Estoy atendiendo los comentarios que me hicieron durante mi ausencia,

pero como son muchos (+500) les pido paciencia.

¿EXISTE EL PLANETA VULCANO?




No me refiero al planeta de Spock de la famosa serie Star Trek, sino al planeta intra-mercuriano (orbitando entre el Sol y Mercurio), del cual se sugirió su existencia en el siglo XIX.


Historia

Para explicar las irregularidades de la órbita de Uranus, el matemático y astrónomo francés Urbain Le Verrier propuso la existencia de otro planeta hasta entonces desconocido. Por medio solo de cálculos matemáticos, en base a las observaciones anteriores, y utilizando las leyes de Newton y Kepler, predijo la ubicación de ese nuevo planeta, el cual fue confirmado por el astrónomo alemán Johann Galle en 1846. Descubriendo así a Neptuno. Esto le trajo celebridad y prestigio a Le Verrier.


Posteriormente para explicar la anomalía en un avance del perihelio del planeta Mercurio, volvió a proponer la existencia de un pequeño planeta que perturbaba la órbita de Mercurio al que se le llamó Vulcano. 

Tras la publicación de su hipótesis, el mundo de la astronomía se dividió en dos: muchos astrónomos estaban escépticos, sin embargo la fama de Le Verrier hizo que numerosos astrónomos se pusieran en su búsqueda. El problema es que la gran proximidad del Sol dificulta cualquier observación. De por si Mercurio solo es visible en la salida y puesta del Sol. Vulcano estando aun más cercano al Sol es casi todo el tiempo invisible: sólo durante los eclipses solares podía intentarse su búsqueda.

En el eclipse total de sol de 1878, el astrónomo James Watson estuvo convencido el resto de su vida de haber observado no uno, sino dos planetas intra-mercuriales. Sus observaciones fueron criticadas por el astrónomo alemán Heinrich Peters quien aseguró que sólo se trataba de las estrellas Theta y Zeta Cancri.

Le Verrier falleció en 1877 convencido de haber descubierto otro planeta, aunque la búsqueda de Vulcano finalizó cuando en 1915 Albert Einstein explicó el origen del corrimiento perihélico de Mercurio utilizando su Teoría de la Relatividad. Las variaciones en la órbita eran producidas como subproducto de la fuerza gravitacional del Sol. Sus ecuaciones predijeron la órbita de Mercurio, así como las del resto de los planetas, con una precisión sin precedentes.

A partir de entonces, quedó descartada la hipótesis de la existencia del planeta Vulcano.

Sin embargo esto no explica las manchas redondas pasando delante del Sol que varios astrónomos han afirmado haber visto. La más célebre es la del Doctor Lescarbault quien le escribió una carta a Le Verrier en 1959, donde dice que observó una mancha pasar delante del Sol durante una hora y cuarto, recorriendo un cuarto del disco solar, estimó su inclinación orbital entre 5,3° y 7,3° y su longitud en aproximadamente 183°.

_ _ _

Aunque la ciencia considera que el asunto está resuelto y que Vulcano no existe, es probable que en el futuro Le Terrier y sus seguidores sean legitimados, ya que el Mahatma Kuthumi dice

“No todos los planetas intra-Mercuriales ni tampoco aquellos en la órbita de Neptuno han sido todavía descubiertos, aunque se sospecha fuertemente su existencia. Nosotros sabemos que ellos existen y en dónde se encuentran”
(Carta Mahatma 23, p169)


Nota: Según el Encyclopedic Theosophical Glossary (ETG), Vulcano se habría vuelto invisible a la vista general de los humanos durante la Tercera Raza Raíz (la raza lemuria), después que la Humanidad adquirió cuerpos físicos concretos. Y correspondería al planeta sagrado representado en la astrología por el Sol.

PLANETAS DESCONOCIDOS




¿Existen planetas alrededor de otras estrellas?

Al respecto el Mahatma Kuthumi responde:

« Hasta ahora, con todos sus fotómetros, solamente ha sido descubierto un solo planeta fuera del sistema solar, mientras que nosotros a simple vista con la sola ayuda de nuestro ojo espiritual conocemos un buen número de ellos; de hecho, toda estrella-Sol completamente madura al igual que nuestro propio sistema tiene varios planetas que la acompañan. »
(Carta Mahatma 23, p165)

La carta fue escrita entre 1880 y 1884. El planeta extrasolar al que se refiere el Maestro Kuthumi es un planeta que se sugirió su existencia en el siglo XIX, para explicar las anomalías orbitales de la estrella binaria 70 Ophiuchi en la constelación de Ofiuco. Aunque posteriormente se desestimó su existencia considerando que un sistema de tres cuerpos con esos parámetros orbitales sería altamente inestable.


Posteriormente ha habido muchas presunciones. Oficialmente el primer planeta extrasolar se confirmó en 1995 en la constelación de Pegaso. Lo llamaron 51 Pegasi b y fue hallado gracias a la oscilación estelar. Desde entonces los astrónomos han encontrado cientos de exoplanetas situados en otras estrellas, pero casi todos son gigantes (como Júpiter).
Hasta hace poco no se tenía tecnología que permitiera detectar pequeños planetas como la Tierra, sin embargo en 2009 se lanzó la sonda espacial Kepler con la tecnología más avanzada. Desde entonces ha descubierto varios pequeños exoplanetas por medio de la técnica de transito:

Cuando un planeta pasa por delante de una estrella, bloquea una fracción de la luz que esa estrella emite. Aunque es minúscula la variación; se ha calculado que si un planeta del tamaño de la tierra cruzase delante de una estrella similar al sol, la variación en la luminosidad de la estrella sería de tan sólo 84 partes por millón. Sin embargo el fotómetro de la sonda Kepler es capaz de detectar variaciones de 20 partes por millón.



¿Hay planetas desconocidos en nuestro sistema solar?

« No todos los planetas intra-Mercuriales ni tampoco aquellos en la órbita de Neptuno han sido todavía descubiertos, aunque se sospecha fuertemente su existencia (ver Vulcano). Nosotros sabemos que ellos existen y en dónde se encuentran; y que existen innumerables planetas “apagados”, dicen ellos, – en obscurecimiento, decimos nosotros; – planetas en formación y todavía no luminosos, etc.
. . .
Cuando el tasímetro (1) de Edison sea ajustado a su máximo grado de sensibilidad y conectado a un gran telescopio, y sea perfeccionado, podrá ser de gran utilidad. En el momento en que el tasímetro se conecte de esta manera, proporcionará la posibilidad no sólo de medir el calor de la más remota de las estrellas visibles, sino detectar por sus radiaciones invisibles, estrellas que de otra manera son invisibles e indetectables, y por consiguiente, planetas también.
El descubridor . . . piensa que si en cualquier punto en un espacio vació del firmamento – un espacio que parece vació aun a través de un telescopio de los más potentes – el tasímetro indica un aumento de temperatura y lo sigue marcando invariablemente, esto sería una típica prueba de que el instrumento está en línea con un cuerpo estelar no luminoso, o tan distante como para hallarse fuera del alcance de la visión telescópica. Su “tasímetro”, dice él, “es afectado por una gama más amplia de ondulaciones etéricas de las que el ojo puede percibir”.

La ciencia oirá sonidos de ciertos planetas antes de que los vea. Esto es una profecía. »
(CM 23, p169)

(1) El tasímetro es un aparato eléctrico para determinar los cambios minúsculos de temperatura y fenómenos semejantes por medio de los cambios de presión causados por la expansión o contracción de sólidos.

Esta información la puse especialmente para ver si le sirve a algún astrónomo para hacer el descubrimiento de un ¡planeta no luminoso!

En 1930 el astrónomo estadounidense William Tombaugh descubrió el planeta enano Plutón y a partir de 2001 se han descubierto cientos de cuerpo celestes transneptunianos (ver wikipedia). No sé si son esos astros a los que se refiere el Maestro Kuthumi.


Planetas invisibles

Hay planetas que actualmente no pueden ser vistos sin importar lo perfeccionados que sean los instrumentos físicos, porque están vibrando a un nivel más sutil. De hecho nuestro Sistema solar tiene varios de esos planetas.

Esto se debe porque el globo D (el más denso) de una cadena planetaria, no siempre está en la parte objetiva del plano físico. Puede ser etéreo, ya sea porque en su proceso de densificación todavía no se ha materializado hasta la materia visible, o al contrario porque ya superó esa etapa, y su materia se ha espiritualizado (ver Rondas de la Tierra).

EL LADO OCULTO DE LA LUNA




¿CÓMO SE FORMÓ LA LUNA?

Según la Ciencia

Hay todavía debate al respecto con varias teorías:

  • La fisión de una parte de la Tierra por la energía centrifuga.
  • La captura de un asteroide que con el tiempo aumentó de tamaño por acreción de la materia original del sistema solar. 
  • La teoría más aceptada actualmente es la del gran impacto que postula que hace aproximadamente 4’500 millones de años, cuando la Tierra apenas se había formado, recibió el impacto de un cuerpo celeste del tamaño de Marte volando material en órbita alrededor de la Tierra que posteriormente se fusionó para formar la Luna.



Según la Teosofía

La Luna era un planeta que hizo su ciclo de existencia de siete rondas, la primera parte materializándose y la segunda espiritualizándose  (lo explico en detalle en Rondas de la Tierra).

Al final de la séptima ronda, su hueste monádica (los diferentes reinos de vida que se desarrollaron en ella: mineral, vegetal, animal, etc.) entraron en el Nirvana y la Luna murió dejando su cuerpo rocoso como el esqueleto de un cadáver.


Cuando terminó su pralaya planetario, el Logos Planetario que constituyó la Luna, engendró el Planeta Tierra para entamar un nuevo ciclo de existencia de siete rondas, del cual estamos a la mitad del recorrido.


El proceso de cómo se materializó el planeta lo explicaré en reinos.

Sé que suena absurdo escuchar que los planetas por así decirlo reencarnan, pero el esoterismo enseña que toda entidad de la Creación (desde un átomo hasta una galaxia y más) son seres con una conciencia, un ciclo de vida y un desarrollo, que obviamente rebasan nuestra percepción actual (¿Cómo percibir actualmente la vida de un átomo o de un planeta?) y por ello consideramos que están desprovistos de vida, así como el hombre primitivo al no percibirla, pensaba que la planta o el mineral estaban también desprovistos de vida. Ahora sabemos que no es el caso y el futuro descubriremos que los cuerpos celestes también están vivos.

Bajo el principio de correspondencia (“como es arriba, es abajo”), el hombre energéticamente está construido bajo la misma estructura que el sistema solar, como lo muestro en:
Revirtiendo ese mismo principio de correspondencia; si el hombre reencarna entonces,

¿Por qué las demás entidades no se regenerarían también?

(De hecho hasta el propio Universo desaparece y reaparece periódicamente como lo explico en ¿quién creó el universo?).

Es interesante ver que varias constataciones científicas (sin llegar al extremo de decir que lo confirman) van en ese sentido:
  • Uno de los argumentos a favor de la teoría del impacto es que las composiciones isotópicas del oxígeno y el tungsteno de otros cuerpos del Sistema Solar como Marte y Vesta son muy distintas a las de la Tierra, mientras que la Luna y la Tierra poseen composiciones isotópicas prácticamente idénticas. Lo que muestra la gran relación entre ellas. 
  • ¿Por qué la Luna ya no tiene erupciones volcánicas?
    Siendo supuestamente de la misma edad que la Tierra, debería tener todavía magma líquido como ella, algunos argumentan que siendo más pequeña, se enfrió más rápido, pero la fricción provocada en su interior por la gravitación alrededor de la Tierra debería de provocar que el magma se mantenga más tiempo caliente (ejemplos: Io satélite de Júpiter, o Tritón satélite de Neptuno), sin embargo la superficie muestra que hace muchísimo tiempo que ya no ha habido erupciones. La Luna es lo que llaman los astrónomos un astro apagado. 
  • Dada la inclinación de la órbita lunar, es poco probable que la Luna se haya formado al mismo tiempo que la Tierra, o haya sido captada por ella.


DEBATE ESOTÉRICO

Al principio pensaba que el planeta volvía a su estado etéreo ya que el reino mineral también se espiritualiza, pero entonces 

¿Por qué la Luna sigue siendo visible? 

Para paliar esa contradicción, algunas enseñanzas argumentan que no es el cuerpo físico lo que vemos sino el kama-rupa (su “cascaron astral”). Independientemente de si el alunizaje fue real o invento, Hay varios argumentos en contra de esto:
  • Si vemos el “espectro astral” de la luna por correspondencia deberíamos poder ver la parte astral de los demás seres, lo cual no es el caso, 
  • El efecto gravitacional que ejerce la Luna es demasiado fuerte para provenir de un “cuerpo astral”.

Buscando, los Mahatmas me dieron la respuesta:

“Dentro de un pralaya menor [pralaya planetario] hay una condición de reposo planetario o como dicen los astrónomos “de muerte”; como la de nuestra luna actual – en la que  sobrevive el cuerpo rocoso del planeta pero el impulso de vida ha salido.”
(Carta Mahatma15, p94)

Ahora ¿Cómo es que las monadas del reino mineral se espiritualizaron si sigue presente el mineral?

“Por osmosis oculta. La planta y el animal abandonan sus armazones [cuerpos físicos] cuando la vida se extingue. Así también lo hace el mineral, solo que a intervalos más largos, ya que su cuerpo rocoso [“su armazón”]  es más duradero.”
(CM 14, p80)

Es parecido al coral, que aunque los seres vivos que lo crearon ya no estén ahí, las estructuras calcáreas vacías siguen presentes.


¿LA LUNA ESTÁ EMPEQUEÑECIENDO?

Aunque no lo he leído específicamente, es mi convicción (sin asegurarlo) porque:
  • Si un cadáver humano con el tiempo se va destruyendo, por el principio de correspondencia, un cadáver sideral también debe ser igual. Obviamente el cuerpo rocoso tarda muchísimo más tiempo. Si los huesos de los dinosaurios todavía siguen aquí. ¿Cuánto tardará el esqueleto lunar en el espacio, sin nada que lo agreda más que esporádicos meteoros?
  • Tengo dos teorías sobre cómo se va deshaciendo, ya sea por una muy lenta desintegración de sus partículas (espiritualización de la materia), o por una más lenta dispersión de esas partículas en el espacio  (Polvo eres y en polvo te convertirás...)
  • Los satélites naturales encontrados hasta ahora en el sistema solar son diminutos en comparación a sus planetas respectivos.


INFLUENCIA SOBRE LA TIERRA

  • Obviamente está la atracción gravitacional que ejerce sobre la Tierra cuyo efecto más visible son las mareas, 
  • También todas las influencias relacionadas con el ciclo lunar (agricultura, gestación, etc). 
  • Tuvo una importante influencia en el desarrollo de la vida en la Tierra. Las mareas debido a la Luna estabilizan el eje de la Tierra, sin ellas la precesión de los equinoccios causarían variaciones del clima tan dramáticas que podrían imposibilitar la vida. Las mareas lunares también ayudan a mantener caliente el núcleo de la Tierra, que debe ser fluido para generar el campo magnético de la Tierra; sin él, el viento solar acabaría con todo el aire y el agua en un periodo de unos pocos millones de años.
  • Es sabido que tiene un efecto sobre la psique. Los días de luna llena los animales y los “lunáticos” se ponen más nerviosos. Los científicos piensan que se debe a la gravitación que influye en nosotros ya que nuestros cuerpos son 60% líquidos (digamos que también nos provoca “mareas internas”), sin embargo esotéricamente se sabe que
  • Al igual que un cadáver en descomposición afecta su entorno, la Luna también tiene una perniciosa influencia sobre la Tierra y sus habitantes.

    CALENDARIO CÓSMICO




    Los ciclos cósmicos pueden ser medidos en años terrestres.


    Los ciclos de Brahma

    William Judge en su libro el Océano de la Teosofía (Cáp. XIV) dice:

    « [En el hinduismo] a un período de la manifestación del Universo [manvantara universal] se le da el nombre de Brahmanda, que significa una vida completa de Brahma, y la vida de Brahma se compone de sus días y de sus años, los cuales siendo cósmicos, son cada uno de una inmensa duración.
    . . .
    El curso de la evolución [a nivel humano] está dividido en cuatro Yugas para cada raza dentro de su propia duración y desarrollo. Estas Yugas no afectan a toda la humanidad al mismo tiempo, en razón de que mientras unas razas están en una de las Yugas, otras están en un ciclo [Yuga] diferente. Los Pieles-Roja, por ejemplo, están al final de su edad de piedra, mientras que los Aryos están en una fase enteramente diferente.

    Estas cuatro Yugas son: Krita o Satya (la edad de oro), Treta, Dvapara y Kali (la edad oscura). La era actual para el Occidente y la India es la Kali Yuga, especialmente con respecto al desarrollo moral y espiritual. La  primera de estas [la Krita Yuga] es lenta en comparación con el resto, mientras que la actual Kali Yuga es muy rápida, estando acelerado su movimiento, precisamente tal como lo están ciertos períodos astronómicos conocidos actualmente con relación a la Luna, pero que no han sido calculados completamente.

    CUADRO SINÓPTICO

    DESCRIPCIÓN
    AÑOS TERRESTRES
    360 días (y pico) hacen
    1
    La Krita Yuga tiene
    1728’000
    La Treta Yuga tiene
    1296’000
    La Dvapara Yuga tiene
    864’000
    La Kali Yuga tiene
    432’000
    La Maha Yuga, suma de los cuatros precedentes, tiene
    4320’000
    71 Maha Yugas, forman el reinado de un Manu, o
    306720’000
    14 Manus son
    4’294080’000
    Añadiendo las auroras y crepúsculos entre Manus
    25920’000
    En total hacen un Día de Brahma *
    4’320000’000
    La Noche de Brahma es de misma duración
    4’320000’000
    Juntos Día y Noche de Brahma hacen
    8’640000’000
    360 Días (con sus Noches) hacen un Año de Brahma
    3110’400000’000
    100 Años hacen una Vida de Brahma
    311040’000000’000

    * El Día de Brahma también se le conoce como un Kalpa y es equivalente a mil Maha Yugas

    (Vemos que las Yugas tienen una progresión aritmética descendente cuaternaria (4:3:2:1).

    Los primeros 5,000 años del Kali Yuga terminan entre los años de 1897 a 1898. Esta Yuga comenzó alrededor de 3’102 años antes de la era cristiana, cuando tuvo lugar la muerte de Krishna. »



    La clave septenaria de los ciclos

    Se descubrió en 1938 un manuscrito de Blavatsky (muy probablemente escrito en 1884) y publicado por Boris de Zirkoff en su obra Collected Writtings (vol XIII, p301-306, on line aquí), donde da mayor información al respecto, la cual resumo:

    RONDAS  (más adormecimientos
    de las cadenas planetarias)
    AÑOS
    Primera Ronda
    154285’714
    Segunda Ronda
    308571’428
    Tercera Ronda
    462857’142
    Cuarta Ronda
    617142’856
    Quinta Ronda
    771428’570
    Sexta Ronda
    925714’284
    Séptima Ronda
    1’079999’998
    Día de Brahma (total)
    4’319999’992

    Para facilitar se redondeó el Día de Brahma en 4'320 millones de años y como podemos ver lo hace corresponder a las siete Rondas de existencia de la Tierra, las cuales tienen una progresión aritmética septenaria (1:2:3:4:5:6:7).

    Los adormecimientos de las cadenas planetarias (entre dos rondas) “son proporcionalmente largos [a lo que duró cada ronda] para recompensar [a las monadas] por las miles de existencias pasadas en los diferentes globos.”
    (Mahatma Morya, Carta Mahatma12, p68)

    O sea que el periodo de actividad de la Cuarta Ronda es de 308571’428 años. Aplicando la misma progresión aritmética septenaria, obtenemos redondeando:

    CADENA TERRESTRE
    AÑOS
    GLOBO  A
    11020’408
    GLOBO  B
    22040’816
    GLOBO  C
    33061’224
    GLOBO  D
    44081’633
    GLOBO  E
    55102’041
    GLOBO  F
    66122’449
    GLOBO  G
    77142’857
    CUARTA RONDA (total)
    308571’428

    Lo que indicaría que el ciclo de la humanidad en la Tierra (globo D) durante su Cuarta Ronda es de un poco más de 44 millones de años.

    Aplicando la misma progresión aritmética septenaria, obtenemos redondeando:

    RAZAS RAÍCES
    AÑOS
    Primera Raza Raíz
    1574’344
    Segunda Raza Raíz
    3148’688
    Tercera Raza Raíz
    4723’032
    Cuarta Raza Raíz
    6297’376
    Quinta Raza Raíz
    7871’720
    Sexta Raza Raíz
    9446’064
    Séptima Raza Raíz
    11020’409
    Desarrollo Globo D (total)
    44081’633

    Lo que indicaría que el ciclo de la Quinta Raza Raíz es de 7871’720 años.

    En el manuscrito también dice:

    “El número de años pasados desde que el Dhyan Chohan, conocido en India como Manu Vaivasvata, inauguró el Manvantara humano en el globo D [la Tierra] en la presente [Cuarta] Ronda es igual a 18618’725.”

    Sin embargo esto es una descripción ilustrativa y general, porque al final del manuscrito Blavatsky dice:

    “Estos procesos se han explicado porque sabemos que ninguno de los números exactos serán entregados, ya que pertenecen a los misterios de las iniciaciones [de los adeptos] y a los secretos de la influencia oculta de los números.”

    Y lo confirmo, basado en los cálculos de arriba, la primera Ronda abría comenzado hace unos mil millones de años, mientras que al principio del manuscrito y en la Doctrina Secreta (vol. II, p68) dice que comenzó hace 1'955'884'687 años (desde 1887). Pienso que lo importante aquí no son los números, sino descubrir la progresión aritmética que nos hace comprender que los esfuerzos (aunque nos parezcan muy duros y difíciles) que efectúan los seres en involucionar y desarrollarse en las primeras etapas de un ciclo son ampliamente recompensados por la bienaventuranza que vivirán durante las etapas finales de evolución que son mucho más largas.