialmente sutil). Pero ya que logra crear su “cuerpo físico” se vuelve visible en el resto de las rondas.


Sólo que al inicio es una nube de polvo que paulatinamente se va condensando y es en la cuarta ronda donde alcanza su máxima materialización (para luego comenzar el proceso inverso de espiritualización).

Por lo tanto el globo D de las cadenas planetarias es visible no sólo en la cuarta ronda sino también en todas las demás (con excepción de la primera y no sé si sólo al principio o en toda la primera ronda).

Bajo la ley de correspondencia, intuyes muy bien al considerar que la misma estructura y proceso se efectúa a escalas mayores del universo. Y tienes toda la razón al pensar que el sol que vemos, es el globo D de una estructura mayor (la cadena solar).


El detalle es que no sabría decirte en que ronda se encuentra actualmente el sol, porque su ritmo de vida es más gigantesco que el de los planetas. Con esto quiero decir que las siete rondas de un planeta, a penas corresponden en duración a ¡una ronda solar!  Así que como lo puedes constatar: estamos hablando de otra proporción.

Y siguiendo con la lógica (bajo la ley de correspondencia) podemos concluir que en general todos los cuerpos celestes (planetas, estrellas, galaxias, etc.) son el globo D (la parte visible y física) de una estructura septenaria mayor.

Y es muy posible que todo el universo sea también el Globo D de una estructura mayor (lo que podríamos llamar “la Cadena Universal”)


Y bajo esa misma ley de correspondencia, es muy posible también que el universo pase por siete grandes etapas (siete “rondas universales”), pero ni idea de en qué ronda universal nos encontramos ahora. Y ya te imaginarás que las rondas universales son ¡descomunales!

Para darte una idea, la Teosofía concuerda con las duraciones dadas en el Hinduismo, el cual dice que:
  • las siete rondas de la Tierra hacen un total de 4’320 millones de años (lo que corresponde a “un día de Brahma”, el Dios de la Creación), 
  • mientras que la actual ronda del universo dura ¡72’000 veces más! (lo que corresponde a “cien años de Brahma” que es lo que dura su vida).

Por lo tanto, es un misterio en qué ronda solar y en qué ronda universal nos encontramos, porque son otras escalas del Universo y dicha información no ha sido divulgada, ya que forma parte de los misterios más profundos.

Y aprovecho que tocas el tema para informarte que incluso los planetas del sistema solar no se encuentran en la misma etapa. Así el Encyclopedic Theosophical Glossary dice que:

-        Mercurio está cerca de inaugurar su séptima ronda, mientras que
-        Marte se encuentra actualmente en adormecimiento y cuando despierte, comenzará su cuarta ronda, y yo sospecho que
-        Venus se encuentra en su sexta ronda.

Y cuando lo reflexionas, tiene mucho sentido: imagina una escuela en donde todos los estudiantes se encontrarían en el mismo grado. No podría haber una armoniosa alternancia en la enseñanza escolar. Pues bien, lo mismo pasa con las almas del sistema solar.


Ahora pasemos a la segunda parte de tu pregunta.

“Y por consiguiente, para tener mayor conocimiento debemos esperar a la siguiente ronda, no solo a la séptima Raza, ya que si bien habremos evolucionado, nuestro conocimiento no habrá ido mucho más allá que el de nuestro plano terrestre y ¡sólo en las siguientes rondas podremos ir conociendo toda la creación, hasta llegar al Creador!”

La respuesta es Sí y No. Permíteme explicarte por qué:

Si bien es cierto que necesitamos despertar nuestros sentidos ocultos y espirituales para poder acceder a planos cada vez más elevados de la creación, y que esto se hace paulatinamente con la humanidad en general, a medida que va avanzando en su evolución.

También es cierto que te puedes adelantar al resto de la humanidad, y es justamente lo que han hecho los Maestros (quienes son tan humanos como nosotros) pero que debido a sus grandes esfuerzos y dedicación, ya han alcanzado el nivel de desarrollo que tendrán los seres humanos en la siguiente quinta ronda (y los más avanzados incluso ya han alcanzado el nivel de desarrollo de la sexta ronda).

Es por eso que se dice que los Maestros son un reflejo del futuro. Porque muestran lo que serán los humanos cuando hayan alcanzado ese nivel de desarrollo.



¿Para la Quinta Ronda, la Tierra seguirá siendo nuestro hogar o lo será otro planeta?

La Tierra es nuestro hogar durante las siete rondas (desde la primera hasta la séptima).

La idea de que la vida que actualmente se encuentra en la Tierra, se desarrolló en el pasado en Marte y que luego pasará a Mercurio, es un concepto falso que impuso Leadbeater con su Neo-teosofía. Pero el cual está basado en falsas premisas como lo explico en el capítulo:




Bueno amigo mío, mi inconveniente es el siguiente: hemos ido evolucionando a través de los reinos de la naturaleza (mineral, vegetal y animal) pero mi duda es que esas evoluciones anteriores lo hemos desarrollado dentro de esta ronda actual o que anteriormente hemos pertenecido a otra ronda... esa es mi duda.

Yo también estaba muy desconcertado por esa duda y quedé asombrado cuando descubrí que para sólo desarrollarnos en el reino humano (desde el principio hasta el fin):

¡SE REQUIERE DE SIETE RONDAS!

De todo el ciclo de vida del planeta.



¿Para qué sirve todo este circo de las rondas y las razas raíces, cuál es el propósito de todo esto?

Esencialmente la razón de todo este “circo” es para crear una nueva generación de Seres divinos que dirigirá una parte de la Creación en el siguiente ciclo cósmico.


Y es que los humanos tienen la idea incorrecta de creer que los Seres de la Jerarquía divina (ángeles, arcángeles, etc.) son eternos…

ERROR

Ya que NADA en el Universo es eterno. Por lo tanto, para que pueda perpetuarse la Creación, se requiere que nuevas generaciones tomen la función de las anteriores. Y estoy de acuerdo contigo cuando dices que es todo un circo llevar a cabo ese desarrollo, pero créeme que es un esfuerzo muy necesario.

Para darte una analogía: observa el gran esfuerzo que hacen las sociedades para que sus niños se vuelvan seres adultos competentes. Mira todo el esfuerzo que se requiere de infraestructura, de tiempo y de dedicación para darles una gran educación a las nuevas generaciones. Pero si no se hiciera ese esfuerzo, en pocas décadas, ya no habría más doctores, ingenieros y profesionistas, y la civilización se derrumbaría.

Pues bien, lo mismo sucede en el Universo, sólo que a una escala mayor, a una escala más cósmica.



No podría ser que la vida en Venus haya sublimado su materia, pero nosotros aun conscientes de ella vemos la envoltura física de Venus...

Y los planetas sagrados que aun no vemos podrían estar en un periodo de sublimación (¿pralaya?) o habiendo la vida sublimado su materia hace mucho tiempo el planeta ya no necesita su envoltura física... (?)

Percibo la confusión que tienes porque yo mismo la tenía. Veras, al principio, cuando leí que el planeta en las 3 ½ primera rondas se materializa, para luego en la 3 ½ siguientes rondas volverse a espiritualizar. Yo pensaba que la materia del planeta se volvía completamente a sublimar y se volvía invisible.


Pero entonces, no comprendía,

¿Por qué la luna seguía físicamente presente si supuestamente ya debía de haberse completamente sublimado?

Mucho tiempo estuve destanteado con esto, hasta que leí las Cartas Mahatma y ahí por fin comprendí:

« [Al final de la séptima ronda] hay una condición de “muerte” en el planeta, como es el caso de nuestra luna actual en donde sobrevive el cuerpo rocoso del planeta pero el impulso de vida ha salido. »
(CM15, p94)

Ahora ¿Cómo es que las monadas del reino mineral se espiritualizaron si sigue presente el mineral?

« Por osmosis oculta. Así como la planta y el animal abandonan sus armazones [cuerpos físicos] cuando la vida se extingue. Así también lo hace el mineral, solo que a intervalos más largos, ya que su cuerpo rocoso [“su armazón”] es mucho más duradero. » (CM 14, p80)

Entonces al principio, yo pensaba que al espiritualizarse la vida en el planeta, todo se sublimaba y el planeta se volvía de nuevo invisible. Ahora comprendo que queda un “esqueleto” que son los cuerpos siderales muertos que vemos en el espacio (como la luna) y que sospecho que lentamente se van desintegrando.


Es parecido al coral. Para que los animales que componen el coral puedan desarrollarse, necesitan formar estructuras calcáreas en donde puedan vivir, pero cuando se van, “su armazón”, aunque ya vacío, permanece allí.

Ahora bien, si tienes conocimientos budistas, seguramente me vas a comentar:

Oye Cid, ¿pero si tú mismo mencionas de humanos que subliman todo su cuerpo físico, transformándolo en un “cuerpo de luz”?


Cierto, pero estamos hablando de otro nivel. Estamos hablando de humanos muy avanzados comparados al resto de la humanidad. Pero incluso estos seres muy evolucionados no pueden transformar toda su materia en luz. Usualmente quedan las partes más densas del cuerpo que son las uñas y el cabello.

De igual modo, los planetas se encuentran a diferentes escalas (en lo que podemos llamar “la evolución planetaria”). Y sospecho que los planetas gigantes gaseosos se encuentran mucho más avanzados que los planetas rocosos, ya que su “cuerpo físico” se encuentra muy sublimado comparado con los planetas rocosos. Y seguramente al final de la séptima ronda, los planetas gaseosos han de dejar un “resto” proporcionalmente mucho menor, comparado al “esqueleto” que dejan los planetas rocosos.


(Nota: pralaya es el periodo de inactividad, por lo tanto no se aplica en este asunto. Para que lo tengas más claro: al final de las seis primeras rondas, el planeta pasa por un periodo de adormecimiento o “pralaya parcial planetario” en donde la vida se va temporalmente [mientras que el planeta duerme] para luego retornar. Mientras que al final de la séptima ronda, el planeta muere y ese es el “pralaya planetario”.)



¿Si la luna de la cuál procedemos era visible, los seres que allí habitaban también eran de materia física, por qué entonces en nuestra primera ronda volvimos a ser etéreos? Siendo que del globo D lunar pasamos al globo D terrestre. Y si esto es así, ¿nos salteamos nuestros tres primeros globos? Algo que creo no puede suceder, y tampoco puede suceder que los seres lunares lleguen aquí antes de cumplir las siete rondas. Posiblemente haya un error de interpretación de mi parte, pero comprende que la teosofía es muy difícil para los que recién empezamos.

En efecto, hay un error de interpretación de tu parte, pero no te sientas mal por ello. Yo también estuve varios meses batallando, antes de comenzar a ver el asunto con más claridad.

Para que lo comprendas te lo resumo (así como lo he comprendido):

Al final de la séptima ronda del ciclo planetario anterior, el logos planetario con todos los reinos (elemental, mineral, vegetal, animal, humano) que se desarrollaron en la luna, entraron al Nirvana. Y la luna murió dejando como desecho su esqueleto rocoso.


Al final del pralaya lunar, el logos planetario volvió a surgir en el universo manifestado para desarrollarse esta vez como un planeta más avanzado que es la Tierra y entamar un nuevo ciclo de siete rondas.



Al principio pensaba que la humanidad (y los demás seres llamados en conjunto “la hueste monádica”) iban a volver a ingresar al Nirvana hasta el final de la séptima ronda.


Pero entonces había cosas que no cuadraban, como los Buddhas que entran a Nirvana, pero que después tienen que regresar a la Tierra para proseguir con su evolución.


Otra vez estuve un buen rato destanteado hasta que por fin lo comprendí:

Al final de las seis primeras rondas, la hueste monádica entra en un “Nirvana parcial” mientras que el planeta entra en un pralaya parcial (se duerme temporalmente).


Para que se te facilite comprenderlo, imagina la humanidad como un buceador que tiene que efectuar un trabajo bajo el mar, pero que su tanque de oxigeno no le permite hacer esa la labor en una sola sumersión. Por lo tanto la va efectuar en siete sumersiones.


De igual manera, las nuevas monadas humanas no pueden transformarse de un solo trecho, de los espíritus inconscientes que son inicialmente, con sus siete principios en estado latente,


En Seres divinos plenamente conscientes con sus siete principios totalmente desarrollados.


Es por ello que las monadas humanas tienen que sumergirse en el mundo manifestado: siete veces.


Así, de manera resumida, las monadas (o sea las partículas divinas) que actualmente están evolucionando en el reino humano, terminaron su desarrollo en el más alto grado del reino animal, en el ciclo anterior en la luna. Entraron en Nirvana, y posteriormente volvieron a surgir en la Tierra. Esta vez para desarrollarse como humanos.

En la primera ronda, las monadas humanas lo más que logran descender (antes de volver a ascender) es en una forma etérea, en donde desarrollan cuerpos monstruosos (en correspondencia con la tosquedad de la Tierra, ya que el planeta apenas se está formando y es igualmente etéreo en esa ronda).


En la segunda ronda, logran descender más (antes de volver a ascender) y formar cuerpos más firmes y condensados, aunque todavía siguen siendo gigantescos y etéreos.


Y así en las primeras rondas, las monadas humanas van formando, cierto sus siete principios, pero esencialmente sus principios inferiores (cuerpo emocional, cuerpo energético, cuerpo astral y cuerpo físico) descendiendo cada vez más hasta llegar plenamente en la materia en la cuarta ronda.

Mientras que en las siguientes rondas, van a desarrollar más sus principios superiores (mental, buddhi, atma) y sublimar sus principios inferiores.

Por lo tanto, al final de cada ronda, los humanos entran en el Nirvana parcial, en una forma cada vez más evolucionada. Y al final de la séptima ronda, los humanos entran a Nirvana en el más alto grado que pueden alcanzar en el reino humano, lo que podríamos llamar “hombres-dioses”.

Cuando termine el pralaya terrestre, las monadas que se desarrollaron como humanos en la Tierra, comenzarán desarrollos superiores (Ángeles, Espíritus planetarios, etc.). Y las monadas que se desarrollaron como animales en la Tierra, comenzarán su desarrollo como humanos en el nuevo planeta que surgirá.



Así como cuando muere un humano, su esqueleto físico tarda mucho en desaparecer, incluso el humano puede reencarnar y su antiguo esqueleto seguirá lentamente deshaciéndose. Lo mismo pasa con los planetas, y la Luna es el antiguo “esqueleto” de la anterior reencarnación de la Tierra???  De qué hablas estas fumado jajajaj

Tuve la misma reacción que tú de escepticismo la primera vez que leí sobre esto (aunque sin la fanfarronería) pero mientras más lo he reflexionado, más he cambiado de parecer. Y es que, aunque suene extraordinario, tiene mucho sentido, ya que todo en el Universo funciona bajo los mismas leyes, sólo que a escalas diferentes.

Es por eso que los antiguos sabios inscribieron en el templo de Delfos:

“CONÓCETE A TI MISMO Y CONOCERÁS AL UNIVERSO”

Debido a la ley de correspondencia que rige la Creación:

“COMO ES ARRIBA, ES ABAJO. COMO ES ABAJO, ES ARRIBA”

A mí me impresiona como la gente puede aceptar sin la menor discusión, las cosas más extraordinarias que dice la ciencia. Como por ejemplo:
  • que toda la materia y energía que forman el Universo con sus miles de millones de galaxias, toda esa súper inmensidad surgió de un punto más pequeño que un electro. 
  • que toda la información para elaborar un ser humano se encuentra archivada en el interior de cada una de sus células (y hay tantas células en un humano como estrellas en ¡mil galaxias!)

Y en cambio, rechazan sin ni siquiera reflexionarlo cuando el esoterismo dice que la vida se encuentra en todas partes, sólo que se desenvuelve de maneras que rebasan nuestra percepción.


¿CONVIENE ESTUDIAR A ELIPHAS LÉVI?


Eliphas Lévi Zahed es el seudónimo del famoso escritor ocultista francés Alphonse Louis Constant (y que es la traducción de su nombre en hebreo)

RESUMEN DE SU VIDA

Tuvo una juventud difícil:

  • Nació en Paris en 1810 en una familia pobre, lo que lo impulsó a una vocación religiosa que le permitió tener sustento y estudios.
  • En 1830 fallece su padre.
  • En 1835 recibe el diaconado, pero abandona el seminario antes de ser ordenado, porque se enamoró de una de sus alumnas, pero para su infortunio la joven lo desdeña. Para empeorar el asunto, su madre, quien había depositado todas sus esperanzas en él, sintiéndose muy abatida por la salida de su hijo, se suicida.
  • Después de unos años de bohemia, acariciando todavía la idea de acceder al sacerdocio, parte al monasterio benedictino de Solesmes, en donde aprovecha de su gran biblioteca (de unos 20’000 volúmenes) para cultivarse abundantemente: estudiando a los grandes pensadores y eruditos del cristianismo.
  • Es ahí donde publica su primera obra: “El Rosario de Mayo o La Guirlanda de María” (1839). Y aunque pensaba quedarse allí por el resto de su vida, un desacuerdo con el abad, lo obliga a abandonar la abadía en 1940.


  • Al interceder ante el obispo de París (Monseñor Affre) termina por conseguir un puesto miserable de inspector en el colegio de Juilly, pero sus superiores lo maltratan y en su malestar escribe su segundo libro: “La Biblia de la Libertad” (1841).
  • Considerado un peligro para la iglesia, es encarcelado durante once meses, en donde para soportar las malas condiciones, busca consuelo en la lectura, leyendo por vez primera al filosofo Swedenborg.
  • Al salir de la cárcel en 1842, persistiendo en su deseo de ser sacerdote, muestra una conducta tan ejemplar que Monseñor Affre decide recomendarlo al obispo de Evreux (Monseñor Olivier) quien está dispuesto a acogerlo, pero a condición de que tome un pseudónimo, para evitar así algún escándalo por el asunto de su libro subversivo. Durante esa época estudia a Lulio, Agrippa y Postel.
  • Desafortunadamente, sus sermones tienen tanto éxito, que suscitan muchos celos entre los sacerdotes de la diócesis, y en 1843 se desvela en los periódicos su identidad, obligándolo a dejar el seminario.


Incursión en la política:

  • Efectuando diversos trabajos, continúa con sus estudios y también de enamoradizo…
  • corteja a Eugénie Chenevier con la que tiene un hijo, pero al mismo tiempo mantiene un amorío con Marie-Noemí Cadiot (la gran amiga de Eugénie). Y el padre de Noémi le exige que se case con su hija o lo acusará por corrupción de menores. Así que deja a Eugénie y se casa con Noemi.

Marie-Noémi Cadiot posteriormente se volvió escritora, escultora y pionera del feminismo y las libertades de la mujer.

  • La ceremonia civil tuvo lugar en julio de 1846, pero la familia se rehusa a darle la dote a Noémi, y la joven pareja vive en la miseria.
  • Repudiado por los periódicos, debido al escándalo por su libro “blasfemo”, su esposa lo incita para que entre en la política.
  • Escribe un virulento panfleto: “La voz de la hambruna” (1847) por el cual es arrestado de nuevo y condenado a un año de prisión y una fuerte multa, pero es liberado a los seis meses ante las suplicas de su mujer que acaba de dar a luz a una niña.
  • La pareja impulsa varios proyectos izquierdistas sin mucho éxito.
  • En 1853, su esposa lo abandona por otro hombre (el marqués de Montferrier) y un año después muere su hija, para su gran desesperación, ya que la adoraba.


Cambio hacia el esoterismo:

  • Este fue progresivo. Comenzó desde 1845, con su obra “El Libro de las lágrimas o Cristo consolador” en donde comienza a expresar nociones esotéricas por primera vez.
  • En 1855 fundó junto con Charles Fauvety “La Revista Filosófica y Religiosa” la cual se publica durante tres años.
  • Fue durante ese tiempo que comienza a publicar su obra que lo llevó a la fama: “Dogma y Ritual de la Alta Magia”. Y es cuando adopta el pseudónimo de Eliphas Lévi.
  • Pero también en esos días publica un poema subversivo que lo lleva nuevamente a la cárcel, aunque gracias a un artilugio, Napoleón III lo perdona. 
  • En 1859 publica “La historia de la Magia” y en 1861 “La Clave de los grandes Misterios”, obras que le dan un prestigio considerable y seguidores entre gente adinerada y de poder en Europa.
  • Va a pasar el resto de sus años frecuentando diversas organizaciones esotéricas, escribiendo libros y enseñando ocultismo (en particular la Kabala).
  • Gracias al dinero percibido como remuneración por sus lecciones, vive con una relativa comodidad material, enriqueciendo sin cesar su biblioteca. 
  • Hasta que fallece en 1875.




¿QUÉ OPINIÓN TIENEN LOS MAESTROS DE ELIPHAS LÉVI?

(Alfred Percy Sinnett fue un periodista que tuvo el gran privilegio de mantener una correspondencia con los Mahatmas Kuthumi y Morya, quienes lo instruyeron, considerando que como escritor y por su origen inglés, se le facilitaría transmitir al Occidente, las enseñanzas esotéricas Orientales.)

Cuando Sinnett comentó (sobre un asunto de la evolución de la humanidad) que lo que decía Eliphas Lévi parecía estar en conflicto directo con lo que le enseñaba el Mahatma Kuthumi, el Maestro le respondió:

« Eliphas Lévi no está en conflicto directo con nuestras enseñanzas.

(Luego Kuthumi dio una larga explicación sobre los puntos en donde Sinnett consideraba que había conflicto, la cual omito para no complicar el capítulo)

Habiendo explicado así la situación, resumiré y preguntaré de nuevo:

¿Por qué debería mantenerse que lo que es dado por Eliphas Lévi y expuesto por Blavatsky, esté en “conflicto directo” con mi enseñanza?

Eliphas Lévi es un ocultista y un kabalista, y al escribir para aquellos que se supone, conocen los rudimentos de los principios kabalísticos, usa la fraseología peculiar de su doctrina, y Blavatsky hace lo mismo. Ellos olvidan que el público en general, necesita de todas las explicaciones posibles y lucidas, que para ellos pueden parecerles superfluas. »
(Carta Mahatma 20C, p127 y 129)

En otra ocasión Sinnett se quejó ante el Mahatma Kuthumi que no comprendía las enseñanzas de Eliphas Lévi, a lo cual es Maestro le respondió:

« En verdad, que cuando te quejas de ser incapaz de comprender el significado de lo que dice Eliphas Lévi, es solamente porque como muchos otros lectores, no logras encontrar la clave de su manera de escribir. Y si observaras con más atención, te darías cuenta que nunca fue la intención de los ocultistas realmente esconder de los estudiantes diligentes y resueltos, lo que habían estado escribiendo, sino más bien encerrar su información (por razones de seguridad) en una caja fuerte resguardada, cuya clave es: la intuición.

El grado de diligencia y celo con el cual el estudiante busque el significado oculto, es en general la prueba de hasta dónde el estudiante tiene derecho a la posesión de ese tesoro tan enterrado. » 
(CM 48, p279)

Cuando Sinnet se volvió a quejar, esta vez de una de las principales obras de Eliphas Lévi, el Maestro Kuthumi le respondió:

« Su libro “La Alta Magia” de Eliphas Lévi. No es extraño que lo encuentres nebuloso, ya que nunca estuvo destinado para el lector no iniciado. Y es porque Lévi estudió a partir de los manuscritos Rosacruces (ahora reducidos a tres ejemplares en Europa). Estos exponen nuestras doctrinas orientales tomadas de las enseñanzas de Rosencranz, quien a su regreso de Asia, las vistió con atavío semi-cristiano, para que sirviera de escudo a sus alumnos en contra de la venganza clerical. Por lo tanto uno debe de tener las claves de estas enseñanzas rosacruces, y estas claves son toda una ciencia de estudio por sí misma» (CM 49, p280)

« [Así por ejemplo, te doy una clave sencilla para ilustrarlo.] Eliphas Lévi usa constantemente los términos “Dios” y “Cristo” los cuales tomados en su sentido esotérico simplemente significan el “Bien” (refiriéndose en su aspecto dual de lo abstracto y lo concreto y nada de dogmatico). » (CM 20C, p129)

«  Rosencranz enseñó oralmente. Posteriormente Saint Germain registró las buenas doctrinas en cifras, y su único manuscrito cifrado permaneció en poder de su fiel amigo y protector, el benevolente Príncipe germano de cuya casa y en cuya presencia, él hizo su última salida.
. . .
Hablando de “cifras” y “números”, Eliphas Lévi se dirige a los que saben algo de las doctrinas Pitagóricas, ya que algunas de ellas compendian toda la filosofía e incluyen todas las doctrinas. Isaac Newton las comprendió bien, pero retuvo su conocimiento con mucha prudencia por su propia reputación. » (CM 49, p280-281)
_ _ _

Para facilitarle la comprensión a Sinnett de las enseñanzas de Eliphas Lévi, en varias ocasiones el Mahatma Kuthumi le envió escritos de Lévi añadiendo sus propios comentarios:

« Para reconciliarte con Eliphas, te enviaré una colección de sus escritos  que nunca han sido publicados, en una escritura clara grande, clara y hermosa, con mis comentarios a todo lo largo. Nada mejor que esto podría darte la clave de los enigmas kabalísticos. » (CM 20, p134)

« Memorando – Cuando sea oportuno, por favor enviarle a A. P. Sinnett aquellas notas no publicadas de Eliphas Lévi con anotaciones de K.H. [Khutumi]. » (CM 23A, p144)

« En el próximo tomo de la revista Theosophist encontrarás una nota o dos añadidas a la traducción que hizo Hume del prefacio de Eliphas Lévi con relación al continente Hundido [La Atlántida]. » (CM 23B, p156)

« Estas aclaraciones quizás harán más claras para ti las alusiones de Eliphas Lévi; si vuelves a releer lo que él dice y mis observaciones al margen de ellas. » (CM 25, p196)




OPINIÓN DE BLAVATSKY SOBRE ELIPHAS LÉVI


« La Señora Blavatsky tenía una considerable estima hacia Eliphas Lévi y su erudición:

-        “Eliphas Lévi ha sido el más grande filósofo hermético en Europa del siglo XIX.” (CW III, p.282, 1881)
-        “El difunto Eliphas Lévi fue el más erudito kabalista y ocultista de Europa en nuestra época contemporánea y todo aquello escrito por su pluma es preciado para nosotros.” (CW III, p.287, 1881)

Sin embargo previno a sus estudiantes de no aceptar demasiado literalmente algunas de sus enseñanzas, ya que de acuerdo a ella:

-        “Él expuso la verdadera filosofía hermética en el embrollado lenguaje de los kabalistas judíos y para el beneficio de un público nacido cristiano(CW VI, p.134, 1884)

Para ella, Eliphas Lévi era indudablemente un gran ocultista, pero:

-        “siendo un escritor fascinante e ingenioso, él más bien dio una visión mistificada de la magia, más que enseñarla en sus numeroso escritos”. (CW VII, p.266, 1886)

Por otra parte, en ningún momento ella lo consideró jamás como un iniciado o un ocultista práctico [sino un ocultista teórico]. »
(Comentarios de Boris de Zirkoff en los Collected Writtings de HPB, Vol. I, pg.495, extractos)

El hecho de que Eliphas Lévi no haya sido un iniciado, sino un investigador de ocultismo es muy importante a recalcar, y no por quererlo desprestigiar, sino para hacerles comprender que eso ocasionó que haya cometido varios errores de interpretación al estudiar las enseñanzas esotéricas.

Y es que aunque incluso los iniciados pueden cometer errores, ustedes comprenderán que no es lo mismo tener como instructor a un gran Maestro, que tiene un acceso muy profundo al autentico Conocimiento oculto, que ser un simple estudiante (cuyos instructores son también simples eruditos de ocultismo) y por lo tanto no tienen la asistencia directa de un gran Maestro que los corrija cada vez que cometen errores de comprensión.

Además, al ser un kabalista, Lévi puso en sus libros, las nociones incorrectas que con el tiempo se han ido incorporando en la Kabala. (ver las alteraciones hechas a la Kabala)

Así por ejemplo, sus aseveraciones sobre lo que en el esoterismo se le conoce como la Luz Astral:

« La mayor parte de los kabalistas cristianos occidentales, y sobre todo Eliphas Lévi, en su deseo de reconciliar las enseñanzas ocultas con los dogmas de la iglesia católica, han hecho todo cuanto han podido para convertir la “Luz Astral”, exclusiva y principalmente en el “Pleroma” de los primeros Padres de la Iglesia, haciéndola la residencia de la Hueste de los Ángeles Caídos, de los “Señores celestiales” y de otros “Poderes”.

Pero la Luz Astral, aunque es tan sólo el aspecto inferior de lo Absoluto, es sin embargo dual. Es el Anima Mundi, y nunca debe ser considerada de otra manera (excepto para propósitos kabalisticos). En cambio, la diferencia que existe entre su “Luz” y su “Fuego Viviente” siempre deben tenerla presente el vidente y el psíquico. Así por ejemplo: Eliphas Lévi comete una gran equivocación al identificar siempre la Luz Astral con lo que nosotros llamamos Akâsha. » 
(La Doctrina Secreta Vol. I, pg 196 y 254, 1888)

De ahí el consejo de Blavatsky a sus estudiantes de no tomar al pie de la letra todo lo que Eliphas Lévi escribió. Y de hecho, es interesante constatar que a medida que pasaron los años y que Blavatsky adquirió mayores conocimientos ocultos y estudió más profundamente a Lévi. Si bien lo siguió admirando, advirtió en su obra La Doctrina Secreta, a los lectores en general, de que fueran cautelosos al leer a Eliphas Lévi ya que escribió muchas contradicciones:

« Pero ningún otro kabalista ha poseído como Eliphas Lévi el talento de yuxtaponer una contradicción sobre otra, y de hacer que en una misma frase se contradiga una paradoja a la otra con tal fluidez de lenguaje. Haciendo que con su gran talento, él conduzca al lector a través de los valles más bellos de la enseñanza oculta, pero desafortunadamente para dejar al inexperto, después de todo, en una roca estéril y desierta en cuanto se refiere al conocimiento esotérico. » (DS I, p259)

Así por ejemplo:

« Llama Ruach al cuarto principio. Cuando el cuarto principio para nosotros es el Kama Rûpa (el cuerpo de los deseos). Mientras que Ruach (entiéndase el “Alma Espiritual”) en la Teosofía es el sexto principio, o sea Buddhi, y Nephesh corresponde al cuarto principio. » (DSII, p633)



Otro ejemplo:

« El paradójico Eliphas Lévi llama de un tirón a la Luz Astral: “El Cuerpo del Espíritu Santo” y luego a continuación la denomina “Baphomet” (el Andrógino cabrío de Mendes). » (DS I, p253)


Puedo confirmar que para quienes no están familiarizados con el verdadero esoterismo, esas contradicciones que hace Eliphas Lévi, los va a confundir muchísimo. Pero es que incluso en algunas ocasiones, Eliphas Lévi enseñó intencionalmente cosas falsas (mostrando su pequeño lado malévolo que todos tenemos)

Esto lo descubrí en una conversación que tuvo Blavatsky con sus alumnos cercanos:

« T.B. Harbottle: Eliphas Lévi lo da en este sentido: el toma el primer eterno como representando el triangulo, y la síntesis de los tres formando un cuarto punto, ¿pero yo mismo no veo cómo esto lleva más cerca de la materia?

(Luego sigue una larga discusión, la cual de nuevo omito para no atazcar el capítulo)

T.B. Harbottle: Todas esas explicaciones dadas por los ocultistas han generado un mal entendimiento de la palabra Tetragrámaton. Después de esta discusión pienso que ahora comprenderemos mejor lo que es un Tetragrámaton.

B. Keightley: Es simplemente la humanidad, tal como la conocemos.

Blavatsky: No, es más bien diferente. Yo no lo llamo así. Es Malkuth, “cuando la novia viene a ser desposada en la tierra”; entonces se convierte en humana.

B. Keightley: Después de la separación.

Blavatsky: Los siete Sephiroth inferiores todos deben de haber pasado. Entonces el Tetragrámaton se vuelve más y más material.

B. Keightley: Y después de la separación, él es completamente Tetragrámaton.

Kingsland: En un sentido, es la Luz Astral entre el cuarto plano inferior y los tres superiores.

Blavatsky: Entre Tetraktys y Tetragrámaton hay una inmensa diferencia. La diferencia es entre el juramento de Pitágoras por el Tetraktys de la Monada invisible. La cual llega, y habiendo producido el primer punto y el segundo y el tercero, se retira posteriormente en la obscuridad y el perpetuo silencio, es decir en aquello de lo cual nosotros no podemos conocer nada. O sea me refiero al primer Logos, y esto es Tetraktys. Esto es el punto.

El punto resulta, y esto es el “1”. Él produce el primer punto, el segundo, el tercero y el cuarto. O si ustedes lo toman desde el punto de vista de la materia, es el plano horizontal o el triangulo, y ahí está el segundo lado, y el tercero y el punto. Eliphas Lévi dice muchas cosas que ciertamente yo nunca consentiré, y él sabía muy bien que estaba engañando al público. Él simplemente se rió de la gente.

T.B. Harbottle: Aún así Lévi logra dar la idea de cómo se forma el cuatro, en tanto que sugiere que es el primer triangulo y su síntesis. Y es que uno puede perfectamente tomar la Monada que forma el 1, el 2, el 3 para luego retirarse en la obscuridad. En todo caso no está tan alejado de la idea, y por consiguiente yo digo que él está más bien describiendo el Tetraktys.

Blavatsky: Y apenas te lo he demostrado. Tú tomas el punto en el circulo y procedes y haces un triangulo del punto inferior y tomas el plano material y procedes así, convirtiéndose en el reverso. Mientras que Eliphas Lévi lo toma en un plano inferior.

B. Keightley: Es por esto que ha surgido la confusión en nuestras mentes. Es porque Eliphas Lévi está hablando del Tetraktys como si fuera el Tetragrámaton.

Blavatsky: Ahora ven la enorme confusión que ha producido en ustedes la simple lectura de Eliphas Lévi. ¿Qué será de otros que estudian en otras escuelas esotéricas y que van y dicen que el Tetragrámaton es la representación de la divinidad más elevada?  Tendrán tal revoltijo de ideas que nunca aprenderán nada, ya sea de una o de la otra escuela. Y la consecuencia de todo esto es que se encontrarán en el más espantoso estado de confusión.

Es por eso que en las reglas preliminares de la Sección Esotérica.

(La escuela fundada por Blavatsky con la ayuda de William Judge, cuyo objetivo era dar a los estudiantes comprometidos de la Sociedad Teosófica, una enseñanza más profunda del conocimiento esotérico.)

Es por eso que a los estudiantes les he dicho:

-        “Por favor, todos aquellos que quieran estudiar la autentica enseñanza esotérica oriental, tengan la amabilidad de no pertenecer a otras organizaciones esotéricas, con excepción de las sociedades masónicas, las cuales son perfectamente inofensivas.”

(Bueno, inofensivas en ese entonces [siglo XIX] porque ahora encuentran de todo: desde sociedades masónicas de muy alto nivel, hasta sectas disfrazadas de masónicas.)

Y aunque por esa recomendación me han tachado de fanática e intolerante y me ha valido muchas críticas, ahora comprenden la razón. »
(Los Comentarios de la Doctrina Secreta, reunión del 7 de febrero de 1889, pg. 147-157, extractos)

Observaciones

El asunto que están discutiendo Blavatsky y sus alumnos en realidad es muy fácil de comprender, pero se vuelve muy complicado si no se puede ilustrar con las figuras que mencionan y si no se tiene un conocimiento previo sobre el tema. Posteriormente en otro capítulo se los explicaré.

Por otra parte, ese “espantoso estado de confusión” en el que uno termina por encontrarse al estar buscando los Conocimientos ocultos y perderse por tantas diferentes versiones, yo lo he vivido por experiencia propia: y es que incluso en varias ocasiones mandé a volar al esoterismo, porque ya estaba HARTO que NO había consenso entre las diversas enseñanzas. Y vi a muchos investigadores renunciar por completo a la búsqueda por las mismas razones.

Es por ello que continuamente les estoy aconsejando que primero se enfoquen en las enseñanzas esotéricas más genuinas, para que así adquieran una base solida que les sirva de brújula, para que no se pierdan en ese “Océano tempestuoso” que es el esoterismo.




CONCLUSIÓN

Indudablemente Eliphas Lévi fue una de las grandes eminencias del ocultismo Occidental y por lo tanto vale mucho la pena leerlo. Pero, yo les aconsejo que lo estudien cuando ya tengan un gran conocimiento esotérico (genuino) previo:

1)   Porque como buen ocultista, usa un lenguaje complicado, haciendo que muchos de sus escritos sean difíciles de comprender para los principiantes,
2)   Porque resguardó mucha información detrás de claves que no sabrán descifrar, si no tienen ya un conocimiento solido del esoterismo, y
3)   Porque cometió varios errores de interpretación (algunos inconscientemente, otros voluntariamente) que no sabrán reconocer, si no tienen ya bastante conocimiento del esoterismo más profundo (o sea aquel que no ha sido alterado).



La evolución de la enseñanza

Otra de las razones por las que les recomiendo que primero estudien la Teosofía Original antes de querer estudiar a Eliphas Lévi, es porque con cada nueva revelación que va dando la Logia de los Maestros al mundo, se va añadiendo más información y una visión más amplia y profunda del conocimiento esotérico.

Por lo que Eliphas Levi, a pesar de ser un gran investigador y un verdadero ocultista, no tuvo acceso a la nueva revelación que aportaron los Maestros a través de su mensajera Blavaysky, ya que él murió justo cuando se iniciaba el Movimiento Teosófico. Y es por eso que su obra, aunque brillante, queda limitada en varios aspectos, como lo señala William Judge quien fue uno de los fundadores de la Sociedad Teosófica:

« Aunque Eliphas Lévi escribió acerca del reino astral y del cuerpo astral, es evidente que no tenía mucho conocimiento del resto de la enseñanza esotérica sobre la constitución oculta del hombre y la estructura oculta del planeta.

Y mientras que los sabios hindúes poseían los otros términos de los diferentes cuerpos del hombre en su lenguaje y en su filosofía, sin embargo ellos no usaron una clasificación septenaria, sino usaron principalmente una clasificación cuádruple, y ciertamente ocultaron (si es que la conocían) la estructura de la cadena terrestre constituida por sus siete globos. Aunque el erudito hindú Subba Row (ahora difunto) afirmó que ellos conocían una clasificación septenaria, pero que no había sido divulgada, ni tenían la intención de hacerlo para el público en general. »
(El Océano de la Teosofía, capítulo IV, extractos)

Por lo tanto, si estudian primero una genuina enseñanza esotérica más avanzada, les será más fácil entender a Eliphas Lévi.




BIBLIOGRAFÍA


(Aquí sólo considero sus obras de carácter esotérico)

Dogma y Ritual de la alta magia (1854)
Las clavículas de Salomón (1854)*
Carnet de apuntes de Eliphas Lévi (1854)*
Historia de la magia (1859)
La clave de los grandes misterios (1859)
La clavícula profética de los siete espíritus de Jean Trithème (1860)*
Los misterios de la Kabala o La armonía oculta de los dos Testamentos (1861)*
Curso de filosofía oculta, cartas al barón de Spedalieri (1861)*
El hechicero de Meudon (1861)
Fábulas y símbolos (1862)
La ciencia de los espíritus (1865)
El gran arcano del ocultismo revelado (1869)*
El libro de los sabios (1870)*
El libro de los esplendores (1870)*
Los elementos de la Kabala (1870)*
Las puertas del avenir o Las últimas palabras de un vidente (1871)*
El Grimorio franco-latomorum (1871)*
El velo del templo desgarrado (1872-1874)*
El evangelio de la ciencia (1873)*
La religión de la ciencia (1873)*
Las paradojas de la alta ciencia (1873)*
La sabiduría de los antiguos (1874)*
El libro de Abraham (1874)*
El catecismo de la paz (1874)*
El ritual mágico del Sanctum Regnum (?)*
El libro de Hermes (?)*
El anexo de Salomón (?)*

* Obras póstumas

Nota: algunos de los manuscritos no publicados de Eliphas Lévi, fueron copiados por varios de sus discípulos y varios de estos textos llegaron a manos de los teósofos, probablemente a través del barón Spedalieri (quien era uno de sus discípulos) y varios de ellos fueron traducidos al inglés y publicados en los primeros volúmenes de la revista de la Sociedad Teosófica (“The Theosophist”)