Les pido una disculpa, pero por falta de tiempo no voy a

poder atender los comentarios hasta finales de mayo.

LA DOCTRINA DE LOS CICLOS



“Yo tuve que estudiar durante quince años antes de llegar a la doctrina de los ciclos y primero tuve que aprender cosas más simples.”
(Maestro Kuthumi, CM22, p144)

« La doctrina de los ciclos es una de las más importantes de todo el sistema teosófico, aunque la menos conocida y de entre todas, a la que con menos frecuencia se hace referencia. Por muchos siglos, los investigadores occidentales han sospechado que los acontecimientos se mueven por cíclos, y algunos escritores en el campo de la literatura europea han tratado el tema, aunque todos de una manera muy incompleta. [Maquiavelo, Nietzsche, Borges, Kundera, entre otros, disertaron sobre el concepto del “eterno retorno”]

Esa falta de cabalidad y de comprensión precisa se debe a una falta de conocimiento en las cosas espirituales y al deseo de hacer cuadrar todo con los dogmas materialistas. No pretendo tampoco dar a conocer la ley cíclica en su totalidad, porque es una ley que los Maestros de Sabiduría NO divulgan en detalle [ya que su conocimiento aporta poder]. Pero se ha divulgado lo suficiente y bastante fue por largo tiempo conocido por los hombres de la antigüedad, como para enriquecer considerablemente nuestro conocimiento.
. . .
En Occidente

El comienzo de un ciclo debe de ser un momento, que sumado a otros momentos hacen un día, y la adición de estos forman meses, años, décadas y siglos. El Occidente difícilmente va más allá de esto y aunque reconoce el ciclo lunar y el gran ciclo sideral, solo los considera a ambos, al igual que a los demás ciclos, como meros períodos de tiempo. Ahora bien, si solamente los consideramos como lapsos de tiempo, no son de utilidad excepto para el estudiante estéril o el astrónomo. Y es de esta manera que actualmente son considerados por los pensadores occidentales, quienes reconocen la existencia de los ciclos, pero consideran que no tienen gran relación con la vida humana, y ciertamente ninguna conexión con la ocurrencia de acontecimientos o la reaparición en el escenario de la vida de almas que alguna vez vivieron en el mundo.

En el Esoterismo

La teoría teosófica es claramente diferente (como lo debe de ser si se acepta la doctrina de la reencarnación). Los ciclos no solo son sucesos físicos con respecto al tiempo, sino que también afectan grandemente la vida humana y la evolución del globo terrestre con todas las formas de vida que existen en él.
. . .
¿Cuándo se inició el primer instante?

Esto no puede contestarse, aunque puede decirse que los antiguos teósofos sostuvieron que la verdad es que en los primeros momentos de la solidificación de este globo, la masa de materia involucrada alcanzó un cierto y preciso grado vibratorio que se mantendrá a través de todas las variaciones en cualquiera de sus partes, hasta que llegue su hora de disolución. Estos grados de vibración [en los diversos cuerpos celestes] son los que determinan los diferentes ciclos, y al contrario de las hipótesis de la ciencia occidental, el esoterismo enseña que el sistema solar y la Tierra [así como los demás planetas], llegarán a su fin cuando la fuerza que yace en toda la masa de materia visible e invisible haya alcanzado su límite de duración bajo la ley cíclica. »
(Judge, El Océano de la Teosofía, cap. XIV, p117-118)

« Una rama muy interesante del estudio teosófico es lo que puede llamarse la ley de los ciclos, o las operaciones repetitivas de la naturaleza. Y se trata de un hecho que es tan obviamente manifiesto en el Universo que su existencia difícilmente puede negarse, salvo por los necios.

Encontramos los movimientos de la Creación repitiéndose a sí mismos en todas partes, aunque por supuesto, tal movimiento no es meramente el mismo recorrido por los viejos surcos en cada repetición de esa actividad cíclica, sino que cada nuevo ciclo es la expresión de una modificación más o menos grande del ciclo anterior. Los días sucediéndose a las noches, las estaciones del año alternándose y los planetas orbitando alrededor del sol en cursos regulares y periódicos son algunos de los ejemplos más familiares de la actividad cíclica.

Los ciclos muestran los periodos de tiempo recurrentes en los que los seres en evolución expresan las energías y poderes que hay en ellos. Se puede decir que los ciclos y la evolución son como las dos caras de una misma moneda: por un lado los ciclos muestran los periodos de tiempo [que se dispone durante el tiempo de existencia] y por el otro lado la evolución manifiesta las enérgicas o las cualidades sustanciales que aparecen en esa existencia de acuerdo con esos períodos de tiempo. Pero detrás de este proceso aparentemente doble, aunque en realidad siendo uno solo, siempre yacen profundas causas karmicas. »
(Encyclopedic Theosophical Glossary) 

« La parte final de un ciclo es muy importante. Cada Ronda, cada anillo, así como cada raza tiene sus ciclos mayores y menores, en todo globo por el que pasa la humanidad. »
(Maestro Kuthumi, CM23B, p149)


CORRESPONDENCIA CON EL MOVIMIENTO DEL UNIVERSO

« La ley de los ciclos surge de la incesante y eterna alternancia del gran aliento del Espíritu del Universo. El movimiento abstracto absoluto, a medida que los mundos evolucionan, asume una tendencia siempre creciente hacia el movimiento circular. De aquí surgen las ruedas y globos de la evolución cósmica y las rondas de las oleadas de vida evolutiva. El movimiento es repetitivo, siempre retornando a puntos similares pero NO idénticos. El símbolo geométrico es la hélice, la cual combina el ciclo con el movimiento progresivo. Si el eje de la hélice es en sí mismo un círculo, resulta en un vórtice y así ruedas dentro de ruedas a medida que el progreso avanza a grados de mayor complejidad. »
(Occult Glossary by G. de Purucker)

« Todo es círculo. ¡Créanlo!
Ustedes se mueven en una pequeña parte de un círculo inmenso.
Y la parte del círculo inmenso es una línea recta.
El mental no puede captar eso.
El centro de todos los círculos es ÉL [“Dios”].
Más el círculo se cierra, más SU presencia es intensa.
Pero cada círculo tiene su necesidad. »
(Gitta Mallasz, La Respuesta del Ángel, conversación 30 con Lili)

Ciclo viene de kyklos que en griego significa círculo, rueda, anillo. Y en efecto vemos que todo en el Universo gira alrededor de un centro. Tanto a nivel microscósmico (los electrones giran alrededor del núcleo) como macroscósmico (los planetas giran alrededor del sol y los soles giran alrededor del centro de la galaxia). Si los cuerpos estuvieran quietos, podríamos considerar el circulo (o su variante la elipse) como el movimiento de base.


Pero como en realidad todo en el Universo está moviéndose a través del espacio, el verdadero movimiento de base es la hélice (o espiral tridimensional).


Bajo la ley de correspondencia que existe en el Universo (“como es arriba, es abajo”) encontramos este principio en todos los aspectos de la Creación y es el fundamento sobre el cual se basa la doctrina de los ciclos. Por ejemplo, la gente piensa que la evolución se efectúa en línea recta. Pero en realidad se ha efectuado en una línea ondulada alternando ciclos de desarrollo y ciclos de decadencia.


Es así que hay una estrecha relación entre las civilizaciones, las reencarnaciones y los ciclos (ver las civilizaciones también reencarnan)


NO SE PUEDE ESCAPAR DE LOS CICLOS NI MODIFICARLOS

« Los ciclos deben recorrer sus Rondas. Los periodos de luz y de oscuridad mental y moral se suceden unos a otros como el día y la noche. Deben cumplirse las Yugas mayores y menores de acuerdo al orden establecido de las cosas. Y nosotros [los Maestros], nacidos a lo largo de la poderosa marea [evolutiva], solamente podemos modificar y dirigir alguna de sus corrientes menores. »
(Maestro Kuthumi, Cartas Mahatma, p499)

« La vida es un fuego en movimiento y en ese movimiento hay ciclos precisos como relojes, y al interior de esos ciclos hay la libertad que cosas sucedan, aunque al final simplemente son acciones y reacciones. Ejemplo karma, tienes libertad de actuar, pero si haces daño a los demás, ese daño se te regresa. Los grandes programas son rígidos, los pequeño son más flexibles.  ¿Por qué razón?  Porque en un sistema que es demasiado rígido, la libertad no puede ser. Sin embargo es un hecho que el hombre dispone de libertad y muchos otros seres también tienen la libertad.
– – –
La humanidad evoluciona a través de ciclos. Concretamente en el planeta Tierra a través de siete grandes ciclos manifestados por las siete razas raíces. El ciclo de cada raza raíz ya está predestinado y este se efectúa inexorablemente. El hombre no puede ni acelerar, ni retardar el ritmo. Así, los seres humanos por ejemplo, no pueden obrar para que la próxima raza raíz ya aparezca ahora. ¡Es imposible! La razón de esto es porque los ciclos están determinados por los Rayos de la Creación y estos rayos vienen en manifestación solo en ciertos momentos cósmicos muy precisos.
. . .
Ahora bien, si es cierto que el ser humano no puede cambiar los ciclos, en cambio lo que si puede hacer es construirse la mejor vida posible durante el ciclo, separando lo verdadero de lo falso, cumpliendo el bien y rechazando el mal. El interior de los ciclos, la grandeza y la belleza de un ciclo les pertenece. »
(Maestro Pastor, conferencia del 06-12-86 y 08-11-87)


ALGUNOS EJEMPLOS DE CICLOS ESOTÉRICOS

-        el cuerpo humano tiene un profundo cambio y renovación cada siete años.
-        los antiguos sabios egipcios e hindús mencionan un ciclo oculto del alma humana de 5’000 años.
-        la luna aparte de su ciclo de 28 días, tiene también un ciclo poco conocido (el ciclo metónico) en donde cada 19 años, las mismas fechas del año corresponden con las mismas fases de la Luna y que de una forma oculta también influencia a la Tierra.
-        el sol tiene un ciclo parecido en donde cada 28 años los domingo vuelven a salir los mismos días en el calendario Juliano.
-        la era astrológica es el periodo durante la cual el punto vernal cruza por una de las 12 constelaciones del zodiaco; o si prefieren, es el tiempo que tarda el Sol en recorrer toda la banda celeste del zodiaco. Es aproximadamente de 25’776 años.
-        los ciclos por los que pasa la humanidad en su evolución los explico en (Rondas: introducción)
-        los sabios de antiguas civilizaciones como la maya, la egipcia o la hindú tenían un gran conocimiento sobre los ciclos ocultos, y en parte ese conocimiento todavía se encuentra escondido en sus mitologías (ver los ciclos cósmicos en el hinduismo)

« Los antiguos dividían el tiempo en ciclos sin fin, ruedas dentro de ruedas, siendo todos estos periodos de diferentes duraciones, cada uno marcando el comienzo o el final de algún acontecimiento, ya fuese cósmico, mundano, físico o metafísico. Había ciclos de solo unos cuantos años y ciclos de inmensa duración, como el gran ciclo Orfico de 120’000 años que se refería al cambio etnológico de las razas, o el ciclo de Casandro de 136’000 años que traía consigo un cambio completo de las influencias planetarias y de sus correlaciones entre los hombres y las divinidades – un hecho que han perdido de vista por completo los astrólogos modernos. »
(Blavatsky, La Clave de la Teosofía, p326)


La doctrina de los ciclos está íntimamente relacionada con la ciencia de los números

Y aunque muy poco se ha dicho porque es un conocimiento sagrado que aporta poder, ya que da las claves de cómo está formada la Creación, algo se ha revelado. (Ver análisis de las yugas)

“Hay ciclos de 7, 11,  21, 77, 107, 700, 11’000, 21’000, etc.: tantos ciclos harán otro mayor y así sucesivamente.”
(Maestro Morya, CM47, p272)



Ver también:

3 comentarios:

  1. en el mes de Marzo del año 1982 ocurrio algo que me ha llevado a rebuscar continuamente en los escritos de Kaviraj Gopinath y Vissudhananda Paramahamsa deva,ambos pertenecieron al gyan ganj y eran portadores del conocimiento de los ciclos,Kaviraj fue bibliotecario de la academia nacional de sanscrito de la india en el 1900 y se comenta que poseyo un documento original relacionado con la filosofia del Kalachakra.....sabe alguien algo acerca de esto?.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desafortunadamente no sé al respecto y es una lástima porque suena interesante. Si descubres algo, por favor avísanos.

      Eliminar
  2. Otro que no sabe, yo, pero coincido en que suena interesante.

    ResponderEliminar